LOS OLVIDADOS DE ROMA – Robert C. Knapp

A pesar del atractivo título de este volumen he de confesar que experimenté cierta prevención puesto que ya había leído muchísimos libros sobre vida cotidiana de la antigua Roma considerados clásicos como los de Paoli, Guillén o Grimal. Sin embargo, muy pronto empecé a devorar con avidez las interesantísimas páginas en la que Knapp consigue meternos dentro de la mente de los olvidados de Roma, o para ser más fieles a su título original inglés, los romanos «invisibles» (Invisible Romans).

La filosofía del libro la resume su autor a la perfección en su párrafo final:

«Sin duda, podemos fijarnos en los Alejandro, los César, los emperadores y generales del mundo clásico; podemos estudiar y admirar su filosofía, sus leyes, su literatura y sus maravillas arquitectónicas; pero detrás de todos estos logros había decenas de millones de personas que sostenían el mundo en el que tenían lugar: hombres y mujeres corrientes, esclavos y libertos, gente relativamente adinerada y gente terriblemente pobre, soldados, prostitutas, gladiadores y bandidos. Todos ellos merecen ser visibles en sus propios términos, y espero haber conseguido dar un primer paso en ese sentido». p. 364.

Pero ¿cómo conocer los pensamientos, esperanzas, deseos y angustias del 95% de la población del imperio romano, cuando la información literaria que nos ha llegado del mismo nos habla en su mayor parte de ese 5% restante que lo dominaba? Knapp recurre, como no podía ser de otra manera, a los documentos epigráficos, sobre todo a la epigrafía funeraria, que nos ofrece información de primera mano y que refleja hasta cierto punto el pensamiento de los hombres corrientes. La epigrafía humaniza mucho más el estudio de la Antigüedad, porque no hablamos de esclavos, libertos, mujeres o soldados en abstracto, sino que nos encontramos con el recuerdo de seres de carne y hueso que vivieron en unas circunstancias determinadas y que a través de sus monumentos funerarios se mostraron tristes o alegres, dejando constancia, entre otras cosas, del orgullo de ser libertos (esclavos liberados) o del amor que profesaban a sus familiares. Gran parte del atractivo del libro es conocer a romanos concretos con sus anhelos y fracasos.

A la información epigráfica Knapp añade la riqueza documental de los papiros encontrados en Egipto con documentos realmente asombrosos sobre el matrimonio, el divorcio, el pago de impuestos, las necesidades cotidianas… Sin embargo, la aportación que me parece más novedosa e interesante es que también ha tenido en cuenta fuentes como los papiros mágicos griegos, el libro de Artemidoro sobre la interpretación de los sueños o el Carmen Astrologicum de Doroteo de Sidón. ¿Qué mejor modo de comprender los deseos y pensamientos de la gente corriente que indagando cuáles eran sus consultas a los dioses o de qué modo intentaban dominar un mundo hostil por medio de conjuros mágicos o cartas astrales? A esto se añade el uso de las fábulas y los proverbios que, aunque escritos por autores de las élites, reflejan el pensamiento popular. Novedoso me parece también el uso del Nuevo Testamento como fuente del conocimiento de la vida cotidiana de los más humildes.

Con todas estas fuentes el autor nos presenta una narración de calidad realizada con el rigor del especialista que además quiere transmitir sus saberes a un público más amplio. De este modo nos encontraremos con la gente corriente, hombres y mujeres, que no pertenecía a la élite, pero tampoco estaban en el margen de la sociedad como los esclavos, a pesar de que algunos podían ser muy pobres. En los capítulos a ellos dedicados he disfrutado muchísimo. No menos interesantes son los dedicados a los esclavos, los libertos, los soldados, las prostitutas, los gladiadores y los piratas y bandidos. En todos ellos se aleja de los tópicos más conocidos y, yendo más allá de las anécdotas curiosas, consigue adentrarnos en la mente de esos romanos invisibles que, en mi opinión, consiguen una digna visibilidad con este trabajo.

Los olvidados de Roma. Prostitutas, forajidos, esclavos, gladiadores y gente corriente
Robert C. Knapp
Barcelona, Ariel, 2011. 416 pp.

