HADRIAN’S WALL – Adrian Goldsworthy

6 dUTC noviembre dUTC 2018

En su saga de novelas Canción de hielo y fuego (1996–?)–posteriormente adaptadas en la serie de televisión Juego de tronos (HBO: 2011-2019)–, George R.R. Martin creó un enorme “Muro”, en el norte del territorio de Poniente (Westeros), de una altura de más de doscientos metros y con una extensión de alrededor de los trescientos kilómetros. La función de este Muro, vigilado y custodiado por los Hermanos de la Espada de la Guardia de la Noche (The Night’s Watch), es establecer una barrera permanente que separe (y proteja) los Siete Reinos de los salvajes del otro lado, así como de los llamados Los Otros (The Others) –los Caminantes Blancos (White Walkers) en la serie televisiva–, figuras humanas que han vuelto de la muerte y que, dirigidos por el Rey de la Noche (Night King), pretenden invadir y destruir Poniente. Pero hace miles de años que Los Otros no han dado señales de “vida” y se les considera en Poniente una antigua leyenda, un cuento con el que asustar a los niños. En la serie de televisión, los Caminantes Blancos aparecen ya en el primer episodio, una velada amenaza de que “llega el Invierno”, el final de una era y la destrucción de la vida humana; a medida que avanzan las temporadas de la serie, los Caminantes Blancos van avanzando, especialmente en las temporadas seis y siete, mientras que desde el Norte se intenta advertir a los demás reinos de que la leyenda es una peligrosísima realidad. Al final de la séptima temporada, el Muro es destruido por los invasores y queda expedito el camino para que Poniente caiga en sus manos. Una batalla final que será el leitmotiv de la esperadísima octava y última temporada, que prevé una alianza de los reyes que disputan el Trono de Hierro (Cersei Lannister, Danerys Targaryen, Jon Nieve) y los Siete Reinos frente a esta amenaza “global”.  » seguir leyendo

KIEV 1941 – David Stahel

2 dUTC noviembre dUTC 2018

El reconocido historiador neozelandés y profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur, David Stahel, es un afamado especialista en el estudio del Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial. Ha escrito multitud de libros dedicados a este sector que enfrentó a las tropas del Eje con los ejércitos soviéticos. Ediciones Salamina publicó su ensayo en el que analiza la invasión de Ucrania en 1941 y particularmente la batalla de Kiev, así como sus consecuencias.  

 

Su visión del conflicto es muy interesante y novedosa por la importante contribución de aspectos tácticos como estratégicos aportados en el texto. Esta batalla se presenta históricamente como una victoria de las divisiones y grupos de combate alemanes. Sin embargo, el desgaste que sufrieron en su avance, a niveles difícilmente recuperables tras su terminación, nos hace revisar nuevos aspectos y circunstancias puntuales de la batalla, para analizar después, en un ámbito más global de la batalla, sus consecuencias en el trascurso del resto de la guerra. Stahel plantea al lector que la Operación Barbarroja no terminó exactamente con la victoria que el gobierno alemán publicitó en todo el mundo a lo largo de la guerra. La invasión de Ucrania y la Batalla de Kiev, desarrolladas durante los meses de julio, agosto y septiembre de 1941, conllevaron un gran desgaste para la llamada Biltzkrieg alemana. El ejército ruso siempre mantuvo en el frente ingentes masas de soldados, un fuerte ímpetu patriótico y la gran reserva industrial del país en su casi intocable retaguardia, lo que hizo que se soportara en gran medida, a cuenta de grandísimos sacrificios, la presión alemana en su avance hacia Moscú.  » seguir leyendo

TIGERS. LA GARRA ACORAZADA DE LA PANZERWAFFE – Juan Campos Ferreira

29 dUTC octubre dUTC 2018

Si hay un carro de combate mítico en la Segunda Guerra Mundial ese no fue otro que el Tiger. No hay aficionado a este conflicto que no haya admirado este magnífico blindado y todos sus derivados surgidos de la matriz de este mismo, aquello que el autor denomina la Familia Tiger y que incluirá, además de los Tiger I y Tiger II, los Ferdinand, los Jagdtiger y los Sturmtiger, versiones y modelos derivados de los mencionados carros de combate que dan título a este libro. De sus características técnicas, del modelo de producción de los mismos, del análisis de las doctrinas militares que utilizaban de su efectividad en el campo de batalla, del liderazgo de sus comandantes y tripulantes y del historial operativo de cada una de las unidades que dispusieron de blindaos Tigers se va hablar en este lúcido trabajo de síntesis de Juan Campos Ferreira, experto en Historia Militar y autor de dos libros más sobre la guerra en el frente del Este.  » seguir leyendo

