LAS GUERRAS DE DIOS – Christopher Tyerman

Las Guerras de DiosSumándome al magnífico símil de Koenig, en su reseña sobre Historia y cultura, del libro como un castillo que debe ser asaltado, puedo definir este libro aquí reseñado como tal, o dado su tamaño como el mismísimo Krak de los caballeros o el triple amurallamiento de Constantinopla. Sin embargo, como bien decía nuestro amigo contertulio, conquistar al asalto, sin torres ni catapultas, un libro de esta magnitud puede tener su premio.

Me animé a emprender tan ingente asalto libresco para recuperar mi vieja, y abandonada por muchos años, afición por el fascinante mundo de las cruzadas. Es sin duda una época crucial para la historia de la humanidad en todos sus aspectos ya que suponen un cambio fundamental en la percepción de la religión y la religiosidad, en las monarquías, en la propaganda, en el comercio marítimo, en las técnicas de guerra, en las artes y sobre todo en la historia de la iglesia, entre otras. Pero no es misión de esta reseña contar la historia del periplo cruzado, algo que espero sí pueda desarrollarse en un interesante debate.

Como dice el autor en su prefacio esta obra no pretende competir con la ingente labor investigadora y literaria de la obra, en varios volúmenes, sobre el mismo escrita hace más de cincuenta años por Steven Runciman. Obviamente a los grandes clásicos es difícil intentar superarlos, y a Runciman, como a Mommsen aún más. Sin embargo esta obra resulta un escrito, sin superarlo pero casi igualándolo, mucho más moderno, algo obvio, y científico que el de Runciman, sin por ello perder calidad literaria. Tyerman demuestra una vez más la gran capacidad de los británicos de hacer historia con mayúsculas y por lo tanto me será difícil ponerle pegas al libro, así que intentaré empezar por ellas para luego volver a recrearme.

A Las Guerras de Dios de este medievalista británico se le puede achacar cierta cantidad de repeticiones conceptuales y teóricas lo que sin duda alarga bastante el libro, pero que tienen la ventaja a su vez de permitir una lectura entrecortada y poner mayor énfasis. Por otro lado los mapas y cuadros son sin duda insuficientes, y creo que hubiera sido mejor ponerlos en apéndices que en mitad del texto, dado que sería más fácil acceder a ellos. Finalmente su visión de la Reconquista, aunque interesante, me parece ligeramente pobre en comparación con la amplia visión que da de las cruzadas germánicas en el área polaco/báltica.

Más fácil es centrarse en los aspectos más positivos de la obra. Son más de 1.300 páginas, incluyendo apéndices e índices, y sin embargo el ya mencionado asalto a la fortaleza se hace en todo momento de lo más ameno e interesante. La obra está fundamentalmente centrada en el aspecto “occidental” de las cruzadas, pero está justificado. El autor da lo largo de todo el libro una visión cultural y psicológica de las cruzadas como un fenómeno puramente occidental, y por lo tanto se centra en la historia de los cruzados, la Iglesia, los “países” implicados, los reinos latinos de oriente… sin olvidar de tratar a los enemigos a los que se enfrentaba y a los que supuestamente no eran tan enemigos, los bizantinos. Sin exageraciones ni glorificaciones —por ejemplo ni heroíza a Ricardo Corazón de León ni a Saladino, o da a la cuarta cruzada el verdadero valor que se le dio en el momento—, Tyerman hace un exposición ordenada, equilibrada y completa de todo el fenómeno cruzado, resultando particularmente interesante toda la historia de la primera cruzada y de la cruzada albigense, lo mismo que la visión de la evolución del “concepto” de cruzada en las mentalidades medievales y el uso que se le dio. Por otro lado traza una más que interesante visión de las grandes personalidades que intervinieron en las cruzadas: Godofredo de Bouillon, los ya mencionados Saladino o Ricardo, Nur al Din, San Luis, las órdenes militares etc.

Sin duda no es un libro fácil de leer (más por la extensión que por otra cosa), y aunque yo lo haya hecho y lo recomiende, no es necesario leérselo de una tacada ya que cada capítulo puede leerse por si mismo dependiendo del interés de cada uno. Las Guerras de Dios se convierten en un libro fundamental para todos los amantes de la historia, uno de esos libros que creo que merece la pena tener en la biblioteca.