[tags]vida cotidiana, Roma, epigrafía, monumentos funerarios[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando LOS OLVIDADOS DE ROMA en La Casa del Libro.

     

23 comentarios en “LOS OLVIDADOS DE ROMA – Robert C. Knapp

  1. Velits dice:

    Una pregunta tonta que nada tiene que ver con el contenido del libro, que ansío deborar en breve. ¿No os parece que las tapas tienen un tacto algo extraño? Igual es cosa mía… Un saludo y felicidades por la reseña.

  2. cavilius dice:

    Debe de ser un muy buen libro, desde luego.

    Pues ahora mismo no caigo en ningún libro de temática similar sobre el universo griego, vaya…

  3. Velits dice:

    ups… devorar…

  4. Vorimir dice:

    Lo tengo, aunque sólo lo he ojeado y leído alguna parte, un libro excelente. Y que sorpresa que Fernando Lillo nos traiga la reseña. :D

  5. Yllanes dice:

    Gran libro. Una de las novedades del 2011, sin duda. Aunque estoy de acuerdo en lo de las tapas…

  6. Farsalia dice:

    Un gran, gran, gran libro…

  7. Josep dice:

    ¿Fernando Lillo hace reseñas? Leñe, cómo está subiendo el nivel de Hislibris

  8. iñigo dice:

    Con respecto a la textura de las tapas del libro, quizás le pase como a “En el jardín de las bestias” que es de la misma editorial. Es una textura como plástica pero nada resbalosa… un poco rara, el problema es que si te sudan las manos deja huella… por otro lado no se resbala al sujetarlo. Diferente… lo malo es que se mancha con facilidad.

  9. Valeria dice:

    Una magnífica elección para una reseña. ¿La primera? Pues enhorabuena por la primera reseña y por el libro elegido. Un libro serio pero ameno, absolutamente recomendable para aficionados a la vieja Roma.

    Y cuántas Valerias por cierto.

  10. Veo que los que ya conocéis el libro estáis de acuerdo en que merece la pena. No es fácil conjugar la alta divulgación con la amenidad.
    Curiosamente veo que ha salido otro de similar temática según parece: Sesenta millones de romanos, escrito por Jerry Toner y publicado en Crítica. Todavía no lo he leído, así que no puedo opinar.
    Josep, el nivel es el de los hislibreños. Aún recuerdo cómo me “frieron” a preguntas y opiniones en la presentación en El Caldito de Héroes de Grecia y Roma en la pantalla. Nunca me había pasado que el debate y las preguntas superaran en tanto tiempo a la presentación y fueran tan interesantes. También en Valencia estuvieron los debates animados.

  11. Farsalia dice:

    Estoy leyendo el libro de Toner. En cierto modo, es parecido al de Knapp… pero no es lo mismo. Toner es más analítico, más sociológico incluso.

    ¿Primera reseña? Enhorabuena, pues.

  12. J.Ignacio dice:

    Estupenda reseña para un libro sumamente interesante, sobre todo teniendo en cuenta que se ocupa de los clases de personas que no son tratadas en otros libros sobre historia clásica. Simplemente decir que hace años, a principios de los noventa, Alianza Editorial publico una colección titulada “El hombre europeo” entre la que se encontraba los libros titulados “El hombre griego” y el “Hombre romano”, en los que en sus diversos capitulos se ocupaban de distintas figuras sociales. Asi en el “Hombre romano” hay capitulos decicados al soldado, al esclavo, al liberto, al campesino, al comerciante al pobre y al bandido, entre otros. En referencia a lo dicho por Cavilius el libro “El hombre griego”, que escribió el gran helenista Jean Pierre Vernant y otros autores, sea lo más parecido que existe respecto al libro que se reseña, si bien al contrario que el “Hombre romano” apenas hay capitulos referentes a figuras de las clases populares, posiblemente porque los griegos siempre fueron más elitistas que los romanos. J.Ignacio.

