ENTREVISTA A SANTIAGO POSTEGUILLO

ENTREVISTA A SANTIAGO POSTEGUILLOHislibreños todos, os dejamos la entrevista que nuestros compañeros Javi_LR y Le Baron le hicieron a Santiago Posteguillo el pasado día 29 de septiembre, aprovechando la campaña de promoción de su última novela, Los asesinos del emperador. Como suele ser habitual con Santiago, la entrevista se acabó convirtiendo en una amena e interesantísima conversación. Esperamos que la disfrutéis tanto como lo hicimos nosotros cuando la grabamos. No nos queremos olvidar de dar las gracias a Santiago por su cordialidad, interés y simpatía. Y aquí tenéis la entrevista.

Primero, una facilita que me preguntan desde Hislibris… Imagino que irás a la mayoría de capitales de provincia de España. ¿A Barcelona y a Málaga confirmamos que vas a ir, tienes fechas para estos sitios?

Sí… En Barcelona he estado, estuve este martes 27 en la Casa del Libro. Repetiré no sé cuándo, no está claro todavía. Y me has preguntado por Málaga… Málaga va a ser el día 9 de noviembre.

Y ya aprovecho y te hago una pregunta de otro malacitano, un admirador tuyo, Santiago, y me pregunta: «¿Por qué ese final tan ahistórico y ese maltrato final a la figura del Legado Tetio Juliano? Juliano desaparece de las Fuentes tras su pírrica victoria en Tapae, es cierto, pero quizá habría quedado mejor que se retirara de la vida pública como protesta por el pacto con Decébalo, o que acabase envenenado por orden de Domiciano.»

Bueno… Hay que tomar decisiones, y yo cada vez que he tomado decisiones sobre personajes históricos las suelo tomar siempre sobre aquello que no se conoce. No me invento cosas. Si hubiera encontrado que Tetio Juliano muere así, pues muere así, pero no se sabe cómo muere, entonces puedo tomar decisiones que a unas personas les gusten, pero a otras no. Con la reacción de Tetio Juliano intentaba mostrar cómo había una gran parte del Ejército que estaba fuera de sí. Intentaba mostrar también que los dacios eran muy inteligentes, que no era cuestión de calentarles de forma inapropiada como estaba haciendo el propio Juliano. ¿Que puede ser injusto para el personaje? Esto es lo mismo que se puede cuestionar, como ha hecho alguna persona, y tiene su fundamento, para decir que el Catón que yo represento es, a lo mejor, demasiado miserable en la trilogía anterior. Pues puede ser. Estas son esas distorsiones, o licencias, o decisiones, que toma el escritor de novela histórica que es imposible que satisfagan a todo el mundo.

Casi has contestado a otra de las preguntas que teníamos, pero bueno, luego te la repetiré, ahora sigamos. Tras el éxito, primero lento y luego rapidísimo, de tu trilogía sobre Escipión, parece que vuelven a pintar oros con este libro. ¿Es así? ¿Puede que haya algo de estrategia comercial en los datos de los primeros días, o es, simplemente, que ha sido y está siendo un pelotazo?

