LA CORTE DEL ZAR ROJO – Simon Sebag Montefiore

Leí hace un par de meses “La Corte del Zar Rojo“, de Simon Sebag Montefiore (Crítica), un libro sin duda interesante, pero que me ha decepcionado mucho. Lo compré y lo empecé creyendo que era una historia de Stalin y su entorno, y por tanto de la URSS en uno de sus periodos más interesantes. Vana ilusión: las más de ochocientas páginas de apretada letra pequeña, están destinadas, casi únicamente, a los crímenes y la depravación moral del “Vozhd” y su entorno. Sin duda, es bueno reconocer y difundir los crímenes de la URSS en aquella época, pero centrar sólo en ellos una biografía de Stalin, me parece un fraude.

Desgraciadamente, no conozco lo suficiente de Stalin como para determinar hasta qué punto es real lo que se dice en el libro. Sin embargo, cuando el autor entra en un terreno más conocido, como es la Alemania del Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial, encuentro numerosos y graves errores (como por ejemplo, decir que tropas españolas participaron en la invasión el 22 de junio de 1941). Deduzco, por tanto, que lo mismo debe aplicarse al caso de la URSS.

Otro punto que no me ha gustado es el trato del autor hacia los personajes reales, una camarilla de canallas, sin duda, pero, ¿puede un historiador crear categorías morales? Ciertamente, al menos para mí, pierde mucha credibilidad (aunque las palabras sean apropiadas) un profesional que tilda a los retratados continuamente de “pandilla”, “asesinos”, “borrachos”, “sádicos”, “compinches”, “rufianes”, … Además, nombra habitualmente a Malenkov por el mote que le puso Stalin (“Malania”, debido al afeminamiento de sus caderas) y se refiere a cierto personaje (creo que a Vlassik, no lo recuerdo bien) afirmando que dijo tal cosa “con su cara de cerdo” (sic).

Más cosas: bueno, pues por lo visto, en la Corte del Zar Rojo, sólo se follaba (perdón: copulaba), se bebía y se tramaban asesinatos. Nadie gobernaba. Extraña, entonces, que el país, conocidas sus tensiones y contradicciones, no se disgregara, o que los alemanes no lo destrozaran en cuatro días. También resulta curioso, si esto fuera así, que las jerarquías locales se limitaran a esperar, alegre e ingenuamente, a que esta caterva de asesinos liquidaran a sus vecinos, sabiendo que eran los siguientes en la lista. Yo creo que alguien se dedicó a gobernar la URSS, ¿no? ¿O exagero?

En fin, que me da la impresión que el autor afirma cosas con demasiada alegría. A veces no documenta suficientemente lo dicho, limitándose a expresar que “hay pruebas de que…”, sin enumerarlas (vale, esto puede hacerse un par de veces, siempre que el asunto no sea trascendente, pero resta mucha credibilidad que no se expongan dichas pruebas). Y sobre todo, que cuando vengan a hablarnos de los crímenes de Stalin, numerosísimos y de gran crueldad, no nos lo camuflen bajo otra cosa.

     

95 comentarios en “LA CORTE DEL ZAR ROJO – Simon Sebag Montefiore

  1. richar dice:

    Saludos Germánico y bienvenido en tu estreno como posteador. Resulta curioso que en un primer post comentes un libro que te ha decepcionado, pero está muy bien que no sólo nos recomendemos libros, sino también que nos prevengamos los unos a los otros de posibles cagadas literarias (evidentemente todo va en gustos, pero las opiniones de gente con gustos similares, evidentemente ayudan).

    Y entrando al lío, cuando hablas de que “alguien gobernaba” Rusia refiriéndote a Stalin, igual sería mejor decir que, ¿”alguien lideraba a base de terror dictatorial que te cagas”? No sé, a mí es que lo de que gobernaba me suena demasiado condescendiente con semejante tiparraco (y eso que si tú mencionas que no eres un experto en Stalin, pues imagínate yo).

    En fin, esa es mi opinión. Sobre lo que comentas del libro, estoy de acuerdo en que cuanto menos, “canta” el hecho de que un historiador ejerza de juez moral.

    ¡Saludos y feliz estreno!
    Richar.

  2. Germánico dice:

    Hola, Richar, y gracias por tu comentario.

    El terror, desgraciadamente, fue la base del gobierno de Stalin. Mi comentario va, más bien, por el hecho de que el libro se centre exclusivamente en “la corte del Zar Rojo”, sin considerar siquiera las distintas políticas que el gobierno de la URSS puso en marcha durante aquellos terribles y decisivos años. Es decir, que el autor se centra más en el cotilleo y la sangre que en un estudio serio de la época y sus hechos. Vale que quizá su intención sea reflejar únicamente el entorno de Stalin, pero, aun siendo así, si lees el libro te dará la impresión (al menos a mí me la dio) de que está hablando de unos personajes encerrados en un castillo que se dedican, exclusivamente, a “putearse” unos a otros.

    Y, ojo, porque creo que el libro tiene interés.

    Saludos.

  3. richar dice:

    En eso te doy la razón. No está nada bien que un historiador sea claramente tendencioso. Bueno, no está bien, o al menos bajo mi punto de vista. Creo que deberían ser lo más objetivos que sea posible, ¿no? Por cierto, que esto engancha con un hilo que hay en el foro sobre la veracidad y credibilidad de las fuentes en los libros de historia.

    Saludos,
    Richar.

  4. javier dice:

    Saludos Germánico, y bienvenido al blog. He leído tus comentarios a varios posts y desde luego eres un buen fichaje. Espero q

  5. richar dice:

    Javier, ¿igual se te ha quedado el mensaje a medias o es que no esperas nada en concreto? ji…

    Saludos,
    Richar.

  6. javier dice:

    Saludos Germánico, y bienvenido al blog. He leído tus comentarios a varios posts y no cabe duda de que eres un buen fichaje. Espero que te veamos a menudo por aquí.

    Estoy de acuerdo con Richar en que a veces nos limitamos a comentar los libros que nos gustan, con lo bien que viene que alguien te avise de este otro tipo de libros.

    En cuanto al tema de la objetividad que comentáis, y sin haber leído el libro, no parece que las citas que comentas hablen muy bien del tal Sebag. Creo que muchas veces más que de objetividad, se trata de puro sensacionalismo, especialmente cuando el que escribe es un periodista y el libro está destinado al gran público, entre el que me incluyo (razón por la que agradecemos críticas como la tuya).

    Sin ir más lejos, hace poco leí una crítica de un libro que acaba de aparecer, escrito por un periodista, acerca de los mitos del nacionalisno vasco. El Mundo publicó unas páginas en las que se describían las últimas palabras de una vítima de ETA antes de morir, los gestos del pistolero, sus palabras, en fin, una serie de detalles muy coloristas pero imposibles de saber por el autor del libro, ni de primera ni de segunda mano. Quizá sea un detalle, pero a mí me hace seguir leyendo con bastante desconfianza.

    Otra cosa interesante que comentas es el desprecio por Stalin y sus camarilla, que los hace aparecer como si se limitasen a realizar disparates. Ese tipo de exageraciones, queriendo hablar mal de los dictadores, para mí deja en peor lugar a los súbditos de turno. Cuántas veces hemos oído hablar de lo estúpido que era Franco, estupidez sólo superada por sus ministros. Digo yo que si eso es así de sencillo, permitir que un estúpido rija tus destinos durante tantos años añade cierta culpa a quien lo sufre ¿no? O a lo mejor es que las cosas no son tan fáciles.

    Lo dicho, ya nos veremos por aquí.

    Saludos
    Javier

  7. Germánico dice:

    Hola, javier. Gracias por tu comentario.

    Desde luego, hablar de la estupidez del mandatario de turno, sea dictador o demócrata, no hace más que poner en evidencia la falta de cabeza de sus “súbditos” o “ciudadanos”, según sea el caso. Aquí tuvimos un tipejo 40 años, y estoy seguro que la mayoría del país apoyaba la estabilidad sin libertad de los últimos años antes que la “experiencia democrática”. Qué le vamos a hacer: somos así, acomodaticios. Trabajo, casa, dinerito,… y déjense de tonterías.

    Saludos.

  8. richar dice:

    Y no te olvides de las “Billys”, Germánico :-)

  9. Germánico dice:

    Je, je. ¡Por supuesto!

  10. coñá y puro dice:

    Muy buneas señores. Es costumbre bastante sana la de amontonar unos cuantos prejuicios que te eviten perder el tiempo y agarrarte cabreos inútiles que no vienen a cuento. Yo en literatura tengo dos, no leo nunca ni a mujeres ni a periodistas, y los libros de más de trescientas páginas solo los leo si alguien me jura sobre la tumba de su abuela que es bueno. Por ello, Germánico, creo que era previsible el tostón tontete que te has zampado. Un periodista por regla general nunca va andar a la búsqueda de las verdades que rodearon algún momento histórico por el simple motivo de que su trabajo no es analizar como ocurrieron unos hechos sino hacer de unos hechos algo vendible. Vamos, mercachifles, vendedores de crece pelo, vocilgeras a la puerta de un mercado, eso es lo que son. Si es cosa evidente que no se interesan por lo que de verdad tengan los hechos actuales, se van a liar a bucear en las formas que de dirigir el país tenía Stalin.
    Si un dirigente consigue amalgamar en su propia voluntad las voluntades de un pueblo, el simple cartelito de “loco”, “asesino” o “tonto” se queda bastante raquítico dado que no es cierto que jamás haya existido opresión alguna que haya conseguido doblegar por completo las ansias de libertad de la inmensa mayoría con las armas que solo manejarían unos pocos. Las purgas de Stalin son dignas del pueblo que las sufrió, conoció, alentó y permitió dado que la ascensión de semejante ídolo no creo que fuera obra única de la intigra de unos cuantos anti-Troskistas a los la suerte dió de lado.
    Esto me recuerda a una discusión muy parecida que tuvimos en este mismo foro y la postura que defiendo sigue siendo la misma.
    Concretamente Franco se merece muchos adjetivos, ahora, decir que es tonto es poco menos que ser un hijo de Ana Belén (que como insulto me parece insuperable), y poner a España de tonta por desear “trabajo, casa, dinerito…” es de ser sobrino de Victor Manuel (más suave), señor Germánico QUE COÑO QUIERES TÚ. Yo personalmete me considero afortunadamente porque tengo las tres cosas (eso sí, mi casa no es franquista, es socialista-33 metros cuadrados), pero las suficientes entendederas para entender que la inmensa mayoría del pueblo español no tienen ninguna de las tres. Si desear estabilidad laboral, un piso digno y dinero suficiente para irte a Torremolinos con la parienta y los churumbeles es “acomodaticio” franquista, es sencillo, para tí mi voto Y VIVA FRANCO.

  11. richar dice:

    Por orden,

    lo primero, bienvenido de nuevo coñá. Se echaba de menos el regustillo de tus comentarios. Algunos dicen que es la sal, otros la pimienta y me sé de alguno al que le parece incluso guindilla roja picante.

