EL MAPA DEL CREADOR – Emilio Calderón

El mapa del creadorSi metemos en una coctelera palabras como mapa, códice, manuscrito, pergamino, ecuación o código, por un lado, y Dios, Vaticano, Da Vinci, Dante o Creador por el otro, y la agitamos bien, obtendremos un producto similar a los cientos de libros que hoy pueblan los anaqueles de nuestras librerías.

Y es que el cuerno de la abundancia de la oportuna estela dejada por títulos que todos tenemos en mente, – y cuya escasa calidad literaria está fuera de toda duda -, sigue proporcionando un filón para aquellos autores que han encontrado en las incógnitas de la Historia – aunque algunas de ellas ni siquiera hayan ocupado cinco minutos en programas de TV de dudosa credibilidad y de elevadas audiencias-, la ocasión de hacerse un hueco en el panorama literario actual.

Nos encontramos frente a una novela presentada por la propia editorial como de misterio, y por su autor como de espionaje, y que en la cubierta muestra la siguiente frase:
El Tercer Reich persigue un libro que da respuesta a la mayoría de los misterios esotéricos que apuntalan sus creencias…

El mapa en cuestión, lejos de ser el hilo conductor de la trama, – un hilo que amenaza con quebrarse en cualquier momento-, se limita a ser un reclamo publicitario, incluyendo palabras-imán como “Tercer Reich” o “misterios esotéricos”, que por usadas y abusadas diluyen su significado, para introducirnos en una novela con personajes superficiales y caricaturescos, desarrollo irregular, episodios prescindibles, limitado argumento, diálogos simples y páginas llenas de tópicos.

Y no tengo nada contra los libros en los que no pasa nada. De hecho me considero una admiradora y apasionada de la literatura decimonónica, la cual hace gala en muchos casos, -y salvo las excepciones por todos conocidas de la literatura de aventuras o la de misterio, por poner dos ejemplos-, de ausencia de argumentos vertiginosos, giros espectaculares de la trama o misterios por resolver. Pero es que la literatura costumbrista no se vende como novela de misterio o espionaje.

El autor, tras un breve esbozo del papel que jugará el misterioso mapa en la novela, (escaso papel, por cierto), nos sumerge en un relato lento, desapasionado, sin fuerza, abundante en descripciones de la Ciudad Eterna , -donde transcurren parte de los hechos-, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, y donde Emilio Calderón, – licenciado en Historia Moderna-, se explaya para recordarnos que, beca mediante, pasó un año en la Real Academia de España en Roma.

Tras un comienzo estereotipado y mil veces repetido, encontramos una meseta de desarrollo plano, con pequeñas llamadas de atención que incluyen términos como assassini, ántrax, Santo Grial, pasillo vaticano, Mengele o líneas de poder, flotando dispersas en un “totum revolutum”, y que, en un intento desesperado, intentan atrapar el interés de un lector que se pierde entre ciudades y personajes sin trabazón, y con un final precipitado, donde se intenta añadir toda la tensión de la que carece la novela.

Y es que lo que debería ser el acompañamiento musical se transforma en una sinfonía atonal, mientras vemos cómo el protagonista, perdido en su vida real, se difumina también entre personajes de escasa relevancia, acontecimientos inútiles, hechos superfluos, divagaciones pasadas y anticipaciones futuras.

Pero esto no es todo. Hay además un más que ligero “tufillo anticatólico” en toda la novela. Porque está de moda, – y además es políticamente correcto e intelectualmente progresista -, atacar a la Iglesia Católica, con o sin fundamento, independientemente de la veracidad de las fuentes o de la fiabilidad de los hechos mencionados. Y es que parece que la máxima imperante hoy, desde los ataques a la religión católica –que como no pone bombas, es fácil e impunemente injuriable-, hasta la implacable persecución de los personajes públicos en los medios de comunicación, es difama, que algo queda.

Características técnicas: Roca Editorial, Colección Misterio, 3ª edición, noviembre 2006. Cartoné, 15x23cm, 300 pp, 18€.

