Índice del Foro Foro de Hislibris Foro de Hislibris
Libros de Historia, libros con historia
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   Regí­streseRegí­strese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
El pequeño Pataxú, Tristan Derème

Hasta el último hombre
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Cine y televisión histórico y bélico
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
hijomoto



Registrado: 15 Ene 2011
Mensajes: 1840

MensajePublicado: Jue Ene 26, 2017 2:48 am    Tí­tulo del mensaje: Hasta el último hombre Responder citando

HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE (Mel Gibson, 2016)


Me he permitido la osadía de abrir este hilo por la reciente nominación a los Oscar de la peli y porque no me he podido aguantar. Y, por supuesto, a la espera de que Iñigo y Farsalia publiquen esas estupendas reseñas.

Bueno, la peli. En mi opinión es sin duda la peor obra de la corta pero productiva filmografía del director australiano. ¿Qué le pasa al cine, sobre todo al género bélico? Es complicado expresar los porqués, quizá sea un poco de todo (creatividad, contexto social, gustos dispares o que yo soy un jodido freaky enamorado de Dalton Trumbo y los claroscuros de la guerra), hasta puede ser que tengamos nuestra parte de culpa. Las nuevas generaciones no leen o, al menos, parecen no leer por la buena acogida de esta peli por la crítica y el público. Hoy en día todo es visual, inmediato, no vaya a ser que nos hagan pensar. Y Hacksaw Ridge (Hasta el último hombre) se ciñé como un guante a esta decadente actualidad. No hay historia, no hay mensaje, no hay profundidad. La película solo despierta sentimientos primarios, la sicología de sus personajes es nula, su empatía también. Están los buenos (y entre ellos el héroe) y los malos malísimos. Pero vamos a ver, Mel, todavía seguimos con esas...
Andrew Garfield es el prota y su interpretación no se la cree ni él mismo, pero ahí está nominado a mejor actor con dos cojones. Desmond Doss, su personaje y héroe real de la batalla en ciernes de Okinawa, tendría que frotarse los ojos (si hubiese vivido hasta los cien años) para creer muchas de las situaciones planteadas en varias partes del metraje. Porque increíble es la segunda mitad de la peli, que casi lo prefiero a su primera mitad llena de tópicos. Lo primero en una peli "basada en hechos reales" es cuando menos chocante, lo segundo es mero despropósito y, si me apuras, dejadez.
Por otra parte, pensé que el tema central del filme sería la objeción de conciencia, al bueno de Desmond seguro que le habría encantado. Y el susodicho tema está presente, claro, así como unos atisbos lejanos de pacifismo, pero a medida que avanza la peli todo ese vislumbre va encaminado a mostrar lo que verdaderamente le interesa a Gibson: darse un baño de gore como en sus anteriores películas. No me molesta, tengo considerado a Mel Gibson como uno de los mejores directores de cine gore. Su Pasión de Cristo está a la altura de obras de culto del género como Hellraiser y Braindead. Lo que realmente me molesta es que una cinta que proponía un punto de vista diferente sobre la guerra y la introspección del espectador se quede en un sangriento sermón de cuerpos desmembrados. Y digo "sermón sangriento" porque, desde luego, con el beato de Mel Gibson detrás de la cámara, no puede faltar el mensaje de Dios en su forma más violenta.
No todo es malo. En lo técnico la peli es impecable, con un gran sonido y un buen pulso tras la cámara. Gibson, que de tonto no tiene un pelo, siempre se rodea de buenos profesionales para que te dé la impresión de que tienes la casquería en casa. Por desgracia, poco más le encuentro a esta cinta infladísima por la crítica, pues no me convence siquiera en su estructura, donde plagia claramente a otra bélica maestra...
Oculto: 
Full Metal Jacket
Y tampoco me convence en su planteamiento, donde algo muy gracioso que leí la define perfectamente...
Oculto: 
"Hasta el último hombre es una mezcla de Salvar al soldado Ryan y la hoja parroquial de cualquier iglesia católica".