Está yendo muy bien, está yendo muy bien la novela. Está yendo muy bien entre otras cosas por gente como vosotros. Habéis hablado tan bien de mí… Y luego, parece que ser, que después de la trilogía había como una bolsa, un número de personas que realmente estaban muy interesadas… Y, claro, si han ido dos mil personas el primer fin de semana a comprar la novela, no es habitual que vayan dos mil personas un fin de semana a comprar la misma novela, entonces eso llama la atención y se disparan las listas. ¿Estrategia comercial hay? También hay estrategia comercial, indudablemente. Pero que la novela está en tercera edición, te juro que está en tercera edición. Sacaron cincuenta mil, siete mil y diez mil, creo, una cosa así, entonces, estamos ya cerca de los setenta mil impresos. La primera fue una tirada muy importante. La Traición salió ya con cuarenta mil, pero entre el 2009 y el 2011 la crisis no ha hecho más que arreciar, entonces, no es que hayan hecho diez mil más, es que han hecho más cuando la gente se lo piensa mucho más para gastar en cualquier cosa. Y una cosa que creo que ha hecho muy bien Planeta, que les estoy muy agradecido, es que ha ajustado mucho el precio. La edición yo creo que está bien, y yo tenía miedo que al cambiar de editorial dijeran estos: «pues mira, 27€», que la novela los puede valer, por la edición y tal, y lo han puesto a 22,90€, es decir, han seguido con la política anterior, y eso creo que también es bueno para todos. Pero vamos, de verdad que la novela va muy bien, yo he sido también el primer sorprendido… Me he esforzado mucho, de verdad que me he esforzado mucho porque tenía mucho miedo… He intentado que después de la trilogía de Escipión nadie pudiera decir, valga la expresión romana, «Santiago se ha dormido en los laureles». De verdad, he currado como un bestia. El resultado será más o menos afortunado, pero por lo menos quería que nadie pudiera decir que ahora «Santiago ya no lo se curra», no, te juro que me lo curro mogollón. Ha habido momentos que no podía con la novela, porque era demasiado… Eran cien personajes, tantísimos acontecimientos… Que, claro, los quieres contar para que la gente no se pierda… No sé, el trabajo ha sido muy grande.

En eso sí que has cambiado respecto a la trilogía de Escipión. Es una novela todavía más coral.

Es más coral, sí, es más coral… Es que tenía que atender a más familias, a más personajes, me han ido surgiendo historias y he querido ponerlas.

Quizá, a modo de comentario, la primera trilogía entra en demasiados detalles en muchas cosas y aún así hay huecos sin cubrir.

Y aquí procuro que no. También llevo un bagaje de documentación sobre Roma que igual me ayuda más, también, aunque cada época tenga sus variantes… Puede ser. Pero sí que he procurado… Procuro cada vez hacerlo mejor, luego lo conseguiré o no, pero yo lo intento, intento eso, que si antes había huecos, pues que no haya tantos huecos.

Tu anterior obra, salvo por el recurso del tercer libro de retazos de la memoria de El Africano, estaba construida en base a un narrador omnisciente. En Los asesinos del Emperador parece ser que te decantas más por distintos «ojos narrativos». ¿Alguna influencia que hayas tenido para este cambio de registro?

Yo creo que técnicamente, desde el punto de vista puro de técnica, estamos siempre con un narrador omnisciente en tercera persona. Lo que pasa es que, por lo que hemos dicho anteriormente, como se ha hecho más coral, es más multivisión de lo que pasa, eso sí, eso sí es cierto. Pero yo creo que no tiene tanto que ver con la voz narrativa como con el hecho  de que hay muchos más personajes, entonces creo que se cruzan más visiones, y eso es lo que puede dar ese cambio de impresión.

Quizás en la primera trilogía sí parece mucho más omnisciente que ahora.

Puede ser… Sí, ah, vale… Hay otro factor… Es cierto, hiláis fino… Está el factor de la instrospección de los personajes. Esta es una novela donde la psicología de los personajes es más importante. Entre otras cosas porque tenemos ahí un personaje central, un Domiciano psicópata que, claro, meterte en la mente de él lo complica. Puede que por eso también hay más intriga psicológica, eso también. Incluso, como me dijo una editora que se puso nerviosa, he puesto a un perro a pensar. Cuando pongo el cachorro a pensar… a pensar, a pensar, bueno, piensa que tiene hambre, ¿no? Luego le cogió cariño la editora al perro, y todo. Pero eso, por ejemplo, lo hace Jack London en sus novelas. Pero sí, puede ser que esos factores den esa visión… Sigue, sigue, que esto está interesante, está muy bien…

Pues seguimos. En la primera trilogía, sobre todo en el primer libro, un poquito menos en el segundo, y casi nada en el tercero, introducías pequeñas acciones y cambiabas el pasado por el presente, usabas el presente histórico. ¿Repites esta fórmula?

