YO FUI GUARDAESPALDAS DE HITLER, 1940-1945 – Rochus Misch

yo fui guardaespaldas de Hitler Um… ¿Cómo decirlo? A ver… Este tipo, Rochus Misch, es un hombre ya anciano, que ahora ha contado cómo fue su época en la SS, cuando fue escolta de Hitler y estuvo con él durante la Segunda Guerra Mundial y los últimos días en el bunker. Afortunadamente el libro es corto. Y digo afortunadamente porque su narración se parece a lo que cuentan esas personas de los programas del corazón, que son primos de un amigo de un tipo que pasaba por allí el día que un famoso estornudó. Pues es lo mismo.

Es decir, el libro pasa hojas sin contar nada interesante. Todo se resume en cuestiones como “y viajamos aquí…” y “las cosas iban mal pero nadie hablaba”. No hay “chicha”. Frente a cualquier cuestión interesante, el escolta se limitaba a estar en la recepción de la cancillería, o a decir, que nadie hablaba de ello y él no se enteró.
Vamos, que salvo un par de cosillas, el libro no cuenta nada interesante o digno de mención. Lo único que se libra, es que sirve como forma de acercamiento a la forma de trabajar y al día a día de la cancillería del Tercer Reich.

El inteligente se percata de todo; el tonto hace observaciones sobre todo. Heinrich Heine

Technorati Tags: ,

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “Yo fui guardaespaldas de Hitler” en La Casa del Libro.

73 Respuestas a “YO FUI GUARDAESPALDAS DE HITLER, 1940-1945 – Rochus Misch”

  1. Urogallo Dice:

    Interesante, por que alguna vez estuve a punto de pillarmelo y ahora me has quitado las ganas del todo…Pero claro, obviamente ahora que lo dices es fácil caer en la cuenta de que el tío era guardaespaldas, no ministro.

  2. Curistoria Dice:

    Cierto, era un guardaespaldas, pero como dice la frase que cierra la reseña:
    El inteligente se percata de todo; el tonto hace observaciones sobre todo.

    Mucho viajecito, mucha tontería, pero el tipo estuvo en el bunker hasta el último momento. Eso sí, estaba atado a la centralita, pero podría haber sido un poco más espabilado. Igual es que ya no se acuerda, o no se quiere acordar.

    Uro, me alegro haberte ahorrado unos duros :)

  3. Urogallo Dice:

    Pués la verdad que sí que me los has ahorrado, por que este era uno de esos libros, que sin saber por qué, tenía en la lista de pendientes.

    Joe, y encima el tío era el encargado de la centralita…El puesto más emocionante de cualquier organización ( lo digo con ironía y experiencia).

  4. Aretes Dice:

    Vamos, que en este país el chófer de Rocío Jurado se da cuenta de más cosas que este pobre sujeto. Ya le podían haber cogido a él como guardaespaldas…

    Pues salvo el título, parece que no hay más.

  5. Urogallo Dice:

    Pero es un buen título…

  6. Rodrigo Dice:

    Muy a tiempo, Curistoria.
    Un gran tachón en mi listado…

  7. Curistoria Dice:

    Ciertamente el título es muy atrayente. Aún recuerdo cuando me lo compré. Estaba con mi mujer y tenía en la mano “Días de Gloria”, ya reseñado aquí y este. Y ella me dijo, píllate los dos y ya está. Ya vamos, podría haber pasado sin ellos sin ningún problema.

    Saludos.

  8. pepe Dice:

    Con tanta aleluya y tanta alabanza parece que últimamente hemos perdido la capacidad crítica. Es cierto que cada cual es muy libre de leer lo que quiera pero ¿qué necesidad hay de escribir una reseña sobre un libro como éste?

  9. Urogallo Dice:

    Para advertir a los demás.

  10. Curistoria Dice:

    Se me ha adelanto Uro por la mano…

  11. Urogallo Dice:

    Yo, quizás peque de exceso de criticismo, creo que tan útil es la reseña en positivo como en negativo, más aún en negativo, por que desde luego si te pierdes un libro bueno, nunca podrás saberlo…pero si podrás lamentar haberte gastado tiempo y dinero en un libro malo.

    Son dos cara de un mismo hislibris, como Pepe y Koenig.

