Índice del Foro Foro de Hislibris Foro de Hislibris
Libros de Historia, libros con historia
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   Regí­streseRegí­strese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
Emporium Hislibris

Se nos ha ido Agustín García Calvo

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Alrededor de los libros
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Javi_LR



Registrado: 15 Oct 2006
Mensajes: 5431
Ubicación: Por pentecónteras

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 3:38 pm    Tí­tulo del mensaje: Se nos ha ido Agustín García Calvo Responder citando

Sit tibi terra leuis, como lo fue para ti la realidad y la vida, don Agustín.

Hoy muere uno de los grandes pensadores, filogos y literatos que ha dado este país. Será dificilísimo reemplazarlo.


http://cultura.elpais.com/cultura/2012/11/01/actualidad/1351774640_539647.html
_________________
El ojo que ves no es
ojo porque tú lo veas;
es ojo porque te ve.


Vini, vidi, adquirevi.
Julio César tras visitar Emporium Hislibris.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Trecce



Registrado: 21 Feb 2007
Mensajes: 4332

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 4:56 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Acabo de enterarme por la prensa y lo lamento de veras.
Nacido en Zamora, ciudad donde tenía su residencia (a caballo con Madrid), hace poco me crucé con él por la calle, un tipo sencillo, una voz de esas que despiertan conciencias y que está sociedad nuestra, tan necesitada de mentes preclaras y desinteresadas, pierde para siempre, aunque nos queda su obra y su ejemplo.
_________________
Las pequeñas historias también hacen Historia
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Nausícaa



Registrado: 29 Oct 2011
Mensajes: 3496
Ubicación: Con los pies en la tierra y la cabeza en las nubes

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 5:05 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Una pena, la verdad. No nos sobran mentes tan esclarecidas como para no echarlo ya de menos Sad
_________________
Somos el tejido del que están hechos nuestros sueños. (W. Shakespeare)

Se acercan tiempos difíciles, tiempos bizantinos
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
farsalia



Registrado: 07 Nov 2007
Mensajes: 22336
Ubicación: Entre la página de un libro y la pequeña (y gran) pantalla...

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 5:10 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Enorme pérdida...
_________________
Web personal

¡¡El Mesías!! ¡¡El Mesías!!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Raskolnikov



Registrado: 25 Dic 2009
Mensajes: 2776
Ubicación: Esperando en el Desfiladero del Borgo

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 5:13 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Que descanse en paz.
_________________
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Javi_LR



Registrado: 15 Oct 2006
Mensajes: 5431
Ubicación: Por pentecónteras

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 7:57 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Yo no tuve la fortuna de que me diera clares el la facultad, pero sí que le he seguido, leído, oído y conversé con él. Quien sí fue alumno suyo (en el sentido ateniense del término) fue Albratos, Alejandro Vázquez, al que algunos conocéis. Os dejo unas palabras suyas desde donde él está ahora, en México, tan lejos y tan cerca, y recién salidas de su alma:

Cita:
Pocos son los que me conocen y departen conmigo de vez en cuando pláticas y cervezas y no saben la admiración que profeso al maestro García Calvo. Es a la única persona que llamo sin dilación, sin miedo, sin amagues, maestro. Me ha enseñado
más que todo el cúmulo de lecturas o experiencias que haya podido tener en mi vida, que es la vida de cualquiera. Su generosidad fue abrumadora siempre. Recuerdo y recordaré por siempre aquella Noche de San Juan en el parque de los marqueses de Madrid, cuando junto con los tertulianos, nos dedicamos a hacer sardinas asadas con pan gallego (tradición del Príncipe Galín de Galicia) y, como era de esperarse, hubo un chubasco enorme. Tormenta de San Juan, dicen... justo después de que Agustín hubiese llegado con Isabel Escudero, hombro a hombro, como siempre. Y en medio del ventarrón, la hoguera apagándose, todos a zafarrancho a tapar panes y proteger la brasa, el con su cazadora de mezclilla y su coletilla ondeando al viento se quedó contemplando todo el espectáculo bajo un árbol sin inmutarse. Algunos plantearon la posibilidad de cancelarlo todo, pero Agustín dijo que no, que aquello era un chubasco de nada, mientras el viento agitaba sus bigotes y los rayos y truenos ondulaban en todo el cielo madrileño. Mientras lo veía creo que sentí que Agustín García Calvo con sus ochentaytantos años era la persona más joven de aquella reunión. Su generosidad lo llevó por aulas, por comunas, por asambleas políticas libres, por tantas partes, el Ateneo de Madrid y su sala de cacharrerías en donde un busto de Alfonso Reyes siempre, soñador, con una mano bajo el mentón, atendía siempre las tertulias de Agustín. Su poesía, al leerla, fue reveladora. Y que ya estaba hastiado y asqueado de los poetas modernos, vinieron hasta mí las canciones de Agustín como una lira apolínea celosamente escondida que al leerse uno solo puede sentir una suerte de herida de muerte, un desquebrajo del alma, un vuelco del corazón agitado por algún viento vivificador. Su poesía es y seguirá siendo por mucho tiempo, la que considero, la mejor que se ha escrito y cantado. Ante todo, maestro, gracias. Gracias, señor, que tanto nos dejaste. No, no eras eterno, pero queda de nosotros la necesidad de hacer que vivas, maestro, de nuevo en la boca de quienes cantemos con tus palabras y nos aliviemos con tus razones. Gracias.


