SOPORTAL DE LOS MALOS PENSAMIENTOS – Juan Antonio de Blas

SOPORTAL DE LOS MALOS PENSAMIENTOS - Juan Antonio de BlasDe vez en cuando me gusta dejarme aconsejar por el librero, porque me parece una manera perfecta para descubrir nuevos títulos, que si no fuera por esto, creo que jamás llegaría a leer. La última vez que hice esto me llevé 9 libros, entre ellos éste, Soportal de los malos pensamientos de Juan Antonio de Blas. Gran acierto.

Del autor no conocía nada y de la editorial tampoco, pero la recomendación pintaba bien: una novelita de capa y espada, con Quevedo como personaje principal, y una trama en la que se conspira para dar un golpe de estado en la Venecia del XVII. Un gancho del que difícilmente me iba a soltar.

Y en definitiva, la novela no es nada más ni nada menos (que esto es más difícil) que lo que prometía: una historia corta, con una trama conspiratoria que te mantiene en tensión desde la primera página, una estructura de narración con flashbacks que van dando coherencia a todo el hilo de la historia y unos personajes bastante trabajados a pesar de las pocas páginas que contiene el relato.

Como decía, Francisco de Quevedo es el personaje principal y alrededor de él giran otros nombres ilustres de la época, que en unos casos ayudarán y en otros tratarán de desbaratar los planes por los que lucha Don Francisco. En este sentido, al igual que en el de la ambientación, hay que decir que a pesar de que el libro es corto, el autor denota grandes conocimientos de la época tratada, condensándolos de manera más que correcta para dotar al libro del ambiente necesario sin llegar a ser un plomo descriptivo.

No os cuento más porque sería destripar el contenido de la novela, así que sólo me queda recomendarlo a cualquiera de vosotros que tenga interés particular por el turbulento siglo XVII en el Mediterráneo. Estoy seguro de que no solo no os defraduará, sino que seguramente os deje un muy buen sabor de boca. Ah, y se lee en una tarde, por lo que a mi juicio, se cumple el refrán de «lo bueno, si breve, dos veces bueno…»

[tags]Soportal de los malos pensamientos, Juan Antonio de Blas, Francisco de Quevedo, golpe de estado, Venecia, siglo XVII[/tags]

ampliar

     

21 comentarios en “SOPORTAL DE LOS MALOS PENSAMIENTOS – Juan Antonio de Blas

  1. Vorimir dice:

    Una pregunta Richar, ¿Es muy alatristesco?

  2. Urogallo dice:

    ¿Hay una escena en la que se encuentra en sueños al Conde-Duque de Olivares vomitando cal?.

  3. richar dice:

    Uro, que yo recuerde, no.

    Vorimir, yo diría que no mucho. La ambientación es similar por la coincidencia de la época, pero no es tan aventurero como Alatriste, es mucho más realista y creíble.

    Un saludo,
    Richar.

  4. ARIODANTE dice:

    Richar, una cosa que se agradece y que a mi me resulta dificilísima: la concisión y el resumen. En pocas palabras nos has dicho lo que había que decir, nos hacemos una idea del libro, y más o menos, sabemos a qué atenernos. Yo me enrollo como una persiana y al final a veces no sé si he dicho lo que tenía que decir.

  5. Germánico dice:

    Anda… Y yo que creía que la imagen de cabecera de hoy era un espermatozoide, y resulta que es Quevedo… Qué país…

  6. ARIODANTE dice:

    Tooma ya! ¿En qué estarías tu pensando, chato?

  7. txema dice:

    Siglo XVII mmmm me lo apunto. Y novela de capa y espada mmm… me encanta. Y cortito…mmmm. Mis niños lo agradecerán.
    Gracias por la recomendación.

  8. richar dice:

    De nada, Txema y Ario. German, estás enfermo…

    Saludos,
    Richar.

  9. Valeria dice:

    ¿Quevedo? ¡No queda sino comprarlo!

  10. Akawi dice:

    Me encanta esa época, la capa y espada y Quevedo, y si además es cortito pero completo, tanto mejor.
    Apuntado queda.

  11. Richar dice:

    Sí, se lee de un bocado, bastante sabroso. En breve le hincaré al otro del mismo autor que me llevé, “Al fondo Eggen”, creo que se llama, también de tercios españoles y demás.