  12. Javichu Dice:

    Completamente de acuerdo. Las críticas de los malos libros son más útiles que las de los buenos

  13. pepe Dice:

    Bueno, claro, para advertir a los demás, entonces quizá no debo comprar las últimas novedades Yo fui manicuro de Atila o Yo fui asesor de imagen de Gengis Kan que vi el otro día en la librería … Pero vamos a ver, Urogallo y Curistoria, ¿cómo va a ser bueno un libro con ése título?

  14. Urogallo Dice:

    No se, podía ser otro punto de vista sobre la biografía de un personaje del que parecía que ya se había dicho todo…y que después de ver este libro te das cuenta que sí, que era verdad, que ya se había dicho todo.

  15. Javichu Dice:

    Creo que las memorias de alguien que estuvo protegiendo a Hitler durante la SGM podrían haber sido muy interesantes. Sobre todo para saber como era realmente en la intimidad, fuera de las reuniones con los generales o de sus discursos a la nación: sus motivaciones, sus miedos… Si convives con alguien durante años no hace falta ser Freud para conocer la personalidad de esa persona. Ahora bien, si el libro no es más que una lista de hechos sin más sustancia es bueno saberlo, que estamos en crisis y hay que ahorrar.

  16. pepe Dice:

    Pero Javichu, ¿a quién puede interesarle cómo era Hitler en la intimidad? Si roncaba mucho o poco, si disimulaba el ruido de sus ventosidades con un ligero carraspeo, si le gustaban los callos a la madrileña, si cantaba en la ducha, ¿qué interés puede tener eso?
    -Hombre, si estaba estreñido el día que invadió Polonia o si, por el contrario, se iba por la pata abajo, tiene su importancia histórica…
    -Pues eso es lo que yo te digo, q una mierda de libro.

  17. Javichu Dice:

    Hombre Pepe, te vas por lo anecdótico. Lo interesante sería saber sus opiniones fuera del marco oficial, si tenía tan mala leche como parecía o era una persona amable, si realmente estaba convencido de que podía ganar la guerra incluso cuando los rusos estaban a las puertas de Berlin o era consciente que lo de las “armas secretas” eran una patraña… No creo que su guadaespaldas fuera su confesor, pero seguro que escucho conversaciones de Hitler con sus íntimos (aunque fueran con su perro).

    Y quien sabe, a lo mejor toda la mala baba que tenía ese hombre era debido a un estreñimiento crónico.

  18. Urogallo Dice:

    Joe, pués a mi me interesaban.

    En “el centro de la telaraña”, un conjunto de curiosidades sobre los dirigentes del III Reich cuenta como usaba solo una parte minúscula de su inmenso despacho de la cancillería, ya que tenía una autentica obsesión por los lugares cerrados y limitados.

    Estas cuestiones, en sí mismas, pueden resultar o no interesantes…A mí me encantan estas curiosidades inútiles.

  19. Mycroft Dice:

    Si os interesa cómo era Adolf en la intimidad, leed las memorias de su secretaria Traudl Junge, que están editadas en Quinteto. El tío, con ella, majísimo, oye.

    Creo que sirvieron de base para la película “El hundimiento”.

  20. Urogallo Dice:

    No tendría nada de raro, de Luis XIV decían que jamás pasó junto a una mujer sin saludarla y cederle el paso…Lo que no le impediría ser un experto en el genocidio religioso.

  21. Mycroft Dice:

    Sí, lo cortès ni quita lo valiente…
    Al parecer, el tío se inflaba a raviolis y puré de patatas con huevos estrellados. Su perra pastor alemán -cómo no- “Blondi” estaba marginada por la pareja de scotties terriers de Eva: Adolf les llamaba felpudos y Eva le contestaba que su perra era una ternera.

    Entrañables escenas domésticas en el Berghof.

  22. hector Dice:

    un libro menos en la lista, gracias Curistoria por el sacrificio
    supongo que sera tipo el de Lehmann , comienzo prometedor y despues se desinfla completamente

    saludos, Hec

  23. pepe Dice:

    No tengo palabras para describir la impresión que me produce el conocimiento de estas intimidades de Adolf. Me voy a casa, que me está dando un mareo.

  24. jerufa Dice:

    Estoy “deacuerdísimo” con todos los que no opinan como pepe.
    Lo malo, si malo, dos veces malo.
    Adiodió.

  25. Aretes Dice:

    Pues a mí sí me gustaría conocer ese otro punto de vista… y me gusta el título.

  26. jerufa Dice:

    pero si te están diciendo que es un bodrio…¿que más quieres, hija?

