LOS PILARES DE ROMA – Jack Ludlow

LOS PILARES DE ROMA - Jack LudlowEsta novela es la primera de una trilogía sobre, en teoría, el fin de la República romana. Jack Ludlow es el pseudónimo de su autor David Donachie, un escritor escocés de novelas marítimas de aventuras ambientadas en los siglos XVIII y XIX que se ha lanzado a escribir sobre Roma y la Edad Media (tiene otra trilogía sobre esta época) bajo ese pseudónimo.

Supongo que porque le da vergüenza haber escrito este libro. No sé como serán las dos partes siguientes (publicadas ya en el mundo anglosajón con cierto éxito, éxito que supongo es lo que ha hecho que Algaida se fijase en las novelas para editarlas aquí) pero esta es realmente mala. Se nota el gran interés que han puesto pues la edición es realmente buena. Una portada conseguida, donde además vemos esa imagen del águila dorada que tanto acompaña a los protagonistas en el libro, y con cuya visión se inicia.

Por desgracia, la novela en sí no está a la altura del esfuerzo editorial.

Sus protagonistas son Aulo Cornelio y Lucio Falerio. El primero es un victorioso general y cónsul, que ha derrotado al rey Perseo de Macedonia y extendido así, por lo tanto, el poder de Roma por todo el Mare Nostrum. Se le conoce con un sobrenombre: «El Macedónico». Un momento. ¿No era Lucio Emilio Paulo el que realizó estas hazañas?

No en la novela que aquí tenemos. Personaje capital en la historia de Roma borrado de un plumazo y colocado en su lugar uno de los protagonistas. Empezamos bien.

Lucio Falerio es el más influyente senador de Roma, ex-cónsul, y amigo de reformadores sociales –que no son los Graco pero planteaban unas reformas muy parecidas…-, no duda en usar malas artes (asesinatos, extorsiones) para mantener ese poder. Lucio Falerio no aparece en la lista de cónsules de la historia de Roma. Otro prohombre inventado.

Leer la novela es como ver una película «histórica». La película puede ser buena, ser entretenida o ser mala, pero seguro que históricamente el director ha hecho lo que le ha dado la gana. Aquí lo mismo. Se ve que el autor ha leído algún libro sobre Roma y ha escrito la novela con el piloto automático, con una documentación muy, muy pobre, sin importarle la veracidad. Como si hiciesen una novela de Gladiator. Hay intrigas, amor, batallitas y todo narrado de forma muy cinematográfica. Pero…

La lista de errores históricos es de bulto (aparte de los dos a-históricos protagonistas):

El autor nos habla de cohortes. Las cohortes no se crean hasta la reforma de Mario, aún quedan unas décadas hasta ellas.

La guardia personal del cónsul son los pretorianos. Estos no existían como tales. ¿Nadie se acuerda de los lictores?

El antagonista es un celta de Britania llamado Breno, como aquel caudillo que hizo pagar a Roma su rescate en oro y además conquistó parte de Grecia y Asia Menor. Ese Breno… en realidad fueron dos caudillos que se llamaban igual… separados por un siglo.

Pues este Breno –el «malo»- debido a su influencia entre los druidas pone en pie de guerra contra los romanos a las tribus celtas de Hispania. Celtas. Tal cual. Aunque menciona también el término celtíberos, para el autor simplemente eran celtas que vivían en Hispania.

Así que con esta lista de defectos y errores (y más que me dejo, y a saber los que se han pasado) poco hay de provecho. Acostumbrado últimamente a leer novelas de romanos buenas de verdad como las de Wallace Breem o Santiago Posteguillo, esta última no puede calificarse más que como muy mediocre si somos generosos, o muy mala si somos realistas.

Habrá a quien le guste este tipo de novelas «de cine», donde el autor cambia a troche y moche y casi parece una novela de fantasía que otra cosa. A mí desde luego no me gustan. Achaco su cierto éxito en el mercado anglosajón al público de «novelas romanas», que sólo con leer batallitas y conspiraciones quedan satisfechos, pero alguien que conozca la historia de Roma… se encontrará una novela del montón y llena de fallos. Y lo que es peor, a saber cuánta gente se hará una idea de la historia de Roma con novelas como ésta (es como cuánta gente se habrá creído que Gladiator narraba hechos históricos).

Total, una novela totalmente prescindible, que creo no responderá a las expectativas del lector medianamente crítico, y que creo tampoco responde al esfuerzo de la editorial por traérnosla.

