EL COMEDIDO HIDALGO – Juan Eslava Galán

el-comedido-hidalgo-9788408104230«Mi tierra, señor caballero —respondió el preguntado—, no la sé, ni para dónde camino, tampoco».
(Rinconete y Cortadillo, Miguel de Cervantes Saavedra).

¡¡¡Alto!!! ¡Guárdese a la justicia del Rey!… El esportillero llevaba un buen rato corriendo desde la Plaza de San Francisco. A cada zancada que daba maldecía la hora en que por avaricia de plata americana o ansia de aplacar el hambre que le corroía las tripas, había cogido aquella cruz. Creía que nadie lo había visto pero no era sí, pues en cuanto puso un pie fuera de la iglesia una anciana consumida había empezado a gritar a pleno pulmón «¡Al ladrón! ¡Al ladrón!». Desde entonces había perdido el número de callejuelas y figones que había dejado atrás. Pasó las murallas y se dio cuenta de que había llegado al Arenal, junto al Guadalquivir. Miró hacia atrás y con sorpresa vio que de los dos guardias que le pisaban los talones solo quedaba uno. ¿Qué hacer? ¿Ir hacia el embarcadero donde llegaba gran copia de barcos de América para mayor gloria de aquella Babilonia? o, que era lo más seguro ¿echar a correr hacia Triana? Corrió por el puente de barcas y al llegar al otro lado, sin resuello, se alegró al comprobar que su perseguidor había desaparecido casi como por ensalmo en aquel intrincado dédalo de calles. Había elegido bien. Estaba en los dominios de Monipodio y aquel lugar, cual fortaleza, era el paraíso para cualquier amigo del brillo ajeno.

Este humilde párrafo que da comienzo a esta reseña es solo una recreación de lo que pudo ser una escena cotidiana del día a día de una de las ciudades más maravillosas de la Historia, Sevilla, pero también es breve muestra de un mundo vibrante a la vez que poderoso que pueden encontrar entre las páginas de la novela El Comedido Hidalgo, escrita por el gran enhebrador de ideas y maestro de letras Juan Eslava Galán. El argumento de esta obra es de lo más deleitoso y ejemplar que vuesas mercedes puedan encontrar en la Republica de las Musas: un antiguo comisario de víveres de la felicísima Armada Real y agente del fisco en Andalucía, llamado Alonso de Quesada, trasunto de Miguel de Cervantes Saavedra, promesa de la literatura universal años venideros, acude a Sevilla, proveniente de Carmona, para resolver ciertos asuntos jurídicos en relación a turbias acusaciones de malversación de fondos habidas en sus negocios para la corona. Lo que prometía ser un viaje de negocios le lleva a vivir una de las mayores aventuras en la capital hispalense de la cual sacará provecho en un futuro al crear el mejor libro que han conocido los tiempos: El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Nuestro buen personaje cuando llega se fía en exceso de su suerte pero el paso de los meses en aquella gran ciudad, cuarta en número de habitantes después de Londres, París y Nápoles, le llevará a comprender lo excelso de aquel lugar y a conocer cada rincón, historia y leyenda que corren entre las esquinas ya sean las de la santa Catedral o las de la botica de la prostituta más humilde.

Que no se engañe nadie y quede avisado el lector que, aunque nos encontremos con una novela ambientada en el siglo XVII, no es una historia de capa y espada en exclusiva, como ocurre muchas veces, aunque aparezca alguna que otra herrada y gavilán a lo largo de la lectura. Es más que eso pues la trama que hilvana Eslava Galán no solo lo engloba sino que hace del género de espadachines uno de tantos más que hay entre sus páginas. Aquí hay aventuras, amor, picaresca, sexualidad, humor… cualquier ingrediente literario se atesora en la marmita de El Comedido Hidalgo. A lo que hay que añadir, como broche de perla en cuello femenino, un estilo de escritura de lo más preciso y exacto para la historia que se narra, pues tanto el texto en sí, como los diálogos entre personajes no son a la manera nova de la novela histórica actual, en el que parece que todo el mundo esta igualado en la narración sino rememorando el estilo antiguo de época. Un acierto perfecto pues le da visos de credibilidad y una elegancia de la que carecen muchos escritos de hoy en día.

Además, si esto no fuera suficiente, nos encontramos que esta novela es todo un compendio para comprender como eran la vida y los sucesos que acontecían en aquella gran urbe en aquel Siglo Español, grandemente llamado Siglo de Oro. A través de las peripecias y sufrimientos de nuestro Alonso de Quesada podemos observar las maravillas de la Babilonia del Sur en aquellos tiempos en que los Austrias contenían un reino en que el Sol no hacía más que rascar las espaldas de los remeros del Imperio, ya fuera en Levante como en Poniente. Con ojos de asombro nuestro protagonista observa cada rincón de Sevilla, sus gentes, comercios y sueños. Allá están los imponentes barcos venidos de América que descargan su oro y plata, para luego ser enterrado todo en la umbría de los banqueros, como dijo aquel cojo divino. Acá en Triana el famosísimo Patio de Monipodio donde hay república de matasietes y valentones, cargados con más hierro que Vizcaya, junto a hábiles ladrones que sin miramiento se llevarían, sin que se diera cuenta, las mismísimas llaves de san Pedro, avaras concertadoras, maestros del naipe, prostitutas de botica y toda una peculiar canalla de hombres libres que solo se callan ante la venida de los fieros, y sobornables corchetes. En el espíritu de estos, marcado al fuego de su oficio, también está la figura de la Cárcel Real en la que entraremos y veremos su configuración, estratos de poder y vida social de los encausados por la Audiencia o el Ayuntamiento. Chismes, historias increíbles y costumbres sevillanas hacen de este libro todo un puzzle histórico difícil de olvidar.

