EVA (FALCÓ 2) – Arturo Pérez-Reverte

EVA (FALCÓ 2) - Arturo Pérez-ReverteSegunda novela en la que el protagonista es el agente secreto Lorenzo Falcó, que trabaja para el bando franquista en los años de la guerra civil española. Un personaje cuyas características le pintan duro, individualista y muy suyo. Integrado en el Grupo Lucero, que dirige el que llaman Almirante, al que conoció en unos años en los que funcionaba como mercenario internacional. La acción sigue, como es natural, el patrón de la novela anterior. Han pasado varios meses, Falcó está en Lisboa, viviendo de sobresalto en sobresalto… pero recibe órdenes desde Salamanca, y se pone en marcha el protocolo. Lisboa, Salamanca, Sevilla… Tánger.

Lo que destaca en este thriller es, por una parte,  la localización y ambientación principal en Tánger, en uno de sus momentos más brillantes, cuando tenía declarado el rango de ciudad neutral e internacional. Por otra parte, el escritor cartagenero elige un tema ya mítico en la guerra española: el oro enviado a Moscú.

 “—Volvamos al oro —sugirió el Almirante.

—No todo fue a Rusia —dijo el financiero, dirigiéndose de nuevo a Falcó—. Sabemos que una quinta parte se envió por barco a Marsella, destinado tanto a cuentas bancarias oficiales de la República como a cuentas de particulares. El ministro de Hacienda, Negrín, y el hijo del titular de Marina, Prieto, son dos de los beneficiarios… Como puede ver, los hay que toman precauciones por si todo acaba en espantada final.”(…)“—Hecho todo eso —prosiguió Ferriol—, aún quedó una cantidad importante de oro en La Algameca (Cartagena). Calculamos unas treinta toneladas… Cantidad apreciable.”

El Mount Castle, uno de los barcos mercantes que llevan parte del cargamento de oro se ve perseguido por la flota nacional. Le sigue de cerca el Martín Álvarez, destructor de la flota nacional, y consigue mantenerle el cerco incluso en el puerto de Tánger, donde se refugia el mercante. El destructor está dispuesto a hundirlo si es preciso con tal de que el oro –treinta toneladas- no vaya a la Unión Soviética.

Falcó es comisionado para tratar de hacerse con el barco (y el oro), sobornando al capitán para que cambie de bando o, al menos, evitar que el oro parta hacia Moscú.

En Tánger se produce una constante tensión entre la tripulación de ambos barcos, y sobre todo, entre ambos comandantes, tanto el nacional (capitán de fragata Antonio Navia) y el republicano (capitán Fernando Quirós), que además de ser ambos asturianos, son marinos y como tales tienen un nexo común: el honor. Pero ante terceros (los británicos, por ejemplo) las dos tripulaciones se sienten españolas, creándose momentos de complicidad. Es en estos momentos en los que el protagonista manifiesta su posición más personal, que no cuida de bandos, aunque trabaje para uno.

Para poner más difíciles las cosas a Falcó, interviene de nuevo una mujer de armas tomar: la rusa Eva Neretva, ahora en su papel de Luisa Gómez, a la que ya conoció en su anterior misión en Alicante, cuando trataban de excarcelar al jefe de la Falange. Con Eva tuvo una fugaz pero intensa relación, un intercambio de favores que acabó depositándola, magullada y torturada, pero viva, en la frontera portuguesa. Eva es una ferviente militante comunista, dispuesta a sacrificarse por la causa si ello fuera necesario. Pero Falcó cree que no lo es. Que no es necesario. Y se ocupa con gran esfuerzo en llevarle la contraria.

Eva está acompañada de dos comisarios políticos más: un americano, Garrison, y un correoso español, Trejo.  Todos tendrán bajo vigilancia a Falcó e intentarán liquidarlo a la primera de cambio.  A medio camino entre un bando y otro, el agente comercial Antón Rexach proporciona información a unos y otros, siempre guardando la ropa al nadar. Y Ramón Villarrubia es el telegrafista a su servicio pero en nómina de Lisardo Queralt, coronel de la Guardia Civil en competencia con el Almirante en cuestión de espionaje. Cuidado.

