MUÑOZ GRANDES. HÉROE DE LA GUERRA DE MARRUECOS, GENERAL DE LA DIVISIÓN AZUL – Luis Togores

Muñoz GrandesSi está buscando una biografía ligera para las lecturas del periodo vacacional y le atraen figuras españolas del siglo XX como la del General Muñoz Grandes, puede que este sea su libro.

Una de las grandes ventajas de esta obra es el acceso que ha tenido el autor al archivo personal de Muñoz Grandes, siendo publicados muchos de sus documentos. De especial interés son las relaciones epistolares con el General Yagüe y las intrigas de los monárquicos durante la Segunda Guerra Mundial para recabar apoyos con los que conseguir restaurar a Don Juan en el Trono de España. Se hace necesario, a su vez, poner de manifiesto que esta obra está escrita desde el cariño.

Como cabe esperar, el libro hace un recorrido por la vida del General Agustín Muñoz Grandes, pivotando, a grandes rasgos, sobre seisperiodos a saber: La Guerra de África, la República, la Guerra Civil, la División Azul y fin de la Segunda Guerra Mundial, negociaciones con USA y Vicepresidencia del Gobierno.

Costumbrista es la etapa africana de Don Agustín. El autor va haciendo un recorrido por las distintas acciones de guerra en que participa, desde el primer destino hasta el desembarco de Alhucemas. Se hace mención también de los distintos destinos que va teniendo al frente de las distintas unidades de elite, y al prestigio que como militar va adquiriendo, hasta llegar a asumir el mando de una Harka.

La descripción de las operaciones durante el desembarco de Alhucemas es bastante exhaustiva respecto a la Harka de Muñoz Grandes y al resto de la columna de
Franco. Sin embargo, se echan de menos mapas que permitan seguir las órdenes y los movimientos de tropas.

El periodo republicano está a mi juicio sobredimensionado, pues se dedica el autor a hacer unextenso cuerpo de ensayo sobre los motivos que condujeron a la proclamación de la República ylos terribles sucesos acaecidos durante su existencia. Aunque esté de acuerdo con el punto de vista del Sr. Togores, en mi opinión, tal extensión, está de más en una biografía.

Durante esta época se describe el paso de Muñoz Grandes por la Guardia de Asalto y se hace un breve análisis sobreel grado de participación que tuvo en el golpe del 18 de julio.

Acto seguido, se narran las desventuras de Don Agustín, prisionero en el Madrid de las Checas, la posterior fuga a territorio nacional, el mando de la II Brigada Navarra y el mando de la 150º División, con la que acaba la guerra.

La etapa de la División Azul está recogida en tres capítulos que abarcan desde el reclutamiento y marcha de los divisionarios hasta el relevo del mando por el General Esteban Infantes. También hay un capítulo introductorio al libro, que más bien debiera haber sido un apéndice, dedicado íntegramente a repasar todo el periodo en el que la División Azul estuvo en el frente ruso.

Especialmente interesante es la etapa posterior a la experiencia rusa, donde Muñoz Grandes se sumerge en la España de intrigas y defuturo incierto que navega entre las aguas del Eje y de los Aliados. El autor nos ambienta de manera hábil en las maniobras de las distintas facciones para recabar apoyos de generales, de políticos y hasta de países para sustituir al general Franco por el candidato de turno.

El resto del libro es más íntimo y destaca como hechos principales las negociaciones que mantuvo España con USA a principios de los años cincuenta, los viajes oficiales de Muñoz Grandes a Estados Unidos yla última época, como Vicepresidente del Gobierno.

No quiero terminar esta reseña sin hacer mención a la deficiente corrección de los textos. Por desgracia, es un mal que abunda en muchas ediciones actuales. Ni los textos se corrigen ortográficamente con el debido rigor, ni se repasan los contenidos, lo que da lugar a la inclusión de gazapos o lapsus que tienden a mermar la credibilidad y que son fácilmente evitables con un mero repaso. Para muestra un botón:

“El servicio de espionaje de Abd Al Krim tenía noticias de los planes de España desde junio de 1925, por lo que mandó construir algunas defensas en la zona de Alhucemas dirigidas por un ex oficial alemán desertor de la Legión francesa. Fueron emplazadas varias piezas de artillería del grueso calibre, capturadas a los franceses en las posiciones del río Uarga, para impedir un posible desembarco y con las que hacían prácticas de tiro sobre las islas Chafarinas.” Pág. 82

Technorati Tags: , , ,

Compra el libro

9 Respuestas a “MUÑOZ GRANDES. HÉROE DE LA GUERRA DE MARRUECOS, GENERAL DE LA DIVISIÓN AZUL – Luis Togores”

  1. Marco Tulio Dice:

    Muy buena reseña Verdoy,enhorabuena.

  2. javier Dice:

    Buena reseña, Verdoy. Es curioso que la biografía de alguien como Muñoz Grandes se haga “desde el cariño”. ¿Te refieres a una afinidad intelectual o ideológica del autor con el personaje o a un aprecio (¿explicado?) por la persona, al margen de sus acciones o convicciones? No digo que sea imposible, pero es difícil sentir cariño por un personaje de tanta significación política sin compartir una serie de cosas, digamos, fundamentales. ¿Es eso así? Lo digo por saber algo del tal Togores, del que no he leído nada.

    En otro orden de cosas: siento hacerte una pregunta tan concreta, pero mencionas los viajes a EEUU de Muñoz Grandes en los años 50. ¿Hay alguna relación de los militares españoles que le acompañaban? Buscaba un nombre en concreto.

