LA GRAN HISTORIA DE TODO – David Christian

LA GRAN HISTORIA DE TODO - David ChristianNota: esta reseña se basa en la lectura de la edición en inglés de este libro, Origin Story: A Big History of Everything (Allen Lane [Penguin Books], 2018).

De un modo similar a como hiciera en su anterior obra, Mapas del tiempo. Introducción a la “gran historia”, Crítica, 2005, reed., 2010), David Christian incluye en su libro, tras el prefacio, un timeline que desde luego no deja indiferente: un cuadro que aporta unas fechas fundamentales para la “moderna historia original” compatibilizando fechas absolutas aproximadas y fechas recalculadas como si el universo hubiera sido creado hace 13,8 años en lugar de los 13,8 millardos de años. De esta manera, resulta más fácil comprender este segundo arco cronológico, el real. Las resumo en la siguiente enumeración:

  • Umbral 1: el Big Bang, el origen de nuestro universo. Fecha absoluta: hace unos 13,8 millardos de años / fecha relativa: hace 13 años y 8 meses.
  • Umbral 2: las primeras estrellas comienzan a brillar: hace unos 13,2 millardos de años / hace 13 años y 2 meses.
  • Umbral 3: se forman nuevos elementos a partir der las estrellas grandes  “moribundas”: desde el umbral 2 hasta el presente.
  • Umbral 4: se forman nuestros Sol y sistema solar: hace 4,5 millardos de años / hace 4 años y 6 meses.
  • Umbral 5: primeros rastros de vida en la Tierra: hace 3,8 millardos de años / hace 3 años y 9 meses.
    Primeros organismos complejos en la Tierra: hace 600 millones de años / hace 7 meses.
    Un asteroide aniquila a los dinosaurios: hace 65 millones de años / hace 24 días.
    El linaje homínido se separa del tronco de los primates: hace 7 millones de años / hace 2 días y medio.
    Homo erectus: hace 2 millones de años / hace 17 horas.
  • Umbral 6: primeras evidencias de la especie Homo sapiens: hace 200.000 años / hace 1 hora y 40 minutos.
  • Umbral 7: fin de las glaciaciones, inicio del Holoceno, primeras evidencias de agricultura: hace 10.000 años / hace 5 minutos.
    Primeras ciudades, origen de los estados, civilizaciones agrarias: hace 5.000 años / hace 2 minutos y medio.
    Florecimiento de los imperios Romano y Han: hace 2.000 años / hace 1 minuto.
    La primera gran “globalización” a partir del “Descubrimiento” de América: hace 500 años / hace 15 segundos.
  • Umbral 8: revolución de los combustibles fósiles: hace 200 años / hace 6 segundos.
    La “Gran Aceleración”: el hombre llega a la Luna: hace 50 años / hace 1 segundo y medio.
  • Umbral 9: ¿un orden mundial sostenible?: dentro de 100 años / dentro de 3 segundos.
    El Sol “muere”: dentro de 4,5 millardos de años / dentro de 4 años y 6 meses.
    El Universo se funde en la oscuridad: victoria de la entropía: dentro de tropecientos millones de años en el futuro.

Resulta muy útil este «calibrado» cronológico para comprender grandes –inmensos– períodos de tiempo, prácticamente inconcebibles para el cerebro humano, adaptados a una «medida» fácilmente asimilable. [1] Ya en la serie televisiva Cosmos: A Personal Voyage (PBS, 1980) y en su libro The Dragons of Eden (1980), Carl Sagan describió el «calendario cósmico»,  «la historia del universo resumida en un año». El 1 de enero tiene lugar el Big Bang; el 1 de mayo, se forma la Vía Láctea; el 9 de septiembre, el Sistema solar; el 14 de septiembre se forma la Tierra y las primeras muestras de vida aparecen el 2 de octubre; los primeros organismos formados con células con núcleo (eucariotas, de las que habla con detalle Christian en su libro) aparecen el 15 de noviembre; la atmósfera de oxígeno se estabiliza el 1 de diciembre y el 17 de ese mes aparecen los primeros animales invertebrados; los vertebrados tendrán que esperar hasta el 19 de diciembre; los dinosaurios se extinguen el 28 de diciembre, los primates no surgen hasta el 29 de diciembre; el Homo sapiens aparece a las 22:30h del 31 de diciembre; el inicio de la agricultura tiene lugar a las 23:59 y 20 segundos de ese día; Jesús de Nazaret nace a las 23:59 y 56 segundos; en el último segundo del año tiene lugar la historia de los últimos cuatro siglos (fuente para las “fechas concretas”: Wikipedia). Cómo no vamos a resultar insignificantes en la historia del universo.[2]

Esta es una primera noción del libro que nos deja, en cierto modo, en shock: lo insignificantes que somos en la Gran Historia del Universo y, aun así, somos la especie entro del reino animal que ha logrado alcanzar la supremacía y ser capaz de decidir el destino de las demás especies (o de provocar su extinción), por no decir que estamos en condiciones de poder destruir la Tierra con nuestros propios medios. Nosotros, los prácticamente recién llegados. Hasta tal punto es determinante nuestra supremacía que la era geológica actual, desde hace unos pocos siglos (en escala humana), lleva el nombre de la especie: el Antropoceno.

