LIBROS, BUQUINISTAS Y BIBLIOTECAS – Azorín

shackeltonAzorín fue uno de nuestros grandes escritores de la Generación del 98. Su obra discurre entre la novela, el teatro y el ensayo. Además colaboró activamente en la prensa, publicando artículos referentes a la política del momento, la vida cultural y la sociedad en general. Bibliógrafo incansable, era un excepcional aficionado a las bibliotecas, librerías de viejo, mercados de libros y ferias. Precisamente, esta afición la volcó en más de una ocasión en sus artículos periodísticos. La editorial Fórcola ha querido editar una colección de estos artículos, más de cincuenta, en los que Azorín, no solo demuestra su amor a la literatura, sino también al libro, a sus ediciones y a las personas que viven, disfrutan y trabajan, con libros. 

En sus páginas, y diferenciado en varios artículos, se muestran distintos temas que se desarrolla alrededor del mundo del libro en la vida de Azorín. Desde los editores, pasando por las grandes bibliotecas particulares, las librerías, ya sean de nuevo, de lance o de viejo, hasta llegar al lector, ya sea como coleccionista o propiamente disfrutando de su lectura. Azorín se atreve a analizar en cada uno de los artículos estas diferentes aproximaciones al mundo del libro. Al respecto de los editores, critica sin duda alguna tanto las grandes ediciones, excesivamente lujosas, que difícilmente se pueden leer, como aquellas realizadas con un papel de mala calidad, que aguanta poco el tiempo y la lectura. Dada su buena posición entre políticos y literatos, tuvo la suerte de conocer grandes bibliotecas, en las cuales gustaba perderse en el tiempo. Comenta con pena cómo algunas de ellas se han desparramado por el mundo, tras largas testamentarías, aunque por otro lado defienda la misión del libro, de pasar de unas manos a otras, mientras el ejemplar haga disfrutar de sus lecturas a sus dueños provisionales.

Sin duda alguna, los artículos en los que más he gozado han sido aquellos en los cuales Azorín cuenta, con pasión, sus horas de paseos entre puestos de libros callejeros y viejas librerías de lance, tanto en España como en Francia, entre los famosos buquinistas del Sena. Sus sensaciones las he vivido como propias. Esos paseos que llevan al aficionado sin búsqueda fija, entre las mesas de los mercadillos, que inevitablemente terminan con un buen número de ejemplares debajo del brazo. Su manera de contar, como el buscador de libros, tras adquirir un ejemplar, o dos, los acaricia con cariño, mientras vuelve a casa, pensando dónde colocarlos; es algo tan cercano a mí y a tantos amigos que conozco, que sin duda este será uno de los libros reseña de mi biblioteca. Las sensaciones se pueden describir, pero también hay que vivirlas, y Azorín lo hacía con gusto, sin fijarse en grandes ediciones, que también le gustaban, pero sin menospreciar aquellos librillos o ediciones baratas, que para uno pueden significar auténticos tesoros. Todo depende del gusto de cada cual.

Azorín fue uno de los impulsores de la creación de una Feria de libro de lance o viejo, fija en Madrid, así como ocurría en otras grandes ciudades de Europa. Este fue el origen de la famosa Feria de la Cuesta de Moyano, de la que hoy en día todavía se puede disfrutar en el lateral del Jardín Botánico de la capital. Por cierto, visita ineludible de un servidor cada vez que viajo a Madrid. Por lo demás, sus artículos también versan sobre la problemática de la cantidad de lectores en la España de la época de entre guerras, la potencialidad del mercado bibliográfico de las Américas y, cómo no, también nos cuenta cuáles son sus escritores y lecturas favoritas, situando por encima de todas a los clásicos, fuente, en su opinión, de las grandezas literarias del país.

En definitiva, una joya; hay que agradecer a la Editorial Fórcola habernos dado la oportunidad de disfrutar. Sin duda recomiendo el libro fervientemente a todos aquellos lectores, compradores y buscadores de libros que por el solo hecho de hacerlo son y serán un poco más felices.

Technorati Tags: , , , , , ,

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando LIBROS, BUQUINISTAS Y BIBLIOTECAS de Azorín en La Casa del Libro.

