Índice del Foro Foro de Hislibris Foro de Hislibris
Libros de Historia, libros con historia
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   Regí­streseRegí­strese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
El pequeño Pataxú, Tristan Derème

UNA APROXIMACIÓN A LA POESÍA
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 43, 44, 45, 46, 47, 48  Siguiente
 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Off topic
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Lun Sep 18, 2017 5:22 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

CASTIGO
Seamus Heaney (Condado de Derry, Irlanda del Norte, 1939-2013)

Puedo sentir el tirón
de la soga
en su nuca, el viento
en su torso desnudo.

Sopla sus pezones y los hace
cuentas de ámbar,
remece el frágil cordaje
de sus costillas.

Puedo ver su ahogado
cuerpo en el tremedal,
el lastre de las piedras,
las varas y las ramas que flotan.

Bajo las que al comienzo
ella era un retoño incrustado
que fue el arrancado
hueso de un roble, vasija de sesos:

su cabeza rapada
como rastrojo de grano negro,
la sucia venda para los ojos,
el lazo un anillo

para guardar
los recuerdos del amor.
Pequeña adúltera,
antes de que te castigaran

tenías el pelo rubio,
estabas desnutrida, y tu
rostro negro como la brea era hermoso.
Mi pobre chivo expiatorio,

casi te amo
pero hubiera lanzado, lo sé,
las piedras del silencio.
Soy el astuto mirón

de las expuestas
y negruzcas almohazas de tu cerebro,
de las membranas de tus músculos
y de todos tus huesos numerados:

yo que he permanecido mudo
cuando tus traidoras hermanas,
tapadas con brea,
lloraron junto a las barandas,

que he sido cómplice
con civilizada indignación
aunque entendiendo la exacta
y la tribal, íntima venganza.


***

In an interview with the Paris Review (no. 75), Heaney stated that the poem actively reflected on his personal experience:

"It’s a poem about standing by as the IRA tar and feather these young women in Ulster. But it’s also about standing by as the British torture people in barracks and interrogation centers in Belfast. It’s about standing between those two forms of affront".
Punishment by Seamus Heaney (Creative Writing Guild)

¿Criminales ejecutados o amantes víctimas de un triste destino? El extraño caso de los cuerpos de Windeby (Ancient Origins)
_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Dom Sep 24, 2017 3:53 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

AVANCE
Gerry Murphy (Cork, Irlanda, 1952)

México, 1970.
Copa del Mundo, cuartos de final.
Inglaterra, dos arriba contra Alemania
y tranquila.
Mi hermano, regodeándose en silencio,
mi padre y yo sumidos
en un silencio rígido, abatido.
Me voy a la cocina
a hacer té,
Alemania descuenta uno.
“Muy poco, muy tarde”
declara mi hermano.
Vuelvo a la cocina,
Alemania iguala.
A mi padre y a mí nos sacan,
pestañeando, a la luz del día.
En tiempo extra,
Müller, ‘Der Bomber’, anota el gol ganador.
Nunca había abrazado a mi padre,
no he vuelto a abrazarlo desde entonces.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Lun Sep 25, 2017 10:15 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

AUTOPISTA
Saiz de Marco

A un lado y otro de la autopista
Rivas
Arganda
Perales
Fuentidueña
nombres de sitios a los que no fui nunca

Y sin embargo
¿qué me esperaba en Rivas?
¿cómo serán las tardes en Caudete?
¿mi vida en Tarancón qué forma tendría ahora?
¿junto a quiénes habría caminado en Saelices?
tantas preguntas que hay que dejar en blanco

Tarancón
Villarrubio
A veces se veían
cercanas
habitables
sus calles y sus casas
incluso por la noche ventanas encendidas

Y pensar que bastaba con girar el volante
darle al intermitente
tomar esa salida
o un cambio de sentido en el siguiente cruce

Sí pero la vía rápida
tan ancha y deslizable
tan falsamente llana
tan "sigue sin torcer y yo misma
te llevo"
asiéndome con fuerza a su alfombra de asfalto

Ya en el retrovisor
a izquierda y a derecha iban quedando
Saelices
Alarcón
Pozoseco
Caudete

estares en el mundo en donde nunca estuve

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Jue Oct 05, 2017 7:01 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