Se nos va un aliado. De todos, incluso de quienes no lo sabían.
_________________
El ojo que ves no es
ojo porque tú lo veas;
es ojo porque te ve.


Vini, vidi, adquirevi.
Julio César tras visitar Emporium Hislibris.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Hagakure



Registrado: 27 Ene 2010
Mensajes: 2579
Ubicación: Barcelona.

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 8:39 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Cuando se nos va alguien como Agustín García Calvo, nos quedamos todos más huérfanos.
_________________
Tierra, agua, fuego, aire, vacío.

La Balada del Café Triste
http://ceskkhagakure.blogspot.com.es/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
atenea



Registrado: 18 Ago 2011
Mensajes: 313
Ubicación: Complutum

MensajePublicado: Jue Nov 01, 2012 9:58 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Mis recuerdos de Agustín García Calvo son dispares y memorables.

El primer profesor de griego que tuve en el instituto (una nulidad) cuando se tomaba un copa de más en la cafetería (todos los días), nos contaba sus batallitas juveniles. La única que recuerdo es aquella en la que la policía reprimía a los estudiantes en las manifestaciones universitarias de principios de los setenta con manguerazos de agua y García Calvo les gritaba: !!!ESO, ESO.....AGUA PARA TODOS!!!


La otra son sus memorables intervenciones en Radio 3..."Tiempos Modernos" se llamaba el programa... era increíble como se podían conjugar de tal manera erudición "antigua" y modernidad.....

En mi biblioteca está: Hablando de lo que se habla


Que no descanse en paz....que su eternidad sea un perpetuo bienvivir
_________________
nadar sabe mi llama el agua fría
y perderle el respeto a ley severa


Ultima edición por atenea el Mie Mar 20, 2013 10:31 pm; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
JOSE MANUEL



Registrado: 03 Oct 2009
Mensajes: 2125

MensajePublicado: Sab Nov 03, 2012 10:22 am    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Cuanto ignorancia tengo, que no sé nada del mismo. Pero lamento su pérdida.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Trecce



Registrado: 21 Feb 2007
Mensajes: 4332

MensajePublicado: Sab Nov 03, 2012 7:50 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Cantando versos de Agustín que ha musicado el berciano, se despidió Amancio Prada, acompañado de forma espontánea por quienes estaban despidiendo los restos mortales del filósofo zamorano.



Un entierro muy emotivo, con gente del pueblo mayoritariamente.
_________________
Las pequeñas historias también hacen Historia
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
equix



Registrado: 11 Sep 2008
Mensajes: 2802
Ubicación: De aquí, de Mandril

MensajePublicado: Sab Nov 03, 2012 9:30 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Me enteré hace relativamente poco. La Comunidad de Madrid tiene himno. Este himno tiene letra. Ésta:



1

Yo estaba en el medio:
giraban las otras en corro,
y yo era el centro.
Ya el corro se rompe,
ya se hacen Estado los pueblos,
Y aquí de vacío girando
sola me quedo.
Cada cual quiere ser cada una:
no voy a ser menos:
¡Madrid, uno, libre, redondo,
autónomo, entero!
Mire el sujeto
las vueltas que da el mundo
para estarse quieto



