LA GESTAPO – Frank McDonough

12 dUTC septiembre dUTC 2017

LA GESTAPO – Frank McDonough«Para que la represión funcione es necesario que un sector considerable de la sociedad se identifique con sus actividades o incluso las apruebe». Richard Overy

La primera versión de la teoría del totalitarismo practicaba una escisión esquemática entre estado y sociedad, como si en el contexto de los estados policiales hubieran sido esferas en esencia distintas, asimétricamente confrontadas (con la sociedad subordinada al estado) y carentes de todo vínculo orgánico: de un lado el aparato estatal, con sus estructuras de poder y su maquinaria represiva, y del otro la sociedad, concebida como una muchedumbre informe de individuos atomizados y pasivamente sometidos al control estatal. Esta imagen ingenua ha sido desde hace bastante tiempo desautorizada por la evidencia histórica, que muestra que la aquiescencia e incluso la complicidad de una parte importante de la población eran un ingrediente fundamental de las mecánicas represivas, y que el aparato represivo era un componente integral de la sociedad, no una abstracción ni un elemento exógeno que se impusiera unilateralmente a ella. Sin la delación y la autovigilancia ejercida por un segmento significativo del público, el opresivo control estatal no habría podido funcionar tan eficientemente como lo hizo, por ejemplo, en el Tercer Reich, en que el aparato represivo no era ni con mucho tan enorme, omnisciente y ubicuo como solía creerse. El terror, que sí se sostiene como un elemento consubstancial al modelo totalitario de gobierno, operaba pues de otra manera que la postulada inicialmente por el paradigma del totalitarismo (no de modo unilateral sino en base a la compenetración entre estado y sociedad), y no era de naturaleza universal e indiscriminada. En el caso de la Alemania nazi, hubo amplios sectores de la sociedad que no sufrieron la represión. A la inversa, pocos de estos sectores dejaron de colaborar de manera activa y voluntaria con los organismos represivos. El examen de lo que William S. Allen llamó el “respaldo social al sistema de terror” (v. La toma del poder por los nazis) constituye uno de los vuelcos más sensibles en el estudio de los regímenes totalitarios, resultando en hitos ineludibles como los de Robert Gellately (La Gestapo y la sociedad alemana, No sólo Hitler) y Eric Johnson (El terror nazi). El británico Frank McDonough se suma al registro de historiadores que escrutan el funcionamiento del aparato del terror nazi desde la perspectiva de su interacción con la sociedad alemana. En su libro La Gestapo (2015) vemos a esta institución como parte de la vida cotidiana de la Alemania nazi, con su funcionamiento propiciado y potenciado por la colaboración de alemanes corrientes. » seguir leyendo

COSMOSAPIENS – John Hands

7 dUTC septiembre dUTC 2017

COSMOSAPIENS - John HandsLa definición de Historia suele ser similar a “Disciplina que estudia y expone, de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado y que constituyen el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes hasta el momento presente”. De hecho, se coloca el punto inicial de la historia de la humanidad en la aparición de la escritura, hecho que marca la diferencia entre prehistoria, proto-historia e historia. Aun así, incluso el estudio del periodo prehistórico se engloba dentro de sus ramas de conocimiento. Lo que marca el punto de inicio de la misma es la aparición del hombre… o de sus primeros antepasados. Sin embargo, ¿qué pasa si nos seguimos remontando más atrás en el tiempo? ¿De dónde surgieron los primeros homínidos? ¿Y la vida? ¿Y el universo? Este libro traza la cadena de todas estas preguntas desde el hombre al origen del cosmos. » seguir leyendo

GUERRA ACORAZADA. SEIS ASPECTOS DEL COMBATE DE TANQUES – Luis A. Sanz Salanova

5 dUTC septiembre dUTC 2017

GUERRA ACORAZADA. SEIS ASPECTOS DEL COMBATE DE TANQUES - Luis A. Sanz SalanovaEl poder industrial entró en los campos de batalla con un arma que cambiaría totalmente la concepción operativa de la guerra, estos no serían otros que los blindados o carros de combate; sin ellos no se podría explicar la historia militar del siglo XX, su importancia alcanzó tales proporciones que no hay suficiente literatura para explicar su repercusión en las grandes contiendas acontecidas en este último siglo pasado. HRM Ediciones, con Luis A. Sanz Salanova como autor del trabajo que aquí presentamos, aporta su grano de arena al conocimiento de un arma tan decisiva que tantos triunfos y derrotas cosechó, unas máquinas que nacieron con miras a alcanzar voz propia en los campos de batalla y que a ciencia cierta lo lograron. La Guerra Acorazada nos va a ofrecer una excelente pincelada del papel desarrollado por estos gigantes del motor, incluyendo en sus capítulos su labor desarrollada en contiendas tan significativas como fueron la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial y, aunque pueda parecer extraño por las características orográficas, la Guerra de Vietnam. » seguir leyendo

