LA TIENDA ROJA – Anita Diamant

LA TIENDA ROJA - Anita Diamant¿Quién no ha disfrutado de una lectura ideal? A veces, muy raras, podemos elegir el sitio más preciado, aquél donde nos abraza un sillón orejero o acurrucados con una manta en la cama, con una mesita cerca con la bebida preferida que nos da los descansos para paladear las letras, una música acorde con el texto, algunos el silencio, incluso el tiempo que haga en el exterior, unos la lluvia, otros el sol… aunque lo normal es dejar que la novela nos vaya envolviendo, nos aísle de todo y esa magia nos rodee. Ésta lo merece con creces.

Si te sientas al borde de un río, verás sólo una parte de su superficie. Y sin embargo, el agua que tienes ante los ojos es prueba de profundidades desconocidas. Mi corazón rebosa de agradecimiento por la amabilidad que has tenido sentándote en la orilla de este río, buscando los ecos de mi nombre.
Benditos sean tus ojos y los de tus hijos. Bendita la tierra que pisas. Dondequiera que vayas, yo iré contigo.

Así se despide Diná del que acaba de conocer su historia. Y uno lo siente, porque se ha acostumbrado a tenerla al lado, murmurando cada palabra al oído, porque no se sabe cómo, en vez de leer, se llega a escuchar su voz desde la primera página, contando los días en los que Jacob apareció en el campamento de Labán.

La historia de Jacob que nos ha llegado es simple y esquemática, con ese misterio de los textos bíblicos que se leen en un segundo y se imaginan en horas. Es la palabra de los hombres, de los mismos que van a una boda y te la cuentan en dos minutos, extendiéndose algo más en la comida, pero sin flores, ni telas, ni vajillas, ni música, ni vestidos, ni miradas, ni gestos. La superficie del río.

En el campamento todo ocurre de forma previsible, los hombres se preocupan por hechos tan simples como el comer, dormir, cuidar el ganado, pelear con otros y decidir qué Dios adorar. En la tienda roja, la tienda donde las mujeres descansan y se funden con la luna en esos días que no pueden mostrarse a los hombres, no por vergüenza sino para descansar y ser cuidadas por otras mujeres que saben de su importancia, es ahí donde reside la profundidad del río.

Jacob huyó de su tierra para llegar a la de su tío Labán, allí tomó por esposa a Lía, a Raquel, a Bilhá y a Zilpá. Y nacieron doce hijos, las doce tribus de Israel. Y todo ello se escribió en unas pocas páginas, los lazos que unen a la madre y la hija se rompieron y la palabra pasó a ser posesión de los hombres, que no tenían modo de saber. Por esa razón no supimos nunca de la belleza y el olor a agua de Raquel, ni de la cocina y las delicias de Lía, no conocimos la inocencia y la pasión de Bilhá, ni la mística y enigmática Zilpa, no nos llegó la historia de la diosa que enseñó a tejer, ni la bendición de unirse a la tierra con la primera sangre, los hijos de Jacob pasaron a ser nombres y nunca los pudimos ver como niños, tampoco supimos de la destreza de las matronas, ni de cómo los nacimientos eran acompañados con suaves versos que acompasaban la respiración y manos que sujetaban a la madre ayudándola en ese trance.

El libro, como el río, discurre al ritmo de las palabras, se siente más que se lee, porque merece la pena cerrar los ojos y ver los colores, flotar en el agua, oler los pucheros, tumbarse en la hierba, vivir la complicidad entre ellas, los celos, la angustia del embarazo que no llega, la alegría de sentirse fértil, la lástima por la pena de otra, la amistad entre mujeres que tiene ese algo distinto a la camaradería masculina.

Se nos dio una Rebeca ignorando toda la magia que representaba y que quedó perdida, la pobre Ruti no mereció una mínima mención a pesar de acumular toda la desgracia en su cuerpo, la sabiduría de Inana se escondió detrás de los partos, la fortaleza de Adá quedó en el silencio, las antiguas creencias murieron ante el nuevo Dios de Jacob que no tenía nombre, pero la vida y la tierra seguía siendo la misma para ellas, costumbres transmitidas de un modo casi religioso como aderezar las comidas, preparar la cerveza, cantar para alegrar y sosegar, manejar el huso o encontrar las plantas adecuadas para curar perdieron su importancia para pasar a ser simplemente labores, siglos más tarde, «sus labores».

