LOS MISERABLES – Victor Hugo

LOS MISERABLES - Victor HugoDice el autor de Los Miserables que en su obra pretende «combinar el drama con la epopeya, que sea una obra pintoresca pero a la vez poética, real pero ideal y verdadera pero grandiosa». Victor-Marie Hugo (1802-1885) es considerado como uno de los más importantes escritores románticos en lengua francesa. Fue un novelista de enorme éxito con obras como Notre-Dame de Paris y Los Miserables. Compuso poemas y como dramaturgo escribió Cromwell. Fue nombrado Par de Francia pero estuvo exiliado durante los veinte años del Segundo Imperio, dada su oposición a Napoleón III. Al instaurarse la Tercera República vuelve a Francia y se convirtió en un héroe nacional, llegando al punto de celebrarse un Funeral de Estado tras su fallecimiento. Sus restos descansan en el Panteón de París.

Esta obra vió la luz pública en 1862, en tres etapas: aparece la primera parte «Fantine», el 3 de abril, después «Cossette» el 15 de mayo y las tres últimas partes, «Marius», «El idilio de la calle Plumet» y «La epopeya de la calle Saint-Denis», el 30 de junio de ese mismo año. A su vez, las partes se dividen en libros y estos en capítulos, de pocas páginas de extensión.

El eje principal de la obra, es Jean Valjean que posteriormente se convertiría en monsieur Madeleine, llegando a ser alcalde de Montreuil-sur-Mer. En torno a él giran todos los acontecimientos de esta novela así como los personajes principales de la misma: Fantine, natural del mismo pueblo antes citado, que se fue a París a buscar trabajo, pero la expulsaron de la fábrica cuando se enteraron de que estaba embarazada de su hija; Cossette, a quien Fantine tuvo que confiar a los Thénardier para que la criasen porque ella no podía; el joven revolucionario Marius, hijo del Barón de Pontmercy, dado por muerto en la Batalla de Waterloo, el cual se enamora de Cossette, a la que pide en matrimonio y, por último, está el implacable policía Javert, fiel servidor de la justicia, que anda tras la pista de Jean Valjean y cree reconocerlo en el alcalde de Montreuil-sur-Mer.

Las personalidad de Jean Valjean va evolucionando, de ser un reo que pasó diecinueve años en prisión tras varios intentos de fuga, a ser una persona honrada que ayuda y da trabajo a sus convecinos llegando a convertirse en su alcalde. Todo este cambio se produce gracias a la intercesión del obispo Bienvenu que, en vez de denunciarle por el robo de su plata lo manda dejar libre y, más aún, le da los candelabros que no le había robado pero, al mismo tiempo le dice que «ya no pertenecéis al mal sino al bien, yo compro vuestra alma y la libro de vuestras negras ideas y de la perdición y la consagro a Dios». Este desconcierto que en él se produce no impide que tenga un incidente con el pequeño saboyano Gervais, al que le roba una moneda de cuarenta dineros pero dándose cuenta de la fechoría que había cometido intenta remediarlo, mas ya era tarde.

Esta conversión y la aparición de Cosette en su vida a la que libra de las miserias que padecía en casa de los Thénardier llevándosela consigo, son los episodios que más me gustan de esta gran novela. Aunque puede que el relato que se hace de la relación del Barón de Pontmercy y Thénardier en la batalla de Waterloo, de la que se hace una extensa narración, así como los capítulos referentes a la relación de Fantine con Tholomyès y las otras tres parejas sean los pasajes más pesados de esta obra, no por ello dejo de invitar a leerla porque en sí misma encontramos las miserias y las grandezas del ser humano.

La sociedad de esta época, cambia: emigra del campo a la ciudad, donde hay más posibilidad de encontrar trabajo. Es la época en que empieza la revolución industrial pero, al mismo tiempo, es una época de miseria, donde la gente tiene lo justo para su sustento y el que no lo tiene, como era el caso de Jean Valjean, necesita robar a los demás para dar de comer a su familia, pero la justicia no entiende de miserias y es detenido y llevado a presidio. La injusticia también la vemos en el abuso de los Thénardier por hacerle ver a Fantine que el dinero que ella le mandaba no era suficiente para cuidar de su hija Cossette y le pedían más. Sin embargo, vemos también que existe la justicia social de los ricos o de los que más tienen para repartirlo entre los pobres, como era el caso del sr. Muryel o de Madeleine. La miseria hace que todos se unan y marchen en una misma dirección y llegue su triunfo final, epopeya que sucede en las barricadas de París durante la revolución Francesa de 1789.

