TEUCRO, EL ARQUERO DE TROYA – Fernando Lillo Redonet

Teucro, el arquero de TroyaHace unas semanas que Fernando Lillo se convertía -voluntariamente- en el segundo escritor en contactarnos para que leyéramos y comentáramos sus libros. En este caso se trata de dos novelas ambientadas en la Antigüedad: una sobre el conflicto entre las tribus del norte de España y los ejércitos romanos y la otra -la que comento ahora- sobre la guerra de Troya.

Usando la mítica guerra homérica como eje de la novela, y a Teucro como protagonista principal de la misma, el autor nos ayudará a recorrer algunos de los momentos más apasionantes -a la par que desconocidos- del mundo antiguo.

Teucro, arquero de Salamina y del ejército aqueo, es el hermano menor de Áyax, uno de los héroes de la guerra troyana. Junto a él y al resto de clásicos aqueos -Aquiles, Menelao, Agamenón- combatirán a los héroes de Troya -Paris, Héctor- a las puertas de la ciudad durante 10 largos años.

Esta parte de la historia (en minúsculas) es de sobra conocida y reinterpretada una y otra vez, y quizás por ello el autor haya decidido buscar un nuevo enfoque que dé algo de aire fresco a este clásico. Para ello, sitúa a Teucro no sólo en la mítica batalla, sino en otros momentos igualmente atractivos y poco conocidos de la Antigüedad.

Así, y tras partir de Troya, viviremos junto al protagonista las más variadas aventuras, las cuales le llevarán a Jericó, donde participará en la caída de los muros por el sonido de las trompetas; a Cartago, para vivir su fundación por parte de la reina Dido; o a cruzarse con Eneas (y perdonarle la vida), futuro fundador de la ciudad de Roma.

Todos estos ingredientes y algunas aventuras de menor dimensión conforman una novela amena y ligera, a la que quizás se le note demasiado el toque didáctico que un profesor -como lo es Fernando- tal vez no haya podido o querido disimular.

Por lo demás, animarle desde aquí a continuar escribiendo novelas históricas e invitaros a leer el próximo post sobre la otra novela suya que tenemos en nuestor poder.

[tags]Teucro, Troya, Fernando Lillo[/tags]

     

41 comentarios en “TEUCRO, EL ARQUERO DE TROYA – Fernando Lillo Redonet

  1. Nacho dice:

    Desde aquí recomiendo a todo el que pueda que eche un vistazo a esta -para mí- excelente novela, donde sin interrupción hasta el final se suceden las aventuras por distintos escenarios históricos (Creta, Troya, Jericó, Grecia, Cartago, etc, etc.) de uno de los mini-héroes de la guerra de Troya, que tras ser expulsado de su país (Salamina) al regresar del sitio de Troya, debe sufrir un doloroso periplo por distintos cortes del Asia menor, allá por el siglo XIII a.C. en busca de un reino en el que poder vivr en paz hasta el final de sus días. Si os gustó “La canción de Troya”, “El asirio” o “La estrella de Sangre”, creo que esta os puede gusta gustar y mucho. Es una lástima que sólo sean 280 págs. Saludos.

  2. Germánico dice:

    Siempre me resultó curioso, y cuando leí La Ilíada por primera vez confuso, que uno de los héreos aqueos llevase como nombre el patronímico de los troyanos. Por lo demás, no he leído la novela, pero tengo una del mismo autor en el disparadero…

    Saludos.

  3. richar dice:

    Bueno, en la novela explica que Teucro tiene sangre troyana por parte de su madre. SI no recuerdo mal es sobrino de Príamo y por tanto primo de Héctor y París.

    Saludos,
    Richar.