    Lo segundo, Germánico, no te asustes (ni te ofendas) de los comentarios del amigo coñá. Si has leído los posts de hace algún mes, ya habrás visto como las gasta. Pero no creo que tenga mala fe en nada. Sólo que tiene opiniones que parecen sentencias.

    Ale, una vez saludados y aclarados, mi opinión a tu comentario coñá.

    La verdad, y puedes llamarme gañán si quieres (lo cual ya tengo asumido desde que me gusta más un bocata de chorizo que un plato de fuá), no estoy de acuerdo en que lo que escriba un periodista tenga que ser una hez porque sí. Vamos, no es que sea yo el experto en periodistas escritores, pero por ejemplo las novelas de Reverte me parecen bien buenas. Claro, que no son ensayos, son novelas. Pero claro, también he tenido que sufrir libros de profesores de Historia durante lo que llevo de carrera que son peores que los cuadernos de vacaciones Santillana. Esto es, creo que no todo es blanco ni negro.

    Saludos,
    Richar.

    Ah, y si no lees libros de más de 300 páginas, te estás perdiendo buenísimos libros (las páginas amarillas sin ir más lejos…)

  12. Germánico dice:

    ¡Saludos, coñá y puro!

    Supongo que no debo ofenderme, y no lo hago, pero ¡vaya discurso de bienvenida, amigo!

    Tienes unos prejuicios realmente curiosos. No comparto ninguno de ellos, pero los entiendo: yo también tengo un montón tan absurdos como los tuyos.

    Si te he entendido bien, cosa de la que no estoy seguro (uno de mis prejuicios: dudar de mi buen juicio), estamos de acuerdo en el enfoque político del asunto… ¿o no?

    Un saludo, y arriba el humor.

  13. coñá y puro dice:

    Muy buenas Germánico. Efectívamente en el enfoque político sí que estoy deacuerdo. Es simplísimo decir que Stalin a lo único que se dedicaba era a abrir paquetes de folios de quinientos y firmar penas de muerte hasta que se le acabaran. Todo el intento de reorganización económica que condujo a la Rusia agrícola a la ruina en pos de la Rusia industrial, no es un plan que se idee a salto de purga y purga. Lo cual no significa que la faceta sanguinaria de Stalin no sea cierta, pero aun pecando de iluso, creo que lo que conduce a un dirigente a una espiral de violencia incomprensible es más la ciega razón de estado que el simple ansia de saciar apetitos psicológicos de corte gore. Sí creo que la pólitica de los soviets estaba dirigida con la intención de hacer de su tierra algo más grande y más justo, pero claro, cuando un rojo se pone a hacer justicia todos sabemos lo que pasa, que si hay un cojo hay que igualar, a si que todos cojos y tuertos y eunucos si es necesario (Gregorio Marañón ¿que hubiera dicho de Stalin? “ataraxia disfuncional de corte fálico con tendencias zoofílicas” seguro).
    Con respecto a lo de los prejuicios, claro que tienen sus excepciones, el “Estación Ida y Vuelta” de Rosa Chacel me gustó mucho (y para mayor INRI era de las rojitas tontainas que se hacían las perseguidas en Francia) y el Quijote tiene un hartura de páginas y podríamos decir que Larra era periodosta (aunque lo que era es articulista) y evidentemente Reverte es un buen escritor que le ha dado al género de aventuras una frescura como no se recuerda (aunque no me guste el género), pero por todos estos “sies” podría poner una cantidad de “noes” que me afianzan en el sabio prejuicio que economiza el tiempo y la bilis.
    Un saludo de bien venida Germánico y no te cortes en lanzarme una descarga de fusilería, que estoy bien parapetado.

  14. nando dice:

    Je,je,je… ya tenemos a coñá y puro por estos andurriales actuando y disfrazado como más le gusta: de Fallera Mayor en plena mascletá… todo ruido, polvora y humo… humo amigo coñá porque tus argumentos, como diría Cabrera Infante, son Puro Humo.

    Germánico a por él, que todos sospechábamos haber hecho un buen fichaje contigo y lo has demostrado con un elegante recorte y toque de balón dignos de los mejores mediocentros del Barça… pero no nos dispersemos.

    Coñá, hermoso, sigues con tu pasión desmedida por la polilla, el alcanfor y la fauna jurásica… de Franco hablaremos dentro de unas cuantas semanas cuando celebremos eso que tu ya sabes y ahí te quiero ver suelto… que te veo ligerito y ramplón.
    Simplemente decirte que un análisis mínimo de la política económica del Caudillo pone de manifiesto sus más profundas miserias intelectuales y su enorme formación académica.

    Tus argumentos son los del franquismo secular: recurres a los mitos que hemos oido y leido durante años y todo lo resuelves con la garbancera pretensión de ” paz, trabajo y justicia”… pero te olvidas de los que se quedaron por el camino y de esa mitad que aplastó en la guerra y en la posguerra. A ellos les sacudió LA VICTORIA y la paz y las casitas fueron para los que le apoyaron, que por cierto eran muchos.

    Pero, insisto, ya hablaremos del sargento cuartelero, Centinela de Occidente, Luz y Guia de nuestra Sacrosanta Cruzada.

    Y acuérdate, que mala memoria tienes, de que tenemos pendiente una revisión del carlismo y del liberalismo del XIX… o sigue la boina roja pesándote en tu cabeza.

  15. nando dice:

    Germánico: yo de Stalin no sé practicamente nada, pero planteándonos un juego pueril, simplista y maniqueo, cual de los dos personajes ( Hitler o Stalin) se llevaría el Premio Gordo a la Inhumanidad y al Crimen.

    Yo creo que gana Stalin por goleada…

  16. Koenig dice:

    Buenos días.

    Me permito terciar en un triste concurso: expulsados ambos por abusones, y es que no hay escalas para medir determinadas cosas.

    Un saludo.

    Koenig.

  17. nando dice:

    Esa respuesta no vale… hay que mojarse.
    un saludo

  18. richar dice:

    Joer nando, es que vaya preguntita… y sin nigún comodín…

    Yo diría que Stalin fue peor o al menos más irracional (si es que se puede hablar de racionalidad e irracionalidad con estos tipejos). No sé, me da la sensación de que lo de Hitler era una cosa como más organizada, en la que no había tanta indiscriminación. Es decir, se perseguía a cierta gente según unos patrones, pero si estabas fuera de ese grupo estabas limpio.

    Sin embargo, de los rusos me da la sensación de que cualquiera estaba en el punto de mira y podía ser ejecutado en cualquier momento y por cualquier motivo, empezando por sus propias tropas, a las que se automasacró sin concesiones.

    De todas maneras, estoy con Koenig, ambos expulsados por abusones.

    Saludos,
    Richar.

  19. SCIPION dice:

    saludos camaradas de uno y otro bando!simple y llana pretendo q sea mi entrada en esta disputa.Solo ahi q mirar atras en el tiempo y ver los estragos y desdenes de los paises q sufrieron la desdicha comunista,stalinista o comoquieran llamar.Actualmemnte pasa trescuartos de los mismo,los amnigos cubanos,nuestros graciosos chinitos o coreanos,y un sinfin de republicas exsovieticas mas cercanas al 4 mundo q al 3 sufren y padecen el legado historico en forma de tragedia humanitaria.Simplemente lo peor de este mundo es de origen comunista.Resumiendo el yugo comunsita ha pasado mas factura a sus usuarios q 20 huracanes katrina ala administracion bush. ROMA VICTIS!!!!!!!!

  20. javier dice:

    En el foro se ha planteado la misma pregunta que hace Nando a propósito de la valoración de Primo Levi (en dos palabras, el crimen era inherente al nazismo mientras que en el comunismo – aún en su versión más hard y estalinista – es un subproducto indeseado) y de quienes le rebaten, para concluir que la mera comparación es moralmente inaceptable. Nando, supongo que te parece una respuesta decepcionante. Si hay que mojarse me apunto a eso de que a los puntos gana Stalin por pura permanencia en el ring, pero es difícil calibrar lo que hubiera logrado el otro si no le hubieran tumbado a tiempo. No comparto que el objetivo de Stalin fuera más justo aunque los medios fueran brutales, y tampoco que fuera una locura personal sin relación con el sistema que decía representar. Era un producto comunista, no el único posible, pero sin duda en la línea de quienes le precedieron, alguno de los cuales, a pesar de tener claras las bondades de ciertos exterminios, suelen salir mejor parados del tema- vease Lenin o incluso Trotsky, por ejemplo.

    Scipion, por lo que dices te encantará saber que el 12 de octubre desfilará por la Castellana en ejército cubano, según tengo entendido. Qué cosas.

  21. nando dice:

    Efectivamente, la pregunta-concurso no es ociosa pues
    siempre el comunismo ha gozado del perdón y la benevolencia de muchos y en especial de la progresía más absurda. A los puntos desde luego gana el amigo Pepe, Adolfo solo se quedó en 12 años de Reich milenario y no pudo continuar su “brillante ” política racial.

    Tal vez no fuese solo un producto del sistema comunista sino la razón de ser de un sistema que siendo totalitario se equiparaba al nacionalsocialista en tanto en cuanto el individuo quedaba sometido a la realidad de un Estado asfixiante o de una Nación-Pueblo… la idea de ciudadano-individiuo con derechos, simplemente por el leve detalle de ser hombre, desaparece olímpicamente y con resultados que todos conocemos.

  22. Germánico dice:

    Sí, en el foro se habló del asunto. Yo, por no aburriros, os remito allí. Y si queréis, continuamos la discusión “foreando”. La verdad es que el asunto da para mucho.

    Saludos.

  23. richar dice:

    Aquí dejo el enlace al post del foro donde estab este hilo:

    https://www.hislibris.com/foro/viewtopic.php?t=7

    Saludos,
    Richar.