Christopher Tyerman, Las Guerras de Dios, editorial Crítica, Barcelona, 2007.
1.384 páginas, 29,9 €, tapas duras.

[tags]Guerras, Dios, Christopher Tyerman[/tags]

ampliar

Compra el libro

     

65 comentarios en “LAS GUERRAS DE DIOS – Christopher Tyerman

  1. ignacio el argentino dice:

    Muy buena reseña. felicitaciones

  2. Vorimir dice:

    Me gusta mucho e, tema y lei hace tiempo uno más breve del mismo autor: Cruzadas, realidad y mito, que tratabo de la génenis de ellas no de las cruzadas en si. Y me gustó.

    Este libro lo tengo en mi lista… sigh, pero son tantos…

  3. Rodrigo dice:

    Enhorabuena por tu nueva reseña, Incitatus.

    No diré que el tema de la Cruzadas esté entre mis favoritos –de hecho he leído muy poco sobre él-, pero creo deducir de tu estupenda presentación que el libro de Tyerman pudiera ayudarme a colmar (de a poquito, claro) uno de mis tantos vacíos. Esto, en el caso de permitirlo mi pobre bolsillo –que mucho se queja de la constante sangría a que lo someto últimamente.

    Me llama la atención sobre todo tu referencia a la visión cultural y psicológica del asunto. Sucede que tengo en mi pila de pendientes el libro de Amin Maalouf, “Las Cruzadas vistas por los árabes”. Acaso como complemento y contrapunto de este libro el de Tyerman pudiera serme útil. ¿Qué opinas? ¿Está suficientemente trabajado por el autor el aspecto de los imaginarios culturales? En cierta parte pones: “…Cruzadas como un fenómeno puramente occidental”. Si no te es molestia, explícame un poco ese punto. Tal vez supongas que en el trasfondo de mi inquietud esté el problema del etnocentrismo: no estarías errado.

    En realidad, misma inquietud tengo respecto del libro de Maalouf.

    Saludos.

  4. Incitatus dice:

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Vorimir, sin dudarlo te recomendaría que te hicieras con el libro, aunque comprendo que es un amplio desembolso, pero es un desembolso de esos que merece la pena.

    Rodrigo, buen amigo. El libro de Malouf, como muchos de los suyos, es una auténtica delicia (a veces es demasiado literario) y sin duda deberías leerlo.

    El principio de este libro, y a lo largo de algunos capítulos, trata bastante en profundidad el impacto cultural y sociológico de las cruzadas en Europa e incluso en Tierra Santa, pero fundamentalmente en Europa (incluyendo el concepto de cruzada que se desarrolla en España y que tergiversado llegará a utilizarse aun en el siglo XX).

    En cuanto al concepto de las cruzadas como puramente europeo se refiere a que realmente diferencia, en otro capítulo muy interesante, las diferencia entre yihad y cruzada, conceptualmente. Por lo tanto al ser una historia de las cruzadas se centra en explicar y desarrollar estas y por lo tanto fundamentalmente el concepto occidental. Pero dentro de este occidente desarrolla por igual: ingleses, portugueses, castellanos, franceses, borgoñones, germanos, eslavos… y obviamente también a los enemigos, siendo muy interesante por ejemplo su visión de Saladino, considerado el gran «heroe» musulman por los europeos, pero un personaje más controvertido para los árabes frente a personajes como Nur al din o Baibars.
    Creo por lo tanto que te va a interesar y sin duda lee a Maalouf que lo vas a disfrutar mucho

  5. Rodrigo dice:

    Uf, muy esclarecedora tu respuesta, Incit. La distinción conceptual a que aludes me parece muy valiosa, y es por ahí, según entiendo, que va el enfoque ‘occidentalizante’ del asunto.
    Supongo que no me queda sino seguir aplicándole sanguijuelas a mi pobre bolsillo, pobrecito.

  6. Incitatus dice:

    Sarna con gusto no pica… o eso dicen

  7. Dronne dice:

    Y comparandolo con «Las Cruzadas» de Zoe Oldenburg ¿cual sería el resultado?, si lo has leido claro.

