Índice del Foro Foro de Hislibris Foro de Hislibris
Libros de Historia, libros con historia
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   Regí­streseRegí­strese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
El pequeño Pataxú, Tristan Derème

UNA APROXIMACIÓN A LA POESÍA
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 41, 42, 43 ... 47, 48, 49  Siguiente
 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Off topic
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mar Feb 07, 2017 1:28 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

MONÓLOGO DE JOSUÉ
(Textos intervenidos de Carlos Fuentes y Juan Carlos Bautista)
Missael Duarte Somoza (Juigalpa, Nicaragua, 1977)

El sol naciente se refleja en mis ojos abiertos.
Mi cabeza ha dejado de sangrar.
Un líquido espeso corre
de la masa encefálica a la arena.
Mis párpados ya nunca se cerrarán,
como si mis pensamientos siguieran empapando la tierra.
Aquí está mi cabeza cortada,
perdida como un coco a orillas
del Océano Pacífico en la costa mexicana de Guerrero.
Lloverán cabezas sobre México
—escribió el poeta—
Y caían,
Taciturnas, ariscas, olvidadizas,
caían,
antiguas cabezas ceremoniales…
Mi cabeza me fue cortada a machetazos.
Mi cuello es un tejido que se deshebra a jirones.
Mis ojos son dos faros de asombro abiertos hasta
que la siguiente marea se los lleve
y los peces se metan a mi cabeza
por el orificio sacrificial y la materia gris se vuelque,
entera, en la arena, como una sopa derramada, perdida en la tierra…
Yo, Josué, cuya única preocupación
en este instante es no morderse la lengua.
Porque aunque la cabeza esté cortada,
la lengua busca hablar, liberada al fin,
y sólo alcanza a morderse a sí misma,
morderse como se muerde una salchicha o una hamburguesa.
Carne somos y a la carne regresamos.
¿Así se dice? ¿Así se ora?
Mis ojos sin órbita buscan al mundo.
Fui cuerpo. Tuve cuerpo.
¿Seré alma?


***

'La voluntad y la fortuna', de Carlos Fuentes (Paolo Fava)

Primer augurio (Juan Carlos Bautista)
_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Jue Feb 23, 2017 1:24 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

TRÁNSITO
Manuel Fernández Calvo (Valencia de Don Juan, León, 1928-2007)

Apareció Rosita
como un sueño intangible.

(Y me nació de pronto
una extraña afición incongruente
a caminar en solitario
y a dar patadas a los botes viejos
tirados en la calle).

Apareció Rosita como un sueño.

(Y estrené los bolsillos
del pantalón para meter las manos).

¿Qué misterio se abría en la redonda
serenidad alegre
de mis juegos perdidos?

Ya no me distraían
ridículos paisajes inventados.
Y mi pelota grande
se sintió avergonzada
de sus vivos colores.

Apareció Rosita.

(Y el arte del silbido
inauguró las notas mutiladas
de una canción, acorde
con mis labios sin beso).

¿Por qué las niñas tienen
el pelo tan bonito?

Piedras catapultadas de mis manos
rompieron la tersura y el silencio
dorado de la alberca.

Ay, Dios, ¿por qué la vida
se riza de repente como un fuego?

Ángel me acompañaba solamente
como un recuerdo en transición de olvido,
desde el momento justo en que Rosita
llenó la plaza de tirabuzones.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Jue Mar 02, 2017 8:18 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

PROMETEO
Johann Wolfgang Goethe (Fráncfort del Meno, 1749-1832)

Cubre tu cielo, Zeus,
con un velo de nubes,
y, semejante al joven que descabeza abrojos,
huélgate con los robles y las alturas.
Déjame a mí esta tierra,
la cabaña que tú no has construido
y el calor del hogar que tanto envidias.

Nada conozco bajo el sol tan pobre
como vosotros, dioses.
Nutrís, mezquinos, vuestra majestad
con las ofrendas de los sacrificios
y con el vaho de las preces.
En la indigencia viviríais
de no existir los niños y esos necios
mendigos que no pierden la esperanza.

Cuando era niño y nada sabía,
levantaba mis ojos extraviados
al sol, como si arriba hubiese oídos
para escuchar mis quejas,
y un corazón, afín al mío,
que sintiera piedad de quien le implora.

