EL REY DRUIDA – Norman Spinrad

EL REY DRUIDA, Norman Spinrad«Vercingetórix, el gran guerrero galo, forma parte tanto de la historia como del mito. Fue uno de los más bravos enemigos de Julio César, quien tuvo que hacer uso de toda su fuerza para conseguir vencerle. Tras ser testigo de la desgarradora muerte de su padre, Vercingetórix se refugia en el bosque, donde vive con los druidas. Aunque estos le educan como si fuese uno de los suyos, el recuerdo de su padre y la amenazadora sombra de Roma le conducen al camino de la espada. Tras una breve alianza con César, y enfrentándose a la tradición de su pueblo, reúne a todas las tribus de la Galia en un poderoso ejército capaz de hacer frente al poderío militar de los romanos. Con el enfrentamiento entre galos y romanos, sus mundos y sus tradiciones como telón de fondo, la vida de Vercingetórix es evocada con veracidad y dramatismo. La batalla final, en la que la determinación del gran druida debe enfrentarse a las legiones de César, es el colofón perfecto para una brillante novela que narra la fascinante vida de un héroe y el nacimiento de una leyenda.»

Sí, sí, todo eso es muy bonito, pero cualquiera le hace caso hoy día a una contraportada. Mejor hacédmelo a mí.

Todos conocemos el tópico de que «la novela es mejor que la película».

Pues empezaré diciendo que en este caso se sigue cumpliendo y con creces, aunque con la siguiente salvedad: la novela está basada en la película, escrita a posteriori por uno de sus guionistas (supongo que después de ver el despropósito que habían llevado al cine). Para el que no sepa a qué película me refiero… hablo de Druidas, una aberración del cine europeo, con el inefable Cristopher Lambert haciendo de Vercingétorix con pelucón y bigotones incluidos. Pero antes de que me crucifiquen por haberme comprado esta novela diré en mi descargo:

Primero, que costaba seis euros y es un tocho de tapa dura y bien editado. El problema es que era un saldo y posiblemente ya esté descatalogada.

Segundo, no tenía ni idea que libro y película tenían algo que ver.

Su autor es Norman Spinrad, autor de ciencia ficción y guionista, y esta es su primera novela histórica. Es plana, previsible, y Vercingétorix es tan «heroico» e invencible (a veces parece un Terminator mata romanos) que empalaga. Hay hermosas mujeres, escenas de cama, luchas, sangre, romanos malvados…. un poco de todo. El autor altera algunos hechos históricos para amoldarlos a su guión (se simplifica mucho el sitio de Alesia, el papel de los eduos en Gergovia es mucho más patriótico que lo contado por César, formaciones de testudo para frenar a la caballería, los romanos aparecen comiendo pimientos rellenos en un banquete -supongo que un error de traducción-, etc…).

Así, con todo, la novela entretiene. Y poco más puedo decir. La historia es archiconocida y poco jugo se le puede sacar. Aquí se nos añaden visiones «proféticas» sobre un Vercingétorix que acabará uniendo a las Galias, y al final lo hace, pero no como él creía, si no como un símbolo que perdurará miles de años.

Esta novela ahonda en las teorías de que Vercingétorix fue iniciado como druida, y pese a que tacha algunas cosas como negativas, nos da una visión «idealizada» del mundo celta, llenos de hombres peludos dispuestos dejarse matar por la gloria y el honor, mientras que los romanos (más bien sus dirigentes) son una panda de codiciosos sin escrúpulos. César es un político y militar implacable, que no duda en cometer atrocidades o contratar asesinos para acabar con sus rivales (aunque es cierto que el personaje en sí está conseguido), mientras que Vercingétorix apela a la unidad de las Galias por encima de las diversas tribus para detener al invasor.

Además, tenemos las historias de amor dramático también, pues dos mujeres compiten por el amor del líder galo: una «druidesa» experta en el arte de la espada (la cual lo instruye a él), y su antigua prometida, ahora totalmente romanizada.

El ritmo es ágil, aunque es difícil sacar algo más de una historia tan manida… Pero claro, uno recuerda la película y el libro le parece más que correcto para lo que es. Novela de aventuras y entretenimiento sin ninguna pretensión más, y eso, al menos, se agradece. Quien quiera leer Historia tiene los manuales esperando en las librerías y los escritos del propio César junto a ellos.

