RECUERDOS DE UN SOLDADO – Heinz Guderian

Recuerdos de un soldadoDe la temática del libro y de su autor.
El volumen, talludito dentro de lo que cabe, con su medio millar de páginas, contiene las memorias del General Heinz Guderian, principalmente durante la segunda guerra mundial, aunque hace breves referencias a su vida anterior en los primeros capítulos.

Para los aficionados a la historia militar no hace falta entrar en detalle sobre Heinz Guderian, pero es de rigor pensar en quienes puedan no conocer al personaje. Que digo yo que los habrá.

Heinz Guderian, nació en Kulm, sobre el Vístula (entonces Alemania, actualmente Polonia), hijo de Friedrich Guderian, oficial en el primer batallón de cazadores de Pomerania. Siguiendo los pasos de su progenitor entró en la milicia, saliendo de la escuela de cadetes en 1907. Combatió en la primera guerra mundial, y fue uno de los que se quedaron en el reducido ejército de posguerra. Quiso la suerte (buena o mala, quien sabe, o mas bien según para quien) que en 1922 fuera enviado al cuerpo de transportes, y le diera por estudiar los camiones blindados. Entonces nació su interés por las fuerzas acorazadas, interés que se desarrollaría en el estudio de las teorías de Fuller y de Liddel Hart, así como las de un tal Charles de Gaulle, cuyo libro, “Vers l´Armee de Metier”, que sería paladinamente ignorado en Francia, traduce al alemán. De todo ello nacería su propia teoría, que plasma en la obra “Achtung Panzer!”, que propone el empleo de los carros de combate en combinación con las demás armas. Esta teoría llevaría a la formación de las divisiones acorazadas alemanas (mas conocidas como “panzer”). Teoría y formación serán uno de los principales motivos del triunfo alemán durante la primera mitad de la segunda guerra mundial.

Durante la segunda guerra mundial Guderian va a vivir dos épocas muy distintas. En primer lugar como comandante sobre el terreno, participando a las campañas de Polonia (1939), Francia (1940) y la Unión Soviética (1941). La derrota a las puertas de Moscú y la retirada de sus tropas hacia un frente mas defendible sin permiso harán que sea destituido.

Vuelve al servicio activo en marzo de 1943, nombrado Inspector General de las Fuerzas Acorazadas, un puesto que implica funciones tanto en el ámbito teórico y de la planificación militar como en el de la producción y el suministro. Llevará a cabo estas tareas hasta el 21 de julio de 1944, en que toma posesión de su nuevo cargo como Jefe del Estado Mayor General.

Fue cesado el 29 de marzo de 1945 por Hitler, y pasó los últimos meses de la guerra en el sur de Alemania. Fue capturado por los estadounidenses el 10 de mayo de 1945, en el Tirol, junto con el Estado Mayor de la Inspección General de las Fuerzas Acorazadas, cuya jefatura ocupó hasta el final de la guerra.

Fue liberado en 1948, y se retiró, escribió el libro que hoy nos ocupa, falleciendo en Schwangau, en 1954.

Y volviendo a la temática del libro. Es mucho mas fácil definirla ahora que conocemos, sumariamente, la vida de su autor. El libro recoge, principalmente, sus memorias de la segunda guerra mundial. Es decir, todo lo que hemos comentado que le sucedió, con detalle, y contado por él mismo (no volveré a repetirlo).

Para bien y para mal.
El libro tiene dos partes bien definidas, y cada una tiene sus virtudes. La primera parte, en que Guderian estuvo al mando de tropas sobre el terreno, tiene como principal virtud una excelente narración de los acontecimientos militares, acompañada de multitud de croquis que ayudan a clarificar al lector interesado las acciones que se narran (me atrevería a añadir incluso que semejante profusión de croquis es excepcional, los interesados a la historia militar no estamos acostumbrados a tanto). No obstante es la parte del libro que puede resultar mas árida al lector profano, ya que la mayoría de la narración se centra en avances, combates, conquistas, y batallas (con profusión de nombres de unidades, llenos de numeritos)

Por oposición en la segunda parte de la obra, cuando narra sus vivencias al frente de mas altas responsabilidades, la visión de la guerra que da es mas genérica, y nos introduce mucho mas y mejor en las bambalinas de la toma de decisiones. En esta segunda parte hay mas política y menos “fichitas”, mas opiniones personales y menos ciudades de nombres impronunciables. Seguramente esta sea la parte que resulte mas entretenida para el lector. Sobre todo sus periódicas “broncas” con Hitler.

En todo caso es una obra muy interesante, donde llaman la atención bastantes cuestiones.
En primer lugar, y personalmente siempre me lo pregunto cuando leo este tipo de memorias, saber si podemos considerar “nazi” al autor, Guderian en este caso, en virtud de lo que él mismo escribe sobre sus vivencias. Mi respuesta es que tal vez no, solo tal vez.

Por un lado Guderian fue uno de los principales beneficiarios de la ascensión de Hitler al poder. Sus teorías sobre la guerra blindada y la combinación de armas triunfaron principalmente a partir de la llegada al poder de Hitler, y gracias al interés que supo despertar en Hitler ¿Cómo hubiera sido la carrera de Guderian de no haber existido Hitler, u otro como él? Tal vez hubiera sido mucho menos vistosa de lo que fue. Por otro lado Guderian fue uno de los oficiales alemanes que mas a menudo y mas vehementemente se opuso a Hitler, hasta el punto de ser cesado dos veces (increíblemente sobrevivió a ello). Así pues posiblemente no fue nazi, pero Hitler le vino bien, profesionalmente.

En segundo lugar llama la atención el posicionamiento de Guderian frente al intento de atentado contra Hitler el 20 de julio de 1944. En sus propias palabras: “El efecto del atentado es terrible, cualquiera que sea el punto de vista. Yo mismo rechazo el asesinato en todas las formas. Nuestra religión cristiana da un mandamiento susceptible de una sola interpretación. En consecuencia no puedo aprobar la defensa del atentado. Pero abstracción hecha de esta razón religiosa, debo afirmar que ni las propias premisas políticas internas ni las externas eran propicias el éxito del golpe de Estado.”

Increíble posicionamiento religioso frente al atentado que no se encuentra cuando habla de la invasión de Polonia, Yugoslavia o la Unión Soviética.

