NOSTROMO – Joseph Conrad

NostromoComo el propio Conrad relata, la idea origen de esta novela le surgió a raíz de una noticia que oyó en su juventud, acerca del robo de un tesoro en algún lugar de las Antillas. Aunque en un primer momento no le prestó interés, años más tarde volvió a leer un relato sobre el mismo tema, escrito por una persona que conoció personalmente al autor del robo. Entonces le comenzó a rondar en su mente la historia, pero especialmente desde el punto de vista de la personalidad del ladrón y del mundo que le rodeaba.

La acción del relato se sitúa en una imaginaria república bananera, a orillas del Golfo de México, denominado en la novela “Golfo Plácido”, donde un coro de personajes, a cuál más interesante, y a los que Conrad concede una importancia similar, según el momento de la narración, componen una especie de melodrama, pues, en efecto, la contraposición entre lo terrible, lo dramático y lo absurdo, lo ridículo, es aquí constante.

Costaguana es el nombre del país imaginario, y Sulaco la ciudad portuaria donde se centra la vida de los personajes y la acción fundamental de la novela.

Nostromo no es, como podría imaginarse, el protagonista de la novela, aunque es el héroe (o más bien un antihéroe). Tiene retazos de otros personajes conradianos, como Lord Jim o Tom Lingard, protagonista de varias de sus obras.

En realidad, el personaje central, de haberlo, sería Don Carlos/Charles Gould, el rey de Sulaco, costaguanero de origen inglés, que dirige y administra británicamente la concesión familiar de la mina de plata de Santo Tomé, fuente principal de la riqueza de la nación. Digamos más bien que Don Carlos personifica toda la historia reciente de Costaguana. Todos los demás actores giran a su alrededor, incluido Nostromo, que es el capataz de los cargadores del puerto, antiguo marinero, pero por su fama y carisma especial es protagonista de múltiples aventuras. Amado por unas, envidiado por otros, temido por muchos, y admirado por todos. Aunque es en la última parte de la novela, donde muestra su dilema moral: el drama que conlleva su elección final, las dudas que le sobrevienen, la soledad ante la terrible verdad que solo él conoce. Y se cumple la idea de los personajes conradianos de que “todo aquel que establece un vínculo está perdido”.

El resto de personajes, empezando por Doña Emilia Gould, primera dama de Sulaco, el doctor Monygham, su secreto admirador (personaje muy controvertido y problemático, que también recuerda a Lord Jim en muchos aspectos), el capitán Mitchell, testigo de múltiples aventuras y protector de Nostromo, Don José Avellanos, ilustre diplomático, y su hija Antonia, su amado Decaud, periodista afrancesado, el antiguo militar Don Pepe, Viola el garibaldino y sus hijas, y acabando por la colección de malvados dictadores: Guzmán Bento, ya fenecido, Ribiera, el dictador derrocado, el general rebelde Montero y su hermano Pedrito el guerrillero, el traidor Sotillo, así como el enloquecido cura Corbelán, el aterrorizado judío Hirsch, el buen bandolero Hernández, etcétera, van dando vueltas en un tiovivo donde en cada momento es uno el protagonista y nos van contando su historia, que gira alrededor de un cargamento de plata (el McGuffin, como lo entendería Alfred Hitchcock) que muchos desean poseer y otros hacer desaparecer, y que dirige el curso de los acontecimientos de manera harto dramática, ya que coincide con una de las múltiples revoluciones que periódicamente se producen en Costaguana, y que acaba con la separación de Sulaco y la formación de una república independiente.

Tras una introducción geográfica al imaginario país, la acción comienza con el derrocamiento del dictador Ribiera y su huida, con la ayuda de Nostromo. A continuación, retrocede para contarnos cómo han llegado las cosas a este punto y quiénes pueblan Sulaco. Narra la historia de la familia Gould y de la mina de plata, ligada al desarrollo del pueblo y su región, la entrada de las inversiones europeas, el ferrocarril, en fin, el progreso económico. También la trayectoria de cada uno de los personajes desde los tiempos del dictador Bento, y cómo han llegado a situarse donde están.

Pero las revoluciones son en Costaguana un mal endémico inevitable, el eterno retorno al salvajismo y la crueldad, su vuelta a empezar con distintos nombres, sustentados por la ignorancia, horrores y pasiones ancestrales. La contraposición entre las clases altas europeizantes, portadoras de la civilización, y el pueblo llano, extasiado ante el poder y la sangre, es un leit motiv en la obra conradiana. Pero mientras Kipling enfocaría este problema saludando y glorificando la colonización y el Imperio, Conrad indaga, dentro de sus personajes, los problemas morales que la posición colonizadora/civilizadora conlleva, frente al mundo indígena, con valores muy primitivos, donde la tensión entre la vida y la muerte es presentada de un modo muy diferente.

