ENRIQUE IV DE CASTILLA – Luis Suárez

9788434409552El S. XV fue una etapa de transformaciones, la Edad Media llegaba a su fin mientras una nueva época empezaba a perfilarse en el horizonte. Azotada por esos vientos de cambio, Europa atraviesa una reformulación de sus modelos anteriores en medio de conflictos sociales, políticos, económicos… a los que deben enfrentarse los diversos países.

En uno de ellos, Castilla, la casa real, los Trastámaras, que ha llegado al poder tras eliminar a Pedro I, han tenido que ceder importantes cuotas de poder a una nobleza en continuo crecimiento, y se ha visto ante la aparición de válidos que dominan la voluntad del monarca. 

El futuro Enrique IV nace en ese mundo, es la Castilla de Álvaro de Luna, de las famosas Verduras de la Era que eran los Infantes de Aragón; donde muchos poderosos convertidos en banderizos buscan más su medra personal que el bien del reino, aunque intenten darle un viso de legalidad y de defensa del bien común y el católicismo.

Así el libro presenta a las acciones de las diferentes familias de la nobleza: Pimentel, Osorio, Mendoza, Quiñones…, o de las ciudades (envueltas en el conflicto converso movido más por envidias y ambiciones que por la religión) en diversas partes del reino, con un enorme detalle. Unos conflictos y confusión de relaciones, a veces difíciles de seguir, que hacen bueno el dicho de que la realidad supera la ficción.

Enrique se ve ante ese panorama, intentando asegurar su cuota de poder ya desde el reinado de su padre, en unas complicadas relaciones de política interior y exterior que afectan a todos los reinos de la Península y que llegan hasta Francia, Nápoles, Flandes…, y que marcarán el futuro de Europa.

Pero Enrique tiene enemigos, que quieren aprovecharse de él y luego marginarlo. Precisamente el autor muestra la enorme campaña de propaganda usada por cronistas contemporáneos y posteriores que hacen un acoso y derribo del monarca para sus fines, usando los problemas físicos y psicológicos del rey. Y es que, para su desgracia, las dudas sobre impotencia y su carácter ciclotímico y en parte misántropo suponen una grave tara en su papel de monarca; siendo sus continuos cambios de ánimo un problema incluso para sus más leales.

Leyendo el libro uno ve, con enorme profundidad  (en ciertos momentos parece muy denso pero no por ello menos apasionante), cada momento en que su decisión o su falta de decisión van mermando el poder real en Castilla, incluso cuando lo burlan, maltratan y lo engañan, a pesar de ser consciente de ello.

Se trata de un rey poco idóneo para estar en el trono en ese momento, sobre todo por tener enfrente a uno de los políticos más hábiles de la historia de España: Juan Pacheco, un hábil manipulador cuya vida es paralela y conexa con la de Enrique, y que como reconocen sus contemporáneos engaña, trama, miente…, actuando en dos o tres campos distintos a la vez, en los que se apoya, pero siendo leal solo a sí mismo y a la acumulación de más y más poder sin límite colocándose como cabeza de la nobleza a la que el propio Enrique le asciende, y que incluso acaricia conseguir la corona de Castilla para su familia. Haciendo que ciertos personajes novelescos y televisivos parezcan simples aprendices a su lado.

Así vemos un reinado convulso e interesante, en una Castilla donde ya se prefiguran diversos elementos del reinado de los Reyes Católicos; los cuales ya reyes fuertes darán esos golpes en la mesa para meter en cintura a esos banderizos que uno espera que Enrique de durante todo el libro.

En resumen, un libro no sencillo pero que da un amplio detalle de ese reinado. Aunque se echa de menos en la edición un mapa de Castilla, para seguir tanto cambio de ubicación, y algún árbol familiar para conocer a tantos personajes que intervienen.

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando ENRIQUE IV DE CASTILLA de Luis Suárez en La Casa del Libro.

6 Respuestas a “ENRIQUE IV DE CASTILLA – Luis Suárez”

  1. Urogallo Dice:

    Libro prodigioso de erudicción aplastante, pero que siempre tengo como eterno pendiente, mirándome con desafío…e impotencia…desde la pila.

    Gran elección APV

  2. David L Dice:

    ¡Qué gran libro!, tengo muy buen recuerdo de su lectura, dispongo de una edición en tapa dura publicada por Ariel en el 2001. Hace ya bastante tiempo que lo leí, triste vida la de este hombre del que, como bien comenta el autor, careció de algo fundamental cuando tu reino está entredicho, de auténticos defensores. Buen trabajo y estupenda reseña.

  3. APV Dice:

    Anímate Urogallo, es un libro denso pero muy interesante para entender el S. XV y la futura llegada de los Reyes Católicos.

    David L, yo también tengo esa edición. Es cierto no tuvo auténticos defensores, pero incluso los que lo apoyaban acabaron por cansarse de él porque no tomaba una determinación decisiva que le afianzase.
    Además tenía un enemigo de altura, el marqués de Villena, que casi se hace con la corona de Castilla o con su control.

  4. José Sebastián Dice:

    Triste personaje, Enrique IV de Castilla, al que se conocía como el “rey huraño”.

    Tras una difícil coexistencia con su padre Juan II y el todopoderoso valido de éste, Álvaro de Luna, ya rey tuvo que “lidiar” con el no menos ambicioso marqués de Villena y su falta de descendencia con su primera mujer y la “dudosa” paternidad de “la Beltraneja” en su segundo matrimonio que, a la postre, allanó el camino de su hermanastra Isabel al trono tras una auténtica guerra civil que duró 4 años entre los dos bandos de la nobleza castellana: enriqueños y alfonsinos. Su reinado se caracterizó por el vació de poder, las luchas entre “partidos” o facciones de la nobleza castellana, el empobrecimiento de la corona por las continuas donaciones a los nobles intentando comprar su apoyo, las represalias contra los conversos o “cristianos nuevos” de clara intencionalidad política; y el predominio de los poderes locales o territoriales controlados por los linajes nobles sobre el poder de la corona.

    Un gran – aunque, eso sí, denso – libro de historia que leí en el 2007 y cuyos apuntes en la solapa rescato ahora para compartirlos con los demás Hislibreños.

    Gran y oportuna reseña de un personaje “olvidado” en la convulsa historia de Castilla, APV.

  5. Antígono el Tuerto Dice:

    Ciertamente, el personaje (un gran desconocido para el gran público aficionado a la Historia) se merece una biografía y una reseña (muy buena APV); este rey es la antesala a los Reyes Católicos y a la Edad Moderna. Y la verdad es que Enrique IV e Isabel I no podrían presentar perfiles tan distintos. El primero un rey del que se rumoreaba su falta de virilidad, débil ante sus cortesanos e incapaz de frenar a una nobleza tan ambiciosa como rapaz como era la nobleza castellana; frente a él, su hermana, una mujer que nunca vaciló ni le tembló la mano a la hora de afirmar su autoridad frente a esa misma nobleza, sin vacilar en cortar la cabeza a quien fuera sin importarle su rango ni prebendas. Dos hermanos tan distintos, y que forman parte de un período clave en la Historia de España.

  6. APV Dice:

    Te en cuenta que Isabel tuvo mucha suerte también: Pedro Girón muere antes de casarse con ella, y Juan Pacheco muere poco después que Enrique, antes de que pudiera afianzar el partido de Juana (a la que esperaba controlar).
    Hubiera sido una pugna enorme: Isabel vs Juan Pacheco; aunque todo apunta a que la primera más hábil y con carácter que su hermano hubiera podido derrotar al más hábil manipulador del reino.

Deja una Respuesta