EL SABOR DE LA MIEL, UNA HISTORIA DE BARCINO – Manuel Laorden

EL SABOR DE LA MIEL, UNA HISTORIA DE BARCINO, Manuel LaordenEditorial Milenio, a través de su colección Narrativa propone, mediante la fórmula de novela o cuento la posibilidad de que narradores (noveles en su mayoría) ofrezcan al público su capacidad creativa en el ámbito de la literatura.

El sabor de la miel se incardina en este proyecto y da a conocer a Manuel Laorden, que ya ha publicado varios cuentos, en su estreno como novelista.

Todo esto me parece muy bien, pero algo empieza a no encajar.

Lo primero tiene que ver con el contenido de la contraportada. Escribo textualmente: «El sabor de la miel narra las vicisitudes de Minicio Natalis, un personaje de la colonia de Barcino dentro de la Hispania del Imperio Romano en el siglo II. A través de sus ojos, el lector viaja por todo el Mediterráneo, de Barcino a Roma y de Roma a los Juegos de Olimpia (Grecia) del año 129, y así da a conocer este periodo apasionante de la historia. Es una novela sobre una época en la cual la vida y la muerte tenían poco valor. El retrato de una sociedad que se mueve por el honor, la conspiración, el odio y el amor».

Y es aquí donde, a mi juicio, empiezan los primeros desajustes, ya que la contraportada llama, cuando menos, al despiste. Uno piensa al leerla -y no sin fundamento- que versará sobre las andanzas del barcinonense que, con la experiencia de ese viaje, sacará a la luz todo lo bueno y lo malo de la sociedad civil y militar en la época imperial romana, resaltando las diferencias entre los pueblos y regiones que visita.

Eso al menos es lo que yo esperé. Pero no. Es más, creo que el editor no se ha leído el libro, lo cual es más grave aún, porque resulta que el tal Minicio Natalis no viaja a Grecia, es más, no pasa de Roma. Y su viaje no obedece a una travesía como la señalada en la contraportada, sino a la de un ex-soldado, ya entrado en años, con asuntos puntuales que resolver en el Senado para Barcino.

De Olimpismo propiamente dicho, nada de nada. Así que, si quería saber algo sobre el evento deportivo heleno, mi gozo en un pozo. Las referencias a este movimiento deportivo se limita a la aparición de un campeón que regresa como triunfador que goza por ello de grandes prerrogativas en su tratamiento y status. A eso, y a la posibilidad de que el protagonista Minicio gane enteros en su prestigio venciendo en la Olimpíada, por él mismo o mediante un «representante» que, casualmente, es un esclavo a su cargo.

Esto en cuanto a la información facilitada al lector.

Si entramos en el fondo, poco jugo puedo sacar. A pesar de mis esfuerzos y mi interés, el estilo del autor no me consigue llenar, no cala. Ya el primer capítulo me pareció algo aturrullado. Lo tuve que leer tres veces para saber bien de qué trataba. Esta historia de Barcino, con su entramado de personajes, con sus buenos buenísimos y sus malos malísimos, con esa relación esclavo-romana que todos sabemos cómo va a acabar, con esos anodinos diálogos de trato exquisito y cortés tan extraños en la época y con ese abuso -tan frecuente cuando los recursos literarios escasean- en la descripción de situaciones y lugares que llegan a aburrir al lector porque no le dicen nada; esa historia, repito, me recuerda a las típicas novelas «rosa», vacías de contenido, absolutamente previsibles, nada novedosas y muy planas.

Además, da la impresión de que Milenio se quiere apuntar al carro de la novela histórica como sea. Cualquier excusa vale y claro, al final, quien se siente engañado es el pobre lector que se fía de lo que le cuentan en la contraportada. ¿Es novela histórica? A lo mejor, no digo que no. Pero no lo veo claro.

Para mí, una novela prescindible y, sintiéndolo mucho, que no recomendaría.

Sin embargo, si el lector no es exigente literariamente hablando, si le interesa saber algo de la historia de Barcino, Tarraco, Gerunda, Iluria, Baetulo, Emporio y demás localidades de la zona; si le gustan las aventuras, los diálogos cortos y fáciles, los cambios frecuentes de escenarios, las relaciones amor-odio, entonces El sabor de la miel podría ser una buena opción.

Características técnicas: Editorial Milenio. Colección Narrativa. 1ª. edición, febrero de 2003. Tapa blanda. 21×13,50 cms. 241 pp, 12 € .

[tags]El sabor de la miel, una historia de Barcino, Manuel Laorden[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “El sabor de la miel, una historia de Barcino” en La Casa del Libro.
 