La autora publica esta novela en 1997 inspirada en unos versos del génesis y se convierte en un best seller, poco a poco y gracias al boca a boca, recomendaciones de lectoras, grupos de lecturas, etc. Diamant forma parte del judaísmo liberal, en realidad sus padres, sobrevivientes del Holocausto, no eran excesivamente religiosos. Conoce a su marido, protestante y luego converso, deciden estudiar a fondo el judaísmo y escribe varios libros sobre Bodas Judías, El libro de los niños judíos, y Manuales para aquellas personas que se convierten al judaísmo. Cuando decide escribir una novela ambientada en los tiempos bíblicos, la pequeña mención de Diná en el Génesis y la acción brutal de los hijos de Jacob, le llama la atención y decide darle voz.

Ciertos grupos judaicos ven esta novela como un Midrash, la antigua tradición de interpretar los versículos bíblicos, un leer entre líneas y rellenar espacios para entender mejor su significado, pero la autora opina que es una novela sin más que puede ser leída por cualquier persona que no esté familiarizada con la historia bíblica.

Este es un libro para madres, hijas, hermanas, amigas….

Es un libro para la memoria, esa memoria que va de generación en generación transmitida oralmente por las mujeres.

Por ello esas mujeres que dieron muchos hijos a Jacob querían tener hijas «Para mantener vivo su recuerdo».

Como nos revela la protagonista de la novela su madre y tías le contaban anécdotas de su vida, de su juventud, sus amores, sus partos, sus miedos y esperanzas, «su boca no paraba de llenarme los oídos», y es precisamente en estos recuerdos que encontramos la inmortalidad de aquellos que amamos.

Es un libro para mujeres pero que es conveniente que lean los hombres.

Es un libro que emociona y asombra.

Es un libro que apetece compartir.

Por encima de todo lo que se cuenta en él, es una belleza, esa belleza irracional que hace sonreír, recordar, incluso llorar.

Merece la pena disfrutarlo.

[tags]La tienda roja, Anita Diamant[/tags]


Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando el LA TIENDA ROJA en La Casa del Libro.

     

51 comentarios en “LA TIENDA ROJA – Anita Diamant

  1. Akawi dice:

    ¡Vaya, vaya! Las dos diosas de Hislibris, mano a mano y codo con codo. Qué bonita os ha quedado la reseña, qué sentida y entrañable.

    Os haré caso y leeré este libro, siempre es aconsejable tener a mano un libro emotivo que te llene el alma.

    Gracias amigas.

  2. juanrio dice:

    ¡Que preciosidad de reseña! llena de cariño y de capacidad de transportar y de evocar. Hace que uno desee no sólo leer el libro, también dan ganas de cambiar la historia escrita y modificar un comportamiento tan dañino durante siglos. Gracias a las dos, me dais un motivo para la lectura y para la reflexión.

  3. ARIODANTE dice:

    ¡Qué texto tan poético os ha salido, chicas; Entrañable. Y si el libro va en ese tono, la verdad es que será muy agradable su lectura. ¿Cómo se os ocurrió hacerlo al alimón? Porque mira que os ha quedado redondo, ¿eh? ¡Enhorabuena a ambas!

  4. Aretes dice:

    Creo que ha resultado una buena combinación, rematada por la estupenda cabecera de Nuruialwen.

    Gracias por los comentarios y, aviso: no es fácil de encontrar, aunque aún no imposible.

  5. Dan ganas de echar a correr para encargarlo en la primera librería que encontremos… Como que voy ya.
    Saludos cordiales.

  6. Koenig dice:

    Duo de damas para una reseña que ha quedado mejor que el doble de bien.
    Felicidades.

  7. Hagakure dice:

    Deliciosa reseña. Me apunto este libro.
    Y la idea de reseñarlo entre las dos, ¿ Es una idea inspirada en la propia historia del libro ?.
    Enhorabuena y gracias.