Sí, lo hago ocasionalmente. Sé que sobre esto hay detractores y ya preveo que por aquí puede haber alguno (risas) sobre este tema. A ver… Esto es como lo de usar la cámara lenta en Matrix en las escenas de las peleas. Hay gente que dirá que queda superchulo, y hay gente que dirá que abusan. A mí me gusta, pero vamos, yo sigo tomando nota de que hay gente a la que no le gusta. Esto se hacía en la novela del siglo XIX, se hacía en Jane Eyre, pero vamos, que entiendo que pueda no gustar.

Hablando un poco del prota y de su antagonista. ¿En verdad fue tan malo Domiciano o tuvo muy mala prensa y las Fuentes le tratan fatal?

Las Fuentes le tratan fatal, tuvo mala prensa, Suetonio le estuvo dando caña todo lo que pudo y más, y Juvenal, aunque Juvenal lo hizo después de que hubiera muerto, que antes no hizo nada… Vale, pero ¿qué pasa? Porque además, por otro lado hay un revisionismo que dice «no, no fue tan maaaalo» Correcto. Pero ahora vamos a mirar los datos históricos, los datos que se saben. Se cepillaba a sus sobrinas. Mató al primer marido de Domicia Longina porque le molaba, luego la desterraba cuando le daba la gana, cuando le daba la gana la volvía a traer, obligó a abortar a una de las sobrinas a las que se cepillaba que murió en el aborto, a su hijo no le atendieron bien porque no quiso que vinieran los médicos, no está claro lo que pasó cuando muere su hermano Tito con el rollo de que vienen los médicos o si dice que no vengan. Y, claro, me vino otro periodista que me dijo «es que mira, he leído en Internet que Domiciano se llevaba bien con Domicia» y le digo «mira, ¿quién lo firma, un tío o una tía, un caballero o una señora?», porque era una periodista, una mujer, y le digo «tú, ¿si tu marido hiciera todas estas cosas que te he descrito, que se cepillara a su sobrina, y todo eso, te llevarías bien con él?» Y luego está el tema ese de las monedas que se han encontrado en las que está rascado Domiciano y Domicia no, luego algo hizo Domicia contra Domiciano para que el Senado la perdonara. ¿Y por qué lo hizo si se llevaban tan bien? Mira, me llevo muy bien y te quiero mucho, pero ahora voy a conjurarme para matarte. Y digo yo… A lo mejor era malo. ¿Que hizo alguna cosa buena administrativamente? Puede que alguna. Pero las dos legiones perdidas están perdidas. Hitler. Hizo unas autopistas maravillosas. Franco. Hizo unos pantanos que nos van muy bien, los seguimos utilizando, gracias a Dios que hizo esos pantanos. ¿Es Hitler una gran persona? Pues esto es lo que me pasa a mí con Domiciano. Y luego está la libertad del autor, pero mi libertad la ejerzo en función de lo que creo. Yo veo todo esto y digo, mira, creo que irme a cenar con Domiciano no me iría tranquilo. Con Trajano sí, pero con Domiciano no cenaría tranquilo por una serie de cosas que, bueno, madre mía… Está claro que es mi interpretación, pero también está claro que existe la otra corriente, sí

¿Crees que en este libro ha asomado un poquito más el Santiago profesor que el escritor, que has caído un poquito más en explicaciones?

Si he caído no es consciente, porque yo he procurado seguir más o menos con lo que estaba haciendo antes porque me siento cómodo. Si alguien nota algo de eso, no es consciente, no, y mira que reviso bastante y tal. Y si no, que sea la parte buena de profesor, es decir, cuando me sale bien una clase y ha resultado entretenida, la mala no.

Cuéntanos una cosilla: cuatro libros publicados, que en realidad son dos, podríamos hablar de dos proyectos, y tres editoriales distintas. ¿Estás planeando hacer un estudio del mercado editorial?