En esta novela, el mujeriego Falcó tiene varios lances con féminas, alguno de los cuales le van a producir jaquecas, que tratará con las cafiaspirinas de rigor y el coñac Fundador. La actriz Brita Moura; la seductora Chesca Prieto, esposa del peligroso Conde de Migalota; Karima, una servicial morita; Moira Nikolaos, una antigua amiga y amante griega;  todas ellas tienen momentos lúbricos con nuestro protagonista. Pero la imagen que ronda por la cabeza de Falcó es justamente la de Eva, puesto que aún no sabe qué reacción será la suya. Eva y él estaban en paz, cada uno salvó al otro anteriormente. Ahora están, supuestamente, de nuevo en guerra.

“Estamos en paz, recordó de nuevo. Eso había dicho Eva Neretva cuatro meses atrás, cuando él fumó el último cigarrillo junto a ella, al lado del coche detenido junto a la carretera, ya en territorio portugués, después de que Falcó hubiera conducido toda la noche mientras Eva dormitaba en el asiento de atrás, reposando su cuerpo torturado bajo el abrigo de uno de los policías a los que él mató para liberarla. Sí. Estamos en paz.”

Con ayuda de agentes de su confianza, como el letal Paquito Araña, la dama griega Moira y otros personajes secundarios, Falcó vive días turbulentos en esa misteriosa, atractiva y vieja ciudad, donde el Levante se enseñorea de sus rincones cuando sopla fuerte en el Estrecho. El Zoco chico, la Avenida, la Medina,  el mar siempre al fondo y los dos barcos en el puerto, vigilándose mutuamente mientras el plazo se va acabando y han de tomar una decisión. La última carta la juega la Muerte, es el mensaje que recibe de Eva.

De ágil lectura, amena, con el toque levemente melancólico que siempre producen ciudades como Tánger o Lisboa,  y un personaje agridulce, alternando sexo y violencia, entre perro y lobo, Falcó es sarcástico, cínico, letal… pero también es dulce y tierno cuando la ocasión lo requiere. Y con un punto de humor.

“—Ponme otro hupa-hupa, anda.
—¿De orujo?
—Qué remedio, oye. Pónmelo de orujo.”

Ariodante

EVA (FALCÓ 2)
ARTURO PÉREZ-REVERTE
Alfaguara, 2017

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando EVA de Arturo Pérez-Reverte en La Casa del Libro.

34 Respuestas a “EVA (FALCÓ 2) – Arturo Pérez-Reverte”

  1. Balbo Dice:

    Me lei este verano en la playa la primera parte, Falco, y me entretuvo bastante. Ahora, cuando lo devuelvan a la biblioteca (hay una lista de espera de más de 70 personas) también lo leere. Para pasar un rato no están mal.

    Saludetes. ;-)

  2. Elika Foods Dice:

    Leí el primero y me encantó, este segundo para navidades

  3. Sonia de El Tren de la Musa Dice:

    No pude completar la lectura de la primera parte, y la verdad que me gustaría (lo cogí en la bilblioteca) y lo tuve que devolver sin poder acabarlo…Es una lectura entretenida que engancha, como dicen por arriba hay mucha lista de espera también en mi ciudad jejeje. Pérez Reverte es un crack sabe cómo hacerlo, le admiro mucho como escritor. Un saludillo para todos y gracias por el aporte!

  4. Ariodante Dice:

    Perez-Reverte sabe muy bien cómo enganchar al lector. Este tipo de novela se lee de un tirón, casi. Entretener, entretiene.

  5. iñigo Dice:

    Yo hasta que no escriba otra vez de Alatriste, no leeré a Pérez Reverte… Nos tiene esperando como tontos y ahora se pone con el ahora de moda, género negro… No, así no. Viva Alatriste!!!!!!!!

  6. Ariodante Dice:

    Bueno, bueno…de Alatriste ya hemos tenido para una temporada. Ahora toca otra cosa…dale una oportunidad, al fin y al cabo ha situado a Falcó en una época pasada…

  7. Arturus Dice:

    A mí me quedan por leer tres o cuatro Alatristes, así que Falcó, de momento, ni me lo planteo. Tampoco me llama mucho el personaje ni la época, la verdad.
    Buena reseña, Ariodante.

