QUO VADIS? – Henryk Sienkiewicz

Quo Vadis“Así pasó Nerón como pasan la tormenta, la guerra, el fuego y la peste. En el futuro, desde las alturas del Vaticano, la gran basílica de San Pedro reinaría sobre Roma.
No lejos de la antigua Puerta Capena, existe una capilla pequeña donde se lee la siguiente inscripción casi borrada: QUO VADIS, DOMINE?”

Muy pocas veces he releído una novela porque me obsesiona el tiempo, la falta de tiempo en realidad; me angustia concretamente la cantidad de libros que me quedan por leer respecto a los años de vida que me puedan quedar. Sin embargo, hace unos días decidí que debía intentar tomármelo con un poco más de calma y lo que sea será. Igual que no me dará tiempo a ver todo el mundo, tampoco me dará para leer todo lo escrito, y del mismo modo, o con más razón, que repito destinos de viaje que me resultaron impresionantes y dignos de volver a vivir, también puedo, y debo, volver a leer aquellos libros que dejaron huella en mi recuerdo.

Una vez asumido esto, acometí con alegría la segunda lectura de este libro que me emocionó, y me adentró en el fabuloso mundo de la historia, cuando era muy jovencita. Debo reconocer que, pese a que de nuevo me ha parecido una exquisita obra de arte, el recuerdo era esencialmente mejor que la impresión actual. Es sin duda una novela histórica maravillosamente escrita y bien documentada, que nos enseña mucho sobre la época y el lugar de los que trata y, sin embargo, es también una novela romántica. De hecho, es una historia de amor la que une y fundamenta la trama.

Algunos expertos quieren ver, en esta historia, una crítica de Henryk Sienkiewicz hacia la opresión de su patria, Polonia, que en su época se encontraba bajo el yugo de Alemania, Rusia y el imperio Austro-Húngaro. Yo, mucho menos profunda y culta, y por tanto menos capacitada para análisis tan precisos, me limitaré aquí a considerar exclusivamente los frutos recogidos tras su lectura.

El autor nació en Polonia en 1846 y recibió el Nobel de Literatura en 1905. Comenzó su carrera como periodista y, especializado en temas sociales, orientó su obra a esta temática y su vida a la defensa de su patria.

El título hace referencia a una leyenda que cuenta que saliendo Pedro de Roma con intención de ponerse a salvo de la matanza de cristianos ordenada por Nerón se encontró con Jesús y le preguntó: ¿Dónde vas, Señor?, a lo que éste respondió: A Roma para ser crucificado por segunda vez ya que tú abandonas a mi rebaño. Por lo que he leído al respecto, no hay evidencia histórica de que San Pedro, que se encontraba en Roma en ese momento, coincidiera con San Pablo que también es mencionado en la novela, pero tampoco la hay de que no fuera así. De modo que la ubicación de ambos en el mismo instante del contexto histórico del incendio de Roma y la masacre de los cristianos no es tanto una licencia literaria por parte del autor como un vacío historiográfico.

La novela nos transporta magistralmente a otro mundo y otra época, y si nos dejamos llevar cerrando los ojos a lo que nos rodea y viviendo la historia que nos cuenta, casi podemos sentir que de un momento a otro vaya a aparecer un centurión romano ante nosotros o que Petronio nos vaya a reprender por lo mal que vamos vestidos.

Ambientada en la época de la Roma clásica, durante el reinado de Nerón, quinto emperador de la dinastía Julio-Claudia, nos enseña muchísimo sobre la forma de vida, las costumbres, los usos, las creencias, los ritos, y los valores de sus habitantes, y sobre el gobierno imperante y la sociedad del momento. Se acoge a la opinión más ampliamente aceptada de que Nerón fue un pésimo y cruel gobernante, más entregado a los placeres y a la lírica que al gobierno de un imperio, y nos relata de forma majestuosa los comienzos del cristianismo. La exposición de estos principios me ha chocado particularmente, por cómo nos cuenta la manera apasionada, altruista y heroica en que vivían su fe los primeros seguidores de Cristo. Francamente me cuesta creer que hoy en día algún creyente diera gustosamente, y si defenderse, su vida en nombre de Dios sabiendo que se enfrenta al martirio y a una muerte violenta y atroz, o que comunidades enteras vivan en perfecta consonancia con la pobreza, solidaridad, tolerancia, clemencia, no violencia y caridad predicadas por Jesucristo, por lo que lo relatado sobre estos primeros cristianos, caso de creer que está basado en la realidad de aquel momento, me impresiona fuertemente.

