UNA EDAD MEDIA EN IMÁGENES – Jacques Le Goff

«Las obras de arte, las imágenes, rara vez son inocentes. Las de la Edad Media lo son menos que otras muchas.» Jacques Le Goff.

Ochenta y seis años de vida dan para mucho, sobre todo si se ha tenido el prurito intelectual de Jacques Le Goff (Toulon, 1924), uno de los historiadores franceses más representativos de la Escuela de Annales, ferviente defensor de la «modernidad» de la Edad Media y furibundo detractor de todos aquellos que hablan del oscurantismo medieval. Toda una vida consagrada al estudio, que da como resultado un árbol poblado de abundantes frutos, a cual más sugerente y sabroso: Los intelectuales de la Edad Media, La Edad Media explicada a los jóvenes, La vieja Europa y el mundo moderno, En busca de la Edad Media, La civilización del occidente medieval, Una larga Edad Media, y muchos más, publicados por diferentes editoriales a lo largo de los años.

En el que nos ocupa, Una Edad Media en imágenes, editado e ilustrado con mimo –aunque en un formato algo pequeño- por Paidós, este célebre autor se baja del estrado del profesor, abre las puertas de su casa y rebusca en los rincones de su memoria para mostrar al lector una colección privada de postales de tema medieval atesoradas durante su larga vida.

En este viaje personal, el Le Goff turista expone ante nuestra mirada un puñado de fotografías difíciles de encontrar en los libros de Historia, y al placer estético de su mera contemplación, el Le Goff historiador le suma unas explicaciones claras y sencillas para situarlas en sus coordenadas espacio-temporales. Las aportaciones didácticas de este medievalista francés son mínimas pero suficientes para que la imaginación del lector vuele a través del tiempo y el espacio, entre en comunión con Dios y el hombre, goce con la contemplación de animales domésticos, fieras y seres mitológicos, se reconozca en los cuerpos y los gestos y disfrute con el esplendor de la mujer, con la fuerza de las pasiones –las más elevadas y las más bajas- y con la suprema expresión del gozo humano a través de la música y la danza.

Siguiendo este esquema, las postales, fundamentalmente de pinturas y esculturas, pero también de objetos de orfebrería, tapices y libros miniados, se agrupan en varios capítulos: Tiempo y espacio; El hombre y Dios; Los animales; Cuerpos, gestos y objetos y Hacia el máximo esplendor.

Como el mismo Le Goff afirma en el prólogo, este libro no constituye un museo de postales muertas, sino de imágenes sometidas a los descubrimientos y a la renovación de su mirada. Al compartirlas con los lectores, cada imagen se renueva hasta el infinito, tantas veces como ocasiones tengamos de disfrutarlas. Cada una de estas ilustraciones, de extraordinaria calidad y a todo color, nos remiten a las eternas cuestiones que interrogan al espíritu del hombre: la relación entre Dios y el ser humano, la misericordia, el pecado, la redención, lo profano frente a lo divino o el sentido de la vida y la muerte.

Las joyas que el autor francés comparte con nosotros son el bello testimonio de una época, cargadas de delicadeza y también de brutalidad, primitivas y refinadas, testimonio contradictorio de los tiempos que en ellas se reflejan. Su atractivo desmorona el muro de prejuicios de quienes, en sonrojante alarde de indigencia artística, califican el arte medieval de «fealdad salvaje», «ilustraciones toscas» u «horrorosas caricaturas de la figura humana», los mismos a quien Régine Pernoud combate sin piedad en su espléndido ensayo Para acabar con la Edad Media.

En la síntesis visual de un milenio de Historia que Le Goff nos propone a modo de ráfagas, algunas imágenes sorprenden por su modernidad, otras estremecen por su crueldad, muchas impresionan por su delicadeza, bastantes provocan sonrisas por su ingenuidad, pero todas, absolutamente todas, emocionan por su belleza.

UNA EDAD MEDIA EN IMÁGENES

Jacques Le Goff

Paidós 2009

 

[tags]Edad, media, imágenes, Jacques Le Goff[/tags]


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando UNA EDAD MEDIA EN IMÁGENES en La Casa del Libro.

85 Respuestas a “UNA EDAD MEDIA EN IMÁGENES – Jacques Le Goff”

  1. Clodoveo11 Dice:

    “una carrera humana a la que, de repente, se le puso freno en un momento muy concreto (con todos los claroscuros y matices que se le quieran añadir) y la la que se le amputó una de las piernas. Y ahí yo creo que todos coincidiremos. Una carrera truncada, aletargada por muchos siglos y funestos personajes a la que costó darle nuevos bríos.”

    Pues eso.

  2. Ascanio Dice:

    Sólo por decir algo:
    “…ha tenido más sombras que ningún otro periodo de la Historia”. Sí, dígaselo a los muertos por la Peste Negra. O a los leprosos que tánto abundaban por Europa. O a quienes morían por no disponer de una mísera dosis de penicilina. Seguro que no les hubiese importado un poco más de progreso.

    Claro, como que en la época clásica conocían las vacunas de la gripe…
    Y como que en el siglo de las luces no había peste, ni viruela, ni sífilis, ni ná de ná. Anda que… A ver si ahora los únicos que se ponen malitos son los de la Edad Media. Ah, además no olvidemos que de los virus y la lepra también tiene la culpa la escolástica. Y los papas, no olvidemos a los papas.
    Lo que hay que oír.

  3. Ascanio Dice:

    “…que enjuicia la Historia con los preceptos morales y valores contemporáneos”. Pruebe a vivir con los de entonces, me da igual que entonces o ahora. A ver qué tal le va.

    Prueba tú (lo siento, Clodoveo, pero aquí solemos tutearnos) a vivir con los preceptos de la Revolución francesa, a ver qué pasa.

  4. Clodoveo11 Dice:

    “de los virus y la lepra también tiene la culpa la escolástica. Y los papas, no olvidemos a los papas.”