Technorati Tags: ,


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando LOS MISERABLES en La Casa del Libro.

29 Respuestas a “LOS MISERABLES – Victor Hugo”

  1. Balbo Dice:

    Muy buena reseña Galaico!!! Es una de mis novelas preferidas. Creo que junto al Conde de Montecristo y la saga de los Tres Mosqueteros, son mis novelas decimononicas francesas preferidas. Es una novela, una autentica epopeya, que te cautiva desde el principio a fin. Al principio cuando hablan del cura ya es toda una obra maestra. (por cierto que la pelicula de Los miserables con Liam Neeson, Geoffrey Rush, Uma Thurman es impresionante, la version que más me gusta).

  2. Francisco Portela Dice:

    Muchas gracias, Balbo. La verdad que es la primera reseña que escribo y es publicada. También es buena la serie protagonizada por el gran actor, tanto físicamente como profesionalmente, Gerard Depardieu. Saludos.

  3. Javi_LR Dice:

    ¡Bienvenido, Galaico (o Francisco, ¿cómo prefieres?)!

    La verdad es que estrenarse en Hislibris con un clásico como este es como tomar la alternativa en las Ventas con un Miura.

    ¡Bienvenido!

  4. farsalia Dice:

    Es imposible pasar de lado el siglo XIX y obviar Los miserables de Hugo, una de mis novelas decimonónicas preferidas, junto a Ana Karénina y Guerra y paz de Tolstói, Los hermanos Karamázov de Dostoievski y La regenta de Clarín y Fortunata y Jacinta de Galdós. Con ellas uno podría aislarse del mundo y comprender el siglo XIX. Obviamente, uno se quedaría también sin mucha novela inglesa (Thackeray, Dickens, Collins), francesa (Stendhal, Balzac, Flaubert), italiana (Manzoni) o rusa (Turgénev, Gogol), etc., pero no podría pasar si las anteriormente mencionadas.

    Tu reseña, Francisco/Galaico, me trae el recuerdo de horas embargado por las tribulaciones de Jean Valjean, el lado oscuro de Javert (incapaz de entender que la justicia no sólo es la que él imparte), la ternura de Cossette o el valor de Marius. A algunos les aburre el detallismo de Hugo sobre el alcantarillado parisino, a mí me fascina, del mismo modo que pocos han narrado con tal maestría la batalla de Waterloo o las jornadas de barricadas en 1830.

    Gracias por traer de nuevo esos recuerdos y ¡bienvenido a esta casa!

  5. Lauso Dice:

    Felicidades por el estreno Galaico, me gusto mucho tu reseña. Es un llamado para leerla a los que todavia tenemos la asignatura pendiente (aunque usted no lo crea).

  6. Francisco Portela Dice:

    Como bien dice Farsalia el detallismo de Hugo llega a aburrir pero la solución para los que le pasa esto es muy fácil: cerrar el libro; cosa que a mí no me sucedió porque es una novela en la que parece que lo estás viendo todo según te lo va narrando el autor. Todo lo que en ella hay: paisajes, personajes, situaciones, acontecimientos históricos es de una realidad tal que desde luego recuerda a los autores rusos. Gracias a todos por vuestra acogida y en cuanto a cómo prefiero que me llamen el nick lo tengo como nombre de guerra dedicado a mi tierra. Por lo demás, mis amigos y compañeros (Jerufa lo sabe -a él le dedico esta reseña, si no os importa, pues fue el que me empujó a introducirme en este mundo), me llaman Paco. Un abrazo para todos.

  7. Balbo Dice:

    Farsalia, y no te olvides de Galdos. Junto con los que has nombrado, y alguno s que se nos olvidan son un autentico compendio de todo el XIX ;-)

  8. Balbo Dice:

    Con Galdos me referia a los Episodios Nacionales, que no he especificado, sorry

  9. Valeria Dice:

    Es una novela dura de leer en algunos tramos, por detallista, ritmo lento, pero yo creo que es de las imprescindibles.

    Siempre asocio esta novela a un recuerdo de mi infancia: en TVE, cuando era a blanco y negro (al menos yo lo recuerdo así) emitieron, no sé si era una serie o era en el programa Estudio 1, Los Miserables. Recuerdo perfectamente la imagen del actor español que encarnaba a Jean Valjean comprándole a Cossette una enorme muñeca cuando ésta servía en la posada de los Thernadier. Actor de reconocida fama cuyo nombre, para variar, no recuerdo.