Nos narra la difícil historia de amor entre Marco Vinicio, un legado romano, y Ligia, una rehén de guerra olvidada y abandonada por los suyos que fue acogida en casa de unos patricios como hija. Él, con un carácter “muy romano” para el que lo único que cuenta es el poder de la fuerza, y ella, criada y educada por una conversa a la nueva fe de Cristo, con unos valores profundos sobre el amor al prójimo y el respeto a la vida se enamoran y desenamoran. El camino entre el primer encuentro, el desencuentro y el vínculo final de los enamorados es abrupto y está lleno de historia, historias personales, sensibilidad, sentimientos, emociones, intrigas, crímenes, desmanes, venganzas y simbolismos, y plagado de personajes muy vívidos que, aporten más o menos a la historia contada, no dejan de ser interesantes para el conocimiento del lector.

Desde una perspectiva despectiva de Nerón, su gobierno y su séquito, en el entretanto nos cuenta las atrocidades supuestamente cometidas por éste y la pasividad de los hombres que podían haber hecho algo al respecto ante los infortunios que se podrían haber evitado de no haber consentido en el establecimiento de un poder absoluto y totalitario en manos de una persona desequilibrada.

Me resulta de un gusto exquisito la presentación que nos hace de los personajes, con tanto detalle y tal profusión de expresiones, gestos, manías, valores, creencias, pensamientos y actuaciones que parece que los conocemos personalmente. Cada uno está dotado de una personalidad propia y creíble, ajustada a su rol en la sociedad y época tratadas. Llegas a quererles, a odiarles, unos te caen bien y otros mal, empatizas con unos y te repugna la actuación de otros, pero a todos comprendes porque son “humanos” y no “personajes de novela”; es decir, tal como están retratadas sus personalidades y salvando las distancias de las diferencias de época, podría tratarse de gente que vive, ama, sufre y muere hoy. Tan reales parecen.

Hechos y personajes comparten una característica común: unos realmente existieron y otros son ficticios, sacados de la imaginación del autor, y en ambos casos añade a la evidencia histórica, o a las teorías, el fruto de su imaginación o sus propias conclusiones. Así, Petronio, co-protagonista de la novela, es un personaje histórico que vivió en la época de Nerón y efectivamente era llamado “Árbitro de la elegancia”, si bien poco más se sabe de él, excepto que fue un político y escritor romano, que quizá “El Satiricón” fue obra suya, y que participó en la última conspiración contra Nerón, suicidándose una vez que se supo descubierto. Y lo mismo ocurre con otros integrantes de la corte de este emperador romano como Séneca, Agripina, Suetonio, Actea, Tigelino y otros. Respecto a los hechos históricos, da por ciertos algunos no verificados y que aún son tema de debate y estudio como el incendio de Roma, pues no está claro que Nerón fuera responsable de ello, o la coincidencia y convivencia de los dos grandes apóstoles, Pedro y Pablo, en esa ciudad y momento histórico.

En resumen, una historia fantástica, bien contada y bien fundamentada en los hechos conocidos, excelentemente dirigida, y con una buena ración de imaginación, raciocinio y moraleja.

Quo vadis?, de Henryk Sienkiewicz
Primera edición, 1970
Ediciones Zeus
Barcelona, España
Depósito legal: T.- 1.221-70

[tags]Quo Vadis, Henryk Sienkiewicz[/tags]

ampliar

Compra el libro

     

64 comentarios en “QUO VADIS? – Henryk Sienkiewicz

  1. Paco T dice:

    Yo he leído Quo vadis? al menos tres veces, y para mí sigue manteniendo alto el listón. Es una novela extraordinaria. Por cierto, yo estuve en la iglesia que mencionas, edificada en el mismo lugar donde, según la tradición, se detuvo y dió media vuelta San Pedro. Diferentes lugares de Roma me hicieron rememorar episodios de la novela: así, cuando pasé por la puerta Capena, tenía en mente la huida del apóstol de la ciudad o la llegada de Vinicio a una Roma en llamas, o al visitar el Coliseo recordaba el emocionante duelo entre Urso y el uro germano… Tal vez porque la leí por vez primera a la tierna y sentimental edad de 14 años, es una de mis novelas predilectas.
    Muchas gracias, Marbenes, por tu estupenda reseña y por el merecido homenaje que rindes con ella a uno de esos pocos libros que diferentes generaciones han considerado como un clásico inolvidable.

  2. BahalaNa dice:

    Una reseña excelente. Tengo el libro a la espera desde hace tiempo y creo que avanzará unas cuantas posiciones en la lista

  3. Rodrigo dice:

    Toda reticencia a hacerme de esta novela se ha desvanecido. Anotada está en mi lista.
    Cautivante reseña, Marbenes.

