LOS JINETES DEL MAR – Fernando Lillo Redonet

Novela escrita por Fernando Lillo Redonet, versado novelista y ensayista y colaborador habitual de la editorial Evohé, en sus páginas se afronta una auténtica aventura de exploración por las lejanas costas de África, más allá de las Columnas de Melqart, de la mano del sufete cartaginés Hannón. El embrión de esta historia lo encontramos en un extracto de un relato encontrado en un manuscrito fechado en el siglo XI d.C. Los ecos de este retazo casi mítico trasladan al lector a las postrimerías del siglo V a.C. Es a partir de un pequeño pedacito de historia, a partir del cual el autor construye una aventura en la que engloba recuerdos del pasado cartaginés y su situación histórica en una época en la que Grecia ha vencido al rey Jerjes en las batallas de Salamina y Platea.  Cartago, aliado de los persas, sufre cara su derrota, no solo en la lejana Grecia, sino también en Sicilia, en una operación gestada de su alianza para desviar la atención de los griegos en su guerra contra sus enemigos. Es a partir de estos hechos y utilizando como guía aquel relato protagonizado por Hannón, donde Lillo reconstruye el viaje más allá de las Columnas, por las costas africanas, de un heterogéneo de personajes cargados con un gran componente histórico, con el que afronta un viaje de aventuras y exploración al más puro estilo del género.

Para ello el autor se afana en seleccionar una serie de personajes que confluirán en el viaje. Por un lado, y para situar el componente histórico de la novela, reutiliza la figura de un espartano llamado Aristodemo, con un oscuro historial en su real participación en las guerra contra los persas, como testigo de las batallas más importantes del conflicto. Como no, Hannón es el guía intrépido, hijo de Amílcar y hermano de Himilcón, ambos navegantes avezados en las exploraciones allende los mares, sobre el que girará la aventura en ciernes. Les acompañarán en su aventura, un piloto cartaginés llamado Sebub y su aprendiz Anibal, y no podían fallar la esposa de Hannón, llamada Dido, además de una bella esclava de nombre Isthar, ambas representación de las distintas visiones del amor, la fidelidad, los sueños y la pasión. A todos ellos se incorporará Hasis, embajador de la ciudad de Liks y componente importante de lo que suceda a lo largo y ancho de este mítico viajes.

Aparte de que los personajes quizás estén un tanto estereotipados, debo incidir en el esfuerzo realizado por el autor para dotarles de cierta madurez y profundidad, especialmente en el caso de los que considero los dos protagonistas, Aristodemo y Hannón. El conjunto de protagonistas, dentro del crisol en el que se nos presenta, pretende equilibrar las fortalezas de unos y las debilidades de otros, la serenidad frente a la pasión, los intereses personales frente a los de una comunidad a la que sirven. La humanidad de algunos de ellos contrasta con cierto halo mítico de otros, con lo que la sensación de encontrarnos ante un viaje iniciático, con grandes dosis de destellos míticos, se termina fundiendo en la realidad histórica de las exploraciones cartaginesas en el mediterráneo y más allá de las Columnas de Melqart. Todo ello viene acompañado y aderezado de los componentes básicos del género de aventuras y de viajes más clásicos de la literatura universal, desde los clásicos de Homero, pasando por las historias de Jasón y los argonautas, hasta enlazar con los grandes relatos de los escritores del XIX. Las estampas de los protagonistas en las costas africanas me recordaron con ilusión, a las aventuras relatadas por Verne, Salgari o Haggard.

Por todo ello, esta novela es un claro ejemplo de cómo se puede jugar con la historia, el mito y la ficción, abordándolo con aparente sencillez pero con una buena cimentación narrativa. Recrea con entretenimiento y base histórica, una aventura de exploraciones, amores, conquistas y relaciones humanas y míticas, situada en unos siglos en los que Cartago estaba en ciernes de convertirse en la gran civilización que representó más adelante a lo largo de los siglos III y II a.C. El gran pueblo de los Jinetes del Mar.