  8. Soldadito Pepe Dice:

    Asombra la capacidad de Reverte para reinventarse. Lleva 30 años escribiendo novelas, parece que ya lo ha hecho todo, y de pronto consigue un relato de espionaje, o dos, con Falcó, extraordinariamente dinámico y bueno. Yo de mayor quiero envejecer así.

  9. Vorimir Dice:

    Yo soy de la opinión de Iñigo, hasta que no publique lo que queda de Alatriste no leo nada nuevo suyo, así que Falcó se queda en el limbo indefinido.
    En otro orden de cosas, ya no puedo decir que me gustan todos los libros suyos que he leído porque terminé hace poco La piel del tambor y bueno.. está bien escrito, hay reflexiones interesantes dentro, humor, pero… como historia hace aguas por todos lados y el final es de vergüenza ajena. Creo que es su primer libro que termino pensando que no me ha gustado.

  10. Balbo Dice:

    Yo creo que Falco y Alatriste son compatibles. También estoy esperando con ansia desde hace tiempo los siguientes de Alatriste pero a falta de ellos, los de Falco llenan bien el hueco.

  11. iñigo Dice:

    Ahí le has dado compañero… En El Asedio, le pasa parecido… No cierra bien la historia. Me quedo con Alatriste… seré un romántico.

  12. Soldadito Pepe Dice:

    Eso de que en El Asedio Reverte no cierra bien la historia es cuestión de opiniones. A mí, sin embargo, me pareció uno de los finales más espectaculares, más realistas y más tristes de toda su obra. Pero es que El Asedio es un monumento histórico, narrativo y literario. En mi opinión, claro.

  13. Vorimir Dice:

    En La piel del tambor no es que no la cierre bien, es que es penosa, de vergüenza ajena.

  14. Soldadito Pepe Dice:

    Bueno, te dará vergüenza a ti. ¿O es un principio general obligatorio?

  15. Vorimir Dice:

    Los fanáticos no estáis obligados a aceptarlo.

  16. Balbo Dice:

    Yo creo que alatriste y falco son compatibles. A falta de uno el otro es un buen sustituto. A mi también me encanta Reverte peto reconozco que desede el Asedio para aca ha bajado la calidad en algunas obras.

  17. Vorimir Dice:

    Si no es que no sean lecturas compatibles y seguro que las de Falcó son muy entretenidas y están bien pero mi única arma como lector para protestar por el abandono de la saga Alatriste es no leer/comprar nada de lo escrito después por APR mientras espero al siguiente de Alatriste. Que el último fue de 2011 y no es que sean unos libros super tochos.

  18. Balbo Dice:

    Vori, te veo delante de la casa de reverte, dando vueltas, con una pancarta de protesta y un megáfono en plan americano diciendo: ¡ Queremos un alatriste!¿Cuando lo queremos? ¡Ya!. Jejejejeje

  19. Vorimir Dice:

    Jejeje, no te creas, ya han pasado tantos años que me termina por dar un poco igual, hasta he perdido interés (lo que no significa que en cuanto salga un nuevo Alatriste lo compre ipso facto), pero mantengo el “boicot” por principios literarios. XD

  20. APV Dice:

    Es posible que APR se haya aburrido del personaje y por eso cambio de serie.

  21. Farsalia Dice:

    Pero tenía un compromiso con los lectores, que se fue ampliando con volúmenes extras. ¿Qué fue de La venganza de Alquézar? ¿Y de Misión en París, donde Alatriste se “encontarría” con D’Artagnan? En el fondo a mí plin, hace tiempo que me deshice de los tomos alatristenses, aburrido de lo mismo; pero ese compromiso con los lectores se lo llevó el viento…

  22. Urogallo Dice:

    Alatriste llegará cuando tenga que llegar.

    El primer tomo de Falco no despertó mi interés, pero en este, reconozco que la ubicación de la trama si me ha seducido.