  8. Incitatus dice:

    No lo he leido Dronne, parece muy interesante, pero salió en un periodo en el que tenía un poquillo abandonado el tema… ¿me lo recomiendas tú?

  9. Sargon dice:

    Hola,

    Gracias por la reseña, la verdad no conocía este libro, aunque creo que lo ví en el fnac, no estoy seguro, se ve que no le presté la debida atención. Sobre las cruzadas yo tengo los de Runciman y la verdad que es lo mejor que he leído en cuanto a nivel histórico se refiere, me falta el 3º volumen que no hay donde encontrarlo. Luego hay otros títulos más suaves como «El viaje prodigioso» mucho más leve encuanto a profundidad, desde luego no entra para nada en los aspectos socio-cultuarales que generó el fenómeno de las cruzadas, se circunscribe exclusivamente a lo que fué el viaje de la 1º cruzada y sus avatares, desde que se crearon las expediciones hasta que conquistaron Jerusalen, es más como iniciación en el tema. Definitivamente tendré que echarle un ojo.
    Saludos.

  10. Incitatus dice:

    Gracias Sargón. El Runciman es único y una fabulosa obra (a mi también me costo sangre sudor y lágrimas conseguir los tres volúmenes) este lo que tiene es un enfoque más moderno y me ha resultado casi igual de interesante, con la ventaja (que también es desventaja desde otro punto de vista) de permitirse menos licencias literarias y menos juicios de valor.

    Altamente recomendable por lo tanto

  11. Aquiles dice:

    Coincido con vuestras apreciaciones acerca de la consideración de la trilogía de Runciman como una obra de inexcusable referencia – aunque en algunos aspectos pueda quedar algo obsoleta – y sobre la conveniencia de leer la obra de Maalouf para tener una perspectiva de las Cruzadas vistas desde el otro lado. En cuanto a la comparación de la obra que aquí se comenta con la de Zoé Oldenbourg, me quedo con «Las guerras de Dios» porque me parece más rigurosa.

  12. Incitatus dice:

    Sí Aquiles los clásicos nunca mueren, Runciman viene a ser el Mommsen de las Cruzadas, y aunque puedan quedarse anticuados en algunos aspectos siempre siguen vigentes. ¿qué sería de nosotros sin ellos?

  13. Laurence dice:

    Felicidades por la reseña Incitatus. Siguiendo con el buen símil de Koenig sí que es todo un asalto. Y hacerlo de un tirón es hasta una proeza (incluso física, porque mira que pesa el libro¡¡). Yo aún voy despacio, por etapas. No he leído a Runciman, así que ahí no puedo decir nada, pero del resto que he leído sobre Cruzadas, sin duda éste es el que más me está gustando y más serio y riguroso me parece.

    Saludos.

  14. Incitatus dice:

    Gracias Laurence, que lo disfrutes con tranquilidad, saborealo. ;-)

  15. Cristina_H dice:

    Interesante reseña. ¿Y hay algo de lo que has leído que te haya sorprendido especialmente?
    Yo he leído muy poco sobre cruzadas pero recuerdo que me impactó que en el año 1212 se organizó la Cruzada de los Niños, porque «alistaron» a chicos muy jóvenes. Y fue un auténtico desastre porque… ¿fueron vendidos como esclavos? ¿Es eso cierto? Recuerdo la fecha porque me parecía macabramente simbólica.

  16. cavilius dice:

    Curioso, yo siempre he recordado el año 1212 con la batalla de las Navas de Tolosa.

  17. Incitatus dice:

    Hola y gracias Cristina.

    Con respecto a la cruzada de los niños es un punto interesante del libro, aunque no demasiado largo. el autor interpreta y señala que esta cruzada está plagada de leyenda y que realmente fue un movimiento de una parte de la masa marginal de muchos territorios, que ni siquiera llegaron a embarcarse en su mayoría. Se llegó a llamar la de los niños por lo de «minores» del latín. Sí hubo muchos que embarcaron en peregrinación a Tierra Santa y vendidos como esclavos, pero realmente no eran niños. Por describirlo lo más rápidamente posible que me tengo que ir.