LOS BIENES DE ESTE MUNDO – Irène Nemirovsky

31 dUTC agosto dUTC 2017

LOS BIENES DE ESTE MUNDO - Irène NemirovskyEsta novela, que abarca una saga familiar francesa, los Hardelot, desde principios de siglo hasta la II Guerra Mundial, fue publicada por entregas en el semanario Gringoire entre abril y junio de 1941 bajo el epígrafe «Obra inédita de una mujer joven» para eludir la prohibición de trabajar que el gobierno de Vichy imponía a los judíos; esta novela se editaría en 1947, cinco años después de la muerte de su autora, en el campo de concentración de Auschwitz.

La vida provinciana de unas familias de burguesía media-alta, sus costumbres sociales, se ve rota, dinamitada por las dos grandes guerras, produciendo una terrible distorsión en sus proyectos, ambiciones, deseos y  costumbres. » seguir leyendo

LA CONFESIÓN – Artur London

29 dUTC agosto dUTC 2017

LA CONFESIÓN - Artur LondonLa usurpación de Europa del este por la Unión Soviética, alboreando la Guerra Fría, tuvo uno de sus momentos álgidos en los juicios espectáculo montados entre fines de los años 40 y comienzos de los 50, a imitación de los procesos de Moscú (1936-1938). Estos juicios amañados materializaron entre otras cosas el desbaratamiento de cualquier veleidad de autonomía en la construcción del socialismo, abominando de paso de la herejía yugoslava: en adelante, el único camino posible sería el de la subordinación incondicional a los dictados de Moscú, garantizada por la depuración preventiva de imitadores (supuestos o potenciales) del “traidor” Tito. Uno de los procesos más sonados fue el de Praga, efectuado en 1951 y 1952 y conocido como “proceso Slánský”, por el más importante de los dirigentes encausados: Rudolf Slánský, secretario general del partido comunista de Checoslovaquia. En este proceso, que inauguró la purga interna del partido y el gobierno checoslovacos conforme al modelo estalinista (el apego al cual fue rigurosamente supervisado por asesores soviéticos), catorce altos funcionarios y dirigentes comunistas –la mayoría de ellos de origen judío- fueron acusados de conspirar en contra del estado, motejándoseles de traidores titistas, trotskistas y sionistas, presuntamente empeñados en una labor de zapa a favor del imperialismo capitalista. Once de los imputados fueron condenados a muerte y prestamente ejecutados, incluidos Slánský y Rudolf Margolius, a cuya viuda, Heda, debemos las excelentes memorias tituladas Bajo una estrella cruel. A los otros tres procesados se les impuso penas de prisión perpetua. Entre ellos estuvo Artur London, quien al momento de ser aprehendido (enero de 1951) se desempeñaba como viceministro de Asuntos Exteriores. Nacido en Ostrava, de linaje judío y militante comunista desde muy temprana edad, London (1915-1986) había residido en el Moscú de los años treinta y participado en la guerra civil española como voluntario en las Brigadas Internacionales. Sobrevivió al cautiverio nazi en el campo de concentración de Mauthausen, mas no sin secuelas pues contrajo allí la tuberculosis; tras la guerra regresó a su patria natal en compañía de su esposa, la comunista francesa Lise Ricol (hija de inmigrantes aragoneses) y sus tres hijos. Su fidelidad a la causa comunista resistió la prueba del arbitrario juicio al que fue sometido, y resistiría la del aplastamiento de la Primavera de Praga por los tanques del Pacto de Varsovia, pero lo que le asegura un lugar en la posteridad es su testimonio en torno al mentado proceso, el libro La confesión, publicado por primera vez en París, en 1968. » seguir leyendo