  4. alejandro valverde dice:

    Sin lugar a dudas es ésta una de las novelas más apasionantes del polifacético profesor Fernando Lillo Redonet. En mi opinión es muy útil para la docencia de la Cultura Clásica y tremendamente enriquecedora para todo aquél a quien le guste la novela histórica, en general, y sobre el Mundo Antiguo, en particular.
    Considero que la magia que se desprende de sus páginas tiene el poder de entusiasmar al lector actual porque, con una gran sensibilidad e imaginación, consigue recrear asombrosamente el mundo homérico con una narración de estilo sencillo y muy ameno. A los que hayan trabajado la épica en sus textos originales no se les escapará la sutil erudición con la que el autor compone cada una de sus descripciones o diálogos. En definitiva: altamente recomendable.

  5. ana dice:

    He tenido la gran suerte de que de una forma casual cayera en mis manos la novela de Fernando Lillo “Teucro,el arquero de Troya ” ,y sin estar en absoluto iniciada en los abatares del mundo homérico,la novela me cautivó desde el inicio,con un personaje,Teucro,lleno de valores,sensibilidad y dulzura…pero tambien de fuerza y con vivencias desgarradoras.En cuanto salió su segunda novela no dudé en leerla,”Medulio” y me enganchó desde el principio la trama.Me transportó a los bosques del norte,genialmente descritos.Narra un momento histórico que invita a reflexionar sobre la confrontación de culturas y pensamientos como el mismo dice no tan distintos ni opuestos.Lillo tiene la facultad de hacerte partícipe de la histoira que cuenta por la forma que tiene de describir a los personajes con los que siempre te identificas de alguna manera ,porque habla de sus pasiones,sus sueños,anhelos…y necesidad de encontrar el sentido a sus vidas.ENHORABUENA, pero sobre todo GRACIAS.

  6. Antonio Penadés dice:

    Fernando Lillo tiene un magnífico blog que muchos conoceréis: http://fernandolillo.blogspot.com

    Pues bien, en él incluí, precisamente ayer por la tarde, el siguiente comentario acerca de su Teucro:

    “Aprovecho este foro para trasladar mi opinión acerca del «Teucro. El arquero de Troya», del profesor Fernando Lillo. La he leído estos días con devoción, pues además de que el tema es precioso -la recreación de la trama de la Ilíada-, Lillo escoge con acierto un punto de vista único, el de Teucro, hermano de Áyax, que pertenece a la familia real de los troyanos porque su madre es hermana de Príamo. Esta dualidad le imprime mayor pasión a la trama y otorga un pathos aún más acusado que en otras novelas del mismo tema (me encantó también, por ejemplo, «La canción de Troya», de Colleen McGullough). Además, Lillo desplaza hábilmente la trama a Israel, Chipre, Cartago e Iberia, lo que da una perspectiva bastante completa del Mediterráneo en época micénica.

    Hay un paralelismo muy curioso, entre esta novela y la mía: Teucro termina sus días en Telamón, una supuesta colonia griega junto a la actual Pontevedra, y en «El hombre de Esparta» Iónides narra la trama desde Hemeroskopeion, supuesta colonia griega junto a Denia. Creo que en ambos casos responde a un guiño hacia la civilización antigua más amada y hacia la tierra en la que tenemos nuestras raíces.

    Enhorabuena, Fernando, por esta magnífica novela que conjuga fidelidad a las fuentes, calidad literaria y pasión por la civilización griega. Estoy impaciente por conocer tu «Medulio. El norte contra Roma».

    Un abrazo,

    Antonio Penadés”

  7. Julio dice:

    Interesante lo que comentan. ¿Alguien sabe la editorial? Por cierto Antonio que no he podido localizar tu libro de Esparta acá en México, aprovechando que un amigo va para Barcelona en un mes, ¿me podrías recomendar algunas librerías donde mandarlo?

  8. Antonio Penadés dice:

    Hola, Julio. La editorial que publica “Teucro” es Toxosoutos.

    En Barcelona tendrán “El hombre de Esparta”, supongo, en El Corte Inglés, La Central o en FNAC. El otro día estuve en librería Catalónia (Ronda San Pere, 3, junto a Plaza Cataluña) y tenían un ejemplar.