  27. Aretes Dice:

    Igual tenía otro guardaespaldas más espabilao…, hijo (¡porrás! ¿cómo se ponen las cursivas?)

  28. Jesús Hernández Dice:

    Pues a mí me gustó.
    Lo compré cuando salió en catalán, en Pagès Editors, una pequeña editorial de Lérida que también sacó las memorias de Christa Schroeder, secretaria de Hitler.
    Sabía que el guardaespaldas éste no aportaría grandes cosas, pero explica algunas anécdotas bastante curiosas, que no he leído en otros libros sobre Hitler, y por los 11.40 eurillos que me costó en el FNAC no me pareció mala inversión.
    ¡Saludos!

  29. Urogallo Dice:

    Cuéntanos alguna.

  30. Aretes Dice:

    Eso, que ya que nos cobran el canon famoso, tenemos la multa ética pagada.

  31. David L Dice:

    Yo también he estado a punto de comprar la edicción en catalán de este libro, por 11 euretes también me parecía buena compra. Siempre he acabado por no llevarmelo, pero estaba dentro de los futuribles. Yo creo que el título es atrayente, en principio se supone que si era guardaespaldas de Hitler debió de ver y oir un montón de cosas, aparte de tener siempre cerca la figura de su jefe. No sé, creo que podría haber dado más de sí este libro.

    Un saludo.

  32. Thermidor Dice:

    Lo único malo de estos libros es la distancia temporal entre el momento en que se escribieron y los hechos ocurridos. Así como numerosos generales y oficiales llevaban un diario que actualizaban frecuentemente (que sería todo lo subjetivo y parcial que se quiera, pero que les permite muchos años después estar seguros de que su memoria no les traiciona), este tipo de libros que fia todo a la memoria del escritor pueden no ser precisos. Y sin ninguna mala idea por parte del autor, que de buena fé piensa que las cosas ocurrieron como el las cuenta. Esto es un hecho biológico, que nos ocurre a todos los humanos.
    Sin embargo creo que la persona que relata detalles no tiene porque ser tachada de tonta, coincido con Urogallo en que los detalles pueden ser interesantes. Cada testigo de la historia nos cuenta lo que pudo ver y para hacerse una idea completa de algo no está de más tener varias perspectivas.
    Curistoria, no coincido con tu desprecio y con el uso de la frase de Heine, el autor según nos cuentas no presume de ir a revelarnos algo increible, se limita a contarnos lo que vió. ¿Por qué reprochárselo?
    Saludos.

  33. Jerufa Dice:

    Hombre, tanto como desprecio…ha dado su opinión, nada más.
    Y me parece muy bien. Independientemente de la impresión que nos produzca a cada uno, tener en cuenta opiniones diferentes gracias a un blog que permite la difusión de literatura, no es algo que pueda despreciarse. Al menos, eso pienso yo.
    Adiodió.

  34. Curistoria Dice:

    Thermidor…. nada más lejos de mi intención despreciar a nadie. Es sencillamente una crítica al libro, no un desprecio.
    Sobre la nota de Jesús Hernández, yo recuerdo como dignos de mención pocos puntos. De hecho, ahí una cosa que me sorprendió y es cuando discuten los jefazos del Reich sobre si retirarse o no de Rusia. Aquí el guardaespaldas sí que “juzga” las posiciones por las caras, las expresiones, cuando entran y salen de la reunión y los comentarios que le llegan. Finalmente cuenta como Göring hizo cambiar de parecer a Hitler y todo fue a peor.
    Pero salvo esto, el resto son curiosidades (que están muy bien para mi blog :) ) pero que aportan poco. Lo que cuenta sobre los horarios de trabajo del Fürher, el pan que comía, cómo mandó a un tipo al frente ruso por reírse cuando una mosca incordiaba a Hitler… y poco más.

    Insisto en que no ha sido mi intención despreciar a nadie, y menos a alguien que “escribe” o “dicta” un libro.

    Saludos.

  35. Thermidor Dice:

    Curistoria, quizás he sido demasiado rotundo en la forma de expresar mi opinión. Sin embargo creo que el uso de la frase de Heine es algo cruel con el autor. En un libro con ese título no parece que se pueda esperar mucho más que una colección de anécdotas.
    Saludos.