Describir cómo se enfrenta cada personaje a esta tragedia fatídica es la maestría de Conrad. Uno de los momentos de mayor tensión dramática es el viaje marítimo en la oscuridad y el silencio de la noche, con la gabarra llena de plata, con la ansiedad de la huída y el temor a ser descubiertos…

La serenidad ante la desgracia y la locura, el miedo al dolor físico y la tortura, el desprecio a la muerte, la lealtad a un ideal, el honor, la fidelidad y la fortaleza, la ceguera de los celos, el remordimiento, el ansia de poder, … la traición: he aquí el tema central en la obra de Conrad. Todo ello, por lo demás, es analizado y mostrado por la fina pluma conradiana, con un trasfondo a veces de sátira y a veces de ternura.

[tags]Nostromo, Joseph Conrad[/tags]

Compra el libro

67 Respuestas a “NOSTROMO – Joseph Conrad”

  1. Derfel Dice:

    ¿Yo soy el honroso, Ariodante? Dí que sí…

  2. Ariodante Dice:

    Ciertamente, Derfel, ciertamente. Aunque espero que haya alguno más, si no sería un poco bochornoso (para ellos, claro).

  3. Rodrigo Dice:

    Hola, Ariodante.
    No, la verdad es que no sabía lo del aniversario. Y espero que la biografía que mencionas llegue pronto a Chile. O ¿será otro ítem en mi lista de compras en Bs. Aires? (a la que espero ir pronto).
    Saludos.

  4. Rodrigo Dice:

    Ah, por cierto, ahora mismo husmearé en los links que me sugieres. Gracias.

  5. EDU Dice:

    HOLA ARIODANTE.

    NOSTROMOS ME RECUERDA AL BEST SELLER DE HAROLD ROBBINS : LOS AVENTUREROS.
    PAISES BANANEROS QUE TRAZANDO UN CIRCULO AL IGUAL QUE LOS CANES SE MUERDEN LA COLA Y NO LOGRAN AVNZAR MERCED A UN IMPLACABLE FATALISMO.

  6. JJsala Dice:

    ¡Uffff! Entro en el este foro con un año de atraso, y solo para decir que:

    A/. “Los duelistas” me pereció sublime cuando la leí después de ver la película de Scott, el cual respeta absolutamente la obra Conrad.
    B/. He intentado, en los últimos treinta años, llegar al final de “Lord Jim” y no pueeeedo. Será que tengo en mente la fisonomía de Peter O´Toole en la versión cinematográfica y me causa grima.
    C/. “El corazó de las tinieblas” me costó acabarlo y lo hice con gran esfuerzo de voluntad.

    Eso nos dá:

    Una que volvería a leerla (la peli la he vuelto a ver hace poco)
    Una que la acabaré cuando esté algo más senil
    Una que no volveré a leer a menos que cobre por ello.

    Salud

  7. Ariodante Dice:

    Y tan atrasado, JJ, que no me suenas de nada, pero bienvenido de nuevo. Siento profundamente que no hayas conectado con Conrad, porque a mi me encanta.Justamente Los duelistas es una de las menos conradianas, diría yo, siendo como es magnífica, pero en mi opinión, mucho mejor la película que el breve relato. Nostromo también se sale de lo habitual en Conrad, y lo que me extraña es que no comentes nada de ella, bueno, no me extraña: deduzco que no la has leído, pero si lo intentases, como no hay -que yo sepa- ninguna peli que interfiera, puedes imaginarte a los personajes a tu manera, y a lo mejor dabas con un filón. En fin, JJ, esta es mi sugerencia. Y a ver si se te ve algo más por estos lares, en otra ocasión más exitosa.

  8. JJsala Dice:

    Ariodante.

    No me conoces por que soy nuevo en este foro, pero si me buscas, verás que ya he intervenido en unos cuantos hilos, eso sí, al igual que en éste, con el lógico retraso de haberlo descubierto recientemente.

    Tienes razón, no he leído “Nostromo”, de ahí que no lo comente.

    Seguramente y tal como tú indicas, “Los duelistas es la menos conradiana de las novelas de Conrad y, seguramente, es por ello por lo que yo conecté con ella.

    Veré de conseguir un ejemplar de “Nostromo” y me aplicaré en su lectura.

    Salud

  9. Ariodante Dice:

    La mejor edición de Nostromo creo que es la de Valdemar tapa dura. Si estás en Madrid, (y si no, puedes pedirla por correo) te sugeriría que acudieras a la librería Opar, que tiene fondos casi ilimitados de Valdemar.

  10. JJsala Dice:

    Gracias Ariodante.

    Me temo que no podrá ser, vivo en Badalona y mi fuente de adquisiciones son librerías de segunda mano y una, en concreto, que hay en mi ciudad, que vende libros nuevecitos, adquiridos en saldos de otras librerías y de stocs de editoriales, a 3 y 5 Eursos.

    Justamente ayer adquirí “El pintor de batallas” de Pérez Reverte y “El Mozárabe” de Sánchez Adalid, por 6 Euritos el lote, y nuevecitos flamantes

    Salud

  11. Ariodante Dice:

    Pues es una pena…. no digo que Badalona sea una pena porque no la conozco; es una pena que no estés en Madrid porque los conseguirías en seguida; pero te los pueden pedir en la libreria que compres habitualmente o los puedes pedir por correo directamente a la librería Opar. Si necesitas los datos, te los puedo dar o los miras en la red. No tiene pérdida.