  24. coñá y puro dice:

    Polpot gana de goleada; proporcionalmente no se le acercan ni a la suela de los zapatos. Lo que sucedió en Camboya con los jemeres rojos es el sumum del desquicie del estado contra el individuo, pero, como perfectamente anota Nando (por una vez acierta en algo) la sacro santa izquierda queda a salvo de toda vinculación con la masacre y continúa estando muy bien visto el colgarse el cartel de marxista-maoista en cualquier foro televisivo-festivalero. Y por supuesto que sí que se pueden y se deben hacer estas comparaciones. No es lo mismo Tito que Franco, que Mussolini, que Hitler, que Stalin y que Polpot por mucho que todos ellos tengan en común el haberse pasado por sus respetos el sistema de la urna para conducir sus países hacia lo que ellos creían era la prosperidad de su pueblo. El resultado en todos ellos por supuesto que cuenta y la masacre y la indiscriminación de la misma es abrumadoramente superior en el caso de los crímenes cometidos en nombre de la izquierda-progresista-comunista que los cometidos en el
    nombre de la derecha-reaccionaria-tradicionalista, dejando al margen matizaciones de otro orden (¿Tito es “comunista”, Hitler es “de derechas”, …) cosa que apuntó Richard con bastante tino. En el caso de Franco, Hitler, Mussolini, Pinochet,…si estabas de su lado la cosa estaba tranquila, sino al paredón; ¿repugante? hablaríamos, pero lo del comunismo-marxismo-maoismo era ya delirante. Daba igual donde estuvieras y que hicieras. Se cuenta que con Stalin en el poder lo mejor que podías hacer es no destacar, por que a la hierba que crece más de la cuenta ya se sabe que es lo que se la hace: se la corta. Y que le duela a quien le duela eso es intrínseco al comunismo, no es un mal resultado en un buen planteamiento: es un planteamiento en sí mismo. El comunismo es la peor peste que ha sufrido la humanidad, la más sanguinaria y las más irracional, tanto en su concepción como en su ejecución. Mal que le pese Sabina y a los atracadores de la Sociedad General de Autores.

  25. Germánico dice:

    Si fuera estadista, me pediría de vice-presidente a Coñá. Y además le daría una portavocía en el Gobierno: total, pa’dos días, mejor reírnos.

    Tienes razón, compañero: los regímenes llamados comunistas, bien o mal, han dado lugar a una “limpia” impresionante, desconcertante, cruel, sanguinaria e inmunda. Pese a lo expuesto (¿ves? te pongo el mensaje en plan instancia, y todo), la base de la ideología no es agresiva. Reinvindica la igualdad, lo cual, tergivesado o mal llevado a cabo (como ha sido el caso), puede significar: todos igual de ejecutables. No es eso lo que pensamos los rogelios. Sinceramente te digo, que a pesar de toda mi experiencia y a lo que dice mi mujer, creo en la bondad e igualdad de los hombres (¿¡y eso lo dice alguien que ha estudiado historia!? Pues sí).

    La idelogía comunista no tiene una base exterminadora. Al contrario, es solidaria. El nazismo parte del derecho al exterminio de ciertas gentes, como tú y yo. Pero bueno, la solidaridad mal concebida puede llevarnos a eso, igualmente: todos muertos, todos iguales. Hay una frase que a mí me gusta mucho, y hace referencia a Hitler, que de rojo tenía poquito: “En el fondo, Hitler era un hombre justo, pues trataba con igual injusticia a quien lo merecía y a quien no”. ¿No es buena?

    En fin, a lo mejor me he salido un poco de la cuestión.

    Un saludo afectuoso a todos.

  26. coñá y puro dice:

    Agradezco tu ofrecimiento Germánico, para ocupar una vicepresidencia en una hipotética República (única forma de estado en la que estaríamos deacuerdo todos) en la que gobernara cuando menos el descojono, que total y dado que ahora gobierna la tomadura de pelo, es más sano y es cura contra la alopecia que a tan mal traer lleva a más de uno. Pero lo cierto es que puesto a chupar de la ubre del estado (al más clásico estilo felipista) preferiría ser “ministro sin cartera”, que es uno de esos conceptos que las democracias inventan para dar trabajo a colegas y para devolver esos préstamos preelectorales que tan hipotecada tiene la vida pública de esta bazofia que es la urna y el escaño (claro que también están las vicesecretarías, las concejalís de urbanismo,…).
    Lo de que el comunismo tiene una base “solidaria”, de verdad que superadas las edades en las que uno se cree que el Ché era una persona muy buena y los reyes magos unos señores con barba, es de una inocencia supina y de un desconocimiento de la raza humana y sus anhelos escandalosa. Para empezar solidario significa “sentir con” y te aseguro que los comunistas no quería sentir el hambre del compañero (que de hecho ya sentían, por lo que sería una perogrullez) sino lo que querían era destrozar al que se suponía que era el sujeto provocador de su ruina (no olvidemos que uno de sus principios básicos es la lucha de clases y el acto por el que el trabajador toma conciencia de su estatus social y se opone con violencia al del estatus superior) por lo que la base del comunismo es una base de ODIO, de mucho odio, basado en la desesperación no lo niego (salvo en el caso de Sabina, de Ana Belén o de Victor Manuel, que está basado en el complejo, en el negocio, o en la impotencia según de quien se trate). Eso de que Hitler trataba con igual injusticia a todos no es cierto, dado que si eras un panadero tirolés de raza aria y pagador de tus impuestos, no ibas a sentir en lo más mínimo la virulencia del cruel régimen. No así con el comunismo. Y creo que a eso, a esa comparativa del horror histórico, se refería Nando.
    Por eso creo que fue infinitamente peor el comunismo.
    Un saludo a tí y a todos.

  27. Germánico dice:

    Saludos, Coñá.

    Comparto tu razonamiento, pero introduzco un matiz, probablemente absurdo, dados los resultados prácticos del régimen comunista.

    Cuando hablo de las diferencias entre ambos regímenes y digo “preferir” el comunismo, lo hago porque las bases teóricas de ambos son absolutamente contrapuestas. Frente a la igualdad teórica del rojerío, el nazismo defiende la diferencia entre los hombres y el derecho del superior a despojar y eliminar al inferior. Que en la práctica ambos fueron igual de irracionales; pues sí, cómo negarlo. Sin embargo, y sinceramente, creo que hubo comunistas de buen corazón que se horrorizaron (y fueron víctimas) del estalinismo, tanto en la URSS como en la propia España de la Guerra Civil. Sin embargo, me niego a considerar siquiera la bondad de cualquier simpatizante del NSDAP cuando, desde siempre, defendió en su teoría y en sus principios electorales la necesidad de hacer desaparecer a grupos humanos enteros (primero, hacerlos desaparecer de la economía, luego de la sociedad, luego de este mundo, etc).

    Rechazo profundamente ambas políticas, y detesto optar por una de ellas, que conste.

    En cuanto a la frase sobre Hitler, no la tengas en cuenta: me había tomado un par de cañas y me la inventé.

    Un afectuoso saludo.

  28. robespierre dice:

    Saludos a todos los que afortunadamente defendéis la inteligencia y la reflexión.

    Yo, antes de nada, quisiera agardeceros el debate tan interesante que me brindáis en este blog ( independientemente de que comparta más algunas opiniones que otras).

    En segundo lugar, y ya entrando en el meollo del asunto, he de reconocer que me posiciono má cerca de la postura de germánico que de la de cualquier otro. No obstante, comprendo los argumentos esgrimidos por cada uno de los tertulianos, y si me lo permitís, aquí va mi humilde opinión:
    Considero que el terrorismo, sea cual fuere, es inaceptable. Me da igual que éste venga de nazis, stalinistas, fascistas, franquistas ( términos que separo aunque sean familiares…)…
    El caso es que puestos a juzgar dentro del mal, qué es peor, pienso que el hecho de que esté todo organizado agrava el hecho, más que nada, porque existe una profunda reflexión detrás de cada una de las acciones.
    También considero que partiendo de que la mayor parte de los medios de comunicación se acercan más a la derecha, se intenta llevar al extremo muchas de las actuaciones que dirigentes izquierdistas han realizado a lo largo de la Historia, aunque con esto no quiera defender la fatalidad de estas atrocidades.
    Dejo una pregunta en el aire:¿Qué opináis sobre esta tendencia a criticar más a los hechos históricos de izquierda que a los de derecha? ¿Realmente es así?

    Un saludo

  29. Germánico dice:

    Saludos, Robespierre.

    Planteas una cuestión peliaguda, extremadamente polémica. Desde mi punto de vista, cualquier crítica sana y objetiva debe atacar (o ensalzar) cualquier opción, sea a una, sea a otra, sea a ambas (yo tiro por aquí, casi siempre). Lo que a mí más me preocupa de las críticas a la izquierda es que no suelen ser razonadas (salvo honrosas y, por cierto, cada vez más numerosas excepciones) sino una especia de “¡pues tú más!”, un exabrupto lanzado, por lo general, cuando se habla de los crímenes nazis o franquistas, por ejemplo; como si decir (y reconocer) que Stalin era un criminal negase o minorase las brutales y predeterminadas acciones de Hitler, por ejemplo. Es decir: buscan defender una opción, la derechista, a través de la crítica exacerbada a la otra. Y sí, ciertamente, está muy de moda. Verás como en poco tiempo se produce algo parecido en este mismo hilo.

  30. robespierre dice:

    Me alegra ver que compartes mi punto de vista, e insisto en el punto que tú has mencionado: la crítica ha de ser sana y constructiva, como buscó, a mi parecer, el PSOE durante su época de oposición. No obstante, la política del PP actual es ir contra todo lo que proponga el Gobierno sin pararse a pensar si esa iniciativa es buena o mala para el pueblo. Tienen tan reciente las convicciones de Aznar ( me atrevería a decir que incluso tan idolatrado…) que son incapaces de asumir que este hombre no hizo más que daño al país.

  31. Ascanio dice:

    Es cierto, comparándolo con Zapatero, que es el Salvador de las Civilizaciones…

  32. Ascanio dice:

    Sí, German, sí, he picado, como siempre.

  33. Arauxo dice:

    Bueno. Aquí estoy, supongo, para darle la razón a Germánico, aunque reconozco haberme sorprendido sobremanera por la beligerancia de su comentario (y, lo lamento, pero a la crítica, Germánico, sólo le falta nombre y apellidos). Pero en fin, debe ser que “busco defender una opción, la derechista, a través de la crítica exacerbada a la otra…“, a diferencia de la crítica sana, objetiva y constructiva que vosotros, como buena gente progresista, practicáis. Eso sí, mi crítica siempre consistirá en lanzar exabruptos, y nunca conseguirá estar a la altura de vuestras razonadas opiniones, por lo que, de antemano, presento mis disculpas: uno da de sí lo que puede, señorías.

    En mi modesta y exabrúptica contribución, sólo quiero marcar algunos acentos, porque descubro una total sintonía entre Robespierre y un servidor, si bien no puedo pretender, desde luego, estar a su sana y constructiva altura intelectual y, mucho menos –de esto estoy seguro a tenor de su comentario de las 4:41- alcanzar la plena objetividad razonada que lo caracteriza:

    1. Dices, Robespierre, que consideras que el terrorismo, sea cual fuere, es inaceptable”. ¿Incluyes el terrorismo de Estado, como el GAL? Supongo que sí, porque “puestos a juzgar dentro del mal, qué es peor, -piensas- que el hecho de que esté todo organizado agrava el hecho, más que nada, porque existe una profunda reflexión detrás de cada una de las acciones”. Es más, ya no me cabe duda: el terrorismo de Estado te parece el peor, según tu comentario. Así que supongo también que los dirigentes que lo promovieron, ampararon, justificaron, encubrieron o simplemente soslayaron, no hicieron más que daño al país.

