EL JUICIO DE SÓCRATES – I. F. Stone

20 dUTC enero dUTC 2016

Stone“Sócrates, creo que te gusta demasiado hablar mal de la gente. Si quieres mi consejo, te diré que tengas cuidado; en la mayoría de las ciudades es más fácil hacer el mal a la gente que el bien, y particularmente en esta”. Menón, 94E

Leí este libro hace más de dos décadas y no me gustó nada. He querido darle ahora una nueva oportunidad, o dármela a mí, por si el paso del tiempo me hubiera hecho cambiar de opinión, o por si con veintitantos años menos no fui capaz de entenderlo como merecía. Pero no: me reafirmo, con más fuerza si cabe, en aquella primera impresión. Concedámosle al menos el mérito de ser capaz de mostrar cómo la observación de los mismos hechos, las mismas fuentes y los mismos personajes históricos, puede dar lugar a afirmaciones y valoraciones absolutamente opuestas.

No es esta una reseña propiamente dicha, sino si acaso un comentario a lo que se afirma en el libro. Mientras lo leía fui tomando notas, y las he redactado y adecentado de manera que sean inteligibles para quien quiera leer esto, sin embargo el texto aún sigue teniendo la apariencia de haber sido escrito “a borbotones”. En cierto modo ha sido así, pero no creo que eso sea, después de todo, un defecto grave.  » seguir leyendo

GULAG – Anne Applebaum

19 dUTC enero dUTC 2016

9788483065785Hace poco más de una década, abría Anne Applebaum su libro sobre el Gulag con una referencia al débil impacto del pasado soviético en la mentalidad occidental, tanto a nivel de imaginario popular como al de la cultura intelectual. Para ilustrar esta observación, apuntaba la autora que muchos de los que abominarían de la idea de portar un objeto señalado con la esvástica nazi podían, en cambio, comprar alegremente artículos del Ejército Rojo y otros souvenirs de la era soviética, demostrando una escasa asimilación de las atrocidades perpetradas bajo el signo del imperio comunista. En lo que respecta al público de habla hispana, la literatura disponible sobre los campos de concentración soviéticos era por entonces (en torno a 2003) escasísima. La situación ha mejorado en los últimos años gracias al denuedo de algunas editoriales, pero aún hoy, con la honrosa excepción de Alexander Solzhenitzyn, los denunciantes del Gulag (y me refiero a escritores testimoniales de la estirpe de Evguenia Ginzburg, Varlam Shalámov y Gustaw Herling-Grudziński, entre otros), resuenan mucho menos que las voces del Holocausto (Primo Levi, Ana Frank, Jean Améry, Paul Celan, Imre Kértesz…). En punto a negra fama, las estaciones del sistema represivo soviético empalidecen al lado de topónimos como Auschwitz y Hiroshima; sin embargo, lugares como Solovkí, Kolimá y Vorkutá también son parte esencial de la cartografía del horror del siglo XX. Por otro lado, la historia de la intelectualidad, especialmente la francesa -¿y cuál otra puede competir con ella en cuanto a prestigio internacional?- corrobora la idea del escamoteo o preterición del régimen soviético en la conciencia de los males de la época. Baste con recordar un episodio tan vergonzoso como fuera el de la recepción de las denuncias del Gulag, a mediados del siglo pasado. La rutilante Rive Gauche, encabezada por los célebres Sartre, Beauvoir y Merleau-Ponty, optó en general por alzarse de hombros; cuando se escandalizaba no era por la existencia de los campos de concentración soviéticos sino por “el uso que de ellos hacía la prensa burguesa”. Desde su perspectiva, los acusadores de la URSS (David Rousset, Victor Serge, Victor Kravchenko, Józef Czapski, Arthur Koestler, etc.) sólo prestaban municiones al verdadero enemigo, el imperialismo yanqui. (Merleau-Ponty sintetizó en Humanismo y terror la postura de aquella intelectualidad: «La condena a muerte de Sócrates y el caso Dreyfus dejan intacta la reputación humanista de Atenas y de Francia. No hay razón alguna por la que no haya que aplicar a la URSS los mismos criterios»).  » seguir leyendo

VIII Concurso de relatos históricos Hislibris (resultados de la plebe)

18 dUTC enero dUTC 2016

Y el pueblo habló, la primera fase del VIII Concurso de relatos históricos Hislibris finalizó. Ahora es tiempo de los aristarcos. Tras más de cuatro mil comentarios acerca de los textos, el vulgo emitió sus votos y tenemos los primeros resultados. Si queréis conocer más acerca del certamen, os dejamos estos vínculos.