  4. Verdoy siempre llega tarde dice:

    Gracias Marbenes por tan esplendida reseña. Que gran novela. Estoy de acuerdo con Paco T. La leí y releí en mis años mozos y me trae gratos recuerdos: aquel Petronio árbitro de la moda de Roma y adulador de Nerón, hasta que le espeta a la cara todo lo que piensa de él…. Las persecuciones, la juventud de Marco Vinicio y Ligia, una nueva doctrina, la globalización, razas, etnias y culturas de los cuatro puntos cardinales del Mare Nostrum….

    saludos

  5. Laurence dice:

    Felicidades Marbenes. Al igual que Paco T., Verdoy y tú misma, yo también leí esta magnífica obra siendo sólo una adolescente. Y me cautivo. Ya me comenté en otra reseña mi aficción a leer clandestinamente obras, más bien “clásicos”, muchos de los cuales he tenido que releer con más madurez para terminar de asimilar su lectura. Pero Quo Vadis? concretamente me pilló ya con 14 ó 15 años y lo disfruté plenamente. Tanto como acabo de disfrutar con tu reseña, repleta de elegancia y buen gusto, y, sobre todo, marcada por una impronta muy personal y sentimental. Exquisita.

    Un saludo.

  6. Laurence dice:

    Brrrr, dichoso teclado plano¡¡ Corrijamos…. me cautivó. Y espero no tener el mal gusto de comentarme mucho a mí misma… sería además muy aburrido. Así que… Ya comenté en otra reseña (…).

  7. Incitatus dice:

    hola Marbenes, enhorabuena por tu reseña. Me animas a leer un libro que no me apetecía nada (debe ser por el exceso de reposiciones de la película en navidad o sobre todo en semana santa). Lo apuntaré.

    saludos
    Incitatus

  8. Valeria dice:

    Bien está que recordemos en estas páginas a nuestras viejas glorias, aquellos libros que, cuando aún no existía la denominación “novela histórica”, nos hacían vivir otros tiempos y otros lugares. Aunque la Historia quedaba siempre cegada por el resplandor de una historia de amor, o de una venganza, ¡qué magnífica ambientación, y qué gran cantidad de personajes secundarios inolvidables! . Gracias, Marbenes.

    Y qué majas las cabeceras que estás poniendo, Jefe.

  9. Ariodante dice:

    Enhorabuena, Marbenes; toda una señora reseña. Yo leí en mi juventud esa obra, pero no la he vuelto a releer, a lo cual tu reseña ayuda, francamente. Has conseguido que me pique el gusanillo. Es francamente emotivo el modo con el que nos presentas esta obra, un clásico de la novela histórica, la llamaran o no así. Enhorabuena, repito; ojalá nos regales más como ésta.

  10. Urogallo dice:

    Yo he visto tantas veces la película ( igual que Ben Hur) que nunca cogí el libro…Demasiada magia cinematográfica, aunque la última vez que vi la peli ya me resultó casi insoportable tanta pluma de avestruz y tanta armadura de plástico pintado.

    Curiosamente, el género es un invento español:

    Al cabo de unos años, su obra se constituyó en “la novela inaugural de temática y época cristiana, a la que seguirían Quo vadis?, Ben-Hur, Los últimos días de Pompeya, todas, al igual que Fabiola, llevadas al cine con posterioridad”, señala el especialista en Filología inglesa.

    En 1850, Nicolás Wiseman fue nombrado cardenal-arzobispo de la diócesis de Westminster, en Londres. De la labor realizada en Inglaterra ha pasado a la historia como el “restaurador del orden católico en Inglaterra”, declara el biógrafo, que recuerda cómo desde hacía tres siglos el anglicanismo perseguía a los católicos, debiendo profesar éstos su fe casi en la clandestinidad. “Consiguió que la reina Victoria reconociera que tenía súbditos católicos tan fieles como los anglicanos”, explica el catedrático.

    “El último cardenal católico de Inglaterra fue Pole, en 1558, en el lejano tiempo de María Tudor; tras él, tres siglos después, recuperaría el pulso de la Iglesia católica Wiseman”, señala Garnica.

    http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=3979

  11. Cuchufletas dice:

    Ja, ja, Marbenes, de verdad que me has angustiado con tu angustia sobre los libros que te quedan por leer frente a los años que te quedan de vida… Me ha entrado la sensación de que me voy a morir en cualquier momento.

