LA DAMA Y EL LEÓN – Claudia Casanova

La Dama y el León. Claudia CasanovaEn 1174, Aalis de Sainte-Noire recibe la noticia de la muerte de su prometido Gilles de Souillers en las Cruzadas. Las dos familias deciden una nueva alianza matrimonial, pero Aalis rechaza esta unión y huye. Un pleito de dos familias señoriales de tercer rango pondrá en peligro la estabilidad de Francia e Inglaterra, embarcados ambos reinos en una posible y devastadora guerra.

La novela histórica está en auge, cada vez se publica más. Es cierto que sobre todo llama la atención la novela ambientada en el mundo antiguo o en la época moderna. La época medieval, en cambio, suele recrearse con templarios, inquisiciones, Cruzadas y fanatismos religiosos por medio y con poco detalle por situaciones más cotidianas. La imagen de los torneos y el amor cortés también está muy presente: el eco de los textos de Chrétien de Troyes, Thomas Malory o Geoffrey Chaucer, o el Cid en clave peninsular, tiñe de un cierto romanticismo la novela histórica del período.

Y es cierto que la novela histórica de época medieval es, en cierto modo, el eslabón más débil del género. Con todo, hay notables autores, como Zoe Oldenbourg, Frank Bauer, Peter Berling o Jan Guillou, a nivel internacional, y como Ángeles de Irisarri, Toti Martínez de Lezea, Jesús Maeso de la Torre o José Luis Corral, en clave peninsular, que han conseguido un nutrido y fiel grupo de lectores. En este sentido, la novela de Claudia Casanova entronca con una larga tradición y ofrece dosis de entretenimiento y erudición al lector habitual del género.

Nos encontramos, pues, con una novela histórica publicada por una autora novel, Claudia Casanova (Barcelona, 1974, actual directora editorial de Paidós), con múltiples retazos de novela de aventuras; en ocasiones, parece una película casi de piratas. Una novela reiterativa en algunas de sus escenas, algo farragosa en algunos párrafos y quizá demasiado encorsetada en los cánones habituales del género. El acierto de la novela de Casanova estriba en presentar unos personajes ficticios cuyas andanzas pueden ser la clave de la paz entre dos poderosos monarcas reales: Enrique II Plantagenet de Inglaterra y Luis VII de Francia. De este modo, ficción e historia se juntan en una trepidante aventura que mantiene la acción prácticamente hasta la última página, añadiendo emoción e incluso humor.

Reconozco que empecé la lectura con cierta desidia, pero a medida que la acción se agilizaba las páginas pasaban con facilidad. Es cierto que hay un exceso de casualidades desde poco antes de la mitad del texto y prácticamente hasta el final, lo cual puede desanimar a un lector exigente. Pero el ritmo no decae, a pesar de la reiteración de elementos narrativos, y se mantiene hasta el final; un final que, sin embargo, cae en un forzado happy end y en la voluntad de que todo quede atado y bien atado, pero que también deja la pluma lista para una continuación… como, de hecho, era el planteamiento inicial: una trilogía.

En un panorama actual donde hay quizá un exceso de novelas históricas, abundando más bien la mediocridad y la superficialidad, la novela de Claudia Casanovas se presenta con ambición y pasión, algo quizá muy propio de una escritora debutante. Ha cogido un período interesante: la Francia del siglo XII, las luchas entre Capetos y angevinos, la familia de Enrique II Plantagenet y Leonor de Aquitania, el amor cortés y los trovadores, el eco de las Cruzadas, etc. Y ha hilvanado una novela en la que el peso de la novela lo cargan unos personajes ficticios muy reales (muchas familias señoriales de bajo rango podrían actuar como los Sainte-Noire y los Souillers), con un telón de fondo atractivo y unas expectativas ambiciosas: la revuelta de los hijos de Enrique II contra su padre, azuzados por Luis VII de Francia, y la prisión de Leonor de Aquitania; ambos monarcas firmaron una tregua provisional en diciembre de 1173 y una alianza matrimonial en la primavera de 1174. El resultado, sin embargo, no parece ajustarse a estas expectativas.

Como toda novela histórica hay detrás una buena documentación, aunque también errores: como cuando menciona que Juan Sin Tierra era virrey de Escocia, algo imposible, pues tenía en 1174 apenas seis años, y su virreinato fue en Irlanda y en 1185; o cuando dice que Enrique II fue rey de Bretaña: imposible, su hijo Geoffrey fue duque de Bretaña por matrimonio. Hay anacronismos: por ejemplo, decir “coches”, cuando lo más apropiado sería decir carruajes o simples carros; se habla de denarios, una mala traducción de “deniers”, pues el denario es una moneda romana que ya no se usa en el siglo XII, y sí en cambio los “dineros” creados por Carlomagno en el siglo IX; ¿por qué la autora llama Enrique al rey inglés y en cambio “Louis” al francés? (un rey que, además, y a diferencia del otro, no aparece en la novela aunque se le mencione);

La estructura de la novela consta de 18 capítulos de diversa extensión. Un prólogo habría sido pertinente, poniendo al lector en antecedentes sobre los principales personajes, que aparecen in media res desde los primeros capítulos. Y un epílogo algo más desarrollado al final, también: el que hay es demasiado escueto y no cumple las expectativas del título (el león, es decir, Enrique II).