  23. Vorimir Dice:

    Sí, cansancio y aburrimiento supongo, por ahí deberán ir los tiros. Hace años era un libro de Alatriste y otro distinto pero hace ya 6 del último y hay que tener en cuenta que a los 5 planeados añadió otros dos más (los dos últimos publicados) y habrá que ver si el siguiente es el que tocaba originalmente. Una polémica similar existe con GRR Martin, el de Juego de tronos, con buena parte de sus fans protestando airadamente en las RRSS por su lentitud a la hora de escribir. Neil Gaiman salió en su defensa diciendo que Martin, como cualquier otro escritor, no era la putita de nadie y podía escribir lo que quisiera cuando quisiera, como si no debiese nada a los fans y estos sí al escritor. Pues bien, si esto es cierto, lo que Gaiman obviaba es que entonces los fans tampoco están obligados a comprar lo que sea que publique en lugar de los esperado y que esa es la forma de “protestar” contra retrasos y rellenos. Pues lo mismo aquí.

  24. urogallo Dice:

    ¿Qué fans? ¿Usted? Esos no son fans, son advenedizos. El proyecto de Martín es para llenar una vida, no para satisfacer una moda ni para completar el calendario de una serie de segunda.

  25. Argonauta Dice:

    No creo en las “deudas” de un escritor.
    Escribir (bien), es un arte, y la insinspiración es necesaria para llegar a ello. Y el cansancio es un enemigo de la inspiración.
    Yo prefiero libros con ideas frescas que capítulos forzados y repetitivos para satisfacer un “mercado”.
    Creo que fue la autora de lo que el viento se llevó (un bestseller en su tiempo),que ante la demanda de lectores y periodistas les co testaba que en esa novela ya había contado todo lo que podía contar. (Para quitarse el sombrero esa honestidad…)

  26. Arturus Dice:

    Estoy de acuerdo con Urogallo. Primero son las obras y luego el fenómeno fan, que puede venir o no. Creo que el escritor debería tener tranquilidad para escribir a su ritmo, y no para satisfacer a los seguidores. Muchas veces, cuando se cede a las presiones para continuar una saga más allá de lo razonable y sólo para cumplir con la demanda, la calidad suele bajar. También Conan Doyle terminó harto de Sherlock Holmes y por eso “lo mató”, aunque luego tuvo que “resucitarlo” por las protestas de los lectores.

  27. urogallo Dice:

    Con J.K Rowling tenemos un buen ejemplo de alguien que tras darles a sus fans todo lo que querían, con mecánica y previsible regularidad. .. Demuestra no tener absolutamente nada más que aportar.

    Esa es la diferencia con un autor de verdad, que puede aportar material original y diferente a lo largo de su carrera.

  28. APV Dice:

    Rowling quiso explotar ese éxito hasta el final (posiblemente también sus editores), aunque si no me equivoco inicio hace unos años otra saga de novela negra.

  29. Vorimir Dice:

    Sí, tiene 3 o 4 novelas de estilo misterio y crímenes, con cierto éxito también al menos en Inglaterra. Pero vamos, mi reflexión no iba ni por Martin (al que solo usé de ejemplo por ser su caso paradigmático) ni por Rowling sino por Reverte y el abandono Alatristiano. Que lo mismo se ha aburrido del personaje, pero bien que nos coló dos novelas de relleno (ojo, que ambas me gustaron) que no iban en el guión original y ahora las dos últimas están en el limbo. Espero que su siguiente novela sea por fin un Alatriste y no haya dejado por la saga de Falcó.

  30. Derfel Dice:

    A mí me aburren tanto don Arturo Pérez Reverte como don Urogallo, y sin embargo, me veo obligado a soportar a ambos en diferentes medios.

    Pérez Reverte es actualmente un personaje en sí: buen artículista, novelista con oficio, pero con un escenario mental en cuanto a creación de personajes y conflictos bastante limitado. Me cansa mucho y sus últimas novelas las he dejado a medias, como me suele pasar con los comentarios de Urogallo, soporíferos y previsibles.

    Pero reconozco que don Arturo me cae bien y me sigue haciendo gracia.

  31. Urogallo Dice:

    No se recupera usted de lo de forum filatélico…

  32. Derfel Dice:

    Calle, calle: usted no es persona…

  33. Urogallo Dice:

    Habló Nexus 6

  34. Javier Dice:

    Novela de aventuras con mucha pelea a la que le sobran 40 páginas

Deja una Respuesta