     

44 comentarios en “EL SABOR DE LA MIEL, UNA HISTORIA DE BARCINO – Manuel Laorden

  1. farsalia dice:

    Como siempre apetece darle por saco a un antiguo jefe, posteo lo que escribí en el foro cuando alguien preguntó sobre esta novela:

    Jejejeje… qué pequeño es el mundo.

    Trabajé a las órdenes de este señor en una multinacional tabacalera hace más de un lustro. No era jefe directo, pero metía la zarpa -y la gamba – en muchas ocasiones, generalmente sin mucho criterio (como muchos jefecillos de aquella empresa por entonces). No era mal tipo, sólo bastante pagado de sí mismo, y en lo referente a la novela, más aún. Cuando faltaba poco para que dejara mi trabajo, me enteré de que acababa de publicar la novela.

    Cortésmente, fui a su despacho y me ofrecí a que, si me la pasaba, la leía y le hacía un buen informe por esos mundos cibernéticos (entonces creo que no existía Hislibris). Me respondió altaneramente que pagara los 22 € que por entonces creo que pretendía cobrar. Le dije que yo no pagaba 22 € por novelas de autores noveles. Y me corté, porque era jefe, y no le añadí “y menos con esos humos”.

    La novela no sé si es buena o mala, la olvidé enseguida: se ha publicado tanto en estos últimos años…

  2. Ascanio dice:

    Esto de las contraportadas es de juzgado de guardia, porque no hay derecho a que, para atrapar al incauto lector, se inventen historias que no existen, o chorradas del tipo: “la novela en la que se basó la película 300” (según algunas editoriales, todas las novelas sobre Grecia inspiraron esa película); “la mejor novela histórica desde El nombre de la rosa” o “la novela que Robert Graves desearía haber escrito.
    Menos mal que una ya está de vuelta de tantas tonterías, y en mi caso consiguen el efecto contrario: que salga echando pestes y vaya a buscar otra cosa mejor para leer. Que no somos tontos, señores editores.
    En fin, Jerufa, lamento el chasco.

  3. Akawi dice:

    Jerufa ¿Tú no estabas perdido por un mar de obligaciones?

    También es mala suerte hacer tiempo para leer un libro y que te salga “rana”.

    Te deseo mejor suerte para todo lo demás.

  4. Ascanio dice:

    Está perdido en ese mar de obligaciones, Akawi, pero la reseña la dejó “emperejilada” antes de irse. El domingo estará aquí de vuelta; hasta entonces, tendremos que aguantarnos sin él.
    Aunque a lo mejor encuentra un ratito para asomarse por aquí.

  5. Pilar Alonso dice:

    Gracias por la reseña, Jerufa.

    Vamos, fijo que no me lo compro. Es más, ni en la biblioteca pienso pedirlo prestado.

    Y sí, es un timo lo de las contraportadas, además de que, en algunos casos, te revientan incluso el final.

  6. manelic dice:

    Hola,

    Agradezco el comentario brutal de la novela. Afortunadamente, otras webs y comentarios han sido mejores, cuando no muy buenos. Pero cuando alguien se atreve a publicar y dar vida social a sus historias, puede darse el caso de que no sólo no guste, sino que además, dé coraje, como parece que ha sucedido con el autor de la crítica.

    A Farsalia le diría muchas cosas, pero creo que sinceramente él se ha dicho todo con su comentario y su nick, así que mejor no perder ni un minuto. Me encantaría recordar quién es para saber cuál es su motivación hacia mi para “dar por saco” a un antiguo jefe que ni siquiera fue jefe suyo. Lo dicho, creo que se ha definido a sí mismo perfectamente. Supongo que los moderadores de este foro deben aceptar cualquier tipo de comentario. No dice mucho en favor del mismo.

    Lo que sí puedo decir es que agradezco a Hislibris y a su crítico la lectura del libro y la publicación de la crítica. Lo que sin embargo no acabo de entender es que una contraportada dé lugar a semejante crítica del libro, y, en cualquier caso, muy orgulloso de haber concluido algo para lo que estuve trabajando 4 años.

    Un saludo

    Manuel Laorden

  7. juanrio dice:

    Manuel, independientemente de lo que opine Farsalia, que eso es otro tema, es una triste gracia que tu esfuerzo de cuatro años quede mal por una mala contraportada. Se que te costará entenderlo, porque tu no tienes la necesidad de leerla para saber de que trata la novela, pero si una contra miente y, a juicio de Jerufa, la novela no resulta interesante, comprenderás que es difícil hacerle una buena crítica.