TAN OTRO
Rafael Baldaya

Recuerdas vagamente
Puede que lo soñaras
¿Ah, pero yo fui aquél?
Quizá no fui yo sino un antepasado
Creía en cosas en que no crees haber creído
Aquello que desprecias para él era importante
Abominó lo que amas
Amó lo que detestas
Vagamente recuerdas pero
no fuiste tú
Fue otro
otra persona
¡Cualquiera sabe quién sería aquel fulano!
¡Hace ya tanto de eso!
¿Quién acordó asignarle tu misma parcelilla
de individualidad?
¿No se supone que tienes tú el monopolio?
Claro que él vivió antes
nunca habéis coincidido
no sois contemporáneos
Aun así induce a error
De todos modos no compartís más que eso
Ni él te suplantó a ti
ni tú lo has suplantado
¿Ah, pero fuiste aquél?
¿Estuviste allí dentro
¡metido en ese tipo!?
¿De verdad has sido alguien
tan otro y
tan extraño?
Pero no
no es posible
Acaso solamente aparecía en un sueño
un viejo sueño que
vete a saber por qué
no se deja olvidar


***

«La poesía de Pessoa es una forma de salida al drama del no conocimiento, pero es también la puerta a la sospecha. Paul Ricoer pudo incluir a Pessoa en su Escuela de la Sospecha. Nietzsche, Freud y Marx quizás son tres de los cuatro ángulos. Lo que pasa es que Pessoa es tan disoluto que su cosmovisión no halla asidero fuera del arte. La lucha de Nietzsche contra la moral, de Freud contra la represión, de Marx contra la alienación de la Historia encuentra el epítome perfecto en la lucha contra la lucha. No más resistencia. Cuando la existencia asume, vuelta obra de arte, su nada».

Raphael Baldaya, el astrólogo del laberinto lisboeta (Juan Pablo Gómez, Viceversa Magazine, 7-9-2015)
_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Sab Oct 14, 2017 8:20 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

EL GRAAL
Juan José Saer (Serodino, Argentina, 1937-2005)

El mar destila incertidumbre,
la montaña perplejidad; y el propio
cuerpo no abandona, por nada
del mundo, su secreto. El viaje
se volvió errabundeo, y el aura
solidaria, retirándose,
nos transformó en manada.
En la llanura inmóvil,
el cansancio nos visita:
todo esto podía haber sido
de esta manera o de alguna otra,
el tiempo hubiese preferido
correr para adelante o para atrás,
y abstenerse de salir, indiferente,
la luna. Nos creeríamos perdidos,
si fuésemos capaces, todavía,
de distinguir un lugar.
La mirada rebota, espesa;
ni reconoce ni interroga.
Astillas turbias flotan
entre la sombra que amenaza.
Confusos, vacilamos:
salimos a buscar no sabemos qué,
ya no nos acordamos bien cuándo.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Dom Oct 22, 2017 7:24 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Vicente Sabido (Mérida, 1953-2013)

QUÉ QUEDA POR DECIR SI TODO ES UNO

Porque mi corazón late al unísono
de tantos corazones que a lo largo
del año y los lugares se me cruzan,
qué anhelo compartir con cada uno
su pena, su esperanza, su cansancio.

Está el temor contado. Están contados
los pelos y señales. Pena y gozo
contados a medida de los cuerpos.
Contada hasta la angustia, la alegría,
los golpes de la aguja en las esferas.
Contados el latido y la sonrisa,
la lágrima, el calor, la amanecida.

Un solo desamor mora en el mundo.
Una sola caricia. Un beso solo.
Un llanto a flor de piel. Una ternura.
Un solo caminar por muchas sendas.
Qué queda por decir si todo es uno.



ALUCINACIÓN EN MÉRIDA
A Sacri Pizarro, in memoriam

Escucha, como siempre
es ya de noche. Agosto
del 56. Las esquinas
azules del verano
pasan fugaces, pasan
los rostros y los gestos
familiares. Alfonso
Guerrero, Pepe Frutos,
Sacri Pizarro, Amalia...
Paseo con los muertos.
Muertos están los cines
al aire del estío, las terrazas
con blancos veladores
de esta profunda infancia
que, ahora, agosto del 91,
se alza en el recuerdo
o en el sueño. Tú pasas
por estas mismas calles
el año 2100. Admiras
la torre de la iglesia
con un suspiro gótico.
(No sé cómo será
el mundo en el que vivas,
aunque me lo imagino
tan triste como éste
—en esta noche oscura
en que paseas conmigo,
conmigo que estoy muerto
y que te hablo—). Mira
los rostros familiares,
los gestos familiares
que no conoceré,
como no he conocido
(ni tú tampoco) esas
caras endurecidas
de mis tatarabuelos.