No, la vida te lleva por donde te lleva. Aunque parezca que puedo ser promiscuo editorialmente, realmente yo soy una persona bastante fiel y, más que nada, que me gusta la tranquilidad. Los cambios editoriales son muy… Yo me puse malo, con el cambio editorial este me puse malo pero malo, me salió un herpes por toda la boca, estaba fatal porque son tensiones muy grandes. Y, ¿qué pasa?, que las circunstancias me han llevado por ahí. Velecio fue el único que me hizo caso, pues con él. Luego te ofrece una editorial más importante publicarte, pues, oye, si puedes das el salto. Y yo estaba bien en B, estaba bien en B hasta que pasaron una serie de cosas extrañas. Por ejemplo, me quitaron mi editora. Hubo una serie de reorganizaciones y, de pronto, la persona de confianza, con la que trabajas, pues la cambian de sitio, y más cosas que tampoco quiero yo… Pero bueno, en conjunto B me ha tratado muy bien. Y, bueno, luego te viene una editorial como Planeta y te hace una oferta muy muy buena, y yo dije «bueno, puedo estar dispuesto a hacer el cambio, pero yo quiero seguir haciendo exactamente lo mismo que estaba haciendo antes, quiero escribir la novela que me dé la gana, como me dé la gana, la extensión que me dé la gana, y poner todos los apéndices que crea, y si me sale mal, pues me hundo con todo el equipo y es lo que hay, pero si me empezáis a decir que esto no, esto no y esto no, no firmo». Entonces se firmó así, y lo han respetado todo. Si la novela va bien estaré contento porque irá bien de la forma en la que yo la he diseñado, y si va mal me matarán, directamente. Pero vamos, que mi ideal sería estar tranquilo aquí, vamos, sería lo ideal.

Dinos, aparentemente tienes la fórmula del éxito. ¿Está en lo evidente, es decir, grandes partes con capítulos cortos, gusto por las escenas bélicas, ritmo ágil, acontecer visual más que emocional, maniqueísmo mezclado, cuando conviene, de matices, etc. o es algo mucho más complicado que todo eso?

Yo creo que la teoría es esa, lo que tú has puesto ahí, que es una cosa así, lo que pasa es que luego… Si pasar de la teoría a la práctica fuera tan sencillo, pues todos los pintores serían Dalí, y todos los concertistas serían Mozart, y todos seríamos premio Nobel de literatura, pero como hay algo intangible que no sabes exactamente lo que es, que es esa teoría ponerla en práctica, pues ahí, no sé, algo hago que conecta más con los lectores. Yo qué te puedo decir… Por ejemplo me acuerdo que escribía novelas cuando tenía veintipocos años, y no lo hacía así. ¿Qué pasa? A mí me ha venido muy bien, a mí personalmente, en mi caso particular, hacer la tesis doctoral, estudiar mucha más literatura, estudiar literatura en Valencia, en el Reino Unido, en Estados Unidos… Creo que todo eso me hizo madurar literariamente, me dio más bagaje y, sí, la pasión la llevaba, pero igual me faltaba bagaje. Creo que todo ese bagaje me ha ayudado y, vamos, lo único que puedo decirte es que cuando escribo una escena que tal, el placer más próximo que hay a estar dos horas escribiendo una escena, y que la escena te guste, es un orgasmo, te lo juro. Pero, vamos, la técnica es esa, hago lo que dices pero intento que haya mucho sentimiento, que los personajes resulten muy vivos, pero vivos del siglo primero, no personajes del siglo XXI transplantados allí. Los diecinueve años dando clases intentando que todo lo que haga en clase resulte entretenido… Supongo que todos esos esfuerzos me ayudan ahora, como que todo eso haya madurado y esté acertando a utilizarlo bien. ¿Seguiré utilizándolo bien? No lo sé. Pero lo intentaré.

Sí que es curioso, pero hay tópicos en los que no entras, es cierto eso que has dicho de los personajes, por ejemplo a Escipión lo intentas hacer un buen tipo, bueno, es el héroe de la trilogía, pero con ojos modernos sigue siendo un señor políticamente incorrecto en algunos puntos. Ahí sí que admiro tu pluma, porque eso no ha influido en cómo ha acogido la gente a tu personaje.