  12. JJsala Dice:

    Verás, Ariodante, tal como digo en mi anterior repuesta, mi fuente de adquisición de libros está en librerías de segunda mano. Esto es porque mi economía no me permite adquirir libros de primera mano.

    Tanto en Badalona, ciudad de 250.000 habitantes, como en la cercana Barcelona, podría encontrarlo sin dificultad, pero como te digo más arriba, tengo el problema de ser un “parado de larga duración”, así que, en los últimos seis años, me he de conformar con lo que encuentro en plan ganga. (De tanto en tanto, algunas editoriales sacan al mercado colecciones a precios muy asequibles. Una buena parte de mi biblio de novela histórica está formada por estas coleccciones)

    Gracias de todas formas. Seguro que algún día lo encuentro por un par o tres de Euros.

    Salud

  13. Ariodante Dice:

    Vale, vale, te entiendo. Yo procuro comprar lo que puedo en las colecciones de bolsillo, pero a Conrad lo tengo en un altar y le dedico mis mayores esfuerzos para comprar las mejores ediciones.
    En ese caso, creo haber visto Nostromo en edición de bolsillo, asi como Azar, también de Conrad. Creo que en la sección de bolsillo de Alianza, pero no estoy segura. Te queda la ocpión de usar las bibliotecas públicas o tratar de leer en la red. Yo utilizo esa opción cuando no estoy nada segura de ue un autor me vaya a gustar. O pido prestado. Ahora acabo de leer El viaje vertical, de Vilá Matas, que me ha prestado la novia de mi hijo, porque no etaba nada segura de que me gustase y no estoy para gastos. reservo las compras para lo seguro y las gangas de segunda mano. También a Sandor Márai lo leí de prestado y luego he acabado comprando varios suyos, de tanto qu eme ha gustado. Por cierto, aqui tienes varias reseñas mías al respecto. Y en la2revelación.com, otras tantas.
    Saludos

  14. luis quintero poveda Dice:

    hello en panama r.p. hemos estado vinculando al nuevo nobel JM LE CLEZIO con Conrad, desde 1972 se dice que su estudio HAI (brujeria) de los indios emberá del darien. Favor ver http://www.elsiglodigital, seccion opinion domingo 26 octubre foja 12.
    fdo. luis quintero poveda e-mail:attorneyspanama@hotmail.com

  15. Ariodante Dice:

    Lo siento, Luis Quintero, pero he leído el artículo que dices y no veo conexión ninguna con Conrad…Quizás puedas tu con tus propias palabras explicárnoslo mejor. No avabo de ver lo que quieres decir…y ¡bienvenido!

  16. LUIS QUINTERO Dice:

    estimado ariodante

    y demas ciber lectores
    si revisamos el libro NOSTROMO HEMOS DE VER
    QUE EL PRIMER CAPITULO DESCRIBE UN MAR PLACIDO QUE ES EVIDENTE
    NO ES OTRO QUE EL MAR PACIFICO
    COSA NO RARA………………………….DICE UNA PENINSULA QUE EL AUTOR
    LLAMA AZUERA….SI OBSERVAMOS AZUERO ES UNA PENINCULA DE PANAMA
    REPUBLICA DE PANAMA..DICE EL AUTOR CONRAD QUE HAY UNA SALIENTE LLAMADA PUNTA MALA..ESO ES EN AZUERO PANAMA
    DICE QUE ES COSTAGUANA…ESO SUENA A COSTA RICA Y CASI EN FRONTERA CON PANAMA..EN AZUERO QUEDA LA ISLA IGUANA
    HOY ES SITIO DE TURISTAS, OLAS ALTAS..TABLAS HAWAIYANAS
    HACE CIEN AÑOS ESOS SITIOS FUERON DE CULTIVOS DE CAUCHO
    ALGOHODON…MANI…EL AUTOR CONRAD INSISTE EN TODA SU OBRA
    DE LA MINA DE PLATA…BUENO SI HAY MINAS DE PLATA EN MEXICO EN
    CHILE EN OTROS LADOS ASOCIADAS A ORO
    BUENO CREO QUE EL PRIMER CAPITULO HA SIDO COMO VISTO
    QUIZAS NO VIVENCIALMNENTE, PERO AL MENOS EN CARTAS MARINAS.
    BUENO NO TENBGO DUDAS QUE AZUERA ES AZUERO
    QUE PUNTA MALA ES PUNTA MALA
    QUE UNOS FARALLONES SON EN REALIDADLAS
    LOS FRAILES Y LAS MONJAS
    UNOS PEÑASCOS DE LAS PLAYAS DE BÚCARO
    EN LOS SANTOS, AZUERA
    SALUDOS.

  17. Ariodante Dice:

    Estimado Luis Quintero:
    No acabo de comprender muy bien qué es lo que tratas de decirnos. Costaguana es un país ficticio, donde Conrad toma de unos y de otros paises para su creación. Tratar de encontrarle una base real puede ser interesante, pero Costaguana sigue siendo una ficción.

Deja una Respuesta