Finalmente especificar que, por desgracia, no hay ningún comentario de Guderian sobre las atrocidades que se llevaron a cabo en el tercer reich, contra ciudadanos alemanes y extranjeros. Y esto a pesar de que si se atreve a criticar las atrocidades llevadas a cabo por los soviéticos. Incluso critica que en los momentos finales de la guerra los aliados occidentales no fueran capaces de comprender la crueldad y la ambición soviéticos, y no ayudaran a Alemania a detenerlos. Obviando por supuesto, completamente, la ambición y la crueldad del hitlerismo al que él mismo servía.

Desde mi punto de vista.
Nunca me cansaré de repetir que las memorias de época son sumamente interesantes, pues dan una imagen de la época desde el punto de vista que tienen sus protagonistas en el momento en que escriben, que no necesariamente es su punto de vista en el momento en que tuvieron lugar sus vivencias, téngase en cuenta.

Recomendado, en suma, para conocedores, y también para aficionados con capacidad crítica. Tragadatos abstenerse.

Nuevamente y como siempre, esto es sólo una opinión, que espero resulte útil.

[tags]Recuerdos soldado, Heinz Guderian, biografías, grandes contiendas, segunda guerra mundial[/tags]

Compra el libro

134 Respuestas a “RECUERDOS DE UN SOLDADO – Heinz Guderian”

  1. stuka Dice:

    Saludos de nuevo, Koenig en el párrafo anterior me refiero al párrafo de juanrio no al tuyo que he visto que se puede crear confusión con lo de agresores y agredidos porque tu tambien escribes algo sobre eso. Es cierto que está mal generalizar con lo de crímenes de unos y de otros nombrando a paises enteros, pero creo que todos entendemos lo que queremos decir, y claro que las ideologias racistas Nazis, la barbarie, etc están ahí y están mal, pero eso es ideología de un partido que surgió en un País(no del pueblo alemán en sí, como bien dices tu antes no se puede generalizar en un pueblo) aprovechándose de las circustancias que nombré en el párrafo anterior y que además se valió del miedo, donde se perseguia a los que disentian, donde no se podia criticar libremente lo que ocurria, donde se encarcelaba y fusilaba también a los alemanes disidentes y donde se lavó el cerebro con un ministerio de propaganda, yo creo que el pueblo alemán es otra víctima mas de la guerra y del nazismo y del comportamiento de las naciones implicadas en el tratado de Versalles, que crearon el caldo de cultivo para que en Alemania aflorase el Nacional-Socialismo, y por supuesto también de no haber hecho lo suficiente para evitar que surgiese(en cuanto a los alemanes contrarios al régimen). La semana pasada en un documental (La Alemania de postguerra) vi el testimonio de un profesor alemán de la época al que le preguntaron como pudieron votar a Hitler, el profesor afirmaba que el no le votó pero esplicó; “Hitler les prometió pan y trabajo en una época en la que nadie lo hacia, hoy en dia estas cosas no parecerán nada pero en aquella época a todos nos parecia el cielo”.

  2. Rodrigo Dice:

    Pero qué afán de justificar lo injustificable, Stuka.

    El racismo estaba muy extendido y racistas había en todas partes, en efecto, pero ninguno de los gobiernos de los aliados occidentales apelaba al racismo como instrumento de movilización popular, en ninguno de ellos era un componente del discurso oficial (remarco: oficial) ni fueron ellos, los aliados occidentales, quienes concibieron y ejecutaron un programa de exterminio sistemático o de reasentamiento y esclavización de etnias “extrañas”.

    En cuanto a tu intento de relativizar el concepto de “agresor”. Que Alemania tuviese motivos fundados para quejarse de su estado de postración no es razón para dejar de considerarla como lo que fue, la parte agresora. Hitler tuvo siempre en mente la guerra, preparó a Alemania para la guerra e hizo todo lo posible para conducir a Europa hacia un estado de guerra. No fueron Francia ni el Reino Unido ni la URSS los que se anexionaron Austria, subyugaron a Checoslovaquia y atacaron a Polonia, para luego embarcarse en una campaña de guerra total contra las potencias rivales. Los aliados evitaron continuamente la guerra, no la desencadenaron, haciendo a Alemania cuantas concesiones les fue posible. Su política de contención (¡no de belicismo!) ni siquiera cedió ante situaciones humillantes como la de Chamberlein en Munich. La negación (o sugerencia de negación) de un hecho tan incontrovertible como que Alemania fue el país agresor sólo puede restar seriedad a tu argumentación.

    Yo creo que la medida de hacer cargar a la Alemania guillermina con la culpa de la guerra –en exclusiva- fue un tremendo impedimento para que prosperase la República de Weimar. Pero tampoco es que aquella Alemania hubiese sido un santito. Difícilmente podía esperar ser tratada con indulgencia, visto que también en ese entonces fue un agresor inmoderado. El afán de dominio universal, el ataque artero a Bélgica, la política de represalias contra civiles –aplicada ya en agosto de 1914, el primer mes de la guerra-, la guerra submarina, el rechazo de cualquier intento de intercesión y la voluntad de hacer la guerra hasta el final (negándose a todo asomo de concesión), la prepotencia moral con la que Alemania se creyó dispensada de casi cualquier escrúpulo y autorizada a cometer atrocidades; fueron factores que, con toda razón -a mi entender-, llevaron a los vencedores a tratar de conjurar la amenaza alemana.

    Por mi parte, no he sostenido ni sostengo que todos los alemanes fuesen racistas o criminales. Lo fácil es atribuir a los alemanes de entonces el papel de víctimas de la demagogia revanchista de los nazis, como si hubiesen sido unos peleles faltos de discernimiento e incapaces de prever las consecuencias de sus actos. Lo cierto es que muchos de ellos votaron por los nazis y apoyaron sus políticas, y luego demasiados de ellos hicieron la vista gorda ante sus crímenes y excesos –cuando no se aprovecharon de éstos-. Que Alemania, en aquel tiempo, careciese de tradición democrática y de un “ethos” cívico-libertario consolidado (en cambio, había en ella mucho de mentalidad gregaria y de pasividad política, afanosa de delegar responsabilidades de mando y resolución en una autoridad despótica) acaso pueda explicar buena parte de sus errores, pero no los justifican.

    Por demás, me atengo plenamente a lo planteado por los compañeros.

  3. Koenig Dice:

    Buenas tardes.

    Antes de entrar en mas detalles.

