A FUEGO Y ESPADA – Simon Scarrow

A FUEGO Y ESPADA - Simon ScarrowHeme aquí de nuevo, y ya han pasado unos meses desde la última vez, pero no quería desaprovechar la oportunidad de poder volver a reseñar algún libro de esos que voy leyendo… He pasado un tiempecito sumergido en las procelosas aguas de cuervos, dragones y caballeros juramentados siguiendo oportuna recomendación hislibreña y, por fin, una vez terminada la saga, he alcanzado a leer un libro del que podía hacer cumplida reseña… ¿Por dónde empezar? Pues cómo no, siendo mía la reseña, por el final, aunque sea para despistar un poco a la concurrencia que es lo mío:

El otro día, el sábado concretamente, hallábame el que suscribe en el pasillo de mi casa, y con determinación férrea, agarraba con una mano el tubo de mi aspiradora, máquina infernal donde las haya, aspirando, válgame la redundancia, los recovecos arrinconados del piso. Llegado el momento de rematar la faena que me había propuesto para esa mañana findesemanera, elevé con orgullo el apéndice del cacharro y me dispuse a acoplar el complemento que me permitiera pasar por fin al centro del pasillo…

Todo parecería normal hasta ese momento, pero aquí es donde viene el quid de la cuestión, al alzar al cielo el cachivache, sostenido en la siniestra y buscando con la diestra la mejor colocación del suplemento aspiracional, alcancé a escuchar en mi alocada cabeza el rugido de un hombre a mis espaldas, que a pleno pulmón prorrumpía en mi azorada tarea con el grito de: «¡Caleeeen bayonetas!», girome al momento para observar a continuación cómo cientos de hombres, con un movimiento automatizado, cumplían la orden dada, con determinación y mirada pétrea, llenando el ambiente de un sonido como metálico, mientras engarzaban en sus mosquetes el mortal suplemento…

En ese mismo momento, me di cuenta de que ya no sostenía en la mano el tubo de la aspiradora, y en la otra, ya no tenía la boca complementaria de la misma; lo que tenía era un mosquete que culminaba en una afilada bayoneta; sabía lo que me tocaba en ese momento… ajusté la chaqueta del pijama… digo la guerrera, y me dispuse a arremeter contra el francés que entre la maleza y con mosquetería variada, hacía lo propio para defender su posición del asalto que en ese momento se perfilaba…

El sonido del teléfono en el salón consiguió arrancarme de la gloria de la carga in extremis; parpadeé y volvía a mirar el pasillo de mi casa como si fuese la primera vez que lo veía en años… ya no tenía un arma en la mano, sostenía simplemente la aspiradora. «Vaya», me dije, «sí que me está gustando el libro que ando leyendo…»

Así que, terminado el libro, y relatado lo anterior, sólo me queda perfilar la reseña con cuatro datos más técnicos (si es que así se pueden llamar) de lo que ha dado de sí la lectura:

Es imposible reseñar un libro de Simon Scarrow, más tratándose de una serie, y más circunscrita en el periodo de las Guerras Napoleónicas sin que, automáticamente, surja la comparativa con su más insigne «rival» del momento, el otro gran maestro de las sagas, Bernard Cornwell…

A diferencia de Cornwell, y su prolífica e interminable historia del fusilero Sharpe, que basa sus novelas en un personaje inventado a tal efecto y le hace recorrer todos los escenarios de las mencionadas guerras, y que una vez acabadas las mismas, utiliza dicho protagonista, para alargar el metraje de la saga de manera indefinida, Scarrow centra sus libros en Napoleón Bonaparte y Sir Arthur Wellesley, dos personajes de sobra conocidos para la mayoría y con un evidente principio y fin, lo que te permite, de alguna manera y a mi entender, disfrutar algo más de esta serie de libros, sabiendo de antemano, que tarde o temprano tendrá un final, que no por conocido, puede dejar de ser interesante.