    Saludos,
    Richar.

  12. pepe dice:

    Será el signo de los tiempos, supongo, que los reseñadores demuestren más pericia con el uso de palabras importadas del idioma inglés que con la geografía. Sepa usted, caballerete, que se puede decir “analepsis” en lugar de flashback y “prolepsis” en lugar de flashforward. El lugar al que usted alude en el título del libro no es Eggen sino Eger, nombre aleman de la ciudad checa de Cheb. El libro objeto de su reseña es una buena novela, en efecto, con un inicio verdaderamente magnífico: oculto en un soportal, amparado en la oscuridad de la noche, Quevedo, en lugar de ponerse a salvo de la degollina ordenada contra los españoles, vigila la puerta del palacio que alberga la embajada inglesa para matar al causante de todo el estropicio cuando salga por ella. La segunda novela a que usted alude también es buena, pero un poco más confusa porque la guerra de los treinta años es un absoluto galimatías. No sé porqué el autor no se anima a escribir una tercera entrega de las aventuras de Álvaro de Roa. A lo mejor si le escribe Javi proponiéndole publicarla en Evoé se anima a hacerlo.

    1. Javi_LR dice:

      Evohé, ejem.

      Sin duda, Pepe, sería una proposición irrechazable. Es como si Florentino Pérez te pasa una servilleta por debajo de la mesa con una cifra de un montón de ceros.

  13. richar dice:

    Hombre pepe,

    me alegro de leerte, me alegro de que te haya gustado la novela, y me alegro de que me corrijas respecto al uso del inglés y al nombre de la ciudad.

    Ya te contaré qué tal con esa segunda parte.

    Un saludote,
    Richar.

  14. Miki dice:

    No sabe la alegría que me da, de Juan Antonio de Blas he leido las dos novelas que editó Júcar hace casi (o sin el casi) 20 años y el tebeo de Barcelona al alba y no conocía este libro. Rápidamente salgo a por él.

  15. pepe dice:

    Richar, yo también me alegro de leerte a ti, tunante. Quizá valdría la pena decir que el librero que te recomendó la novela es bien conocido por su labor editorial -en solitario y en colaboración con otros-, que es un lector muy perspicaz y que es un excelente conversador y mejor persona. Hace poco Cavilius hablaba de él en una de sus reseñas, y sé que Ariodante le solía frecuentar cuando vivía en Madrid. El único defecto que se le conoce es el de haber comprado una casa cerca de mi pueblo, cuando debería haberla comprado en mi pueblo mismamente, que es mucho más bonito.

  16. richar dice:

    y no sólo eso, Pepe, sino también buen vendedor, que yo entré para recoger un libro, y me llevé 9 :-)

    Por cierto, que a mi mater le ha encantado el libro también.

    Un saludo,
    Richar.

  17. pepe dice:

    Es cosa sabida que tu mater tiene buen gusto para la literatura, Richar, y hay que entender aquí gusto no el sentido de deleite sino de facultad hermana del juicio. A ver si le escribo un correo un día de estos, porque sus recomendaciones son siempre provechosas.

  18. akawi dice:

    Eso Pepe y ya de paso nos las comentas, pues viniendo de quien vienen siempre es bueno saberlo.

  19. Valeria dice:

    Anoche he terminado “Al fondo, Eger”, la continuación de “Soportal de los malos pensamientos”.

    Como Pepe creo que ha comentado en otro hilo, también a mí me ha gustado más la primera novela, y no sólo porque el protagonismo que mi adorado Quevedo tiene en el primer libro se lo cede a Alvaro de Roa en el segundo. Un personaje fascinante, por cierto. La calidad de las dos novelas es altísima, pero la segunda novela exige una lectura mucho más pausada porque no puedes perder la concentración ni una línea, tal es la cantidad de información histórica que se maneja. Un innumerable número de personajes secundarios, varios países, la guerra de los treinta años… y una escritura sobria, dura, sin florituras, muy apropiada a las memorias de un soldado de los Tercios, aunque reconvertido en agente secreto.

    En cualquier caso, muy interesantes y recomendables ambas novelas. Y por cierto, con unas frases de inicio -en ambos casos- absolutamente geniales, impactantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.