    Se ve que ayudaban mucho con sus rezos. Pues han tenido 2000 años para conseguirlo, ¿verdad? Mientras ellos rezaban, la Ciencia ha ido curando viruelas, sífilis, lepras y tal.

    ¿Aún sigue pensando que no hay un periodo mejor que otro en la historia? Ya le digo, cien millones de muertos esperan sus argumentos. Pero que sean un poquito mejores que los cánticos gregorianos, por favor.

  5. Ascanio Dice:

    ¿Y porqué se recuerda a Newton y no a Witelo? “En el terreno del magnetismo, Pedro el Peregrino…” no lo conoce ni su padre […]

    Oye, Clodoveo, veo que tú juzgas la importancia de la gente por el número de personas que las conoce.
    Debo entonces deducir que para ti es bastante más importante Belén Esteban que Severo Ochoa, ¿no?

    No veo qué progreso haya traído Sta Mª del Naranco o la catedral de Chartres, la verdad.
    Aquí sobran las palabras.

  6. Clodoveo11 Dice:

    “…a vivir con los preceptos de la Revolución francesa, a ver qué pasa.”

    Igual mejoras tu argumentación si comparas ciencia con fanatismo. Pero comparar fanatismo con fanatismo es como dispararse al pie. ¿También prefiere vivir en la maravillosa Edad Media sin botiquín? Bon Voyage…

  7. Ascanio Dice:

    Mientras ellos rezaban, la Ciencia ha ido curando viruelas, sífilis, lepras y tal.

    ¡Ajajá! ¡Se destapó el pastel! Me ha costado, pero al final has picado.
    Tantas parrafadas, Clodoveo, no han podido ocultar el verdadero propósito de tu argumentación (bastante recurrente en tus comentarios, por cierto). Al final, todo se resume en lo mismo: ese odio insano a todo lo que huela a espiritualidad.

    Haber empezado por ahí, hombre, y nos habríamos ahorrado muchas líneas, aunque algunos hemos disfrutado mucho hablando de cultura y progreso. La mayoría de las veces van juntas y, aunque te duela, te produzca urticaria y te salgan ronchas, casi siempre van unidas a la religión, porque ésta siempre ha estado ligada a la historia de la humanidad.
    Uy, ráscate, que te pica.

  8. Ascanio Dice:

    Por cierto:

    ¿Aún sigue pensando que no hay un periodo mejor que otro en la historia?

    Mmmm… que yo sepa, no soy yo precisamente quien defiende eso…

  9. Valeria Dice:

    Estoy un poco sorprendida por este cambio de reglas en medio del debate. Se suponía que se trataba de arguentar sobre “ lo científico y técnico que había o no había en la edad media, puesto que Clodoveo no veía otra cosa que ” oscurantismo, ignorancia y escolasticismo estéril”.

    ¿Y ahora resulta que todo se reduce a que era una edad oscura porque no se podían operar la próstata, en los monasterios eran unos explotadores que desconocían los Convenios de la OIT y los avances científicos no sirvieron de nada porque la ciencia no consiste en descubrir cosas sino en desarrollarlas y explicarlas? Ahora resulta que lo importante no es que los conocimientos científicos permitiesen descubrir el primer cohete en esa época, pues como no se usaron en combate pues no vale.

    A mi si me cambian el disco en medio del baile pierdo el paso. Que yo no quiera haber vivido en la Edad Media porque no había botiquín, ni lentills, ni vacuna contra la escarlatina no quiere decir que no fuese una época despreciable. No quisiera tener yo un flemón ni en la Atenas de Percles, ni en la Inglaterra del siglo XIX ni en la Francia revolucionaria.

    ¿Que se trata de hablar de otra cosa? Dígase, y a lo mejor replanteamos el debate.

  10. Arauxo Dice:

    [el siglo XX] “…ha tenido más sombras que ningún otro periodo de la Historia”. Sí, dígaselo a los muertos por la Peste Negra. O a los leprosos que tánto abundaban por Europa. O a quienes morían por no disponer de una mísera dosis de penicilina. Seguro que no les hubiese importado un poco más de progreso.

    Por supuesto, tiene usted razón. El único problema es que deduzco entonces que, como Valeria acaba de apuntar, no estábamos hablando de lo mismo. Para usted, Don Clodoveo11, la Edad Media es, al parecer, todo lo anterior a 1928. A los hombres medievales del siglo XIX no les hubiera tampoco importado un poco más de progreso para no morir de peste; de la misma peste medieval que murieron los hombres del siglo XIV. Entiendo entonces que Usted condena la Historia del Hombre desde sus orígenes hasta 1928. En mi caso, sin embargo, yo hablaba de la Edad Media, esa etapa que existió entre la Antigüedad -en la que morían los seres humanos como chinches por múltiples epidemias, incluidos los atenienses- y el Renacimiento -en el que morían igualmente de epidemias, por no disponer de una mínima dosis de penicilina.

    ¿Aún sigue pensando que no hay un periodo mejor que otro en la historia? Ya le digo, cien millones de muertos esperan sus argumentos. Pero que sean un poquito mejores que los cánticos gregorianos, por favor.

    Para Usted, ¿cómo se mide la “mejoría” de un periodo respecto a otro? ¿Por el número de muertos? Entonces, definitivamente, el siglo XX ha sido el peor periodo de la Historia de la Humanidad. Y con enorme diferencia sobre el resto. Y eso, pese a Fleming. Los diez millones de muertos de la Primera Guerra Mundial, los cincuenta de la Segunda, los seis millones de judíos asesinados en las cámaras de gas o los cien millones de muertos causados por el comunismo esperan también sus argumentos respecto a las mejorías de unos momentos sobre otros. Así podrá usted explicarle a muchos de ellos que el periodo 1939-1945 fue infinitamente mejor que cualquiera de los anteriores y posteriores. Y a los muertos de Nagasaki e Hirosima puede usted también explicarles lo estupendo que ha sido siempre el progreso humano y, sobre todo, lo estupendísimo que sería hoy el progreso sin humanismo (también cristiano, querido amigo, también cristiano) sin ética, sin espiritualidad y sin el desarrollo de los valores morales que ha acompañado, mal que bien, a los seres humanos a través de su Historia.