  36. Germánico Dice:

    Leí este libro hace alrededor de un año, y apenas recuerdo nada de él… En fin, que mucho no debió de gustarme (le echaré un vistazo al volumen por si señalé en él algo que me llamara la atención). En cuanto al de Junge, está muy bien. No sólo por las costumbres y usos de Hitler que describe (que opino que, aunque de interés secundario, son también necesarios paera el completo conocimiento de su figura) sino también por el ambiente del que habla. Pero sobre todo, porque es un documento más de primera mano que nos ilustra sobre la asunción o no, y cómo, de un pasado tan terrible como el que arrastran los alemanes, y otros europeos, de esa generación; todo un género en sí mismo.

  37. Mycroft Dice:

    Cierto, Germánico: el de Junge está muy bien. Llama la atención el pulso narrativo que imprime a sus recuerdos, desde los comienzos un tanto anodinos hasta el hundimiento final

  38. Marco Tulio Dice:

    Yo tengo el libro y creo realmente que no es mala inversión su compra, si alguien está interesado en ese tema es curioso y sabe ver las limitaciones que el libro tiene, vuelvo a repetir, no es mala compra.

  39. Mycroft Dice:

    Yo estoy devorando las más de 900 páginas de las Memorias de Albert Speer, el “nazi bueno”: no puedo parar de leer, está siendo algo obsesivo…

  40. marbenes Dice:

    Bueno, Mycroft, ya sé que popularmente se le llamó así, pero no hay que olvidar que sus memorias las escribió él, y que en el juicio de Nüremberg no pudieran demostrar su pertenencia a las SS o que hubiera tenido constancia del genocidio (sí se tenía de que asistió al discurso de Posen) no significa exactamente que fuera bueno.

  41. juanrio Dice:

    En “Las benevolas” Jonathan Littel hace un buen retrato de el y da la impresión de que el libro está bien documentado, así que te recomiendo que le eches un “vistazo” Mycroft

  42. Mycroft Dice:

    Por eso he escrito lo de “nazi bueno” entre comillas: la verdad es que el propio Speer reconoce en sus memorias que sabía lo que se traía entre manos.

    De todas formas, no hace falta ser Sherlock Holmes para llegar a la conclusión de que una persona inteligente y capaz, y que fue colaborador y amigo de Hitler durante tantos años, y posteriormente Ministro de Armamento, tenía que estar al tanto de todo.

    La cuestión es: ¿cuántos seríamos capaces, en una situación similar, de mirar para otro lado a cambio de mantener una buena posición y un prestigio profesional, dentro de un entorno en el que no se te cuestiona, sino todo lo contrario? Creo que esta pregunta tiene una respuesta facil y otra más complicada.

    Gracias por la recomendación, Juanrio, tengo ganas de echarle un vistazo.

  43. Germánico Dice:

    Y tanto que lo estaba… Necesitaba trabajadores esclavos para sacar adelante sus proyectos industriales. Ya podéis suponer de dónde salían.

    Speer es sin duda una figura digna de estudio. No sólo salvó el pescuezo en Nüremberg, sino que encima murió en Londres tras hacerse millonario dando conferencias sobre su pasado en la SGM y el nazismo. O sea, que lo que llevó a otros a la horca, a él lo hizo millonetis. Pues eso: digno de estudio. En cuanto a sus Memorias, sólo he podido leer fragmentos. Sus intrigas ridículas contra Hitler (como aquella en la que dice haberlo esperado en la salida del búnker [creo recordar] metralleta en mano para matarlo) me parecen bastante fantasiosas. Sí tiene mayor credibilidad para mí, lo que dice acerca de haber torpedeado los planes de Hitler de arrasar Alemania, una vez que esta, según el Fui, había demostrado no ser digna de sobrevivir. Pero claro, llevarle la contraria a Hitler ya entradito el 45… pues como que tiene poco mérito (aún reconociendo que el mal que podría haberse hecho siguiendo esas órdenes habría sido terrible).

    Pues eso…

  44. Germánico Dice:

    Ah, en cuanto a “Las Benévolas”: madre mía, sólo pude acabarla haciendo un esfuerzo sobrehumano.

  45. juanrio Dice:

    Germánico: a “Las Benévolas” le sobran páginas, no menos de 300, personajes y fama, que ahí se les ha notado el “pelo de la dehesa” a algunos críticos literarios que parecian ser incapaces de llevar la contraria a los franceses, ingleses, etc…

    De todas maneras si alguien te lo recomendo siempre tienes la ventaja de que como arma arrojadiza es cojonuda, con perdón

  46. Germánico Dice:

    Je, je. Sin duda.