    No obstante tras trabajar tanto y publicar, espero que tengas más suerte con tu próximo trabajo y dentro de algún tiempo podamos leer una reseña elogiosa de la misma en esta página.

  8. Valeria dice:

    Buenos días, Manuel, y ante todo gracias por pasarte por esta págnina.

    Aunque ni soy Jerufa ni he leído el libro, al hilo de la frase que has escrito “Lo que sin embargo no acabo de entender es que una contraportada dé lugar a semejante crítica del libro” me gustaría darte mi opinión.

    Yo percibo en la reseña de Jerufane tres partes: una, bastante extensa, donde se centra en la curiosa distorsión entre la contraportada y el contenido de la obra. Y otras dos partes más breves, al final: una en la que dice por qué no le gustó la novela, y otra en la que señala razones por las que alguien puede estar interesado en tu obra.

    Con relación al asunto de la contraportada, creo que es un comentario negativo más para el editor que para el autor. Se trata de una cuestión de expectativas. Si esperas de una historia algo que no te es dado pueden pasar dos cosas: que lo inesperado te sorprenda, o que lo inesperado te defraude, y esta segunda opción suele darse más veces que la primera. A veces ese afán por vender libros hace que se engañe al destinatario del producto, al lector que lo adquiere pensando que se va a encontrar otra cosa diferente de la que estaba buscando.

    Pero bueno, sólo es una opinión personal. Otros tendrán otras.

  9. farsalia dice:

    No te preocupes, Manolo, que no te acuerdes de alguien de la línea de picos es normal, no entraba en tus competencias directas (aunque solías pasarte a menudo a curiosear). De todos modos, veo que sigues bien pagado de ti mismo…

    Por otro lado, para los hislibreños curiosos con novelas sobre la Barcino romana, recientemente han aparecido dos novelas (en castellano y catalán): una de ellas es ‘Barcino’, de Maria Mercé Roca (Grup 62).

  10. Akawi dice:

    Hola manelic.
    Te agradezco que entres a este blog; saber de primera linea algo nuevo sobre el libro de mano del autor, no deja de ser enriquecedor.
    Lamento que no te haya salido tan redondo como tu esperabas, pero ten en cuenta que las alabanzas banales no llegan a ningún sitio, mejor es una crítica constructiva en donde se puedan retificar los fallos. Y así creo que hay que tomárselo.
    Mucha suerte con esta novela o con las posteriores.

  11. manelic dice:

    Hola a todos,

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Como bien dice Farsalia, me considero una persona con una vanidad alta, supongo que todos tenemos algún defecto, o por lo menos, yo lo tengo. Y quisiera proponeros algo:

    Si visitáis otras webs con menos caché que ésta, o menos antigüedad, o menos criterio, o menos… no-sé-qué, encontraréis mejores críticas, mucho mejores diría yo. Por ello, a todos los que queráis de primera mano tener una opinión, os enviaré el libro con mucho gusto (tengo 20 ejemplares, así que el “todos” no podrá ser tan universal como la palabra indica).

    Sé que con esto puedo hundir todavía más la valoración, pero por más que leo y releo la crítica de Jerufo, creo que ha sido una lectura con desgana y, premeditada tras la lectura de la contraportada. Eso sí, no puedo estar a la altura de los profesionales, no tengo duda. Pero creo sinceramente que tras la lectura del crítico, del primer capítulo 3 veces, el resto de la lectura se ha hecho pensando en finalizar con el tostón lo antes posible, pues si de algo se me ha acusado previamente, es de no hacer descripciones, ni anodinas, ni no anodinas (Univ. Southwestern de Chicago, p.ej.), y ésta es una de las opiniones expresadas.

    A Valeria le agradezco sus palabras, pero esa tercera parte de porqué alguien podría comprarla, es sin duda un eufemismo por el cual cualquiera de vosotros que la comprara sería alguien no entendido en la materia (si no se es exigente…)

    Farsalia, aunque no recuerdo tu nombre (me perdonarás, sin lugar a dudas), creo que te recuerdo con un libro siempre en la mano (siempre que no estabas en horario de estricto curro, claro). Si no eres tú, entonces ya no sé quién eres. Pero en cualquier caso, no recuerdo haber cruzado más de 5 palabras contigo en tu periplo por aquí. No sé si eso es bagaje suficiente como para regalar un libro, quizás sí. Pero si aun lo deseas, con mucho gusto te lo haré llegar. Ahora bien, me duele que me quieras dar por saco sin conocerme, que sin conocernos más que de vista me hagas un diagnóstico de personalidad y que además, te jactes de ello porque la ocasión la pintaban calva para aportar algo realmente relevante sobre el libro. Suponte que yo hago lo mismo no sobre tus opiniones, sino que presumo de conocerte y digo que eras tal o cual. Estoy seguro que dirías “¡pero si no hablé con él 3 palabras en los años que estuve allí!”

