EL SUEÑO DE JUSTINIANO – Salvador Felip

EL SUEÑO DE JUSTINIANO - Salvador FelipSalvador Felip (n. 1971) (véase su web) no es un autor nuevo para nosotros. Afortunadamente. De él conocemos, por ejemplo, su anterior novela, El ocaso de Bizancio (Ediciones B, 2008), y un relato, La historia secreta, con el que participó en el II Concurso de Relatos Hislibris. Y ahora nos llega su segunda y ambiciosa novela, El sueño de Justiniano (Ediciones B, 2010): una larga obra, 850 páginas, que prometa y cumple con creces en el propósito que, en última instancia, debe tener toda novela histórica, entretener.

Porque justamente es lo que el lector siente con esta novela. Con matices, por supuesto, pero sobre eso ya entraremos más adelante. Vayamos por partes. El sueño de Justiniano es una novela que tiene como protagonista de fondo una idea: la promesa del emperador bizantino Justiniano I (527-565) de construir la mayor basílica jamás concebida como ofrenda a Dios a cambio de algo que anhela casi desesperadamente: un hijo, un heredero del Imperio Romano. Pero heredero de un imperio restaurado que contará con las provincias perdidas décadas atrás y que es el oto objetivo de Justiniano: recuperar África, Hispania, Italia, para que el Mediterráneo vuelva a ser un mar romano, para que el emperador pueda estar a la misma altura que Augusto o Trajano. Arduo empeño al que, como sabemos, el emperador bizantino dedicó la mayor parte de su reinado: la conquista de África fue fácil, en el 533, no así la de de Italia, que se alargó durante dos décadas, con resultados a la postre vanos, pues la conquista lombarda desbarató los planes de Justiniano después de muerto. Y en Hispania… los bizantinos, aprovechando las querellas internas entre los visigodos, apenas pudieron ocupar el sur peninsular y controlarlo durante unas pocas décadas.

Pero todo esto es otra historia… que no es la de la novela, al menos en lo principal. Pues Salvador Felip ha situado su novela en apenas cinco años del reinado del reinado de Justiniano, lo cual puede sorprender a primera vista ante la extensión de su texto. Digamos de entrada que la novela tiene dos partes claras: una primera, «Insurrección», que se sitúa durante dos semanas de la llamada revuelta Niká (enero del 532); y una segunda parte, «Un templo, un símbolo, un sueñ0», que abarca el período de construcción de la basílica de Santa Sofía. Dos partes claras y diferenciadas: en la primera se relata pormenorizadamente las causas, la evolución y el desenlace de la revuelta Niká; mientras que, en la segunda parte, el ritmo es más pausado, la acción se ralentiza, asistimos a las consecuencias de la revuelta para los diversos personajes, a diversas conjuras y al proceso de construcción de la iglesia. De hecho, parecen dos novelas diferentes, pero no lo son. No entraré demasiado en la trama, porque sería fastidiarle el entretenimiento al lector.

La novela es polifónica y poliédrica, coral y al mismo tiempo un amplio retablo de personajes, ficticios (muy pocos) e históricos. Muchos personajes, pero que no se preocupe el lector: los esenciales son los que llevan el peso de la acción –Justiniano, Teodora, Narsés, Belisario, Antonina, Juan de Capadocia y Antemio de Tralles, entre los históricos, por ejemplo; y Héctor, Penélope, Aecio, Valente, Miguel, Gregorio, Drías y Arzés, entre los aparentemente ficticios… y de los que sólo Valente realmente es  ficticio–. La novela es ambiciosa a la hora de mostrarnos una amplia panorámica de la Constantinopla del momento, donde se mueven todos estos personajes, y el autor sale airoso de su propósito. La reconstrucción o recreación del espacio y del período es portentosa, hasta el más mínimo detalle. Y el ritmo que imprime a la acción, magníficamente mostrado en la primera parte, es para quitarse el sombrero. Porque, además, esta novela no aburre lo más mínimo. Se toma su tiempo (y sus páginas) el autor para mostrarnos a los diversos personajes, su papel en la trama, pero sin que la novela se resienta. Son 850 páginas, amigos, y si bien quizá se le podría achacar al autor que en la segunda parte el ritmo decae en algunos tramos y que incluso algunas de las tramas secundarias rizan demasiado el rizo e incluso son prescindibles, no se le podrá criticar apenas nada de la primera parte: espléndida, ágil, rica en detalles, en pocas palabras. De hecho, la primera parte es la que más me ha gustado. La segunda no me ha desagradado, pero me recuerda demasiado a Los pilares de la Tierra de Ken Follett, especialmente en lo que se refiere a demasiadas tramas secundarias que convierten en algo rocambolesco la trama principal. Porque, incluso, comparte la idea de fondo de Follett (la construcción de un edificio religioso) y el modo de trenzar tramas secundarias (a los personajes les suceden cosas que no difieren demasiado de los follettianos).