    Claro que esto me halaga más todavía cuando recuerdo que mi reseña de Los Forrenta Años te había hecho tener ganar de leer el libro: eso significa haber calado un poquito en esa angustia tan maravillosa que tienes…

    Por lo demás, estupenda reseña también, es un libro que tengo en mi lista de “Un día de éstos”, y creo que tu reseña me va a hacer desempolvarlo de la estantería…

  12. Vindex dice:

    A pesar de mi interés por todas las novelas ambientadas en esta época, siempre me había resistido a empezar ésta, quizás por la cantidad de veces que nos han puesto la película, lo que me hace estar familiarizado con la historia y porque me daba la impresión de que la novela destilaría “moralina”, como lo hace la película.
    ¿Sobre este tema de la “moralina” cúal es tu opinión?
    Por otra parte, tu introducción sobre leer o releer se presta a discusiones interesantes. No recuerdo ahora mísmo quien decía que llegado a cierta edad no había que perder el tiempo leyendo nuevas cosas , sino releer las grandes novelas e historias que han envuelto nuestra vida.
    Yo pienso que se puede combinar ambas opciones, pero sin perder el tiempo en “terminar por terminar”. Cuando algo no te gusta hay que dejarlo rápido, al menos a mí se me pasó la época de intentar seguir con la historia a ver si se pone interesante.
    Además , es muy interesante comparar las sensaciones que te deja el mismo libro cuando lo lees 20 años despues, es como ver el paso del tiempo actúa sobre nosostros de una forma distinta.
    En cualquier caso, quizás esta novela merezca una oportunidad.
    Enhorabuena por tu reseña

  13. Cornelia dice:

    Enhorabuena por la reseña, Marbenes. Es espléndida.

    Hace poco cogí “Quo Vadis?” en la biblioteca y lo tuve que dejar. ¿Por qué? Imagino que he visto tantas veces la película que mi mente se quejó de que prefería algo nuevo. Demasiados libros en espera para ponerme a leer uno del que prácticamente ya lo sé todo.

    Dicho ésto, mi intención es volverlo a intentar. Ya me ha pasado con algún libro: por no ir más lejos, con “Ben-Hur”, que anda que no han puesto veces la peli en la tele, sobre todo en Semana Santa, y para mi sorpresa, el libro me gustó. Así que hay que darle una oportunidad a éste, en especial después de esta muy buena reseña.

  14. Rodrigo dice:

    Ya que lo mencionas, Cornelia, sobre Ben-Hur diría que, como pocas veces sucede, la película ha resultado superior al libro.
    Es sólo mi opinión, por supuesto.
    Saludos.

  15. Valeria dice:

    Y la mía. Y la de alguno más (recuerdo que hemos hablado de esto en otro hilo, hace mucho tiempo). Pero como bien has dicho, Rodrigo, pocas veces sucede .

  16. Rodrigo dice:

    Feliz concordancia, Valeria.
    Buscaré ese hilo.

  17. Cornelia dice:

    Yo me refería, más bien, a que pocas veces me suelen gustar libros de los que ya he visto la película, porque pierden parte del encanto que da el imaginarte a los personajes a tu gusto personal, y las sorpresas que esconden ya no son tales. Prefiero leerme el libro y luego despotricar de la película, que no al revés.

    En el caso de “Ben-Hur”, está clara su calidad. Lo sorprendente es que yo me leyera el libro, la verdad. Y más que me gustase. Como acertadamente dice Valeria, pocas veces sucede.

  18. Rodrigo dice:

    Comprendido, Cornelia.

  19. Jerufa dice:

    A mí me pasó eso con El silencio de los corderos. ¡Que desastre de libro si antes has visto la película!, no hay forma de quitarse de enmedio esa cara atroz de Lecter.

  20. Jerufa dice:

    Y es que si leo el libro, paso de la película. Y si veo la peli, no leo el libro. Al final, está demostrado. Siempre sales decepcionado con el segundo intento, sea el que sea. ¿o no?

  21. Valeria dice:

    Rodrigo, si no me equivoco el libro donde comentamos Ben-Hur es el de “El lazo de púrpura”.

  22. Incitatus dice:

    A mi en general me pasa lo mismo Jerufa y me paso lo mismo con el mismo libro. El único que se ha librado de eso fue Parque Jurásico (única novela de Crichton que me he podido tragar) la peli era pasable pero el libro me entretuvo mucho allá por los mediados de los 90.

  23. Rodrigo dice:

    Mil gracias por el dato, Valeria.

  24. marbenes dice:

    ¡Jobar, cuántas reseñas interesantes, y cuantos comentarios en la mía, y yo sin tiempo para contestar ni posibilidad de acceso a Internet por si encuentro un hueco!. Siento muchísimo el retraso, y aún más el tostón (por lo larga) de esta respuesta, pero esta quizá sea mi única oportunidad ya que estos días no estoy en casa pues me la han invadido los obreros de la construcción, que me están destrozando la cocina, y en el trabajo, por exceso de idem, tampoco puedo entrar mas que a echar un vistazo rápido.

