LAS HAZAÑAS DEL BRIGADIER GERARD – A. Conan Doyle

Las hazañas del brigadier GerardConan Doyle, el autor de esta obra, no puede ocultar lo mucho que le hubiera gustado pertenecer a la carrera militar. Es, digamos, su segundo yo. El primero es, lógicamente, la literatura. La medicina para él únicamente era una actividad que le proporcionaba el medio para ganarse la vida, hasta que fue capaz de hacerlo mediante la publicación de su obra literaria.

El brigadier Gerard tiene mucho de Doyle, si dejamos a un lado su capacidad de raciocinio. Es un caballero orgulloso de sí mismo, arrogante, vividor, mujeriego, pero encantador, valiente, buen soldado, amante de su patria y sobre todo, absolutamente fiel a su emperador. No es muy reflexivo, es todo acción, lo que le lleva a meterse en cantidad de líos, pero también le salva de ellos. No tiene ataduras: sólo se acuerda de su madre, de vez en cuando, pero su única liason es el ejército.

El libro está estructurado en ocho capítulos, que son historias o aventuras independientes, y que se lee de seguido muy bien, aunque pueden leerse en otro orden o aisladamente; el brigadier narra en primera persona sus aventuras, y a través de ellas conocemos un poco de la historia de las guerras napoleónicas, época muy confusa y a la vez muy interesante, en la que todavía las guerras eran cosa de caballeros y los enemigos podían, si las circunstancias así lo requerían, unirse contra un delincuente o malvado, y deshacer entuertos, a la mejor manera cervantina. La camaradería y la amistad son valores preponderantes en sus historias.

Está escrito desde una óptica francesa, lógicamente, pero dejando muy bien parados a los ingleses. En cambio, los rusos y en nuestro caso, los españoles, dejan una impresión de salvajismo y crueldad. De hecho, en la segunda parte de estas hazañas (Las aventuras de Gerard), que se concentra más en la península ibérica, piensa Gerard en uno de su breves momentos reflexivos, que la guerra en España tiene dos aspectos: la guerra contra el ejército inglés, tradicional, caballeresca aún, con normas de honor, y la guerra contra el pueblo español, rudo, zafio, cruel, y que no tiene reglas: es la invención del concepto “guerrilla”, que, aunque no es la primera vez que esta táctica se usaba, es la primera que se conceptuaba así. El débil se defiende de manera indirecta, ya que directamente no puede vencer, ha de usar la trampa, el desgaste, el terror, y así es una guerra muy diferente y no tan interesante como Gerard trata de hacernos ver en sus hazañas.

Lo que más destaca de estas historias es su fidelidad ciega para con su emperador. Los momentos en que tiene un trato directo con él los relata como algo sublime, marcando mucho sus sentimientos sobre cualquier otro razonamiento más objetivo. Con las mujeres tiene un trato caballeroso –si son damas- y jovial –si no lo son. Con el ejército tiene una admiración ilimitada. Las descripciones de batallas, maniobras, desfiles, uniformes, destilan una verdadera pasión. Esta es la pasión propiamente doyleana, que hizo en su vida todo lo que pudo por unirse a las campañas militares (guerra de los bóers, por ejemplo) en la medida de sus posibilidades. Pero a lo largo de cada una de estas historias, hay un hilo conductor humorístico, muy británico, que da un toque elegante a narraciones que, presentadas de otro modo, podrían ser terroríficas.

En resumen, se trata de una serie de historias divertidas, interesantes, entretenidas y sumamente elegantes, enmarcadas en una época chispeante como es la de las guerras napoleónicas.

[tags]hazañas Brigadier Gerard, Arthur Conan Doyle, novela histórica[/tags]

Compra el libro

     

23 comentarios en “LAS HAZAÑAS DEL BRIGADIER GERARD – A. Conan Doyle

  1. Gadatas dice:

    .:.Saludos.:.

    “”Pero a lo largo de cada una de estas historias, hay un hilo conductor humorístico, muy británico, que da un toque elegante a narraciones que, presentadas de otro modo, podrían ser terroríficas.””

    Humor británico. Cosa más obtusa e inteligente. Pero si sirve para sazonar las historias napoleónicas, que por otra parte me encantan, entonces le echaré un ojo y medio.

    Muchas gracias por la reseña, Ariodante ;).

  2. Atilio. dice:

    Leído y anotado.

  3. Husar dice:

    Las hazañas del brigadier Gerard, es un libro muy entretenido que nos hara disfrutar de un curioso personaje que no descansa nunca en sus disputas caballerescas, lios de faldas y por supuesto en cumplir con su emperador.
    Sin duda alguna, me fascino la estructura, puesto que se divide en pequeñas historias que no siguen un orden cronológico y que lo convierte en el perfecto compañero para esos momentos en que no disponemos de mucho tiempo.