¿Por qué este libro es importante y, si se me permite, necesario?

En primer lugar, La historia de todo es una actualización en datos (y una síntesis) de Mapas del tiempo [3] un libro esencial sobre la “historia del Universo desde sus orígenes”, para un público amplio y no necesariamente especializado. Cierto es que, como actualización de aquella primera obra, no aporta grandes novedades, pero sí recoge las aportaciones científicas de la última década y media, lo cual permite ajustar algunas de las cuestiones que tratara Christian en su anterior libro, que mantiene prácticamente las mismas tesis. Dicho de otra manera: tenemos un libro más corto y más accesible que Mapas del tiempo, y está concebido para el gran público no especializado.

Así pues, en cuanto al contenido nos encontramos con una interesantísima “historia” desde el Big Bang y hasta la actualidad, en la que Ciencia e Historia se entremezclan, de manera clara, ordenada y sobre todo apasionante. Christian estructura su libro en función de los diversos threshold moments o umbrales, puntos de inflexión en los que se ha producido algo nuevo, “mágico” si se quiere, y que ha permitido que las cosas cambien, que la complejidad sea precisamente eso, compleja y por ello mute constantemente. Así, el hilo argumental sigue cómo el Universo se formó en el primer segundo y cómo de la nada surgió la energía que, al enfriarse (en segundos… o en millones de años) creó los primeros elementos químicos (el hidrógeno, el helio, el oxígeno) y formaron la materia. Conceptos como entropía, gravedad y complejidad explican la formación de las galaxias (nuestra Vía Láctea), estrellas y planetas, en particular nuestro Sistema solar, para luego formarse la Tierra (y la Luna), los mares, el megacontinente Pangea que posteriormente se dividió… y la vida: de las primeras células sin núcleo a las eucariotas y los primeros “animales”, invertebrados primero, vertebrados después, seguidos de los reptiles y dinosaurios, que se extinguirían, y después los mamíferos… y finalmente el ser humano. La historia continúa con la evolución humana y la supervivencia de una única especia, Homo sapiens, la última glaciación, la agricultura, las primeras ciudades, los proto-estados, los imperios… y hasta llegar a la actualidad. El libro se cierra con un capítulo sobre el futuro del planeta: qué nos espera, cómo podemos conservar este planeta llamado Tierra, que por ahora es nuestra única casa, y qué condiciones –las Goldilocks conditions o condiciones de habitabilidad:  aquellas condiciones que son necesarias para que pueda haber una complejidad en el universo– debe haber para que pueda desarrollarse la vida en otro planeta… si lo buscamos.

Como segundo elemento a tener en cuenta, este libro puede considerarse como una muestra perfecta y actualizada de los estudios de la Gran Historia por parte de uno de sus fundadores, que se nutre de otros investigadores en los más diversos campos científicos, y con el aliciente de hacerlo en poco más de trescientas páginas de texto (en la edición en inglés, unas trescientas setenta en castellano). Crítica ha publicado otros libros de autores de este campo académico, que analizan los cambios en la larga duración (de los 13,8 millardos de antigüedad y hasta ahora) y desde un punto de vista multidisciplinar: por ejemplo, los de Fred Spier [4] y Peter N. Stearns [5], y, hace unos meses, el de José Enrique Campillo Álvarez.[6]

En tercer lugar, el hecho de acercarse (o, si se quiere, «abrirse») a un público más amplio implica que el estilo del autor sea, dentro de lo enormemente riguroso (y no creo excederme ni con el adverbio ni el adjetivo empleados) más claro y (también) ameno que en su anterior obra. Mantener la esencia  de aquel libro y hacerla asequible para lectores de todo tipo,  desde los que son lectores habituales de literatura científica, tanto desde la alta divulgación –pongamos, por ejemplo, lo que suelen comprar y leer coleccionables de quiosco[7]–, como aquellos que, con un bagaje sólido, acceden a los libros de la colección Drakontos de Crítica, por citar otro ejemplo, es una de las principales virtudes de este volumen. Ambos tipos de lectores podrán encontrar alicientes suficientes en el libro de Christian.