Y es que esa sea quizá la principal crítica a la novela de Salvador Felip: demasiado follettiana o al menos evoca muchas sensaciones de lecturas de las novelas de Follett. Pero, seamos justos, la novela no naufraga, al contrario, se mantiene sólida hasta el final. Porque, y en eso coincide con Follett, la novela engancha, atrapa al lector. Y entretiene, mucho. Uno se lo pasa en grande leyendo esta novela. Y si conoce un poco el período y los personajes principales, con más motivo. La imagen que se da de Justiniano es diferente a la que tenemos en la retina gracias o por culpa de El conde Belisario de Robert Graves (y de Procopio de Cesarea, desde luego). Y ya no digamos del propio Belisario. Salvador Felip se aparta de lo que el lector habitual de novelas históricas tiene en mente sobre la revuelta Niká y sus protagonistas, y crea para nosotros una ‘nueva’ imagen de Justiniano, de Teodora, de Narsés (especialmente), de la Constantinopla, en realidad, del período. Y he ahí otro de sus logros. Porque es una Constantinopla rica en matices, en escenarios, magníficamente recreada. El lector se mueve por la ciudad con comodidad. Disfruta de lo que se le muestra. Y ello se nota en el resultado final de la lectura: te lo has pasado en grande.

En definitiva, hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una novela del género. Cuando todo es (o parece ser) lo mismo, llegan textos que, cumpliendo eficazmente la fórmula que el propio género marca, consiguen ser diferentes. O quizá sean más de lo mismo y mejorado, quién sabe, ¡pero qué diferencia entre lo de siempre! Por ello, aplaudo la ambición del autor, el modo en que nos ha contado una historia que parece ser lo mismo de siempre y el resultado final. Porque ha logrado entretenerme durante diez días. Y con un producto, si se me permite la acepción, de enorme calidad.

[tags]Sueño, Justiniano, Salvador Felip[/tags]


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando EL SUEÑO DE JUSTINIANO en La Casa del Libro.

25 Respuestas a “EL SUEÑO DE JUSTINIANO – Salvador Felip”

  1. equix Dice:

    Gracias Farsalia por la reseña. En su momento leí la anterior novela de Felip y recuerdo que me dejó un buen sabor de boca. Por lo que cuentas, ésta también suena bien (no como ese adjetivo que te has sacado de la manga: ¿folletiano?. Ya te vale ;-) ), así que es mas que probable que la adquiera y disfrute de aquí a poco. El tema me interesa y si es una visión diferente de la descrita por Graves, pues bienvenida sea…

    Una pregunta: ¿Trata la novela, aunque sea minimamente, de la (re)conquista de Hispania por el Imperio? De siempre me ha parecido un episodio interesante de nuestra historia del que se sabe poco y se ha escrito menos (en ficción, que yo sepa, nada, aparte de referencias tangenciales en alguna novela de visigodos).

    Saludos

  2. farsalia Dice:

    La novela, Equix, se sitúa en Constantinopla entre 532 y 538, con lo cual, no, no llega tratar la presencia bizantina en la península Ibérica. Sí que tangencialmente se toca la campaña contra los vándalos en el norte de África.