    saludos

  18. Sargon dice:

    Bueno esto daría para un debate entero. Hay mucho de mito y muy poco de realidad, al menos documentada y estudiada. A día de hoy sigue siendo tema de controversia entre los historiadores, ni siquiera Runciman pudo establecer nada sobre la «Cruzada de los niños» y dejó pasar el tema de soslayo.
    El tema se sostiene con algunos testimonios de la época y poco más,sin cronistas ni documentos oficiales. Se habla de milagros e incluso hay 2 fuentes distintas de la partida de dicha cruzada, una en Alemania y otra en Francia.
    Es de esos temas que con el tiempo se van convirtiendo en una verdad popular y ahí queda, como algo que ocurrió de verdad aunque esté muy lejos de que así ocurriese.
    Saludos.

  19. Incitatus dice:

    Fectivamente, lo que hace Tyerman es intentar buscar la exposición más lógica sobre el tema, y la verdad es que me parece que lo hace bastante bien.

  20. Germánico dice:

    Se dice «festivamente», Incitatus, ignorante.

  21. Incitatus dice:

    Mis ejcusas Jerrmánico ya sé que soy ijnorante

  22. Cristina_H dice:

    O «efectivi wonder» (aunque esto es un poco viejo)

    Gracias, Incitatus y Sargon.

  23. Germánico dice:

    Hummmmmmm… bueno, bale.

  24. Germánico dice:

    Je, je. Lo que hacía, Cristina, que no «escuchaba» esa expresión. De ella deduzco que tú también eres del club de los cuarentones, ¿no? Parece que somos mayoría, por cierto.

  25. Incitatus dice:

    De nada Cristina, auque algunos solo estemos a puntito de entrar en la treintena también conocemos la susodicha expresión.

  26. Germánico dice:

    ¿Ah así? Antiguo…

  27. Germánico dice:

    «¿Ah así?» ¿Qué habré querido decir?

  28. pepe dice:

    Las cruzadas son un asunto que nunca pasa de moda. Hace poco vimos una película, El reino de los cielos, que a mí me dejó buen recuerdo. Hace no mucho apareció también un libro de Manu Leguineche sobre la primera cruzada. A lo mejor Urogallo, que es ferviente admirador suyo, lo ha leido y puede contarnos algo. Me ha gustado mucho tu reseña, Incitatus, pero no he podido leer todos los comentarios (el ritmo de reseña por día que ha impuesto Javi no hay quien lo resista) de modo que si repito algo que ya se ha dicho os pido disculpas. Ya sé que hubo motivos económicos, políticos, geoestratégicos y todo lo que queráis en este asunto de las cruzadas, pero a mi la primera idea que me viene a la cabeza cuando pienso en ellas no tiene que ver con eso, ni tan siquiera con fe o con religiosidad. Es una idea que se resume admirablemente con una palabra: fanatismo.

  29. Cristina_H dice:

    «Cree el cuarentón que todos son de su condición…» De lo que se deduce que estoy en la treintena (todavía, ¡uf!)

    Yo lo que no sé es qué habrás querido decir cuando dijiste «bale» .
    Qué bale, quién ¿yo? Pero… ¿tengo pinta de ser una oveja????
    ¿O te referías a… «vueno, bale, Hinzitatus. Io tanvíen zoi un ijnorante»?
    (Oye, perdona mi comentario si te molestó. Es que cuando veo una falta de ortografía mis neuronas sufren una especie de shock)

  30. Germánico dice:

    No me molestó en absoluto. El «bale» era a cuenta del chiste tonto con Incitatus entre «fectivamente» y «festivamente» (o sea, tu segunda opción). Si te quedas por Hislibris, verás que abundan los chistes malos de ese tipo («tipo» en tanto que «clase», no como alusión al Inci, ojo).

  31. Incitatus dice:

    Bueno vale lo aceptamos no promoveré nigún senatus consultum ultimo contra tí
    ;-)

  32. Vorimir dice:

    Pepe, te recomiendo que veas la versión extendida de «El Reino de los Cielos», gana mucho con respecto a la original.

    A mi la película me gustó, aunque sin tirar cohetes.