    Sinceramente, no tengo ganas de polemizar con nadie. Como dije en mi primera intervención, es el precio de sacar a la luz pública algo que sacas de adentro. Pero esto es una de las ventajas de los nuevos sistemas de información, que permiten (así lo entiendo yo), criticar la crítica.

    En este hilo hasta ahora sólo hay 2 personas que conozcamos el libro. Insisto, a pesar de que ya se ha creado una corriente de opinión, y parto con cierta desventaja, con mucho gusto os haré llegar un ejemplar a quien lo desee.

    Cordialmente

    Manuel Laorden

  12. Aretes dice:

    Pues mira… me parece una postura muy valiente y honesta.

    Por mi parte, yo recojo el guante encantada.

  13. manelic dice:

    Aretes, no sé bien cómo funciona esto, pero si el moderador o autor de la crítica no dice lo contrario, publico una dirección de email y me dices dónde mandar el ejemplar.

    Un saludo y gracias por recoger el guante.

    Manuel Laorden

  14. Paco T dice:

    Como me gustaría opinar con conocimiento de causa… me apunto a que el autor me envíe también a mí un ejemplar. Y ya puestos, dedicado.
    Javi, ya nos comentas cómo hacer el tema…
    Saludos a todos.

  15. Javi_LR dice:

    Mañana escribo a Manelic sin falta y me pongo de acuerdo con él para haceros llegar un ejemplar (si no se arrepiente, que no sé bien si sabe dónde se mete, uf).

    Mamelic, me ha parecido muy digna tu última aportación, de verdad. Chapó.

  16. farsalia dice:

    Hombre, Manolo, casi cuatro años en la misma empresa dan para bastante más que tres palabras… Pero no se trata ahora de hacer leña del árbol caído. No retiro una coma de mis comentarios (a fin de cuentas, son ciertos), pero te honra el cambio de discurso. No te pido un ejemplar porque me parecería poco elegante a estas alturas “gorronearte” un libro.

    Por otro lado, si ya cité el libro de Maria Mercè Roca, ‘Barcino’, cito ahora el otro título de novela ambientada en la Barcelona romana: ‘Hay luz en casa de Publio Fama’, de Juan Miñana (RBA). Curiosas estas modas: tres novelas ambientadas en Barcino en los últimos cinco años (y posiblemente haya alguna más).

  17. JJSala dice:

    Yo pienso leerla en cuanto se publique en edición de bolsillo.

    Mi apoyo moral a Manuel Laorden y un “coscorron” a Farsalia por su comentario “personalista” y, si me permites, “poco profesional”.

    Reconoce Farsalia que, en un foro sobre literatura, lo menos apropiado es meterse con el autor de un libro, sin haber leído dicho libro, y únicamente porque en el pasado tuvísteis un pequeño “contraste” de personalidades.

    Salud para ambos

  18. farsalia dice:

    Hombre, claro, me vas a negar que desaprovecharías esta oportunidad si se te presenta… ¡¡¡mentiroso!!! jajajaja

    Bromas aparte, ni he denigrado ni insultado al autor; simplemente he aprovechado que el mundo es un pañuelo y se me ha presentado la oportunidad de darle un poco “por saco” a alguien con quien tuve una cierta relación laboral años ha; y nada más. Y de la novela no puedo decir nada porque no la he leído, aunque ya has visto los comentarios del reseñador y demás hislibreños que han opinado sobre la misma. Y

  19. farsalia dice:

    [Vaya, se cortó]

    Y que conste que se ha criticado sobre todo al editor por las contraportadas. Mi respeto al autor como autor, como todo autor que escribe una obra literaria, un trabajo que merece un respeto. Pero que sería de un blog como este si no se pudiera criticar a autores (pobre César Vidal, jajaja) incluso por aquello que forma parte de lo literario…

  20. Germánico dice:

    Cambiando de tercio y volviendo al anterior, lo de las contraportadas tiene un delito… Muchos de los que las hacen ni se han leído el libro, ni tiene nociones mínimas de Historia. Recientemente, leí una en la que hablaban de la ocupación alemana de Islandia. Si es que…

  21. jerufa dice:

    Hola a todos.
    Como algunos sabreis he estado ausente una temporadita atendiendo a otros menesteres.
    Y como es lógico y debido, hora es de aparecer en mi propia reseña para tratar de aclarar mi punto de vista.
    En primer lugar, agradecer de corazón la presencia y la actitud del autor del libro, muy por encima de alguna intervención hislibreña que considero inadecuada y poco elegante. Y me quedo corto en los adjetivos. Pienso que estamos aquí para hablar de libros y no de cómo nos fue con fulano o mengano en la vida. Para eso están los sms, los chats cutres y los foros baratos.
    Aclarado este punto, me gustaría empezar mis argumentos explicando como llegó hasta mí el libro.
    Manuel Laorden se dirigió al administrador con la intención de participar en hislibris mediante el comentario de su obra. Lo hizo de una forma exquisita y se ofreció a remitir el libro a un reseñador de hislibris. Por los azares del destino, resulté ser yo la persona que se encargaría de hacerla.
    Al poco, me llegó a casa el libro con una dedicatoria que agradecí y en la que finalmente se despedía amablemente esperando que la lectura del libro fuese de mi agrado.

    Continúo en otro párrafo, no sea que me moderen ahora.

  22. jerufa dice:

    Sin embargo, una vez que empecé la misma y sin nada que me mediatizase por razón de la contraportada (eso lo averigué después), se me atragantaron las primeras páginas. Pero no pasa nada, es frecuente en las lecturas que algunos pasajes se hagan más farragosos o te incomoden por las razones que sean, de estilo, de pulso, de intensidad, de descripciones…de lo que sea. Cada lector es un mundo y ve e imagina lo que le ponen por delante a su manera y esa es precisamente, una de las maravillas de la literatura, que hace que lo que uno ve otro lo enfoque de manera diferente. Y no hay mal en ello, los libros gustan o disgustan. Y como bien han expresado Juanrio y Valeria, doy una opinión formada después de la lectura íntegra de la novela.
    A lo mejor a otros lectores puede haberles gustado la obra. Me aseguré de cotejar otros foros antes de reseñar por si yo me encontraba equivocado en mis impresiones o había algo que no había sido capaz de encontrar ya que estaba dispuesto a escribir -muy a mi pesar- una crítica negativa. Y me encontré con lo que dice Manuel Laorden, que en otros foros la ponen muy bien. Por eso no me sorprende lo que dice el autor ya que lleva razón.
    Pero si algo llevo a gala en esta vida en ser honesto conmigo mismo y con las personas de mi entorno de forma tal que, pese a ser un libro que me dedicó el autor y me regaló, se me hace imposible escribir algo que no he sentido y ello a sabiendas de que iba a decepcionar al autor.
    Y es por eso que me sentí digamos que un poco sucio por tan escasa e injusta correspondencia, que tomé la decisión de consultar con el administrador de hislibris para comentarle que la reseña iba a ser negativa y que sería oportuno -en atención a las formas mostradas- poner en conocimiento del autor esta circunstancia antes de subirla a la cabecera.
    Si bien el todopoderoso me comentó que quien se expone, se expone a todos los efectos, no le pareció mala la idea de adelantar ese juicio y le fue transmitida, creo que por mail. Sin embargo, después de más de una semana sin contestación por parte del autor por los motivos que fuesen, decidí publicarla ya que la reseña estaba escrita.

    Continuo.

  23. jerufa dice:

    Manuel, no te quepa duda que escribir una reseña en estas circunstancias, para mí fue doloroso, porque sabía que no salía bien parada. Mi opinión no deja de ser una opinión más, si acaso más hiriente por ser el cronista de la novela y en eso tengo que lamentarlo por lo que a tí respecta, pero deberás comprender que lo que hago es dar mi visión sobre lo que me ha parecido el libro, cuestión que puede ser perfectamente rebatido en este foro.
    Yo me encuentro con un problema y es que cada vez me exijo más en la lectura, ya que leer buena literatura una vez sí y otra también, te hacen más maduro y te pido que no me veas como un soberbio o un chulo prepotente. Desde que estoy en Hislibris y participo en sus hilos he ido aprendiendo, gracias a los numerosos comentarios y contrastes de opinión, a ser mejor lector o, al menos, eso creo. Por eso, tu novela -con todos los respetos y sin ningún animo de brutalidad- me pareció más ligera de lo que acostumbro.
    Si encima, el interés que puse en la lectura vino motivado por la contraportada y esta no se adecúa a lo narrado, es lógico que lo manifieste así. Porque, querido Manuel, con la mano en el corazón ¿yerro cuando escribo lo que escribo en la contraportada? Si es cierto, no me puedes reprochar nada. Es más, podría servir de ejemplo esta crítica que tanto daño puede hacerte, para enseñar a algunos editores que el engaño en el reclamo no es de recibo en foros serios, porque uno se expone entonces a estas cosas.
    Eso sí, humildemente te pido perdón por el último párrafo que me salió un poco de coraje y queda poco fino, pero también lleva razón. A mi juicio, esa lectura puede tener su público, como efectivamente así es y a los foros publicados me remito.
    Pero eso sí, todo ello desde mi punto de vista, que en esta ocasión, está claro que no te ha sido favorable.