Amigo del futuro:
anduve donde andas.
Yo tuve una estatura,
un porte, una mirada
tal vez como la tuya.
Inútil que me busques.
Yo sigo estando aquí
igual que tú estarás.
He muerto. Como tú.
Como tus nietos. Como
la torre y las campanas
que doblan o repican
por ti, por mí, por todos.
Esas campanas góticas
que ahora duermen, sueñan.
1902.
Verano del 90
o del 91
o del 3500.
¿En dónde estamos? ¿Somos
sólo un sueño de Dios?



INTRAHISTORIA

El hongo de Hiroshima.
El ENIAC, con sus 16.000 lámparas de vacío.
La fulgurante Guerra de los Seis Días.
El Voyager planeando sobre Júpiter.
La caída del Muro de Berlín.

Y gira y gira el tiempo como una campana enloquecida:
años, años, años
hacia atrás.
Y se detiene
en España. Castilla. Era del Señor
de 1376:

“Doy fee de los averes de la defuncta
Antonia Huete:
una sillica,
un crucifixo,
una tinaxa de agua”.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mar Nov 07, 2017 1:26 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

SOBREVIVIENTES
Ramón Ordaz (El Tigre, Estado Anzoátegui, Venezuela, 1948)

La guerra,
no habíamos pensado en la guerra.

¿Por qué teníamos que pensar en la guerra?

Hablábamos de ella; un lugar ocupaba
como juego de extraños.
Una barbarie lejos de nosotros;
extravíos de la sangre en otro pabellón
que no era el nuestro.

La guerra ¡carajo! La guerra.
A un geme de tu desolación, Empire State.

La pólvora al costado de ubérrimos cortijos
que ahora abren su flor,
la carnívora fosa,
mengua de la placenta.

La guerra, ahora recuerdo,
siempre fue una alabanza,
un canto de la aurora,
utopía del amanecer.
¿No es así, Humanidad?

En la guerra, sí, en la guerra
no hay vidas inocentes,
no hay culpables, no hay amos.

¡La guerra! ¡La guerra! ¿Qué saben los muertos?
La guerra es de nosotros los sobrevivientes.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Sab Nov 25, 2017 12:21 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

DERECHO DE CONQUISTA
Antonio Martínez Sarrión (Albacete, 1939)

Con qué empeño la luz
quiere arropar, velada, la paz de la mañana
de manso mar y silenciosas calles
y de ese modo levantar el solio
que te encierra y engasta cual zafiro
cuando, al fin, sonriente y despeinada,
pasas revista a la enemiga tropa
y la encuentras conforme a tus designios
en batallones de plumón tan tibio
en falanges de aljaba tan vacía
que proclamas, sin lucha, tu victoria
y el raigón derrotado de mi ejército
cargado de grilletes tras tu carro se arrastra
traidor a su bandera, a su patria, a su dios.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Jue Nov 30, 2017 4:40 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

PLUSCUAMPERFECTO DE FUTURO
Carlos Marzal (Valencia, 1961)

