SOBRE EL OLVIDADO SIGLO XX – Tony Judt

SOBRE EL OLVIDADO SIGLO XX, Tony JudtEn opinión del historiador Tony Judt, cuyo libro ‘Postguerra’ ha sido reseñado en esta página, europeos y estadounidenses se toman su pasado reciente con demasiada ligereza. Es cierto, dice él, que cunden las conmemoraciones oficiales, los museos y los monumentos, pero se trata de actos de memoria selectiva,  nostálgico triunfalistas o recuerdo de sufrimientos colectivos; apenas el sucedáneo de una verdadera comprensión de lo acontecido. Según Judt, se olvida el sentido de lo ocurrido en épocas recientes y se pierde la ocasión de aprender de este pasado. Esta preocupación constituye una de las motivaciones fundamentales del libro que presento. La otra, que en realidad se subsume en la anterior, es la del papel de las ideas y la responsabilidad de los intelectuales en problemas de interés público.

 
‘Sobre el olvidado siglo XX’ es una recopilación de ensayos escritos por Judt entre 1994 y 2006, aparecidos en diversos medios periodísticos. Buena parte de ellos son reseñas de publicaciones de contenido historiográfico (estudios y biografías). Y vaya qué reseñas: generosas con los temas abordados, destacando su relevancia y contextualizándolos en profundidad  –sea la vida y obra de Arthur Koestler o la crisis de los misiles en Cuba, por ejemplo-; severas con los libros reseñados cuando a Judt le merecen reparos (en particular, una biografía de Primo Levi y una historia de la Guerra Fría, obra de John L. Gaddis, reciben unos buenos varapalos).
 
Las dos primeras partes del libro conciernen a intelectuales como los mencionados Koestler y Levi, además de Camus, Hannah Arendt, Louis Althousser y otros. No todos salen bien parados: Althousser (pensador francés que combinó marxismo y estructuralismo) y Eric Hobsbawm (historiador marxista) son duramente vapuleados. La tercera parte aborda diversos episodios europeos y los conflictos árabe-israelíes.
 
La cuarta y última parte se aboca a los EE.UU. Algunos de sus temas son: el drama vivido por Whittaker Chambers, un ex comunista que rindió testimonio en un bullado caso de espionaje en la época de McCarthy (el caso de Alger Hiss, que dio impulso a la «caza de brujas» emprendida por dicho senador); Henry Kissinger y la política exterior estadounidense; el mal momento del liberalismo estadounidense, sofocado por el neoconservadurismo y por sus propios tropiezos; desencuentros recientes entre Europa y los EE.UU. (aquí Judt pone en buen papel a Europa, alabando sus esfuerzos por constituirse en comunidad supranacional y su modo de atender a la Cuestión Social (sic), mientras que de los EE.UU. critica una peligrosa tendencia que, nos dice el autor, ya fue detectada por Tocqueville en el siglo XIX: la tendencia a la soberbia y la autocomplacencia, el «perpetuo autoaplauso» del que hablara el estudioso francés).  
 
Habida cuenta de su índole compilatoria, el libro es fragmentario, temáticamente disperso, lo que no merma en absoluto su validez. Basta con que se lo considere vertebrado por su trasfondo, una parcial recapitulación de la historia (no global) del siglo XX. Por demás, los artículos o ensayos poseen suficiente enjundia como para ser degustados por sí solos.
 
No me parece un libro de los imprescindibles, pero sí uno de verdadero interés.
 

Tony Judt, “Sobre el olvidado siglo XX”. Taurus, Madrid, 2008. 489 pp.
   
[tags]Sobre el olvidado siglo XX, Tony Judt[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando «Sobre el olvidado siglo XX» en La Casa del Libro.

     

26 comentarios en “SOBRE EL OLVIDADO SIGLO XX – Tony Judt

  1. Incitatus dice:

    Hola Rodrigo, como siempre un 10/10 para tu reseña.
    Le tenía ganas al libro, pero sino es imprescindible creo que me lo voy a ahorrar hasta la feria del libro de Madrid.
    Gracias Rodri

  2. Urogallo dice:

    Yo le doy 11/10.

    La verdad, me encantó POSTGUERRA, pero me temo que este ya va a ser demasiado especializado para mí. Tendría que leerme POSTGUERRA dos o tres veces ( o sea, que emplearía dos o tres años) más para poder apreciar debidamente este.