Y poco o nada me importa que tanto película como director estén nominados en los premios de la academia hollywoodiense, ya se sabe que los Oscar se basan en muchas más cosas aparte de la calidad, pero que Andrew Garfield esté nominado como mejor actor te hace olvidar el chiste anterior y arrugar el entrecejo para preguntarte: "¿Seré yo el loco?".
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
farsalia



Registrado: 07 Nov 2007
Mensajes: 33983

MensajePublicado: Jue Ene 26, 2017 9:50 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Me da que no te ha gustado... Razz

A ver si la veo, enmienda propósito de ver todas las películas nominadas este año, aunque el tráiler prácticamente la cuenta enterita.
_________________
Web personal

¡¡El Mesías!! ¡¡El Mesías!! ¡¡Muéstranos al Mesías!!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
INIGO



Registrado: 01 Sep 2010
Mensajes: 13577
Ubicación: Reyno de Navarra

MensajePublicado: Jue Ene 26, 2017 10:06 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Pues tampoco la he visto y solo puedo decir que ya había oído que su primera parte es bastante plana y que goza de cierto empaque de telefim, mientras que gracias al montaje y al realismo bélico, la segunda parte es muy rotunda y por ello más convincente. Pero bebo de otras fuentes, que no son las propias.
A ver si cae algún día...
Por cierto, enhorabuena por la reseña... Se agradece hijomoto.
_________________
http://elpuentelejano.blogspot.com.es/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
hijomoto



Registrado: 15 Ene 2011
Mensajes: 1840

MensajePublicado: Jue Ene 26, 2017 4:34 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Farsalia, pues poco me ha gustado, sí. Laughing Laughing Intentaré yo también paparme casi todas las nominadas antes de la ceremonia (aunque solo sea para ponerlas verdes Wink )

Iñigo, gracias por alabar a un neófito en reseñas. La peli está bien rodada, yo en ningún momento le veo ese empaque de telefilm, pero si esto es realismo bélico... Hum, venga Kubrick y lo vea.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
farsalia



Registrado: 07 Nov 2007
Mensajes: 33983

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2017 2:30 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

En un capítulo de South Park, se sondea a Mel Gibson para realizar una película propagandística; al final, tras soltarle unas cuantas cafradas al actor/director, se acaba diciendo de Gibson: "será lo que queráis, pero ese hijo de puta sabe cómo contar una historia". Y en el fondo no les falta razón a los creadores de la serie; otra cuestión es si nos convence lo que nos cuenta. O si nos gusta. En Braveheart, una película a la que el tiempo le está sentando cada vez peor, contó la historia de un rebelde que puso un país en pie contra un invasor y mostró con crudeza el meollo de una batalla. Perfeccionó su interés por lo extremo, lo gore incluso, en La Pasión de Cristo, película que personalmente considero un ejercicio de sadismo como pocas han sido; en su obsesión por relatar con "(hiper)realismo" la pasión de Jesús de Nazaret (¿era necesario que la secuencia de los latigazos a Cristo durara tantos minutos?), incluso en el momento de la crucifixión quiso ser parte de lo que se proyectaba, siendo su mano izquierda (la sinistra) la que se clavaba en primer plano, y no la del actor Jim Caviezel. De Apocalypto no puedo decir nada, pues no la he visto, pero parece ser que incide en una violencia extrema a cuenta de una civilización maya en decadencia. En todas estas películas una violencia que va más allá de lo explícito estaba presente, con mayor (Braveheart) o menor (La Pasión de Cristo) sentido o incluso necesidad. Con Hasta el último hombre (demasiado explícito título en castellano, como el propio tráiler, que casi te ahorra visionar la película), Gibson vuelve sobre sus fueros diez años después de Apocalypto, y lo hace con un episodio de la Segunda Guerra Mundial que tiñe con la sangre de ese hiperrealismo violento que sabe hacer bien. Ese "loco hijo de puta"...