  13. cavilius dice:

    Vernant, Mossé, Garlan, Canfora, Murray… Sí, los colaboradores de ese libro editado por Vernant son de postín, pero habla de conceptos ya habituales en los ensayos sobre el mundo griego, como el hombre militar, el ciudadano, la economía… Se me ocurre, aunque tampoco es exactamente un equivalente del libro de Knapp, Clases y luchas de clases en la Grecia Antigua, otro manojo de artículos a cargo de Mossé, Vidal-Naquet, Finley y otros, donde se habla de los esclavos y los metecos. O tal vez El mundo rural en la Grecia antigua, editado por Julián Gallego y que incluye otro puñado de artículos de autores menos conocidos que los anteriores (quizá los más destacados son Robin Osborne y Davis Hanson), donde se habla del campesino, el ciudadano-campesino, etc. Pero no, tampoco es eso. ¿Algo que hable del bandidaje, los soldados de fortuna, las clases más desfavorecidas de la polis, los mendigos, las prostitutas…? Hum, no sé.

  14. Hagakure dice:

    Esta reseña me viene que ni pintada. Gracias Fernando.

  15. Aunque antiguo (1983) en el libro de Catherine Salles, Los bajos fondos de la Antigüedad, se desciende un poco al mundo popular griego y romano. No es un análisis a fondo pero es de fácil lectura.

  16. cavilius dice:

    Gracias, Fernando, no lo conocía. Lo buscaré.

  17. Farsalia dice:

    Cierto. Tengo el libro, Cavilius, te lo puedo prestar un día de estos…

  18. cavilius dice:

    Je je, soy rápido como un lince: gracias, farsalia, ya lo he conseguido. Echándole un ojo rápido, parece muy centrado en la cuestión de cómo satisfacían los griegos sus necesidades sexuales. La parte romana parece que abarca algún tema más pero tampoco mucho.

    En cuanto pueda (¿?) me lo leo. Y este de Los olvidados de Roma lo apunto en la lista de “Si alguna vez me compro algún libro de Roma…”

  19. Uther dice:

    ¡Oh Divino Jupiter Capitolino, alumbra la mente de Cavilius para que ese día llegue pronto y abandone la senda del error!

    Por cierto el libro muy bueno, hace poco que lo terminé y coincido en todo con Fernando Lillo (Felicidades). Incluso en ese extraño tacto de la portada. saludos.

  20. fulvia dice:

    Siento disentir con las reseñas anteriores. ¿nadie tiene nada que decir sobre la traducción?. Yo no he podido pasar del inicio. Que una editorial de cierto prestigio permita que un libro salga a la venta con errores de traducción tan evidentes es vergonzoso: por ejemplo “orden” con el significado de clase social es MASCULINO y no femenino y así muchos otros detalles que demuestran que ni el traductor ni el corrector tienen la más mínima idea de cultura clásica. Yo no me siento con fuerzas de continuar la lectura, por lo menos en su versión española. En cuanto al libro de Catherine Selles (los bajos fondos….) recuerdo que el traductor rebautizaba a la comedia “adelphoi” (los hermanos) como las adelfas y todo el mundo tan contento….
    Deberíamos exigir más profesionalidad en las traducciones o al menos dejar constancia de ello en las reseñas.

  21. Helvia dice:

    Hola a todos,
    No he leído aún Los olvidados de Roma, per sí Sesenta millones de romanos. Este último es un gran libro, de sesgo sociológico, como habéis dicho, pero tiene un problema: trata un periodo muy amplio, desdel el s. II a.C. hasta el III d.C. al menos y aplica las mismas conclusiones sin tener en cuenta las diferencias cronológicas. Lo mismo se puede decir de las fuentes, la mayor parte de ellas griegas y de cronología muy diversa. A pesar de esas pegas, se aprende mucho y se disfruta de la lectura, aunque, en consonancia con lo dicho por Fulvia, la traducción es manifiestamente mejorable. ¿Qué pasa actualmente con los traductores? ¿Ya no hay correctores?
    Un saludo a todos.

  22. iñigo dice:

    Leído este verano, a mi me ha parecido un libro muy entretenido y lleno de anécdotas e información de la que no tenía la menor idea. Me ha llamado la atención sobre todo la parte dedicada a los libertos y en el capítulo a los legionarios, como estaba tratada la institución del matrimonio. En definitiva muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.