    Alsacia pertenecía a Francia desde el final de la guerra de los treinta años, a mediados del S XVII, y Lorena siempre había sido un ducado semi-independiente, a caballo entre Borgoña, el imperio y Francia, formando parte de esta, si no recuerdo mal, desde finales del S XVII.

    Francia pierde estas dos provincias cuando le son arrebatadas por Prusia a raíz de la debacle en la Guerra-Franco Prusiana de 1870. Desde entonces hasta 1918 Prusia-Alemania llevan a cabo una labor de germanización que pasa por el exilio de muchos alsacianos y loreneses hacia Argelia (francesa), que se estaba colonizando. Dicha germanización no tiene éxito, y cuando a raíz del tratado de Versailles vuelven a Francia la población lo acoge con alegría. La misma alegría que sentirán en 1944 cuando sean liberados.

    No me pongas pues como excusa que Francia se anexionó territorios alemanes en 1918. Se limitó a recuperar territorios propios arrebatados en 1870. Y además con el beneplácito de la gran mayoría de sus habitantes.

    En otro orden de cosas, Versailles y la “puñalada en la espalda” forman parte de la mística nacionalsocialista para explicar una derrota, en la IGM, que no pudieron entender, dado que las tropas enemigas no llegaron a pisar territorio alemán. Un caso clásico de guerra mal terminada, de las que comentaba mas arriba. Por ahorrarse bajas en 1918 los aliados occidentales las tuvieron en 1939-45.
    Las condiciones de Versailles no fueron, sin embargo, las causas, sino una excusa, para la llegada de hitler al poder y su posterior expansionismo.

    Si hemos de buscar causas económicas, entonces la depresión del 29 lo fue en mucha mayor medida que unas reparaciones que Alemania ya no pagaba. Ni siquiera la ocupación del Ruhr, que ya había sido abandonado desde 1925.

    Si hemos de buscar causas políticas. Nadie protesto, ni Francia casi, por la remilitarización de Renania (cuya desmilitarización fue consecuencia de Versailles). Cuestión muy distinta fue la anexión de Austria, que nunca hábía pertenecido a Alemania y que no le había sido arrebatada en Versailles, y sin embargo la ocuparon. Como los sudetes, que sin embargo fueron concedidos a Alemania en una lamentable demostración de credulidad de los gobernantes del Reino Unido y Francia. Hitler se anexionó seguidamente Checoslovakia (que tampoco le había sido arrebatada a Alemania, sino a Austria-Hungría, y que además era un país que había prometido respetar unos meses antes). Tras esto vino Memel. Y finalmente la última reivindicación fue el corredor polaco. Queda ver que hubiera pasado si Alemania se hubiera limitado a una invasión parcial. O a firmar una paz con Polonia, en octubre de 1939, quedándose solo con el corredor, en vez de con el país entero.
    Pero Hitler estaba lanzado.
    Yugoslavia, Grecia, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Noruega, la Unión Soviética. Nada de eso fue a causa de Versailles.

    Así que creo que cargar el muerto de la IIGM a la paz de Versailles es un exceso. Sin negarte por otro lado que ese tratado fue un auténtico desastre y un perfecto modelo de como no deben de hacerse las cosas.

    Con respecto al racismo. En tres frases.
    El racismo es muy antiguo y se ha dado en todas las sociedades que han estado en contacto con una raza distinta. En la mayoría de las ocasiones el problema racista se ha resuelto mediante una gradual asimilación de estas razas distintas. La Alemania hitleriana buscó el aniquilamiento sistemático y científico de las razas distintas como medio de solucionar el problema.

    En fin, que no comparemos el racismo contra los negros estadounidenses, o contra los hindúes británicos, o contra los annamtias franceses, con el racismo aniquilador contra los judíos alemanes.

    Con respecto a lo que Hitler prometió a los alemanes. Para empezar podemos enjuiciar su gestión como se enjuicia toda gestión, observando los resultados finales. Se resumen en una palabra: devastación.
    En segundo lugar si las personas son responsables de sus actos individuales, los pueblos deben serlo de sus actos colectivos. Los alemanes no fueron capaces de quitarse a Hitler de encima cuando vieron como pintaba el nacismo, y esa incapacidad se debió en gran parte a que como las cosas mejoraban, no estuvieron dispuestos a preguntarse a costa de qué, o de quien.

    Opino.

    Saludos.

  4. Koenig Dice:

    Cago en todo (con perdón) Rodrigo.
    Estoy en moderación y te juro que no te había leído.

  5. Rodrigo Dice:

    Vale, Koenig. Yo es que suscribo a todo lo que postulas.

    Por precisar: valga lo que afirmaba sobre el racismo y los gobiernos, tendiendo en cuenta las diferencias de contexto. Me refería específicamente al contexto europeo. (Sería tonto afirmar que el imperialismo británico y el francés no tuviesen un componente racista, por ejemplo.)

    Es cierto que Versalles fue un ejemplo de lo que no debía hacerse. Por lo mismo es que, finalizada la SGM, los aliados procuraron hacerlo todo de modo muy distinto.

    Y es Chamberlain, no Chamberlein. (Error mío.)

  6. Antonio Dice:

    Buenas noches a todos y felicidades a Koenig por decir tanto tan bien y tan claro. Yo estoy en esa línea de opinión acerca de las diferencias entre Crímenes y CRÍMENES de guerr, pero no sabría expresarlo ni documentarlo con tanto acierto.
    Atte.

  7. APV Dice:

    Respecto a Alsacia y Lorena, la incorporación a Francia del territorio de Alsacia comenzó en 1648 y no terminó hasta 1798; Lorena fue anexionada hacia 1756. Cuando se produce la anexión a Alemania había una parte de la población que era más alemana (creo que sobre todo en Alsacia).
    Obviamente los prusianos favorecieron la germanización pero también hicieron lo mismo los franceses con deportaciones masivas y la prohibición del alemán como lengua.

  8. stuka Dice:

    Bueno chicos, harto de tanto crimen os voy a dar una reseña para que los que no lo conozcais os riais un rato con algo de la guerra, el oso Voytek , un saludo.