Hay dos partes en esta película. Una primera, de corte más convencional e incluso melodramático, muestra la historia de Desmond Doss (Andrew Garfield), joven objetor de conciencia que, aún así, se alistó al Ejército y participó en campañas en Guam, Filipinas y Okinawa en 1944 y 1945 (la película se centra, en su segunda parte, en esta última batalla). Las creencias religiosas (era adepto a la Iglesia Adventista del Séptimo Día) influyeron en su decisión de no utilizar un arma, de no matar, de no tocar siquiera un fusil durante su instrucción. Doss quería servir en la causa nacional, pero no como soldado, sino como médico de campaña. En esta primera hora de metraje asistimos al desprecio que superiores y soldados muestran por Doss, al que consideran un cobarde (aunque muestre aptitudes físicas notables a pesar de su delgadez), a los maltratos e incluso a un consejo de guerra. Uno se podría preguntar, e incluso no comprender, cómo alguien que aborrece el uso de las armas puede servir en el Ejército. ¿No es una contradicción en sí misma? Doss no niega la guerra, no la rechaza como tal, sabe que está ahí lo quiera uno o no; tampoco piensa que por tener creencias personales deba renunciar a servir en el Ejército, es más, insiste en que se ha alistado voluntariamente, con fervor. En una sociedad como la estadounidense en el que la vertiente militar (incluso hoy día) es de presencia cotidiana y en la que el servicio militar se considera un honor, no una carga, Doss muestra compromiso al no querer escaquearse (y menos en aquellos años) ni alegar exenciones físicas o morales (es más, menciona que dos jóvenes de su pueblo se suicidaron por haber sido rechazados en el Ejército por causas físicas). No es un cobarde, quizá sí alguien contradictorio de fondo... dependiendo del punto de vista que asumamos. Para Doss (y Gibson) el problema no es la guerra: la guerra, por cruenta que sea, es necesaria, y en ella todo el mundo puede participar, incluso quienes no empuñen una arma, sino torniquetes y morfina.

Desde un punto de vista personal, de algún modo y de manera poco sutil, uno percibe que Gibson nos sermonea. Nos dice que matar está mal, pero que hacerlo por una causa mayor no es malo per se; si acaso trágico y cruento, pero a la postre necesario para defender unos ideales. No discutiré que la guerra sea necesaria o no, pero sí me choca que se apele a creencias religiosas, que predican "no matarás", para no empuñar una arma, y sin embargo se haga un ejercicio de complacencia con la guerra como causa mayor, si especialmente se muestra con el derroche de sangre y vísceras de la segunda parte de la película. Pues entendería esa violencia extrema para denunciar que la guerra es inhumana. Eso, lo entendemos todos: las guerras no se ganan con gestos caballerosos, las batallas son sangrientas y los soldados a menudo mueren en un sinsentido. Gibson no hace eso, si acaso lo puentea: en su afán de mostrar que la guerra es cruenta, trata de meternos con calzador un discurso en el que mezcla patriotismo y convicción religiosa, compromiso cívico y fe personal, cuando a veces pueden ser términos contradictorios. Quizá la propia figura de Desmond Doss sea contradictoria y sirva como muestra de que la argumentación que expongo se cae por sui propio peso. Pero incluso Doss es consciente de sus propias contradicciones, aunque sea momentáneamente. Dorothy su novia se lo hace ver, cuando le dice que su decisión (su terquedad, en el fondo) no deja de ser orgullo y presunción (en términos religiosos). Doss (o Gibson) le da la vuelta al argumento y nos tiende la trampa: ¿cómo podrías respetarme si no cumpliera con mi obligación como ciudadano? ¿Me querrías igual si me quedara en casa y no fuera a servir al país? ¿Me mirarías a la cara igual? Quizá ahí radique la manipulación que, con la excusa inicial de las creencias religiosas, se muestra en la primera hora de esta película.