  11. Valeria Dice:

    Aclaro una errata de mi intervención. Debería poner
    “Que yo no quiera haber vivido en la Edad Media porque no había botiquín, ni lentillas, ni vacuna contra la escarlatina no quiere decir que fuese una época despreciable.

  12. Javi_LR Dice:

    Pues volvamos a la cuestión. ¿Se llega a recuperar durante toda la Edad Media la humanidad conseguida previamente? Esto, querido Javi, me lo tienes que explicar. ¿A qué humanidad te refieres? ¿A la de los ilotas o a la de los 6.000 seguidores de Espartaco crucificados a lo largo de la Vía Apia? Y que conste que no estoy definiendo el mundo antiguo por sus sombras; sólo estoy poniéndome las mismas gafas que tú usas para mirar la Edad Media: las de sol. Son más cómodas, pero se atenúa la luz, se desvitúan los colores y se difuminan los matices.

    Antes de explicarte qué he querido decir con “humanidad”, permíteme antes comentarte algo. No sé por qué me dices lo de las gafas, de verdad. Señálame un solo ejemplo que haya utilizado aunque sea lejanamente parecido a los que tú has puesto. Tal vez las tenga, pero no creo haberlas enseñado ni haber entrado en juicios de valores.

    Quizá entendiste que cuando hablaba de humanidad me refería precisamente a esos valores. No, Arauxo, y por lo que me conoces sabes que no caería en esos términos. Cuando hablo de humanidad en este contexto no expongo lo malo que es uno y lo bueno que es otro, sino que lo hago en la acepción de Conocimiento.

    Una carrera humana a la que, de repente, se le puso freno en un momento muy concreto (…) y a la que se le amputó una de las piernas (…) Una carrera truncada, aletargada por muchos siglos y funestos personajes a la que costó darle nuevos bríos.
    Joroba, Javi, estoy acongojado, pero… ¿Qué tiene que ver la Segunda Guerra Mundial en esta discusión?

    Ya lo habías señalado en tu primera intervención, que corríamos el riesgo de extremar posturas. Una pena, porque creo que podría ser un debate interesante. Al menos para mí, que sigo con las dudas anteriormente expuestas sin que un alma caritativa las dé respuesta. No era mi intención gestar un debate estéril, sino productivo. Ni entrar en comparaciones, sino ceñirnos a asuntos concretos.

    Por lo demás, y como apunta Valeria, el hilo se va por unos derroteros que a mí no me interesan.

  13. Arauxo Dice:

    No veo qué progreso haya traído Sta Mª del Naranco o la catedral de Chartres, la verdad. Según eso, las pirámides eran la excelsitud del progreso. ¿Ayudaron en algo al bienestar de las gentes las Cantigas, la Divina Comedia y tal? ¿Curaban enfermedades, ayudaban en el campo, hacían los desplazamientos más rápidos y seguros, mejoraron nuestra comprensión del mundo los 7 infiernos dantescos?

    Reconozco que son buenas preguntas, don Clodoveo11, brutalmente demagógicas pero muy buenas. Y a mí me suscita otras, tan demagógicas como esas o más. Por ejemplo: ¿En qué ayuda Hislibris al bienestar de las gentes? A lo mejor, Hislibris es una rémora medieval. ¿En qué mejora nuestra comprensión del mundo? Es más: esto que Usted hace, contándonos todas estas cosas en Hislibris… ¿en qué ayuda al bienestar de las gentes? Porque si me dice Usted que no ayuda… a lo mejor está Usted fomentando el medievalismo. O, peor aún: es Usted un hombre medieval en la España constitucional.

  14. Ascanio Dice:

    Pero vamos a ver, ¿es que en Grecia todo era maravilla y progreso?
    ¿No se condenó a Sócrates a muerte? Si eso no es amputar no una, sino dos piernas al conocimiento (o progreso, o lo que sea), que venga Platón y lo vea.
    En fin, yo no veo al Clasicismo de una manera tan idealizada, la verdad. Ni al Clasicismo, ni al Renacimiento, ni, por supuesto, a la Edad Media.
    Lo que yo quiero decir es que en todas partes cocieron habas. En todas.

  15. Javi_LR Dice:

    Estás comparando, Ascanio, un hecho particular y lo generalizas, poniendo las dos piernas en lid. Inducción. Debatiríamos si errónea (a mi juicio lo es).

    Yo solo pongo una pierna, y parto de un hecho general.

  16. Arauxo Dice:

    Javi, por Dios Santo, a ver si vamos a andarnos con tonterías a estas alturas de la historia. Hay varios debates solapados y se mezclan los tonos de unos y otros. Lo de las gafas ha sido un chiste fácil y nada más. Y lo de la Segunda Guerra Mundial, una coña marinera, joé. Y eso no es extremar posturas, puñetas.

    Y por supuesto que sé que te referías al Conocimiento, Javi. Pero yo he utilizado tu desliz (al llamar humanidad al progreso científico) para reflexionar, precisamente, sobre el quid de la cuestión que subyace en toda esta discusión: la aplicación de nuestros prejuicios (que todos tenemos y de muy distinto signo y naturaleza, especialmente en el sentido de juicios apriorísticos) al estudio de la Historia. Sabes que vengo combatiendo desde que entré en estas páginas el peor y más nefando (aunque también el más comprensible) pecado del historiador (o del aficionado a la Historia, tanto monta): el anacronismo mental. No he pretendido entablar nunca un debate estéril, pero siento que este te lo haya parecido, francamente.