    Por lo demás, déjame despedirme con tres cositas.

    Primero, dejarte claro que, para mí, todo aquel que es capaz de ponerse a escribir merece todos mis respetos. Yo no sirvo para eso y reconozco la dificultad y el mérito de los demás.
    Lo segundo, muy valiente tu decisión de contrastar mi opinión con la de otros hislibreños. Deja muy a las claras que crees en tu trabajo, lo cuál es doblemente loable.
    Y, por último, una pequeña sugerencia si a bien lo tienes. Mira la crítica por el lado bueno, porque aunque no esté de acuerdo con ella, seguro que en algunas cuestiones podrás darme algo de razón. Si ello es así, siempre puede ayudar para futuros trabajos sacar de lo malo, lo bueno que haya también.

    Un afectuosísimo saludo.

  24. manelic dice:

    Jerufa,

    Desde el primer momento he respetado tu opinión, brutal como califiqué, pero como dije también, es un precio a pagar.

    Supongo que por aquí habrá más de un escritor novel, de esos cuyos primeros 300 o 400 libros de la tirada de su libro casi casi eres capaz de saber con nombres y apellidos quién la ha adquirido o a quién se la has regalado. Y conoces de primera mano las impresiones de los lectores. Ese es mi caso. La tirada está tecnicamente agotada, salvo por algún ejemplar que quede perdido en almacén y los pocos que compré yo (ojo, que no me los regalaron…).

    Has hablado de mis formas a la hora de haceros llegar la novela; pues bien, las vuestras no han sido menos cordiales y amables. Sólo agradecimientos, de veras.

    Estoy convencido de que tu opinión, sin embargo, no es la del público en general que ha leído la novela. Por ello sinceramente quiero someterme a este polígrafo en que se puede convertir su lectura por los habituales de vuestro foro. No eres la primera persona a la que no le gusta, pero sí has sido la primera persona con criterio a la que no le gusta. Y eso duele, te lo aseguro. Pero no por ti, por favor!, sino por tu crítica.

    Si al final alguien se decide a leer la novela, la cual insisto que os haré llegar de manera gratuita a quienes lo deseen, no quisiera que esto fuese un debate sobre tu crítica, sino sobre mi libro. Las opiniones son libres, aunque alguna de ellas hubiéramos preferido no leerlas jamás, pues nos sentimos heridos allá dónde más puede doler.

    Oye! y no te sientas mal, que lo que has hecho es lo que debes hacer, decir lo que piensas! Y yo erre que erre, hasta que no lea a alguien que piense lo contrario en Hislibris.

    Cordialmente

    Manuel Laorden

  25. Koenig dice:

    Buenos días.

    No había vuelto a este hilo tras leer la reseña de Jerufa. Dado que me fío de él, descarté la obra de inmediato.

    Sin embargo vuelvo a pasarme por aquí intrigado por la aparición habitual de nuevas intervenciones. Ya se sabe, cuando una reseña trae comentarios a diario, es que hay chicha.

    Leído todo estoy bastante de acuerdo con el primero de los tres comentarios de Jerufa. La actitud de Don Manuel Laorden es para quitarse el sombrero. Si señor, y lo haré en cuanto me lo ponga. Se demuestra la diferencia entre “pagado de si mismo”, y “seguro de si mismo”, me atrevería a decir.

    Por ello creo que hay que darle una nueva oportunidad al autor, cosa que trataré de hacer, al menos a título personal, buscando un ejemplar de la novela y leyéndolo, aunque luego, tal vez, me guste o no me guste.

    Opino.

    Saludos.

  26. JJSala dice:

    Creo que el “desafortunado” comentario de Farsalia va a contrarrestar la negativa reseña de Jerufa.

    Salud

  27. Liviadrusa dice:

    Soy nueva por aquí, y me ha sorprendido mucho la sinceridad de todas las partes.