    La buena crítica que hizo de ella Vargas Llosa me tiene en un sinvivir. ¿Habló de ella sin leerla? ¿Fue un compromiso editorial? ¿Uno no se entera de nada? Esta última opción, no hace falta que lo digáis vosotros, me temo que es la acertada.

  47. juanrio Dice:

    Estoy convencido de que más de una crítica fué directamente “fusilada” de prensa extranjera, porque si no yo no puedo entender tanto halago para este libro. A mi me hicieron salir corriendo a por el en cuanto se publicó.

    En realidad si hubiera pasado por un editor en condiciones, que le hubiera hecho un buen recorte, el libro podía estar muy bien para gente a la que le atraiga el tema de la II GM.

    Para acabar de arreglar el asunto se publicó prácticamente a la vez el “Vida y destino” de Grossman y claro no hay color.

  48. marbenes Dice:

    Vaya, pues gracias por la información porque con la buena crítica estaba pensando en comprarlo!

  49. Rodrigo Dice:

    Concuerdo, compañeros, concuerdo.
    Al comienzo promete mucho; luego se vuelve muy pero muuuuuy pesada. Un ladrillazo.
    Aparte, el protagonista: todo un problema. No acabo de entender la relevancia de un personaje como el tal Max Aue.
    En fin. Decepcionante.

  50. Germánico Dice:

    ¿Y la historia absurda de sus crímenes particulares, junto con la totalmente increíble pareja policial que lo persigue? ¡A ver! ¡Una reseña, por favor!

  51. Rodrigo Dice:

    A las 200 páginas, ya afilaba el lápiz para la reseña. A las 700, el lápiz volvía a su lugar en el cajón.

    En efecto, Germánico, esa pareja de policías le resta toda seriedad al libro.

  52. Germánico Dice:

    Decepcionante, aunque con un par de momentos realmente estremecedores. Por ejemplo, el hijo de Hoss (comandante de Auschwitz) vestido con ropas de un niño judío asesinado, y alguna cosa más por el estilo. Pero nada, desde mi punto de vista, que justifique una ardua lectura de más de 900 páginas, con capítulos de hasta 300 páginas y más, con muy pocos puntos y aparte, con el diálogo integrado en los párrafos descriptivos,… De verdad que no sé cómo logré terminarla.

  53. juanrio Dice:

    Germánico tu no quieres una reseña, tu lo que quieres es castigar a alguien. De momento hemos leido la novela Rodrigo, tu y yo y no nos ha gustado a ninguno de los tres, así que a ver quien se la releé y le hace una reseñita…..jejeje

  54. Germánico Dice:

    ¡Síiiiiiiiiiiiiiii! ¡Sangre!

  55. Desdeelsur Dice:

    Leo con lastima una vez mas, que ya muchos se hicieron adictos a la sangre vertida en paginas y paginas sobre el III Reich. Sin embargo, cuando un hombre honesto cuenta su historia y solo lo que realmente sucedió, esto ya no impacta a nadie. Los invito a mirar la historia sin prejuicios
    ni segundas derivadas impuestas por los vencedores de turno; verán un mundo en donde hay mucha gente que hasta el dia de hoy no se explica, por ejemplo, como se puede inventar una leyenda de 6 millones de judios muertos sin en toda europa no habia mas de 4 millones contando incluso los paises no ocupados por Alemania.

    Saludos.

  56. Urogallo Dice:

    ¿Los contaste tú?.

    Atrevida suposición, solo en tiempos del Imperio Romano, en una extensión inferior a la del III Reich había más de 12 millones…Y resulta que en 1939 solo había 4.

    Veamos las cifras de la época para 1933:

    Polonia: 3.000.000 de judios.
    Distritos occidentales de la URSS: 2.500.000 judíos.
    Rumania: 1.00.000 de judíos.
    Estados Bálticos: 250.000 judíos.
    Alemania: 500.000 judíos.
    Hungría: 500.000 judíos.
    Austria: 250.000 judíos.
    Resto de países ocupados por Alemania:1.000.000 de judíos.

    Salen bastante más de 4, la verdad.

  57. Desdeelsur Dice:

    Y esos seguro los contaste tu !!!!

  58. jenofonte Dice:

    Hola, nose si esto se puede leer…

  59. Desdeelsur Dice:

    Fuera de bromas, cito la fuente de esta y otras estadísticas imparciales de la época al respecto.