    Bienvenido, Galaico.

  10. APV Dice:

    Yo recuerdo una serie de dibujos animados que emitían hace muchos años.

  11. pepe Dice:

    Y yo que pensaba que Los Miserables era solamente un musical… Enhorabuena por la desveladora reseña.

    http://www.youtube.com/watch?v=6JUa1NqqHPk&feature=related

  12. Laurence Dice:

    Enhorabuena por el estreno, Galaico. Qué de recuerdos me trae esta novela… sin duda, una de mis preferidas de la época.

    Ayy Pepe, que me has recordado lo del musical y estoy loca por verlo!!! :-((

  13. La tentación de lo imposible Dice:

    Cuentan que el editor de Hugo, al tener el primer manuscrito de los Miserables entre sus manos, le sugirió al genio que recortase todas aquellas partes que no guardasen relación en sentido estricto con el desarrollo de la historia, todas esas digresiones prolijas a las que aquí se ha hecho referencia. Él respondió que, de hacerlo, la novela se vendería durante 10 años y luego caería en el olvido pero que, de dejarlo como estaba, alcanzaría la inmortalidad. (Victor Hugo: océano, André Maurois)

  14. Publio Dice:

    Buena reseña, Galaico, enhorabuena por el estreno. Los miserables, cuantos recuerdos tengo de este libro.

  15. Galaico Dice:

    Y, al final y por lo que se ve, acertó el autor más que el editor porque su obra persiste en el tiempo y hasta se han filmado películas, series e incluso un Musical.
    Qué comentario más acertado has tenido, la tentación de lo imposible.

  16. pepe Dice:

    Pues hace tanto tiempo que la vi, Laurence, que no recuerdo si me gustó mucho o poco… me acuerdo de lo del amo del salón y poco más. Los musicales no suelen gustar a todo el mundo, creo que el que guardo en mi memoria con más cariño es el Cabaret de Natalia Millán y Asier Etxeandía que me pareció entonces un actor descomunal… Me ha gustado el comentario de la tentación…(que nombre tan largo, ¿no se podría hacer algo al respecto?

  17. jerufa Dice:

    Hola Galaico.
    ¡Por fin tu reseña!
    No he leído el libro pero casi no me hace falta. Desde que te conocí andabas enredado con él y me contabas abundantes pasajes de él y como te tenía absolutamente cautivado.
    En cierto modo, esta es una forma de ver cumplido un pequeño sueño.
    Primero, que Los Miserables sea reseñado en este blog y segundo, que por ello, te demos la bienvenido todos los que -de una u otra forma- formamos esta pequeña gran familia.
    ¡Ojalá sea la primera de un buen puñado de reseñas!

    PS: Pepe, eres un malo.

  18. Galaico Dice:

    Gracias, Jerufa, por tu apoyo. Qizá me excedí un poco en desvelar el contenido del libeo pero, bueno, se dice que una para saber y otra para aprender. Espero que la próxima no sea tan desveladora como esta. Gracias a todos por vuestra amable acogida. Ahora tengo todo el tiempo del mundo para dedicarme a uno de mis hobbies, como es la lectura y poder plasmar mi opinión en este blog. Gracias a mi amigo Jerufa por haberme dadop el último empujón que necesitaba. Un abrazo para todos.

  19. pepe Dice:

    Que no lo habéis entendido bien, que lo de “desveladora” no iba con doble sentido… En fin, a mi también me alegra tenerte por aquí, Galaico.

  20. Galaico Dice:

    Muchas gracias, pepe, aunque la “novatada” siempre hay que pagarla. Desde luego que nunca pensé que iba con mala intención. Todos hemos gastado y recibido alguna “bromilla” con doble sentido. Sólo se trata de darle la interpretación pertinente y nada más. Muchisimas gracias a todos por vuestra acogida. Un abrazo, Galaico.