    Y una última reflexión, querido Javi: ¿cómo puñetas me dices que no quieres entrar en comparaciones sino ceñirte a asuntos concretos? Pero…, pero… ¿cómo ha empezado este debate, por todos los santos? Pero ¡¡si ese es el eterno problema de una edad histórica que el hombre renacentista o contemporáneo o cientifista o racionalista (aplíquese el término a gusto del consumidor) desprecia por comparación con el antes y el después!! ¡Pero si hasta su nombre es despectivo porque procede de una comparación: la edad “intermadia”! ¡¡Pero si yo me he lanzado a la piscina precisamente porque empezaste a comparar la Edad Media con el Clasicismo y el Renacimiento!!!

    Perdóname, Javi, llevo tanto tiempo ausente que seguramente será la falta de costumbre en las discusiones hislibreñas o que los debates de Hislibris tienen ahora otras normas y formatos, pero deduzco que no he entendido nada de nada. ¿Cual es, entonces, por el Santo Alumbramiento de la Ciencia Renacentista, el asunto que debatimos?

  17. Ascanio Dice:

    ¿Comparando un hecho particular y generalizando? Pues yo tampoco sé muy bien de qué va el asunto, porque, según parece tampoco puedo hablar de hechos.
    Así que, por lo que a mí respecta, poco más puedo decir.
    Seguid vosotros.

  18. Javi_LR Dice:

    Peeeeero, Arauxo, creo que no me he expresado con suficiente claridad. A mí me parecen bien los debates tangenciales, pero si no me interesan, lo digo y sanseacabó, ¿no? Entre nosotros nos podemos decir estas cosas. Estáis en un “y tú más” que no me reporta nada.

    No es tal desliz, Arauxo, utilizar humanidad con la acepción que le quería dar. No me estaba refiriendo al progreso científico sino al progreso de las humanidades.

    En cuanto a:

    Y una última reflexión, querido Javi: ¿cómo puñetas me dices que no quieres entrar en comparaciones sino ceñirte a asuntos concretos? Pero…, pero… ¿cómo ha empezado este debate, por todos los santos? Pero ¡¡si ese es el eterno problema de una edad histórica que el hombre renacentista o contemporáneo o cientifista o racionalista (aplíquese el término a gusto del consumidor) desprecia por comparación con el antes y el después!! ¡Pero si hasta su nombre es despectivo porque procede de una comparación: la edad “intermadia”! ¡¡Pero si yo me he lanzado a la piscina precisamente porque empezaste a comparar la Edad Media con el Clasicismo y el Renacimiento!!!

    No es correcto, Arauxo. Creo que mi afirmación era concreta y no había ni una sola comparación. Me cito:

    ¿Tópico? Creo que últimamente es más tópico hacer creer que entre el Clasicismo y el Renacimiento no hubo una clara depresión en la curva del pensamiento humano, en las humanidades.

    Yo no comparo, ni entro en valorar quién era más guapo, ni voy con apriorismos. Que esa curva existió creo que es evidente.

    Ayer, como dije, pergueñé un soporífero texto de los míos. En una de las partes comentaba que todo esto me parece más una reacción que quiere dar a conocer elementos de la Edad Media poco conocidos para borrar ciertos mitos sobre aquella época, a lo que se opone otra reacción a la que no le sirven esos elementos, o que no los cree suficientes para encumbrar mucho a esa época de la Historia. A partir de ahí, la cosa se embarra y aparecen mas reacciones y sus contras, cada vez más extremas. Y pululando por ahí, gente sin opinión propia que tan solo repite lo que escucha. Nada, en otro orden de cosas, que no se repita hasta la nausea en nuestra vida política.

    Me faltan muchos elementos de valor y conocimientos para intentar siquiera, Arauxo, ponerme esas gafas. No puedo entrar a valorar de manera profunda la alta Edad Media, ni sus bondades ni sus errores. Pero del fin de ese clasicismo sí que puedo opinar con mayor o menor conocimiento de causa, el que generó (no la religión en sí, por todos los dioses, que religión siempre ha habido a lo largo de la Historia, sino su utilización) el desastre del final de paganismo tal y como sabemos que fue. De eso costó mucho levantarse.

  19. Antígono el Tuerto Dice:

    Varias cosas:
    a) No entiendo que tiene que ver el “paganismo” (lo pongo entre comillas porque el término es demasiado confuso) con los avances técnicos y científicos.
    b) Fanatismo y brutalidades existían en la época clásica (las guerras sagradas de los griegos, las guerras de conquista romanas rematadas con limpiezas étnicas) dudo que quienes las sufrieron las considerasen gloriosas.
    c) Los filósofos jonios deben mucho a Mesopotamia y a Egipto, el teorema de Pitágoras es claramente de origen egipcio (ya hace mucho que esto aparece en los libros de matemáticas) y la astronomía griega debe mucho a la babilonia.
    d) No veo que desgracia supuso la caída del Imperio romano, otros imperios se desmoronaron antes que él (y después) y ningún historiador se rasga las vestiduras; ¿son los macedonios oscurantistas por destruir el Imperio persa?, ¿lo eran los españoles al destruir el imperio azteca?, ¿y los europeos la destruir el chino?. Nadie dice nada semejante, ¿entonces cuál es la diferencia con el mundo romano?, ¿no será que por ser los romanos de raza blanca se considera su imperio más digno que los de otros pueblos?
    e) Enfermedades y pestes han golpeado a la Humanidad desde la prehistoria hasta hoy, un tercio de la población del Imperio romano murió de peste durante el reinado de Marco Aurelio mientras las autoridades se dedicaban a rezar a todos los dioses para que parase la plaga, ¿era el Imperio oscurantista?.
    PD: Me temo que este debate se esta convirtiendo en una de esas discusiones sin fin.