    Os agradezco a todos vuestras intervenciones, de veras me encanta que os haya gustado y os anime con ello a leer o releer esta maravillosa novela, aceptando y asumiendo por mi parte, de buen grado, la responsabilidad que conlleva el aconsejar la lectura de un libro, como bien dice Jerufa.

    Estoy de acuerdo con vosotros respecto a la película, que de tantas veces como la ponen y el tono tan cursi y moralizante que predomina en ella, termina casi por desvirtuar la historia. Pero para nada, Cornelia, por haber visto la peli sabes todo de la novela, o ésta resulta tan pobre como aquella, Urogallo y Vindex. Creedme, no se trata en este caso de un tópico, es que la novela es plena y, desde mi punto de vista, no pretende moralizar sino contar, y que cada cual aprenda y extraiga lo que quiera. Marco Vinicio o Petronio o cualquiera de los no iniciados no son todos malos, simplemente son “romanos” que actúan conforme al “carácter nacional” guiándose por la máxima imperante de la ley del más fuerte y sus costumbres y forma de entender la vida; y los cristianos no son todos buenos, simplemente guían, o intentan guiar, no sin esfuerzo dicho sea de paso, sus vidas según las nuevas normas predicadas por Jesús. Así, nos cuenta, una costumbre se va imponiendo poco a poco sobre la otra por la fuerza de su mensaje y por la esperanza de cambio que aporta, sobre todo, a las clases más desfavorecidas, pero en general a todos. A mi parecer, Vindex, más que un intento por parte del autor de moralizar, lo que se entresaca tras su lectura es un intento de explicar por qué siendo los más desfavorecidos y sin utilizar la fuerza bruta para imponerse, aún así terminaron haciéndolo, y sobreviviendo hasta la época moderna frente a otras muchas formas de vida y culturas, supuestamente “más fuertes”. Quizá la principal moraleja que sí podemos encontrar es que con la bondad, que no es intrínseca al hombre, y que le causa un considerable esfuerzo lograrla, se consigue, al menos a la larga, más que con la fuerza.

    Pero lo que sí es seguro es que la presentación de los personajes, que en la película deja mucho que desear, en la novela es apabullante. ¡Son reales! Marco Vinicio pudiera ser nuestro vecino más orgulloso y beligerante, Nerón cualquier político dictador, zumbado y harto de poder de hoy en día, Petronio un amo del mundo de las pasarelas o la televisión, San Pedro un buen hombre que cree en lo que predica pese al descreimiento y la oposición generales, y Ligia una buena chica cristiana pretendiendo mantenerse firme a sus principios entre el caos moral que reina entre la juventud de los tiempos actuales. Y, sólo por lo bien descritas que están las costumbres de la época tratada, que nada tiene que ver con la ambientación “americanoide” de la película, ya merece también la pena su lectura.

    Cuchufletas, siento mucho haberte deprimido, no era mi intención hacerlo, pero es que de verdad, de verdad, que así lo siento. Aunque vivo perfectamente con mi angustia que me acompaña ya hace muchos años, eh? Y respecto a Los Forrenta años, se ha sumado ya inexorablemente a mis muchas angustias… gracias a ti ;-))

    En cuanto a leer o releer, Vindex, opino (ahora, tras largas reflexiones y lucha interna) como tú. Ya no me angustia dejar un libro a medias si me resulta insufrible o soporífero (no le debo nada a ningún autor y leo por placer), y leer algo nuevo me causa tanto deleite como, he comprobado, releer libros maravillosos.

    Ben – Hur no lo he leído (reconozco que me ha pasado lo mismo que a Cornelia con éste), y después de lo que expone Rodrigo, creo que lo seguiré dejando para cuando no tenga otra cosa (jajaja la pila de “sin leer” alcanza cotas insospechadas). Otra peli que me encantó pese a haberme leído el libro fue El nombre de la rosa; flipé con los personajes, ¡eran tal como los había imaginado!, pero lo que más me impresionó fue la biblioteca, que debo confesar que no fui capaz de hacerme una representación mental de ella, y en la película me quedé con la boca abierta.

    Ah, y por cierto, jefe nuevo, estupendas portadas, sí señor!

  25. Incitatus dice:

    Coincido plenamente también con lo de EL NOMBRE DE LA ROSA, Marbenes

  26. jerufa dice:

    Yo también. La película no desmerece en nada.

  27. Javier dice:

    Me alegra mucho que se haya recabado en este título. Valdemar tiene una edición sensacional con una traducción fantástica y a un precio que debe sembrar precedente. En mi opinión la novela es sencillamente una joya. Lo mejor, es olvidarse de la película de Hollywood. Hay una versión polaca de Quo Vadis? más fidedigna, pero ahí ya es cuestión de gustos. http://www.imdb.com/title/tt0282108/

    Pero como casi siempre el libro es otra cosa. Algo así como el Espartaco de Howard Fast que no se parece nada a la homónima de Kubrick. Por cierto, que comprar este título y el Barry Lyndon de Thackeray también de Valdemar van de la mano.