  8. jerufa dice:

    Felicidades a las dos. ¡Que preciosidad!

  9. Valeria dice:

    Ya tengo a un librero buscando al libro desde hace días. Que sí, que funciona el boca a boca, el móvil a móvil, verso a verso.
    Entrañable la reseña, rubias.

  10. Ascanio dice:

    Las historias del Antiguo Testamento suelen ser, casi siempre, las historias de los hombres. Cuando la mujer aparece, lo hace de pasada, casi de puntillas, asomándose por un instante para servir de instrumento a los hombres y a Dios.
    En esta novela, las historias las protagonizan las mujeres. Las madres, las esposas, las concubinas, las hijas y las esclavas al servicio de los hombres y de Dios.
    La tienda roja es una historia de mujeres. Porque la mujer es el centro de la vida, es la fecundidad, la belleza, la entrega, la sumisión y el amor.
    Anita Diamant escoge a Diná para ponerle voz a todas ellas, pero podía haber elegido a cualquiera: a Lía, a Raquel, a Bilhá, a Rebeca… Porque la voz de todas ellas es la misma voz, la que se alza desde las tiendas del desierto o desde los palacios de Egipto. Es la misma voz a través de los siglos, a través de los pueblos y a través de los sufrimientos. La misma voz que obedece a los maridos, que acuna a los hijos, que acude a la llamada de auxilio de otra mujer o que maldice desgarradoramente a los que hieren a los de su sangre. Esa es la voz que se esconde, cada luna nueva, dentro de La tienda roja, a salvo de los hombres… y de Dios.

  11. Clío dice:

    Gracias, entrañable tropa. Pero en honor a la verdad tengo que decir y digo que lo mio solo han sido dos pinceladas en el bellísimo y lírico cuadro realizado por Aretes, que como es generosa me ha dejado colarme en su reseña, y no dejeis de leer el libro, os gustará.

  12. Ascanio dice:

    Pues serán dos pinceladas, pero lo cierto es que la reseña no podía reflejar mejor el libro.

  13. richar dice:

    Chapó Clío y Aretes, Aretes y Clío, buenísima reseña. Y gracias porque ya tengo candidata para regalárselo, si es que lo encuentro, claro :-)

    Un saludote,
    Richar.

  14. ARIODANTE dice:

    Dos pinceladas pueden dar el toque mágico o arruinar un cuadro, como sabes. Y las tuyas, sin desdecir del marco proporcionado por Aretes, de la que ya conocemos su magnífica manera de escribir, le han dado el brillo adecuado. Estupenda colaboración.

  15. Clio dice:

    Richar, creo que en Torrelodones hay una libreria que lo tiene, la 7 soles que no se si está en la Colonia.

  16. Aretes dice:

    ¿Que por qué la hicimos conjunta?

    Pues porque creo que en cuanto acabas de leerla tienes ganas de compartirla y qué mejor que con tus amigas. Clío había empezado su reseña, yo terminé la mía y conjugamos los dos textos. Y en los dos el sentimiento era el mismo.

    Igual que la mini reseña de Ascanio.

    Dos pinceladas, dos pinceladas… pero con mucho arte.

  17. clara dice:

    ¡Preciosa!!! me ha encantado esta reseña, por lo tanto el libro debe ser aún mejor y más … pues sólo con leerla me ha evocado un gran sentimiento, no sé que voy a dejar para cuando lea el libro!!! jejeje.

    Felicidades a las dos, os ha quedado preciosa, y las dos pinceladas son inigualables!!!

  18. Clio dice:

    De hecho, y aludiendo a lo que comenta Ascanio, la autora cuando comenzó a proyectar su novela tenía pensado hacer algo sobre Lía y Raquel pero al surgir la figura de Diná, decidió ponerla como protagonista porque su voz estaría unida a las de su madre y tías, y la verdad es que le ha quedado redondo.
    Y es cierto, es un libro que te gustaría que todo el mundo lo leyera, sobre todo las personas que quieres y aprecias, es lo bueno que tiene su lectura que une por muchos motivos, si resultar cursi ni empalagoso, al menos así lo hemos sentido Aretes, Ascanio y yo.