Cuando deje las sábanas, mañana,
pensaré que mi sueño de la noche
no ha sido sólo un sueño
y que lo que me aguarda no es la huraña
mañana de mañana.
Acogeré mi cuerpo esperanzado,
como un feliz presagio inmerecido,
y si hay un cuerpo al lado,
será maravilloso descubrirlo,
saber que las monedas que he pagado
(y las monedas con que me ha comprado)
han sido las monedas del amor,
que pagamos con gusto y por el gusto,
locos de amor los dos.
Y amar, esa mañana, extrañamente,
será la redención de nuestros actos
pasados y futuros,
y el hecho del amor, en su presente,
será como la historia sin la historia,
un cuento que contamos con los cuerpos
y que tiene sentido,
lleno de ruido y furia compartidos.
Y si despierto solo,
despertaré contento de estar solo,
por la simple razón de estar conmigo,
que soy el viejo amigo
de algunos buenos ratos que he vivido.
Se inundará la casa con el sol,
y si no hay sol se inundará de gris,
un gris reconfortante, de París,
que es la ciudad que tiene un gris más sol.
Haré mis abluciones matinales
y haré la colación,
y respecto al milagro
de que los alimentos alimenten
haré una reflexión
profunda, sorprendente, que alimente
las estancias del alma y que dé calma
a un alma que ama la contemplación.
Para el resto del día tendré planes
y hasta tendré esperanzas,
que ya es tener bastante un mismo día,
y en un claro derroche de energía
tendré la convicción de que los planes
y hasta las esperanzas
no son la más completa tontería.
Naceré a mi ciudad,
como si fuese la primera vez
que nazco y que la veo,
contento de nacer y de fundar,
igual que un gran viajero, mi ciudad,
quizá un lugar tranquilo junto al mar,
donde esperar consiste en encontrar
una buena razón para esperar
el paso de los días.
Y a la ciudadanía,
que, comúnmente, es una porquería,
una viciosa tropa indiferente,
habré de comprenderla, y, comprendiéndola,
comprenderé toda su indiferencia,
su desprecio, porque tendré conciencia
de que quien más quien menos (y me incluyo)
tiene una innoble historia que contar,
lo cual, si no inocentes,
nos vuelve dignos de algo de piedad.
Seré un huésped del tiempo, un invitado
que aspira a estar contento y al cuidado
de las horas, hasta lograr que el tiempo
sea por fin mi líquido elemento,
y no un andén desierto en que aguardar
trenes de paso hacia ningún lugar,
cansado, el pensamiento, de sentir,
y de pensar, cansado el sentimiento.
Toda la peor vida de la vida,
que a veces es la única que ocurre,
le habrá ocurrido a un yo que no conozco,
un yo que a fuerza de desconocido
convierte en no vivido lo vivido,
y el yo que reconozco, el que comparte
la vida preferida
(esa que ha estado siempre en otra parte)
será mi yo más mío.
Y la vida que venga será fácil,
o lo parecerá (qué más me da),
será la dulce vida,
y por dulzura y por facilidad
será una eternidad mientras me dura,
aunque sólo me dure un día más.
Por eso, más que un día,
mi día de mañana es el proyecto
de un tiempo por llegar:
es el pluscuamperfecto de futuro.
Ya sólo hay que aprenderlo a conjugar.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie Dic 06, 2017 10:24 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

CASO LLUVIOSO
Carlos Drummond de Andrade (Itabira, Brasil, 1902-1987)

La lluvia me irritaba. Hasta que un día
descubrí que era maría que llovía.

La lluvia era maría. Y cada pringo
de maría empapaba mi domingo.

Y mis huesos mojando, me dejaba
como tierra que la lluvia labra y lava

Yo era todo barro, sin verdura...
maría, ¡lluviosísima criatura!

Ella llovía en mí, en cada gesto,
pensamiento, deseo, sueño, y el resto.

Era lluvia finita y lluvia copiosa,
matinal y nocturna, activa… ¡Qué cosa!

No me lluevas, maría, más que lo justo
llovizna de un momento, apenas susto.

No me inundes de tu líquido plasma,
¡No seas tan acuático fantasma!

Yo le decía en vano -ya que maría
cuanto más yo rogaba, más llovía.

Y chaparreando atroz en mi camino.
lo dejaba bañado en triste vino.

que no calienta pues el agua de lluvia
mosto es de ceniza, no de buena uva.

¡Lluviadera maría, lluviadona,
lluvinienta, lluvil, pluvimiedona!

Yo le gritaba: ¡Pará! Y ella seguía lloviendo,
Charcos de agua helada iba tejiendo.

Y hubo tanta maría en mi casa
que la correntada creó alas

y un río se formó, o mar, no sé,
Sé apenas que en él me anegué.

Y cuanto más las olas me llevaban,
las fuentes de maría más lluviaban,

de suerte que con poco, y sin recurso,
las cosas prosiguieron su curso,

y aquí es el mundo mojado y sumido
bajo aquel siniestro y oscuro llovido.

Los seres más extraños juntándose
en la misma acuosa pasta quejándose

contra esa lluvia estúpida y mortal
catarata (jamás hubo otra igual).

