SOLDADOS SIN ROSTRO: LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN, ESPIONAJE Y CRIPTOGRAFÍA EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA – José Ramón Soler Fuensanta y Francisco Javier López-Brea Espiau

El espionaje durante la Guerra Civil Española es algo conocido desde hace tiempo, y ha dado lugar a diversas obras, como por ejemplo las recientes novelas de Arturo Pérez-Reverte. Pero detrás de esos personajes literarios hubo en la realidad unos servicios de inteligencia, españoles o extranjeros, que como en todos los conflictos buscaron obtener información precisa en favor de su bando, en una labor que pocas veces es reconocida y muchas veces denostada. Este libro tratará el tema a través de dos partes principales interrelacionadas.

En una nos habla de las agencias de espionaje españolas que intervinieron durante la guerra, las cuales en la vertiente republicana son un popurrí de siglas y letras, así desde el inicial Departamento Especial de Información del Estado (DEDIDE), el Servicio de Información Militar (SIM), supuestamente a cargo de contrainteligencia, el Servicio de Información del Estado Mayor (SIEM), que se ocupaba del espionaje en territorio enemigo, del Servicio de Inteligencia Especial Periférico (SIEP), de los servicios de inteligencia del gobierno vasco y de la Generalitat, de los servicios de los partidos políticos, de las Brigadas Internacionales… Claramente podemos ver los problemas de las luchas de poder entre organismos, grupos, partidos, la escasez de medios para trabajar, la descoordinación que sufrieron en su funcionamiento; y, aún a pesar de todo ello, lograron algunos éxitos.

En el bando contrario se encuentran los servicios de información nacionalista, que aunque también afrontaron inicialmente una dispersión entre diversos órganos, e incluso algunos, como el Servicio de Inteligencia de Falange en ocasiones estorbando, se fueron fusionando y se creó un único servicio de inteligencia.

La segunda parte del libro trata de la criptografía. Asunto importante, pues el uso de códigos, claves y cifras permitía trasladar mensajes secretos entre unidades y departamentos, y el descifrado de los mensajes por parte de las fuerzas enemigas podía ser desastroso. Así nos presenta con detalle diversas claves usadas en diversos momentos de la guerra, la evolución de las mismas y la labor de los servicios de descifrado del enemigo que trata de romper las claves, apareciendo personajes no muy conocidos, pero que poco tenían que envidiar a los famosos criptógrafos de la Segunda Guerra Mundial.

El libro también presenta la intervención en la Península de los servicios de espionaje extranjeros, bien en el papel de alemanes o los italianos colaborando con un bando, bien los soviéticos colaborando con el otro. Incluso de presuntos países neutrales como el MI6 o el DEBuro francés, este infiltrado por agentes derechistas franceses, en una situación complicada y ambigua (así británicos, franceses e italianos tenían una especie de reparto de las Islas Baleares antes de la guerra).

Se completa la obra con unos Anexos muy interesantes mostrando diversos códigos usados en su momento.

En conclusión una obra adecuada para introducirse en esa parte de la Guerra Civil Española menos visible pero crucial, que nos presenta el funcionamiento del sistema de cifrado y claves de la época.

     

2 comentarios en “SOLDADOS SIN ROSTRO: LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN, ESPIONAJE Y CRIPTOGRAFÍA EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA – José Ramón Soler Fuensanta y Francisco Javier López-Brea Espiau

  1. David L dice:

    Gracias por la reseña APV. El tema es interesante, además hay que contar que en una guerra civil donde ciudadanos de un mismo país combaten cualquiera puede ser sospechoso de espía de ahí que las propias organizaciones políticas dispusiesen también de sus “servicios secretos”con la consiguiente complicación a la hora de unificar con eficacia los mismos. Curioso lo que comentas sobre el DEBuro francés y sus agentes derechistas, ya que la mayor parte de la guerra la jefatura de gobierno galo la ostentó un socialista, León Blum….parece que detrás de bambalinas se hacia también política.

    Saludos.

  2. APV dice:

    Bueno los servicios de inteligencia funcionaron de forma algo confusa (sobre todo los republicanos), por las rivalidades, la busqueda de enemigos internos y externos, el uso político de los mismos contra rivales políticos.

    Por ejemplo las Brigadas Internacionales estaban llenas de agentes de diversos países.

    El papel de los derechistas franceses fue en ocasiones importante, con sus propios intereses, grupos terroristas,… No olvidemos que luego vendrán las dos Francias con comunistas, vichyistas, resistencia,… eso no apareció de improviso en 1940, ya había ciertos elementos en un sentido u otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.