Me entretuvo una semana, y aunque supongo que a muchos os podría provocar ardor de estómago, la leí buscando un entretenimiento y, por lo tanto, le doy un aprobado.

Y si la leéis y pensáis que es mala, os veis la peliculita de marras y comparad. Y después me contáis.

[tags]El rey druida, Norman Spinrad[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “El rey druida” en La Casa del Libro.
 

     

23 comentarios en “EL REY DRUIDA – Norman Spinrad

  1. farsalia dice:

    Ufff, qué urticaria me está saliendo…

  2. Koenig dice:

    Je, je.

    Muy buena la reseña Vorimir. Algo oí hablar de la película, recuerdo incluso que tuve cierto interés en ir a verla hasta que me enteré de la presencia de Lambert. Ug.

    En cuanto al libro. Buf. Solo con lo de Rey – Druida ya tiene pinta de megalochorrada. Pero en fin, si es entretenida, probablemente vaya bien para leer entre dos libros densos.

    Opino.

    Saludos.

  3. Vorimir dice:

    Pues es para lo que me sirvió Koenig, precisamente para eso.
    Le doy un aprobado como entretenimiento pero como novela histórica es una autentica chufa.

    Pobre Farsalia que sólo con la reseña ha enfermado, si la lee creo que muere con espumarajos en la boca. :)

  4. farsalia dice:

    No, con la reseña no, con el libro que reseñas, jajajaja.

  5. Vorimir dice:

    Ya me dijo Javi cuando se la envié: “Que libritos te lees, Vorimir hijo mio”, jejeje.
    Aquí estoy yo para bajar el nivel de calidad de las obras reseñadas.
    Se que es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo. :)

  6. farsalia dice:

    Y muy bien, por cierto… ;)

  7. Pilar Alonso dice:

    Pues me ha gustado mucho tu “trabajo sucio” Vorimir. El libro no me lo compraré, fijo, pero tu reseña me ha encantado.

  8. Arauxo dice:

    Lo dicho, Vorimir: buen trabajo. Estas novelas históricas tienen que existir, hombre, para que así valoremos como se merecen las grandes obras del género. Los contrastes ayudan.
    Y me voy, porque a mí no me hace falta leerme el libro para necesitar un antiácido potente. Eso sí: de verdad que se agradece el sacrificio que tú realizas por todos nosotros. Eres nuestro Chivo Expiatorio favorito. Bueno, tú y Koenig. Bueno, tú, Koenig y Curistoria. Bueno, tú, Koenig, Curistoria y Ascanio. Bueno, tú, Koenig… En fin, que eres uno de nuestros Chivos Expiatorios preferidos. Te queremos, Vorimir (y ahora léanse dos puntos y un paréntesis hacia la izquierda, que creo que es la contraseña encriptada obligatoria).

  9. Tarquinia dice:

    ¿Y para cuando una sesuda disertación sobre la dualidad eterna en la novela histórica? Ya sabeis: velludos contra lampiños.
    Si el prota es de una civilización varonil, ruda, noblota y sincera con más pelo que un babuino, los adversarios lampiños son taimados, crueles, refinadamente sádicos, envidiosos y soberbios (además de lujuriosos y polisexuales)
    Si el prota es culto, educado, disciplinado y megaafeitado, se baña día sí, día también, es tolerante con otras culturas y creencias y le domina el ánsia de aprender, es perseguido por hordas de salvajes bárbaros hirsutos (i. e.: con pelo hasta en el cielo de la boca) ignorantes y devastadores.

    Decididamente, en las novelas históricas el avance de las civilizaciones se debe al peine y a la navaja de afeitar, no a tonterias como dominar los medios de producción o las rutas comerciales.

  10. Interesante reseña Vorimir, gracias.
    Lo cierto es que hay novelas que uno nunca va a leer, pero está bien eso de leer las reseñas y confirmar los pronósticos.
    Un saludo.

