LA PINTORA DE SHANGHAI – Jennifer Cody Epstein

LA PINTORA DE SHANGHAI, Jennifer Cody Epstein

LABIOS ROJOS PINTADOS
 «Lánguida, salta del columpio y contempla sus manos delicadas.
 Flor que envuelve el rocío, el sudor humedece
 -una apenas neblina- su ligera camisa.
 Un visitante llega y ella, azorada, corre
 -las medias arrugadas, tres horquillas perdidas-,
 vuelve y al entornar la puerta, curiosa,
 mientras huele un membrillo verde, atisba.»
 LI CH’ING-CHAO (Poetisa china, 1084-1151)

Para Octavio Paz, este poema es de «una extraña ambigüedad». Aunque muchos piensen que trata de las idas y venidas de una adolescente que descubre la sexualidad, en realidad, él lo interpreta como una escena de burdel: la protagonista es una joven prostituta que, de pronto, ve aparecer a un cliente. Está escrito de tal manera que provoca en nosotros perplejidad y simpatía («todo esta dicho y nada se ha dicho»).

La novela cuenta la vida de la pintora Pan Yuliang (1899-1977) que, a la edad de 14 años, fue vendida por su tío a un burdel de Wuhu en la provincia de Anhui, con la finalidad de poder seguir financiando su afición al opio. Recibió de él, sin embargo, una esmerada educación, enseñándole a recitar poemas antiguos que, años más tarde, servirían a la protagonista para que Pan Zanhua se enamorara de ella, convirtiéndola en su concubina. El hilo conductor del relato viene marcado por los poemas de Li Ch’ing-Chao. Pan Zanhua inicia un poema y ella lo continúa. La vida de la pintora será, pues, un reflejo de estos versos: uniones y separaciones, ausencias y quejas por la lejanía, placer y goce…

En Shanghai ingresa en la Escuela de Arte, donde se interesará, sobre todo, por la pintura occidental, iniciando así un tipo de obras en donde fusiona los estilos tradicionales chinos (tintas) con la estructura y colores de la pintura moderna al óleo.

Tras su graduación, recibe una beca del gobierno chino que, con la ayuda de su benefactor, le permitirá pasar 7 años entre París y Roma. Su inclinación por Cézanne y los fauvistas (en particular, Matisse) se verá plasmada en sus obras, en especial, en los desnudos, de una gran fuerza vital, a los que les imprimirá un ligero toque erótico, y en sus paisajes, sus autorretratos, sus retratos de amigos, sus pinturas de animales y en los arreglos florales.

Más tarde enseñará en la Escuela de Arte de Shanghai y en el Departamento de Arte de la Universidad Central de Nanking. Entre 1929 y 1936 realiza cinco exposiciones personales, a pesar de que la conservadora sociedad china rechace sus cuadros de desnudos, calificándolos de depravados. Las convulsiones políticas por las que atraviesa el país, junto con su controvertido pasado, que es vox populi, y su arte que no agrada, le obligan a volver a Europa. En 1937 se instalará de nuevo en París.

Por su accidentada biografía sabemos, no obstante, que nunca adoptó la nacionalidad francesa y que, a pesar de los premios y reconocimientos, no tuvo contratos con galerías, manteniendo su independencia hasta el final. Recibirá, en 1959, el Premio de Oro de París y el Premio Plata de Bélgica. Sin embargo, vivirá en la más extrema pobreza, hasta su muerte en 1977, siendo enterrada en el cementerio parisino de Montparnasse. Legará todos sus cuadros a su ciudad natal, Anhui (China), donde hoy existe un museo en su memoria. Hay obra suya, además, en la Galería de Arte Moderno de París, en el Museo de Arte Asiático Cernushi y en la Galería Nacional de Arte de Beijing. Sobre su vida se realizaron dos films: uno del director Stanley Kwan, Soul of a painter y otro de Shuqin Hunang, Hua Hun.

El argumento de la novela de Jennifer Cody Epstein se detiene, precisamente, en el momento de gran esplendor de su vida parisina. La autora de la novela se adentra en el mundo de la pintora con bastante acierto. Plasma la psicología del personaje, desde sus comienzos en el burdel, su vida de concubina con Pan Zanhua, su amor por la poesía y los comienzos en la pintura. Nos describe, asimismo, sus pensamientos más íntimos, sus miedos y su afán de superación. Lo que nos permite sumergirnos en el mundo de Pan Yuliang: en su vida, que fue una mezcla de suerte, amor, nostalgias, alegrías y soledad profunda.  