¡Vamos con los resultados!:  » seguir leyendo

LOS DRACULA: VLAD TEPES, EL EMPALADOR Y SUS ANTEPASADOS – Ralf-Peter Martin

15 dUTC enero dUTC 2016

Drácula. Vlad Tepes. El Empalador, y sus antepasados«Seguramente (…) en la región que atravesaron ustedes la otra noche debe haber algún tesoro escondido, ya que durante siglos ha sido campo de batalla de valacos, sajones y turcos. Realmente es difícil encontrar un solo palmo de terreno en toda esta región que no haya sido abonado con sangre humana bien sea de patriotas o de invasores…».
(Drácula, Bram Stoker)

Hace unos días se me ocurrió hacer un experimento. Nunca lo había hecho, pero, azares de la vida, ha resultado un éxito. He querido hacer una lectura doble, del mismo tema pero de dos maneras distintas. Una seria la parte erudita mientras que otra, a falta de medios monetarios, sería la parte viajera… lectora. Antes de meterme en jardines de complicada salida, permítanme un pequeño prólogo.  » seguir leyendo

VII Premios de Literatura Histórica Hislibris. Bases y convocatoria

14 dUTC enero dUTC 2016

vii_premio_hislibrisEstimados hislibreños, ya está aquí, en tres meses y medio, el VII Encuentro de Hislibris que celebraremos este año en tierras gallegas, los días 29 y 30 de abril y el 1 de mayo. En un par de semanas publicaremos el programa completo que contará, como siempre, con la entrega de los Premios de Literatura Histórica Hislibris (viernes 29, tarde), encuentros y mesas redondas (sábado 30, mañana), presentación del libro resultante del VIII certamen Hislibis de relato histórico (sábado 30, tarde) y visitas culturales y varios (domingo 1, mañana). Esta entrada tiene el propósito de lanzar las bases del VII Concurso de literatura histórica, donde todas las editoriales (y los autores que ejerzan de autoeditores) están invitadas. ¡Animaos!

Y antes de exponerlas, recordemos los ganadores de los pasados años:   » seguir leyendo

A LA SOMBRA DEL ÁRBOL VIOLETA – Sahar Delijani

13 dUTC enero dUTC 2016

 

A la sombra del árbol violeta_135X220«Todos llevamos un árbol dentro. Encontrarlo es sólo cuestión de tiempo». A la sombra del árbol violeta.

En esta novela la autora nos muestra la realidad vivida por quienes habiendo colaborado en la revolución contra el Sha Reza Pahlevi se encuentran perseguidos y encarcelados por sus ideas políticas al no comulgar con los postulados del integrismo islámico impuestos por la República Islámica de Irán, a cuyo frente se halla el ayatolá Jomeini. Observamos la depuración llevada a cabo en el país por los ultraortodoxos islámicos, quienes se creen únicos artífices de la revolución, purgando las universidades de lo que denominaban actividades antirrevolucionarias, cerrando periódicos y prohibiendo la existencia de partidos políticos.

Podría decirse que la novela está dividida en dos partes, la primera de ellas constituida por los sucesos enclavados en los años ochenta y coincidente con los hechos situados fundamentalmente en la prisión de Evin, así como, la repercusión que el encarcelamiento de los presos políticos tiene sobre sus familias. La segunda parte es la de los hijos de los presos cuando ya son mayores y advierten todo lo que ha supuesto el encarcelamiento de sus padres para ellos.  » seguir leyendo

HISTORIA DE UN VIAJE DE SEIS SEMANAS – Mary Shelley

11 dUTC enero dUTC 2016

portada_mary_shelley_evook-650x918Hubo un tiempo para veladas a la luz de las velas donde ingeniosas damas envueltas en miriñaques y corpiños citaban poetas y obras morales de la antigüedad junto a caballeros de levitas y sombreros. Fue el tiempo breve de los románticos ingleses, especie entre todas la menos adaptada al clima y geografía de las islas británicas.