  4. karateka dice:

    Acabo de leerlo, es uno de los libros más divertidos, irónicos e inteligentes que he leído desde hace tiempo, y además, se lee de forma muy amena. El brigadier Gerard es el paradigma del soldado valiente, mujeriego, vividor, irreflexivo y sobre, fanfarrón y enamorado de sí mismo. Hay solo que leer este párrafo, analizando el desastre que supuso en su regimiento la retirada de Rusia, para ver el argumento del libro: “… la caballería se encontraba en un estado lamentable. Mis propios húsares… cuando les hice desfilar … prorrumpí en llanto a la vista de la situación. Se me partía el alma al ver el estado al que habían sido reducido mis magníficos hombres y mis preciosos caballos. – Pero, valor, -pensé-, han perdido mucho, pero aún les queda su coronel.

    So british… pero con acento francés.

    Saludos.

  5. erwin dice:

    Felicidades Ariodante,
    convengo con lo escrito. Leí las “hazañas…” hace algún tiempo y son realmente deliciosas.

    Lo que no sé es si están publicadas en castellano una segunda serie de aventuras que en original se titularon “The adventures of Gerard”, si alguien sabe algo agradeceré la información.

    Saludos

  6. Nacho dice:

    Entretenimiento, de alta calidad, en estado puro. Erwin, creo que en la sinopsis que viene en la web de valdemar resuelve tu duda. Un saludo, Nacho.

  7. Jenofonte dice:

    Excelente reseña de un entretenido libro. La edición que yo tengo lleva por título: “Sable en mano (hazañas del coronel Gerárd)”, lo encontré por casualidad y lo disfruté mucho. Son increibles las aventuras del ingenuamente presuntuoso húsar, cuya acertada descripción pone el autor en los labios del Emperador: “aunque tenga la cabeza muy dura tiene en cambio el corazón más valiente de todo mi ejército”.
    Saludos.

  8. richar dice:

    Muy buena reseña Ariodante.

    Es un libro de los que me puede encantar, así que si se cruza será capturado sin piedad.

    Por cierto, ninguno de los que lo habéis leído lo habéis comentado, pero, ¿no hay en este personajes algunos rasgos de los también míticos Sharpe o Flashman? (salvando que ellos eran ingleses, of course…).

    En cualquier caso, queda anotadísimo.

    Saludos,
    Richar.

  9. Valeria dice:

    A mí se me estaba ocurriendo lo mismito que a Richar. Tengo en casa el libro,aunque todavía no lo he leído. Tengo también alguno de Sharpe, y por los comentarios que he leído por aquí, los protagonistas -e incluyo también a Flashman- parecen cortados por un patrón similar. ¿Es así?
    Buena reseña, Ariodante.

  10. Ascanio dice:

    Bueno, pues si todo el mundo está de acuerdo, habrá que echarle el ojo (y/o el guante).
    Gracias, Ariodante.
    Sobre la imagen que de los españolitos se da en estas novelas… En fin, ya estamos acostumbrados.

  11. erwin dice:

    Pues he mirado la página de Valdemar y parece que este título incorporaría los 17 relatos que en origen eran dos libros, 8 en la hazañas y 7 más en las aventuras.
    Pero me despista que Ariodante indique el libro tiene 8 capítulos.
    Quizás Ariodante nos pueda sacar de dudas. Yo tengo un librito de bolsillo editado hace unos años y sólo están las 8 h”hazañas”.

    saludos

  12. karateka dice:

    Para mí, la diferencia fundamental entre Gerard y Sharpe son fundamentales. Uno es un alto oficial, presuntoso y fanfarrón, ufano de sí mismo y de su clase, y Sharpe es un gañán de los bajos fondos londinenses, aunque los dos hablan de tú a tú con sus respectivos jefes (Napoleón y Welington). Otra cosa que llama la atención es que Gerard es un solitario, se siente seguro consigo mismo. Sharpe necesita la ayuda continua de su sargento. Otra: Gerard es un consumado espadachín, mientras que Sharpe va armado con un sable de la caballería pesada, debido a su desconocimiento en este arte.

    Otra diferencia más: Sharpe es fácilmente enamoradizo y sus relaciones amorosas acaban como el rosario de la aurora. Gerard, sin embargo, sabe poner freno, muro y consiguiente distancia de por medio entre sus múltiples conquistas femeninas.

    Saludos

  13. karateka dice:

    Perdón por eso de la “diferencia fundamental que son fundamentales”… se me ha colado.

  14. Ariodante dice:

    Gracias, gracias a todos por vuestros comentarios, y me alegro mucho de que os haya gustado. No he contestado antes porque he estado fuera y no he mirado internet en todo el finde (hay que descansar de vez en cuando…).
    Erwin: en Valdemar hay publicados dos tomos, en la colección histórica, sobre Gerard. Uno es Las hazañas del brigadier Gerard y el otro Aventuras de Gerard. Son más o menos equivalentes en número de capítulos.
    Bueno, yo no he leído a Sharpe, pero ahora creo que lo haré, ya que,según leo en los comentarios, hay puntos de coincidencia.