[tags]La pintora de Shanghai, Jennifer Cody Epstein[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “La pintora de Shanghai” en La Casa del Libro.

     

18 comentarios en “LA PINTORA DE SHANGHAI – Jennifer Cody Epstein

  1. pepe dice:

    Bravo, Clío, qué reseña tan maravillosa. El personaje es merecedor de una y de cien novelas, a condición de que todas ellas tengan reseñas que estén escritas de forma tan conmovedora como ésta y se acompañen de alardes técnicos tan oportunos. Enhorabuena.

  2. Clío dice:

    Gracias Pepe! tú siempre tan galante, pero con respecto a los alardes técnicos he de decirte que en primer lugar el PowerPoint con las pinturas se ha realizado en parte con la paciencia del esposísimo y el segundo tecnicismo, llevarlo a la reseña con el fin de que se pudiera ver en la PAPRI se lo debemos, con infinitad gratitud porque ha quedado muy original, a nuestra marciana favorita, Ascanio. Así que debeis felicitarla a ella, y por supuesto a Nurialwen por tan preciosa cabecera, yo solo me limite a leer el libro y dió la casualidad que me gustó, gracias por dármelo a conocer en mi anterior reseña.

  3. juanrio dice:

    Entonces les doy las gracias a todos, Clío, pero empezando por tí. EL poema es una preciosidad y, me imagino, gracias a su traductor/a parece escrito en éste siglo y no hace 900 años.

    Desconocía por completo la existencia de ésta pintora y aunque se le notan demasiado las influencias, sus cuadros llaman mucho la atención. Además debió llevar una vida singular…

  4. Clío dice:

    Pues Juanrio, no sé quien es el traductor/a, buscando cosas por internet de esta poetisa dí con un articulo de Octavio Paz, y allí estaba el poema y su interpretación, efectivamente me dí cuenta que con respecto a otros poemas había bastante y diferentes traducciones, cuando llegue a casa miraré el articulo y veré de iluminarte algo más.
    Con respecto a la pintora, efectivamente sus influencias son claras, a mi me gustan mucho los desnudos como el que nos ha puesto Nuri, parecen caligráficos, y algunos de los que he titulado: mujeres chinas. Aqui es donde veo yo la originalidad de Pan Yuliang, así como en algunos de sus autorretratos.

  5. Valeria dice:

    A mi también me gustan esos dibujos “caligráficos”. Hermosa, la caligrafía china. Y el poema. Un gran descubrimiento.

  6. Ascanio dice:

    Yo también desconocía la existencia de esta pintora, y desde luego es para escribir un libro sobre ella. Me gustan mucho los colores de uno de los bodegones (foto nº 20), y me ha hecho sonreír la pintura nº 7. Es que no nos quitamos los tópicos ni en pintura (nunca mejor dicho).
    Y de infinita gratitud, nada de nada, Clío; lo he hecho con mucho gusto. Y además, de esta manera, esta estupenda reseña también es un poquito mía.

  7. Derfel dice:

    Una reseña interactiva!! Qué chula…Reconozco que entré por el rollo erótico-sensual, pero luego la leí y me gustó.

    Eso sí, el libro ese no lo pienso leer en la vida: pero bueno, para eso está Mrs. Clío, para aportar la sensibilidad y elegancia que a otros nos falta.

    Un saludo, Sra. Rubia Elegante.

  8. Berta dice:

    Magnífica reseña Clío. ¡Qué personaje más interesante! Supongo que no da para sólo un libro, si no para varios, una vida tan intensa. Y además nos das a conocer su obra píctorica, para que nos impliquemos más con el personaje. Qué gran acierto. Felicidades al esposísimo y a Ascanio por la parte que les toca.

    ¿Crees que Pan Yuliang fue feliz con su vida? ¿Queda claro en el libro? Una vida tan atormentada desde la infancia, debió marcarla incluso en los momentos más álgidos de su vida.

    Saludos,

  9. Clío dice:

    Gracias chicos, me alegro que os gusten las pinturas y el poema.

    Ascanio, me temo que el cuadro al que te refieres, el título es culpa mia, cuando hacía la búsqueda de las pinturas, en pocos cuadros ponian sus nombres , por tanto me los inventé, este en concreto, al ver a la Sra con su mantón de Manila y el abanico, salió solo, sin pensar.

    Derfel, lo puedes leer ¡de verdad!, ¡mira! entre novela negra y novela negra, una manchita de color.