  9. Romel Dice:

    Hola,como podeis ver soy nuevo en este debate entre apasionados de la IIGM.
    Mi observación es la siguiente:Esta pagina creo observar que no es para tratar el tema de los genocidios, o si uno era nazi o no,esta tertulia a mi modo de ver, es para debatir sobre tacticas, armas, que militares fueron mas audaces,batallas estrategias.Dejaros de chorradas de quien mato mas, ya hay mucho escrito sobre eso,creo,que lo que nos atrae de la IIGM son el avance tecnologico, los “cacharros”que surgieron las batallas, los nombres.
    Yo estuve hace poco en Saumur en el museo de blindados y es espectacular,estar cerca de un kingtiger me puso los pelos como escarpias,tambien estuve en el museo de la guerra de Londres y tocar el blindado de “MONTY” fue apasionante.Ir a Normandia estar allí sentir lo que sucedio en ese lugar,el valor la muerte,el combate ,los momentos que se vivieron ,casi pe pongo ha llorar.Claro que se cometieron barbaridades pero como han comentado por aqui ,se siguen cometiendo bajo la impasividad de los gobiernos.Creo que es mas gratificante debatir sobre que carro de combate era mejor , o que estrategia es la mas adecuada,o el mejor avion de combate fue el mas rapido.Perdonad si alguien se ha ofendido,pero a mi modo de ver las cosas, la crueldad ha sido y sera parte y centro del ser humano por mucho que nos cueste admitirlo.
    Un abrazo para todos.SEMPER FIDELIS.

  10. Koenig Dice:

    Buenos días.

    Estimado amigo Romel. Esta página, que yo sepa,admite cualquier tema. Desde el genocidio o la ideología de determinados personajes históricos, hasta tácticas, estrategias o qué oficial reunía determinadas calidades. Y esto circunscribiéndonos exclusivamente al tema de la historia militar. Que hay muchos mas campos de la historia, de los que también se trata en esta página. Y todo esto por no hablar de libros, que son el punto de partida de casi todos los debates que aquí mantenemos. Realmente, el límite suele ser el interés de quienes debaten, y las formas que deben guardarse.

    Esto incluye, seguramente, temas que a mi, a ti o a cualquier otro le parecerán chorradas. O sobre los que hay mucho escrito. Y que sin embargo para quienes los debatan tendrán interés, y les resultará gratificante hablar de ello, así que tendremos que respetar que lo hagan, igual que ellos tendrán que respetarnos si hablamos de batallas o estrategias.

    Por otro lado, y entrando en uno de los temas que apuntas, también estuve en Saumur hace unos años, y no comparto tu apreciación. El museo me pareció un almacén, y los vehículos parecían maquetas pintadas. Creo que les falta una importante labor de ambientación. Aunque hay que reconocer que la de conservación la hacen magníficamente. Creo que ese Königstiger es el único existente en la actualidad capaz de funcionar. Cosa que hacen una vez al año.

    Por lo demás tampoco los campos de batalla me producen especiales sensaciones, debo decirte sinceramente. Me interesan desde el punto de vista topográfico, para entender como sucedieron las cosas. Pero nada mas.

    Y con respecto al lado glorioso de las batallas, una de las cosas que ha aprendido sobre historia militar es que cada minuto de gloria cuesta horas de sufrimiento. Es algo que no se debe olvidar.

    En todo caso, aprovecho para darte la bienvenida por aquí, y animarte a pasarte también, si quieres, por el foro, donde esa libertad de temática de la que te hablaba antes se multiplica exponencialmente.

    Un saludo.

  11. Romel Dice:

    Querido y admirado Koeing, tienes razon,uno es libre de opinar lo que quiera,faltaria mas pero resulta que no nos ha servido de leccion y no soporto el lado oscuro de la vida, prefiero quedarme con lo practico, lo sencillo, un poco absurdo por mi parte.
    Por otro lado Saumur es semiprivado y bastante hacen los pobres.
    Los lugares,las sensaciones ,pues que quieres que te diga, la amistad, la camaraderia,el honor y el cuidar de alguien que esta sufriendo a tu lado,que esta compartiendo la muerte, de eso amigo mio ya no queda.
    En los momentos buenos todos nos arrimamos pero dar la vida por un compañero caido que quieres que te diga.
    Para mi lo mas importante es la amistad entre los hombres,eso que ahora llaman en terminos vulgares “el buen royo”.
    ¿Acaso no es glorioso dar lo mejor de ti mismo sin esperar nada a cambio?
    ¿Acaso no es glorioso llorar junto una persona la cual las esta pasando “canutas”,sinceramente admirado Koening mi idea de la gloria es estar siempre cuando mas te necesitan.
    De todas maneras, es un honor que alguien tan serio que ve las cosas con tanto rigor se haya preocupado en responderme ,muchisimas gracias, estoy seguro que voy ha aprender muchas cosas de vosotros,afin de cuentas soy un simple agricultor de un pequeño pueblo.Un sincero saludo.
    SEMPER FIDELIS

  12. Koenig Dice:

    Mi estimado Romel.

    Obviamente hay una grandeza en ayudar a quienes lo necesitan, sean estos amigos, indiferentes o enemigos. Eso es innegable.

    Sin embargo, donde no veo grandeza alguna, es en desear que alguien necesite mi ayuda para ayudarle. Me explico. Llorar, como dices, junto a una persona que las está pasando “canutas”, significa, ante todo, que esa persona las está pasando “canutas”. Y eso no se lo deseo a nadie, ni siquiera para tener el honor de llorar junto a él.

    Yo, sinceramente, a mis amigos en mayor medida y al resto de la humanidad de forma, cierto es, mas indeferente, les deseo que nunca jamás necesiten la ayuda ni el sacrificio de nadie; les deseo que sean felices y que las cosas les vayan bien. A pesar de que eso me convierta en alguien que nunca tendrá la ocasión de ganar la gloria de ayudar a nadie.

    Otra cosa es que uno se vea en la situación sin desearlo. Pero ahí, mi estimado Romel, es donde los discursos no valen. Como decía un profesor mío de literatura: “una cosa es el amor platónico y otra muy distinta el amor plato único”. Es cuando las situaciones son reales cuando las personas dan la medida de si mismas, no cuando son hipotéticas. Y parafraseando a otro, no hay situación hipotética que se resista al contacto con la realidad.

    Para terminar. Decía antes que cada minuto de gloria cuesta horas de sufrimiento. Frase engañosa y mal formulada por querer hacerla demasiado corta. Así pues, me enmiendo. “Cada minuto de gloria de una persona, cuesta horas de sufrimiento a otros”. Así mejor.