¿Quién me ayudó en mi pugna
contra los insolentes Titanes?
¿Quién de la muerte me salvó,
y de la esclavitud?
¿No fuiste tú, tú solo,
sagrado y fervoroso corazón,
quien todo lo cumpliste?
Y, sin embargo, ardiendo
en tu bondad y juventud, iluso,
agradecías tu salud a aquel
que, allá arriba, dormita...

¿Honrarte yo? ¿Por qué?
¿Aliviaste tú alguna vez
los dolores del afligido?
¿Enjugaste las lágrimas del angustiado?
¿No me han forjado a mí como hombre
el tiempo omnipotente
y la eterna fortuna,
dueños míos como tuyos?

¿Acaso imaginaste
que iba yo a aborrecer mi vida
y a retirarme al yermo
porque no todos mis ensueños
dieran fruto?

Aquí estoy, dando forma
a una raza según mi propia imagen,
a unos hombres que sufran
y se alegren, conozcan los placeres y el llanto,
y te desprecien,
¡como yo!


***

«El Prometeo de Goethe pronuncia su monólogo en el momento en que su oposición a Zeus es mayor, es decir, cuando se encuentra totalmente aislado, pues incluso se ha enemistado con los Titanes, sus antepasados. Sin embargo, permanece desafiante y seguro de sí mismo, dispuesto a reconocer sólo a dioses arcaicos anteriores a los olímpicos, como el eterno Destino (Moira) y el "Tiempo todopoderoso" (Cronos). Esta actitud orgullosa lo distingue del Prometeo que nos dibujan las versiones provenientes de la antigüedad clásica».
Universali@ en línea, Revista del Decanato de Estudios Generales de la Universidad Simón Bolívar.
_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie Mar 08, 2017 11:35 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Karmelo Iribarren (San Sebastián, 1959)

LOS VIEJOS CAMARADAS

Alegra esa cara,
hombre
-dicen, dándote una
palmadita en la espalda-,
hay que ser más
optimista,
tú al menos puedes
contarlo, ¿no?,
otros no tienen tanta suerte.

Y luego miran enseguida
el reloj,
y se van.
No vaya a ser
que se lo cuentes.



LOS PARAGUAS, LOS TAXIS

Acabo de tirarlo,

35 minutos bajo la tormenta
-esperando un maldito
taxi-
han podido con él.

Pero cómo se ha portado.

Ésa es la diferencia:
los taxis son como ciertos amigos,
nunca están cuando más los necesitas.

Los paraguas, en cambio, mueren por ti.



OCTUBRE

Los días pasan
­ -como el cartero frente a mi buzón-
de largo
y se inmolan
allí
sobre el mar
con mucho aparato de color
en un último intento
de resultar
interesantes.


MIRADAS

En la cafetería
del centro comercial
–esta mañana–
una mujer en el espejo, mirándome

como si fuese yo
el responsable
de todo lo que le pasa,
de todo lo que nunca
le ha pasado.

No le doy más importancia.

Solo necesita un culpable,
y hoy me ha tocado a mí.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?


Ultima edición por momper el Dom Mar 26, 2017 3:48 am; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mar Mar 14, 2017 6:49 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

EL ORDEN DE LOS FACTORES
Ana Isabel García, 'Gata Cattana' (Córdoba, 1991-2017)

Matar al padre.
Matar al hijo.

El orden de los factores

altera el producto.

Dicen los viejos, los libros,
los filósofos...
todas las fuentes de conocimiento que conozco
dicen
que es fundamental
primero
matar al padre
y luego
matar al hijo,
si lo tuvieras.

Yo he tenido muchos
muchos, tantos
que ni siquiera recuerdo
los nombres que les puse,
que ni siquiera la hora del parto,
ni la hora
de la muerte.
Tantos que
ni uno favorito,
ni mi ojito derecho,
tantos que de
tantos caínes y abeles
aquello era una guerra civil.