    Excelente reseña, y seguro que excelente lectura. No excluyo la posibilidad de conseguirlo más adelantada mi formación en el siglo XX, la recopilación de artículos me pareció de lo más digerible en «AL DIABLO CON PICASSO…», ya que te permite intercalar la lectura del libro sin perder el hilo.

  3. Rodrigo dice:

    Gracias compañeros.

    ¿En la Feria de Madrid hacen rebajas, Incit? Sería genial. En la de Santiago, con suerte encuentra uno saldos. Lo ponen casi todo igual de caro.

    ¿Especializado? No tanto, Uro. Pero vamos, que si fuera por formación o caudal de lecturas, ¿qué quedaría para los que avanzamos a trompicones en esto de la historia? Y no es tu caso, ¿eh? Es decir, no creo que para el público en general sea un despropósito leer este libro, ni una patudez reseñarlo no siendo uno un especialista. Aunque, como siempre sucede, el conocedor siempre podrá sacarle mejor partido.

    Voy degustando «Postguerra» de a bocados, que no es cosa de zampárselo de una vez. A menos, claro, que se le dedique atención exclusiva por un buen rato. Por el momento, mi impresión es que se trata de un libro excelente.

    Saludos.

  4. Incitatus dice:

    Rodrigo, rebajan un 10%, que no es mucho, pero si te compras muchas cosas al final se nota.

  5. Muy interesante la reseña, nos hace pensar lo difícil que resulta analizar la historia reciente, cuando aún tenemos un pie puesto en los conflictos.

  6. Ariodante dice:

    Muy buena reseña, Rodri, como siempre, manteniendo el nivel. El libro parece interesante, ciertamente. Creo que el autor es británico ¿no? Yo no he leido nada de él, pero vamos, aunque sea una recopilación y precisamente por serlo puede ser aun más amena su lectura. O la puedes leer a tramos, supongo.
    Uro ¿no te gustó el libro de paul Johnson? El de Al diablo con..Parece que a Johnson no le gusta muco Picasso, ¿no?
    Pues en la Feria hacen el 10%, que tampoco es una ganga, pero tal y como están los tiempos…

  7. Aretes dice:

    Rodrigo, a mí el tema del siglo XX me da mucha pereza porque parece que cuanto más se acerca en el tiempo los acontecimientos, más intento evitarlos.

    Ahora, lo que sí tengo claro es que yo quiero escribir de mayor como tú. Felicidades.

  8. Rodrigo dice:

    Bueno, 10% es mejor que nada…

    Justamente, Ario: Judt es británico, de ancestros judíos (rusos y lituanos). El libro se puede leer por tramos, como dices. Sin ser lectura liviana, es muy ágil. (El de Paul Johnson me interesa. Espero atraparlo algún día.)

    Aretes, me pasa algo similar con la historia reciente de mi país. De ella no soporto leer casi nada de lo sucedido en los últimos 40 años, más o menos. Por otra parte, lo cierto es que yo admiro el estilo de tus propias reseñas. Derrochan sensibilidad y elegancia, y me encanta el toque personal que les imprimes. Lástima que no te prodigues más.

  9. Ascanio dice:

    Me uno a Aretes en lo que opina del siglo XX. Me parece que estos acontecimientos están demasiado recientes en el tiempo y carecen de algo importante, la perspectiva, la falta de hechos posteriores que los sitúen en un contexto. Es decir, conocemos los sucesos anteriores, pero desconocemos los posteriores que tendrán lugar influídos por estos. En fin, que me he explicado fatal.
    Y si a esto se suma la falta de tiempo para leer otras cosas que me interesan más, pues me temo que no va a caer entre mis lecturas.
    Pero leyendo tu reseña, Rodrigo, tengo más que suficiente, jomío. Mira que te explicas bien.

  10. Ascanio dice:

    Y se me ha escapado un acento.
    Pero ya aprovecho, porque tengo una curiosidad: Rodrigo, ¿qué diferencia horaria tienes allí?