    En todo caso, esto son opiniones, por supuesto.

    Saludos.

  13. Romel Dice:

    Hola Koening,la razon como siempre no te abandona,simplemente pienso que alli se libro una guerra y acudieron en nuestra ayuda gente que vivia amuchos kilometros de alli.
    Habia que hechar a ese hijo de oficial de aduanas, morfinomano y cargado de complejos de Europa.
    Bueno y ahora ha responderme a una pregunta a la cual nadie me sabe resporder,todo el mundo al que se la formulo discrepa .
    ¿Königstiger o IS2?
    Como siempre agradecerte tu atención y tu tiempo.Un sincero saludo.SEMPER FIDELIS.

  14. Koenig Dice:

    “¿Königstiger o IS2?”

    Estimado Romel, en este asunto me toca a mi plegar velas antes de topar con el solidísimo escollo de mi ignorancia.

    Aparte de conocer ambos vehículos, tal vez incluso ser capaz de distinguirlos en fotografía, y saber que fueron de los últimos modelos desplegados en el campo de batalla, me temo que poco puedo decir en cuanto a sus esepceficiaciones técnicas y, consecuentemente, en cuanto a su mejor o menor calidad en este aspecto.

    Cosa distinta sería centrarnos en los resultados que dieron en las acciones en que participaron. Sin embargo, la forma de utilización de ambos tipos de blindado fue tan diferente que es muy difícil hacer una comparación a este nivel. El Königstiger actuó mayoritariamente a la defensiva o en contraataques locales, y siempre en pequeños grupos, siendo de suma importancia que no fuera destruído pues no se dispuso nunca de gran cantidad de ellos. El IS-II combatió arropado en grandes masas blindadas, en ofensivas de amplísima envergadura y con un total desdén por las bajas, ya que las cadenas de producción podían sustituír los perdidos en muy breve espacio de tiempo.

    Así que, como ves, se me antoja difícil la comparación.
    Por otro lado creo recordar que Osprey sacó un libro dedicado a este tema.

    Opino.

    Saludos.

  15. Romel Dice:

    Hola Koening ,veo que ademas de saber un rato largo de historia, eres una persona muy humilde,puesto que has especificado muy escueta pero verazmente ,las tacticas de ambos contendientes.Se que no te has querido mojar,pero bueno creo que es por que a ti te van mas los nombres.Yo ahi soy un profano puesto que en un pueblo es dificil hacerse con buenos libros.
    Por favor, necesito titulos.He leido por aqui que ¡Achtung Panzer!se vende en España,si esta en Aleman me interesa, por que por ahi traducen como quieren y lo que quieren.
    Otra cosa, ni Guderian ,Romel,Doeniz eran nacionalsocialistas ni siquiera Jold, jefe del estado mayor y ayudante de Hitler.Eran autenticos militares de carrera, personas que no pensaban en genocidios,ni en espolios.
    Jold fue juzgado en Nurenberg y ahorcado, pero fue por la insistencia de los sovieticos.
    Las violaciones , saqueos y demas desmanes de cometieron como dicen por aqui en la parte sovietica, por que el soldado “Ivan” era un hombre de campo, analfabeto sin cultura, rudo.
    El genocidio nazi vino por los delirios de dos “Arios puros” Adolf Hitler y Heinrich Luitpold Himmler,ironias de la vida.
    Goering,Goebels,Hess eran simples piezas de “Thule” o Vril,sin otro cometido que vivir a cuerpo de rey,codearse con la alta sociedad.
    Quiza Goebels vivia mas en la idea de la inmortalidad, de el fanatismo ,un adulador,pero afin de cuentas un palmero sin poder militar alguno.
    Por fabor estos son los datos de los que dispongo,si estoy equivocado en algo,corregidme,me interesa saver todo,datos datos y mas datos.
    No deja de ser historia,pero amigos ,que historia!
    Como siempre agradeceros la atencion y el apasionante debate.
    SEMPER FIDELIS.

  16. Romel Dice:

    HEINZ GUDERIAN
    ACHTUNG-PANZER!
    EDITORIAL TEMPUS

  17. Vlasov Dice:

    He comentado lo mismo en el post del libro de las memorias de Von Manstein “Victorias frustradas”… el libro de edición de bolsillo ha sido descatalogado:

    Soy de Las Palmas. Ayer solicité 2 ejemplares del “victorias frustradas” de Manstein y otros 2 “recuerdos de un soldado” de Guderian (ambos de la edición de bolsillo) a una librería de la isla y esta mañana me vino un email en el que me dicen que están agotados en la editorial. Ahora me queda la opción de conseguirlos de 2º mano, comprar los que no son ed. de bolsillo o comprar en la península, con el incremento en coste de envío que ello supone. Muy buena la web y los análisis de los libros.

    Saludos

  18. Pamplinas Dice:

    Yo me lo compré en la FNAC no hará ni un año y vi varios de los dos.

  19. alcriero Dice:

    Buenas!! He encontrado este hilo por casualidad, me he puesto a leerlo y ahora, aunque no sé si me arrepentiré, me animo a escribir; creo que después de leerme todas las intervenciones (reconozco que al final la lectura era más bien diagonal) me puedo autoinvitar…

    A mí también me interesa la SGM pero, aunque intento informarme, no puedo decir que es mi campo, no llego ni a dudosa autoridad en la materia. Lo que sí puedo, espero que hasta que deje este mundo, es opinar en base a lo que he leído y conozco, aceptando que mis fuentes son más o menos limitadas y mi ignorancia más o menos evidente, sabiendo siempre pues, que puedo estar equivocado en las bases que fundamentan mi opinión.