DESPRECIO DEL MUNDO Y ALEGRÍA DE VIVIR EN LA EDAD MEDIA – Emilio Mitre Fernández

22 dUTC agosto dUTC 2017

9788498796926Para el público en general quizás la Edad Media resulta sin duda la época histórica con más falsas generalizaciones, en la que muchos tópicos se han convertido en categoría. Pues este libro va de dos de ellas, contrapuestas entre sí pero que están fuertemente arraigadas en nuestro imaginario común sobre el medioevo: por un lado, el Contemptus mundi, desprecio del mundo en todas sus manifestaciones, en una época que se nos presenta terrible en muchos aspectos; por el otro, el Iuvat vivere, el saber disfrutar del gozo de vivir, con espacios y momentos concretos para esta finalidad; así tenemos dos caras de una misma moneda, dos actitudes dispares en una misma época, de explicar su coexistencia es el tema principal del libro que nos ocupa. El autor es Emilio Mitre Fernández, uno de los medievalistas hispánicos más conocidos (me vienen a la cabeza su manual Historia de la Edad Media en Occidente o un librito sobre las ciudades medievales, publicados ambos en Cátedra, o en la editorial que nos ocupa coordinó y redactó parte substancial del volumen segundo de la Historia del Cristianismo, obra reseñada en esta casa) que no por estar jubilado de la docencia ha dejado su labor divulgadora… » seguir leyendo

LOS ÁNGELES DE HIELO – Toni Hill

17 dUTC agosto dUTC 2017

LOS ÁNGELES DE HIELO – Toni HillNos encontramos en la Barcelona de comienzos del siglo XX, en una Europa inmersa en la Gran Guerra. Allí, el joven doctor Frederic Mayol abandona su vida de estudio junto a su madre en la fastuosa ciudad de Viena, donde ha asistido a charlas con el famoso Sigmund Freud y ha trabado amistad con una de sus hijas, para comenzar a trabajar en un sanatorio ubicado en un entorno rural, idílico, a las afueras de un pequeño pueblo pesquero cercano a la urbe catalana. Allí, inmerso en la rutina del trabajo intentará olvidar los horrores de la guerra, de donde se licenció con un brazo herido cuyos dolores le recuerdan lo vivido en el frente de combate.

Sin embargo, el hospital guarda un oscuro secreto que no tardará en alterar su vida, un misterio relacionado con el pasado del hospital y de sus habitantes, cuando este era un internado para señoritas que tuvo que cerrar hacía unos años debido a un grave incendio. » seguir leyendo

REPRESALIA – Gert Ledig

15 dUTC agosto dUTC 2017

represaliaNovela inmisericorde, en grado superlativo. Sin respiros ni concesiones, desprovista no sólo de héroes y de retóricas aleccionadoras sino de cualquier gesto autoral –recurso, técnica o resquicio argumental- que atenúe la crudeza de su tema y reconcilie al lector con la naturaleza humana. Así es Represalia, del alemán Gert Ledig y publicada originalmente en 1956, y que asoma como una obra a la medida del arduo tema del que se hace cargo: el de los bombardeos aéreos sufridos por las ciudades alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, asunto que, conforme pasa el tiempo, resulta más complicado interpretar –aun desde una adecuada perspectiva histórica, exenta de anacronismos morales- como justo castigo para el país que desató el conflicto más atroz de todos los tiempos; el mismo que, como si con esto no bastase, emprendió el exterminio sistemático de los judíos de Europa (por demás, un cargo que nunca llegó a incidir en la conducción de la guerra por los aliados). Complicado, digo, porque no hay cómo dejar de considerar que la inmensa mayoría de las víctimas de los bombardeos de área o en alfombra anglo-estadounidenses fueron civiles, y que la devastación llevada en los abultados vientres de los B-17 y los B-24 estuvo muy lejos de soliviantar a la población alemana contra el régimen nazi, motivo aducido por los principales responsables de la estrategia aérea de la alianza atlántica. Precisamente, es el también llamado “bombardeo de saturación” lo que, más que ningún otro factor, emborrona la tentativa de caracterizar el esfuerzo de guerra anglo-estadounidense como un combate moral contra estados depredadores (véase el caso del siempre vehemente Michael Burleigh); lo que, contrario sensu, presta sustento y fuerza de convicción a una caracterización alternativa como es la de “un triunfo poco limpio” (esgrimida de modo muy ilustrativo por Niall Ferguson). ¿Matizará la espinosa cuestión el que ya por entonces dieran muchos alemanes –gentes de a pie- en concebir los bombardeos como represalia, esto es, como castigo a la hybris germánica?, ¿el que a esta impresión subyaciera la mala conciencia de quienes se sabían embarcados en una guerra criminal contra medio mundo, incluyendo el martirio primero, ¡desde el aire!, de ciudades como Londres, Coventry y Rotterdam? » seguir leyendo