    Y bueno, en cuanto a la veradicad histórica… más bien poco ya que no deja de ser una peli de Riddley Scott.
    :P

  33. Germánico dice:

    Incitatus, no presumas, que vas muy flojo de Imperium…

  34. Cristina_H dice:

    Como excusita no ha quedado mal, pero… yo que tú… repasaría las reglas de ortografía. ¡No ha colado! jajaja

  35. Incitatus dice:

    por el contrario yo no pude terminar de ver la película, desde el principio me pareció que la historia era demasiado lenta y poco tenía que ver con la realidad histórica en cualquier aspecto… pero bueno le daré otra oportunidad e intentaré volver a verla

  36. Germánico dice:

    Oye, Cristina, que soy un fanático de la ortografía; hasta pongo las tildes en los msn… Era por seguir el chiste.

  37. Cristina_H dice:

    Me lo creo. ¡Seguro que acentúas hasta las consonantes!

  38. Germánico dice:

    Acentuar noooooooo… tildes… je, je.

  39. Germánico dice:

    Joé, esto me recuerda a las diatribas de una profesora que tuve en la EGB, intentando, inútilmente, que entendiéramos la diferencia entre tilde y acento…

  40. Cristina_H dice:

    Touchée!

  41. Turriano dice:

    Muy buena reseña Incitatus, me «Incitas»Tu , a leer el ensayo. Lo tengo en casa y cuando lo miro, me dapavor , pero tendré que asaltarlo. Perdón por el chiste malo, pero como os veo chistosos.
    Respecto a la peli, El reino de los cielos fue una película denostada, y a mi me gustó. No sabía lo de la versión extendida, tendré que ver si está por el emule …

    saludos

  42. Sargon dice:

    Hola,

    La peli como película de «aventuras» ambientada en las cruzadas no está mal. Toma como fuente de inspiración hechos conocidos pero nada más. Los malos, malísimos templarios no eran como los pintan, ni siquiera el incapaz rey Guido de Lusignan era tan bobo como lo ponen. Sobre el final de jerusalen, los últimos días de Balduino IV y la batalla del Hattin hay un libro muy bueno llamado «Jerusalén» de Cecelia Holland, el cual recomiendo a quien le guste el tema, es novela.

    Saludos.

  43. Incitatus dice:

    En mi caso recomiendo una novela que existe sobre Saladino, no me acuerdo ahora de la autora, buscaré… pero creo recordar que hace años la disfruté bastante.

    saludos

  44. De Librum Tremens dice:

    Sobre el Reino de los Cielos… inspirada vagamente en la época del Reino de Jerusalén. Con innumerables erores históricos:
    – Ni Reinaldo ni Lusignan eraqn templarios.
    – No aparece Raimundo de Tripoli que concierta un acuerdo con Saladino a espaldas del rey. Vagamente Tiberias puede ser Raimundo…
    – Balian de Ibelin, por supuesto no fue un herrero ni hijo bastardo de un noble… Era uno de los nobles más influyentes del Reino. Además de un poco ambiguo en sus decisiones, veleta con sus preferencias y can varios cambios de opinión. Le llegó a jurar obediencia a Guy de Lusignan.
    – Nunca tuvo un escarceo con Sibilla… sí su hermano que se autoexilió porque ese sí que nunca prestó juramento a Lusignan.
    – siguiendo a Tyermann… Reinaldo de Châtillon no fue un loco, precisamente.
    – No hubo ninguna hermana de Saladino en una caravana capturada.
    – Los hospitalarios apenas aparecen…
    – los templarios que atacan a Balian de Ibelin van vestidos de… teutónicos, cuando esta orden se crea en la Tercera Cruzada.
    – Ricardo corazón de león fue en barco a Tierra Santa, no a caballo.
    etc, etc, etc….

  45. Vorimir dice:

    Si, todos esos errores ya los sabía cuando vi la pelicula de marras, por eso he dicho que es una pelicula de aventuras, pq ya se sabe que Ridley Scott es muy buen director, pero la veracidad historica le importa bien poquito (más o menos lo mismo que al resto de Hollywood, vamos).

    El final feliz (saltandose la historia otra vez por que si) me repatea mucho, pero la peli me gustó en líneas generales (como ya he dicho más en su versión extenida) como peli de aventuras, espadazos y demás, genero que me gusta mucho.

    me pas alo mismo con Troya. Si. es una adaptación infumable y todo lo que querais (y joer si me retorcí en el cine acuando la vi…), pero me entretiene (otra cosa es que tenga que verla SÓLO como eso, un entretenimento, dandole la misma credibilidad historica que a las pelis delSeñor d elo anillos :P ).