    Gracias Marbenes por tu columna.

  28. pepe dice:

    Yo también me alegro del recabamiento, Javier, hay que ver qué fino te has vuelto últimamente. Hace poco se ha publicado una trilogía que Sienkiewicz dedicó a la historia de su pais y tiene que ver con las guerras que en el siglo XVII los polacos libraron con suecos, moscovitas, tártaros, prusianos, turcos y con todo el que acertaba a pasar por allí. Enhorabuena a Marbenes por la reseña.

  29. Javichu dice:

    He terminado la novela esta noche y me ha encantado. He tenido la ¿suerte? de no haber visto aún la película, pero me ha picado la curiosidad. El principal problema que le veo al libro es que los protagonistas son ó excesivamente buenos ó excesivamente malvados (ó pasan de un extremo a otro), no tienen término medio. Todos salvo uno: Petronio. Realmente me parece el mejor personaje de la novela, de esos que pasan a la posteridad. Pero a pesar de ese defecto que veo en los protagonistas el libro me parece excepcional.

  30. marbenes dice:

    Me alegra que te hayas animado y te haya gustado. La película puedes verla sin temor, lo que ocurre es que es muy inferior al libro porque es “americanizante”.

    Sobre lo que comentas al respecto de los personajes, estoy de acuerdo sólo en parte; creo que desde una visión actual es realmente como tú lo ves, pero algo me dice que, tal como señalo en la reseña, no es que unos sean malos y otros buenos, es que unos son buenos “romanos” de actitud y de carácter, y los otros intentan ser buenos “cristianos”, igualmente de actitud y de carácter. Nosotros identificamos como buenos a los cristianos y como malos a los romanos porque nos regimos por unos principios morales determinados por el cristianismo alejados de la ley del más fuerte que imperaba en la Roma antigua. Así, los únicos que son muy malos, muy malos, son Nerón y el liante griego libre que pretende actuar de celestina, y los únicos muy buenos, muy buenos, son los apóstoles (los demás mantienen una lucha interna por conservar sus diferentes valores); pero en ambos casos la situación es creíble, pues dudo que los principios morales por los que nos regimos ahora fueran siquiera conocidos entonces y, por otra parte, los cristianos de aquella época no tenían nada conquistado y todo por ganar.

  31. Javichu dice:

    Es probable que tengas razon marbenes. Al fin y al cabo somos hijos de la cultura que hemos recibido.

  32. Leí Quo Vadis cuando tenía 15 años, hoy tengo 35. Y siempre he retomado la lectura de este libro que muestra mucha humanidad y detalle en cada personaje, creo que para mostrar al ser humano como el ente mas complejo y contradictorio que varía según cambien las condiciones de vida.
    Me siento tremendamente impresionado e identificado con Petronio. Se que hay una versión polaca de esta historia y he visto tres escenas en youtobe. Por lo poco que he visto me atrevo a decir que es la mejor versión después de la miniserie Francoitaliana.
    Saludos.

  33. Sobre Quo Vadis, es un recuerdo eterno de mi juventud, llegó a mi porque el profesor de Filosofía en grado décimo, indico leerla, me impresionó su narrativa, descriptiva, simil a la de W. Faulkner. Indudablemente volver a leer los Clásicos, nos va a permitir acercarnos a nuestra condición humanística, a reconocer nuestra condición social, somos seres terrenales, no somos seres étereos, intangibles, somos verosimiles.

  34. Marbenes dice:

    “somos verosimiles”

    Y verídicos.

    Gracias por tu aporte, Hernán, y bienvenido a Hislibris ,-)

  35. pepe dice:

    Tengo en casa dos ediciones de la novela. La primera, del Círculo de Lectores, traducida por César Moreno, empieza así: Petronio se despertó cerca del medio día y muy cansado, como le ocurría de ordinario. Había pasado la noche anterior en un banquete dado por Nerón, y en el que vino a colmar su aburrimiento cierta discusión que con Séneca y Lucano entablara acerca de si la mujer tenía alma. La segunda, de Anaya (colección Tus Libros), traducción de Elena Fernández y Mario Armiño, lo hace de esta manera: Petronio no se despertó hasta mediodía, y muy cansado, como de costumbre. La víspera había sido invitado de Nerón, y el banquete se había prolongado hasta bien entrada la noche. Desde hacía algún tiempo…. ¿Qué sucede? Las ediciónes de Anaya en esa colección suelen ser muy cuidadas. En ésta dicen de qué edición polaca han traducido, mientras que en la del Círculo no lo mencionan. Puede ser que el propio autor hiciera cambios de una edición a otra, éso no es infrecuente, y es la explicación más tranquilizadora que encuentro…