    Una vez justificada mi intervención decir, respecto al tema de crímenes de guerra, culpabilidad, imputabilidad… que me ha parecido interesantísimo. A mi entender, no se debe olvidar, de base, que una guerra, lamentablemente, lo cambia todo… La “normativa”, los códigos de honor… a nivel de supervivencia individual se vuelve al “el fin justifica los medios”. Entiendo que otra cosa es lo que promulgue un país como ideología, “modus operandi”, o filosofía de base, pero un soldado, en una situación límite como es una guerra de principio a fin, es capaz de hacer cualquier cosa, a veces sorpresivamente cívica, a veces todo lo contrario. Estoy de acuerdo en lo que comentais de que la diferencia puede estribar en los credos de los beligerantes en cuestión, y eso influyó y mucho en las maneras de actuación, pero a nivel de soldados y de batallas, se descontrola la cosa. Para añadir un ejemplo más, ahora tiro de memoria, pero creo recordar que Liddle Hart comentó que la acusación y condena a Alemania por la invasión de Noruega fue… un acto de hipocresía (repito que intento parafresear a Hart) porque los alemanes simplemente se adelantaron a los aliados occidentales… En fin, creo que Goëbbles fue quien dijo (quizá Himmler) que una vez victorioso ¿quién te iba a preguntar por los métodos?… Y también sabemos que la historia la escriben los vencedores, aunque eso es matizable y más en los tiempos que corren. Che, una guerra es una guerra, y eso, en mi opinión, supone una ecalada en todo tipo de crímenes contra la humanidad, ya sea como agresión, reacción a la agresión… y así creo que se debería aceptar, en base a eso, justificar lo que ha sucedido queda para los gobiernos implicados, o para nosotros los supervivientes que en casa leemos…

    En ese sentido, creo que lo de las bombas atómicas se puede explicar, se puede argumentar su uso dadas las circunstancias, incluso aceptar esos argumentos, pero justificarlo… no se si podría. En el caso de considerar el tratado de Versalles causa de la SGM, creo que se podría aceptar como eso, explicación, un motivo detonante si se le puede llamar así, pero no justificación existencial… La SGM es una guerra que a la humanidad en general, y los implicados en particular, se le va de las manos…

    Sobre un tema del principio del post, en referencia a la posible implicación política de Guderian en particular, y que luego deriva a los militares nazis y finalmente al pueblo alemán en general, pues imagino, como ya se ha dicho que se pueden escribir ríos de tinta, y que si se analiza cada caso individual… las circunstancias… no acabaremos nunca ni nos pondremos nunca de acuerdo. A mi entender, a priori, mientras el individuo en cuestión no diga lo contrario, un militar, sabiendo que debe tener sus ideas y preferencias políticas, es eso, un militar, y como tal actúa. A partir de ahí, en un momento dado, con el paso del tiempo, por presiones políticas, por amenazas, por convencimiento, por convicción por lo que sea, pues puede haber de todo. Desde mi punto de vista, y lo que diré ahora sonará a demagogia, lo acepto, siempre que he leído algo de la guerra concerniente a militares y batallas, lo he intentado leer “en clave deportiva” o “competitiva” (me aconsejaron que no fuera diciendo esto por ahí, pero bueno, visto el nivel y la categoría de los contertulios me atrevo a decirlo). Así la culpabilidad de obedecer una orden me la cepillo de un plumazo, y cuando alguien me dice que un profesional tiene la responsabilidad moral de negarse a acatar según que órdenes, a que si profesas una religión… yo siempre pienso que me hubiera gustado verme (o ver a quien lo dice) si hubiera vivido esa situación en concreto, o bien la SGM en general, con las circunstancias de una guerra total, quien sabe si en un régimen totalitario y dictatorial, con posibilidad de amenazas, coacciones… y ver qué hubiera hecho.

    Nada, que para ser mi debut creo que me he pasado. No sé si me habré explicado bien, quizá algo inconexo, porque al leerme todos los posts tango en la cabeza comentarios de 2007 a los que también hago referencia; en tal caso disculpad, y si habéis llegado hasta aquí deciros que vuestra paciencia tiene mérito. Al ser la primera vez que participo he preferido no citar a nadie y así decir que os deis todos por aludidos en mi felicitación por el contenido y las intervenciones de este post.

    Saludos cordiales!!! Salven latín.

  20. Koenig Dice:

    Buenas tardes, en especial al amigo Alcriero, que se anima a participar por aquí.

    Se me ocurren algunas cosas a los interesantes comentarios que has hecho.

    Para empezar, la custión del “deber de obediencia” es una de las que admiten numerosas interpretaciones, que podrán servir para perdonar, condenar o entender determinadas actuaciones.

    Si nos situamos hoy en día, y principalmente a raíz de lo sucedido durante la segunda guerra mundial y de las consecuencias de los juicios de Nuremberg (y otros), la gran mayoría de los Estados democráticos han limitado ese deber de obediencia al cumplimiento de la constitución, o ley fundamental correspondiente.
    Así en España ningún superior puede ordenar a un soldado que haga algo ilegal. Véase la masacre de prisioneros de guerra, o de civiles extranjeros en territorio conquistado.
    Obviamente se presenta el problema de saber hasta que punto ese soldado conoce y es capaz de interpretar las leyes de su país, es decir, hasta que punto puede dilucidar si la orden que se le da es ilegal o no. Supongo que es una cuestión de cultura y de conocimientos, y de eso podemos deducir, que los soldados rasos de reemplazo lo tendrán mas difícil que los oficiales de carrera.

    Por otro lado, si nos situamos en las décadas de 1930 y 1940, esta idea de sometimiento a la Ley no era tan clara. En el caso concreto de Alemania, la principal prohibición que incumbía al ejército era participar en política. Y cuestionar la legalidad de una orden podía ser un modo de actividad política.
    Así que en virtud de esto, y simplificando mucho, un general alemán podía permitir, facilitar o participar en una matanza, de forma criminalmente irresponsable, según su legislación nacional, siempre que obedeciera órdenes.
    Y Guderian quedaría libre de cualquier responsabilidad. E igual que él, muchos otros.

    Sin embargo siempre he pensado que por encima de la obediencia debida está la moral personal. Es decir. Lo que una persona determinada opina de dichas matanzas, brutalidades o guerras de agresión. Es en este aspecto concreto donde me llama la atención la actuación de una serie de generales y héroes alemanes que después de la guerra se declararon radicalmente no-nazis, y se agarraron a la “obediencia debida” para considerarse irresponsables de dichos hechos. Legalmente y moralmente.