Y yo estaba ahí,
con el rostro serio que debe tener Yahvé
viendo,
dejándolos morir...
participando activamente
en la de algunos:

-tu quoque mater mii?
-ego quoque, ego quoque hijo mío,

con mis propias manos
con el mismo puñal que a tus hermanos
hube de matarte en favor propio
y aun así
me siguen saliendo los tiranos
desde el coño a la cabeza,
de la punta de las manos a la punta
de la lengua, cada equis tiempo
y cada equis tiempo
la sangre nos riega
la casa.
Todos los psicólogos,
las bibliotecarias, los poetas,
todas las fuentes de conocimiento
que conozco
y los farmacéuticos insisten:
es fundamental
matar al padre
y luego
matar al hijo.

Pero he tenido tantos,
he sido tan madre que
apenitas tiempo para ser hija
y mi padre sigue vivo.

Pero sólo tengo uno.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Dom Mar 26, 2017 1:12 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Pedro Lastra (Quillota [se crio en Chillán], Chile, 1932)

CAPERUCITA 1975

I

Para verte mejor no necesito
cerrar los ojos
no necesito verte
con un fondo de árboles
no eres fotografía eres el bosque
que se echa a volar y yo te sigo
con los ojos abiertos por tu vuelo
inocente de ramas que me pierden
en la noche del bosque

II

Y para oírte nada de teléfonos
ni orejas grandes
no soy lobo ni oveja
no sé quién soy
oído para tu voz
espacio
que se instala en el mundo
para tu voz que late
rápida y lejos
lejos de mí que soy
menos feroz y astuto cada noche.



RELECTURA DE ENRIQUE LIHN

Porque escribí estoy vivo.
E.L.


Pero yo que no escribo,
yo que casi no tengo ya palabra,
Enrique Lihn, amigo de los mejores días
(esos que no llegaron)
qué puedo hacer por fin
para encontrar el reino que sólo el sueño crea
con la palabra que no estuvo en el sueño:
los pájaros de antaño
o una muchacha junto al jazminero
en el centro del patio, si es que hubo ese patio
y no lo inventa el otro que soy al regresar cada mañana
mi enemigo mortal, el que habita en mi casa,
el que niega y se burla
de mis pequeñas trampas de tahúr obstinado
o de aspirante al cetro de los justos,
si es que hay justicia y justos
y diluvios, con su inmortal paloma
y todo eso.



YA HABLAREMOS DE NUESTRA JUVENTUD

Ya hablaremos de nuestra juventud,
ya hablaremos después, muertos o vivos
con tanto tiempo encima,
con años fantasmales que no fueron los nuestros
y días que vinieron del mar y regresaron
a su profunda permanencia.
Ya hablaremos de nuestra juventud.

Ya hablaremos de nuestra juventud
casi olvidándola,
confundiendo las noches y sus nombres,
lo que nos fue quitado, la presencia
de una turbia batalla con los sueños.

Hablaremos sentados en los parques
como veinte años antes, como treinta años antes,
indignados del mundo,
sin recordar palabra, quiénes fuimos,
dónde creció el amor,
en qué vagas ciudades habitamos.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Sab Abr 01, 2017 12:55 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Manuel Díaz Martínez (Santa Clara, Cuba, 1936; desde principios de los 90 vive en Las Palmas de Gran Canaria)

LA DAMA DE CAULAINCOURT

Jamás he de saber cómo se llamaba
ni cuáles eran sus flores favoritas.

La conocí una tarde en un daguerrotipo:
ella paseaba por un puente de París
y yo por un álbum de láminas antiguas.

Lo demás, como siempre,
carece de importancia.



MOSCAS ZUMBANDO ENTRE LA ZARZA

Permíteme, Manuel, que te pregunte
quién eres. ¿Sabes ya quién es el dueño
de estos ojos que ven pasar las nubes,
de las nubes que dictan estos versos?

¿Y de quién es el sueño que soñaste
una noche a tu cuerpo concedida?
¿Y por qué y para qué muerden tenaces
en el pecho verdades y mentiras?