  20. Clodoveo11 Dice:

    Por centrar conceptos: el debate se origina cuando se lanzan afirmaciones como éstas.
    -“gran parte de la Edad Media (a partir del 800) es una época de avances técnicos y de conocimientos.”
    -“en el mundo islámico llevaba mucho tiempo produciéndose una revolución cultural y científica”

    A lo cual me limito a disentir y algun@s arman una marimorena desmesurada y desaforada. Y con argumentos como que siempre se ha muerto la gente, que si la bomba atómica por aquí y allá, que si hay que defender los valores espirituales de Occidente y tal. Miren, sobre el tema del progreso y el Medievo no voy a insistir más. Cojan un avión (si los controladores les dejan) a Teherán, el Cairo, Bagdad, Kabul o así, sociedades muy espiritualizadas y con abundantes y bellísimas mezquitas, y pasen allí las Navidades. Después me cuentan qué tal se vive en ambientes bastante parecidos a los que había en la Edad Media. U otra propuesta: billete para Nairobi, Monrovia, Kinshasa, y me cuentan los encantos de una Navidad sin agua caliente, sin vacunarse, sin luz, etc, etc: a ver si los efectos de la espiritualidad compensan lo suficiente.

    El debate, antes de que fuese tergiversado, versaba sobre los avances científicos y técnicos del Medievo, y quienes los defienden sólo han sabido exhibir ejemplos anecdóticos de atisbos que no llegaron a arraigar. La Ciencia como tal no llegó hasta después y propiciada por los cambios socio-económicos acaecidos del XV en adelante. Con lentitud y contrastes evidentes, pero ya con paso firme en un avance continuado hasta hoy. Como comenta Javi LR, el final de la romanidad fue traumático y catastrófico, y costó prácticamente mil años salir de ahí. Porque la Historia no es como creen algunos una carrera ininterrumpida de progreso y maravilla hasta hoy, sino un laberinto de curvas y contracurvas, avances y retrocesos, gloria y miseria. Porque al fin y al cabo la hacen personas, y no dioses o espíritus.

    “Entiendo entonces que Usted condena la Historia del Hombre desde sus orígenes hasta 1928.” Falso, y no se a qué viene dicha fecha. El hombre ha hecho siempre lo que ha podido y le han dejado, pero sí que abomino de quienes no le han dejado libremente hacer lo que ha querido, ayer, hoy y mañana. Analice los condicionantes de aquélla época seriamente y dígame qué espacio hubo para la iniciativa, la inventiva, el desmarque de lo señalado. Y hágalo al nivel de la calle, no de privilegiados que en sus atalayas se divertían diseñando engendros mecánicos o que imaginaban mundos al calor de sus monasterios o estudios catedralicios.

    Saludos

    “Para Usted, ¿cómo se mide la “mejoría” de un periodo respecto a otro?” Está claro que a NADIE de este foro le gustaría vivir en un periodo anterior, y no porque antes se matase en guerras más o menos gente: la estupidez humana sigue y seguirá incólume, y el desprestigiar la Ciencia por su mal uso no invalida su éxito. Es así porque cada vez disponemos de más y mejores medios para aumentar nuestra calidad de vida, para combatir los avatares de la naturaleza, para desenvolvernos en suma en el mundo. Por supuesto que sigue y seguirá habiendo injusticias, desigualdades, horrores, pero los medios para combatirlas aumentan, y ello se lo debemos a la Ciencia. Con la espiritualidad sóla ni se come, ni se viste, ni se lucha contra las enfermedades, ni se vencen distancias, ni se transportan cosas, ni hay luz donde había oscuridad, ni muchas más cosas.

  21. Clodoveo11 Dice:

    (Vaya, han bailado los saludos)

  22. Antígono el Tuerto Dice:

    No mezclemos las cosas absurdamente; el elevado nivel técnico del Islam nadie lo niega, ni los islamofobos más cerriles, tal parece que el progreso es cosa sólo del hombre blanco.
    El debate de espiritualidad lo ha metido usted nadie más, y el nivel de vida de las clases humildes era abyecto y miserable en la Atenas Clásica, en el Imperio romano (la esperanza de vida media en el imperio no pasaba de los 25 años) y en la feudal Edad Media; y no aumentaría hasta la Revolución Industrial.
    Y por último, y aunque sea cansino, el desastre del Imperio romano no me parece tal desastre, al fin y al cabo, según su visión Clodoveo, lo único que cayó fue una repugnante autocracia militar donde el emperador era un dios al que había que adorar sí o sí y cuyos avances técnicos y económicos se basaban en masas de esclavos oprimidas y sometidas.

  23. Antígono el Tuerto Dice:

    “versaba sobre los avances científicos y técnicos del Medievo, y quienes los defienden sólo han sabido exhibir ejemplos anecdóticos de atisbos que no llegaron a arraigar.”
    Si lo que ha mencionado Arauxo te parece anecdótico entonces apaga y vámonos; pero en fin, como ni usted ni yo vamos a mover posiciones me parece que es mejor dejar el debate y contradebate aquí que seguir añadiendo posts a esta reseña de Ascanio; simplemente recomendar este libro a los que quieran borrar la idea de una Edad Media oscura y bárbara, y quien deseé más hay un libro maravilloso titulado Los Grandes Descubrimientos Perdidos (de Dick Taresi) donde explica con todo detalle los conocimientos científicos de las culturas no occidentales y pone de manifiesto los conocimientos científicos de egipcios y babilonios (y chinos) superiores a los de los griegos (de los romanos ni hablamos) y la gran ciencia islámica; y como hasta el siglo XVIII, la ciencia occidental estaba en muchos casos más atrasada que la de Asia (desde Grecia hasta la Ilustración, casi nada), vale para desterrar el absurdo pensamiento eurocéntrico sobre los avances científicos.
    Y si alguien quiere profundizar más simplemente que busque el renacimiento del siglo XII, o el XIII, o el carolingio por Google que hay muchas webs (serias) que tratan el tema con profundidad.
    O que visiten la web de Legado Andalusí donde explican con todo detalle las ramificaciones de la ciencia árabe en España (y como sus bases no son sólo helenísticas sino también de otros pueblos): http://www.alandalusylaciencia.es/visita-al-pabellon/la-ciencia-en-al-andalus/
    Bueno lo dicho, quien quiera saber más, tiene para entretenerse un rato.
    PD: Siento haber puesto este tochazo de comentario ;-)

  24. Clodoveo11 Dice:

    “…elevado nivel técnico del Islam nadie lo niega…”. Ni yo tampoco, pero resulta una herencia y recopilación de lo anterior con escasos balbuceos originales, como USTED más tarde va a demostrar.