Quizá se diga también que la manipulación la ponemos nosotros al no comprender a Doss, o reducirlo a lo que sólo queremos ver y no lo que el personaje nos quiere mostrar. Que no es un cobarde, que cree que puede servir a la causa del país, aun siendo inconsecuente con lo que predica su fe religiosa. Que en momentos de extrema gravedad uno no puede (o no debe) quedarse al margen, por el motivo que sea, cuando se trata de defender una causa mayor que uno mismo. No se mantiene el Bien simplemente con buenos gestos, podría decir Doss; a veces hay que ir al infierno, pero lo que yo no haré será aumentar ese infierno, viene a decirnos. Salvo vidas, no las quito, aunque me puedan quitar la mía por el hecho de no tener medios para defenderme. Lo que a la postre sí me parece prescindible, a nivel argumental, es que, en realidad, el Doss de Gibson rechaza el uso de las armas por una cuestión personal: por la violencia de su padre hacia su madre, su hermano y él mismo cuando está borracho. Un alcoholismo producido por una psicosis de guerra, resultado de su participación en la Primera Guerra Mundial. Ahí es donde Gibson nos manipula de la manera más descarada, sobre todo porque el personaje del padre no rechaza los beneficios morales a los que puede apelar como veterano de guerra (como se muestra en el consejo de guerra). El Doss de esta película, como le cuenta a un compañero de pelotón, rechaza usar armas no por esas creencias religiosas a las que entonces ha apelado, sino por un trauma personal y el odio hacia su padre, más en concreto al comportamiento del padre estando borracho. ¿En qué quedamos, Mel?

En la segunda parte del filme encontramos esa violencia explícita tan propia de Gibson, propia incluso del género de terror. Cuerpos destripados en primer plano, cabezas machacadas, piernas amputadas, sangre y vísceras para saciar varias vidas... y en el fondo es lógico si tratamos de mostrar el horror de la guerra, lo inhumana que es una batalla cuando nos metemos dentro y vemos que uno a menudo, por muy preparado que esté, sobrevive por pura casualidad. ¿Se recrea con exceso Gibson en esta segunda parte? Sin duda, hasta el infinito y más allá... pero acabas encontrando una "lógica", por muy irracional que pueda ser (la guerra lo es) y nos parezca desde la comodidad de estar a este lado de la pantalla. La segunda hora es convencional también en los parámetros del género bélico, previsible incluso, pero ahí está el oficio y la eficacia de Gibson como director. Técnicamente, es impecable, y la fotografía está muy cuidada y transmite ese horror que los soldados sienten en combate. Luego está el maniqueísmo implícito entre "nosotros", que venimos por una caua justa, y los "otros", los japoneses, "animales", prácticamente ratas, salvajes, irracionales y suicidas.

Llaman la atención la cantidad de actores australianos que hay en papeles de estadounidenses (bien camuflado queda el acento): Sam Worthington, Hugo Weaving, Rachel Griffiths, Richard Roxburg, al menos entre los más conocidos. La película no esconde unos referentes inevitables, ya sea La chaqueta metálica en la primera hora, Salvar al soldado Ryan (o Enemigo a las puertas) en la segunda, o de hecho la propia Braveheart de Gibson. El epílogo con lo créditos finales es más que prescindible. Pero el resultado final, sin llegar a decir que sea "positivo", no es pésimo. Como filme bélico funciona muy bien; incluso como drama personal en la primera hora hay cierto poso, por mucho que uno no esté de acuerdo con el planteamiento del guion. Otra cosa quizá no, pero Gibson sabe cómo contar una historia, y esta funciona a lo largo de sus algo más de dos horas de metraje y con un ritmo ágil que no queda lastrado por ciertos momentos de impasse.

No es una mala película, pero tampoco es una que te deje buen sabor de boca.
_________________
Web personal

¡¡El Mesías!! ¡¡El Mesías!! ¡¡Muéstranos al Mesías!!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
INIGO



Registrado: 01 Sep 2010
Mensajes: 13577
Ubicación: Reyno de Navarra

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2017 4:17 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Ya puedes ver Apocalypto... vale la pena. Te la recomiendo.
_________________
http://elpuentelejano.blogspot.com.es/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
farsalia



Registrado: 07 Nov 2007
Mensajes: 33983

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2017 4:41 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

La verdad es que no me pica la curiosidad...
_________________
Web personal

¡¡El Mesías!! ¡¡El Mesías!! ¡¡Muéstranos al Mesías!!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
INIGO



Registrado: 01 Sep 2010
Mensajes: 13577
Ubicación: Reyno de Navarra

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2017 5:09 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Me imagino... de otra manera la habrías visto ya. Wink
_________________
http://elpuentelejano.blogspot.com.es/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
APV



Registrado: 02 Oct 2008
Mensajes: 3483

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2017 5:32 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

farsalia escribió:
La verdad es que no me pica la curiosidad...