    2. Afirmas, Robespierre, que la mayor parte de los medios de comunicación se acercan más a la derecha. Claro que sí, hombre. En España, al menos, es evidente. Repasemos, por ejemplo, las televisiones. TVE, de derechas; la 2, de derechas; Telecinco, de derechas; Cuatro, de derechas; La Sexta, de derechas; Canal+, de derechas; Canal Digital, de derechas; Localia –esa televisión local que curiosamente es también nacional-, de derechas. Y eso por no mencionar a las autonómicas, porque haga Telemadrid lo que haga, nunca podrá alcanzar la objetividad e imparcialidad de la absolutamente derechista Canal Sur, un prodigio de ecuanimidad derechamente derechística. ¡Y me entero, con regocijo, de que el derechistísimo grupo Prisa va a explotar una televisión autonómica en Andalucía! ¡Jo, Andalucía va a ser el paraíso de la derecha!

    3. ¡Y qué decir del mundo radiofónico! La derecha, como todo el mundo sabe, tiene la cadena con más emisoras de España (La SER), amén de otras zarandajas, -todas del mismo dueño derechístico- como Los 40 principales, Cadena Dial, M80 Radio, Máxima FM y Radiolé. Y en la prensa, ocurre lo mismo: además del derechista El País, de Cinco Días y de As, son, también de derechas y del mismo dueño, El Correo de Andalucía (Sevilla), Odiel Información (Huelva), Diario Jaén, Canarias 7(Gran Canaria), Diario de Ávila, Diario de Avisos (Tenerife), Diario de Burgos, Diario de Noticias de Álava, Diario del Altoaragón, Diario de Noticias de Guipúzcoa, Diario de Noticias de Navarra, Diario de Pontevedra, Diario Palentino, El Adelantado de Segovia, El Día de Valladolid, El Progreso de Lugo, El Punt (Gerona), La Gaceta Regional de Salamanca, Las Tribunas de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Puertollano, Talavera y Toledo, La Voz de Almería y Segre (Lérida).

    Es que la derecha está que se sale.

    Cambio.

  34. Arauxo dice:

    Nota: el comentario anterior también es de Arauxo. Aparece como autora Ascanio por error.

    Sigo.

    4. Se intenta llevar al extremo muchas de las actuaciones que dirigentes izquierdistas han realizado a lo largo de la Historia, aunque con esto no quiera defender la fatalidad de estas atrocidades. Una verdad como un templo, Robespierre. Por eso Stalin y Hitler gozan de diferentes antipatías entre el pueblo, que condena sin paliativos al primero y hace la vista gorda ante el segundo. Y por eso está mucho más aceptado socialmente denominarse a sí mismo estalinista que nazi. Y por eso, el insulto más denigrante que a alguien se le puede espetar es ¡estalinista!, ¡leninista! Y no ¡fascista!, que nadie lo utiliza. Y más aún: por eso mismo, la imagen de un asesino, terrorista, fascista y de derechas, como El Che, se ha convertido en un icono sagrado entre las gentes más reaccionarias y conservadoras.

    5. ¿Qué opináis sobre esta tendencia a criticar más a los hechos históricos de izquierda que a los de derecha? ¿Realmente es así?. Esto, perdonad mi torpeza y estulticia, no puedo comentarlo, porque, en mi supina ignorancia desconozco qué es un “hecho histórico de izquierdas” y un”hecho histórico de derechas”. Lo siento. Prometo estudiar más.

    6. Sobre la última de tus intervenciones, Robespierre, no puedo aportar ningún comentario. Es tan objetiva, imparcial, razonada, sana, constructiva y, sobre todo, respetuosa, amén de ser tan oportuna en una página de análisis y actualidad política como Hislibris, que cualquier puntualización por mi parte sería mancillar con exabruptos tamaña Verdad Irrefutable y Axioma Intelectual.

    Un saludo lo más benevolente posible (no vaya a ser, por todos los Dioses Laicos de la Alianza de Civilizaciones, que con mis exabruptos y mis sesgadas opiniones sufra daño este país, esta página, este hilo o estas sabias y doctas plumas que me enjuician desde el rigor de sus atalayas intelectuales).

    Cambio y corto.

  35. jerufa dice:

    ¿Porqué será? lo del comentario cambiado digo…

  36. robespierre dice:

    Buenos días:
    En primer lugar, agradecer a Arauxo su contestación, puesto que ha dado pie al desarrollo de un interesante debate constructivo en el que cada uno tratará de defender su postura siendo respetuoso con las argumentaciones ajenas ( por lo menos, por mi parte).
    He de decir que me gustan los argumentos esgrimidos por Arauxo, pero que, en mi opinión, tanta ironía casposa y sarcasmo desmesurado hacen que estos pierdan fuerza.
    Paso a contestarte:
    -Respecto al punto 1, me imagino que no esperas respuesta, puesto que tú te lo has dicho todo.(Claro que condeno la política del GAL, y al ser organizada y premeditada, su gravedad es aún mayor).
    -Respecto al resto de puntos, en los que hablas de las distintas unidades de negocio de ideología izquierdista, yo sólo quiero que me respondas a una pregunta: ¿seguro que Telecinco es de Izquierdas?
    A partir de ahí, decirte que me parece que ya has hecho los deberes de ayer, estudiándote ( o mejor dicho, copiando) todas las cadenas, emisoras y publicaciones más cercanas a la Izquierda ( el 99% de éstas, pertenecientes al Grupo Multimedia PRISA, como supongo que te habrás dado cuenta…), así que, con tu permiso, te insto a que nos informes acerca de cuántos grupos de comunicación hay de una de otra ideología. Te pongo un ejemplo: PRISA es de Izquierdas. A partir de ahí, ¿cuáles son los cuatro siguientes Grupos? ¿qué afinidad política contemplan?
    Para concluir, explicarte que ninguna de mis observaciones es “tan objetiva, imparcial, razonada, sana, constructiva y, sobre todo, respetuosa, amén de ser tan oportuna en una página de análisis y actualidad política como Hislibris, que cualquier puntualización por mi parte sería mancillar con exabruptos tamaña Verdad Irrefutable y Axioma Intelectual. “. Todo lo contrario. Parto de que no hay una Verdad, sino que cada uno tiene su Verdad, y el grado en el que sepa argumentar en su defensa le dará más credibilidad. En la medida en la que me hagas ver que mi verdad es errónea, la iré transformando.
    Un cordial saludo y espero anhelosamente tu interesante réplica, así como la de cualquier persona que bien apoye, bien critique mi postura. Aquí estamos para aprender, y un músico de tu altura debería saberlo.

  37. robespierre dice:

    Hola de nuevo.
    Vista la extensión de mi respuesta, la próxima vez intentaré ser más conciso para que gane agilidad el diálogo.
    Pasad buen día.

  38. Arauxo dice:

    Yo también te agradezco, Robespierre, tu réplica. Pero, lo siento, querido amigo, porque, también con el debido respeto hacia las argumentaciones ajenas, resbalas en todo:

    1. Yo no he “dado pie al desarrollo de un interesante debate“. En absoluto. No he dado pie, ni mano, ni nada. En todo caso, el pie lo has dado tú (sólo hay que ver el orden, la cronología y la temática de los comentarios). Yo sólo he contestado.

    2. Mi sarcasmo puede ser desmesurado. Como veo que no te resulta agradable, en este comentario no utilizo ni una pizca, para que mis argumentos no pierdan fuerza. Pero mi ironía no es casposa, Robespierre. Te lo digo, porque eso contradice tu propósito de ser “respetuoso con las argumentaciones ajenas”. Y de haber aquí algo casposo, querido amigo, serán posiblemente tus argumentos, que recuerdan los de escuelas y doctrinas historiográficas afortunadamente superadas.

    3. Respecto al terrorismo de Estado, aclarado queda. Así que supongo que suscribes también que “los dirigentes que lo promovieron, ampararon, justificaron, encubrieron o simplemente soslayaron, no hicieron más que daño al país. Pues no se hable más. La única duda que me queda es saber si esos dirigentes, entre los que también hay alguno -¿cómo dijiste?… ah, sí- “incluso tan idolatrado”, hicieron más daño al país que Aznar o menos. No te lo tomes a mal, hombre. Es… para poder calibrar tu medidor de “daños al país”.

    4. Tu pregunta sobre Telecinco tiene fácil respuesta. Yo no sé si será o no de izquierdas (porque la presencia de Berlusconi como principal accionista no es determinante en la gestión de contenidos informativos; basta ver un par de telediarios para darse cuenta…), pero lo que no es, desde luego, es “pepera”, cosa que, por analogía, difícilmente se puede sostener respecto a PRISA y el PSOE, que son como Isabel y Fernando, tanto monta… Pero aun así, y para no detenernos en la anécdota, estoy dispuesto a descartar Telecinco. ¿Cuántas televisiones –el medio más determinante- quedan en la lista?

    Cambio.

  39. Arauxo dice:

    Sigo.

    5. Respecto a la relación de prensa del Grupo PRISA, efectivamente la he copiado de su propio sitio web. ¿Te parece una fuente fiable sobre su propio grupo empresarial? ¿O es que el propio grupo miente sobre sí mismo? (Espero que este amago de sarcasmo no te resulte demasiado desmesurado)

    6. Estoy seguro de que las preguntas que me formulas sobre grupos de comunicación y afinidades políticas son retóricas; así que soy yo el que, con tu permiso, “te insto a que nos informes”, recordándote, querido Robespierre, que el interesado y experto en medios de comunicación y afinidades políticas eres tú, no yo: “partiendo de que la mayor parte de los medios de comunicación se acercan más a la derecha fueron tus palabras, no las mías.

    7. Defines esto como “un interesante debate constructivo. No, no lo es, al menos para mí. No es interesante, porque para tertulias y discusiones políticas de baja estofa como la que hemos mantenido y seguimos manteniendo, ya hay no sé cuantos centenares de disputas radiofónicas y televisivas y no sé cuántos miles de sitios en Internet que no tienen por objeto la Historia ni los libros de Historia, sino el análisis político de lo más simple y los comentarios de actualidad más tendenciosos. No, a mí no me resulta interesante, en lo más mínimo, ponerme a hablar aquí, en Hislibris, del PSOE y del PP. Es más, me parece que eso es rebajar la calidad de estas páginas a mera cuchufleta o caricatura partidista; es reducir, además y con franca mentalidad provinciana, su vocación universalista a los estrechos márgenes de nuestra -pequeña- geografía nacional; y es, por último, incurrir en una interpretación simplista –y por tanto, falsa de solemnidad- de la Historia, que acaba conduciendo al esperpento, como el que se produce cuando se bautizan los hechos históricos como “de izquierdas” o “de derechas” y se propone un debate sobre las críticas a unos y otros. Y no es tampoco un debate constructivo. No lo es, porque la discusión política partidista -la que tú, insisto, has iniciado- nunca conduce a la obtención de síntesis intelectuales aprovechables, sino al reduccionismo ideológico apriorístico y a la confrontación política de bajo nivel.