    Dile a tu amigo que no se pierda una exposición sobre el antiguo Imperio Persa que organiza CaixaFórum, es una maravilla. Este sábado saldré en Radio 3, de Radio Nacional de España, en el programa “La bañera de Ulises”, hablando sobre aquella civilización (quizás lo puedas escuchar por Internet, si te interesa). Será de 7 a 8 de la tarde (hora española).

    Un abrazo,

  9. Julio dice:

    Gracias Antonio, pobre de mi amigo se regresará de allá con un maletón lleno de libros jajaja. Te voy a fallar con la radio porque me voy a Acapulco este fin pero no dejes de avisarnos de más ocasiones así, un saludo.

  10. Gracias a todos por los comentarios a la novela. Me alegra que os haya gustado. Las novelas de Teucro y Medulio podéis econtrarlas en las librerías de Internet Bibliolimpo (www.bibliolimpo.com), Librería Áurea (www.libreriaaurea.com) y Casa del Libro (www.casadellibro.com).

  11. Germánico dice:

    Quizá aquí se pueda escuchar el programa:

    http://www.rtve.es/rne/r3/

    Saludos.

  12. Germánico dice:

    En archivo, si lo ponen.

  13. Urogallo dice:

    La estrella de Sangre y el Asirio…ufff…¡Palabras mayores!.

  14. Nacho dice:

    Hola, no digo que sea mejor o peor que las dos novelas de Guild, sólo digo que andan en esa línea de novela histórica de aventuras de calidad, y si esas os gustaron esta de “Teucro” también lo puede hacer, aunque en tan pocas páginas el autor no puede contar toda la variedad que Guild nos cuenta en 1200 páginas. Un saludo.

  15. Manel dice:

    Desde luego siempre es agradable que en la patria chica de uno surga algo a lo que uno es aficionado, en mi caso la novela historica; he empezado a leer uno de los libros de Lillo, y mi primera impresión es bastante buena, ya veremos si al final sigo opinando lo mismo.

    Verdaderamente Guild es un gran autor en el genero que nos ocupa, pero en mi humilde opinión la palma se la lleva Gisbert Haefs, su versión de “Anibal” fue para mi un antes y un despues, y tanto me ha gustado, que practicamente todos los años vuelvo a releerlo, aunque cualquiera de sus obras es amena, entretenida y muy grata de leer.

  16. Urogallo dice:

    Yo me quedé con Troya de Haefs…y me quitó las ganas de leer nada más. Pero para gustos se hicieron novelas…

  17. Manel dice:

    Te doy la razón tanto Troya como Alejandro no pueden considerarse las mejores obras de Haefs, sin embargo, todo lo relacionado con Cartago que Haefs ha publicado es inmejorable, seguramente Cartago es aquello espefciql por lo que Haefs tiene una especial devoción al tiempo que de una manera más natural y fluida consigue desarrollar sus escritos

  18. Urogallo dice:

    Le daremos entonces otra oportunidad, realmente Troya ni siquiera merece ese nombre, toda suerte que el protagonista ni siquiera la pisa hasta el final.

  19. richar dice:

    Vaya, pues yo debo ser el único al que sí que le gustó Troya de Haefs. Aunque estoy de acuerdo en que no trata demasiado sobre la guerra en si, sí que tiene una manera de escribir que me parece muy auténtica y bastante diferente. Me gusta.

    Aníbal no lo he leído -y lo tengo-, pero todo el mundo habla maravillas. Creo que va a ser de los próximos en la pila.

    Por cierto, saludos y bienvenido al blog, Manel.

    Richar.

  20. Germánico dice:

    Yo he leído varias de Haefs, y no me ha gustado ni una. Pero persevero: ayer mismo me compré “El jardín de Amílcar. A ver…

    Saludos.

  21. Antonio Penadés dice:

    Discrepo con Germánico y estoy totalmente de acuerdo con Manel: el Aníbal de Haefs supone un antes y un después, un referente dentro de la novela histórica de alta calidad.

    Sin embargo, pienso que la recreación de la guerra de Troya es bastante más amena en el libro de Fernando Lillo que en el Troya de Haefs.