  36. Ascanio dice:

    Pepe, yo también tengo dos ediciones: una de ellas, la que tú comentas de Tus libros de Anaya, una edición muy cuidada. Todos los títulos de esta colección, a pesar de que están dirigidos en teoría a un público “adolescente” cuentan con unos apéndices estupendos. Este en concreto, es más que recomendable. Y la calidad del papel es poco frecuente. La discusión que comentas viene al principio del último párrafo de la página 7:

    Después del festín de la víspera […] había discutido con Nerón, Lucano y Séneca sobre si la mujer tenía alma […]

    La otra edición que tengo es de 1900, ilustrada con unos grabados maravillosos. Y te transcribo el comienzo:

    Poco después del mediodía, cansado y molido como siempre, despertó Petronio y abandonó el lecho. La noche antes había banqueteado con Nerón y hasta la madrugada no terminó el banquete. Hacía algún tiempo…

    La alusión hacia la discusión viene también varios párrafos más abajo, siguiendo la misma estructura que la edición de Anaya:

    Y así, después de aquel banquete […] había discutido con Nerón, Lucano y con Séneca sobre el tema “si las mujeres tienen un alma” […]

    Parece que en la edición de Círculo han trastocado los párrafos porque les ha dado la gana. Digo.

  37. pepe dice:

    Querida y admirada Ascanio, puede suceder lo que comentaba más arriba, que hayan traducido distintas ediciones polacas. Los autores, cuando se cansan de retocar sus obras, publican a veces lo que se llama una “edición definitiva”. De todos modos, tu curiosidad y persistencia para ver dónde estaba el comentario al tema de la discusión de Petronio me ha impresionado. Nunca dejas de sorprender.

  38. Ascanio dice:

    Y eso que no me has visto haciendo el pino sujetándome sólo con la punta de la nariz…

  39. Diego dice:

    Bueno soy un joven de 17 anos que conocio la obra en el colegio y que le obligaron a leer!..sin embargo que todos dicen que es un libro magnifico yo digo que es un libro aburrido sin nigun interes que te instruye…si pero no es un libro bueno al contrario e leido muvho toda mi vida pero este sin lugar a dudas es el peor a no seer que el peor sea el popol vuh!! fiasco de libro…

  40. lei bastantes comentarios y me sorprendì, primero: porque hay bastantes comentarios al respecto, otra cosa que me parecio comiquisima: que casi todos (hasta tù Marbenes) leyeron la obra de poca edad, yo tendria como 10 a 12 años cuando la leì…. y varias veces no aguante las lagrimas…. primero que todo, porque yo mismo soy cristiano, y me identifique muchisimo con la causa por la cual luchaban…. y estoy a la espera de tenerla nuevamente en mis manos y releerla cuantas veces mas pueda…. felicitaciones por tan laudable reseña….

    Pda. Tambièn me identifiquè bastante con los coments de Paco, Verdoy y Laurence… no pongo mas, porque estoy en el trabajo,jajaja… asi que solo hasta allì me alcanzò a leer, pero ahorita sigo.. ajjaja

  41. Miguel Perez dice:

    Es uno de los libros mas hermosos que he leido, deberiamos de sobornar a la gente para que lo lea, es una gran obra y un pilar para conocer los inicios de la religion cristiana.
    Mi tarea ha sido promover entre nuestros conocidos la obra, que muchos no la conocen. Saludos

  42. GEMA dice:

    MI ABUELO ME RECOMENDÓ EL LIBRO, ASI QUE LO LEÍ ES UNA NOVELA TAN INTERESANTE QUE ME DESVELABA LEYENDOLO E IMAGINABA CADA PARTE QUE EL AUTOR DESCRIBE, NO SE QUE HABRA PASADO CON ALGUNOS PERO A QUIENES CONOZCO QUE LO HAN LEIDO, ESTA OBRA NOS HA HECHO LLORAR Y NOS HA MANTENIDO EN UN SUSPENSO POR SABER QUE PASARÁ…

  43. cafapa dice:

    he leido el libro y me parece muy importante ya que nos relata las dificultades que tuvo el cristianismo despues de la muerte de jesucristo , bajo el dominio del imperio romano con el emperador nerón y su corte imperial que para mi concepto es el primer atentado masivo contra la humanidad de nuestra era. Tambien el romance de una cristiana con un tribuno del imperio, nos demuestra el amor que unía a esta pareja estaba por encima de todas las dificultades. En estos momentos estoy realizando un ENSAYO sobre la obra QUO VADIS y espero que los lectores me colaboren con algunas opiniones para argumentarlas en mi trabajo.chao

  44. 300 dice:

    yo no la he leido, la verdad porque no me gusta dejar libros a medio leer y otra porque no me gusta la literatura religiosa, y como este libro es una oda al cristianismo con versiculos por todos lados, como que no me convence.