Pero para llegar a todos los públicos, tanto los habituales de la alta divulgación como aquellos que consumen obras académicas, hace falta emplear un estilo que no sea excesivo para unos ni decepciones a otros. Y eso lo consigue Christian con una prosa clara pero precisa y rigurosa. Yo mismo, que no soy lector habitual de libros científicos (y menos en inglés), y que recuerdo la lectura de Mapas del tiempo con fascinación hace tiempo y al mismo tiempo con una cierta sensación de densidad, he podido seguir con facilidad el desarrollo de este volumen. Y es que si en inglés la lectura ha resultado asequible (más allá de buscar en el diccionario algunos vocablos especializados), no menos lo será en la presente traducción castellana. Los capítulos del libro, siguiendo la historia del Universo desde el Big Bang y hasta el presente, son de extensión adecuada y con un lenguaje científico de corte académico pero asequible; de todos modos, no se preocupe tampoco demasiado el lector en cuanto al grado de erudición: se incorpora al final del libro un glosario muy útil y suficientemente extenso para abarcar todos los conceptos científicos mencionados en el libro

En cuarto lugar, tenemos el aparato crítico y en una doble vertiente. Por un lado, y sin necesidad de apabullar al lector, en esa noción de síntesis de una obra anterior sin renunciar al rigor de los datos y de las diversas teorías, Christian ha reducido las notas a unas pocas páginas, y se trata de referencias de las numerosas citas que pueblan el libro; citas textuales que además tienen el aliciente de corresponder a autores de ramas del conocimiento muy diversos: de novelistas como H.G. Wells a antropólogos como Joseph Campbell, pasando por (cómo no) físicos de la importancia de Albert Einstein, Stephen Hawking y Edwin Schrödinger, biólogos como Charles Darwin, geólogos como Alfred Wegener o historiadores como William H. McNeill… entre otros muchos. Parafraseando a sir Isaac Newton, Christian, en una voluntad multidisciplinar, parece haberse «sentado sobre los hombros de gigantes» para poder recoger las aportaciones de muchos especialistas y lograr así desarrollar su explicación de esta “historia desde los orígenes”, del Big Bang al mundo actual, que es la seña de distinción de la Gran Historia.

Por otro lado, y en aras de esa voluntad tanto de síntesis como de azuzar el apetito del lector curioso y que disponga de unas coordenadas básicas, se ha reducido la bibliografía a unas pocas recomendaciones, algunas de los cuales como los  ya citados libros de Fred Spier y Cynthia Stokes Brown o el de Bill Bryson [7] cuentan con traducción castellana; y una indicación al espacio web del Big History Project, financiado por Bill Gates. [8]

Concluyamos: estamos ante un libro tremendamente entretenido (y muy bien escrito en inglés, esperemos que la traducción castellana esté a la altura), que combina un análisis multidisciplinario con una narración elegante y precisa. Y es que cuesta encontrar libros que «expliquen» con claridad, sin renunciar al rigor y a la complejidad que el contenido requiere. En ese sentido, estamos ante una versión «purificada» y actualizada de Mapas del tiempo que ya de por sí es una magistral monografía sobre la Gran Historia. Un consejo: no os perdáis este libro.
______________

NOTAS

[1] Christian participó en una charla TED en 2011, “The history of our world in 18 minutes” (disponible aquí), en la que desarrolla con claridad muchos de los conceptos que trató en Mapas del tiempo y analiza también en este otro libro.

[2] Neil deGrasse Tyson, en la serie Cosmos: A Space-Time Odyssey (History Channel, 2014), realizó una “actualización” del calendario cósmico de Sagan (Vídeo disponible en Dailymotion).

Otra “manera” de resumir la historia del Universo es, por ejemplo, la que menciona Cynthis Stokes Brown, colaboradora en el proyecto Big History de Christian, en su libro Gran Historia: del Big Bang a nuestros días (Alba Editorial, 2009; edición original en inglés, 2007), cuando “comprime” esos 13,8 millardos en 24 horas.

[3] Compárese el número de páginas  de Mapas del tiempo, 736, frente a las 448 de este libro.

[4] Frank Spier, El lugar del hombre en el cosmos. La Gran Historia y el futuro de la humanidad (Crítica, 2011); no estaría de más una reedición de este libro en castellano a partir de la segunda edición publicada por el autor en 2015 (Big History and the Future of Humanity; Wiley-Blackwell)

[5] Una nueva historia para un mundo global. Introducción a la «World History» (Crítica, 2012).

[6] Homo climaticus. El clima nos hizo humanos (Crítica, 2018).

[7] Bill Bryson, Una breve historia de casi todo (RBA, 2007, reed. varias veces, la última en 2016).

[8] Disponible on line aquí.

     

4 comentarios en “LA GRAN HISTORIA DE TODO – David Christian

  1. Vorimir dice:

    Me has picado mucho la curiosidad con este, Farsalia, parece muuuy interesante. Anotado queda para un futuro cercano (espero).

  2. Farsalia dice:

    Es un libro muy ameno y más «accesible» que Mapas del tiempo (un magnífico volumen, por cierto) para profanos en la materia. Si tienes oportunidad, no lo dudes.

  3. ¡Muy interesante Farsalia! Y muy buena reseña, como siempre…

  4. Farsalia dice:

    Gracias, un estupendo libro. Ya el anterior lo es, este es más sintético y accesible para un público más amplio. Hay una conferencia TED de David Christian de 18 minutos de duración que vale mucho la pena. Buscadla en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.