    Saludos,

  22. Germánico dice:

    Antonio, disculpa, pero yo no he citado “Aníbal”: esa es una de las que no he leído.

    Que recuerde ahora mismo, leí “Troya” y “La primera muerte de Marco Aurelio”, y alguna más que no me viene ahora a la cabeza. No me gustaron nada. De las de Cartago y Alejandro no he leído ninguna. De ahí la compra de “El jardín de Amílcar”. Y, realmente, he hecho una excepción, puesto que después de leer dos obras de un mismo autor que no me han gustado, no voy a por la tercera.

    Saludos.

  23. antonio navarrete orcera dice:

    Felicito a Fernando Lillo por su excelente novela histórica Teucro. Ciertamente no es fácil acertar en este género, que tanta aceptación está teniendo en el público actual; pues un exceso de imaginación o de descripción suele desvirtuar el tema. Nuestro autor consigue el equilibrio con esa prosa ágil y transparente y con la ajustada panorámica que nos da del mundo antiguo en el siglo XII a.C., documentada siempre en las fuentes clásicas. Además para los españoles es un orgullo pensar que uno de los participantes en la guerra de Troya viniera a establecerse a Galicia, otro valor añadido a esta universal tierra.

  24. Antonio Penadés dice:

    Tienes razón, Germánico. Si lees Aníbal y creáis un post sobre el libro, estaré encantado de comentarla. De verdad que es una maravilla. Lo que pasa es lo de siempre, me imagino: la lista de novelas en lista de espera no para nunca de crecer. Un saludo,

  25. Urogallo dice:

    No se por que enorgullecernos de que un veterano de Troya llegase hasta Galicia, ya un nativo de nuestra península participó en la guerra como natural de estas tierras: Janto, el corcel parlante y augur de Aquiles.

  26. Germánico dice:

    Dotado del habla articulada…

  27. Francisco J. Udaondo dice:

    Hace un año que leí Teucro de Fernando Lillo y no dudé en contactar con el autor para manifestarle mi admiración por esta obra. Es un libro ameno, con un desarrollo coherente de la trama. Manifiesta un profundo conocimiento de las fuentes históricas y literarias, que el autor sazona con los elementos novelísticos de forma magistral.
    Hay que reconocerle la audacia de entremezclar dos mundos que discurren paralelos y que, curiosamente, siempre han sido tratados de forma aislada: el de la antigua Grecia y el de la Biblia. Valoro, fundamentalmente, la forma de describir la psicología de los personajes y el discurso narrativo que da como resultado una lectura deliciosa, atractiva.
    No me cabe duda de que ésta es solo la primera de una serie de excelente novelas históricas ( tengo ya Medulio en la mesita de noche) que continuará mientras Lillo siga desplegando la maestría a la que nos tiene acostumbrados.
    Mi sincera felicitación por la obra.

  28. En el suplemento cultural de ABC del 7 de octubre de 2006 Luis Alberto de Cuenca ha realizado una reseña crítica de Teucro, el arquero de Troya. Estas son algunas de sus palabras:
    “Pocas veces he visto tanta madurez en un primer ensayo narrativo como en Teucro, la obra que comentamos. (…) Eligiendo a Teucro, un héroe del que apenas se sabe nada, como protagonista de su novela, Fernando Lillo logra contarnos de forma original y convincente todo el conflicto bélico desencadenado por Paris al raptar a la rubia Helena, y lo hace con una erudición que no prescinde en ningún momento de los valores literarios que deben concurrir en una novela que se precie de serlo, como son el vigor en las descripciones, un ritmo adecuado en el desarrollo de la acción y unos diálogos bien construidos. Esta novela primeriza alberga ya dentro de sí mucha sabiduría estructural y un gran dominio de las situaciones que narra.