Aquí en la nueva hay una cosa sobre la que estuve meditando mucho, que es el tema de la homosexualidad de Trajano. ¿Qué hago con esto? Una opción que tengo es que me lo salto, como la poca gente que ha escrito sobre él se lo ha saltado. Pero, bueno, era algo normal. Yo me cabreé pensando que si Alejandro Magno podía ser homosexual, ¿por qué Trajano no podía ser homosexual? Entonces decidí tratarlo de la forma más natural, es algo que aparece, en lo que no me recreo, porque no está mi interés en ese tema, además me parece que él mismo diferenció mucho su vida privada de su vida pública, pero, claro, no vamos a ponerlo que sea como Julio César, que era un Don Juan, que iba a por todo lo que se movía. No, él era de otra forma, y gracias a Dios hoy en día es un tema que está mucho más admitido, pero vamos, de quince años a esta parte.

Tus libros son, cuanto menos, voluminosos. ¿Vendes al peso?

Sí, lo primero es como mínimo es un dato objetivo. No lo sé. No lo hago con esa idea, y en esta me asusté cuando acabé pensando que me había pasado y me iban a mandar a la porra. Yo hago lo que creo que la historia necesita, y bueno, alguien me puede decir que tengo una visión distorsionada de lo que necesita una historia. No lo sé, pero creo que quieres contar lo que quieres contar, y necesitas el espacio que necesitas, dentro de un orden. Creo que con esta he llegado al límite, a un límite pero razonable. Espero que la siguiente tenga un poquito menos de páginas, trabajo con eso en la mente porque no puede ser, no podemos seguir in crescendo.

Reincidiendo en esa supuesta fórmula, ¿no crees que los que quieran ver más allá del mero entretenimiento en una novela están pidiendo demasiado al género?

A ver, es novela, yo siempre digo que el núcleo del sintagma es novela y que histórica es el adjetivo, sí. A veces me encuentro con gente que me hace unos comentarios que, bueno, si lo que usted quiere es una visión completa de la complejidad de Domiciano, léase los manuales de Historia, pero una novela es otra cosa. De todas formas no me parece mal que la gente sea exigente, y que la gente, en una novela histórica, quiera encontrar mucho entretenimiento, quiera aprender cosas de Historia, y que quiera que esté bien redactada. No me parece mal que la gente sea exigente, eso lo veo bien, pero a su vez no está mal que la gente no olvide que no deja de ser una novela.

Suponemos que es pronto para que nos adelantes tus nuevos proyectos, pero ¿qué es lo que realmente esperas de este? ¿Crees que llegará tan lejos como La traición de Roma? Que quizás sea, de todos tus libros, el que mejor crítica especializada ha tenido. ¿Conseguirás dos Celedonios, o esperas un tercero?

De vosotros, lo que tengáis a bien darme, si queréis darme algo, yo estaré encantado porque ya sabéis que me tocasteis la fibra. Sois el primer premio literario que me dieron nunca, y eso ya no se olvida nunca. Pero vamos, yo tengo la esperanza puesta en que creo que es mi mejor novela. Como escritor creo que es mi mejor novela. Es la que más me ha costado, pero creo que también es la que tiene un ritmo más interesante manteniendo una razonable proximidad a los hechos históricos, con licencias o decisiones discutibles, pero que hay que tomar las decisiones como novelista, y con una calidad literaria razonable, también. Estoy muy orgulloso de esta novela, estoy muy contento con ella. Y sí, mira, me gustaría que por lo menos fuera como La traición de Roma, eso me haría ilusión. Más que nada porque luego, si tiene algo menos de éxito, siempre piensas que en algo has fallado, que algo has hecho mal, te comes la cabeza… La verdad es que esto del éxito está genial, es una maravilla y eso, pero es una presión también, que bendita presión, sí, pero presión es.

Nos vemos en Valencia, ¿no?, alguna vez que hagamos una reunión por allí o algo, o quizá nos juntemos en Murcia, Barcelona…

Sí, claro, cuando hagáis una reunión por allí, si no coincide con la agenda esta, sí, y a Barcelona también intentaría ir yo, sí, sí.

Technorati Tags: , , ,

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando LOS ASESINOS DEL EMPERADOR en La Casa del Libro.