2

Yo tengo mi cuerpo:
un triángulo roto en el mapa
por ley o decreto
entre Ávila y Guadalajara,
Segovia y Toledo:
provincia de toda provincia,
flor del desierto.
Somosierra me guarda del Norte y
Guadarrama con Gredos;
Jarama y Henares al Tajo
se llevan el resto.
Y a costa de esto,
yo soy el Ente Autónomo último,
el puro y sincero.
¡Viva mi dueño!,
que, sólo por ser algo,
¡soy madrileño!



3

Y en medio del medio,
Capital de la esencia y potencia,
garajes, museos,
estadios, semáforos, bancos,
y vivan los muertos:
¡Madrid, Metrópoli, ideal
del Dios del Progreso!
Lo que pasa por ahí, todo pasa
en mí, y por eso
funcionarios en mí y proletarios
y números, almas y masas
caen por su peso;
y yo soy todos y nadie,
político ensueño.
Y ése es mi anhelo,
que por algo se dice:

De Madrid, al cielo

Y el autor de la misma fué Agustín García Calvo. La letra destila sorna, sarcasmo y, si me apurais, chulería madrileña. Es sencillamente una genialidad...

Laughing Laughing
_________________

europamedieval.com, un blog sobre las dark ages, la Alta Edad Media y mas cosas de esas
Wyrd byð swyðost
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Trecce



Registrado: 21 Feb 2007
Mensajes: 4332

MensajePublicado: Dom Nov 04, 2012 5:25 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Se lo encargó Joaquín Leguina.
¿El precio? Una peseta.
_________________
Las pequeñas historias también hacen Historia
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
webmasterlucina



Registrado: 20 Mar 2013
Mensajes: 1

MensajePublicado: Mie Mar 20, 2013 2:20 pm    Tí­tulo del mensaje: Primeras tintas de duelo Responder citando

Hola,

os dejo el artículo de Isabel Escudero Primeras tintas de duelo Blog de Editorial Lucina, compañera del maestro y escritora. Espero os guste

“…cuando siento tan vivo aquí este rastro
de tul piel y tu sudor y tal me brilla
tu ojo de azabache como el astro
de la tarde al morir; y , si me humilla
tu muerte, no me roba, no la alhaja
de haber gozado de tu maravilla.
Pues ya ves: te he bordado la mortaja;
y, mientras yo por el sinfín me pierdo,
ten esta embuesta de dorada paja,
y viva con el mío tu recuerdo.”
Al burro muerto (Endecha)