No cabe duda de que a cada uno lo suyo, y en este caso, más si cabe, Scarrow como inglés nos sugiere un escenario pleno de simpatías por todo lo relacionado con la pérfida, eso sí, sin llegar a magnificar en demasía, tal y como lo hace Cornwell, los logros conseguidos. Consigue que te sientas un poco como en casa en la Inglaterra de principios del XIX, no le hace ascos a escenarios políticos y viajas desde las Tullerías al Parlamento inglés más que de batalla en batalla; no utiliza el recurso fácil de la acción desmedida para atrapar al lector en sus más de 800 páginas de novela.

A pesar de la longitud antes mencionada, se trata de una lectura ligera, muy en la línea de la moda actual en cuanto a best-sellers históricos se refiere, que te transporta a escenarios de manera fácil y hace creíble su argumento. Como siempre que se trata de este tipo de escritores, no es válida para los que se afanan en profundizar en el contexto propuesto, pero sí para los no versados, una manera interesante de rascar un poco la superficie de lo comúnmente sabido.

En fin, a pesar de que el teclado me llama, no quiero seguir dando vueltas a lo expuesto y a lo obvio que tiene el libro, y más tratándose de la tercera parte de una serie que aún tiene recorrido; sólo comentar para ir terminando que, a pesar de no haber llegado a la parte más interesante de la historia conocida, la novela es una maravilla para pasar un buen rato ,Scarrow es un auténtico maestro de la acción histórica y sabe como nadie meterte en liza y mantenerte en ella. Consigue que fagocites más de ochocientas páginas en pocos días como si de una buena novela de aventuras se tratase…

Sólo y por poner una salvedad al libro, quizás se hubiese agradecido una explicación gráfica de las batallas expuestas. Uno que anda corto de imaginación espacio temporal, qué le voy a hacer…

Por cierto, el condenado Scarrow consigue que le cojas simpatía al Duque de Wellington… pero supongo que se puede considerar como un pecado venial, al fin y al cabo, ¿cuántos ingleses han llegado a ser Grandes de España…?

Reseñado por Nes.

A FUEGO Y ESPADA (Simon Scarrow)
Ed. Edhasa. Año de publicación 2009

[tags]A fuego y espada, Simon Scarrow[/tags]

ampliar


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el A FUEGO Y ESPADA en La Casa del Libro.

     

16 comentarios en “A FUEGO Y ESPADA – Simon Scarrow

  1. farsalia dice:

    Lo de la aspiradora me ha encantado, jajajaja.

  2. ARIODANTE dice:

    A mi también, jajaja! Me ha llegado al alma. Cada vez que pase el aspirador por la alfombra me voy a acordar de ti, Nes. No he leído nada de Scarrow, pero parece que podría entrar en la categoría de libros por los que sentirme interesada.
    Parece ser común en las novelas de mucha acción con fondo histórico, que a veces se olvidan de que no todos los lectores tienen aprobada con nota la asignatura y es posible que no seamos capaces de ubicar muy bien en qué momento histórico nos encontramos, o no tengamos todos los datos necesarios para sacarle el jugo a lo que nos están contando. ¿no crees?
    Además, como siempre, ¡de la ausencia de maaaapas! Esto debe tener una explicación, ¿será tan caro? Porque es que si no no se explica que todos pasen olímpicamente de los malditos mapas. Y no creo que sea porque a la generación Logse le importen un pimiento los mapas (tampoco sabrían ubicarlos, jaja), pero en fin…

  3. Clío dice:

    La próxima vez por favor hazte una foto! jajaja! ha sido genial, cual Quijote contra los molinos de viento, en este caso contra el asqueroso polvo que se acumula en los rincones!. A eso se le llama vivir la historia que estas leyendo.

  4. ARIODANTE dice:

    A mi con el aspirador no me ha pasado nunca, (demasiado prosaico, tal vez) pero eso de que a veces estás tan metida en una lectura que se te va el santo al cielo y se te pasa la comida… eso sí que ocurre. O vas con el coche y resulta que apareces en otra parte distinta de donde ibas, porque estás pensando en lo que estás pensando.