El regreso de la paz/hegemonía de las dinastías tradicionales a Europa tras la larga alteración de las guerras revolucionarias y del imperio francés permitió a los británicos adinerados el privilegio de volver a visitar el continente. Europa se ofrecía de nuevo para ellos como un lugar de esparcimiento, pero también como un conjunto de países empobrecidos y a cuál más pintoresco, un punto medievales, donde se podía llevar una vida de cierto lujo por menos dinero del que exigiría hacerlo en las islas británicas.   » seguir leyendo

MOBY DICK – Herman Melville

7 dUTC enero dUTC 2016

mobycksextopisoPublicada por Melville en 1851, el argumento de esta novela es actualmente archiconocido y ha sido llevado al cine en diferentes versiones, centrándose en su parte narrativa, que, como veremos, no es la única. Cuenta ésta la travesía del barco ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab, viejo marino obsesionado por la persecución de una gran ballena blanca, que se quedó con parte de su pierna, encarnando para él la idea del Mal. Considerada durante décadas como literatura juvenil, esta novela es de aventuras, sí, pero mucho más que eso (sin que ello suponga un demérito para el género), es una inmersión en la naturaleza humana, en la psicología obsesiva de un hombre, Ahab, que en su locura arrastra tras de sí a toda la tripulación; y asimismo es todo un compendio del mundo de los balleneros y la vida en la mar, incluyendo detalladas y extensas descripciones de la caza de las ballenas en el siglo XIX, los procesos de despiece y manipulación de todas las partes corporales de los grandes cetáceos y su aprovechamiento comercial, así como acerca de las costumbres de diversas especies, y muchos detalles sobre la vida marinera, que Melville había conocido en sus viajes juveniles.  » seguir leyendo

AVARICIA – Juan Eslava Galán

5 dUTC enero dUTC 2016

9788423350032La avaricia, la codicia, la corrupción, que a ellas va ineludiblemente unida, son “debilidades” humanas que han alcanzado en este país unas cotas difícilmente superables. Desde el truhan de toda la vida que se sirve del trabajo ajeno para pasar por este valle de lágrimas sin dar un palo al agua, pero manteniendo un status que le permite vivir sin privaciones de ninguna clase, pero en un nivel que podríamos considerar modesto, hasta las más altas magistraturas del estado, comenzando por la propia monarquía o los gobernantes de turno, y por descontando los llamados poderes fácticos (Iglesia, banca, sindicatos…)  que mientras predican la pobreza, la austeridad, el ahorro, la solidaridad, etc., etc., como medio de ganarse un lugar de privilegio en la otra vida o de dar ejemplo en esta, van a lo suyo y practican aquello de haz lo que te digo y no lo que yo hago.  » seguir leyendo

LA MÁSCARA DEL MANDO – John Keegan

4 dUTC enero dUTC 2016

Cub Mascara L24.inddLa guerra supone una variedad extrema de liderazgo. En estado de guerra, el ejercicio del mando castrense consiste esencialmente en conducir una multitud de hombres expuestos de manera patente y sistemática al riesgo de perder la vida, en pos de la victoria. Se trata por tanto de una actividad en extremo desafiante, en que intervienen tanto la personalidad del líder como el contexto histórico en que él y sus ejércitos se desenvuelven. Es cierto que individuos excepcionales como Alejandro y Napoleón acometieron empresas militares fuera de lo común y que, aunque de manera efímera, tuvieron éxito allí donde la mayoría habría fracasado, constituyéndose en figuras icónicas y en motivo de emulación. Sin embargo, también ellos eran hijos de su tiempo, no menos que Julio César, Gengis Kan, Wallenstein, Wellington, Patton y otros grandes conquistadores y comandantes de la historia. El problema del mando, pues, es otra variante del “yo y mi circunstancia”, y como tal se expresa de un modo rotundo en el estilo de liderazgo asumido por diversos comandantes a lo largo de la historia. En buena medida, estudiar el liderazgo militar equivale a indagar en la realidad de la guerra desde el punto de vista del comportamiento humano: revelar el rostro de la batalla, como en el libro homónimo de John Keegan, pero enfocado esta vez en el mando. Y es así como el propio Keegan aborda el mentado problema en La máscara del mando, empleando una metodología similar a la de El rostro de la batalla: estudio de casos y análisis comparativo, desde una perspectiva en que factores como la estrategia, la táctica y la logística se subordinan a la contextualización sociohistórica del tema. Los casos seleccionados por el autor son los de Alejandro, Wellington, Ulysses S. Grant y Hitler.  » seguir leyendo