    8. Efectivamente, Robespierre, “aquí estamos para aprender” y no para hacer propaganda ideológica barata, aprovechando, por ejemplo, una reseña de Stalin para contarnos lo bien que lo hace el PSOE y lo mal que lo hace el PP. Para eso hay otros foros.

    Un saludo.

    PS: Aciertas, eso sí, al referirte a Arauxo como “músico”, por la procedencia del apodo. Lo que no acabo de entender es cómo alguien que condena el terrorismo, “sea cual fuere”, se autodenomina Robespierre, maestro del Terror…

    Cambio y corto.

  40. robespierre dice:

    Buenas tardes, estimado Arauxo y contertulianos:

    ¿Qué tal habéis comido? Yo la verdad es que estupendamente.
    Al grano.
    1- decir que has sido tú quien has dado pie al debate es algo positivo, pero si quieres atribuirme el mérito a mí, pues muy bien. Lo acepto. Gracias.
    2- ¿qué quieres decir con que mis “argumentos, recuerdan los de escuelas y doctrinas historiográficas afortunadamente superadas”?
    3- evidentemente, Aznar ha hecho mucho más daño, y a su vez, ha causado más muertos que el GAL. Piénsalo detenidamente ( quitándote la venda que contiene la doble P) y ya me dirás.
    4- Aquí tb englobo tu quinto y sexto punto. Que alguien que esté leyendo este comentario me diga si hay más medios de izquierda o derecha. Igual soy yo el que se equivoca. Por cierto, amigo, d¿ de dónde has sacado que “el interesado y experto en medios de comunicación y afinidades políticas eres tú, no yo”? ¿No será sólo por la premisa de que la mayor parte de los medios de comunicación se acercan más a la derecha? Eso no me convierte más que en un ciudadano más.
    7- Tildas este debate de “discusiones políticas de baja estofa”. Aumente el nivel de la conversación, por favor, si es que puedes.

    Por último, me gustaría preguntarte qué estudios has cursado, o mejor dicho, en qué nivel te sitúas con respecto al ciudadano medio a la hora de hablar de Historia, porque tu comentario acerca de Robespierre no te sitúa en muy buen lugar… Ya me dirás.

    Recibid un cordial saludo de un amante del diálogo.

  41. pepe dice:

    Estimado Robespierre, es hermoso comprobar que cada vez somos más en Hislibris los amantes del diálogo, como curioso es también descubrir que los ignorantes somos legión. Yo pensaba que tu apodo Robespierre hacía referencia a uno de los miembros más influyentes del Comité de Salud Pública que en 1793 instauró el conocido como Régimen del Terror o, simplemente, El Terror, para perseguir mediante las ejecuciones y la cárcel a los enemigos de la Revolución. En palabras del propio Robespierre, El terror no es más que la justicia rápida, severa, inflexible. No se me ocurre una manera mejor para definir el terrorismo de estado. Deduzco de tu último párrafo que no es éste el Robespierre al que hace alusión tu apodo y quizá pudieras explicarnos entonces a quién hace referencia.

    Saludos.

  42. javier dice:

    Sobre la figura del Incorruptible Robespierre:

    “Los dioses tienen sed” de Anatole France. Muy recomendable.

    Saludos y a lo vuestro.

  43. Arauxo dice:

    Pues yo me he tomado ya el café y estaba estupendo.

    Al grano, también.

    1. La verdad es que a la hora de calificar tus argumentos de “casposos” sólo he aplicado el adjetivo que tú mismo habías empleado ¿A qué te referías tú con lo de mi “ironía casposa”?

    2. No entiendo lo que dices de los muertos causados por Aznar, Robespierre. Ruego me lo expliques mejor y perdona la venda que, al parecer, obstruye mi pensamiento y que yo no había advertido. A ver si aprendo de ti, que eres una mente libre sin prejuicios.

    3. Me preguntas “qué estudios has cursado, o mejor dicho, en qué nivel te sitúas con respecto al ciudadano medio a la hora de hablar de Historia“. Esto debe ser lo que Germánico llama una crítica “razonada” y una postura propia de los “amantes del diálogo”. Por lo visto, Hislibris es para especialistas, así que habrá que preguntrarle a la gente “qué estudios ha cursado” antes de dejarlos participar.

    4. En fin, no seré yo, un pobre hombre con un nivel muy inferior respecto al ciudadano medio a la hora de hablar de Historia, el que se atreva a contarte, estimado y docto Robespierre, que la historiografía -absolutamente toda, no la de un color concreto- ha venido a denominar “Reino -o reinado- del terror” al régimen que imperó en Francia entre junio de 1793 y julio de 1794, mientras el jacobino Robespierre dirigió el Comité de Seguridad Pública. Se le denomina “Reinado del Terror” porque se caracterizó por el uso indiscriminado del terrorismo de Estado, incluso contra los propios revolucionarios jacobinos que Robespierre consideraba moderados. Él mismo se definió ideológica y éticamente: “el terror no es otra cosa que la justicia pronta, severa, inflexible; y, por tanto, una emanación de la virtud“. Bueno, pues… si teniendo en cuenta estos hechos Robespierre no es el “maestro del Terror” (que es la expresión que utilicé), tal vez lo sea… ¿Robin Hood?. En fin, ya nos explicarás, Robespierre, tu versión de los hechos… y tu concepto de terrorismo de estado.

    Un saludo.

  44. Arauxo dice:

    Vaya, tengo un comentario “esperando moderación”, pero veo que me he solapado con Pepe, por lo que pido disculpas pòr la reiteración.

  45. robespierre dice:

    Buenos días:

    Ando con el tiempo justo para agradecer a Javier el libro que ha recomendado ( que lo leeré tan pronto como lo encuentre…), y para decir a Pepe y a Arauxo que sus descripciones de Robespierre son muy buenas. De todas formas, seguid pensando este fin de se amna como un defensor del diálogo como me considero que soy yo puede ponerse un nick así en una página reputada de hisotria y me imagino que el luens lo entenderíes.
    Lo lamento, en serio, pero el trabajo me ahoga y me impide dedicados el merecido tiempo para responderos.

    Un saludo

  46. Aretes dice:

    Pues esperaré a que lo expliques el lunes, hijo.
    Por cierto, en cualquier caso, bienvenido.

  47. robespierre dice:

    Buenas tardes, señores:

    ¿Qué tal va la semana? No se preocupen de la respuesta, que al haber estado enfermo toda la semana no he podido responder. Acabo de llegar al curro y me parece que no voy a tener tiempo hoy, pero mañana lo sacaré de donde haga falta, porque creo que la pregunta lo merece.
    Hasta entonces, no olvidar que la guillotina es fiel a la verdad y que acabará ajusticiando a aquellos que no hayan sido buenos…jejej

    Un saludo.

  48. Ascanio dice:

    Pues aparta la cabeza, querido.

  49. robespierre dice:

    Aló:

    5 argumentos en defensa de Maximilien:
    1- La Historia la escriben los ganadores, usease, lo que perdura de Robespierre a nivel global proviene de lo que los jacobinos que le ejecutaron quisieron dejar para la posteridad. Significa eso que aquellos a los que nos ha llamado la atención este personaje y hemos leído mucho sobre él hemos descubierto que “la fiera no era tan parda”.
    2- Principal defensor de la democracia en una era convulsa.
    3- Principal defensor del sufragio universal y de la iguadad de todos los ciudadanos.
    4- Colaboró en la redacción de la primera Constitución francesa, así como en la Declaración de los derechos del Hombre y del Ciudadano.
    5- Último, y no por ello menos importante, “El Incorruptible” , a diferencia de lo que han escrito los ganadores, no ansiaba matar, de hecho, en sus inicios como juez, dimitió en un juicio antes de aplicar una sentencia de muerte. Para corroborar todo esto no hace falta más que mirar si intachable expediente como ciudadano y político: rehuía los placeres burgueses ( puesto que él representaba al pueblo), cuando comenzaron a recibir las primeras bofetadas los revolucionarios, casi todos se exiliaron, él no. Se quedó en París resistiendo, lo cual junto con su amor por la justicia, le llevaron a poseer el sobrenombre de “EL INCORRUPTIBLE”.
    No olvidemos que Robespierre se encargaba del poder ejecutivo, pero que no se ha demostrado que era el que aplicaba las penas… Aun con todo, su destreza retórica, su pulcra imagen y sus ideales ( tomados de Rosseau y Montesquie) defendidos hasta la guillotina hacen de este hombre una especie de icono mártir de la democracia, que los libros de Historia han tratado de ahogar atribuyéndole ríos de sangre que sus ejecutores le atribuyeron.
    Un cordial saludo, y disfrutar del fin de semana, que para eso está.

  50. Ascanio dice:

    Ea, otro icono mártir más, para poner al lado del Ché.

  51. Arauxo dice:

    que los libros de Historia han tratado de ahogar atribuyéndole ríos de sangre que sus ejecutores le atribuyeron“. ¡Pues claro que sí! Como diría Fernando Fernán Gómez, ¡¡¡A la mieeeeeeerda los libros de Historia!!!! ¡¡¡¡Vivan los iconos y las camisetas!!!!

  52. robespierre dice:

    jajjajaj
    claro, joder. Si al fin y al cabo, el Che no ha hecho por la sociedad ni la mitad de lo que hizo el amigo Maximilien…
    Fuera bromas, pero no tardará mucho en llegar la quimera de los libros de Historia si Mariano Rajoy sube al poder, cosa que afortunadamente es poco probable…
    La ficción entonces se hará realiddad, como en Farenheit 458 ( o un número parecido…).

  53. Ascanio dice:

    Tú tranquilo, que con la asignatura del “Educación para la ciudadanía” no vamos a necesitar libros de Historia.

  54. Arauxo dice:

    (Ascanio: parece que este chico con nombre de icono mártir de la democracia y amante del diálogo está un poquito obsesionado con el miedo a la democracia pluripartidista ¿no? A lo mejor al pobre le gusta la democracia al estilo de la de su amigo Maximilien, ¿no?, que se cepilló no sólo a los girondinos sino a todos sus enemigos -Danton, Desmoulins, Fabre, Hebert…-, bajo el pretexto de que eran “enemigos de la República… Cúanta democracia y cuánto diálogo…

    Un saludo.

    (Si quieres, Robespierre, entra en la reseña de… qué sé yo… ¿Puertas de fuego? Y habla allí un poquito contra Aznar, contra Rajoy, contra Acebes y contra Zaplana. Tú no te cortes, hombre, que toda propaganda es poca. Ánimo).

  55. robespierre dice:

    Buenos días, pareja.

    Veo que son tales vuestras convicciones políticas derechistas que cualquier defensor del diálogo os pone nervioso debido a vuestra difiltad a la hora de explicar aquello que se sale de la doctrina marcada por vuestro Partido.
    No pasa nada. Cuando os dé por afeitaros el bigote y veáis que las “gaviotas” no pueden volar más que a ras de suelo, tendréis que replantearos vuestra militancia.

