COMPENDIO DEL ARTE DE LA GUERRA (EPITOMA REI MILITARIS) – Vegecio

COMPENDIO DEL ARTE DE LA GUERRA - VegecioCiertamente se me ocurre que igual es un tanto atrevido, entre tanto clasicista, atreverme a reseñar esta obra, pero tampoco viene mal sacar un clásico del armario, de vez en cuando, y por mi parte, le ha tocado el turno a Vegecio.

En el caso de los clásicos grecolatinos suele ser tan importante la edición como la obra, pues aporta también una información de gran riqueza, así que voy a empezar por ella.

Y voy a empezar con una retirada, pues no voy a meterme en el, para mí al menos, espinoso asunto de la calidad de la traducción. Sólo diré que las notas a pie de página sobre la misma y sobre las diferentes opciones de traducción que ha habido a lo largo de la historia, así como la forma en que el traductor de este volumen fundamenta sus elecciones son un buen indicativo de que nos encontramos ante un trabajo cuidado.

Antes de adentrarnos en la obra propiamente dicha, empezaré fijándome en la interesantísima introducción que nos ofrece David Paniagua Aguilar (traductor y editor), en la que trata sobre el autor: su nombre -¿Publio o Flavio?-; su lugar en la sociedad, bastante cerca del poder; su región de origen dentro del imperio -¿criadores de caballos?-; o sobre la obra: ¿cuándo fue escrita? ¿A qué emperador fue dedicada? ¿Por qué y en qué circunstancias fue escrita? ¿Qué copias llegaron hasta nosotros? ¿Cuál fue el devenir de la obra? Todas ellas, cuestiones magistral y muy instructivamente expuestas.

Pasando a la obra propiamente dicha, el Compendio de Técnica Militar parece tener mucho que ver con el desastre militar de Adrianópolis, donde sufrió derrota y muerte el emperador Valente, quedando indefenso el imperio frente a los visigodos; y con la intención de Vegecio de propugnar una vuelta a las antiguas costumbres romanas, mientras aconsejaba a los funcionarios encargados de la recluta sobre quiénes eran los mejores futuros soldados.

Ese es el tema fundamental del libro I, que en principio parecía que iba a ser el único, hasta que el emperador, destinatario de la obra, le encargará que la amplíe. ¿Benevolencia o venganza?

Para no enredarme mucho, voy a pasar a hablar un poco de cada uno de los cuatro libros.

El libro primero trata sobre el reclutamiento y el ejército: tipos de mozos, cómo seleccionarlos, cómo entrenarlos, clases de armas y cómo establecer y fortificar un campamento.

El libro segundo habla de las legiones: su diferencia con las tropas auxiliares; los diferentes mandos y cargos, y sus funciones; su composición y tipos de armas de los soldados; cómo ejercitarlos y disciplinarlos, y un listado del armamento pesado básico.

El libro tercero habla ya de la campaña: dimensiones, salud, intendencia, revueltas, cómo combatir y cuándo y dónde presentar batalla y cómo disponer el ejército.

El libro cuarto se refiere, más específicamente, al armamento pesado, detallando máquinas y funciones, y a la guerra naval, pero a esta última muy rapidito, hablando más del tiempo que de otra cosa, y es que se ve que el hombre estaba ya un poco harto del asunto.

No quiero terminar esta reseña sin enredarme un poco y explicar uno de los aspectos más importantes de esta obra. Vegecio no pretende en su Epitoma rei militaris inventar una nueva forma de combatir, ni siquiera explicar por su cuenta cómo se combatía en su época. Lo que pretende es resumir, basándose en los escritos de los antiguos (romanos) cómo combatían las legiones que construyeron y sostuvieron el imperio, y sobre todo, cómo deberían combatir las nuevas legiones, para salvarlo de los bárbaros.

Y por terminar como siempre, hablando de si el libro me ha gustado o no. Pues no me atrevería a decir que no, aunque no es necesario, porque es un libro interesante y me ha gustado, dividido en pequeños capítulos de lectura fácil y bien estructurada, y que aporta mucha información.

Opino.

Flavio Vegecio Renato
COMPENDIO DE TÉCNICA MILITAR
Cátedra 2006.

ampliar

[tags]Compendio del arte de la guerra, técnica militar, Epitoma rei militaris, Flavio Vegecio Renato[/tags]

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el Compendio del arte de la guerra en La Casa del Libro.
 

     

11 comentarios en “COMPENDIO DEL ARTE DE LA GUERRA (EPITOMA REI MILITARIS) – Vegecio

  1. Urogallo dice:

    A mí, la verdad, me decepcionó. Quizás en esa misma decepción se esconda su naturaleza crepuscular, esa intención de revivir las viejas glorias del ejército estudiando las formas antiguas de combate, pero sin la calidad que ofrecen otras obras de la época. Entre toda la prosa romana ( Tan superior por su sobria contención a la griega) Vegecio es la única obra que no suelo recomendar.

