LA RESTAURACIÓN MEIJI – William Gerald Beasley

Fukoku kyōhei (país fuerte, ejército fuerte).

Supongo que los que hayan visto El Último Samurái les habrá quedado la idea general del final de los samuráis como unas secuencias de acción donde aparece Tom Cruise haciendo del típico salvador blanco de Hollywood en batallas entre katanas y armas de fuego. Realmente la historia fue más compleja, y este libro nos permite conocer con bastante detalle lo sucedido, aunque en algunos momentos puede resultar algo denso en su contenido.

Arranca mostrando el Japón de los Tokugawa con sus condicionamientos económicos, sociales y de pensamiento político, que ya para inicios del S. XIX muestran unas crecientes grietas en su estructura con el ascenso económico de ciertas clases sociales inferiores como los comerciantes y los campesinos adinerados, mientras los samuráis, subdivididos en muchos rangos, empiezan a tener problemas para mantener su estatus. 

Al mismo tiempo, la aparición de los barcos negros de Perry supone un peligro manifiesto para Japón, cuya clase dirigente estaba al tanto de lo que iba a pasar, pues conocía el desastre sucedido en China ante los occidentales lo cual les causaba temor. Serán los problemas internos y la amenaza externa que se conjuntan para que sean los propios samuráis los que se impulsen los cambios políticos.

Ello va tanto desde posiciones más tradicionales como las de varios daimios y varias corrientes partidarias de volver a una sociedad “ideal” agrícola; otras posturas partidarias de realizar adaptaciones parciales mientras se moderniza la sociedad aceptando los tratados desiguales mientras el país se rearma desde posiciones más reformistas, como las de ciertos daimios que buscan reafirmar su poder y limitar el dominio que hasta el momento ejercía el Bakufu; también posturas legitimistas que van desde las encaminadas a reforzar la Corte Imperial (pero la idea de eliminar el Sogunato no es inmediata), a las más radicales, como los “hombres de espíritu”, formados por samuráis de rangos bajos (aunque muchas veces los dirigentes eran de rango medio) decididos a expulsar a los “bárbaros”. Curiosamente, los japoneses que viajaban al extranjero pronto se daban cuenta de la necesidad de modernizar el país y no tanto de volver al pasado echando a los extranjeros.

En ese conglomerado de corrientes e ideas, el autor nos muestra los movimientos y acciones de unos y otros, mientras el Bakufu trata de mantener el control y para evitar lo peor pactar con los occidentales, cuyas demandas se harán más exigentes por imposición de tratados desiguales por parte de EEUU y Gran Bretaña, a la vez que se enfrenta a una creciente disidencia interna.

Disidencia que va evolucionando y variando entre los daimios y los grupos en medio de golpes de estado y enfrentamientos, y acaba llevando a Satsuma (conservador, pero económicamente reformista) y Chosu (más radical) a formar el bloque legitimista y a retar al gobierno. Pero su victoria no lleva a un nuevo Sogunato, sino que los ahora dirigentes ven que necesitan un reformar el país ante la amenaza exterior, demostrada en los reveses en guerras locales contra los europeos. Y en un giro, el sistema samurái se enfrentará a su propia destrucción, pero integrando sus ideales y condicionamientos en el nuevo mundo que se crea.

En conclusión, un excelente libro para conocer ese momento de la Historia de Japón y el cambio que se produjo. Está completado con mapas y cuadros y fotografías de la época y de los personajes.

     

8 comentarios en “LA RESTAURACIÓN MEIJI – William Gerald Beasley

  1. Vorimir dice:

    Buena reseña APV. Un periodo muy interesante que forjó un país clave en la historia del siglo XX. Hace tiempo leí un libro sobre el tema e iba a reseñarlo pero me puse con otras cosas y nada y ya ha pasado el momento.

  2. Arturus dice:

    Interesante libro. La restauración Meiji es clave para entender el Japón actual y cómo este pasó de una sociedad feudal a incorporarse a la era moderna. Apuntado queda.

  3. APV dice:

    Fue un cambio importante condicionado por la situación interna y externa. Quizás el ser una clase dirigente militar la hizo más proclive a tratar de adaptarse para obtener fuerza frente a los chinos que fueron más inmovilistas.
    Pero aún así integrarían en el nuevo mundo muchos elementos de la propia sociedad samurái.

    1. Vorimir dice:

      Curiosamente en el DVD de El último samurai hay un documental sobre la época y los sucesos históricos y te desmitifica la propia película diciendo que realmente la rebelión fue por parte de una casta privilegiada que no quería perder sus privilegios y que en la película lo endulzan mucho.

      1. APV dice:

        Si, en cierta manera fue una clase social que había mantenido el dominio e incluso impulsado el cambio que ahora se veía perdiendo todo lo que les daba poder.
        Algunos se adaptaron cambiando el modo de vida, otros pasaron a ser la clase dirigente de la Era Meiji; pero otros se vieron marginados y tomaron por ellos las armas.

        Todo es bastante complejo, e incluso este libro detalla los problemas y contradicciones que supusieron esas décadas de transición.

  4. Historicus dice:

    Hola, una curiosidad sencilla ¿hasta qué año llega?

    1. APV dice:

      Pues se extiende durante la Era Meiji más allá del cambio tras la guerra Boshin y las rebeliones de fines los 70 mostrando algo el nuevo paradigma de las décadas de 1880 y 1890, con una clase dirigente ya menos samurai pero que ha absorbido algunos de sus elementos y el comienzo de la expansión exterior.

  5. Urogallo dice:

    Vaya, una lectura antigua pero provechosa. Lo tenía en el baúl de mi memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.