LA MÁSCARA DE APOLO – Mary Renault

La máscara de ApoloMary Renault nos presentó por mediados de los años sesenta la mayor parte de sus grandes obras, casi todas ellas relacionadas con el mundo helénico. Reconozco que previamente me había negado a leer alguna de sus obras por diversos factores, entre ellos: falta de dinero (casi todas están publicadas en Edhasa, pasta dura), falta de tiempo y hasta prejuicios respecto de que sus obras tenían un factor de homosexualidad repugnante. Pero creo que con el tiempo uno va aprendiendo a valorar las cosas y, en especial los libros, por su contenido implícito y no por rumores estúpidos o ideas preconcebidas.

Así pues cayó en mis manos “La Máscara de Apolo”. Particularmente me llamó la atención que estuviera enfocada en el mundo griego hacia mediados del Siglo IV A.C. Recientemente terminé “Vientos de Guerra” y me dejó gran sabor de boca pero a la vez mucha curiosidad por las secuelas inmediatas de la Guerra del Peloponeso y la conformación del orden político de la post-Guerra. Creo que en esta materia la obra de Renault no decepciona ya que cuenta con un altísimo rigor histórico y sobre todo estoy convencido que su talento se centra en los detalles: La vida cotidiana de la antigua Atenas, los desvaríos políticos de los siracusanos, los ideales de Platón en cuanto a la polis contenidos en su Republica, y ni se diga de las puestas en escena de varias de las obras de poetas trágicos clásicos como Eurípides, Esquilo, Sófocles y el mismo Dionisio (el Viejo, Tirano de Siracusa).

La novela es contada a través de la mirada de Nicérato, un famoso (aunque ficticio) actor griego de mediados del siglo IV que, por azares del destino, se verá involucrado en las luchas de poder de la post-Guerra, principalmente los sucesos acontecidos en la Siracusa de los Dionisios. Ello nos lleva a tener personajes muy atractivos como Platón en los eventos principales de la novela. Si bien creo que los pensamientos filosóficos de Platón no son tan bien desarrollados como uno lo esperaría, sus ideas respecto de la función del gobernante me parecieron muy consistentes con el relato de los acontecimientos. Asimismo, encontraremos a Dión (una especie de Alcibíades siciliano) del que al parecer Platón estuvo profundamente enamorado y un político destacado en el restablecimiento de la democracia en la isla. Al final de la obra aparecerá a otro personaje que por el año en que transcurre la trama hubiera resultado un pecado no incluir. Lo dejo a su imaginación.

Este es uno de esos libros que se te quedan marcados eternamente en la memoria por la serie de eventos que suceden alrededor de la trama principal, es decir, una obra de teatro. Es magistral la forma en que Renault nos presenta no sólo la descripción de las tragedias clásicas sino también el cómo el teatro mismo puede cambiar el curso de la vida política o al menos, la vida misma de los personajes. Me pareció fantástica la forma en que el actor va mirando al mundo a través de la mística máscara del dios Apolo, al parecer esculpida por el famoso Fidias, autor de una de las siete maravillas (el Zeus de Olimpia) y si mal no recuerdo de varias estatuas de Alejandro. El libro está lleno de tanta erudición tanto histórica como artística que resultan abrumadoras y a la vez fantásticas la sucesión e interrelación entre hombres y dioses.

Si bien hubo momentos que me hubiera gustado ver mayor dinamismo en la lectura, reconozco que esto se debe a un gusto personal por las grandes batallas medievales o por las violentas traiciones romanas, por lo que al final agradecí a mi paciencia en esos momentos de inquietud. En fin, para aquellos aficionados a Renault que se hayan saltado esta obra maestra no duden en darle una oportunidad al teatro y para aquellos que, como yo, es su bienvenida qué mejor forma que con una función inolvidable.

¡Tercera llamada y que comience la función!

[tags]Mary Renault, máscara Apolo[/tags]

Compra el libro

 

57 Respuestas a “LA MÁSCARA DE APOLO – Mary Renault”

  1. Germánico Dice:

    Pues sí:

    http://www.ffil.uam.es/antigua/grecia/herakles/herakles3.html

    Esos son.

    Saludos.

  2. Messala Dice:

    A mí esta novela de Mary Renault no me gustó demasiado. Me pareció un pelín sosa. Quizá fuese porque anteriormente me había leido “El rey debe morir” mucho más brillante y aquella me decepcionó. La racionalización (?) del mito de Teseo está contada de tal forma que parece una novela histórica en vez de una novela sobre un ciclo mítico.

    Por supuesto, ya no me leí Alexias de Atenas (o como se llame hoy, con los cambios de título) Aunque tarde o temprano caerá.

    Un saludo.

  3. alfonso basileous gómez Dice:

    Novela floja, argumento sencillote y pasando por encima por los acontecimientos fundamentales de cómo alejandro organiza todo lo conquistado para girarse sobre italia, mucha hamburguesa y como siempre hechandose de menos un buen filete de ternera, un chuletón de verdad en la literatura histórica nacional (e internacional del momento) Contar historias no es lo mismo que hacer literatura. Salir a correr no es lo mismo que hacer atletismo. Floja.

  4. alfonso basileous gómez Dice:

    Mi anterior comentario se refería no a la novela de las máscara de apolo sino a la obra de Alejandro y las águilas de Roma (2007) de Javier Negrete)

  5. jerufa Dice:

    ¿Y porqué escribes aqui, entonces?????

  6. Julio Dice:

    Que bueno que haces la aclaración porque según recuerdo en la “Máscara de Apolo” de Renault se hace mención una sola vez a Alejandro Magno, y de floja no tiene ni la portada hombre, saludos

    Julio

  7. Likine Dice:

    Una muy magnífica novela. Para mí, la mejor de la Renault. Te sumerge en el mundo de los festivales y del teatro helénico y en la aventura de implantar la república platoniana en Siracusa. Los personajes, empezando por Nikeratos `y pasando por Platón, Dion o el joven Dionisio, tienen no solo alma, sino psijé…
    Esta novela, “Yo, Claudio” y “Sinhué” son las mejores que leí en mi juventud. Me dejaron huella y las releo de vez en cuando.

Deja una Respuesta