La trama es repetitiva una vez comienza la auténtica acción, con demasiadas casualidades. La lectura necesita de una más que cierta atención del lector: desde un principio se nos cuentan muchas cosas de las dos familias, de las relaciones que mantienen entre sí, entremezclado con los avatares de Enrique II con su familia o con los nobles de la zona. A priori la trama parece sencilla – una joven rechaza un matrimonio de conveniencia y trata de encontrar su camino -, pero se complica en exceso: a pesar de unir las andanzas de los personajes ficticios con los reales, que a mi juicio es lo mejor de la novela, la autora no facilita las cosas al lector, parece como si no hubiera podido o querido simplificar las cosas, en busca quizá de un resultado global que puede que le satisfaga a ella, pero temo que no a muchos lectores.

El lector avezado en este género, pues, sentirá la relación de esta novela con, por ejemplo, Los pilares de la tierra y Un mundo sin fin de Ken Follet. Por la acción y la aventura sin fin de esta novela, la autora en cierto sentido recuerda a Matilde Asensi, pero también al Peter Berling de Los hijos del Grial, Sangre de reyes, La corona del mundo y El cáliz negro.

Para concluir, como lector me lo he pasado muy bien: la novela engancha y mucho, a pesar de notables deficiencias, pero te lo pasas genial durante sus 400 y pico páginas…

[tags]La Dama y el León, Claudia Casanova[/tags]

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “La Dama y el León” en La Casa del Libro.

25 Respuestas a “LA DAMA Y EL LEÓN – Claudia Casanova”

  1. jerufa Dice:

    Gracias, farsalia, por tu claridad en la exposición. La verdad, después de leerte, me dejas con dudas. Por un lado, ensalzas la novela y comentas que te ha gustado. Por otro, aludes a ciertos defectos que ponen en “tengerenge” el rigor de la autora a la hora de documentarse y eso, la verdad, no me mola mucho.
    En fin, que no sé que hacer…

  2. Javi_LR Dice:

    Bueno, él se lo ha pasado genial, pese a esos claros y sombras, así que merecerá una oportunidad si se quiere disfutar en la playita, o donde corresponda, de una lectura amena. De todas formas, en estos casos (pese a que admire y comparta en su mayoría los gustos y conocimientos de Farsalia) uno puede arriesgarse y comprobarlo por sí mismo. A veces, con la lectura de la primera página en una librería basta.

  3. CORCONTAS Dice:

    Aún no me he decidido a comprarlo.

  4. Koenig Dice:

    Buenos días.

    Bueeeno. Mira tu por donde, me dije, una reseña de esta novela, me dije, y nada menos que de Farsalia, me dije. Así que me la leo.

    Y es que tengo yo un extraño idilio con esta novela. Porque por un lado no sabía si leerla o no. Finalmente, así, de buenas a primeras, tras haber leído a Oldemburg, Bauer, Berling y Guillou y además a Irrisarri y a Corral, y por añadir, también al insuperable Alí (Tariq), y a Cornwell (porqué no), a Druon, a Maalouf y a Waltari. Pues se me ocurrió que no.

    Pero por otro lado tengo obsequidos dos (de distintas personas, aclaro) ejemplares de la novela. Ambos, calentitos en su estante, ambos cuchipandeando el uno con el oro ¿me leera a mi? ¿te leerá a ti? riéndose y sonriendose socarrones cada vez que paso por delante. Ampliando mi duda, siempre relegados, tal vez por regalados, por un libro mas urgente, o mas turgente.

    Pues bien, después de todo esto. Leo la reseña, con la secreta intención de definirme ¿y?. Me quedo con las dudas. Gracias Farsalia, gracias, gracias, gracias :-).

    Saludos.

  5. farsalia Dice:

    Jerufa, como novela, como simple ejercicio literario, muy entretenida, aunque si rascas un poco encuentras defectos. O al menos se los encuentro yo, que si ya me vais conociendo, soy pelín pejiguero cuando se trata de novelas históricas.

    Como novela de playa, ideal.

    Esas dudas, Koenig, se solventan únicamente de una manera. ;)

  6. Koenig Dice:

    Pero es que la única manera de solventarlas implica de por si la ausencia de dudas, luego la ausencia de “cosa” que solventar. Realmente nos encontramos pues, ante una “duda insolventable”.

  7. farsalia Dice:

    Ponte a leer la novela, coño, jajajajaja.

  8. Valeria Dice:

    Yo, francamente, con lo puntilloso y durísimo que es Farsalia en la valoración de todo lo que lee, estoy más que dispuesta a darle una oportunidad a esta novela (¡Si ha dicho que se lo ha pasado genial!) Pero he prometido que este verano voy a rescatar de la pila algunos libros que ya casi se han hecho viejos esperando su turno. Me temo que la oportunidad tendrá que esperar un poco.