    1. Javi_LR dice:

      Y yo que te iba a recomendar la Ilíada… Pero, mejor, no.

  45. Saludos. En primer lugar, felicitaciones por su blog, hay aquí mucha información, toda de muy buena calidad. Los invito también a conocer mi análisis de esta obra de Sienkiewicz:

    http://la-pasion-inutil.blogspot.com/2012/06/enrique-sienkiewicz-quo-vadis.html

  46. Xiomara Núñez García dice:

    La novela es extraordinaria, el narrador nos introduce en la totalidad del mundo pagano en su grandeza y fanatismo: Nerón es presentado con toda su fuerza destructora y su incapacidad de sentimientos, mientras Vinicio es ejemplo de evolución desde la obscuridad hasta una postura más inteligente lograda a travé del amor de Ligia. La figura de Petronio es muestra de elegancia, pero tamnié del amorr

  47. Suzuki dice:

    Lo acabo de leer,

    Aunque han pasado por mis manos literaturas como: El tambor de ojalata, 100 años de soledad, el retrato de Dorian grey, el perfume, el extranjero, entre otros muchos, nunca me habia maravillado tanto como con esta obra “Quo vadis”, ha sido lo mejor de lo mejor, se la recomiendo a todos los que conozco, excelentes comentarios

    Suerte¡

  48. natalia blak dice:

    me parece muy bien que hagan estos resumenes para personas como yo que no tienentiempo de ver la pelicula

  49. Antonio dice:

    Ascanio, una pregunta ¿Sabes de quién son los grabados?

    Gracias

  50. Yonel Gomez dice:

    Lei Quo Vadis tardíamente, en mi último año de la Universidad. Recuerdo comencé a leer la novela en uno de mis frecuentes viajes a La Habana. Lo terminé en tres dias quitandole horas al sueño. Hoy recuerdo con claridad cuanto lloré, cuanto rei, cuanto ame y odie a través de sus protagonistas. Recuerdo incluso identificarme con la hermosura del legado griego a los romanos. Y coincido con la apreciación de que ademas de una denuncia disfrazada del sufrimiento del pueblo polaco, Quo Vadis es, en esencia, una historia de amor, de perdón y de gloria.
    Creo firmemente que tampoco la vida me permitirá leer todo lo que deseo pero algun dia, antes de que mi luz desaparezca volveré a sentirme humano en una nueva relectura, quizás mas apetecible y comprendida por el paso del tiempo.

  51. Ascanio dice:

    Hola, Antonio, y perdón por el retraso en contestarte (aunque es casi más un milagro que un retraso). Las ilustraciones son de C. Minardii.
    Saludetes.

  52. Ascanio dice:

    Por cierto, acabo de leer el comentario de Natalia blak, y casi me despiporro.
    Pero el que hay más arriba de un tal “300” y la contestación de Javi, valen su peso en oro, jajaja…
    Hala, hasta dentro de otros chorrocientos meses, día más, día menos.

    1. Javi_LR dice:

      Menos mal que el tiempo es relativo.

  53. asdsad dice:

    En cuando pedo llegar a vender la continuacion? la tengo en muy buen estado y empieza en el capitulo xxix dice continuacion entre parentesis :P

  54. adssad dice:

    Estoy buscando ejemplares de quo vadis (primer y segundo tomo), ¿alguien sabe donde los puedo conseguir por un buen precio? Gracias por vuestra ayuda.

  55. maria elena matos dice:

    Es. Realmente alucinante cada vez q leer la obra verla ess como si te remontaras a tiempos inmemoriables.la historia es para mi una sana adiccion saber mas de ella es satisfactorio

  56. maria osorio dice:

    Hace muchos años lei este maravilloso libro como puedo leerlo de nuevo donde lo consigo

  57. Valeria dice:

    En Casa del Libro lo tienen. Por citar una librería que vende por internet.

  58. Susana dice:

    Me parece una buena descripcion del libro que valore en mis catorce años; -hoy tengo cincuenta y seis-. Lo que mas me impacto, fue conocer tan fielmente refactado, el martirio cristiani. Creo que la justificacion fr la fecha historica, es la biblia misma.

  59. Balbo Vinicio dice:

    Releyéndolo de nuevo. ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.