    Un saludo

  56. Jerufa dice:

    La corte del zar rojo…hummmm…esto se ha desviado un poquitín, ¿no creeis?

  57. Ascanio dice:

    ¿Y quién empezó con la propaganda barata?

  58. pepe dice:

    Me parece bien, Robespierre, que defiendas aquí tus ideas: que el tal Maximilen era un demócrata, un defensor de la igualdad y, en suma, un filántropo, por ejemplo. Esa defensa, sin embargo, va seguida de algunas muestras de desconsideración hacia los que no comparten tus planteamientos y de continuas manifestaciones de amor al diálogo y promesas de respeto a las argumentaciones ajenas, lo que me produce cierta perplejidad. Preguntar a alguien qué es lo que ha estudiado o cuales son sus conocimientos es en general una inconveniencia. Si tu nivel cultural es superior al de la persona con la que estás hablando, hacérselo saber con prepotencia o chulería es una muestra de soberbia y de estupidez; si parecido o inferior, entonces es una demostración de necedad, y descalificar argumentos ajenos diciendo simplemente que el que los plantea es un ignorante demuestra, cuando menos, poca capacidad dialéctica. El diálogo se basa más en el respeto hacia los demás que en preguntar si les ha sentado bien la comida, han disfrutado del café o han tenido un buen fin de semana. Por otra parte, Hislibris es un foro de discusión, debate y comentarios sobre historia, literatura y arte, entre otras cosas. También de política: se ha hablado aquí de anarquismo, de fascismo, de comunismo, de nacionalismo, por ejemplo, pero solemos tener la prudencia y la elegancia de no hacer mención directa de partidos o políticos actuales y de evitar comentarios despectivos hacia ellos.

    Un saludo.

  59. Arauxo dice:

    Un poquitín no, Jerufa, unos cuantos pueblos. Pero por si acaso alguien se ha incorporado recientemente, solo hay que mirar la cronología del debate -especialmente, a partir del comentario de Robespierre del 14 de marzo a las 4:41-, para entender quién empezó a desvariar.

    Y por si alguien sigue ignorándolo, conviene remarcar que Arauxo nunca utiliza Hislibris para hacer campaña política. Pero, por supuesto y siempre que su tiempo libre se lo permita y la ocasión lo merezca, responde a las provocaciones y a la propaganda barata con la mayor contundencia posible. Y, con la venia de Richar, piensa seguir haciendo lo mismo sine die y fuere cual fuere la reseña que se utilizara como vertedero de basura política de baja estofa, faltaría más. Entre cosas, porque no se pueden dejar impunes las agresiones gratuitas -y mucho más si no vienen a cuento- a las ideas o creencias de los demás o hacer la vista gorda ante la propaganda partidista, tendenciosa y sectaria que cualquier perdonavidas se le ocurra aventar, aunq

    Un saludo

  60. Arauxo dice:

    Un poquitín no, Jerufa, unos cuantos pueblos. Pero por si acaso alguien se ha incorporado recientemente, solo hay que mirar la cronología del debate -especialmente, a partir del comentario de Robespierre del 14 de marzo a las 4:41-, para entender quién empezó a desvariar.

    Y por si alguien sigue ignorándolo, conviene remarcar que Arauxo nunca utiliza Hislibris para hacer campaña política. Pero, por supuesto y siempre que su tiempo libre se lo permita y la ocasión lo merezca, responde a las provocaciones y a la propaganda barata con la mayor contundencia posible. Y, con la venia de Richar, piensa seguir haciendo lo mismo sine die y fuere cual fuere la reseña que se utilizara como vertedero de basura política de baja estofa, faltaría más. Entre cosas, porque no se pueden dejar impunes las agresiones gratuitas -y mucho más si no vienen a cuento- a las ideas o creencias de los demás o hacer la vista gorda ante la propaganda partidista, tendenciosa y sectaria que cualquier perdonavidas se le ocurra aventar, aunq

    Un saludo

  61. Arauxo dice:

    Obviamente, el “aunq” del comentario anterior sobra.

  62. richar dice:

    Saludos señores,

    no puedo más que suscribir el último comentario de Pepe, con una conclusión principal: por favor, dejemos el lado político para las charletas del bar (o cualquier otro momento y lugar). Sinceramente, no creo que aporten nada a Hislibris y levantan bastantes ampollas. Que aquí venimos a aprender, discutir, preguntar y lo que haga falta, pero sobre todo a entretenernos, y no creo que a nadie le esté aportando nada esta discusión sin fin.

    En serio, os agradecería que lo dejáramos aquí y volviéramos (o volviérais, que yo en este hilo ando más perdido que ni sé) a retomar la temática del post.

    Un saludo,
    Richar.

  63. robespierre dice:

    Yo tb comparto gran parte de lo expuesto por Pepe, salvo algunas matizaciones.Aun con todo, por mi parte, reconozco haber llevado la conversación a un terrado minado, así que abandono el hilo anterior sin contestar a determinadas calumnias que he recibido.

    Buen martes para el pueblo.

  64. nando dice:

    Querido Robespierre:
    no nos prives de tus comentarios y pensamientos, no conviertas tu renuncia en una huída permanente:

    ¡¡¡ EL PUEBLO QUIERE SANGRE!!!

  65. richar dice:

    Nando, anda que… unos intentado mantener el orden y otros saltándome sobre la chepa :-)

    Un saludo,
    Richar.

  66. robespierre dice:

    Gracias por tu sanguinario apoyo Nando, el caso es que con toda la sangre que derramó el propio Robespierre, no son tiempos de escabechina estos… Además, comparto lo de que éste no es el sitio para hablar de política; total, todos los políticos son la misma mentira, así que…¿para qué vamos a discutir sobre banalidades?

    Enterrado, pues, el hacha de guerra, me gustaría saber si alguno ha leído “Cisnes Salvajes”.

  67. Federica dice:

    Eso. No veo diferencia entre la izquierda y la derecha. Diré más qué es la izquierda y qué es la derecha? Saludos y gracias por vuestra sabiduría.

  68. Epaminondas dice:

    Gracias al comentario de Federica he podido “descubrir” este hilo que me ha parecido -como podéis suponer, pícaros- interesantísimo.

    Por supuesto me han encantado tus comentarios Arauxo, pero el gran descubrimiento ha sido el de Coñá y puro, joer!, un tío clarividente donde los haya!, que pena que ya no se pase por aquí.

    saludos

  69. Germánico dice:

    Claro, cobrando la pensión de Vicepresidente…

  70. Epaminondas dice:

    ¿Aun se la pagas?

  71. Germánico dice:

    Qué remedio, chico.

  72. Federica dice:

    En los años veinte Lenin fue momificado en la monstruosidad catequética del leninismo estalinista. Aquello sirvió para masacrar las posibilidades del comunismo desde sus raíces. Ya en 1936 la Constitución soviética certificaba la imposibilidad de llevar a cabo la realización de los ideales de liberación del comunismo posmarxista, en aquel texto se consumaba su muerte tras los criminales procesos de Moscú en los que fueron aniquilados los mejores cuadros bolcheviques. Stalin impuso mediante la política de sus planes quinquenales la construcción del socialismo en un solo país. Karl Polanyi estudió con bastante prudencia el cruel proceso de construcción del capitalismo en Gran Bretaña y lo denominó como la Gran Transformación. Para conseguir su desarrollo industrial los británicos necesitaron crear un Imperio Mundial durante más de trescientos años. La URSS dio un enorme salto en la industrialización en menos de veinte años. Pero aquello que se produjo sólo podía satisfacer a la militancia comunista más analfabeta. Esa pobre gente que le encanta maravillarse con líderes, caudillos, jefes omnipotentes que les prohíben no sólo la autonomía necesaria para poder pensar sino hasta las posibilidades de respirar. Aquel gigante no tuvo ningún problema para explotar miserablemente tanto a las personas a las que anuló como responsables de su propio proyecto vital como al deteriorado Medio Ambiente.

  73. Federica dice:

    Sin el Ejército Rojo soviético y sin las guerrillas partisanas aún estaríamos muy posiblemente dominados por la criminalidad nazi. Y recuérdese que las políticas más conservadoras y hasta liberales se quedaron seducidas por las políticas expansionistas del nacionalsocialismo alemán. Después de la destrucción del nazismo hitleriano a la URSS no se le permitió ni un respiro. Se olvida con cierta frecuencia que los Bastardos de Norte América en el verano de 1945 no tuvieron ninguna piedad a la hora de USAr el armamento atómico contra la población civil desarmada japonesa. Era sólo un aviso al movimiento comunista internacional y a sus luchas nacionalistas victoriosas en Asia. La URSS tuvo que realizar una empobrecedora revolución nuclear. Las industrias militares atómicas le dieron pie al miserabilismo burocrático y al despotismo más intolerante contra las libertades ciudadanas.

  74. Federica dice:

    Una revolución que como dijera Gandhi se hizo con el espíritu subversivo del pacifismo más insumiso e inconformista tuvo que traicionarse casi desde sus orígenes tanto por causas endógenas como exógenas.

  75. Arauxo dice:

    Sin el Ejército Rojo soviético y sin las guerrillas partisanas aún estaríamos muy posiblemente dominados por la criminalidad nazi.

    Pues sí, tienes mucha razón, Federica. Y lo curioso es que esa es una de esas frases que siguen teniendo sentido si cambias algún sintagma. Por ejemplo, sustituye Ejército Rojo soviético por “ejército norteamericano” (de ese país que tú llamas el de los “Bastardos de Norte América”) y verás que la frase sigue siendo verdad. Y, si no, que se lo pregunten a los belgas o a los franceses…

    Y recuérdese que las políticas más conservadoras y hasta liberales se quedaron seducidas por las políticas expansionistas del nacionalsocialismo alemán.

    Pues… esto no es del todo cierto, en mi humilde opinión… Porque a quien sedujo Hitler, por poner a un caso, fue a Chamberlain y Daladier en la Conferencia de Munich en 1938, ambos partidarios de la política de apaciguamiento y recibidos por multitudes a su regreso en un hermoso espejismo que no duró ni un año. El primero sí era el líder del partido conservador británico, pero el segundo era miembro del partido radical socialista francés. A quien no sedujo nunca, desde luego, fue a Churchill, quien independientemente de su trayectoria, era considerado un furibundo conservador.
    Por contra, Stalin firmó en 1939 el pacto de no agresión germano-soviético, que incluía un acuerdo secreto por el que Alemania y la URSS se repartían Polonia y las áreas de influencia de la Europa Oriental.

    Así que, si a alguien sedujo Hitler fue al propio Stalin, que le brindó la coartada perfecta a aquél para cubrirse las espaldas mientras se dedicaba a sus andanzas militares por el resto de Europa.