Así que si desean gozar con una novela que entretenga por su fidelidad a la historia, y que ofrezca un fresco de una época inolvidable no duden en tomar entre sus manos El Comedido Hidalgo. Hoja a hoja se verán transportados a las calles de Sevilla y a las vivencias de una ciudad que fue, y es en muchos casos, faro del mundo, puerta a Tierra Firme y sobre todo hogar de lo más granado que atesoró el Siglo de Oro.

[tags]Juan Eslava Galán, novela, histórica, España, Siglo de Oro[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando EL COMEDIDO HIDALGO de Juan Eslava Galán en La Casa del Libro.

     

22 comentarios en “EL COMEDIDO HIDALGO – Juan Eslava Galán

  1. ARIODANTE dice:

    Excelente, excelente. Un libro excelente y una excelente reseña. Lo leí hace mucho tiempo, cuando salió por primera edición, y me encantó. Ahora acabo de leer “Ultimas pasiones del Caballero Almafiera” y me ha seguido encantando este autor.

  2. lanta dice:

    Absolutamente de acuerdo con Ario. Magnífica reseña. Y la novela ya ni te cuento…

  3. lanta dice:

    Dice el autor que los hombre leemos ensayos mientras que ellas leen novelas… No se yo…

    1. Javi_LR dice:

      Bueno, más bien decía que leíamos el Marca o el As.

  4. ARIODANTE dice:

    Pero yo creo que es cierto, pocas mujeres (en relación a los lectores masculinos) leen ensayos. Salvo que entendamos por ensayo los libros de autoayuda… o esos acaramelados de Marina.

  5. Nausícaa dice:

    Pues esas pocas deben pasearse todas por Hislibris :), porque allí debe estar la cosa bastante mezclada.

  6. Nausícaa dice:

    Por cierto, muy buena reseña

  7. lantaquet dice:

    Si, mas bien. Aunque en mi defensa diré que yo soy mas de As que de Marca…

  8. loralfred dice:

    Tengo el libro como uno de mis mas queridos, gracias por la reseña Balbo. Me gusta mucho el autor, y no puedo estar mas de acuerdo con la opinión de Ariodante sobre “Las últimas pasiones del Caballero Almafiera”, que te hace vivir la batalla de las Navas de Tolosa de una forma diferente y fantastica. Esta semana he empezado del mismo autor “Guadalquivir”, ambientada en la España musulmana del s.XIII, y de momento bien.

  9. iñigo dice:

    Y yo para meter un poco de bulla, soy más de APR que de Eslava Galán. Oh, Dios mío, lo que he dicho.

  10. ARIODANTE dice:

    Jajajaja!!! iñigo, que te pierdes!

  11. ARIODANTE dice:

    Loralfred, a mi también me gustó Guadalquivir cuando la leí, aunque no tanto como estas otras dos. La que también me encantó, que fue la primera que le leí, es la de En busca del Unicornio, que la recuerdo como una gozada.

  12. iñigo dice:

    Que me pierdo, que me pierdo. No tengo buen recuerdo de “En busca del unicornio”. Me perdí…

  13. ARIODANTE dice:

    Vaya xD, ha de haber gustos para tooodo…

  14. lantaquet dice:

    Pues releeló Iñigo, releeló…

    Jeje

  15. TIGLATH dice:

    Es una obra maestra!
    Me gustaría despertar una mañana en el pellejo de Chiquiznaque y zambullirme en ese mundo de putas, truhanes, alcahuetas, guindillas y demás. En fin ¡Viva Don Juan!

  16. iñigo dice:

    Lanta, lo leí el año pasado y… Bueno mejor lo dejo. No creo que lo reléa por ahora. Dejaré un tiempo para olvidar ciertas sensaciones y retomarlo de nuevo. Creo que esto es un dejavu… ¿Tuvimos esta conversación antes, verdad?

  17. lantaquet dice:

    Claro, de ahí el “Je, je”… ;=)

  18. Argonauta dice:

    Pardiez!! uno que me apunto para mi próxima visita a una librería!!

  19. loralfred dice:

    Ariodante, yo tambien he leido En busca del unicornio, que fue premio planeta en el 87, y me fascinó. De hecho creo que el impulso definitivo de mi interés por la novela historica se cimento con esta obra que recomiendo a todo el que no la haya leido.

  20. Akawi dice:

    Buena reseña Balbo, siempre te ha gustado Juan Eslava y así nos lo has hecho saber.

    Soy de tu misma opinión. Me encanta este libro y no te digo nada de “Historia de España contada para escepticos” -cómo me pude reir-, o sin ir más lejos “La mula” que con la película está otra vez dando caña.

    Me gusta la ironía con la que Eslava Galán inpregna sus historias.

  21. urogallo dice:

    Esta fue mi segunda novela de Eslava. La esperaba aventurera como el unicornio, pero creo que es un libro para leer teniendo mas referencias literarias de las que yo tenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.