  29. Aquiles dice:

    Acabo de terminar la novela; en conjunto, me ha gustado bastante. El personaje de Teucro me recuerda por momentos a los protagonistas de Mika Waltari y a Tamburas, por cuanto es un hombre abocado a la fatalidad muy a su pesar. Si he de poner alguna objeción es que Fernando Lillo despacha el tramo final de la novela con demasiada rapidez, cuando podría haber desarrollado algo más la evolución del personaje al tiempo que se sucedían sus avatares personales. Pero le doy una buena nota de todos modos. Ahora, a ver cómo me hago con “Medulio”, porque conseguir ésta ya me costó lo mío…

  30. Aquiles, me alegro de que te haya gustado la novela. Si buscas Medulio puedes encontrarla en http://www.bibliolimpo.com o en http://www.libreriaaurea.com. Espero que también te guste.
    Puedes atreverte también con mi última novela de un estilo totalmente distinto, más profundo y filosófico y menos aventurero aunque también, creo yo, de lectura amena y entretenida.
    Séneca, el camino del sabio. Editorial Diálogo, Valencia, 2006.
    Información en:
    http://lilloredonet.googlepages.com/seneca
    Un saludo.

  31. Urogallo de Troáde dice:

    Bueno, ya he llegado hasta el momento en que Teucro recrea para la corte la muerte de Aquiles…Original exposición de la misma. De lo que he leido hasta ahora me parece, ante todo, una novela de aventuras muy bien escrita. Me ha gustado especialmente su paso por Palestina, y aprecio que el autor respete esencialmente la historia canónica de la guerra de Troya ( con Dioses y todo) si bien me parece redundante el espacio destinado a recrear la Illiada, abandonando los 9 años anteriores…

  32. Vorimir dice:

    Me picó mucho la curiosidad sobre este libro por vuestros comentarios (y por que la temática me gusta mucho), así qu pregunté a mi amigo librero aquí en Málaga la posibilidad de traermelo.

    y claro, me dijo que por desgracia, a los 11 lerus del libro tendría que sumarle los gastos de envio, pues la distribuidora no llegaba hasta aquí…
    Así que lo he descartado por el momento.
    Y mira que me llama la atención.

    ya caerá…

  33. Laurence dice:

    Releyendo este tema al verlo actualizado me ha surgido la misma pregunta que cuando lo vi por primera vez – una vez saciada la curiosidad de saber cómo conseguir los dos libros de Lillo -. A saber…. Germánico, ¿te has leido ya “El jardín de Amílcar”?. Y si es así, ¿qué tal está?, ¿merece la pena?. ñ_ñ

    Saludos.

  34. Arauxo dice:

    ¿ñ_ñ? ¿Eso es algún código masónico, neotemplario o ultrasecreto que se me escapa?

  35. Germánico dice:

    Arauxo, a tuz zapatos…

    Laurence, no lo he leído: sigue en la lista de pendientes… (y, coño, acabo de ver que lleva más de un año).

    Saludos.

  36. Laurence dice:

    Me has pillado Arauxo…. andaba pensando cómo empezar mi nuevo trabajo de etimología de signos en clave y se me escapó una idea en mi comentario…. si es que está comprobado que no puedo hacer dos cosas a la vez…. (pero no me lo tengas en cuenta, ¿vale?. Lo achacaremos a cosas de la edad, combinar trabajo y locura de estudiar varias cosas a la vez…. en fin….). ;-)

    Y a ti Germánico, muchas gracias por tu respuesta. Eso sí, si cuando te lo leas te acuerdas… deja algún comentario al respecto. (por cierto…ahora que no nos lee Arauxo, te confesaré que lo de ñ_ñ te lo añadí al final del comentario como gesto simpático por preguntarte directamente aunque no fuera el sitio para ello. Es una tontería mía como otra cualquiera, pero es un emoticon que me recuerda a los ojitos de Betty Boop -vamos, que preguntaba con cara de niña buena-).

    Saludos.

  37. Ascanio dice:

    Eso qué es, ¿una bici del revés? (Bonito pareado)

  38. Arauxo dice:

    No. Es una cara de asombro con nariz chata.

  39. Germánico dice:

    OK, Laurence. Espero acordarme para cuando lo lea, porque me da que aún va a esperar un poquito… Y sí, esas “ñ” recuerdan a la Betty Boop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.