  3. cavilius Dice:

    Me pregunto si el estilo de Salvador Felip en esta novela será del estilo (valga la redundancia) del que hizo gala en el relato de Hislibris. Me lo pregunto, sí… y de hecho quizá te lo pregunte a ti, farsalia, así que vete preparando.

  4. farsalia Dice:

    Pues debería releer el relato para poder decir algo…

  5. Pamplinas Dice:

    Tiene muy buena pinta la novela. El hecho de que le haya gustado a farsi ya es un logro. ¡Enhorabuena salvador! La pondré en la lista de la compra.

  6. Blas Malo Dice:

    En cuanto acabe lo que tengo entre manos irá a la saca.

  7. Salvador Felip Dice:

    Hola a todos,

    ¡Mecachis! Me ha pillado la reseña justo el día de la semana en el que he estado más liado en el trabajo, pero bueno, más vale dejar un comentario tarde que no hacerlo.

    Farsalia, muchas gracias por la reseña, como apunta Pamplinas sueles poner el listón muy alto, así que leer tus buenas impresiones sobre mi humilde ladrillo me ha llenado de orgullo. Que la única crítica sea que me parezco un poco a Ken Follet es ‘pecata minuta’, de hecho, ojalá me pareciera también en las cifras de ventas :)

    Equix, tienes razón al decir que la llegada de los bizantinos a la España visigoda está abandonada por la literatura, pero el problema es que existen muy pocas fuentes sobre ese aspecto en particular, la mayoría hablan de los godos y sólo unas pocas tocan de refilón a los bizantinos. A fin de cuentas, era una tierra ocupada en el extremo del imperio y de corta duración. De todas formas, bien vale echarle una pensada, así que me apuntaré la idea para un futuro.

    Cavilius, en cuanto al estilo, yo diría que difiere con el del relato, pero nunca he sido bueno en la autocrítica, así que prefiero que sea Farsalia el que apunte sus impresiones.

    Pamplinas, Blas, espero vuestros comentarios sobre la novela en cuanto la leais.

    Un saludo

  8. Javi_LR Dice:

    Ey… Recordad que en el primer libro de Hislibris hay otro relato suyo. De estilo bastante distinto al presentado este año, a mi juicio.

  9. Koenig Dice:

    ¿Salvador Felip? ¿De que me suena? Del tiempo en que empezaba yo a reseñar, ciertamente. “El Ocaso de Bizancio” fue el primer libro que me llegó directamente del autor y con una amabilísima dedicatoria.

    Y con respecto a este, pues habrá que echarle un tiento (no recuerdo ahora mismo en que lugar de la pila se encuentra, que he andado un poco estresado de lecturas últimamente).

    Lo que no me ha quedado muy claro, Farsalia, es si te ha gustado o no. :-)

    Un saludo.

  10. APV Dice:

    Bueno corta duración es relativo, estuvieron 72 años en la península, más de 175 en Ceuta y casi 370 años en las Baleares.

  11. Pamplinas Dice:

    El relato que menciona farsalia es que sale en el primer libro de relatos.

  12. Diocles Dice:

    Me ha gustado muchísimo la novela , y coincido en el distinto enfoque que se le da a Narsés , un personaje bastante poco diferente de loq ue había podido leer sobre él.
    Muy entretenido y muy “enganchante”

    Ahora mismo voya por tu primer libro el Ocaso de Bizancio y esperando el tercero.

  13. Salvador Felip Dice:

    Hola Diocles,

    Me alegra saber que te ha gustado mi novela. Respecto a los personajes, decidí no hacer caso de las referencias que tenemos en la memoria de otras obras literarias o, incluso, del cine, para darles el enfoque que pensé más lógico para la trama, por lo que algunos de ellos se han salido de lo habitual.

    Espero que también disfrutes con mi primera novela.