LA DISPUTA POR EL SARGENTO GRISCHA – Arnold Zweig

25 dUTC octubre dUTC 2018

Publicada originalmente en 1927, cuando Arnold Zweig rondaba los cuarenta años de edad, esta es la novela que cimentó la reputación literaria de su autor, escritor alemán de estirpe judía. En manos poco diestras, la empresa podría hacer acabado en libelo o en novela de tesis, con el ingrediente polémico -fundamental en su armazón- desarrollado a expensas de lo estrictamente literario. No es el caso, y gracias a esto podemos disfrutar de medio millar de páginas de una apreciable muestra de ficción narrativa. La disputa por el sargento Grischa tiene por nudo argumentativo un dilema de naturaleza moral pero también de ribetes jurídicos, enmarcado por el contexto bélico: el de la Primera Guerra Mundial, en el frente germano-ruso (a lo largo de 1917). Trata en esencia de un soldado ruso capturado por el enemigo y al que el mando alemán ordena ejecutar por considerarlo un desertor y eventual espía. Lo cierto es que no es más que un combatiente condecorado, hecho prisionero en condiciones regulares. El sargento Grigori Ilytsh Paprotkin (alias “Grischa”), que este es el nombre del individuo, se había evadido del campo de prisioneros y, en su empeño por regresar a su patria, tuvo la mala fortuna de ocultar su identidad bajo el uniforme y los documentos de un soldado ruso muerto, Ilya Byushev, a quien las autoridades alemanas -ignorantes de su fallecimiento- identifican como desertor. De nuevo capturado, la confusión de identidades condena a Paprotkin a una ignominiosa y absurda muerte, que en principio podría ser evitada con sólo ser reconocido por los celadores del campo en que estuvo recluido la primera vez. Todo se complica, empero, y la obstinación e inclemencia del supremo comandante germano del frente oriental -en cuyas manos está la resolución del caso- aboca al sargento Grischa a una tortuosa pesadilla…, aunque no a una completa indefensión. Contará con el auxilio de un puñado de alemanes, integrantes del personal militar, imbuidos todos de un austero sentido de la justicia y de profundo humanitarismo, horrorizados ante la posibilidad de que se cumplimente la orden de fusilamiento: un acto a todas luces descabellado, el que, por demás, mancillaría la honra del ejército alemán.  » seguir leyendo

EL LADRÓN DE TUMBAS – Antonio Cabanas

23 dUTC octubre dUTC 2018

«La muerte llegará rápidamente a aquel que ose perturbar el reposo eterno del faraón».

Un ladrón puede anhelar todo tipo de objetos valiosos con el fin de alcanzar sus sueños más alocados. Cosas tangibles como el oro, la plata, las joyas de brillante faz, son el material con el que se forja la codicia de aquel que ama el bien ajeno. Es un acto censurable y en muchos casos delictivo que en el código penal está tipificado con el paso de cierto tiempo «a la sombra». Pero cuando se da el caso de que el robo conlleva la privación de la vida inmortal de una persona ese acto se convierte en la acción más horrible que pueda cometer el ser humano, por encima de cualquier otro. En la actualidad este tipo de robos, por lo menos en la sociedad occidental, no existen pero hubo un tiempo, allá en el antiguo Egipto, que estaban a la orden del día debido a las creencias tan particulares de aquellas gentes y aquellos tiempos. El saqueo de tumbas se produjo desde los mismos albores de la civilización egipcia, y fueron los propios interesados, ya fueran faraones, nobles, escribas de alto nivel o cualquier persona con miedo a que le fueran arrebatados sus enseres tras la muerte, los que pusieron todo tipo de métodos para que los ladrones no pudieran penetrar en su tumba y perturbar su viaje al más allá. Se construyeron pirámides con intrincados laberintos; puertas bloqueadas con grandes losas de mármol; hipogeos en las montañas para que en muchos casos no se diferenciaran la puerta principal de la entrada de una simple cueva; se recluían a los propios trabajadores de estos santos lugares en aldeas con el fin de que no transmitieran a nadie los secretos de sus construcciones; e incluso se creó un cuerpo de policía especial, los medyai, de origen nubio, para que patrullaran por los valles de la muerte… pero nada de eso sirvió para frenar el ingente saqueo de tumbas. Aunque algunas veces ese robo fuera perpetrado por gente de turbio linaje la mayoría de las veces (casi todas en realidad) fueron perpetradas por personas de baja extracción social necesitadas de cualquier objeto de valor para poder sobrevivir. Un ejemplo de esto es la novela que les traigo a ustedes, El ladrón de tumbas, de Antonio Cabanas donde se nos narra la apasionante historia de una estirpe de saqueadores que no dudada en buscar cualquier enterramiento con el que poder llevarse un mendrugo a la boca.  » seguir leyendo