    “El debate de espiritualidad lo ha metido usted nadie más”. Falso. “…sin ética, sin espiritualidad y sin el desarrollo de los valores morales que ha acompañado…” (Arauxo, 22-12-2010, 14,14PM al final del comentario). Yo estaba ebatiendo sobre Ciencia: son los demás los que les preocupa, oh, la dimensión espiritual humana. Así que relea mejor.

    “el desastre del Imperio romano no me parece tal desastre”. Pues a sus contemporáneos y a la Historia en general creo que sí. Dígame cuándo se volvió a conseguir una sociedad con el nivel de desarrollo material que disfrutó el Imperio Romano. ¿Con los godos, los sarracenos, los normandos, los Capetos, la Castilla de los Trastámara, el reino de don Favila…? Calzadas, derecho, ingeniería, comunicaciones, etc.

    “…masas de esclavos oprimidas y sometidas.” Sí, los siervos de la gleba le parecerán a usted de lo más fashion y liberal si le parece. Todo un avance hacia la igualdad social.

    “…explica con todo detalle los conocimientos científicos de las culturas no occidentales”. Tema que usted saca y extremo que no he negado, porque yo hablaba del Medievo si recuerda. Pero a partir de esos conocimientos se podía haber avanzado más y no se hizo sino recuperar o imitar o recopilar.

    “…hasta el siglo XVIII, la ciencia occidental estaba en muchos casos más atrasada que la de Asia”. Ya. Por eso los barcos europeos llegaron a Asia para quedarse y no viceversa. O los asiáticos de diverso pelaje no pasaron de Viena. Y de ahí que, heredando y desarrollando dicha preeminencia científica, los asiáticos disfrutan de una hegemonía tecnológia mundial. Sobre todo a la hora de copiar Ipods y blacberris.

    “…absurdo pensamiento eurocéntrico”. Sí, queda muy bien ese discursito de oh qué malos somos los blancos y qué buenos los demás. Pero en lo efectivo, en el desarrollo real de la Ciencia, la partida la ganó Occidente, y no por el color de la piel como interesadamente postula usted.

    “el renacimiento del siglo XII, o el XIII, o el carolingio”. ¡Pero si me lo está diciendo usted! ¡Cuando hay un renacimiento, es que se parte de una situación de moribundez! Y además renacimiento no implica novedad ni inventiva, sino copia y remendo, como el Renacimiento italiano que no fue sino un “revival” de lo clásico. ¿Ve cómo se contradice?

    “la web de Legado Andalusí”. Ahí es dónde usted demuestra que el Islam no crea ni inventa NADA. ¿Sabe su astronomía a dónde iba enfocada? A saber dónde está la Meca y cuándo comer sólo de noche, fíjese qué avance. De cuestionar los malabarismos ptolemaicos, ni palabrita. Y sobre todo a hacer horóscopos, actividad científica por antonomasia. ¿Hablamos de hidráulica, aljibes, acequias? Coño, es que si no hacen algo de eso se secan como la mojama… pero tampoco nada que no hicieran civilizaciones anteriores. Más aún, arruinaron todas la hidráulica egipcia y mesopotámica al invadir estos países: de ahí que Irak sea hoy un erial. ¿Dónde están los acueductos como el segoviano y muchos otrs realizados por los romanos, alcantarillados, etc? Ah, en química hicieron perfumes maravillosos, sí, todo un avance. ¿Acaso los romanos olían peor? Ah, sí, investigaron sobre el vacío y tal. Lástima que les faltase un Von Güericke y otros que en la modernidad hicieron algo de provecho con tales conceptos. No querrá tampoco que hablemos de arquitectura y artes: vaya a ver Santa Sofía y después acérquese a la Mezquita Azul… huy, me pareció ver un lindo gatito. Estucados, yesos, recontracalados, todo muy sólido y novedoso, imitando descaradamente todo lo que asimilaban de los pueblos conquistados (y ojo, que no me parece mal, porque a ver qué iban a copiar de sus desiertos originarios). ¿Medicina? Lea usted mismo, lea:”recibieron conocimientos de la cultura clásica greco-helenística, mesopotámica, persa, egipcia, hindú e incluso de China””Realizaron la traducción “” labor de recopilación”…¡por favor, saque algo original, algo parecido a hacer Ciencia, y no recoger lo trillado!

    Bueno, agradecido por entretenerme un buen rato. Y disculpe este otro tochazo.

    Saludos

  25. Ascanio Dice:

    Hace unos años (en 1975), paseándome con la nieta de una de mis amigas (Amélie, 7 años de edad), ésta me suelta alegremente:
    -¿Sabes? en la escuela aprendo la Edad Media.
    -¡Ah, muy bien! ¿Y cómo era la Edad Media? Cuenta.
    -Entonces había señores (piensa un pco antes de encontrar la palabra difícil…), señores feudales. Se hacían la guerra todo el tiempo y con sus caballos iban por los campos de los campesinos y lo destrozaban todo.