El barranco al que ruedan los olvidos
—esa sima sin bordes y sin fondo,
de soledades de ceniza helada—

está al final de todos los caminos
y, frente a él, las preguntas que ahora somos
moscas serán zumbando entre la zarza.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie Abr 05, 2017 10:35 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

A ESCONDIDAS
Ryszard Krynicki (poeta, traductor y editor polaco nacido en San Valentín, Austria, en 1943)

A escondidas, con disimulo
alzo del camino
a mi hermano mayor,
el caracol,
para que nadie lo pise.
Mayor seguramente en varios millones de años.
Hermano en la incertidumbre que comporta vivir.
Ambos sabemos por igual
para qué fuimos creados.
Ambos anotamos por igual las mudas preguntas,
cada cual con su más íntima escritura:
sudor del miedo, mucosidad, esperma.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Jue Abr 06, 2017 12:04 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

INCERTIDUMBRE
a R. M. Rilke
Miguel Ángel Ontanaya (Daimiel, Ciudad Real, 1960)

Caóticos espacios
cristalizan en silencio,
alumbrando incertidumbres
(secretas formas, espectros).

Al borde,
en el límite,
en el filo,
abismo infinito,
ambiguo espacio
que se volatiliza en el aire,
jugamos con la oquedad del limo
o de la piedra,
materiales inciertos como palabras,
sombras de ideas y seres,
caminamos en el filo cortado
de tu pupila.

Buscas sin ojos
un espacio virgen dentro de la rosa,
el silencio perfecto del ángel,
la mano tensa que palpita y da forma.

Negro espacio, severo silencio
que llega al fin,
al límite,
siempre incompleto,
siempre incierto.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Lun Abr 10, 2017 4:17 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

DICE EURÍDICE
Horacio Castillo (Ensenada, Provincia de Buenos Aires, 1934–2010)

La ansiedad me dominó, y luego la inquietud, cuando supe que venías:
horror de que me vieras así, con este tocado de sombra,
el pelo sin brillo -el pelo, que el sol no se cansaba de dorar.
Terror también de que no fueras el mismo -el que permanecía en mi memoria-
y al mismo tiempo curiosidad por ver de nuevo un ser vivo.
Hace tanto que nadie venía por aquí,
tanto que nadie se llevaba un alma o un perro,
que cuando oí tus pasos y tu voz llamándome,
cuando por fin te estreché, más que a ti estaba abrazando a la vida.
Después tu calor me condensó, me secó como una vasija,
y caminé por el sombrío corredor
otra vez con aquella máquina atronadora dentro del pecho
y un carbón encendido en medio de las piernas.
Caminé de tu brazo, imaginando ya la luz,
los árboles junto a los cuales caminábamos,
aquella habitación llena de espejos
donde flotábamos como dos ahogados.
Hasta que de pronto tu paso se hizo nervioso,
tu pensamiento se espantó como un caballo,
y vi que tratabas de desprenderte de mí,
de librarte de la trampa de la materia mortal.
"No te vayas -supliqué- no me dejes aquí,
déjame ver de nuevo las nubes y el sol,
suéltame por el mundo como una potranca tracia".
Pero tú ya corrías hacia la salida,
y durante siete días y siete noches oí cómo llorabas,
cómo cantabas en la ribera del río infernal
nuestra vieja canción: "Lo lejano, sólo lo más lejano perdura".

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Vie Abr 14, 2017 3:12 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

OBSTINACIÓN
Abel Rubén Romero (Tecámac, estado de México, 1984)

Donde otros ven cascajo
o escombros del incendio,
se yergue la melancolía.
El polvo es cordillera
de ayeres derruida;
la nostalgia, temblor
que apila el mundo en nuestros pasos.
Y por más que se quiera
prevenir quemazón y derrumbe,
escatimar el fuego, apuntalar la roca,
renovada imprudencia nos empuja:
quema nuevo el mundo en cada pecho,
quema un nuevo mundo antes sufrido.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie Abr 19, 2017 7:20 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

PALABRAS DE LOT
Tomás Aiello (Buenos Aires, 1975)

¿Por qué giraste el cuello?
¿no te bastó la sangre de los cielos
y el lamento del fuego a tus espaldas?
Las piedras puntiagudas del camino
rompieron tus sandalias. La luz cegó tus ojos,
te volviste; tu rostro buscó el cuerpo
de las llamas. El grito de la noche
dejó restos de sal en tu garganta.