Cantos anti-ad petendam se oyeran.
¡Nada! Las cuerdas de agua más enloquecieran,

y maría, canilla desatada,
más deja salir la correntada.

Los navíos zozobran. Los continentes
sucumben con todos los vivientes,

y maría lloviendo. Fue que a esa altura,
diluida y fluida la humana estructura,

y la tierra no sufriendo tal lluviencia,
se conmovió la Divina Providencia,

y Dios, piadoso y enérgico, bramó:
¡No llueva más, maría! - y ella paró.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Sab Dic 23, 2017 12:26 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

EN LOS TIEMPOS DEL INTERNET Y LOS CELULARES
Claudio Piras Moreno (Lanusei, Cerdeña, 1976)

Soy tu príncipe de las arenas cándidas
sepultado entre palcos, collares y dientes
en el frío de una gruta milenaria
con los milenios entre brazos y ningún recuerdo:
porque toda reminiscencia yace en el fondo.
De la bóveda borré tu retrato
y todo lo que llevara hacia ti mi mente:
palabras, mensajes y cifras.
Me recubrí de ocre rojo la cabeza
y me acosté en esta fosa.

Vendrán otros y sepultados estarán a mi lado
y así estrato por estrato para contar milenios.
Será inútil llamarme o hacerme señas
estoy aislado, y aquí nada se oye.
Estaba armado y no me sabía indefenso,
me consideraba predador, y fui apresado.
Y ahora solo la turba me protege,
calentará mi sueño grave,
pero aún soñaré con praderas y grandes llanuras
aún me agitaré con el recuerdo de marchas en la nieve
de tigres dientes de sable y mamuts,
bisontes, bayas y fogatas nocturnas.
Adormilado al calor de las pieles
aún sentiré tu olor
y será la peor de las traiciones:
de la vida que yéndose de mí se burla.
Entonces lo olfatearé, para desencorvarte y seguirte
¡Para ser apresado, devorado y desechado!
Porque la caza no tiene fin en los sueños
y al estar acostado no hay escapatoria.

Soy tu príncipe de las arenas cándidas
Sepultado entre palcos, collares y dientes.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Vie Ene 12, 2018 4:09 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

COSTUMBRES
Iván Ortega-López (Ciudad de México, 1990)

Hace más de dos meses
que no veo un unicornio en mi alacena
mi familia tiene la agradable costumbre
de construir un bosque entero
dentro de ella
en ese bosque se introducen
de dos a tres crías de unicornio
con el paso del tiempo
los unicornios van creciendo
se sienten atraídos unos a otros
y surge la necesidad de copular
para tener crías que a su vez
cuando crezcan
copularán y darán vida
a otra camada de unicornios
que repetirán este proceso

la razón por la cual lo hacemos
es para que las visitas puedan ver
criaturas que no existen

hay temporadas en que los unicornios
piensan todo el día en copular
por eso no es raro
que algún visitante
se moleste al creer
que le han hecho la pésima broma
de mostrarle a dos seres
de la misma especie
muy rara (por cierto)
apareándose en un bosque
metido absurdamente en una alacena

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie Ene 17, 2018 12:19 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

HUELLAS
José Manuel García Gil (Cádiz, 1965)

He sido
la niebla de un ciego en la cuarta cruzada,
frente a la mezquita gótica de Arap, en Estambul,
el puño de aquella espada de doble filo sobre el cuello
ligero de Ana Bolena
el 19 de mayo de 1536.
He sido
prisionero en el fondo de un pozo de la abadía de Telema
en la margen sur del Loira, el infierno en Rávena,
una guitarra azul en Hartford, manzana de ajenjo
en el Edén del Harar y la Abisinia, Holofernes decapitado
a manos de una vengadora Judith
en la pintura del Caravaggio.
He sido
cautivo en el castillo de Zenda, libre en Balvanera,
gran eunuco en Teherán, un indio desheredado
en la cuenca del Amazonas, un animal que sólo existió
durante tres semanas en el siglo XVI y antes,
mucho antes, Sargón de Akad para servirles, náufrago
en la isla de Thule en los mares del Norte,
testigo del asalto a la Rochela
de los Tres Mosqueteros.
He sido
un dandi en el palacio del fétido minotauro,
el príncipe Valiente huyendo con la daga entre los dientes
de una mazmorra en la fortaleza de Ulfrún, el capitán Nemo
arrancándole a un pulpo sus tres corazones
sobre la cubierta del Nautilus.
He sido
surfista en una ola de Hokusai, hereje en Occitania
y al tiempo, uno de los arduos alumnos
de la Orden del Amanecer Dorado,
y mucho después superviviente del vuelo 815 de Oceanic Airlines,
pasajero en sueño criogénico del carguero
USCSS Nostromo de Thedus a la Tierra.
Soy el fruto
de una ráfaga de viento procedente de pasar mil páginas a la vez,
las piezas solitarias de un dibujo
que existía ya antes de empezar con esto.
De un dibujo
que en mi memoria va
irremediablemente
descomponiéndose.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Mie Ene 24, 2018 2:00 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