  11. Ascanio dice:

    Gracias, Vorimir, por el buen rato que he pasado leyendo tu reseña.
    He estado a punto de comprar este libro… (que noooooo, que es bromaaaaaa).
    Oye, Arauxo, la peli es una de tus favoritas, ¿no? Lo digo por Christopher Lambert, por quien sientes una gran devoción :-P
    Pero creo que, junto al susodicho, había otra inefable actriz: Inés Sastre. Sobran las palabras; la unión de los dos ya es la repera.
    Tarquinia, tu comentario es genial; me he imaginado las hordas peludas bárbaras atacando a Julio César mientras se depila los sobacos.

  12. tito dice:

    El libro no lo pienso leer sobre todo despues de la reseña de voromir,
    pero la película os la recomiendo a todos. Pocas películas me han hecho reir tanto.

  13. carcaba dice:

    Pues yo, que soy de los que han tenido el estómago y la santa paciencia de tragarse la película de lo que no me olvidaré jamas es del doblaje de Ines Sastre, sencillamente no hay palabras para definirlo.

  14. Ascanio dice:

    Siempre será mejor doblarla que dejarla con su voz original… Diosssss… Esa risa de peón caminero… (¿O se doblaba ella misma, Carcaba?)

  15. Vorimir dice:

    El caso es que menuda voz de camionera que le salía…
    Yo creo que es de las películas más malas que he visto nunca.

  16. carcaba dice:

    Pues sí Ascanio, la amiga Inés se doblaba ella misma.

    Si os apetece leer comentarios sobre la susodicha película, entrar en
    http://www.Filmaffinity.com.

  17. Arauxo dice:

    Me están entrando una ganas locas de ver la película. La risa es muy buena para la salud espiritual, hombre.

    Yo creo que la última película que vi de ese prodigio de la interpretación que se llama C. Lambert fue una cosa que se llamaba Fortaleza infernal. Gloriosa. Lo mejor que le histo visto al séptimo arte. Sí, ya lo sé, ya. La culpa la tengo yo. Pero es que yo era joven. Y uno tiene sus momentos de debilidad. Sí, sí, sí, lo sé, lo sé. Pero así son las cosas.

    En fin, me llamo Arauxo y… veía películas del Lambert. Pero llevo 20 años rehabilitándome. Y no he vuelto a beber, digo… a ver ninguna más.

  18. Vorimir dice:

    Arauxo, Fortaleza Infernal es una obra maestra comparada con Druidas…

    Lo peor es que yo de este tipo he visto un montón de pelis… y unos amigos mios, con la broma hicieeron un dia un maratón de peliculas de este hombre y se vieron 7 del tirón…

    Yo no fui, aprecio la poca salud mental que me queda.

  19. francisco dice:

    muy buena la critica y muy divertido el comentario de Tarquinia… no sabia que Norman Spinrad fue el guionista de Druidas… un titulo anticinematografico donde los haya…
    por cierto la morenaza Ines Sstre da el tipo de gala… no se yo la veo mas bien de ibera…

  20. JJSala dice:

    Tengo la película: ¿Qué hago Arauxo, la veo o no la veo?

    Hombre, el Lambert ha acabado actuando amaneradamente, (como los actores del Actors Estudio), pero, al principio de su carrera hizo un par de buenas interpretaciones: De hombre-mono en Greystoke y de inmortal en Los Inmortales 1ª parte, así que no te apures por tus gustos juveniles (?).

    Salud

  21. Josep, el romano peludo (por llevar la contra), dice:

    El caso es que en una disertación sobre la Guerra de las galias, yo citaba a César (parcial, sí, pero testigo al fin y al cabo) y un amigo mío me replicaba con druidas…

  22. Javi_LR dice:

    Lo mismito me pasó a mí una vez, Josep, lo mismito. Y el problema va a ser nuestro por confiados.

  23. kamajii dice:

    Hola!

    Sin duda alguna, mucho mejor que este libro es el de “El Druida” de la escritora Morgan Llywelyn. Trata también sobre la Guerra de las Galias. Pero es mucho más profundo. Te engancha desde el principio. Trata sobre un niño galo, llamado Ainvar, que se convierte en druida, conoce a Vercingetorix y es testigo de todo lo que ocurre en esta etapa de la historia. Habla también de muchos de los rituales que realizaban los druidas, de su forma de pensar, su organización. Describe muy bien la forma de vivir del pueblo celta sin llegar a resultar tedioso. Es un libro más que recomendable.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.