EL TRANSPORTE ARTILLADO SAN QUINTÍN – Luis Delgado Bañón

Este texto compone el volumen número treinta de la Saga Marinera Española, que ahora pasa a denominarse Episodios Nacionales Marítimos. Y llegado a la treintena, el autor ha querido darse un respiro y tomarse unas saludables vacaciones, o, más bien, concederle esas vacaciones al protagonista de su saga, en este caso Santiago Leñanza, quinto Leñanza navegando por sus páginas.

Mientras en casi todos los volúmenes anteriores se abordaba algún episodio histórico de mayor o menor importancia, con sus momentos de batalla, tormenta, investigación, aventura y quizás algún lance amoroso del protagonista de turno, en esta ocasión el autor, desempolvando documentos, descubre una misión real que no por absurda carece de cierto interés. Según comenta en el prólogo el propio autor, “tuve conocimiento de una extraña, difícil de creer como cierta y un tanto rocambolesca comisión ordenada de forma oficial a un buque de la Armada, no fue por legajo propio de nuestros archivos, sino por unos pliegos pertenecientes a la documentación personal de quien fuera ministro de Estado, don Saturnino Calderón Collantes”. Así, pues, se lanza a desarrollar una narración que, ajustándose a la realidad, roza situaciones de cuento. 

Es decir, existió al parecer la pasmosa misión de búsqueda de esa legendaria isla, la de San Borondón, San Brandan o como quiera que se la denomine. Una isla cuya peculiaridad es la de aparecer y desaparecer, flotar y desplazarse como si de un navío fantasma se tratara, que desde el siglo XIV se viene hablando de ella, muchos la han buscado o han creído avistarla. Otra cualidad de la isla es que parece abrir una puerta a otra dimensión espaciotemporal, a una navegación fantástica y misteriosa.

Durante los dos primeros capítulos, la narración corre a cargo pues, del jefe de escuadra Francisco Leñanza, que a la sazón se halla trabajando estrechamente para el ministro de Marina, D. José María de Bustillo, al que le es encargada la misión de encontrar barco y comandante que encabece una expedición hacia Canarias, en busca de una misteriosa isla que parece haber sido avistada y a la que le adjudican la titularidad de San Borondón. Corre el año 1863.

Pero tal despropósito resulta a la vez un compromiso que, de llevarse a cabo satisfactoriamente, puede elevar las simpatías del Gobierno hacia la Real Armada y sus perentorias necesidades de actualización. Por consiguiente, Francisco decide aprovechar que su hijo Santiago está en dique seco a la espera de destino, y le propone para tal aventura. Así, desde el tercer capítulo, el resto del libro será narrado en primera persona por Santiago Leñanza.

La idea que sobrevuela la narración, es doble, por una parte, seguir poniendo al día del estado de la Real Armada en un momento en el que la navegación combina la vela con el vapor, y por otra, hacer un repaso de las leyendas y tradiciones marineras, de manera amena y relacionando realidad con ficción de modo equilibrado. Y en cuanto a la parte novelesca, la vida de Santiago recibirá un cambio fenomenal, una vuelta de tuerca que modificará costumbres y futuro, proporcionándole a sus progenitores gran alegría.

La principal leyenda sobre la que gira toda la narración es la de San Borondón, de la que tendrá el lector amplia información y detalle a cargo del brigadier D. Facundo Lizón, un personaje que, marino y especialista en el tema, dará una lección magistral a oficiales y personas destacadas de la isla de El Hierro, de donde saldrá el movimiento expedicionario.  Pero a lo largo de las expediciones, con las cuales el lector aprenderá los sistemas de búsqueda utilizados para encontrar pecios, naufragios o hundimientos de difícil localización, un miembro de la tripulación contará diversas leyendas tan interesantes y llamativas como ésta. Las sirenas del Cabo Picón, la leyenda de Lorelei, la del Holandés errante y toda una serie de circunstancias históricas y geográficas que las acompañan, amenizarán la misión imposible y a veces tediosa  de Santiago, y harán que el lector, aunque no se vea inmerso en aventuras peligrosas ni batallas emocionantes, se sienta interesado por todo lo que aquí se cuenta, ya que, además de las leyendas y circunstancias reales que las acompañan, se describen muchos detalles la vida en un buque mixto, con las ventajas y desventajas de la vela y el vapor, complementarias durante esta época.

Algunas sorpresas con la familia Leñanza cerrarán el libro y dejarán un regusto amable y esperanzador para la siguiente entrega de la serie, cuya larga andadura entra con buen pie en la treintena.

     

4 comentarios en “EL TRANSPORTE ARTILLADO SAN QUINTÍN – Luis Delgado Bañón

  1. Rodrigo dice:

    ¡Tanto tiempo sin verte por estos lares, Ariodante! ¡Enhorabuena!

    Encomiable tu fidelidad a la serie marinera de Delgado Bañón. Creo que probaré con uno de sus títulos.

    De paso, te deseo un venturoso 2019. Que sea un año con viento en popa.

  2. Ariodante dice:

    Gracias, Rodrigo! Lo mismo te deseo para el año recién empezado. Viento en popa a toda vela!

    Mi fidelidad a Luis Delgado se acrecienta con la edad, puesto que cada vez le conozco mejor y sé de sus dificultades y su ardor guerrero ante la escritura, ante su proyecto e intención, que para mi es loable y magnifico, aunque a veces sufra altibajos, como todas las series.

    Por estos lares sigo pasando, pero muy rápida, tanto por estos como por otros, pero es que me faltan horas en el día. Estoy embarcada en mil asuntos, (dirás “como siempre”) y me ocupan tanto tiempo que las horas de lectura, y de escritura han tenido que reducirse. Pero sigo en la brecha, sí.

  3. Valeria dice:

    A mí una de las novelas que más me gustó de la parte “velera” de la saga fue, precisamente, una en la que tenía mayor peso la ficción, frente a la historia novelada. Así que esta reseñada me parece una opción muy apetecible.

    Aprovecho para recomendar un programa de la Televisión de Galicia llamado Buscadores de Naufragios . El último, sobre el hundimiento del llamado Titanic Español, el buque “Santa Isabel, es fenomenal. Y me dio pie a pensar si Luis Delgado no tendrá en el futuro un hueco para un personaje de real que a la vez es de leyenda: Luis Cebreiro López, alias “Tonelada”. Ell programa está en gallego, pero creo que se captará lo esencial de la historia sin dificultad por el idioma.

    http://www.crtvg.es:8011/tvg/a-carta/santa-isabel-3999706

  4. Vorimir dice:

    Ario sigue incansable, viento en popa a toda vela, con esta saga. Y aunque no la sigo me gusta verla crecer por lo mismo de siempre: Acercar pasajes de nuestra historia desconocidos a los lectores.

    PD: Por cierto, en la cabecera el nombre del autor está todo en MAYÚSCULAS, no es el formato habitual. ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.