    Ciertamente, como muy bien comenta Alcriero, no es fácil oponerse a determinadas órdenes, aunque sepamos que son ilegales, o amorales. Sin embargo un mínimo de reflexión personal debe llevar a una persona a dilucidar cuantas vidas vale la suya propia: ¿Una? ¿Dos? ¿Un pueblo entero?
    El caso del soldado, seguramente, es el mas difícil, porque está muy solo.
    Sin embargo el del oficial de alto rango, el de muchos de los mas famosos: Guderian, Manstein, Rommel; es mas fácil. ¿Realmente se la jugaban?
    Guderian fue cesado tres veces a lo largo de la guerra, sin que nunca se actuara contra él de modo especialmente drástico. Manstein también fue cesado. Y Von Rundstedt, varias veces igualmente. Muchos otros “cayeron en desgracia”, y no fueron, en general, asesinados por ello, ni sufrieron las consecuencias sus familias.
    Con una sola excepción, la de aquellos que se vieron implicados en el intento de asesinato del 20 de julio del 44. Así fue el caso de Rommel, y aún así su familia fue respetada.

    Es mas, muchos de los generales de los que hablaba hace dos párrafos se atrevieron a discutir con Hitler. Por ejemplo. Las memorias de Guderian, y las de Manstein, también reseñadas aquí, cuentan con todo lujo de detalles las ásperas discusiones que estos hombres tuvieron con Hitler. Por muchos motivos, pero nunca por negarse a ejecutar, permitir o facilitar actos de barbarie.

    Concluyo, simplistamente tal vez, que moralmente no fueron capaces de asumir esas barbaridades como tales. O bien porque aun siendo no-nazis se merendaron y se creyeron la propaganda oficial, y consideraron que lo que se estaba haciendo era moralmente correcto. O bien porque el éxito se les subió a la cabeza, atontando su sentido de lo que puede y no puede hacerse.
    Queda otra opción, que fueran seres perfectamente amorales que jamás fueron capaces de enjuiciar lo que vivieron desde el punto de vista de la moral. Pero el cierto tono avergonzado que se nota a la hora de soslayar, en sus memorias, estos asuntos, me lleva a pensar que esta última opción no es válida.

    Otro asunto interesante es la de la actuación del soldado en el calor de la acción. Como bien dices, Alcriero, una guerra es una guerra, y en ellas, por definición, se cometen barbaridades. Por eso siempre he pensado que una guerra, si se entra en ella, debe ganarse, rotundamente y empleando todos los medios disponibles para causar el menor daño posible, incluídas las masacres.
    Desde el punto de vista del soldado de a pie, es muy dificil enjuiciar lo que hacen. En primer lugar porque se convierten, mejor, se les anima a convertirse, en homicidas. Uno de los delitos mas graves que existen en casi todas las legislaciones penales. Actuales y de entonces.
    Es decir, se abren unas puertas que llevan a la comisión de barbaridades: torturas, ejecución de prisioneros, saqueos… que es muy difícil convertir de nuevo en ilegales en el calor de la acción.
    ¿Significa eso que deben excusarse? Supongo que tampoco. Para ello se han creado convenios internacionales, principalmente a fuerza de papel y buenas intenciones, que deben, y cada vez mas, se ponen en uso. Pero aún así es muy difícil, y siempre lo será, enjuciar el hecho aislado.

    En fin. Opino.

    Saludos.

  21. alcriero Dice:

    Hola Koenig (y a todos en general)!!

    En el post anterior no cité a nadie, pero su hubiera tenido que apostar a que sólo un contertulio leería el post hasta el final y contestaría, ese hubieras sido tú. Lo que no esperaba era una respuesta tan rápida… gracias.

    Estoy de acuerdo en lo que comentas, en general y en lo referente a responder mis comentarios también. Simplemente intento que se recuerde que la guerra es una situación extrema y el género humano y su comportamiento/etología, elevado entre las especies por su inteligencia y todas las características del género humano, y rodeado de todas sus circunstancias, generales y particulares en concreto, es posiblemente más insondable que la fosa más profunda y, por ello, capaz de cualquier reacción, aunque sea una excepción. Pero no quiero hacer apología del “todo vale” como excusa de actos de barbarie, ni mucho menos, ni justificar acciones, qué va, mi opinión es justo la contraria, pero quería que se recordara eso. Es más igual que se dice “tiempo de guerra, tiempo de grandes generales”, en tiempo de guerra se ven los peores atributos humanos pero también los mejores llegando a poder decir “tiempo de guerra, tiempo de grandes seres humanos”.

    No deja de ser una paradoja, en referencia a las bombas atómicas, que para evitar muertes se tuviera que matar a tanta gente en tan poco espacio de tiempo (bueno, las consecuencias de la radiación alargaron el eje temporal del gráfico). Aún estando de acuerdo con tu razonamiento, para entenderlo del todo sigo necesitando acudir a la premisa de que una guerra lo cambia todo, hecho que tú ya haces constar. Es curioso que en estado de paz se inviertan millonadas en seguridad, en salvar vidas, que se esgrima la bandera del “con uno que se salve ya ha valido la pena”… y en una guerra se cambia diametralmente la perspectiva. En contra de la pena de muerte me explicaban que claro, matar para castigar a quien mata es incoherente porque te pones a su nivel… Sí, sí, ya sé que me estoy desviando y esto puede llevar el debate por otros derroteros, pero todo eso que nos parece tan bien “parido” en una guerra se va a tomar gárgaras y pasamos a justo lo rabiosamente opuesto. Por eso sigo insistiendo en recalcar que todo esto sólo tiene sentido en el marco bélico, un marco en el que cabe todo, donde la lógica, el sentido común, la caballerosidad son enviadas al parvulario y donde finalmente, y repito que estando de acuerdo con el argumento, tiene sentido y mucho eso de ganar rotundamente, con todos los medios disponibles, causando el menor daño posible, que viene a traducirse con dos bombas atómicas y una burrada de muertos, por ejemplo, toda una atrocidad.

    Me tengo que ir, de nuevo tengo mis dudas sobre si me he expresado claramente, de lo que no tengo dudas es que me he expresado demasiado extensamente total para decir lo que he dicho.

    Sean felices (saludos Koenig)!!! Salven latín.

  22. Koenig Dice:

    Buenas noches.

    Amigo Alcriero. Permíteme expresar una teoría de la que no estoy del todo seguro, pero a medida que voy leyendo historia militar o la voy comentando, se va concretando.

    Una guerra es un hecho espantoso, que debe resolverse con la menor destrucción posible. Cuando digo destrucción me refiero tanto a pérdida de vidas como a pérdidas materiales.

    Cuando hablo de la menor destrucción posible me refiero al conjunto de los beligerantes, no exclusivamente al bando propio. Aunque lógicamente esta última es prioritaria. Es decir, primero buscaríamos la minimización de las pérdidas propias y luego la de las del contrario.