20 Respuestas a “ENTREVISTA A SANTIAGO POSTEGUILLO”

  1. Josep Dice:

    Buena entrevista, pardiez.
    Aprovecho para recordar a los valencianos que hoy podrán verlo en la Librería Shalakabula de Mislata.

  2. Vorimir Dice:

    Buena entrevista y gracias por trasladar mi pregunta tikismikis.
    Lo de Tetio Juliano sigue sin convencerme, parece que el único legado competente al final era Trajano. Si el legatus augusti hubiese muerto en Dacia creo que las fuentes nos lo habrían dicho. Creo.

    Se me salvó Santiago de que le metiera el dedo en el ojo al estilo Mou con otro personaje secundario:
    El “famoso” legionario Tiberio Claudio Máximo (que ya se hará famoso en los siguientes libros :P), presentado como un joven recluta.
    Tiberio Claudio Máximo ya era legionario cuando Tetio Juliano derrota o al menos consigue unas tablas con los dacios en Tapae y fue condecorado por su valentía en esa batalla. Si era ya legionario en el 87 en el 95 ya estaba curtido.
    Sólo hay que leerse la biografía militar en forma de estela que él mismo nos dejó, aunque los que no conozcan la historia de Trajano y las Guerras Dacias estáis advertidos que hay SPOILERS:
    http://www.romanarmy.com/cms/component/option,com_imagebase/task,view/cid,121/Itemid,94/

    Y creo haber leído que Claudio no le viene por ser miembro de la directo gens Claudia, sino pq posiblemente su abuelo consiguió la ciudadanía en los tiempos del emperador Claudio tras sus 20ypico años sirviendo como auxiliar.

    En libro me está gustando, aunque en alguna parte si que me he aburrido un poco (sobre todo en los últimos capítulos, por raro que parezca, y en los de Marcio y Alana).
    Espero ver a Santiago en Málaga y que no me arree con el libro en lugar de firmarlo. XD

  3. Lopoekan Dice:

    Vorimir: para acompañar la lectura de esta novela ( y siguientes) puede venir bien tener a mano el libro de Peter Connolly “Las Legiones Romanas”, que como mejor título podría tener el de “Vida de Tiberio Claudio Máximo”. Según Connolly y que yo recuerde, Máximo era de Panonia, pelirrojo y no pariente de los claudios. Ingresa como legionario en la VII Legión, acantonada en el Danubio, en tiempos de Trajano. Otro SPOILER gordo sería avisar de a quién captura nuestro amigo jeje.
    Las ilustraciones —y reconstrucciones— del libro de Connolly están geniales, y creo que podrían acompañar muy bien esta nueva saga de Posteguillo.

  4. Vorimir Dice:

    Muchas gracias Lopoekan, precisamente tengo esos libros leídos y requeteliedos hace tiempo. Si no me equivoco son “The Roman Legionary” y “The Cavalryman”.

  5. Lopoekan Dice:

    Son de esos libros por los que “yo-ma-to” (si se me permite citar a a de San Blas por aquí). Están arrumbados por ahí en la sección para niños de las bibliotecas municipales, incunables pidiendo a gritos una restauración. Pero bueno, yo los ví así de niño y me cautivaron. Quiero creer que lo siguen haciendo con nuevos niños, a pesar de su estado deplorable.
    Aquí fueron publicados por Espasa-Calpe y por Anaya, con tanto acierto que les pusieron el mismo título a ambos en su edición española. Pero uno trata de las legiones republicanas de las guerras de Julio César, y el otro de las Guerras Dacias con Trajano (que es el nuestro). Yo los distingo al vuelo por la lorica “hamata” de unos y la “segmentata” de los otros -jejeje.
    PD: Si alguien tuviera dos ejemplares del “Grecia y Roma en Guerra” me haría amiguete ipso facto ;)

  6. cavilius Dice:

    ¿Greece and Rome at war? ¿Lo han traducido? Qué buena noticia.

    Por si te sirve:

    http://www.priceminister.es/offer/buy/20959708/Greece-And-Rome-At-War-Libro.html

    http://ebookee.org/go/?u=http://depositfiles.com/files/v6ajmiol0

  7. Temístocles Dice:

    Felicidades por la entrevista ;-)

    Únicamente quiero decir que a mí me encantan los momentos en los que Santiago Posteguillo pone la ‘cámara lenta’ utilizando el presente en sus libros.