    Gracias

  3. Urogallo Dice:

    Señalar que existe otra biografia del general anterior a esta, escrita por Fernando Vadillo como colofón a su mastodontica obra: “Gran crónica de la división azul”. Aunque los volumenes dedicados a la DEV son insuperables, su biografia del general es brevísima, superficial e insatisfactoria. Muy preferible conseguir la reseñada por Verdoy.

  4. Verdoy Dice:

    Gracias Marco y Javier.

    Respondiendo a tu pregunta, Javier, a lo largo de todo el libro se puede apreciar una admiración del autor por el personaje, sus virtudes castrenses y ciertos valores como su austeridad, su generosidad y su rectitud.

    Hablar de afinidad intelectual o ideológica podría dar para muchos niveles de debate. No creo que haya afinidad ideológica entre Muñoz Grandes y el autor de esta obra; más bien éste último apunta en la línea de autores como De la Cierva, salvando las distancias.

    En cuanto a la relación de militares que acompañaban a Muñoz Grandes en sus viajes, no hay detalles concretos, salvo algunas alusiones de un ayudante de cámara, del que se han insertado extractos de sus memorias en esta obra.

    Espero haber contestado a tu pregunta.

  5. David L Dice:

    Muy buena reseña Verdoy, es un libro que me interesa así que me viene estupendamente tu opinión sobre el mismo. Si te he de ser sincero, desconozco mucho del Muñoz Grandes anterior a su paso por la División Azul, y eso que el autor, según leí en una entrevista suya, hace hincapié en las facetas tan imporantes desempeñadas por el general mucho antes de su paso por Rusia. Su participación en el desembarco de Alhucemas, su jefatura a cargo de los Guardias de Asalto recien instaurada la II República, su propia actuación en la Guerra Civil española, etc..

    De Muñoz Grandes es conocida su extrema austeridad, su sentido de justicia social( cercana a los planteamientos de Falange), es decir, no era un militar asociado a la terna de monárquicos tan influyentes en la Corte alfonsina o, posteriormente, en la de su hijo el Conde de Barcelona.

    Muñoz Grandes fue un militar de orígenes humildes, el típico militar que se gana una reputación a base de mucho valor, de ahí viene su sentido de justicia social que tanta reputación le dio entre los miembros de base de Falange Española. Por supuesto, era un antimonárquico convencido, así que sus relaciones con otros generales, no tan cercanos a planteamientos de este tipo, no fueran siempre las mejores.

    Parece ser que era un tipo muy serio, de esos a los que las bromas no son precisamente de su agrado. El propio Franco habla de él en sus conversaciones con su primo Fco Franco Salgado como de un hombre amargado. No sé si tendrá algo que ver que su salud nunca fue muy buena, pero parece que no brillaba precisamente por ser un personaje muy simpático. Entre muchos de sus compañeros militares era considerado un hombre de “izquierdas”; por supuesto, esto último lo pongo entre comillas ya que hay que ponerse en la piel de un militar franquista para entender qué era ser considerado un militar de izdas durante la Dictadura.

    Un saludo.

  6. Verdoy Dice:

    Hola David, me alegro de leerte. La semblanza que haces de Muñoz Grandes conincide plenamente con la impresión que me he llevado de la lectura del libro.
    Su definición política no estuvo clara durante la República, pero la experiencia que tuvo en las checas de Madrid, a pesar de que intentaron varias veces que se uniera a la causa republicana, hicieron de él un ferviente anticomunista.

    De hecho, según el autor, tuvo una serie de obsesiones durante toda su vida, entre las que destacan el anticomunismo, la recuperación de Gibraltar y la justicia social de la que hablas.

    En cuanto al libro, como decía en la reseña, se trata de una bibliografía ligera, con datos de interés, pero sin la profundidad suficiente. Si necesitas más referencias no tienes más que decírmelo.

    Saludos

  7. David L Dice:

    Hola Verdoy.Por lo que puedo apreciar en tu respuesta tal vez a esta biografía se le podía haber sacado más partido, ¿es así?. La figura de Muñoz Grandes es de la suficiente importancia como para “exprimir” un poquito más al personaje. No sólo me refiero a su paso por la División Azul, y, ¡ojo! que pudo haber sido el hombre de Hitler en la dirección de nuestro país, sino también a su papel como hombre fuerte en el posterior desarrollo de la dictadura de Franco. Aunque era un personaje que despertaba bastantes recelos entre sus compañeros de armas, fue el hombre en la sombra que podría haber sustituído al general Franco en el caso de que éste hubiera dejado el poder. Creo que este hecho ya merece una biografía de las de primera.

    Un saludo.

  8. Verdoy Dice:

    Hola David, indudablemente se le podría haber sacado más partido a hechos como poder haber sido el hombre de Hitler, las negociaciones con USA, el hombre de recambio de Franco, los cambios y la llegada de los tecnócratas, etc. Aunque también es posible que esa profundidad se saliera de los objetivos de esta obra.

    En cualquier caso, no se trata de una biografía definitiva. Aunque según Uro, tampoco es que haya mucho donde elegir.

    Saludos

  9. Javier Ramos Dice:

    Dicho general, de heroicidades en Marruecos y Rusia, ninguna. Nací en León, estudié en una Universidad rusa y vivo en Marruecos, por lo que antes de asegurarlo, sugiero, se lo pregunten primero a los que sufrieron los campos de exterminio, a las madres de los rusos muertos por los nazis, y en Marruecos: a los descendientes de los muertos en la defensa de su territorio.

Deja una Respuesta