SUBIDA AL MONTE URGULL
Jorge Ortega (Mexicali, Baja California, México, 1972)

Al fondo el mar, el sobrio mar
de fondo
que se nos desdibuja.

Entre robles y helechos
la espiral de piedra no pulida,
las furtivas
y onduladas
terrazas del musgo.

La espuma de la hiedra
trepando por los troncos,
los cauces de hojarasca
crujiendo bajo una pisada en falso.

Rampas. Escalones
pacientemente relamidos
por el inofensivo alud del vaho.

Y el final en dónde o para cuándo:
la cumbre se escabulle a nuestros ojos,
pirámide borrada por la selva
en una distracción.

A mayor esfuerzo, menor la extenuación,
mejor la claridad de los confines
o pronta la llegada.

El poema se hace en el trayecto,
trata lo que tardamos
en alcanzar la cima
y descubrir ahí lo perseguido en vano,
la veleidad del aire, el resbaloso pez de las alturas.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
momper



Registrado: 14 Dic 2008
Mensajes: 4219
Ubicación: el chacuatol

MensajePublicado: Vie Feb 09, 2018 6:33 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Rafael Guillén (Granada, 1933)

VIEJA FOTOGRAFÍA EN SEPIA

Estaba allí el instante aquel; no era
glorioso, no; tenía, acaso, el aura
humilde de haber sido
elegido al azar. Al cabo
¿qué mejor elección?
Ella, la dulce
muchacha endomingada, nos miraba
desde detrás del tiempo, sorprendida
de haber quedado así, como iniciando
un gesto, no sabía
muy bien por qué.
Un gesto
que, en otra dimensión, siguió su curso
natural, escapando del milagro
de aquel instante detenido.
Estaba
junto a un escaparate y los cristales
desdoblaban la calle, que se iba
por el reflejo. Dentro,
suspendidos en el ayer, esbeltos
floreros, porcelanas
tiernísimas y un viejo
reloj eternizando la hora exacta
del olvido.
A la izquierda
llovía dentro de la foto; sola
se perdía la calle y los cerrados
balcones y los árboles borrándose
entre la niebla clara.
Al fondo,
se entreabrían las puertas del otoño.

Estaba allí el instante, desvaído
pero altivo y tenaz en una lucha
ya decidida.
Vieja
fotografía en sepia, apuntalando
lo que queda de luz, lo que no queda,
cuando el tiempo, muchacha endomingada,
vuelve la esquina, apenas
penumbra ya, y nos mira desvalido.
Y nos sigue mirando, mientras todo
se desvanece.



LA PUERTA DE LAS SOMBRAS

En la trasera del palacio, cerca
de las caballerizas, allí donde
no llega el ruido de la fiesta, lejos
del esplendor del pórtico y el fasto
de las marmóreas balaustradas, tersas
del roce de la vida, en un perdido
rincón, existe
una puerta con goznes
herrumbrosos, que el tiempo
y el desamor desvencijaron. Crece
un mullido abandono de hojas secas
en el umbral y el látigo del frío
restalla en sus podridos cuarterones.

Es la puerta por donde
entran y salen los recuerdos,
las sombras, los fantasmas
imperiales, el polvo
de lo que un día fueron otras danzas
y entrechocar de copas. Es la puerta
por donde, también hoy, antes que tímido
se insinúe el albor, sale embozada
la historia de puntillas.

_________________
Tu quoque, Eslava Galán?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Off topic Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3 ... 43, 44, 45, 46, 47, 48  Siguiente
Página 44 de 48
 

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group

eXTReMe Tracker