    Un helado captó luego la atención de la niña y puso fin a su descripción entusiasta. Ello me hizo comprender que en 1975 se enseña la historia exactamente como me la habían enseñado a mí hace medio siglo o más. Así va el progreso.

    Y al mismo tiempo esto me hizo lamentar la carcajada -bastante poco caritativa, lo reconozco- que había soltado unos días antes al recibir una llamada telefónica de una documentalista de la TV (¡especializada, además, en programas históricos!).

    -Parece -dijo- que usted posee diapositivas. ¿Tiene algunas que representen la Edad Media?
    -???
    -Sí, que den una idea de la Edad Media en general: matanzas, degollaciones, escenas de violencia, de hambrunas, de epidemias…

    No pude evitar soltar una carcajada, y era injusto: era evidente que aquella documentalista no había superado el nivel de Amélie en el punto particular de la historia de la Edad Media.

    Régine Pernoud, Para acabar con la Edad Media

  26. Clodoveo11 Dice:

    Si lo que pretende es poner el debate al nivel de la caricatura, no se preocupe por ello. Cuando faltan los argumentos es a lo que se suele recurrir, y es comprensible, aunque lamentable. De todos modos es curioso que en el texto que refiere no hay ni una sola mención a nada relacionado con lo que se debatía, a saber, la Ciencia (o ausencia de tal, más bien) en el Medievo; será por eso, por la falta de argumentos mejores. Además me hacen gracia estas cosas porque me harto habitualmente de leer cosas sobre el Medievo, etapa que me parece muy interesante, y de Pernoud, que me parece una muy buena medievalista, como lo demostraron sus biografías e investigaciones. Seguramente que usted habrá leído mucho más que yo sobre el tema, ni lo dudo. Ahora bien, leer no es lo mismo que asimilar, comparar y deducir Historia. Le animo sinceramente a ello: se sacan muchas y más provechosas conclusiones sin necesidad de pasar una quincena en Mozambique y experimentarlo en carne propia.

    Saludos

  27. Aretes Dice:

    Sólo un apunte, que si estorba pues lo ignoráis y a otra cosa, pero no me resisto a hacerlo y menos en estos días:
    Ciencia y “espiritualidad”. Nadie puede negar el beneficio de la primera y su necesidad, como no se puede ignorar la utilidad de una herramienta pero, por poner un ejemplo, cuando se crea una vacuna gracias a los avances científicos, el mundo gana, sin duda y para ser justos, algunos más que otros. Y es algo grande pero ¿no es sublime cuando esa vacuna se comercializa sin patente ni restricciones?
    A mí no me gustaría vivir en un mundo en el que sólo vale lo que sirve, lo que es útil, lo productivo. Quiero pensar que el que estemos donde estamos también se debe a la defensa de los imperfectos, los débiles, a muchos sueños de incomprendidos y sacrificios de generosos.

    Ascanio, estupenda reseña. Da gusto cuando un libro y su comentario provoca ir más allá.

  28. Antígono el Tuerto Dice:

    Veo que no hay peor ciego que el que no quiere ver, los datos estan ahí, otra cosa es que no se quieran mirar.
    Las matemáticas árabes eran claramente superiores a las grecolatinas, son las matemáticas árabes la que sustentan nuestra ciencia, si fuese por las griegas estaríamos subsesarrollados…y ya que estamos superiores a las matemáticas griegas eran también la india, la egipcia, la china y hasta la maya. El nivel de los matemáticos grecorromanos era claramente inferior al de otros pueblos.
    Respecto al maravilloso nivel de vida en el Imperio romano, hay en este foro una reseña al respecto del libro de Veyne (Sexo y Poder en Roma) donde habla de ese nivel de vida, una media de vida de 25 años, subnutrición crónica, infraestructuras deficitarias, pestes y hambrunas recurrentes, analfabetismo extendido, y a partir del siglo III, guerras civiles endémicas entre generales. Como se ve un nivel de vida envidiable. Además deberíamos preguntar a los esclavos de las minas y el campo (en algunas provincias más del 90% de la población) lo maravillosa que era su vida en esa excelsa edad de oro del Imperio.
    “los siervos de la gleba le parecerán a usted de lo más fashion y liberal si le parece. Todo un avance hacia la igualdad social. ”
    Lo siento pero por ahí no me pilla, he estudiado ciencias sociales y sociología, en especial la evolución sociológica en métodos del trabajo, y absolutamente TODOS los autores que han escrito sobre la cuestión consideran el status de siervo superior al status de esclavo; inclusive catedráticos expertos en Historia del Derecho del Trabajo; así que por ahí nadie me va enmendar la plana.
    Como he mencionado más arriba, hay cientos de libros y webs sobre el tema, ya he mencionado un par donde aparecen los datos; otra cosa es que no se quiera ver el asunto.
    “Por eso los barcos europeos llegaron a Asia para quedarse y no viceversa”
    Respecto a eso busque por Google a Zheng He (o varios artículos publicado en revistas históricas sobre él) para que vea el grado de desarrollo de la ciencia naútica china. Y comparela con el grado de desarrollo naval del Imperio romano y sus viajes naúticos, la comparación es decepcionante…para los romanos.
    Y ya que hablamos de los bárbaros, simplemente decir que no parece que el pueblo del Imperio opusiese una gran resistencia a los invasores; parece como si les diese igual en el fondo quien gobernase, al fin y al cabo, con unos y otros su vida era igual de miserable.
    Por último no se a que viene el comentario de Mozambique.

  29. Clodoveo11 Dice:

    Ay, si es que usted me lo pone tan fácil…snif, snif.