Novelas como ésta sobran en el mercado.
Así que, queridos romanos, ojo con lo que compráis.

Título: Los Pilares de Roma
Autor: Jack Ludlow
Editorial: Algaida (2009)

Technorati Tags: ,

ampliar


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el LOS PILARES DE ROMA en La Casa del Libro.

23 Respuestas a “LOS PILARES DE ROMA – Jack Ludlow”

  1. Koenig Dice:

    Eeesssquivando.

    Gracias por la reseña Vorimir.

  2. Urogallo Dice:

    Aghhs, ya la portada me daba mala espina…Thanks.

  3. Valeria Dice:

    Deduzco, pues, que ni siquiera a pesar del contexto histórico la cosa tiene remedio. Me ha parecido entender eso. Porque podría ser una buena novela de aventuras en un contexto histórico mediocre, pobre o miserable, pero al parecer, ni siquiera tiene ese aliciente. Yo me fío de tu opinión.
    Más dinero para otros libros.

  4. Vorimir Dice:

    Puedo decir sin empacho que es lo peor que he leido en 2009.

    Y ni como novela de aventuras se salva. Es muy mala.

  5. Uther Dice:

    Muchas gracias por el aviso Vorimir, no está la cosa para ir haciendo probaturas. Saludos

  6. farsalia Dice:

    Ya cuando se publicó y la hojée me dije que estábamos ante un bodrio más…

  7. Txema Dice:

    Anotado y borrado de la lista.

  8. juanrio Dice:

    Pues es una lástima, Vorimir. Que una editorial haga un esfuerzo para publicar una novela y ésta no esté a la altura de las expectativas depositadas en ella. No hubiera sido mi caso, por no ser mi género novelístico favorito, pero gracias por el aviso y la reseña….

  9. Ascanio Dice:

    Vorimir, si olvidamos los errores históricos, porque dentro de lo que cabe, estamos ante narrativa, o sea, un ejercicio de creación literaria (aunque este es otro tema), ¿qué tal la prosa? Como has mencionado el adjetivo “cinematográfico” he supuesto que tampoco vale la pena. ¿Es así?

  10. Vorimir Dice:

    Muy, muy pobre Ascanio.
    No se salva nada.
    Además cada vez que encontraba un error me ponía más “furioso” con la novela. La escritura puede no ser horrible, pero muy pobre si es, y si a eso le sumamos los errores de bulto…

  11. Tadeus Dice:

    Voromir los pretorianos o evocati ya existían desde el tiempo de los escipiones. Los lictores eran más una guardia de honor.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Guardia_Pretoriana

  12. Ascanio Dice:

    Gracias, Vorimir.
    O sea, que estamos ante una boñiga integral.

  13. Tadeus Dice:

    Voromir los pretorianos ya existían desde los tiempos de los escipiones, los lictores eran más bien una guardia de honor

    http://es.wikipedia.org/wiki/Guardia_Pretoriana

  14. Vorimir Dice:

    Pues lo desconocía, aunque en la novela nos lo presentan como los guardasespaldas oficiales, no hay lictores de por medio.

    De todas formas, sí, es una boñiga integral XD

  15. glaudius Dice:

    Como soy aficionado a novelas de romanos, y todas las historicas me gustan que sean fieles a la realidad. Me apasiona encontrar hechos paralelos en varias novelas, y analizar los contextos historicos. Por ello cuando me encuentro una novela así me dan nauseas. La terminaré porque me la ha regalado mi hija por reyes, pero nada más empezar me di cuenta del bodrio.
    Hasta la saga de Simon Scarrow me parece más interesante por lo menos toca mucho la vida en las legiones,aunque tampoco sean nada del otro mundo. simplemente novelitas.

  16. Aretes Dice:

    Para que luego digan que es fácil ser padre ¿verdad?

  17. Vorimir Dice:

    te compadezco Gladius. De verdad. :P

  18. Ricardo81262 Dice:

    Efectivamente, después de leerme la trilogía de Santiago Posteguillo, (Africanus, el hijo del Consul, Las legiones Malditas, y La Traición de Roma), me deje seducir por esta edición de lujo de la obra en minúlculas de este mediocre autor.Al momento de iniciar la lectura de esta pobre novela me sentí inmerso en un no sé qué, que ni cúando, que ni cómo.