BEFORE AND AFTER ALEXANDER: THE LEGEND AND LEGACY OF ALEXANDER THE GREAT – Richard A. Billows

18 dUTC octubre dUTC 2018
Sobre Alejandro III de Macedonia, Alejandro Magno, se han vertido (literalmente) océanos de tinta sobre miles de páginas. Hasta tal punto que, como suele suceder a menudo, ya casi hastía ver en las mesas de novedades de las librerías “nuevas” biografías y estudios que básicamente vienen a contar lo mismo de siempre –con notables excepciones, por supuesto–; por no hablar de novelas históricas, protagonizadas por el personaje o con éste como excusa argumental. Se ha escrito mucho y básicamente sobre lo mismo; y se ha focalizado en exceso la atención en su vida, su genio militar y su leyenda. Hay espléndidos libros que siguen siendo muy vigentes hoy en día –básicamente los de A. B. Bosworth (en Cambridge University Press), Nicholas Hammond (en Alianza Editorial) y Robin Lane Fox (en Acantilado); y en la última década contamos con los espléndidos libros de Waldemar Heckel y Ian Worthington. Por supuesto, el catálogo puede ampliarse, yendo a Ernst Badian hace décadas (cuya imagen del personaje era negativa). En general, Alejandro suele ser el eje sobre el que giran los estudios y sobre él pivota la narración de los hechos que llevó a cabo durante su reinado (336-323 a.C.). Por ello, es de agradecer que Richard A. Billows haya decidido poner el acento en su padre, Filipo II (r. 360/359-336 a.C.), y en sus Sucesores –los Diádocos–, especialmente en Antígono Monoftalmos (el Tuerto), que durante dos décadas polarizó en torno a sí las guerras que los generales del rey macedonio entablaron tras su prematura muerte (Ptolomeo, Pérdicas, Seleuco, Lisímaco, Eumenes, Casandro, Crátero…). El resultado es Before and After Alexander: The Legend and Legacy of Alexander the Great (Ducksworth Overlook [Bloomsbury Publishing], 2018), una brillante monografía que va mucho más allá de Alejandro.

» seguir leyendo

LA RESTAURACIÓN MEIJI – William Gerald Beasley

16 dUTC octubre dUTC 2018

Fukoku kyōhei (país fuerte, ejército fuerte).

Supongo que los que hayan visto El Último Samurái les habrá quedado la idea general del final de los samuráis como unas secuencias de acción donde aparece Tom Cruise haciendo del típico salvador blanco de Hollywood en batallas entre katanas y armas de fuego. Realmente la historia fue más compleja, y este libro nos permite conocer con bastante detalle lo sucedido, aunque en algunos momentos puede resultar algo denso en su contenido.

Arranca mostrando el Japón de los Tokugawa con sus condicionamientos económicos, sociales y de pensamiento político, que ya para inicios del S. XIX muestran unas crecientes grietas en su estructura con el ascenso económico de ciertas clases sociales inferiores como los comerciantes y los campesinos adinerados, mientras los samuráis, subdivididos en muchos rangos, empiezan a tener problemas para mantener su estatus.  » seguir leyendo

EL INOCENTE – Ian McEwan

10 dUTC octubre dUTC 2018

Leonard, un joven británico, técnico especialista en telefonía, es enviado a Berlín en 1955 para trabajar en el sector norteamericano bajo la supervisión de Bob Glass, en una operación de espionaje cuyo objetivo es construir un túnel hasta la zona soviética y pinchar las líneas telefónicas comunistas. Mientras transcurre la operación, entabla una relación amorosa con una alemana separada, llamada María.

Ian McEwan nos transporta a plena Guerra Fría para narrarnos la estancia en Berlín de este joven, que en Inglaterra aún vivía con sus padres, enfrentándole a una doble experiencia tan impactante como novedosa para él. Por un lado la operación de espionaje, en la que descubrirá la especial relación entre británicos y norteamericanos, ambos vencedores en la pasada guerra, pero ambos con diferente posición en un nuevo orden mundial, donde la desconfianza y el secretismo sobrevuelan el día a día de la operación. Por otro, una historia de amor que hará que Leonard descubra sus sentimientos por una mujer mayor que él y se adentre en un excitante universo de pasión y sexo. McEwan nos implica y atrapa gracias a su envolvente y cautivador estilo narrativo, tan impecable en su desarrollo como adictivo en su lectura. 

» seguir leyendo

LA HISTORIA DESGARRADA – Enzo Traverso

4 dUTC octubre dUTC 2018

«En vez de la tesis “Todos los hombres son mortales” hoy rige ésta: “La humanidad como conjunto es eliminable”». Günther Anders.