    “La Mentira de Ulises” por Paul Rassinier
    Versión española de
    Bernardo Gil Mugarza
    Ediciones ACERVO
    Barcelona
    1961

    de HistoricalRevisionism Website

  60. Curistoria Dice:

    Hola Desdeelsur:

    no voy a entrar en datos y demás. Me ceñiré a lo que comentaba en la reseña. Este hombre no cuenta nada, y no digo que se lo calle, igual es que no se enteró de nada, y eso es lo que yo reseñé. Para no leer nada interesante, mejor coger otro libro.

    Saludos.

  61. juanrio Dice:

    Desdeelsur dice “cito la fuente de esta y otras estadisticas imparciales de la época al respecto” y al final de su mensaje aparece

    “de HistoricalRevisionism Website”

    Despues de esto me quedo sin palabras….

  62. Germánico Dice:

    ¿Y de dónde pensabas que salían, Juan? Esta gente toma una única estadística de oscurísimo origen, y la enarbola como base de sus mentiras. Y ya puedes confrontársela con tooooooooodas las pruebas del mundo, que van a decir que lo único cierto es su patética mentira.

    Lo mejor sería ignorarlos, claro, pero bueno…

  63. Desdeelsur Dice:

    Señores,

    El origen de la información está en “La Metira de Ulises”, de verdad les recomiendo esta lectura. No espero que cambien de opinión respecto del tema. Al leer sus reaccioes me recuerdo del dicho “una metira repetida mil veces se puede parecer a la verdad”. cuando hablan pellorativamente de “esta gente” cuando alguien no piensa igual que ustedes me deja super claro que no se trata de un foro de discusión sino de tratar de imponer una posición que si fuera la verdad resistiría la divergencia.

    Adios.

  64. Koenig Dice:

    ¿Acaso no la resiste?

    Se me ocurre que de no haberla resistido, hoy sería minoritaria.

  65. juanrio Dice:

    Acabo de leer “Yo quemé a Hitler” de Erich Kempka, que fue el chofer de Hitler desde 1932 hasta su muerte. El libro está en internet y afortunadamente no hay que comprarlo, ya que para lo que cuenta bastaría con ver la película de “El hundimiento”. Habla de lo bien que le trataba Hitler, lo amable que era, etc… Tambien hace algún retrato de el médico de Hitler, Morell, y de Martin Borman, y esto es lo más interesante del libro. Confirma la muerte de Borman ya que iban juntos huyendo del bunker cuando este murio. Lo bueno la gratuidad y que es cortito, por si alguien está interesado.

  66. Curistoria Dice:

    Gracias por el apunte :)

  67. Germánico Dice:

    O sea, Juan, que… ná de ná, ¿no? Pepe, bórratelo de la lista.

  68. juanrio Dice:

    Hombreeeeee, en mi caso que lo he descargado, gratis, es cortito y encima lo he leido en el “trabajo” pues bueno…ahora, si me lo hubiera comprado, fuera largo y lo hubiera tenido que leer en mi tiempo libre….desentierro al tal kempka y tenemos una conversación

  69. Germánico Dice:

    Ah, vale. Je, je.

    ¿Cita la famosa frase “Corre, no te lo pierdas: ¡el Jefe está ardiendo!”? No recuerdo quién se la atribuye a Kempka. Es una tontería, pero me hace gracia, la verdad.

  70. juanrio Dice:

    No en ningún caso dice esa frase, en estas memorias. Lo que cuenta es que Günsche le llama y le pide que le lleve 200 litros de gasolina y el le contesta que no tiene, ya que los depositos están bajo el fuego de la artillería soviética. Al final consigue algunos litros menos sacandolos de los depósitos de los coches destrozados que quedan en la cancillería. Luego cuenta que al llegar, Günsche, le dice que Hitler y Eva Braun han muerto y proceden ha sacarlos del bunker. Cuenta que cuando sacan los cadaveres tambien hay un fuerte bombardeo y tienen que refugiarse en la entrada del bunker. Consiguen prenderles fuego a los cadaveres y al final quedan con él Günsche, Goebbels, Borman, Linge y el Dr. Stumpfegger.

  71. Germánico Dice:

    Pues lo que tú has dicho: la correspondiente escena de “El Hundimiento”…

  72. gunsberg Dice:

    tengo el libro y no es tan malo pwero contra gustos no hay nada escrito

  73. julio cesar Dice:

    gracias , me es útil el análisis.
    un abrazo desde Colombia

Deja una Respuesta