  19. Clio dice:

    “sin resultar” ay Dios!

  20. Publio dice:

    Muy buena reseña, os ha quedado muy bien. Y la idea de hacerla juntas es formidable, enhorabuena a las dos, y a Ascanio por su Post.

  21. nivga dice:

    Para los que quieran comprar este, al parecer, precioso libro; está de oferta en El Corte Inglés al módico precio de 5,95 europondios, en encuadernación de tapa dura con sobrecubierta y tamaño normal, no bolsillo. Después de leer la sentida y hermosa reseña, corrí a comprarlo ayer mismo, pues me parecía haberlo visto el pasado fin de semana en las mesas de libros de oferta que suelen poner en época de rebajas. Estoy hablando de Madrid, pero supongo que lo habrá también en otras provincias, porque suelen ser los mismos títulos. Y aunque lo compré en una pequeña selección que hay en la tienda del Distrito C (Las Tablas), el sábado también lo ví en la sucursal de Sanchinarro, acompañado de muchísimos más, también de tipo histórico. Y, por cierto, en las mesas de al lado había otros tropecientos de modalidades intriga y románticos.
    Espero que a alguien le sirva la información. Saludos cordiales.

  22. Valeria dice:

    Gracias, muchas gracias.

  23. Ascanio dice:

    Ayer leí este fragmento, y me acordé de mis chicas. Así que ahí va:

    Siempre me ha parecido injusto que la mujer nunca haya estado sola en el mundo. Adán tuvo un tiempo, ya fuera corto o largo, en el que pudo deambular a sus anchas en una tierra nueva y pacífica, entre las bestias, en plena posesión de su alma, y la mayoría de los hombres nacen con un recuerdo de ese periodo. Pero la pobre Eva lo encontró allí, reivindicando sus derechos sobre ella, en el mismo instante en que se asomó al mundo. Es algo que la mujer nunca podrá perdonar al Creador, pues siente que tiene derecho a que le devuelvan esa época del Paraíso.

    ¿A que es bonito?

  24. clío dice:

    Y cierto, muy cierto.Y para remate siempre nos cuelgan el sambenito de la manzana, si Adán no hubiera sido un zampabollos y hubiera tenido más personalidad……..!

  25. pepe dice:

    A ver, que lo he comprado. Para que lo lea mi mujer, naturalmente, ya os haré saber qué le ha parecido, cuando termine de leerlo. De momento aprovecho para felicitaros por la reseña. He comprado también la edición del Quijote a cargo de Florencio Sevilla, que estaba al lado. Me ha costado un euro menos que la dichosa tienda. Cosas veredes…

  26. Clío dice:

    Pepe, tu también puedes leerlo, de verdad, y te verás gratamente sorprendido.

  27. Ascanio dice:

    Ah, yo quería decir una cosita que se me olvidó en mi comentario.
    Dentro de que todo el libro me parece estupendo, me resultó más bonita la primera parte, hasta que sucede el acontecimiento que narra la Biblia.
    Los que lo hayan leído sabrán a qué parte me refiero.
    La segunda mitad también es fantástica, pero no sé, la primera me parece más íntima, más tierna y más emotiva.
    Eso sí, el final del libro es maravilloso, y os aseguro que entran ganas de llorar (pero de bonito, ¿eh?).
    ¿A que sí, Aretes y Clío?

  28. pepe dice:

    Vale, vista la insistencia estoy dispuesto a comprar otro ejemplar para regalárselo a mi hermana.

  29. Ascanio dice:

    Pepe, la insistencia es para que te lo leas tú, no para que le endiñes el libro a toda individua del sexo femenino…

  30. pepe dice:

    Ahora que lo dices, Milagros tiene una amiga a la que le gusta mucho leer… Pues nada, nada, le compro también otro ejemplar. Oye, ¿y a mi madre le gustará?

  31. Clío dice:

    Ay Pepe!

    “Es un libro para mujeres pero que es conveniente que lean los hombres”

    Efectivamente Ascanio, la gran mayoria de amigas que lo han leido coinciden en que es mejor la primera parte que la segunda, aunque el conjunto es sublime!.
    ¿Os he dicho que envié la reseña a la autora? pues me contestó al dia siguiente dándome las gracias y prometiendo ojear nuestra web, ¡qué simpática!