  15. richar dice:

    Gracias karateka por tu aclaración. Eso sí, parece que forman un buen terceto literario para pasr buenos y napoleónicos ratos.

    Y ya por rizar el rizo, y esto Arauxo te va a encantar, ¿qué hay del personaje principal -que no dudo que lo habrá- de la recién estrenada saga de Scarrow sobre las guerras napoleónicas?

    Saludos,
    Richar.

  16. Lovecraft dice:

    de “Las Hazañas del Brigadier Gerard” recurdo haberlos tenido de pequeño en su versión “Clásicos Ilustrados” y ya desde entonces me gustó el personaje. Hace un par de meses gracias a la revista Clio pude leer una parte de ellas y gratamente sorprendido. Amenas de leer, con iguales dosis de aventura y socarronería, con un protagonista a ratos pedante a ratos irónico y numerosos escenarios (de España a Alemania pasando por Francia). Muy bueno. En cuanto (economicamente) pueda ni que decir tiene que me haga con esta versión

  17. Epaminondas dice:

    Espero que el mencionado brigadier no acabe como aquel husar de Pérez Reverte a quien nuestros antiheroes irredentos le enmendaron bien el papel de heroe.

  18. Nacho dice:

    Claramente en contra de lo que representa el brigadierd Gerard de Doyle, os aconsejo la lectura de “El húsar” de Pérez-Reverte. Una joya de la novela corta, y creo que la primera del autor.

  19. richar dice:

    Saludos,

    pues poco más de un año después de la reseña, acabo de terminar de leerlo. Para los que preguntaban o tenían dudas sobre el número de capítulos, en la versión que tengo yo de Valdemar son 17 capítulos: 8 de “hazañas”, 8 de “aventuras” y uno último titulado “la boda del brigadier”. 20 eurapios me costó el otro día en La Casa del Libro.

    Dicho esto, el libro en sí me ha gustado, peeeerooooo… ainshhhh… hay un “no sé qué” que no ha terminado de rematarlo. Si cojo cada historieta por separado, coincido en todo lo dicho anteriormente sobre las aventuras, el tono de humor, la fanfarronería, etc, etc, lo que las hace muy divertidas y agradables de leer.

    Pero si cojo el conjunto del libro, se me hace demasiado repetitivo. Hay tramas que se repiten en 3 o 4 episodios, escenas que tal, patrones de personajes, descripciones, diálogos, etc… vamos, que para mi gusto le falta algo de originalidad o le sobran algunos capítulos.

    Aún así, una lectura muy recomendable para complementar a Sharpe y Flashman (joer, sería genial una historieta en la que se cruzaran los tres).

    Párrafos geniales tiene unos cuantos, pero rescato rápidamente éste que viene en la introducción… genial.


    El mariscal Massena se dirigió a él en estos términos:
    – Coronel Etienne Gerard -me dijo-, siempre he oído decir que usted es un oficial valeroso y emprendedor.
    No me correspondía a mí confirmar semejantes informes, y también habría sido una estupidez desmentirlos. No hice otra cosa, pues, que juntar mis tacones con un tintineo de espuelas y saludar.
    – Es usted también un jinete excelente.
    Admití que lo era.
    – Y la mejor espada de las seis brigadas de caballería.
    Massena era un hombre que llevaba fama de estar siempre informado con exactitud.

    Juas, genial.

    Un saludo,
    Richar.

  20. Ariodante dice:

    ¿estás poniéndote al día, Richar? me parece que si sería una buena idea una historieta con los tres: Flashman, Gerard y Sharpe. Explosiva, ¿no?
    Saludetes

  21. richar dice:

    Pues bueno Ario, es algo que hago desde tiempos remotos: ir recogiendo recomendaciones y leyéndolas. Así luego puedo entrar en vuestras reseñas a comentar con conocimiento de causa :-)

    Saludos,
    Richar.

  22. Ariodante dice:

    Me parece estupendo; es que no te había leído hace tiempo; también yo llevo unos días descontrolada…

  23. Adrian dice:

    Flashman es de primera, un verdadero bribon y muy carismatico. A menudo sus historias coinciden tanto con las de las empresas donde he estado.

    Sharpe es mas complicado, es un héroe y lider, pero algo en su vida que no se puede disfrutar del todo, es muy limitado. Ya quiero leer a el brigadier y ver si es libertino o virtuoso.

    Hay otro personaje parecido, llamado Vizconde Valmont salido de la novela Coderlos de Laclos, pero su lectura es demasiado pesada y extraña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.