Agustín García Calvo

Así terminabas aquel canto de amor desesperado a nuestro burro muerto, que un auto nos lo había matado una noche de luna llena allá por las hermosas lomas de las Navas, donde otrora pastaban libres los onagros antes que la peste de Dios de gasolina y mucha prisa, (para ir no se sabe adónde), extendiera sus redes de asfalto y la administración de muerte invadiera hasta los más recónditos campos. Quisiste en esa airada endecha que resonara «Lo han matado». «Era bueno, y por eso lo han matado. No era mío, ni suyo tampoco, y por eso era bueno, y por eso ha tenido la Realidad que matármelo». Que no eras tú tampoco amigo de propiedades y autorías. Recuerdo tantas veces, antes de los recitales en que juntos subíamos a escenarios y plazas a dejarnos decir de viva voz razones y canciones, que solías advertir al público: «Si algunos de estos versos que vais a oír aciertan a tocaros el corazón, si os hieren de verdad, los buenos, esos no son míos». Que el poeta ha acertado a quitarse de en medio y ha dejado hablar a la lengua, al lenguaje corriente y así devuelve al pueblo lo que del pueblo tomó prestado. Como aquel otro asnillo de la fábula que tan juiciosamente nos recordaba que la flauta suena por casualidad, y que acertó de pura casualidad el secreto de la poesía. Que si ella surge, cualquiera cosa que sea eso de la poesía, es cuando quiera soplar tu resuello de pueblo que es la sola musa que vive en la lengua corriente y moliente. Porque el pueblo, cuando le dejan y se deja hablar, respira por la herida y el acierto de un poema o una copla, una balada o un romance no es otro que el descubrimiento de la mentira de la Realidad, algo que hiere en lo más profundo. Que toca a la par el corazón y la razón, sentir en uno la desgracia común no nos da la felicidad, pero nos abre un grano de honda alegría. Mucha poesía literaria, inocua, de eso te quejabas cumplidamente: «Porque se premia lo que a los oídos/de nadie va a hacerle mal, ni nada bueno/y tan sólo se venden los vendidos».
Gracias te doy, Agustín, por lo mucho y bueno que nos has dado. Y aunque tú personalmente me faltes y esa flecha se me clava con encono cada mañana al abrir los ojos, a la vez tú también me das el bálsamo para curar tu ausencia. De tanto y tantos años a tu vera he aprendido de ti la tozudez y las mañas en eso de olvidar lo sabido para dar suelta a lo desconocido, algo que queda de amor sin nombre propio ni ley latiendo por lo bajo de cada uno. Y en ese misterio que no obedece al tiempo cifrado ni a la Historia te reconozco tan libre y rebelde como siempre y hasta dispuesto una vez más —para hacerme sentir más vivamente tu compañía— a enzarzarte de nuevo conmigo en las graciosas disputas que avivaban nuestro tan duradero amor. Porque ¿cómo podría yo demostrar mi amor leal a un insumiso más que siéndole desobediente? Es como si así estuvieras ya respondiendo a mi desconsolada y última pregunta: ¿Pero, maestro, con quién voy yo a pelearme ahora?
Cómo puedo convencerte, amigo, de que sigues aquí, que es imposible que no estés. Usaré tus propias artes y razones. Tú hiciste un día herido del más puro amor esta endecha por la pérdida de nuestro burro, hoy para revivirte repito para ti tu mismo canto: «Yo canto un burro y la muerte en él y por él, y a la vez que me nubla el alma esta sombra de burro que me ha dejado atrás, a la vez una ira me hace clamar que no ha muerto, que lo han matado, que lo ha matado la Realidad»… Pero tú, ¿no nos descubriste que la Realidad no es todo lo que hay, y que es falsa no sólo porque lo es, sino porque pretende ser todo lo que hay? «¡Ea pues, rebuzna! ¡razona tú, burro! Razón es tu queja. Y otra vez rebuzna más, más, que te oiga, y el mundo a lo ancho oiga como puja a salir desgarrada por entre los dientes la verdad desnuda!»
Por alguna fisura has logrado escaparte, has sabido zafarte del mortal silogismo, porque no te atañía a ti la condena de los Hombres, (que de ellos no decías nada bueno), y ahora, ahora mismo, escucha: ya vuelvo a oír junto a mí tu limpia voz: «La guerra sigue» y tu «NO» alto y tozudo contra cualquier Poder venga de donde venga, y más si viene de UNO mismo. Y ahí están los amigos y fieles seguidores que cada miércoles puntualmente te aguardan en la tertulia política del Ateneo; y los tuyos con el corazón atento y la puerta de la casa abierta esperando a la mesa frente a tu plato vacío por el gusto de verte de nuevo comer con el gusto con que comías; y ahí también tus muchos y queridos libros nacidos de tus entrañas y crecidos de tu empeño contra viento y marea año tras año; y en las plazas florecidas de indignación, mira cómo te reclaman tantos y tantos muchachos despiertos que les brillan los ojos de luz de tu desnudo y alegre desengaño. Y mira, Agustín, allí está Bebela en la ventana que da al jardín nevado de las Navas, que de nuevo te grita: «¡Un burro!».

Isabel Escudero, 1 de Diciembre de 2012
Publicado el 8 de Diciembre en el Diario El Norte de Castilla en el Suplemento Cultural La sombra del ciprés, en homenaje a Agustín García Calvo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Trecce



Registrado: 21 Feb 2007
Mensajes: 4332

MensajePublicado: Mie Mar 20, 2013 8:12 pm    Tí­tulo del mensaje: Responder citando

Vaya, la editorial de García Calvo en nuestro Foro. Todo un placer.
_________________
Las pequeñas historias también hacen Historia
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Hislibris -> Alrededor de los libros Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1
 

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group

eXTReMe Tracker