  10. Ariodante dice:

    Clio, guapa, ¡¡Enhorabuena!! Muy buena reseña, powerpoint inclusive. No tenía idea de esta pintora! Es increíble la cantidad de mujeres artistas que van apareciendo y de las que no sabíamos naada! Ya te puedes apuntar varios tantos a tu favor, Clío. has hecho un estupendo trabajo y un estupendo descubrimiento. Intentaré hacerme con el libro.
    Si, sus pinturas son una mezcla de Matisse y de Balthus (que era un grandísimo admirador de la pintura oriental), lo cual no es de extrañar porque viviendo en París en esa época, ya me contarás… Muy bonitas, si; preciosas algunas.

  11. Clío dice:

    Gracias Ario, pues he de lanzar una sonda: las películas que menciono son del todo imposible encontrarlas por los cauces normales (Emule y otros) tengo a una persona amiga localizándolas, pero nada de nada, y me hubiera encantado verlas antes de hacer la reseña, si alguien sabe de algún sitio desde donde se puedan bajar….. agradecidita estaría para siempre.

    Berta, si que fue una vida dura y al final muy solitaria, Pan Zanzua, su “esposo” chino, muere en 1959. Y efectivamente parte de su vida se ve marcada por su entancia en el burdel, pero su amor por lo que hacía, la pintura, suplió muchas carencias emocionales.

  12. Clara dice:

    Aquí tu fan nº 1!!!! He tardado pero ya la he leído… me ha encantado!!!! Otro libro más para leer…. con todos los que me esperan!!! nada chica, que al final voy a trasladar tu biblioteca a mi casa, jejeje!.

    La verdad que me ha encantado la historia en sí, ya sabes…. lo mío es la tragedia… y la vida de esta peculiar pintora me llama muchísimo la atención, en fin, qué le vamos a hacer!!! me va el drama!! Además, me ha recordado un poco, al leer tu reseña, a las novelas que leía de jovencita de Pearl. S. Buck, y me ha dado mucha nostalgia.

    Por último, me ha encantado la presentación, ha sido muy original e informativa, porque como todos no tenía conocimiento de esta pintora, y mucho menos de su obra, que al ver esta última, me han dado aún más ganas de leer el libro porque se acerca muchísimo a mis gustos en pintura. También al ver estas obras me ha entrado de nuevo nostalgia de cuando estuve en París en el Museo d’Orsay Qué felices tiempos aquellos!!!

    Estupendo Clío, como siempre preciosa tu reseña, con poema y todo.

  13. Akawi dice:

    Mis felicitaciones Clío es una reseña estupenda, toda ella llena de poesía.

    Tampoco conocía yo a esta pintora y me ha llamado mucho la atención el cuadro de la maternidad, me gusta su estilo en general.
    Me imagino el revuelo al presentar sus desnudos en China.

    Muy original la manera de presentar, en la misma reseña, sus pinturas, creo que entre Ascanio y tú habéis abierto una puerta nueva a la presentación de las reseñas en la Papri.

    Abrazos

  14. Laurence dice:

    Preciosa reseña Clío, me ha encantado. Y encima me has resuelto una consulta que tenía pendiente de hacía semanas por falta de tiempo. Leyendo una novela aparecía esta pintora y se mencionaba sus desnudos, y anoté el nombre para buscar si era un personaje real o de ficción. Y mira por donde… Ahora no tengo que buscar el dato, pero sí me toca anotar el libro que me ha picado el gusanillo.

    Por cierto, muy completa la reseña con el powerpoint :)

    Saludos.

  15. Clío dice:

    Me alegro que os guste a todos.
    Laurence, ¿qué novela leías que aparece Pan Yuliang?

  16. Laurence dice:

    Hola Clío. Disculpa que no haya contestado antes, el trabajo y los exámenes me han absorvido por completo hasta hace un par de días.

    La verdad es que no estoy segura de cuál era la novela en la que aparecía el nombre Pan Yuliang y la referencia a sus desnudos. Lo que sí es seguro es que fue en una novela japonesa porque recuerdo que después de semana santa tuve una racha de literatura japonesa bastante considerable. ¿Kawabata, Soseki, Kaya-nosequé (que ahora no recuedo el nombre y era la primera vez que lo leía)? Si reviso la sección nipona a ver si lo encuentro y te digo.

    Saludos.

  17. 克莱拉 dice:

    Yo también me uno a la avalancha de elogios por tu reseña. ¡Enhorabuena! y continúa con esta ilusionante tarea. Me dejarás el libro…

  18. Clío dice:

    Gracias, gracias, aunque ya me dirás como se pronuncia tu nombre, querido/a amigo/a chino, y aunque el libro ha viajado hasta la insigne ciudad de Híspalis, no dudes que a la vuelta puedes contar con él….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.