LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL (I) – Martin Gilbert

La Primera Guerra Mundial Siempre había querido saber un poco más sobre la Primera Guerra Mundial, la Gran Guerra como la llamaban. Y ahora entiendo porqué. Menudo conflicto. 4 años (1914-1918), más de 9 millones de soldados y 4 de civiles muertos. Y sin armas de destrucción masiva. Lo más parecido, el gas tóxico, que se estrenaba en un conflicto armado.

El libro está bien, en línea con los que cuentan estos conflictos: la guerra la relata mes a mes, contando lo ocurrido en cada frente de batalla, en el mar y en el aire, combinándolo constantemente con testimoniales, trozos de cartas o diarios escritos esos días y algo que me ha llamado la atención, gran número de poesías escritas por los propios soldados.

Hasta ahora me sonaban batallas como el Somme, Verdún o Gallipoli, pero gracias al libro he descubierto que durante la I Guerra Mundial hubo más de una docena de frentes de batalla, desde el norte de Italia, hasta Mesopotamia, pasando por Polonia o Palestina. Es decir, todo el planeta enfrentado en dos mitades.

Me pareció curiosa una anécdota que decía que al comienzo de la guerra, tropas inglesas conquistaron una plaza fuerte alemana en algún lugar recóndito de África, gracias a que los soldados alemanes desconocían por completo que hubiera estallado una guerra entre ambos países. Lo que hacen las comunicaciones.

Y desde luego, lo que más me está impactando, es el tipo de combate, supuestamente “moderno”, pero basado en “voy a intentar aplastarte a base de mandar más hombres que tú al frente”. Es decir, la facilidad con que los mandos enviaban soldados a ser masacrados. La idea era, “quiero conquistar esa trinchera, así que necesito enviar más hombres del número de balas que tiene el enemigo”. Triste, ¿no?

En fin, si eso era el combate moderno, apaga y vámonos.

13 Respuestas a “LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL (I) – Martin Gilbert”

  1. admin Dice:

    Sir Martin Gilbert no era el Biógrafo de Churchill?

    Puak@kalabaza.net

  2. admin Dice:

    no he leído el libro, pero la verdad es que no hay más que echar un vistazo a las librería para ver cómo la IGM está empezando a atraer al lector español, que hasta ahora se dedicaba más a la IIGM, mucho más publicitada por varios motivos.

    digo al lector español, porque en el resto de europa “la guerra que
    acabaría con todas las guerras” dejó una huella más profunda si cabe de la que luego dejaría la segunda. No hay más que echar un vistazo al calendario francés para ver qué armisticio se celebra como fiesta nacional, o darse un garbeo tan cerca como por el sur de francia para ver como la cantidad de memoriales y lápidas dedicadas a los caídos superan con creces a la de las víctimas de la IIGM. No es la menor razón, y valga como comentario incorrecto, el hecho de que para muchos franceses es bastante más cómodo recotrdar y asumir el papel jugado en esta guerra, por trágico que fuese, al más equívoco jugado en la segunda.

    es curioso ver cómo no sólo esta guerra sino el período de entreguerras posterior y la viena de fin de siglo están tendiendo una especie de revival, al menos a juzgar por los libros publicados en los últimos años. ¿ Habrá algún paralelismo con al situación actual?

    en fin, me permito hacer algunas recomendaciones para quien le pueda interesar:

    1. COMICS. cualquiera de Tardi, especialmente:

    – LA GUERRA DE LAS TRINCHERAS
    – EL SOLDADO VARLOT
    – LA ULTIMA GUERRA
    – ADIOS BRINDAVOINE

    Buen ejemplo de la obsesión francesa por esta guerra, en el resto de sus libros, siempre encontrarás alguna referencia a personajes o situaciones de la IGM. Imprescindible.

    Otros interesantes son:

    – WHITE DEATH, de Morrison y Adlard. Sólo en inglés, pero basado en la guerra de trincheras en el poco conocido frente italo-austriaco, y en cómo las avalanchas eran utilizadas como arma de guerra.

    – AS DE PICAS, de George Pratt. Mezcla de recuerdos entre un piloto alemán de biplanos y un fusilero americano en Vietnam. Muy recomendable.

    2. LIBROS. Más allá de los libros de historia pura y dura, para qe que le gusten las historias de primera mano, es fundamental TEMPESTADES DE ACERO, del políticamente incorrecto Ernst Jünger. Lo más alejado posible de un libro antibelicista, el primer libro, escrito en las trincheras, del autor de RADIACIONES. Es-pez-luz-nan-te.

    3. CINE. Cómo no, SENDEROS DE GLORIA de Kubrick y CAPITAN CONAN de Tavernier. Peliculones.

    4. Una curiosidad para el freak o el turista aburrido: el museo IN FLNDERS FIELDS en Ieper, en Flandes, Bélgica ( Ieper es el nombre flamenco para Ypres, donde la famsa batalla.) El museo es bueno, con reconstruccioes muy realistas de trincheras, audio incluído. Muy interesante los conflictos entre valones y flamencos en la propia guerra, cómo los médicos encargaban fusilamientos para los heridos de pega, y muchas otras cosas. Aún así, lo mejor es acercarse en coche y pasar por DECENAS de cementerios de guerra de la commonwealth, franceses, belgas…
    Recomendable ir en primavera, y ver todas las amapolas de los campos flamencos. A día de hoy, si vas a Inglaterra en el día del armisticio, verás a los viejetes con una Poppie en el hojal.