Decir «Auschwitz» es aludir a un fenómeno que además de espanto todavía suscita perplejidad. Nimbado de nefasta carga simbólica, el nombre compendia lo que fue un fracaso en toda regla de la civilización occidental y una atroz burla del optimismo humanista: no un paréntesis de súbita locura ni un percance incidental en el itinerario histórico de Occidente, sino una desgarradura en el corazón mismo de la civilización, una acometida directa y brutal contra las premisas fundacionales del proceso civilizatorio, tan demoledora que obliga a repensarlo en profundidad. “El Holocausto –sentencia Zygmunt Bauman- se gestó y se puso en práctica en nuestra sociedad moderna y racional, en una fase avanzada de nuestra civilización y en un momento álgido de nuestra cultura y, por esta razón, es un problema de esa sociedad, de esa civilización y de esa cultura”. El solo hecho de que el Holocausto fuera obra de un país incardinado en la médula de la civilización occidental –no obstante ser problemática su identificación con ella- representaba un cuestionamiento radical al sentido y viabilidad de la misma; más aun, ponía en solfa su esencia entera: si el proceso de civilización no conjuraba los demonios internos de la especie humana, si una nación representativa del progreso occidental podía sumirse en el corazón de las tinieblas y volverse un agente del horror, ¿qué tan fiables eran los supuestos en que se cimentaba la civilización? ¿Era esta lo que proclamaba el pensamiento ilustrado, era en verdad aquella alardeada dinámica evolutiva siempre ascendente e ininterrumpida que alejaba a la humanidad –protegiéndola- de los agresivos impulsos primarios del «estado de naturaleza», o no había sino considerarla una tenue pátina superpuesta a la incorregible condición humana, leve e inane hojarasca a merced de las tempestades de la historia? ¿No quedaba expuesta como simple quimera la idea de que entre la civilización y la barbarie existe una relación de antinomia absoluta, separadas ambas por una línea divisoria tan nítida como infranqueable? Sin embargo, pocos se hicieron preguntas de esta índole en 1945 y en la siguiente treintena de años. La época padecía aún de una incapacidad de calibrar el significado del Holocausto, cuya especificidad se diluía en el espantoso vendaval de muertes y destrucción que estalló en 1939. Transcurriría un tiempo de decantación –de la conciencia histórica así como de la conciencia moral- antes de que Auschwitz se hiciera con el ominoso rango icónico que ostenta en la actualidad.  » seguir leyendo

JULIUS CAESAR: A LIFE – Patricia Southern

2 dUTC octubre dUTC 2018

Gayo Julio César es el personaje perenne de la historia romana, sobre el que siempre se vuelve. Su vida, carrera y obra es la más conocida de la historia de Roma, gracias al hecho de que su período es el mejor documentado de esta civilización y sobre él hay relatos de autores romanos durante varios siglos. Tuvo el acierto –y el oportunismo propagandístico– de escribir dos esbozos de obras históricas, sus comentarios sobre la guerra de las Galias y sobre la guerra civil de los años 49-47 a.C. (añadamos los textos sobre la guerra africana y la guerra hispana de los años 46-45 a.C incluidos en el Corpus cesariano), que permitieron que generaciones de lectores conocieran, «de primera mano», lo que hizo en ambas contiendas. Contamos con el testimonio explícito de Cicerón en muchos de sus discursos y sobre todo en su correspondencia con Ático y algunos amigos y familiares (Bruto, su hermano Quinto, el propio César en unas pocas epístolas) y con relatos casi contemporáneos como Salustio (su monografía sobre la conjura de Catilina), para, ya en las siguientes dos generaciones, las obras de Tito Livio y Veleyo Patérculo. Con casi dos siglos de distancia nos quedan las biografías de Plutarco (incluida la suya), Suetonio (su biografía, para la que pudo tener acceso a documentación de archivo) y Apiano (su historia de las guerras civiles), siendo la historia de Dión Casio (ya en el primer tercio del siglo III de nuestra era) una obra muy posterior al personaje pero también valiosa (y discutible). Todos ellos, empezando por el propio César, crearon una imagen del personaje «diferente» en cada caso, partiendo de fuentes similares pero también diversas (la historia perdida de Asinio Polión sobre el período de los años 60-42 a.C. influyó en algunos de esos autores). La leyenda, acicateada por el heredero de César, Octavio/Augusto, se forja, mezcla, amplía, difunde y mitifica, hasta el punto de que parece confundirse la vida del personaje con esa leyenda que la cultura popular del último siglo y pico ha llegado a exacerbar (del cine a la televisión, sin obviar la masa de novelas históricas que sobre el personaje se ha escrito, con mejor o peor pluma). Y más en un personaje siempre de candente actualidad: «[…] cada generación lo contempla a la luz de su propios tiempos, por lo que, al final, resulta cuestionable si en algún momento hubo un César real» (p. 9, traducción propia).  » seguir leyendo