    Nada que ver con la elegancia, rigor histórico, descriptibilidad del mundo romano, y emotividad en el mensaje novelístico de los distintos personajes históricos del mundo de la Curia hostilia, y de los tribunos plebis de la hermos Roma de finales del siglo III a.c. Además de la descripción de las fuentes del Derecho de la Cuna Romana. Corpus iuris civile del imperio romano, que nos describe de forma magistral, esplendida y maravillosa el insuperable Doctor Posteguillo, y colaboradores como mi profesor de Derecho Romano: D. Alejandro Valiño, y tantos otros. Santiago Posteguillo genio que concilia la épica histórica con la lírica de Dante.

    La culpa no se la puedo echar a nadie más que a mí, antes de comprarlo debí de sospechar de la ausencia total de datación en fechas y ubicación de los echos narrados. “Mea culpa”.

    Bien, una vez hecho el acto de reflexión irónicosocrático:”sólo sé que no sé nada” y después de responsabilicarme en la torpeza de haber comprado semejante “mierda”, con perdón… “como decía mi admirado Cela… La Colmena… “Los palabros está en el castellano para usarlos”.

    Paso a denunciar a este tipo de Vándalos terroristas de la literatura que dan nefasta fama al género novelesco histórico, que además de la mala fe en la publicación por parte de la editorial, está la codicia y la improbidad de semejante payaso, del que no quiero ni nombrarlo que no olvidarlo, y que a pesar de todo responsabilizo en último lugar, pues le doy el beneficio de la duda de ser un imbécil, pero sin consciendia de ello. No así al primer socio de dicho negocio, la editorial, que se supone, que teniendo más conocimiento, está capacitada para poder filtrar la publicación de semejantes bodríos, en detrimento de jovenes autores que ven sus obras en el olvido, y que por contra no sólo ha sido así, que además ha `puesto la tranpa envuelta con una apariencia muy atractiva. Por esta parte si que debo felicitar a la editorial “agaida INTER”, pues ésto sí que lo ha hecho al puero estilo romano: “Evenenar con la apariencia de un buen vino”.

    “Bravo”, con publicaiones como ésta, vamos fomentando la cultura en este País. “Y luego nos quejamos de que no se lee” .

    Mal muy mal por el payaso y por la orquesta que lo acompaña.

    Como diría el comediógrafo Tito Macio Plauto: “Homo Homini Lupus”.

    Que les aproveche mi dinero y que Caronte los eche por la borda cuando se los lleve al Hades.

  19. Ricardo81262 Dice:

    CORRECCIÓN DE ERRATAS:

    “me dejé seducir, hermosa Roma, espléndida, hechos narrados, irónicosocratico, trampa envuelta, sí que debo, al más puro estilo romano, con publicaciones como ésta”.

    Al albur de la mañana, releyendo el texto de mi opinión, he apreciado erratas que por pudor personal y respeto a los lectores de esta página web, no puedo menos que enmendar y redir mis más sentidas disculpas. Me dejé llevar por la pasión del momento…

    Mis respetos también, al legado que nos hicieron aquellos Ilustres del Siglo de Oro Español y que con su inestimable aportación nos hicieron Grandes a los que disfrutamos de este tesoro, que nos pertenece a todos y que se llaman Castellano.

  20. Africanus Dice:

    que pena no haber visto esto antes…termine de leer la traicion de Roma y con el “mono”, me compre la espada de la venganza(la segunda parte)..que error!

  21. Ricardo81262 Dice:

    LA EMPERATRIZ DE ROMA.
    Luke Devenish.

    Para alcanzar la magestuosidad de Posteguillo, habría que irse al Siglo de Oro español. No obstante, ésta la he empezado hace poco, trata sobre la gens Julio-Claudia (asesinato de Julio Cesar), inicio del imperator.

    Conforme escribo estas letras ya me estoy arrepintiendo, y es que esta novela no es que sea mala, aún no la he terminado, pero el vacio que deja “La Traición…” es difícil de llenar.

    Quizá, una sugerencia es cambiar de registro, por ejemplo: “JEFE ATTA”, de Pilar urbano.

    Saludos…

  22. Melchor Dice:

    Siento haberla leído,después de toda la saga de nuestro querido Santiago Posteguillo.No me a llegado ni a preguntarme si es una sola novela o es un bodrio más.

  23. Dgarauz Dice:

    Todos los patinazos que has mencionado me han rechinado bastante, de hecho he buscado opiniones sobre el libro para ver si había una explicación plausible para cambiar a Emilio Paulo por el tal Aulo, pero veo que no. Imagino que lo terminaré por no dejarlo a medias, pero por el momento parece que deja mucho que desear.

Deja una Respuesta