Friki-test – Nuria S. Salvador

Por mediación de Curistoria, Nuria S. Salvador contesta esas preguntas tan seleccionadas que conforman el Friki-test de Hislibris. Su libro, ‘El tablero del mundo’, está en entre las columnas de volúmenes que conforman los más vendidos en muchas librerías y grandes superficies. Para que recordéis todos aquellos que ahora mismo no os suenen ni la novela ni la autora, aquí tenéis el hilo que en su día publicamos en estas páginas. Agradeciendo a Nuria su amabilidad, os dejo con las respuestas.

Tus tres libros favoritos.
La Casa de los Espíritus de Isabel Allende, Romancero Gitano de Lorca, La saga de Cienfuegos de Alberto Vázquez-Figueroa.

Un libro que no hayas podido terminar.
El Otoño del Patriarca de Gabriel García Márquez.

¿Cuántos libros tienes?
No sé… debajo de la cama, estantería en el pasillo, estanterías en el salón, en el dormitorio, detrás del sofá, cuarto de los niños, cocina…

Un libro que te ha gustado pero te da vergüenza reconocerlo.
Ninguno, que ahora recuerde.

El último libro que has leído.
El dueño de la Herida, de Antonio Gala.

El que estás leyendo ahora.
De Bello Gallico, de Julio César.

El último que has comprado.
La Desbandá, de Luis Melero.

Tapa dura o bolsillo.
La tapa dura es más bonita, pero es una elección que depende del presupuesto. Las ediciones de bolsillo han acercado la literatura a mucha gente que no puede gastarse veinte euros en un libro. Y eso es lo importante.

El libro escrito por ti del que te sientas más orgulloso
Un libro es como un hijo: aunque sea feo siempre le sacas la gracia. He escrito tres. Del primero, Por los Caminos del Agua, estoy orgullosa porque me abrió las puertas al mundo editorial. El segundo, El Tablero del Mundo, ha sido el que he visto publicado. Y el tercero, La Piel del Druida, aún no ha nacido y ya me ha permitido aprender mucho sobre la cultura celta.

¿Dónde lees?
En la cama, de noche, con la casa en silencio y una pequeña luz a mi lado.

¿Cómo ordenas los libros?
Les dejo autonomía para que se organicen solos.

Tu libro más valioso.
Yo voy soñando Caminos, de Antonio Machado. El primer libro “de mayor” que me leí con siete años. Luego vinieron Platero y yo, Momo… aún los conservo todos, con las páginas amarillas y algún que otro secreto dentro.

¿Qué usas para marcar la página?
Doblo la página para imprimirle vida al libro. Un libro impoluto en el que no se nota que ha sido leído me da la impresión de que está muerto.

¿Escribes anotaciones en los libros?
Alguna vez lo he hecho, pero no leo con el lápiz en la mano.

¿Has recibido mails raros de tus fans? ¿Alguna anécdota?
No, todos positivos. Es una sensación magnífica leer los comentarios de gente que no te conoce.

La tortilla de patata, ¿con o sin cebolla?
Con y sin, además de un pan crujiente, agua fresca y los amigos en el campo.

     

9 comentarios en “Friki-test – Nuria S. Salvador

  1. Nuruialwen dice:

    Es verdad; aparte de por motivos completamente distintos que después vamos aprendiendo y apreciando y que también llegan a dar a otros libros esa categoría, los primeros son a menudo también los más valiosos. Los míos están guardados como oro en paño, desde luego.

    Bienvenida a este “otro lado”, Nuria, suerte en la andadura, y gracias.

  2. Aretes dice:

    Gracias por la molestia de contestarlo, Nuria.
    Solo me queda la duda de que el último libro leído y el actual sea el mismo. ¿No has empezado otro?

  3. Casio dice:

    Lo ha leído y sigue leyéndolo.
    Apostaría o por una relectura (sano ejercicio) o por una ruptura del espacio-tiempo (esto último muy sano no es, no).

  4. Javi_LR dice:

    Uy, uy, uy…

    Eso es metedura de pata patosa mía. Lo corrijo inmediatamente.

  5. Curistoria dice:

    Suerte Nuria, y que este sea el primero de muchos :)

  6. Nuria Salvador dice:

    Aretes, gracias a vosotros por darme la oportunidad de colaborar en Hislibris.

    Nuruialwen, sí, es cierto, los primeros libros que se leen y con los que se empieza a apreciar la literatura siempre tienen un recuerdo especial. Dentro de esa añoranza tengo que incluír los primeros “Mafalda”. (Gracias Quino). Aún los tengo, desencuadernados y pintarrajeados, pero llenos de cariño.

    Casio, tienes razón, una ruptura espacio-tiempo no suele ser buena para nada… : )

  7. Aretes dice:

    Me gusta eso de conferir a los libros como una vida propia (los marcas, se ordenan solos, están por todas partes, son como hijos…). Yo reconozco que a los míos los trato como a mis hijos: no les dejo ordenarse, procuro que estén limpios y organizados. Quizá el cómo se les cuida dice más del dueño de lo que pensamos.

    Encuentro entrañable el dato de la tortilla. No importa el cómo sino con quién, muy cierto.

    ¿Lees en la cama con una sola luz y en silencio? Mmmmm. Mis mejores lecturas son esas, sin duda. Normalmente coinciden con algún partido de fútbol.

  8. Nuria Salvador dice:

    Gracias Curistoria. Por cierto, ¡menuda reseña me hiciste! ¡Fue estupenda!

    Hola Aretes, creo que cada lector tiene una forma personal de relaccionarse con sus libros. Unos los manoseamos y otros los dejan impolutos. Pero no es bueno ni malo, porque lo importante es sentirlos, vivirlos, disfrutarlos, ¿verdad? : )

    Cuando vuelvo a leer un libro, cosa que suelo hacer con algunos títulos, me hace mucha ilusión ver la esquina doblada en donde una vez, hace tiempo, dejé de leer. Esa esquina doblada me cuenta mucho más que una pausa en la lectura. Me hace recordar el momento en que leí esas hojas, en dónde estaba, cómo, qué pasaba en mi vida… como encontrarse con un viejo amigo… ¡Hola! ¿qué tal?, ¿te acuerdas de la última vez que nos vimos…? Uffff! pues no ha corrido el tiempo!!!… algo así.

    Por cierto, aclaro que los “Mafalda” pintarrajeados es porque yo debía de tener dos o tres años… eran de mi madre, y el número 2 luce unos bonitos trazos en cera verde en algunas hojas. (Ya de mayor no hago eso). Unos años más tarde, esos mismos “Mafaldas” me acompañaron en mis primeras lecturas y yo no entendía qué era eso de “panqueque” o porqué al dinero lo llamaban “plata”. Después, con el paso del tiempo, aprendí que Mafalda era argentina, entendí sus protestas políticas y me enteré de la situación de aquel país tan lejano y cercano a la vez. Muchos años han pasado desde la cera verde hasta ahora. Eso es lo que para mí significa darle vida a un libro. : )

  9. Germánico dice:

    Yo tampoco pude con “El otoño del Patriarca”. Uf: el calor, los “gallinazos”,… Y eso que García Márquez es de los escritores que más me gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.