  9. Koenig Dice:

    Faaaale.

  10. Lohengrin Dice:

    Para mí ésta es una de las peores novelas históricas que he leido, es repetitiva has ta la nausea : la protagonista se escapa, la buscan, la encuentran, el bueno se pelea con el malo y vuelta a empezar.

    Los personajes tienen una personalidad nula (se describe a L’Archevêque como un bufón pero sus gracias no tienen nada de divertido, las reacciones de los personajes son muy típicas…) y al relato le falta dramatismo (muchas veces en vez de leer novela parece que se lee una cartilla).

    En cuanto al argumento quien se va a creer que la posesión de un pequeño señorío de la frontera decida la guerra.

    Por otra parte se nota que ha habido una investigación histórica rigurosa por detrás y las costumbres y las intrigas de la época quedan bien reflejadas. Pero eso no es suficiente la novela histórica debe ser ante todo novela, para lo otro ya existe el ensayo.

  11. farsalia Dice:

    Habrá una segunda parte en septiembre.

  12. Clío Dice:

    Anda! esta la tengo, pero sin leer todavía, y me temo que se la he pasado a mi padre, así que de momento no la puedo ni ojear, pero la leeré y ya os contaré.

  13. Koenig Dice:

    Bueno.

    Pues atendiendo a las amables indicaciones de Farsalia he leído la novela.
    La verdad es que no me ha disgustado del todo. Incluso me ha gustado.
    Arrancando en las pugnas dinásticas de dos pequeñas familias nobiliarias, con abadía de por medio, la historia tiene un punto de partida sumamente interesante, y la historia de la herencia de la protagonista se desarrolla con brillantez. O al menos es la parte que mas me ha interesado de la novela, excluyendo tal vez el ascenso a los mas altos círculos del poder, y el hecho de que (como demasiadas veces sucede) el universo mismo acabe dependiendo de la protagonista (dicho en tono exagerado).

    Y sin embargo es la protagonista la que menos me convence. Demasiado “libre”, demasiado poco disciplinada para la época narrada, demasiado capaz de sobrevivir en muy adversas condiciones.

    En cuanto a la trama enrevesada. Ciertamente lo es, pero no comparto del todo la apreciación de Farsalia en este aspecto, pues es el envés de la historia la parte que me ha parecido mas interesante.

    Eso si, casualidades, a esgalla. Pero en fin, si las cosas increíbles no suceden en las novelas… Opino.

    Saludos.

  14. richar Dice:

    Saludos,

    ayer terminé la novela y mi valoración es positiva. Coincido con Koenig y Farsalia en que es entretenida, de hecho, me recordaba estar leyendo una peli de Burt Lancaster o Errol Flyn… no sé si me explico.

    Bajo mi punto de vista, las dosis de novela de aventuras son muy altas, aunque bien encajadas dentro de la trama y un cuidado entorno histórico. Muchas casualidades, persecuciones, pequeños combates y demás, pero divertidos. Ya digo, como en las pelis de aventuras clásicas.

    Un saludo,
    Richar.

  15. farsalia Dice:

    Tengo ganas de leer “La tierra de Dios” y que, en cierto modo, sea como esta novela: un libro de aventuras, bien contadas y adictivas. Lo ideal para pasar un buien rato. Y si encima hay un buen contexto histórico de fondo, qué más se le puede pedir…

  16. richar Dice:

    … que te lo regalne y te inviten a su presentación en Toledo :-)

  17. Aretes Dice:

    Esto me suena al “chincha, chincha” del patio del colegio…. Javiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

  18. Akawi Dice:

    Este libro está descatalogado, sólo se pueden encontrar algunos ejemplares en bolsillo.

    Hay una cosa que no entiendo, ¿por qué las editoriales descatalogan libros que se editaron hace sólo seis u ocho meses?. Si la primera edición se vendió bien, ¿por qué no sacar la segunda?.

    Me imagino que lo que aquí prima es el dinero, aún así sigo sin entenderlo.

  19. farsalia Dice:

    Vendió la primera edición, pero justo, sin largueza. Y editar una segunda edición que ocupe espacio en almacenes vale lo suyo…

  20. richar Dice:

    La que yo tengo pone 4ª edición, si no recuerdo mal…

  21. akawi Dice:

    Bueno Farsalia no me refiero sólo a este libro, que como dice Richar tiene la 4 edición, sino en general, por ejemplo “La sombra del mercenario” está descatalogado por la editorial.

    Vamos que si antes era difícil vender un libro y hacerse famoso, ahora eso es impensable.

    Acabo de decidir no ser escritora, mejor echaré la loto. ja, ja, ja,…..

  22. farsalia Dice:

    ¿Os referís a bolsillo o a tapa dura?

  23. richar Dice:

    El mío es tapa dura.

  24. farsalia Dice:

    Je, pensaba que os referíais al bolsillo…

  25. maite Dice:

    !Pues a mi me está divirtiendo mucho¡. Está claro que no es un libro de historia, si no una novela. Como novela: objetivo conseguido

Deja una Respuesta