¿Has visto la Presa Desnuda? Pues Apocalypto es eso + civilización maya.

Si bien hay que decir que el historicismo de la película es destacable, como ya se comentó en este foro, quizás hace añadidos de su cosecha o extiende costumbres del entorno no probadas, pero se aleja del buenismo que rondaba a los mayas (frente a los aztecas considerados sanguinarios).
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
hijomoto



Registrado: 15 Ene 2011
Mensajes: 1840

MensajePublicado: Mie Feb 01, 2017 9:05 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Me gustó mucho más Apocalypto que Hasta el último hombre, pero ambas son Mel Gibson en estado puro, te puede molar más o menos pero no se le puede negar al australiano que ha conseguido impregnar su sello personal a todas las pelis que ha dirigido.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
farsalia



Registrado: 07 Nov 2007
Mensajes: 33983

MensajePublicado: Mie Feb 01, 2017 9:31 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Por cierto, Gibson no es australiano, sino estadounidense (bueno, ahora tiene la nacionalidad irlandesa). Su familia se trasladó a Australia en los sesenta y se crio allí. Lo demás es historia. Lo curioso es ver a tanto australiano en esta película y en papeles estadounidenses; o a Weaving poniendo voz de tipo de Virginia, como Garfield, ese "paleto" como le define un compañero de pelotón.
_________________
Web personal

¡¡El Mesías!! ¡¡El Mesías!! ¡¡Muéstranos al Mesías!!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
sciurus



Registrado: 10 Sep 2013
Mensajes: 3915
Ubicación: La Montaña Manngica

MensajePublicado: Mie Feb 01, 2017 11:26 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Quería verla y no verla, tengo sentimientos encontrados. De momento, no la ví, pero de lo que se entreve de vuestros comentarios es esa idea de la Guerra mala pero en ocasiones y por fuerza mayor...pues eso que parece encarnar esta película y las de Spielberg. Yo por eso, mi película antibélica por naturaleza ha sido, es y será La Delgada Línea Roja.
_________________
Pensad como hombres de acción, actuad como hombres pensantes.

Thomas Mann
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
hijomoto



Registrado: 15 Ene 2011
Mensajes: 1840

MensajePublicado: Mie Feb 01, 2017 11:42 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

farsalia escribió:
Por cierto, Gibson no es australiano.

¡¡Date!! Shocked Lo acabo de mirar porque no me lo creía... Pero Mad Max, sí. ¿No? Laughing Laughing
Se crio con los canguros, o sea que como si lo fuera.

sciurus escribió:
Quería verla y no verla, tengo sentimientos encontrados. De momento, no la ví, pero de lo que se entreve de vuestros comentarios es esa idea de la Guerra mala pero en ocasiones y por fuerza mayor...pues eso que parece encarnar esta película y las de Spielberg. Yo por eso, mi película antibélica por naturaleza ha sido, es y será La Delgada Línea Roja.

Sí, va de ese palo de guerra necesaria y cruzada del verdadero dios... Vamos, el asquete de siempre. Si te gustan las antibélicas tienes que ver mi favorita de toda la vida:


La peli crítica muchas cosas, pero sobre todo hace hincapié en dos aspectos que a día de hoy dios todavía nos prohíbe: Dejar de matar en su nombre y poder matarnos a nosotros mismos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
cavilius



Registrado: 15 Oct 2006
Mensajes: 12356
Ubicación: Kallipolis

MensajePublicado: Mie Feb 01, 2017 12:00 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Añádase si me hace el favor esta otra al pack de las antibélicas por excelencia:


_________________
Otros pueblos tienen santos; los griegos tienen sabios.
Friedrich Nietzsche
La vida solo puede ser comprendida mirando atrás, pero solo puede ser vivida mirando adelante.
Søren Kierkegaard
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
hijomoto



Registrado: 15 Ene 2011
Mensajes: 1840

MensajePublicado: Mie Feb 01, 2017 12:43 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

PELICULÓN (también)
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Cine y televisión histórico y bélico Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2
 

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group

eXTReMe Tracker