    Se olvida con cierta frecuencia que los Bastardos de Norte América en el verano de 1945 no tuvieron ninguna piedad a la hora de USAr el armamento atómico contra la población civil desarmada japonesa.

    En esto también tienes razón, mira por donde. Incluso se podría añadir que “se olvida con cierta frecuencia que los bastardos del Ejército Rojo en el invierno y la primavera de 1945 no tuvieron ninguna piedad a la hora de usar (masivamente) sus aparatos genitales contra la población civil femenina desarmada alemana”…

    La URSS tuvo que realizar una empobrecedora revolución nuclear. Las industrias militares atómicas le dieron pie al miserabilismo burocrático y al despotismo más intolerante contra las libertades ciudadanas.

    Y aquí… me temo que te quedas corta en la apreciación cronológica. Eso que tu llamas “miserabilismo burocrático” y “despotismo intolerante contra las libertades ciudadanas” no es producto de la “empobrecedora revolución nuclear”; nació exactamente al poco tiempo de la revolución del 1917, entre otras cosas porque (prescindiendo del balance “sanguíneo” de la revolución), Stalin llegó al poder en 1922, y en el 24 ya se había hecho con todos los resortes del poder. Desde entonces y hasta el día de su muerte, las purgas estalinistas fueron contínuas, hasta acabar implantando el régimen porsiblemente más totalitario que haya existido jamás.

    Pero no deja de ser curiosa esta teoría que pareces sostener, Federica, según la cual, el “despotismo más intolerante” soviético no es responsabilidad de las hienas que gobernaron el país durante la mayor parte del siglo XX, sino de la fatídica (y si te sirve de consuelo, canallesca, a mi modo de ver) decisión de Truman, el presidente -por cierto, electo- de los Bastardos de Norte América. Eso parece una filosofía de la Historia muy sugerente, porque aplicándola ceteris paribus, podríamos atribuir la responsabilidad de los crímenes de la Inquisición a los conversos y a los herejes, que provocaron gratuitamente su ira. Mira que no convertirse…

    Un saludo asombrado.

  76. Arauxo dice:

    Esperemos que sí, porque lo contrario tiene otro nombre…

  77. Arauxo dice:

    Por ejemplo.

  78. Epaminondas dice:

    Estimada Federica,

    Me sorprende sobremanera tu exposición sobre el fracaso de aquel “sueño justo” que fue el socialismo real implantado revolucionariamente en Rusia a partir de 1917. Un fracaso según tú propiciado por el empeño que en derribarlo pusieron fundamentalmente los EEUU y otras democracias occidentales. Siempre buscan las tiranías los enemigos fuera de sus fronteras, el chivo expiatorio que pague por sus iniquidades y desvíe hacia otros la ira de su propio pueblo.

    El comunismo soviético que dominó una buena parte del mundo durante 72 años del pasado siglo XX se derrumbó paradójicamente solo, de la misma manera con la que Lenin previó en aquella célebre frase suya el fin del régimen zarista:

    “Un muro si, pero carcomido, un golpe y se derrumba”

    Los bolcheviques liderados por Lenin tomaron el poder en el ínterin provocado por la caída del régimen monárquico zarista ante la implantación de una nueva república de corte liberal, mientras, Rusia se encontraba inmersa en una desastrosa guerra mundial; el caos era casi absoluto. Los métodos para la toma del poder, planeados en detalle por el maquiavélico Lenin, incluían la amplia utilización del terror como medio de control de la población y de eliminación de adversarios–al igual que hizo “la montaña” en Francia durante su revolución pero a escala aun mayor”- así como la supresión total de cualquier libertad o mecanismo de control del poder. Todo esto llevó después de una sangrienta guerra civil al asentamiento del más liberticida y férreo sistema de dominio sobre el hombre que la historia hubiera conocido hasta la fecha.

    Este es el sistema implantado por Lenin que Stalin como buen discípulo continuó. El sistema soviético no es una cosa en vida de Lenin, “el comienzo de un sueño”, y una pesadilla con Stalin, quien trunca el desarrollo de aquel sueño; sus características están bien claras desde el principio y si se exacerban con Stalin se debe a la dureza de las luchas intestinas por el poder dentro del nuevo orden soviético y a una personalidad, la de Stalin, ciertamente paranoide y carente de forma muy especial de la más mínima humanidad.

    Finalmente, el sistema que científicamente planearía y gestionaría toda actividad humana en aras de conseguir una sociedad sin clases convirtió al hombre en una entidad sin valor espiritual, en un esclavo de la mega entidad supra humana, artificio intelectual, que es el estado soviético todo poderoso, quien obraba por la construcción del paraíso para todos los trabajadores –léase personas- del mundo. El Estado, gestionado por el partido, reúne todos derechos recogidos de los hombres y convierte a estos en sus servidores carentes de libertad alguna. Pero el estado lo forman los hombres, y así crearon una supraclase imprescindible de hombres: los miembros del partido.

    Junto con el nazismo, que en su concepción del estado y en sus métodos de lucha por el poder es por imitación similar al comunismo, constituye el régimen comunista soviético la peor tiranía conocida, el mayor asesino de hombres de la historia, impulsor de tiranías sin número en todo el planeta, desmotivador hasta el extremo del espíritu libre del hombre, y al fin, tremendo fracaso económico: Régimen inhumano y sangriento. Me resulta difícil de comprender como alguien en 2007 aun puede añorar esta lacra.

    Saludos.

  79. Arauxo dice:

    A mí me resulta también difícl de entender, Epaminonadas, pero le encuentro una explicación goebblesiana: una mentira repetida tantas veces acaba imponiéndose como una verdad en el subconsciente colectivo. Claro que… esa mentira sólo es efectiva en la Europa occidental; en la oriental es inocua, porque están curados de espanto.

  80. gringoputo dice:

    Si, es muy posible que tengas razón. Aun así, y mientras no nos venza la pereza, hay que desmentir estas leyendas rosas sobre algo que no debería volver a ocurrir.

    saludos

  81. Arauxo dice:

    Sí, porque más que leyenda rosa aquello fue un relato de terror color sangre.

  82. Antonio dice:

    Buenas tardes:

    Esta reflexión ya la conozco: el capitalismo es algo muy malo por sus propias características; sin embargo el socialismo salió mal por culpa de otros.

    Pero no salió mal, aún sigue en sus trece:, y el ejemplo es Cuba, donde hay gente muriendo de hambre por razones exclusivamente políticas. Claro que según Federica la culpa es de USA.

    ¡Y que tenga que ver uno las botellas de ron cubano en los anaqueles de las tienda de comercio justo, ay Señor!

    Respetuosamente.

  83. Guillermo dice:

    Perdón por hacer un comentario tan tardío, pero quería replicar algo al amigo ‘coñá y puro’. Cuando habla de periodistas-mercachifles, a uno, que es periodista, se le ponen los pelos como escarpias. El asunto partía del autor del libro La Corte del zar rojo, escrito por un periodista. Querido amigo, eso es igual que decir que todos los abogados son picapleitos o todos los historiadores, fantasiosos; una generalización injusta, un prejuicio poco juicioso. Permítime que defienda la aportación de algunos de mis colegas a la literatura, a la historia, a la mejora del conocimiento. ¿Acaso no lees periódicos, no escuchas informativos en la radio?
    Y, aparte de Larra, te aconsejo algunas otras lecturas de periodistas-escritores (que en el fondo es lo mismo): Graham Greene, Hemingway, Tom Wolfe, Ian Fleming, Juan José Millás o García Márquez, entre otros. Los hay de todos los colores, si es que tienes preferencia política.
    Un cordial saludo.

  84. juanrio dice:

    Pués, estando muy de acuerdo contigo Guillermo, me temo que el amigo Coña y puro hace muuuuucho tiempo que no nos honra con su presencia. Pero espero que tu continues leyéndonos y haciéndo aportaciones a las reseñas.

  85. Guillermo dice:

    Gracias, juanrio. Por otra parte, he de añadir que consultando la Wikipedia (sólo viene la reseña en inglés) me encuentro con que Simon Sebag Montefiore no es periodista… sino historiador. Más todavía a mi favor. Insisto en que la generalización sólo habla de la poca inteligencia de quien la usa.
    Sigo sin saber si el libro merece la pena o no, que era el origen de la discusión.
    Saludos

  86. juanrio dice:

    Me acabo de releer la reseña que hizo en su día Germánico y no me queda ninguna duda de que no es un libro que merezca la pena. Y no lo he leído, pero tras leer su opinión y conociendo su buen juicio general, me parece que si tienes interes en el tema seguro que hay mejores libros sobre él. Creo que en algún hilo del foro se ha hablado de “Un imperio fallido” sobre la Unión Soviética y algún otro sobre Stalin, el ejercito soviético y los mandatarios que le sucedieron. Suerte con ellos.

  87. Germánico dice:

    Gracias, Juan, por el comentario, pero bueno, ya se sabe: para gustos… El problema principal que le encuentro a este libro es la subjetividad del autor. Siendo el personaje de Stalin detestable, creo que no debe acercarse el estudioso, ni a él ni a ninguna otra figura, con odio, prejuicios ni subjetivismos de ningún tipo. Vamos, que me parece que la actitud correcta es la de, para entendernos y generalizando, Kershaw con su “Hitler”. De tal manera hablan los hechos por sí mismos, que no se hace necesaria opinión alguna al respecto. En mi humilde, claro.

    Guillermo, comparto lo que has dicho. En cualquier caso, como ya le dije en su día a Coñac, yo también tengo un montón de prejuicios tan absurdos como los suyos.