  11. Rodrigo dice:

    Te explicas muy bien, Ascanio. Y lo que dices es muy pertinente. Es exactamente el mismo problema que admitía, por ejemplo, el historiador Jean Meyer en su libro sobre Rusia –el que reseñé hace poco-: que al escribir la historia del período reciente carecía de suficiente distancia temporal y, por ende, de la perspectiva necesaria. Añadía: “Sólo cuando uno conoce las consecuencias, puede ponderar la importancia de los acontecimientos”. Pero tu formulación no tiene nada que envidiar a la de Meyer. Ahora bien, sucede que Judt suele hacer no sólo de historiador sino también de politólogo, y gusta de meterse en el fregado del comentario de actualidad. Por aquí cuelan –por así decir- los artículos de tema más reciente, que, hay que decirlo, no son muchos. Yo creo que al menos del siglo XX corto –hasta el 91- sí se puede escribir historia con un grado razonable de certidumbre, como se ha hecho -tentativa y todo, como supongo que es casi toda la historiografía-.

    Tal vez por ahi fuesen también los tiros de Aretes… Yo aludía más bien al
    hastío, incluso repulsión, que me provoca la historia chilena del último período.

    Ascanio, tenemos una diferencia de 4 horas, España por delante. O sea que, por acá, las reseñas aparecen a las 9:00 am.

  12. Ariodante dice:

    Nunca entenderé esto de las horas…¿cuatro con Chile y siete con Nueva York?

  13. Rodrigo dice:

    Sipi, cuatro horas de diferencia con Chile. Nueva York, no sé.

  14. jerufa dice:

    Nueva York son 5, Ario.

  15. jerufa dice:

    ¿O son 6?

  16. Germánico dice:

    http://www.worldtimeserver.com/current_time_in_US-NY.aspx

    Adoro esta página… En el curro la tengo siempre abierta. Es fabuloso lo de tener una «bronca» y, nada más terminarla, mirar qué benditos países están durmiendo en ese momento. A mí me relaja…

  17. Anraman dice:

    Cuatro horas con el Chile continental sólo tienen las Islas Canarias, el resto de España tiene una diferencia de cinco horas (seis con Nueva York).

    Esto casi todo el año, es decir, cuando no hay lío con el cambio de hora en verano y en invierno (es decir, que algún país esté con horario de invierno y el otro con horario de verano). Por alguna razón en América los países que cambian de hora lo hacen en distinta fecha que en Europa.

  18. Ascanio dice:

    Y ya si hablamos del cambio horario con Venezuela…

  19. Abraham dice:

    Gracias Rodrigo por tu reseña, yo también he leido el de Postguerra y me parece un libro excelente, voy a ver si logro encontrar este libro por acá en Guatemala… Saludos

  20. Gonzalo dice:

    Para variar, gran reseña de mi compatriota Rodrigo, con quien he notado que comparto prácticamente los mismos gustos. Un asunto curioso -o tal vez no tanto- es que hay algunas partes de «Sobre el olvidado…» que son casi idénticas a las de «Postguerra» (el capítulo dedicado a Rumania o su revisión del proyecto enciclopédico de Nora, por ejemplo) y otras a «Pasado imperfecto», su ajuste de cuentas con los intelectuales franceses a los que parece que Judt no solo critica sino que sinceramente desprecia (como ocurre con Althousser). De todos modos, es un libro formidable y que, mejor aún, se puede leer por partes.

    Saludos.

  21. Rodrigo dice:

    Qué tal, Gonzalo.

    Pienso que el libro de la reseña es un buen complemento de “Postguerra”. Se entiende que Judt empleó y reelaboró materiales de los artículos compendiados en “Sobre el olvidado…” (escritos y publicados antes de “Postguerra”), de ahí las coincidencias. Ah, de hecho Judt remite expresamente, en “Postguerra”, al artículo sobre Rumania publicado en “The New York Review of Books” (en 2001). También es cierto que Judt no profesa mucha estima por la intelectualidad francesa, aunque algunos de sus representantes salen bien parados (gran, gran elogio de Camus, sobre todo, y muy merecido). Y bueno, lo de Althousser… Pero no sólo los franceses están en la mira del autor, también intelectuales de otras nacionalidades; en general todos aquellos que sostuvieron el trasnochado idilio con la violencia revolucionaria.

    Por cierto, acabé «Postguerra» hace unas semanas, y qué decir. Excelente, monumental trabajo; memorable epílogo. Creo que este sí que es un imprescindible.

  22. Urogallo dice:

    Tengo el libro, hoy mismo le meto mano.

  23. Rodrigo dice:

    Excelente.

  24. Urogallo dice:

    Y tan excelente, desde luego. Las dos primeras partes no me atrajeron nada, pero las dos ultimas…Ufff. Fantasticas.

    «Los ingleses sienten nostalgia autentica por un pasado falso».

    Que modo más perfecto de retratarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.