    Historicamente, mejor olvidarse de ella y ver documentales o leerse libros :P

  46. Incitatus dice:

    Ahí les has dado Vorimir, pero aunque a mi me encantó Gladiator del mismo director, me entretuvo Troya e incluso me lo pasé fracamente bien con 300, la del Reino del los Cielos no me la creí nunca y desde el principio me aburrió bastante… puede que tenga que volver a verla para reconciliarme con ella, no sería la primera vez.

  47. Vorimir dice:

    Pues si la vas a ver de nuevo, buscaté la versión extendida-del director.

  48. Laurence dice:

    Incitatus, ¿te refieres a «Saladino. El unificador del Islam», de Geneviève Chauvel?

  49. Incitatus dice:

    Laurence, sí creo recordar que sí, la leí hace mucho y creo recordar que me gustó, pero no puedo decir mucho más por que realmente han pasado muchos libros desde entonces.

  50. Antonio dice:

    Buenos días:

    Vendo «Las Guerras de Dios», de Thyerman por 20 e. El envío a mi cargo.

    Atte.

    contacto : monterdez@yahoo.es

  51. Doctor Alban dice:

    Buenas.

    Ayer, los padres de mis alumnos (soy maestro) me regalaron el libro, ya que «un pajarito» les había dicho que el tema me apasiona sobremanera por algo que pondré al final.

    El caso es que tengo varios libros sobre los templarios y me gustaría que me dieras tu opinión sobre los mismos si los has leído. Estos son:

    * Las murallas cruzadas (David Nicolle).
    * Los templarios (Barbara Frale).
    * La cara oscura del temple (Miguel G. Aracil).
    * Historia de los templarios (Pastora Barahona).

    Y afición por los templarios hizo que incluso escribiera un juego de rol sobre templarios/fantasía (si estás interesado en ello, el sitio es este:
    http://www.rapidoyfacil.es/proyectos/templarios/ (perdón por la publicidad).

    Un saludo

  52. Vorimir dice:

    Joer, si es que al final los frikis nos encontramos por todos lados. Doc, fijo que por Vorimir no caes, pero si te digo Cabezacubo… XD
    No he leido ni conozco ninguno de esos libros, pero es cierto que el «rollo templario» da para mucha pseudo-historia, novelas y juegos de rol (suerte con él por cierto). Yo mismo hice una mini campaña de Aquelarre que sólo llegamos a empezar y se perdió en el limbo.
    El libro que usé para «documentarme» fue «La otra historia de los templarios! de Michel Lamy.
    Eso sí, sobre la historia (la de verdad XD) de la orden hay libros muy buenos por ahí, pero que seguro que no dan tanto juego a la imaginación/ficción.
    Un saludo.

  53. Arturus dice:

    Pues me lo compré el otro día (sin haber leído esta reseña ni nada). Iba buscando algo sobre Ricardo Corazón de León, me encontré con este y como la carne es débil pues eso, a la saca. De momento estoy en la introducción y resulta bastante ameno, ya veremos lo que me lleva leerlo.
    Buena reseña, por cierto.

  54. Captain Wonder dice:

    A mí me parece que el libro de Tyerman tal vez contemporanice demasiado con el período actual de la mal llamada alianza de civilizaciones, y parece que lo poco que se refiere a la Reconquista en la península Ibérica, lo trata como si los invasores fueron los reinos cristianos y no a la inversa, como si la expansión musulmana en la otrora esplendorosa hispania visigoda hubiera sido pacífica y sus poblaciones cristianas no hubieran conocido la aplicación de la jiza o el estatuto de dimmies. Si alguien se ha leído la obra de Tyerman, ¿podría confirmarme o desmentirme mis temores? En fin, visto que la obra no mejora a Runciman, de momento me decido por la versión de Grousset sobre las Cruzadas, que no sé si la conoceréis, pero tiene muy buenas referencias.

  55. Antígono el Tuerto dice:

    Yo he leído la obra de Tyerman y no he visto nada de eso por ningún sitio.