  88. Amanda dice:

    Hola, aquí les dejo una reseña de un libro de Orlando Figues, parece ser cosa serie, todo muy bien documentado, digno de un estudio académico donde no ves proselitismo ideológico de ningún color por parte del autor, solo las voces o susurros de aquellos que sufrieron esa terrible etapa de la historia……creo que merece la pena leerlo, yo me apunto ya que me lo recomendó una persona de la que me fio por su buen criterio a la hora de recomendar libros, ya les coentaé mis impresiones cuando lo lea, de momento aquí les dejo la reseña:
    Los que susurran de Orlando Figes:
    De todos los períodos oscuros de la historia rusa, sin duda uno de los más negros corresponde a la era de Stalin. A los millones de muertos provocados por el hambre y la guerra hay que sumarles al menos otros tantos que perecieron a manos de la brutal maquinaria represiva soviética, unas víctimas que en su mayoría fueron ocultadas e ignoradas hasta hace muy poco. En esta nueva obra, Orlando Figes, autor de textos fundamentales sobre la historia de Rusia como La revolución rusa y El baile de Natacha, se adentra en el
    territorio inexplorado de las vidas privadas durante aquellos años terribles. Tomando como base el trabajo de un extenso equipo de investigadores, que durante varios años desenterraron cartas, fotografías, diarios y documentos privados y entrevistaron a cientos de
    supervivientes, Figes describe una sociedad en la que nadie osaba hablar en voz alta –una sociedad dividida entre los que susurraban para no ser detenidos y los que entre susurros delataban a otros– e ilumina como nunca antes lo que significaba vivir en una era en que la
    desconfianza, el miedo, los dilemas morales y la traición estaban a la orden del día. A través de las propias palabras de sus protagonistas, introduce al lector en las vidas de campesinos y de profesores, de víctimas y de verdugos, de padres e hijos separados para siempre, de informadores y de fervientes comunistas. El resultado es una desgarradora crónica,
    un relato lleno de violencia, terror y tristeza, pero también de extraordinario heroísmo, fidelidad y amor, narrado con exquisita delicadeza. Un libro conmovedor y necesario, el mejor homenaje a aquellas vidas que Stalin destrozó

  89. gazpachito dice:

    A mi el libro me parece interesantísimo. El que haya detalles escabrosos no lo convierte necesariamente en sensacionalista. (¿Es que es mejor no mencionar que se torturaba y se mataba?). Si no, que sería Solzhenitsin…Yo creo que afortunadamente en nuestro tiempo es muy difícil, yo diría imposible, asimilar lo que pasó. A un hombre lo detienen sin hacer nada tras meses de sufrimiento e incertidumbtre en la espera, lo separan de su familia, lo ejecutan de un tiro en la nuca o lo envian al gulag, su familia es enviada a trabajos forzosos a siberia durante 25 años (esto se escribe muy rápido), donde fallecen las tres cuartas partes (ver testimonios del gulag en “soviet gulag” en youtube, está en ingles subtitulado en español). Esto lo repiten unas cuantas veces (unas 10 millones de veces, (de familias, no de víctimas ). ¿sensacionalismo? Stalin y su “corte” son los responsables de esa locura y el libro cuenta como vivían, se organizaban, se relacionaban y actuaban. Recomiendo además leer Archipileago Gulag (A. solzhenitsin) y Los que susurran (Orlando Figes) y quizas podremos hacernos una idea (solo eso, es imposible más) de la fortuna de nuesta era. Comparto la ídea de algunos comentarios en desafortunados detalles del autor, pero son solo eso, detalles. El conjunto creo que nos acerca bastante a lo que fué, aunque sea algo difícil de asimilar (y de creer). Por último el libro contiene 93 páginas dedicadas integramente a las fuentes de información, que por su claridad y explicidad merecen ser ojeadas. En mi opinión el libro es altamente recomendable. Interesante, ameno, claro y muy bien estructurado en sus 10 partes que podrián ser leidas independientemente Saludos
    PD: No entiendo como hay gente que opina de un libro y de su autor sin habérselo leido, basándose unicamente en los comentarios del foro. Esto si que es difícil de asimilar.

  90. Bolígrafo dice:

    Estoy leyendo La Corte del Zar Rojo y, ahora, los comentarios que sobre el libro se vierten. No es el tipo de biografía que me gustaría leer, en el sentido de que deberían relatarse todos los hechos que conformaron la historia de la URSS en aquellos años. Sobre todo, un análisis de por qué el pueblo permanecía ajeno a los asesinatos en masa perpretados por Stalin y su camarilla, la razón de su eficacia en la industria de guerra y el transcurrir de la vida social. De acuerdo en eso. pero pienso que el autor está narrando “La Corte”, no la historia de la URSS, y en ese sentido el libro es generosamente extenso, aunque resulta pesado con tanto nombre (ruso) y repetitivo en sus dramáticos relatos. En cuanto a la parcialidad del autor yo no lo veo negativo. Aquellos tíos eran unos canallas, asesinos, degenerados y todos los adjetivos que puedan ocurrirse. Hasta el historiador más imparcial puede caer en esa tentación sin por ello desvirtuar la historia.

  91. capitalismo o socialismo dice:

    Evidentemente sois unos profundos estudiosos de la historia.
    Ahora, no entiendo como con tantas atrocidades aquella union de estados llego a ser lo que fue y que a pesar de todo sigue vigente en algunos de sus ex-integrantes

  92. santiaran dice:

    Hola a todos .
    En respuesta al comentario inicial de Germánico , me gustaría aclararle una cosa. Soy consciente que han pasado ya unos años desde su crítica al libro , pero igualmente quisiera señalar que ya que Germánico ha leido las ochocientas y pico páginas , podía haber hecho un esfuercito más y leerse el título (suele venir en la pasta del libro).
    Si lees el título , mi querido amigo , verás que dice exactamente : “La Corte del Zar Rojo ” .La palabras corte , cortesano , cortesana etc etc vienen a referirse precisamente a los cotilleos en torno al personaje hegemónico (en este caso el Zar Rojo).
    Si gastas tu dinero en comprar un libro con ese título y luego te sientes decepcionado por que es un libro de cotilleos …
    Bueno , con respecto a tu afirmación de que “….o que los alemanes no lo tomaran en cuatro días…” , te diré lo siguiente : !!NOTICIAS FRESCAS !!! Los alemanes tomaron Rusia en cuatro días …precisamente eso fué lo que ocurrió.
    En cuanto a lo de “copular” te diré que investigues un poco en el alma rusa si es que tienes oportunidad de hacerlo en primera persona . Te sorprenderá bastante la cultura eslava.
    Por adelantarte algo te diré que no es lo mismo “amante” para un español que para un ruso , es normal que el autor hable sobre las amantes por que influyen en muchas cosas en Rusia.
    Bueno , para no ser tan negativo te voy a recomendar unos libros sobre este tema. No son los únicos pero si posiblemente los mejores :
    -“Archipiélago Gulaj” . Libro de referencia sin discusión alguna. Realmente toda la bibliografía de Solzhenitsyn merece la pena , no te arrepentirás
    -“Vida y Destino” de Vasili Grossman es una novela digamos histórica que te aseguro no te va a decepcionar. si lo lees me perdonarás haber sido tan crítico.
    -Antony Beevor ha escrito un libro sobre Stalingrado y otro sobre Berlín en los que se mencionan mucho a Stalin . De ese autor hay otros libros muy buenos , entre ellos el de nuestra Guerra Civil.
    Bueno , ahora voy a leer el libro de “La Corte del Zar Rojo” , que ya estoy cansado de libros , entrevistas y videos serios sobre Stalin….de vez en cuando también apetecen las frivolidades y cotilleos ,no?
    SANTIARAN.

  93. Alfil Negro dice:

    Hola a todos:
    Ciertamente las opiniones de todos nosotros son valiosas y maravillosas y pueden ser de cualquier fuste y talante. Lo importante en el análisis y no en la opinión es tomar en cuenta las acciones y resultados y no las intenciones, que de ellas está sembradísimo el camino al infierno.
    Los resultados en el comunismo, invariablemente, no es el rasero “hacia abajo” que es un lugar común sino es una absoluta pobreza del pueblo y un absoluto control de la elite del partido, esa aristocracia plebeya. Es una re-feudalización de la sociedad, sin duda degrada como degradado es un retornar al pasado. ¿Otra cosa que siervos son los cubanos, los chinos, los coreanos del norte, los venezolanos, los soviéticos? Vivando al poder y comiendo con tarjetas de racionamiento. Y el comunismo genera un monarca absolutista, no como Felipe IV sino más bien como Enrique VIII, que encarna al mismo tiempo la Iglesia, o sea la “ideología”, “la fe proletaria’, la “moral revolucionaria” y todo ese conjunto de sandeces que sólo sirven para entronizar y aferrar en el poder a un grupo de orígen lumpen, desempleados, vagos, malentretenidos, delincuentes: caso de Stalin, Kaganovich, etc. Si con decir que el más letrado (fuera de Lenin) era Molotov que terminó secundaria, pero también es el caso de Hitler y Mussolini, entre los fascistas. Los caudillos comunistas son de las provincias más recónditas, con una psicología señorial y rural intacta (caso Stalin de Gori, Hugo Chávez de Sabaneta, Castro de Birán, etc), y tienen una fuerte religiosidad infantil luego secularizada (los tres mencionados fueron educados por jesuitas), y una infancia muy perturbada: Stalin golpeado de niño, padre no claramente determinado, Castro llevó hasta los 17 años el apellido Ruz de su madre pues no entraba a la casa oficial del padre, Angel Castro; Chávez abandonado donde su abuela, etc. Los cuadros psicológicos no solo no son auspiciosos sino son muy complejos. Estos caudillos son hombres extraordinarios por feroces, dañados y en aspectos aún no analizados, pero son complejos. En cuanto a Stalin y su “gobierno” y la guerra: queda claro que Buidonni y él creían en la caballería a caballo y no a tanques por eso no avanzaron en el desarrollo de tecnología y Stalin mandó al muere a todo el que quiso hacer avanzar la tecnología militar soviética. Vivían en el pasado, y Stalin ganó la guerra por los muchos errores de Hitler (no tomar Moscú, y esperar el invierno) pero sobre todo porque fue lo suficientemente astuto para utilizar dos grandes productos que tenían en abundancia y con lucidez, en 1941: seres humanos y servicios de inteligencia político-militar, a nivel mundial (igual que la Cuba de hoy, una transnacional de servicios de inteligencia político-militar). Stalin envió carne humana para detener a los alemanes y así compensar su falta de ejército profesional, su falta de tecnología, su falta de estrategas. De ahí que su costo fue de lejos el más alto de la segunda guerra (20 millones de muertos) y eso que entró dos años tarde a la guerra.
    No me molestan los calificativos del historiador Sebag. Es muy pechoño molestarse con esto, es como Molotov que borraba las groserías de los informes de Stalin y le ponía puntos suspensivos. Creo que al historiador moderno le falta tomar partida, arriesgarse, dar la cara, ser apasionado, inferir, analizar, y no fingir una inalcanzable objetividad dizque documental, para garantizarse un trono de marfil intocable. Con las disculpas del caso, ese tipo de historiador moderno es para mí prescindible.
    Mi experiencia en América Latina es que los de este modelo, comunista, castrista o socialismo del siglo XXI, son delincuentes y lo que hacen es eso: delincuencia: secuestro, tortura, narcotráfico, asesinato, robo, abuso del poder. No me extraña, por tanto, en Stalin, el gran modelo. Y me alegra y me da ánimos que un historiador lo califique con claridad, con compromiso, con convicción. Si Stalin hizo algo en la NEP, ¿es relevante? ¡Fue un fracaso! Si hizo algo en la industrialización, ¿es relevante? Mató entre 20 y 40 millones de kulaks (¡qué horror que el numero no importe!) y produjo ¡qué! El auto Lada?, la perra Laika? ¿Qué es lo que produjo de beneficio para su pueblo y para el género humano fuera de millones de asesinados y hambre y miseria. Por favor señores, alumbren mi ignorancia. Pero sino nos dejamos devorar por ideas prefabricadas y una fingida caballerosidad, descuidando lo relevante: gobierno es administración de la cosa pública en beneficio del público. Saludos afectuosos.
    El alfil Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.