    Un saludo.

  8. Akawi Dice:

    Muy buena entrevista chicos.

  9. Lopekan Dice:

    No sé cómo te deja Javi hacer “eso”, corsario graeco ;)
    Estoy por cogerme un sábado de estos un vuelo a Londres y comprármelo en el Museo Británico XD
    O juntarme con algún otro pillao y hacer por fin la edición en español XDD
    … o arriesgarme con esos de priceminister.es: ¿los has probado y son de confianza? No me entusiasmaría encontrarme luego a los hoplitas con gafas y un diente negro :(
    He visto que tienen también la “Historia De La Guerra Del Peloponeso” (jiji) de Akal (19 €).

  10. cavilius Dice:

    No he comprado nunca nada en Priceminister que yo recuerde, la verdad. En Iberlibro sí y no he tenido problemas. Y el libro te saldría más barato:

    http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?sts=t&tn=greece+and+rome+at+war&x=0&y=0

    Saludos.

  11. Blas Malo Dice:

    Gran entrevista, llena de reflexiones más que interesantes. No se puede negar que tiene un don para captar lectores y audiencias, que conmueve. No veo un libro de mil páginas; veo a un entusiasta insomne de las letras, con los sacrificios y responsabilidades que eso conlleva, donde cada página, de un modo u otro, es un sacrificio de sangre y sueño al ara de la Literatura.

    Chapó.

    Un saludo a todos.

  12. Valeria Dice:

    Una gran entrevista. Aunque a mí la última novela de Santiago me ha decepcionado. A ver si pronto se reseña y comentamos.

  13. Farsalia Dice:

    A mí ya me decepcionó con la primera, pero en fin, ya se sabe…

  14. Carolina Dice:

    Me encantó la trilogía y el mismo 2 de octubre estaba comprando Los asesinos del emperador, pero no me está gustando. Lo siento, Santiago. ¿Escrita, tal vez, muy deprisa?. Los personajes carecen de identidad personal en todos los sentidos. Son nombres, sin rasgos físicos ni de carácter. No despiertan interés. Me aburro.

  15. Publio Dice:

    Gran entrevista, a ver si pronto tengo acceso al libro porque ciertamente tengo ganas de leer otra novela de Posteguillo.

  16. Diocles Dice:

    Muy buena entrevista , enhorabuena.
    Recuerdo que cuando compré el libro, de vuelta a casa en el coche, lo dejé sobre el asiento de al lado del conductor y me saltó la alarma del cinturón de seguridad.

    jajja

    Pedazo ladrillo, delicioso ladrillo.

    Esperando con ansiedad su próxima novela.

  17. Gabriel Castelló Dice:

    Yo me la acabé hace días, no por habérmela leído antes de presentarle el viernes pasado en Alicante, sino por puro gusto de hacerlo. Sencillamente, me ha encantado. Quizá sea muy extensa, quízá su coralidad la haga a veces más lenta de lo que ansías, pero pienso que está correctamente dimensionada, combinando rigor, acción, intriga, angustia y pasiones en su justa medida (la recreación de la mente enajenada de Diocleciano es brillante) ¡Un abrazo a tod@s desde Valencia!

  18. Gwylog ap Sarffgadau Dice:

    magnifico, posteguillo nos ofrece una autentica joya de novela historica, un ritmo intrigante desde principio a fin, la primera parte del libro es espectacular, la batalla de jerusalem no tiene desperdicio y el emperador domiciano es para mi el personaje estrella del libro, en definitiva poteguillo vuelve a hacertar, y que siga asi para la proxima.

  19. KARLA JIMÉNEZ Dice:

    Muy fluida la entrevista.. otra vez gracias!! Me fascina este escritor.. ^^

  20. Maximiliano Dice:

    Enhorabuena, muy buena entrevista.
    Por cierto, los libros de Santiago me encantan

Deja una Respuesta