12 Respuestas a “LIBROS, BUQUINISTAS Y BIBLIOTECAS – Azorín”

  1. ARIODANTE Dice:

    Excelente reseña, concisa y esclarecedora, Iñigo. Estuve en la presentación del libro en Valencia, con el editor de Fórcola y el editor (en el sentido estricto) del libro, Francisco Fuster, valenciano que últimamente ha presentado varias publicaciones en las que participa.
    Me llamó la atención, desde luego, y si no lo compré en el momento fue porque tengo las Obras Escogidas de Azorín por casa y quise comprobar antes si estaban incluidos esos textos. El libro cuenta, además, de un prólogo de Andrés Trapiello, escritor que me gusta mucho.

  2. CalpurniaT Dice:

    ¡Hombre Iñigo! Magnífica reseña, y vamos que lo pongo en mi lista de futuros habitantes de mis estanterías. Por tres razones:

    1) Porque me encantan los libros que hablan de libros, librerías y de todo lo relacionado con ellos;
    2) Porque si es recomendación tuya es apuesta segura, sin necesidad de leer la reseña;
    3) Porque habiendo leído la reseña confirmo los puntos anteriores.

    Si sabía yo que el libro iba a valer la pena!! ;-))

    No se me escapa, vamos!!

    Muchas gracias por la reseña y por descubrírmelo!
    Un saludillo
    CalpurniaT ;-))

  3. Caballero Dice:

    Entrañable reseña, Íñigo. Anotado Azorín entre mis múltiples pendientes.

  4. Arturus Dice:

    Excelente reseña y muy sentida, se ve que te ha encantado el libro. Si lo localizo por ahí, le echaré un vistazo.

  5. Iñigo Dice:

    Gracias a todos y gracias a la editorial Forcola por reunir en un volumen grandes artículos de Azorin dedicados a lo que nos une a la gran mayoría de participantes de Hislibris. Los libros y su universo. Lo maravilloso de este recopilatorio de pequeñas historias es la capacidad de empatía que produce en el lector. La lectura, la búsqueda de libros deseados y el simple paseo entre los puestos de libreros es algo que a mi me produce paz. Y este libro no puede plasmar de mejor manera esa sensación y la particular relación con el mundo de las palabras en negro sobre blanco, tanto de editores, lectores y libreros. Este libro debe formar parte de nuestra biblioteca, porque es como un espejo en el que mirarse, donde nos vemos reflejados y además, por que no, nos gustamos.

  6. Hagakure Dice:

    Que interesante. Otro libro para los amantes de los libros. Caerá seguro.
    Gracias Iñigo.

  7. hahael Dice:

    pues hace mucho, mucho que no cae en mis manos nada de Azorín. Así que apuntado queda, y muchas gracias Íñigo por la reseña.

  8. Iñigo Dice:

    Recomendable si que es… os gustará.

  9. Rosalia Dice:

    ¡Qué buena reseña y que gran descubrimiento nos haces, Íñigo!
    Gracias.
    (Pienso leerlo)

  10. Iñigo Dice:

    Pienso que te gustara mucho. Un placer

  11. Javier Fórcola Dice:

    Gracias, estimado Iñigo, por esta reseña, excelente y entusiasta, del libro de Azorín. El trabajo del investigador encargado de la edición, Francisco Fuster es, ciertamente, impecable. Ha logrado reunir textos, artículos y crónicas muy dispersas de Azorín, en torno al libro y la lectura, que son inencontrables en sus Obras Completas, ya que en algunos casos se trata de textos publicados por Azorín en publicaciones argentinas, a las que Fuster ha tenido acceso en hemerotecas y bibliotecas de Buenos Aires. Un Azorín que se lee con gusto y que nos lo vuelve a situar como un escritor de referencia en nuestro imaginario lector. Gracias también por poner en valor el trabajo que estamos haciendo en Fórcola. Un cordial saludo. Javier Fórcola

  12. Inigo Dice:

    Gracias a ti por tu visita… estimable libro de una editorial con propuestas muy interesantes.

Deja una Respuesta