  5. ARIODANTE dice:

    Pero no penséis mal…no es lo que parece; es que ahora que lo he vuelto a leer me suena mal, jajaja!

  6. Nes dice:

    Hola,

    Gracias por los comentarios, ya veo que os ha gustado el friki-momento del aspirador…ya partimos de la base que cuando toca limpieza general en el piso el fin de semana, en casa decimos que toca “zafarrancho de combate”… en fin, estareis conmigo que para ciertos quehaceres, toca motivarse de alguna manera.

    Ario, lo de los mapas, supongo que como saben que ya van a vender tanto, ni siquiera se plantean el tener que ponerlos… Scarrow, como no podía ser de otra manera, da mucha importancia descriptiva a la táctica de la batalla y la verdad es una pena, estoy seguro que sería interesante poder detenerte un rato en un mapa y clarificar así lo que estás leyendo.

    Farsalia, por lo menos te has divertido con la reseña; por lo que te conozco, de los pocos que conozco personalmente, no creo que sea un libro para ti… corrígeme si me equivoco, pero no te imagino leyendo a Cornwell o Scarrow, ¿no?. por cierto, que no has contestado a mi propuesta de sede oficial de Hislibris en Barcelona…

    Clio, lo de la foto… jejeje, estoy seguro que me imaginais como un tio alto, rubio, guapo, cachas, y demás atributos… no quiero decepcionaros…

    Un abrazo

  7. Pilar Alonso dice:

    Impresionante mosquete-aspiradora, Nes ;).

    No he leído nada de Scarrow, pero tiene buena pinta. Tomo nota.

  8. juanrio dice:

    Buen retorno, Nes….no he leído a Scarrow, y probablemente no lo haga, pero al menos veo que compartimos la afición por la aspiradora….

    Ariodante, a mi me pasan cosas parecidas…me he pasado de estación en el metro por ir leyendo en muchas ocasiones, y en el coche me he pasado desvíos por ir pensando en otras cosas….cualquier cosa….

  9. Nes dice:

    Hola,

    Antes he contestado a farsalia, Ario y Clio, pero anda el mensaje en el limbo de la moderación…ya aparecerá.

    Pilar, si te gusta la novela histórica ligerita, no te decepcionará, para mi Scarrow es si no el mejor, de los mejores…

    Juanrio, un gusto volver a aparecer en la papri, aunque es complicado, es un pez que se muerde la cola, ultimamente, con esto de la crisis, no arriesgo a la hora de comprar libros, suelo adquirir los que por su reseña más me interesan… así que ya están reseñados. Por ejemplo, ahora quiero comprar este de Escipión que reseñó el otro día farsi…

  10. farsalia dice:

    Pues no, Nes, ni Cornwell ni Scarrow son del tipo de novela histórica que me llame la atención, ya lo sabes por conversaciones que hemos mantenido, jejeje.

    Uy, sede oficial de Hislibris en BCN, ¿dónde lo pusiste?

  11. Pere dice:

    Pillo el sentido de la reseña y lo comparto. Mi estreno con Scarrow fue con la lectura de “El águila abandona Bretaña” de la serie de Quinto Licinio Cato que alborotó mis neuronas con contagiosa y olvidada excitación de adolescente. A la cual siguió, naturalmente, la lectura de la serie completa de romanos intercalada con estas vidas paralelas de Wellington y Napoleón que, a pesar de ser un filón narrativo que llevaba doscientos años pendiente de ser explorado, hasta donde yo sé, nadie había acometido el desafío. Y es lo que hace Scarrow con su estilo característico. Novelas de serie B concienzudamente trabajadas, técnicamente impecables que sirven aventura sin pretensiones, sin engreimiento. Una gozada que, veo, compartimos muchos.