    Supongo que los filo-helenos que infectan nuestro civilizado orbe romano ya estarán afilando sus machairas, así que ya sabeís:

    “igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum”

  2. farsalia dice:

    Lo leí hace un tiempo: me aburrió bastante, pero sin duda es una buena fuente para conocer cómo, a tiempo pasado, se relataba el funcionamiento y el modo de combatir de las legiones romanas.

  3. Vorimir dice:

    Tengo esa misma edición.
    Lo leí en parte hace unos meses, y aunque el tema me interesa me superó la larga introducción sobre Vegecio.
    Leí algunos capítulos y cosas suetlas y poco más.

  4. Hindenburg dice:

    No lo he leido, pero a juzgar por la reseña es una especie de revival nostalgico de los tardorromanos que suspiraban por el efectivo poder militar de los antiguos ejércitos del Alto Imperio, y más despues del baño que les dieron los visigodos de ¿ Fritigerno? no me acuerdo exactamente del nombre del principal cacique visigodo en Adrianópolis.

    En cuanto si ampliar la obra era un “benevolencia o una venganza” del emperador, la cosa depende de si le pagó, o si se pudo publicar la obra despues.

  5. Koenig dice:

    Buenos días.

    Bueno, por lo que comenta la introducción -que a mi me pareció casi mas interesante que el libro en si- el hecho de que incluyera “Flavio” en su nombre, y los títulos que cita cuando habla de si mismo, sitúan a Vegecio como un altísimo personaje dentro del imperio. Con acceso directo y habitual al emperador. Así que no creo que tuvieran que pagarle el libro. Creo que su cargo ya estaba bien remunerado.

    Por otro lado se atreve incluso a llevarle la contraria, eso si, con diplomacia, en el libro, cuando sugiere cuales son los soldados que deben reclutarse, oponiéndose, como en su momento haría Maquiavelo, a los mercenarios, que eran las tropas mas comunes en el imperio, en tiempos de Vegecio.

    Saludos.

  6. Urogallo dice:

    Yo no diría que lleva la contraria, si no que mantiene la tésis general: Volver la mirada a las épocas de victorías continuas, y analizar todos los aspectos del ejército de entonces, empezando por la figura del soldado-ciudadano, o al menos el soldado-nacional.

  7. Koenig dice:

    A mi no me parece que fuera tésis general.

    Los emperadores llevaban ya una buena temporada confiando en soldados de origen bárbaro, que servían en unas condiciones bien distintas a las antiguas legiones.

    Y de hecho es en el libro primero, que en princpio iba a ser el original, donde se postula a favor del reclutamiento de ciudadanos, como en los tiempos antiguos, frente a los extranjeros.

    Digo.

  8. Urogallo dice:

    Quería decir la tésis general del libro, no de la época. El regreso a los origenes de la milicia romana.

    Precisamente el libro surge para analizar las causas de tanta decadencia y derrota.

  9. alexandros dice:

    En cuanto a la recluta de soldados bárbaros ahí teneís el ejemplo de Estilicón, en cuanto a volver a los orígenes mire usted ya Amiano Marcelino lo había propuesto no sólo en cuanto a lo que hace a la milicia sino volver a las fuentes paganas que hicieron gloriosa a Roma; así las cosas con el saqueo de Roma fueron muchos los que propusieron una vuelta al paganismo de los ancestros lo cual motivó a San Agustín para redactar la Ciudad de Dios, o qué me dicen ustedes de la figura trágica de Juliano el Apóstata? El Bajo Imperio es una época de nostálgicos ante las derrotas de Roma ante los sasánidas, los hunos y los germanos, ah y por supuesto las funestas guerras civiles como la que enfrentó a Majencio contra Constantino en la batalla del puente Milvio (Con este signo venceras¡) época mágica tratada magistralmente por Edward Gibbon en su Decline and fall of the Roman Empire.

  10. Hermes dice:

    Yo lo lei hace un año y me gusto bastante, la introduccion puede ser larga pero muy interesante en ella te aclaran cuando pudo ser escrita la obra, a que emperador pudo ser dedicada… el libro que mas destaco es el primero sobre el reclutamiento y el ejercito, los 3 siguientes va bajando la calidad y en el que mas se nota es en el cuarto libro, se conoce que vegecio tenia ya ganas de terminarlo y entregarselos al emperador

  11. Magnífico libro y magnífica exposición. En mi opinión una lectura indispensable para quienes deseen conocer las técnicas y tácticas militares desde el tardo impero romano hasta bien avanzada la edad media.
    Si no te opones, enlazo a esta entrada en mi blog sobre el mundo medieval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.