Título: Jinetes del mar
Autor: Fernando Lillo Redonet
Páginas: 312
Editorial: Evohé (2018)

 

     

11 comentarios en “LOS JINETES DEL MAR – Fernando Lillo Redonet

  1. Farsalia dice:

    Leí la novela cuando se publicó. Es entretenida, pero con personajes que en ocasiones son algo de cartón piedra. Novela de aventuras y que recupera el Periplo de Hannón, motivo por el que ya de por sí vale la pena.

  2. APV dice:

    Hanon, Himilcon, Piteas,… viajeros que se adentraban por las costas del misterioso Océano. Ello siempre es interesante.

    Ahora por lo que veo entra en los tópicos, ¿por qué toda novela con griegos clásicos mete a un espartano o como mínimo un ateniense, no eran las únicas polis?
    Una cosa no os parece torcido el mástil de la portada.

  3. Iñigo dice:

    Porque quizás es lo que la gente espera o las que más le suenan… Lo importante de esta novela es el concepto de aventura y el experimento de imaginar el viaje por las costas de África, apoyado todo ello con un componente histórico interesante.

  4. APV dice:

    Ya pero no deja de ser gracioso teniendo en cuenta que los espartanos eran pocos, en especial los espartitas, y que novela tras novela los hagan aparecer por todas partes.

  5. Antígono el Tuerto dice:

    Que una novela se atreva a recuperar los viajes de los primigenios exploradores del Atlántico como es Hannón (Piteas e Himilcón también darían para las suyas) es algo de agradecer siempre. Tampoco tengo problema con que los personajes aparezcan estereotipados (es algo muy frecuente en todo tipo de novelas, no solo históricas); ahora bien, el que aparezcan griegos, espartanos (a pesar de la alergia de éstos al mar), atenienses o medio pensionistas, ya es menos digerible, y más en una época en la que los cartagineses (y los griegos) guardaban con celo sus rutas comerciales, dudo que los púnicos permitieran a un heleno conocer sus rutas al ámbar del norte, a las islas del estaño, o a las cosas atlánticas africanas…o que lo dejaran con vida tras conocer dichas rutas.

  6. caliban66 dice:

    En Marruecos vivía en una ciudad costera por donde pasó el tal Hannón. Quedaban restos de las factorías fenicias y los muros de marea. Me gustó mucho leer sobre ese periodo en «Los jinetes del mar». Desde luego es difícil montar una historia a partir de tan poco. Yo desde luego no creo que pudiera. Tiene fragmentos algo forzados donde la tensión baja, pero también capítulos en los que uno llega a participar de verdad en la exploración, sobre todo cuando se adentra más allá de «donde hay dragones».

  7. Balbo dice:

    Hola. Lo lei hace unos meses y he de decir que me entretuvo. Se lee muy bien y te descubre un hecho histórico bastante desconocido. Y es que lecturas de romanos, griegos y egipcios hay muchas, pero novelas centradas en cartagineses pocas. A mi me gustó. La recomiendo.

  8. Keltoi dice:

    Hola a todos/as:
    He leído esta Novela Histórica, y recalco lo de Novela, por que tal y como define Novela la RAE: «obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer…» quiero agradecer a los autores y autoras que se pasan el trabajo de pensar en una idea, documentarse, plasmar esa idea en palabras y, finalmente editar esa idea en un libro, por todo su trabajo, muchas veces ingrato, para que los lectores podamos tener el placer de la lectura.
    Si alguien quiere rigor histórico científico, debe leer ensayos, las novelas está para
    «causar placer.»
    En este caso, yo he leído esta novela y realmente me ha provocado un gran placer, por lo tanto, enhorabuena a su autor.
    Gracias por darnos momentos de alegría en este mundo de dificultad.
    Gratitud.

  9. Iñigo dice:

    Novela histórica es… ¿cabía alguna duda?
    Nadie ha dudado de su condición.
    Otra cosa es que se opine sobre los gustos y pareceres alrededor de mil factores de la novela, ya sea argumental, narrativo o de personajes… Sin mayores problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.