    Manelic me parece interesante una novela sobre mi Barcino natal, no sé si estoy a tiempo de conseguir una de las que ofrecías (además me encantaria que estuviera firmada) ni de como hacerlo pero si me puedes informar…

    Gran hallazgo el que he realizado hoy con esta página, estoy muy contenta.

  28. jerufa dice:

    Pues nada, Liviadrusa. Bienvenida seas por estas páginas.
    Disfruta y piérdete por los numerosos hilos de Hislibris. No te decepcionará.
    Y participa. Te lo pasarás en grande.

  29. manelic dice:

    Hola a todos,

    Estoy pendiente de que el moderador me indique cómo haceros llegar los libros. Y por supuesto, el/la que los quiera con dedicatoria, pues un placer.

    Por otra parte, voy a reescribir la contraportada en este mismo foro, de tal manera que el que reciba la novela, tenga dónde agarrarse antes de la lectura. Siendo semana santa, creo que es una buena penitencia.

    Un saludo

    Manuel Laorden

  30. Soy Ramon Ceresuela el webmaster de un humilde blog de novela historica formado por un grupo de amigos (novelahistorica.net) y dado que despues de 29 comentarios solo dos personas han leido la novela de Manuel (Jerufa y el autor), me he decidido a aportar mi granito de arena.
    En primer lugar decir que Manuel Laorden se ofrecio a enviarme la novela de forma totalmente gratuita, algo que agradezco enormemente y supongo que me predispone a su favor, no es lo mismo enviar a Hislibris un ejemplar que hacerlo a un blog menos conocido, gracias Manuel.
    Respecto a la critica de Jerufa creo que se le debe aplaudir su valiente sinceridad, pero considero que deberia haber hablado mas del libro y menos de la contraportada. Yo de hecho al no tener que comprar el libro no lo habia leido hasta ahora, he de admitir que es totalmente desacertada algo que por cierto es bastante habitual, por lo que considero algo injusto semejante critica por la contraportada de un libro de un escritor nobel cuando no he visto ningun comentario tan sangrante de contraportadas de autores famosos (y las hay mucho peores en las que he visto contar hasta el final del libro.)
    Con respecto al libro a mi me ha gustado, no es la tipica novela epica donde se cuentan grandes acontecimientos, sino una novela de poco mas de 200 paginas agil, divertida e interesante que a mi verdaderamente me engancho a partir del primer tercio del libro.
    Coincido con Jerufa que las primeras paginas son algo confusas y llegue a pensar “vaya bodrio me estoy leyendo”, pero enseguida la novela cobro forma y todas las piezas encajaron, sinceramante al final se me quedo corta.
    Aclarar que yo solo soy un aficionado a la novela historica y que seguramente tengo una capacidad de valoracion muy inferior a la de Jerufa, en realidad lo mio es la bolsa (www.labolsadesdelospirineos.com) aunque habre leido un par de centenares de libros del genero y soy capaz de discernir entre lo que me gusta y lo que no.
    He leido en las ultimas semanas libros infinitamente peores de autores consagrados y a los que admiro, un ejemplo es Fulcanelli de Jose Luis Corral. No entiendo como un autor tan bueno puede publicar semejante porqueria de libro, me parece patetico que en las primeras 100 paginas de un libro de presunta novela historica los protagonistas hagan el amor una decena de veces, es de risa (perdon que no venga al caso pero es que no puedo contenerme.) Jose Luis Corral es un gran autor al que admiro y seguro que El rey Felon como el resto de su obra es mucho mejor.
    Por cierto ahora estoy leyendo Valentia (VAlencia) de un autor nobel, de momento me parece interesante y recomendable con algunos defectos como el excesivo numero de notas al margen. Una vision global y local algo diferente a lo que estamos acostumbrados, sobre Sertorio y la vida en la Valentia romana.
    Supongo que estos dos ultimos parrafos no deberia haberlos escrito aqui, asi que pido disculpas al foro por haberme ido de un autor a otro sin mucho sentido. Gracias a Hislibris y a todos sus editores por este gran blog que me sirve en mas de una ocasion para seleccionar los libros que voy a comprarme.
    Saludos,
    Ramon Ceresuela

  31. Por cierto, no cuelgo el link a mi reseña del libro porque supongo que no es correcto hacerlo, pero corto y pego un comentario de un lector que ha dejado en mi blog su opinion del libro:
    “Desde luego, es una pena que no haya publicado más este autor, pues además de una lectura trepidante y amena, tiene la extraña habilidad de crear personalidades en sus personajes más propias de un escritor veterano que de uno novel. De hecho, creo que la fuerza de esta novela radica en sus personajes y en las situaciones a las que el autor les enfrenta.