SPQR: UNA HISTORIA DE LA ANTIGUA ROMA – Mary Beard

10 dUTC agosto dUTC 2017

SPQR: UNA HISTORIA DE LA ANTIGUA ROMA - Mary BeardEl último libro de Mary Beard publicado en España en 2016, lleva por título S.P.Q.R, Senatus PopulusQue Romanus, y toma como punto de salida las dos instituciones sobre la que se construyó la historia de Roma, el Senado y el Pueblo Romano. Como bien señala la autora en su introducción, ambas no siempre han avanzado unidas. A veces lo han hecho en franca oposición; sin embargo, individualmente, tanto una como otra son las dos fuentes principales sobre la que se cimentó la autoridad política de Roma. Aprovechando esta premisa, más propia de la Roma Republicana del siglo I a.C., Mary Beard nos lleva de viaje por su historia desde sus orígenes, cuando Rómulo y Remo aparecen en la historia, hasta el año 212 d.C. cuando el emperador Caracalla adoptó la medida por la que se decide convertir a los habitantes libres del Imperio en ciudadanos romanos de pleno derecho. Su línea de desarrollo toma como punto de partida la figura de Cicerón y su enfrentamiento con Catilina. » seguir leyendo

LA FRACTURA. VIDA Y CULTURA EN OCCIDENTE, 1918-1938 – Philipp Blom

8 dUTC agosto dUTC 2017

AR503_La fractura.inddAunque se tarda en trascender al plano del imaginario colectivo, hay toda una tendencia en el sostener que el recuerdo de la Belle Époque como una era dorada, pletórica de confianza y optimismo, merece más de una matización, lo mismo que la estampa de un agosto de 1914 henchido de fervor patriótico y ardor bélico masivos. Sin embargo, el prurito desmitificador de esta tendencia no es tan radical que reniegue de cuanto dicen o sugieren ambas imágenes (evidentemente, hay una diferencia entre matizar y desmentir de manera tajante). Por más que se repruebe su carácter parcial, contienen ellas una estimable dosis de verdad: la fe en la ciencia y el progreso y el triunfalismo eurocéntrico distaban mucho de ser imposturas, y no es en modo alguno un despropósito el ver en la Exposición Universal de París del año 1900 -desbordante de esa fe y de ese triunfalismo- un precipitado del sentir de aquellos años, un genuino paradigma de la época; asimismo, la deriva bélica de 1914 recibió el beneplácito de muchos europeos, ebrios de patriotismo pero también convencidos de que la guerra constituía una oportunidad de disipar la complacencia y el adocenamiento que, supuestamente, infestaban el espíritu de los tiempos. Cualquiera sea el punto de vista, invariablemente se observa que la Europa de principios del siglo XX, la de los años de vértigo, oscilaba entre la expectación y la inquietud: una atmósfera en que la ansiedad provocada por la celeridad de los cambios no sobrepujaba necesariamente al entusiasmo y la aprobación de los beneficios materiales y espirituales de la modernidad. La Gran Guerra, aparentemente, lo trastornó todo. El que más tarde llevaría el nombre de “período de entreguerras” nació de una terrible fractura, y no resulta extraño que una sensación generalizada de inestabilidad, precariedad e incertidumbre sobrevolara su transcurso. Exceptuando hasta cierto punto las de cuño izquierdista, que tuvieron en la Revolución Rusa una lumbre de esperanza (por demás sorprendente y desconcertante), pocas fueron las ilusiones que sobrevivieron incólumes a la hecatombe desencadenada en agosto de 1914, comenzando por la visión gloriosa de la guerra. La sórdida experiencia de las trincheras y la trasformación de la batalla por obra de la artillería, las ametralladoras y los gases tóxicos dieron al traste con el ideal heroico de la carga a la bayoneta, además de reducir a obsolescencia a la caballería. Ya no había lugar para las proezas individuales en la guerra moderna, no provendría de esta despiadada e impersonal maquinaria de segar vidas la regeneración moral de las naciones. » seguir leyendo