    Otra curiosidad: ver la lápida conmemorativa de la iglesia del pueblecito de Ainhoa, en el país vasco francés. En euskera, caídos por la gloire de la republique. Mola.

    Bueno pues eso es todo.

    Enhorabuena por el blog, le seguiré la pista.

    Javier

  3. admin Dice:

    Vaya, jamás pensé que con el primer post iba a dar con tu tema “estrella”… o espero que así sea, porque como sepas más de otros que de la IGM, vamos apañados :-)

    En fin, se recogen todos tus comentarios y se apuntan todas tus menciones para ampliar la biblioteca.

    Y totalmente de acuerdo contigo en que la IGM merece una especial atención, que de la II todos sabemos más o menos cosillas, pero la I tiene muuuuuucha miga.

    Saludos,
    Richar.

  4. admin Dice:

    Respuesta a Puak

    Efectivamente, Martin Gilbert fue biógrafo de Churchill… ¡¡no lo sabía!!

    Gracias por el descubrimiento :-)

    …llegó a ser ayudante de investigación de Randolph Churchill. Tras su muerte, Gilbert le sucedió como biógrafo oficial de sir Winston Churchill y escribió seis de los ocho volúmenes de su biografía. También preparó la edición de diez volúmenes de documentos del mandatario.

    Saludos,
    Richar.

  5. admin Dice:

    Cierto, era un poco fuerte, pero creo q me resulta mucho más fácil de aceptar que “trazo el blanco con la guia laser desde el satélite, lanzo el misil y me crujo a N personas de las que 500 eran civiles y 5 militares”. Cierto es q pocos civiles quedaban en tiempos de la Grande entre los varones mayores de 15 años, pero al menos no se hacían las barbaridades modernas.
    Sería interesante comparar cifras de bajas en una guerra al estilo clasico (primera) y una más moderna (vietnam, golfo o cualquiera de estas)

    Puak@kalabaza.net

  6. admin Dice:

    Si no recuerdo mal, hace poco oí en las noticias que desde que comenzó la invasión de Irak, los estadounidenses habían sufrido algo así como un millar de bajas. Leyendo sobre la I Guerra Mundial, es algo totalmente normal ver que las bajas de un avance por ganar una miserable trinchera eran miles, decenas de miles y en algunos casos cientos de miles. No sé, cuesta concebir esas cifras cuando en el libro lees sus nombres, sus cartas a familiares, sus poesías, etc… y te imaginas sus caras.

    Richar.

  7. admin Dice:

    Un millar de bajas reconocidas. Claro que hay q tener en cuenta q eso no fue una guerra, sino una ocupación. Los Marines iban de paseo, pero… ¿como cayeron en vietnam, con apaches, armamento moderno, bombas de racimo y demás? ¿también hubo “solamente” unos pocos millares de muertos?
    También hay que tener en cuenta la duración de un conflicto y contabilizar las bajas de acuerdo con el tiempo que ha durado la guerra. ¿cuantos morirían ahora en una guerra con la duración de la Grande o de la Segunda? ¿¿¿TODOS???

    Y si, estúpidas fueron las tomas de control de ciertos puntos considerados “estratégicos”. Pero, acaso no lo es ahora perseguir el control de torres metálicas manchadas de negro para colgarles, una vez la victoria es conseguida, un cartel de Shell?

    al menos, los motivos de antes perecían (y digo “parecían”), más razonables y honestos (aunque no lo fueran en absoluto)

    puak, el tocapelotas, @kalabaza.net

  8. admin Dice:

    Más que honestos diría, ¿¿”imperialistas”??

    Saludos,
    Richar.

  9. admin Dice:

    Así es: en la primera batalla de nuestra reciente historia de España, la de Covadonga, don Pelayo contó con unos 300 hombres armados con los que hizo frente a un grupo expedicionario sarraceno, algo mayor en número, mandado por Alkama. La victoria obtenida con tan escasos recursos humanos fue el origen de todo un reino, el Asturiano y el inicio de una “Reconquista”. Una de las últimas batallas libradas en nuestro país, la del Ebro, que se prolongó entre julio y noviembre de 1938 hizo entrar en combate a 250.000 soldados, de los que 100.000 fueron abatidos (muertos, heridos o mutilados). Y todo por ocupar Gandesa.

    Anthos.

  10. laura Dice:

    no me gusto por q no dice bien cuantos muertoa hubo

  11. David L Dice:

    Los aficionados a la IGM podrían comentar qué diferencias, o cuál de los dos libros que voy a mencionar es el mejor para un conocimiento global, aspectos económicos-sociales-militares:

    IGM de Martin Gilbert

    La GRAN GUERRA, de John H. Morrow

    Un saludo.

  12. richar Dice:

    Buf, yo no he leído el de Morrow, pero el de Gilbert recuerdo que me gustó, aunue hace que lo leí la turra de tiempo, y era bastante introductorio, por así decirlo.

    Slaudos,
    Richar.

  13. sara Dice:

    la verdad tampoco he leido el libro pero si me interesa saber de que trata yo se q es de la primera guerra mundial pero me daria gusto de lerlo para saber algo mas del libro pero como no tengo $ para comprarlo y me daria gusto lerlo.
    att.sara

Deja una Respuesta