    Me ha gustado cómo da las lecciones de historia, que a todos nos gustan pues nos gusta el género en sí. No suelta parrafadas sin venir a cuento o forzadas para demostrar “cuanto sabe”. Su recurso es poner a los personajes en una situación real donde esa lección es explicada. Por ejemplo, la boda, el entierro o la manumisión del esclavo, nos los explica in situ, algo está pasando para que lo cuente, no fuerza la situación para transmitir historia.

    No estoy de acuerdo en que sea atropellada el inicio de la obra. Creo que es un estilo que (que me perdone el autor por la desigual comparación) salvando las distancias, usan Gordon o Follet en sus obras, ve de un escenario a otro sin aparente continuidad, y las situaciones en un momento dado convergen para dar sentido al todo. Me encanta ese estilo porque da dinamismo a las lecturas. De hecho es un estilo muy cinematográfico.

    Lo que sí echo en falta es que el libro fuese un poco más largo (y completamente de acuerdo en que un mapa hubiera sido más que necesario). Sus 200 y pico hojas se me quedaron muy cortas, hubiera deseado poder seguir con la lectura otras tantas por lo menos.”

    Un saludo,
    Ramon Ceresuela

  32. Y otro comentario:
    “estoy de acuerdo con el autor al principio parece un poco atropellada y te desorienta pero en seguida te engancha y disfrutas de una buena história, es de esos libros para tener en tu biblioteca y volver a releer con el tiempo”

  33. manelic dice:

    Tómate algo Ramón, invito yo

  34. cavilius dice:

    Saludos, Ramón, y bienvenido a Hislibris. He echado un vistazo a tu web y me he llevado un agradable sorpresón. Una pregunta: ¿dónde conseguiste Hellenikon?

  35. Gracias Manelic, tomo nota de la invitacion, creo que mi comentario ha sido solamente justo.
    Hola Cavilius y muchas gracias por tu comentario. Pues la verdad es que Hellenikon lo consegui a traves de hislibris y evohe, me lo enviaron totalmente gratis a casa y la verdad es que lo agradeci mucho porque la novela esta muy bien, la recibi junto a Layos que todavia no he podido leer por falta de tiempo, pero lo hare en breve.
    Saludos y hasta pronto,
    Ramon
    http://www.novelahistorica.net
    http://www.mesonainsa.com

  36. cavilius dice:

    Gracias, Ramon.

  37. jerufa dice:

    Como entro poquito, me ha dado por entrar en mi resumen de reseñas y me he repasado de nuevo los comentarios de esta reseña.
    ¿Alguién más ha leído el libro después del ofrecimiento del autor?

  38. Ascanio dice:

    Es verdad… Oye, Aretes, ¿a ti no te dijo que te iba a mandar uno? ¿Te llegó? :-P

  39. Aretes dice:

    Pues sí, pero no llegó.

    (Eso de :-P ¿es como sacar la lengua????)

  40. Ascanio dice:

    Pues claro, mujer.

  41. VICENTE dice:

    PRIMERO FELICITAR A RAMON CERESUELA.
    SIGO HABITUALMENTE SUS COMENTARIOS EN NOVELA HISTORICA Y ME ENCANTARON LOS DEL ASIRIO Y LA ESTRELLA DE SANGRE DE NICHOLAS GUILD. GRACIAS HA ELLOS ME DECIDI A LEERLOS Y PUEDO DECIR QUE FUERON UNAS DE LAS MEJORES NOVELAS QUE HE LEIDO.
    DICHO ESTO, QUIERO DECIR QUE VALORO SU OPINION Y AUNQUE NO HE LEIDO “EL SABOR DE LA MIEL” CREO QUE ESTO ES LO PRIMERO QUE HAY QUE HACER PARA CRITICAR O ELOGIAR UNA OBRA. PRIMERO LEERLA Y LUEGO OPINAR. GRACIAS

  42. jerufa dice:

    Eso es lo suyo, indudablemente.
    Por lo que veo parece ser que hay más críticas positivas que negativas.
    Mejor.
    Peeeeeero…”mí” no cambia de opinión.

  43. Aylagas dice:

    Sin ánimo de crear ninguna polémica, me parece muy injusto y de mal gusto utilizar foros literarios para “descalificar” a una persona por su desarrollo laboral y no ceñirse a su obra literaria, sea buena o mala.

  44. jerufa dice:

    Soy de la misma opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.