    “si fuese por las griegas estaríamos subsesarrollados…”. Osea que Euclides y sus Elementos fueron cosa de retrasados mentales, vamos: de ahí la deuda que siempre reconoció Newton con el griego; sería otro tarado, seguramente. Pitágoras, con su teorema, otro chiflado (bueno, éste sí que lo era un poco, pero en otro plano), y la sección aurea una gilipollez excesivamente imitada por otra panda de necios. Arquímedes, un viejo chocho que se metió en la bañera y alucinó en colores con la coronita (sería la birra). Pero es que además lo que me hace gracia de usted es que se pone a invocar a mayas, mesopotamios, indios y demás como si yo hubiese dudado de sus méritos matemáticos. ¡Por supuesto que fueron culturas desarrolladas, tanto que los griegos asimilaron sus avances y crearon ciencia a partir de ellos! ¡Y ahora fíjese de quién tomaron sus bases para crear ciencia Leibniz, Descartes, Bernoulli, Euler! ¡De los griegos! Y ahora compare lo que hicieron todos ellos con lo heredado del Medievo, y así veremos.

    “maravilloso nivel de vida en el Imperio romano”. Supongo que invocarle una pléyade de expertos que desmienten su cuadro catastrofista (Heather, Ward-Perkins, W. Rosen, etc) no servirá de nada, porque se creerá más listo que todos ellos. Sus investigaciones demuestran que ni el nivel del Bajo Imperio era tan horrible ni los bárbaros fueron acogidos en plan Mr Marshall como usted cree. El Imperio era romano y aceptaba la romanidad. Por supuesto que la vida no era un colchón de rosas, pero compárela con la del Medievo y su miseria general. Con el Imperio había ciudadanos y cultura, después no hubo más que siervos y miseria.

    “… deberíamos preguntar a los esclavos “, y a los siervos medievales, y a los obreros de la Inglaterra victoriana, y a los campesinos dieciochescos, y a los chaperos del Retiro. Pero, y a todo esto, ¿no estábamos hablando de Ciencia y técnica? Ah, que prefiere hablar de lo social, ya que es experto. Ah, que ser siervo era un avance. ¿Ese es su argumento para justificar lo maravilloso de la vida en la Edad Media? Oiga, ¿y entonces porqué hacían tantas revueltas los campesinos, con lo de p.m. que vivían? Y esas revueltas se prolongaron hasta mucho despues, como usted sabrá. ¿No tenían posibilidad de reclamar pacíficamente sus derechos, de plantear reivindicaciones armoniosamente, de compartir esferas con la tolerante nobleza, etc?

    “…he estudiado ciencias sociales y sociología”. Y yo soy catedrático de Física Cuántica en la Sorbona con premio extraordinario de fin de carrera, fíjese. ¿No pensará que todavía impresiona el principio de autoridad como ocurría en el Medievo?

    “grado de desarrollo de la ciencia naútica china”, tan indudable como estéril, sobre todo desde que a su chiflado heredero le dió por cortarla de raiz. Sí, fue una mala suerte lo de los chinos. ¿Y de la náutica medieval y sus nuevos barcos, qué, no le viene nada a la cabeza?

    “no parece que el pueblo del Imperio opusiese una gran resistencia a los invasores”, y de ahí los numerosos restos de destrucción hallados en todas las villas del valle del Ebro y Meseta que testimonian una irrupción salvaje. Si les daba igual unos dominantes que otros, ¿a qué tanta violencia? ¿Porqué no les recibieron con los brazos abiertos? ¿Qué significado tiene destruir infraestructuras económicas aprovechables por los invasores con la complicidad local?

    “Por último no se a que viene el comentario de Mozambique.” Bueno, ese no iba por usted, pero si le apetece el billete está abierto. Ah, que me dirá que vivían peor los romanos…ya, ya, ya.

    Salutes

  30. Leuman Dice:

    Tomo nota de la referencia. Acabo de dar mis primeros pasos dentro del periodo medieval y me interesa especialmente todo lo relacionado con la imaginería. Gracias.

  31. Ascanio Dice:

    Hola, Leuman.
    Gracias a ti por comentar en esta reseña. Si al final decides hacerte con el libro comprobarás que se trata de una magnífica inversión, y que las imágenes que muestra son maravillosas. Y espero que llegues a compartir nuestro interés por una época tan fascinante como llena de tópicos.
    Un saludo.

  32. Ascanio Dice:

    Ah, por cierto: Aretes, gracias por tu comentario, lo acabo de leer (es que llegó un momento en que me volví bastante selectiva a la hora de leer algunos comentarios, así que el tuyo se me pasó).
    Besitos.

  33. Rodolfo Plata Dice:

    DEJEMOS ATRÁS EL OSCURANTISMO MEDIEVAL DONDE LA FILOSOFÍA ESTABA SOMETIDA A LA TEOLOGÍA, LA RAZÓN A LA FE, LA CIENCIA A LA REVELACIÓN, Y EL ESTADO A LA IGLESIA:

    LOS VALORES SUPREMOS DE LA TRASCENDENCIA HUMANA Y LA SOCIEDAD PERFECTA, DEBEN ORIENTAR LOS OBJETIVOS DEL CURRÍCULO ESCOLAR LAICO A FIN DE ALCANZAR LA SUPRA HUMANIDAD__ La relación entre la fe y la razón, la religión, la ciencia y la educación, se enmarca en el fenómeno espiritual de la trasformación humana abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana: conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.)__La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad), la sabiduría (cuidado de la verdad, estudiando la física, la lógica y la axiología), el físico culturismo (cuidado del cuerpo y la salud), mediante la práctica continua de ejercicios físicos y espirituales (cultivo de sí), a efecto de prevenir y curar las enfermedades del cuerpo y el alma; la oratoria y la retórica para intervenir en la administración y gobierno de las polis, a efecto de alcanzar la sociedad perfecta. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido a que la mitología del Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar retomando la paideia griega de Cristo, separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su teología fantástica que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

  34. Antígono el Tuerto Dice:

    Que malas son las drogas.

  35. Aretes Dice:

    Y el aburrimiento.

Deja una Respuesta