    Por cierto que de la reseña parece desprenderse una mirada crítica hacía la serie del fusilero Sharpe por su extensión (¿”interminable”? ¿”metraje alargado de modo indefinido”?) y por “utilizar el recurso fácil de la acción desmedida”. En fin, que vale que sobre gustos no hay nada escrito, pero precisamente metraje (y volumen y páginas hasta el punto de convertir el volumen en autentico mamotreto con las lógicas dificultades para su manejo) es lo que tienen las novelas de Scarrow, que al ser de gran calidad y no repetirse, acompañan la vida del lector que “crece” con cada libro que es un mundo narrativo en sí mismo, diferente, excitante, inesperado. Como hace el maestro Cornwell con sus maravillosos libros en los que la acción encaja perfectamente en la narración y cuyo final siempre es una invitación a leer el siguiente o a releer el anterior. ¡Que Dios salve la pluma del maestro Cornwell!

    Coincido eso sí en que las novelas de Cornwell y Scarrow también me han movido a poner punto final al idilio con la cosa napoleónica y a iniciar una historia de amor permanente por los hechos y hazañas del gran Duque de Hierro. A ponerle los cuernos al Gran Corso, vaya, y a valorarlo de de manera crítica. Hoy por hoy, y me parece increíble escribir esto, cuanto más sé de él menos me gusta.

    Saludos y enhorabuena por la reseña

  12. Nes dice:

    Hola Pere,

    Si, tienes razón cuando dices que hago una crítica a la Saga de Sharpe, se que es difícil de explicar, Cornwell me gusta, si miras para atrás, verás que he hecho reseña de alguno de sus últimos libros… pero es que en este caso, no se si es que me empaché, ya que leí los diez primeros libros del tirón o es que veo ya muy forzada la trama de la saga… Reconozco que me gusta mucho su manera de escribir, es perfecta para pasar el rato, que al fin y al cabo, en muchos momentos es de lo que se trata, pero a veces, el afan comercial es desmedido.
    En fin, igual solo son manías; en cualquier caso, dejando a un lado al todopoderoso fusilero, sin duda Cornwell es un maestro de este género.

    Farsalia: https://www.hislibris.com/foro-new/viewtopic.php?t=4633&postdays=0&postorder=asc&start=90

    Para una cosa que digo realmente interesante, vas y no la lees…

  13. JJSala dice:

    Graciosa e interesante reseña Nes.

    He leído un par de libros de la saga de Quinto Licinio que me gustaron bastante, así que colijo que esta que reseñas debe ir por los mismos derroteros de interés.

    La pongo en las lista (ya muy larga) de posibles adquisiciones.

    Saludos

  14. Urogallo dice:

    Original e insuperable planteamiento. La bestialidad firme y decisiva del muro de escudos de Cornwell opuesta a la viril determinación, e higiénicos resultados, del muro de bayonetas y aspiradora de Nes.

    Yo me quedé con la primera de la saga, que no era para mí, definitivamente.

    Ahora sí, merecía la pena que escribiesen esta solo para leer la reseña.

  15. Nes dice:

    Hola JJ,

    Si ya has leído algo de Scarrow sabes bien de que se trata, es pasar un buen rato, que no es poco.

    Uro, gracias por el comentario. Se que te suelo encontrar habitualmente en las reseñas de este tipo de libros… si lo que no te gusta es el contexto histórico, poco tengo que añadir. Si no es por eso, ten encuenta que la saga crece y mejora, y este tercero es sin duda el mejor de todos.

    Un saludo

  16. Urogallo dice:

    ¡ Por la Diosa de la Razón!. ¿No gustarme el contexto?. Si ahora estoy disfrutando como un enano con NAPOLEÓN EN EGIPTO. ¿A quién puede no gustarle esta época?.

    No, simplemente lo que no me gustó fué la novelización literal de la vida de estos dos. Que tendrá su gracia, no lo dudo, pero prefiero reservarme para grandes biografías de ambos ( Si alguna vez las publican en cristiano).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.