  56. Captain Wonder dice:

    Bueno, Antigono, pues ahí te dejo el enlace donde la crítica es contundente: http://www.libertaddigital.com/opinion/libros/las-guerras-de-dios-o-el-aire-de-los-tiempos-1276234045.html

  57. alexander dice:

    De Rene Grousset es aún mejor El imperio de las estepas, libro donde describe de forma detallada los imperios euroasiaticos de Gengis Kan y Tamerlán, de esos dos ultimos conquistadores asiáticos muy muy bueno de Michael Pradwin, Gengis Kan Conquistador de Asia. Porque hablando de choque de civilizaciones o alianza de civilizaciones que mejor que el imperio mongol que unió Eurasia bajo una sola autoridad, el Kan y permitió una «globalización» y un gran intercambio comercial y cultural en la denostada Edad Media, no olvidemos el periplo de los Polo para llegar a la Corte de Kublai Kan, durante el reinado de la dinastía Yuan en China.

  58. José Sebastián dice:

    A un servidor la mastodóntica «Historia de las Cruzadas» (Alianza Editorial) del añorado Sir Steven Runciman me maravilló.

    Saludos

  59. Farsalia dice:

    Leí el libro de Tyerman hace varios años y no vi que el autor hiciera una lectura «contemporánea» de las Cruzadas; si acaso la realiza el autor de esa crítica. Una reseña con poca chicha, todo hay que decirlo: resumir un libro contundente, de gran alcance y con varios escenarios y ámbitos tratados, y con más de mil páginas de texto (notas y bibliografía al margen), a un par de menciones relacionadas con el ámbito hispánico es bastante pobre. Aparte de dedicar los primeros párrafos de la misma a cuestiones secundarias: ya sabemos que no hay nada definitivo, que las editoriales abusan de esas etiquetas en las fajas y contraportadas… o recordar que ha llovido mucho desde Henri Pirenne y que la historiografía no es es estática.

    Me pareció una excelente monografía, un «complemento» ideal a la estupenda trilogía de Runciman (actualizado y tratando temas que el erudito británico no trataba).

  60. Antígono el Tuerto dice:

    Pues, Captain Wonder, yo no sé qué libro se ha leído el tal Horacio; pero debe ser uno totalmente distinto al que he leído yo.

    No entro en lo de meter en la crítica literaria, así de refilón y a traición, comentarios referidos a la situación con el terrorismo islamista actual. Me parece poco constructivo, la verdad.

    Sinceramente, yo el libro lo recomiendo.

  61. alexander dice:

    Lo curioso es que lo mas afecto al Cercano Oriente en aquella época fueron las incursiones mongolas, mas que los franny. Ademas de la sangrienta division entre sunnitas y chitas. Especial mención merecen los nizaries de donde saldrian los hashashin.

  62. Antígono el Tuerto dice:

    De hecho, para los árabes también fueron más importantes (y desastrosas desde su punto de vista) las invasiones de los mongoles. De hecho, el término cruzada sólo ha sido utilizado por el mundo islámico recientemente, en su lucha contra el colonialismo europeo contemporáneo. Pero hasta el siglo XIX las cruzadas se conocían en el mundo islámico como las guerras de los francos (frany).

  63. alexander dice:

    Aunque los mongoles tambien aterrorizaron Europa Oriental, especialmente Hungría.
    En cuanto a los asesinos hay dos libros muy interesantes el primero de Bernard Lewis, y el segundo de W.C. Bartlett de Editorial Crítica. El Viejo de la Montaña ha atraido la imaginación europea.Sus doctrinas la de los nizaerías son desconocidas, algunos especulan que sus ideas pudieron dar origen a los drusos del Líbano. El problema con los chiitas es que ellos practican la taquiyya, la ocultación de sus verdaderas doctrinas. Los enemigos sunnitas de los nizaeries los acusaron de haber abandonado la sharia.

  64. A los que habéis leído este libro una duda ¿Que tal edición tiene?
    Cada vez veo menos.
    Un saludo.

  65. Antígono el Tuerto dice:

    La que tengo yo, la de Crítica, es muy buena. Eso sí, es un señor libro; el grosor impresiona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.