Cuando quebró las nubes el último relámpago
quise tomar tu mano,
sentir tu cuerpo trémulo a mi lado,
pero ya estabas lejos,
inmóvil – me dijeron
aquellos que venían retrasados.
Inmóvil, en silencio,
con un abismo abierto en la mirada.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Jue Abr 27, 2017 7:22 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

CATÓN, EL CENSOR
Luis Benítez (Buenos Aires, 1956)

“Duda como un griego, pero actúa como un romano”,
acaba de decir hace un rato,
perdido entre los pliegues del pasado,
a un niño poderoso que domina
su suerte y la del mundo que lo escucha.

Hace un rato apenas: el tiempo es el tiempo que repite
las voces de Catón y otras maneras.

Sobre el eco del aplauso se ha enroscado la hiedra,
hoy otro Mediterráneo divide la tierra de la tierra.

Pero él sigue envolviéndose en su manto,
victorioso sobre el emperador y los mortales,
huyendo hacia su villa donde el ánfora
y el pecho de dos adolescentes aún le esconden
el peso del papel representado,
las arduas consecuencias para otros
que son la duda griega, quién y cuándo.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Dom Abr 30, 2017 5:37 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

SUCESO
Jordi Doce (Gijón, 1967)

No estábamos allí cuando ocurrió.
Íbamos de camino a otra ciudad,
otra vida,
bajo un cielo cambiante que se movía con nosotros.
Cruzamos campos verdes, amarillos,
pueblos de gente suspicaz y cuervos impasibles,
y ni una vez echamos a faltar nuestra casa
o sentimos nostalgia del pasado.
Así era el viaje:
por la noche silencio,
a la mañana niebla.
Una vez encontré un botón de hojalata en el bolsillo
y jugué a sostenerlo bajo el sol,
arrojando destellos a las altas espigas.
Luego fue una moneda usada
y tuvimos el paso franco en todos los controles.
Las llanuras de Europa son testigo.
Ellas saben también que algo ocurrió,
aunque nunca lo viéramos.
Íbamos de camino a otro país,
otra vida,
sin bultos estridentes,
sin espacio para el recuerdo.
Todo cedía a nuestra espalda,
ahora silencio y luego niebla.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4271
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie May 03, 2017 12:47 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

LA ESCENA MÁS TRISTE Y TAN HERMOSA
Floridor Pérez (Yates, comuna de Cochamó, Chile, 1937)

He visto a un hombre arrodillarse sobre un prado.
Jardinero que riega una flor subterránea
no lleva regadera ni agua le falta
como si fluyera de su propio ser.
Estoy cerca de él, pero él
está lejos de todos y de todo.

Y sin embargo habla ¿con quién habla
este hombre que no habla con nadie?
Habla con alguien que fue él
y ahora es solo parte de él y de la tierra:
lo increpa, ruega, lo maldice,
le golpea la cabeza con un por qué:
¿por qué/por qué /por qué/por qué?

Y no sabe ni yo ni nadie sabe
qué decirle a ese hombre que una tarde
-domingo en Concepción- riega su hija
en un Parque, y le deja una flor
y un caballito blanco de juguete
para que vuelva a casa por la noche:

caballito blanco
llévame de aquí
llévame a la cuna
donde yo nací.

Y de noche la sueña: y en sueños se levanta
y la cubre, porque llueve en el sur
-ay, cómo llueve en su lecho de trébol-
y yo sueño con él, lo sueño niño
y en sueños se hace hombre
y se arrodilla sobre un prado
se dobla como herido a bala
pero no cae, se levanta
-con todo el peso del dolor se alza-
y en sueños le pregunto ¿cómo? ¿cómo?

Y no sabe -ni yo- ni nadie lo sabe.


***

«Aquí el poeta da cuenta de un cuadro sobrecogedor: su hijo —inferimos a partir de la estricta y sobria información que nos es confiada— visita la tumba de Rocío, su hijita muerta a los tres años —nieta del poeta— se arrodilla ante ella —lo que sobrevive a ella— y deposita sobre el mármol un caballito de juguete» (Rafael Rubio, Taller de Letras, n° 37, 2005).
_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Off topic Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 41, 42, 43 ... 47, 48, 49  Siguiente
Página 42 de 49
 

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group

eXTReMe Tracker