    Un saludo

  14. Arturus Dice:

    Le tenía echado el ojo y lo acabo de comprar animado por esta reseña, ya comentaré…

  15. Arturus Dice:

    Bueno, recién terminada y debo decir que me lo he pasado bastante bien leyéndola. Tiene muchos atractivos: personajes sólidos, excelente ambientación y tramas atrayentes y bien resueltas. Sobre todo destacaría la habilidad del autor para engranar los hechos reales que se narran en la novela con sus tramas ficticias de una manera que no chirrían nada, y eso es mucho decir. El único”pero” que le pondría es quizá un exceso de afán didáctico a la hora de explicar los términos latinos o griegos, de manera que el apéndice final casi sobra. Nada que lastre la novela, por lo demás.
    En resumen, un libro recomendable en el que merece la pena gastarse el dinero.

  16. Salvador Felip Dice:

    Hola Arturus,

    Gracias por el comentario, es muy gratificante comprobar que la novela aún sigue resultando interesante. Me alegra saber que te ha gustado

    Un saludo

  17. Blas Malo Dice:

    Hombre, Salvador, ¡hola!
    Bizancio siempre interesa (por lo menos a mí). ¿Algunas nueva incursión en la época, próximamente?
    En las III Jornadas de Granada, trataremos con un autor bizantino de Granada: José Soto Chica.
    Un saludo

  18. Salvador Felip Dice:

    Hola Blas, la verdad es que llevamos un tiempo sin coincidir. Por cierto, enhorabuena por el éxito de tus jornadas.

    Por ahora tengo la novela histórica un poco abandonada :(
    Tengo que terminar los dos proyectos que tengo entre manos antes de retomar temas de siglos pasados.

    De Bizancio tengo dos novelas en mente, lo malo que tienen es que me siguen advirtiendo que no son fáciles de publicar porque el mercado sigue dejando a un lado a nuestro querido Bizancio. En cualquier caso, sé que antes o después me pondré con ellas. Sólo es cuestión de tiempo, desgraciadamente, el tiempo no sólo es oro sino que escasea bastante.

    Un saludo

  19. Carlos Jiménez Dice:

    adquirí el libro y me ha gustado mucho… lamentablemente, me acabo de dar cuenta de que el libro que me vendieron es defectuoso, se salta de la página 769 a la 801, me gustaría saber dónde puedo leer el libro completo

  20. Farsalia Dice:

    Si no guardas el tiquet de compra (o ya ha pasado el plazo de tiempo para poder cambiar el libro), quizá en la editorial te puedan dar una respuesta o incluso una reparación. Ponte en contacto con ellos entrando en su página web y en la sección “Contacto”.

  21. Salvador Felip Dice:

    Hola Carlos,

    Creo que lo más rápido es que me envíes tu dirección de correo electrónico a contacto@salvadorfelip.es para que pueda mandarte un fichero con el texto que te falta.

    También puedes probar en Google books. Ahí puedes leer unas cuantas páginas del libro, pero resulta complicado atinar con el punto en concreto que necesitas antes de que te bloqueen la visualización.

    Un saludo

  22. Salvador Felip Dice:

    Y, como dice Farsalia, manda un correo a Ediciones B indicando el problema.

    Un saludo

  23. Balbo Dice:

    O también en una biblioteca pública.

  24. Carlos Jiménez Dice:

    muchas gracias por sus respuestas, y muchas gracias Salvador Felip por tan grandiosa solución, en un momento te enviaré mi correo, una vez más, me ha encantado el libro, me identifiqué mucho con Héctor y con Arzés, lástima de sus finales, de nuevo gracias a todos

  25. Arturus Dice:

    Gracias a ti por responder a mi comentario, Salvador, la verdad es que hace tiempo que no me pasaba por las reseñas… Una lástima que, como dices, el mercado deje de lado al Imperio Bizantino, con la importancia que ha tenido en la Historia. Hace poco vi en una librería tu primera novela y no me la llevé porque tenía otras lecturas pendientes, pero seguro que caerá.
    Un saludo.

Deja una Respuesta