    Obviamente la minimización de las pérdidas propias supone, para empezar, saber friamente si hay posibilidades reales de ganar una guerra. La historia está llena de guerras sin posibilidad de victoria, que se lucharon por motivos de prestigio, política, ideología y otros muchos similares. Y que sin embargo se llevaron a cabo, de tal modo que el perdedor, no sólo no consiguió lo que quería, sino que además sufrió pérdidas innecesariamente.
    Así pues el primer paso de una guerra es renunciar a ella. Salvo que se tenga la seguridad de ganarla. Esto vale tanto para los potenciales agresores como para los potenciales agredidos.

    Por otro lado, una vez asumida la guerra. ¿Qué medios emplear? Los mas brutales. Porque ciertamente las pérdidas en una guerra se miden en cantidad de armamento gastado, pero la cantidad de armamento gastado se mide en tiempo.
    Un ejemplo. En 1918 los aliados renunciaron a continuar la guerra contra la Alemania del Kaiser, con el fin de evitar mas bajas. Pretendieron desmilitarizar Alemania a golpe de tratado. El resultado fue una nueva guerra mundial, que causó muchas mas pérdidas que las que hubiera causado la continuación de la primera en 1918.

    Y en este cuadro entran las bombas atómicas lanzadas sobre Japón. Fue un acto brutal, como lo son todos los de las guerras. Sin embargo tenía como objetivo terminar una guerra, liquidar el factor tiempo. Lo cual significó acabar con el gasto de armamento y con las pérdidas.
    ¿Fueron menores por la utilización de dichas armas?
    Para quienes las emplearon si. Obviamente con aquellos dos ataques brutales cesaron las pérdidas propias.
    Para sus enemigos. Las estadísticas y las previsiones dicen que también. Que por hambre y lucha Japón hubiera quedado como un solar. Como quedaron Iwo Jima o Okinawa. Pero no se puede saber con total seguridad. Así sucede siempre con todo lo que no se experimenta directamente. Sólo tenemos proyecciones.

    Terminaré por decir que esto no significa que abogue por el uso de armamento nuclear, y menos en las guerras actuales. Aquellas dos eran dos miguitas en comparación con las que tenemos ahora. Y una escalada en su uso supondría un exceso de pérdidas inasumible. Pero tal vez haya otras armas a disposición de los actuales beligerantes.
    No se mucho de economía. Pero hubo un tiempo en que los Estados se arruinaban haciendo la guerra. Hoy ganan dinero.

    Opino.

    Saludos.

  23. Sergio Dice:

    Guderian hizo lo que pudo con lo que tenia. Era muy inteligente, dicen que mujeriego y dedicado al alchol. Manejo muy bien la incertidumbre en el choque de blindados. Era valiente y sagaz, aunque no tanto como Manstein. El si se las traia.

    Suerte

  24. Koenig Dice:

    Lo mismo decían de U.S. Grant, que era alcohólico.

    En una ocasión, cuando un grupo de detractores de dicho oficial fue a quejarse a Lincoln, alegando su alcoholismo como causa de incapacidad, el honesto Abe les pidió que averiguaran que marca bebía Grant, para mandar una caja a cada uno de sus generales.

    Saludos.

  25. Antonio Dice:

    Buenas tardes:

    Un nuevo libro sobre la vida de Churchill en la II W W que abunda sobre este tema de los bombardeos estratégicos, ahora los llamamos indiscriminados: “El bunker de Churchill”, de un tal Richard Holmes. No lo he leído, pero cuenta la prensa que desarrolla las ideas del personaje sobre bombardear Japón con gases tóxicos y sobre una bomba de agujas venenosas para los alemanes. En fin, más leña como la que hemos quemado en esa otra recensión de Koenig sobre las “Victoris frustradas” de Erich Von Manstein.

    Respetuosamente.

  26. Licurgo Dice:

    El tal Richard Holmes es un peso pesado en Historia Militar, será muy interesante el leerlo; ¿podrías dar más datos (editorial, precio, etc.)?.
    Saludos.

  27. David L Dice:

    Un poquito de información sobre el libro de Richard Holmes en inglés:

    http://www.profilebooks.com/title.php?titleissue_id=589

    Un saludo.

  28. Antonio Dice:

    Bunos días:

    Efectivamente, el periódico El Mundo no aclara detalle alguno más. Acaba de salir, luego será sólo en inglés.

  29. txuko Dice:

    Otro libro que llenara mi libreria personal, como comente en la reseña de “Victorias frustradas” de Manstein sobre las atrocidades solo hay que pensar que muchos altos mandos no tenian ni idea de lo que ocurria en los campos de exterminio y las aventuritas terrorificas de nuestro amigo Himmler, hasta el final de la guerra, yo creo que solo se ocupaban de su tarea diaria que ya era tal para hacer caso a los rumores los cuales si perteneces a la rama politica acusada simpre crees que son falsos.

  30. Koenig Dice:

    Amigo Txuko, me remito a mi respuesta en el hilo de “Victorias Frustradas”.
    Un saludo.

  31. pablito Dice:

    hola… queria saber si me podrian ayudar en conseguir el libro por internet. tengo muchas ganas de leerlo y nose como :-(

    un saludo de argentina….

  32. Lucio Dice:

    Hola a todas las estimadas personas que hacenb el favor de comentar acerca de la segunda guerra mundial, soy historiador y estoy interesado en conseguir el libro “Diario Intimo de un Joven Nazi”, el cual he tratado de obtener en USA sin éxito.

    Alguno podria darme información de como conseguirlo en Europa ya sea en Castellano o Alemán?

    De antemano muchas gracias y por sus comentarios tambien los cuales son muy interesantes todos.
    Un saludo desde México.
    L.S

  33. Roberto Dice:

    Se entiende perfectamente por que condena el asesinato de una persona en este casó el intento de asesinar a hitler. Una cosa es asesinar a alguien con un sabotaje y otra matar en un campo de batalla

  34. lazaro diaz fernandez Dice:

    me gustaria leer el libro de haeinz guderian porfavor si alguien lo tuviera en digital me lo pudieran hacer llegar soy de cuba … mi correo es hostalcarylazaro@gmail.com los agradeceria mucho disculpen la molestias debido a la politica de mi pais me es dificil el internet

Deja una Respuesta