  32. ARIODANTE dice:

    Vaya, me estais poniendo los dientes larguisimos! Acordaros de prestarme uno cuando vaya en abril.

  33. Ascanio dice:

    Ah, otro olvido. El fragmento que puse el día 16 no es de esta novela. Es de un relato corto escrito por…
    … se admiten apuestas. Pero no lo vais a acertar.
    Aretes, tú no juegues, que ya sabes la respuesta.

  34. Casio dice:

    Hum… ¿Lucía Etxebarría, Ascanio?

    (Vaaaale, iba con intención aviesa).

  35. pepe dice:

    ¿Isabel San Sebastian?

  36. Ascanio dice:

    Anda que…
    Como sois unos petardos, ahí va la solución:
    Isak Dinesen, en una colección de relatos titulada “Siete cuentos góticos”.
    Ea.

  37. Casio dice:

    Mira, no lo sacábamos ni de casualidad.
    De todas maneras, que sepas que lo de desvelar un misterio, así por las buenas, sin una mala pista ni nada… ¡no se hace!

    A ver si pepe se anima a poner otro trocito de adivinar.

    PD: Lo de petardo iba por pepe-tardo, ¿verdad? Qué chunga eres…

  38. Ascanio dice:

    Sí, sí, disimula, que te crees tú que lo ibais a acertar… ¡ni con chorrocientas pistas!
    Tú si que eres chungo y requetechungo, Casio-modo de Notredame.

  39. pepe dice:

    Vale, aquí va otro concursito como pide Casio, pero en lugar de adivinar el autor hay que adivinar la frase que dice el personaje y que está con el signo ???. Por supuesto, sin usar el Google. El premio: una cena con Urogallo en un lugar romántico.

    -Sin embargo, aún no he sabido explicarme qué fue lo que me hizo llegar a todo aquello…
    -A lo mejor, una sola frase.
    -Una sola frase, es verdad. Ahora veo claro que me sentí subyugada cuando mirándome fijamente en el campo, me dijo…
    -???

  40. juanrio dice:

    Yo lo se, yo lo se…..la gallina……

  41. Valeria dice:

    ¿En qué lugar romántico es la cena del premio?

  42. pepe dice:

    En el Bulli, naturalmente. Esa noche, el restaurante abrirá sus puertas sólo para ellos. Como el presupuesto que Javi pone a mi disposición ea más que de sobra para pagar la cena, he puesto un anuncio para buscar además a alguien que toque el piano y cante. Ha respondido un tipo a quien no conozco de nada, y que me ha enviado esta canción como prueba. ¿Le contrato?

    http://www.youtube.com/watch?v=kM9-ijq3TI4

  43. cavilius dice:

    ¿El Bulli? Vaya, pues con Ferran Adrià yo tengo una relación de amistad del 50%. Yo le conozco a él pero él a mi no. Pero nos cruzamos muy a menudo por las Ramblas de Barcelona (una vez le vi entrando en un taxi mientras se acababa de comer algo que me pareció típica comida fast food). Si queréis le digo que os haga un precio especial o algo así.

    Además, el hombre es de l’Hospitalet, como un servidor. Eso cuenta mucho…

  44. Ascanio dice:

    Javi, cómo se nota que eres un finolis de la capital. La “s” de “eins” te delata.
    Yo creo que el texto de pepe es del relato ganador de Cavi. Por lo de la gallina que dice Juanrio…

    1. Javi_LR dice:

      Más bien, chulesco de Lavapiés.

  45. Aretes dice:

    A ver… me barren ésto, por favor, que una falta un ratito y ya te dejan todo hecho un asco.

    Bueno, la musiquilla de Pepe puede quedarse.

  46. Valeria dice:

    (Contrata al del piano, Pepe, contrátalo. La canción de prueba…superada).

  47. Magda dice:

    En mi pais, Costa Rica no se consigue el libro. Es una lastima, por todos los comentarios deseo enormemente leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.