  21. Vorimir Dice:

    Los clásicos decimonónicos son una de mis grandes lagunas, no he leído casi nada. Y no creo que pueda remediarlo a corto plazo, por más que esta reseña me haga plantearme que debería ponerme a ello. Pero… la falta de tiempo manda. :(

  22. ARIODANTE Dice:

    Vaya, ¡se me había pasado por alto esta reseña! Bienvenido, Galaico-Paco, por estas tierras históricas. Qué mejor entrada que Hugo, un clásico entre los clásicos. De la mano de este grandísimo autor, entras por la puerta grande. A reseñar se aprende reseñando, y todos hemos ido aprendiendo a base de ir puliendo nuestros errores primerizos. A veces tendemos a contar más, sobre todo cuando el libro nos ha entusiasmado. Pero no es grave. La reseña me ha parecido estupenda.

  23. quate Dice:

    No es en la Revolución de 1789 sino que parece ser en la de 1848.
    El libro, con referencias a Waterloo y sus consecuencias de miseria posteriores, abarca la época que llega hasta la revolución de 1848.

  24. ORLANDO Dice:

    Es una de las más trascendentales novelas de la lengua francesa y mundial, que ha sido punto de partida para las novelas sobre la vida interior de los hombres. En el resumen he detectado un error: El final de la novela es en 1833, durante el reinado de Luis Felipe de Orleans, cuando se produce el alzamiento de un movimiento denominado La Comuna, donde participan los personajes, hecho que marca la recuperación definitiva de los lemas de la Revolución Francesa de 1789, esto es liberté, egalité, fraternité. La novela se desarrolla entre 1815 (caída de Napoleón en Waterloo) y 1833, ya mencionado.

  25. Caballero Dice:

    Acertada corrección, Orlando. Yo debo de confesar que no puedo con los novelistas franceses de casi cualquier época. No entiendo la razón. De la selección que hizo Farsalia de las novelas indispensables del siglo XIX las comparto todas pero con Victor Hugo no puedo. Lo intenté en la universidad. Lo intenté un año que se lo dediqué entero a La revolución francesa. Lo intenté cuando me lo regaló un gran amigo que se llama Victor Hugo precisamente porque Los miserables era la novela favorita de su tía. Pero no pude. No puedo. Me aburre. Fuera de las escenas archiconocidas que se han transmitido en series, películas y musicales la novela no me ofrece mucho más y eso me causa conflicto. Tanto tiempo guardando ese terrible secreto. Así que como terapia diré que siento que Victor Hugo es un autor sobrevalorado por la historia de literatura. Podrán acusarme de blasfemo, de ser la vergüenza de la familia hislibreña; podrán lanzarme a la hoguera de los herejes literarios pero tenía que escribirlo y lo escribí. Escrito queda. Ahora podré dormir tranquilo.

  26. Vorimir Dice:

    Releo el comentario nterior mío y he decir que intenté leerme el libro antes de ir a ver la película basada en el musical basado en la obra… y tengo que decir que la película me gustó mucho y el libro me pareció aburrido, un tostón. Lo dejé en la página 100, aburrido. Mucha gente me ha dicho que después se anima bastante pero la verdad es que perdí todo el interés. Será que la miel no está hecha para la boca del asno pero es que me pareció bastante intragable.

  27. Farsalia Dice:

    Todo tiene su momento… libros como este merecen ser leído y disfrutados. Pero si te aburre, te aburre. La pregunta sería: a pesar de que te haya parecido un tostón, ¿te ha quedado un gusanillo en el estómago, como diciendo que sí pero que ahora no? Si es así, quizá haya otro momento para leerlo. Cada lector es un mundo: yo la devoré fascinado desde el primer capítulo, pero entiendo que a otros lectores les parecerá un tostón. De cualquier modo, 100 páginas en un clásico del XIX son muy pocas para valorar un libro como este.

  28. Vorimir Dice:

    Llegué a pensar lo de “quizás en otro momento, blablabla” pero la verdad es que cuando lo dejé estaba tan aburrido que ahora no tengo interés ninguno en volver a darle una segunda oportunidad. 100 páginas son pocas para juzgar al completo un libro tan gordo pero me resultaron suficientes para ver que no me enganchaba en absoluto y tampoco estoy de tiempo lector sobrado. Por muy clásico que sea, si no me gusta, no me gusta. Y ya hablamos de gustos. No de estilos literarios ni nada por el estilo.:D

  29. Fernando riveros Dice:

    Al principio me dió pereza empezar a leer la obra literaria, por la nota la empezé a leer.
    Después cua do ya me metí un poco más en el cuento segui leyendola porque me gustó; me olvidé por completo del porque empezé a leerla. Es una de las mejores que he leído junto a “el coronel no tiene quien le escriba”

Deja una Respuesta