[tags]Mapa creador, Emilio Calderón[/tags]

Compra el libro

 

260 Respuestas a “EL MAPA DEL CREADOR – Emilio Calderón”

  1. linkita Dice:

    Felicidades Emilio. Te lo mereces. Y lo de cañas, buena idea jejeje. Asi te conocemos y compartimos un rato agradable (que seguro lo sería).

  2. richar Dice:

    Pues otro más que se suma a las felicitaciones, claro. Enhorabuena, que finalista de un Planeta no es moco de pavo, pardiez. Y yo también me apunto a la cañada (acto de quedar a tomar cañas).

    Saludos,
    Richar.

  3. Emilio Calderón Dice:

    Hislibreños, gracias por vuestra felicitación. Perdonad que haya tardado tanto en dar señales de vida, pero digamos que me han tenido muy ocupado. He de reconocer que, en ciertos momentos, me he sentido sobrepasado por los acontecimientos. Jamás pensé que iba a verme en una situación parecida. Tampoco podía imaginar el interés que el premio Planeta despierta entre los medios de comunicación.
    La novela se titula “La bailarina y el inglés”, y está ambientada en la India, en 1944, cuando los japoneses están a pocos kilómetros de la frontera indo-birmana con la intención de invadir el país. Aunque el título es bastante explícito, por cuanto que son un inglés y una bailarina los protagonistas de la historia, en la novela hay otros personajes con peso: un maharajá, un cazador de fieras, un inspector de una compañía de seguros, un diamante fabuloso, y hasta un tigre devorador de hombres. La novela cuenta una historia de amor y también la historia de una conspiración, y está narrada (por el inglés) desde la óptica de un colonizador justo cuando el Imperio Británico está a punto de desmoronarse como consecuencia de la II Guerra Mundial.
    En fin, creo que la novela se pondrá a la venta para el dia 5 de noviembre, si no estoy mal informado. De lo que sí tengo prefecto conocimiento es de la pasta del premio: 150.250 euros. Y también de la tirada: 90.000 ejemplares. Teniendo en cuenta que en España la tirada media es de unos 3.000 ejemplares, me temo que me vais a tener hasta en la sopa durante los próximos meses. Una tortura que, por descontado, no tenía planeada para todos aquellos/llas que me aborrecen.
    En cuanto a la caña, será para mí una placer invitaros. El problema que tengo es encontrar una fecha, puesto que en breve he de comenzar la campaña de promoción junto a Ángeles Caso (la ganadora, la tirada de su novela, Contra el viento, es de 210.000 ejemplares) por unas cuantas ciudades de España.
    Un saludo a todos.

  4. jerufa Dice:

    Muchas felicidades, Emilio.
    Que lo disfrutes.

  5. pepe Dice:

    He leído en alguna parte que, cuando Ángeles Caso quedó finalista el año en que ganó Cela, a éste último le molestaba mucho que, en la gira, le preguntaran qué opinaba de que su libro se estuviera vendiendo menos que el de ella. Creo que es el representante de Cela, o el de la editorial el que lo cuenta, y añade que, en una ciudad, dio instrucciones a los organizadores de la firma de libros en el Corte Inglés para que, si veían que la cola de espera para Cela era más corta que la de la Caso, regalaran un buen número de ejemplares a los dependientes -a cuenta de la editorial- y que se pusieran a esperar la firma. Cela le llamó esa misma noche muy contento para decirle que los rumores de que su libro se vendía menos no tenían fundamento.

  6. Amparo Dice:

    … Pues a mí me gustó el libro.
    Seré así de plana o de simple, pero me interesó mucho no por los misterios de la Iglesia (que tampoco recuerdo tantos) sino por sus explicaciones sobre la ideología de los Nazis, cómo funcionaban, etc etc.
    Estoy de acuerdo en que el final es un poco precipitado, me explico, con las cartas en que termina el libro viene mucha información de golpe.

    Un saludo a todos

  7. Ascanio Dice:

    Hola, Amparo.
    Me alegro de que te haya gustado el libro, porque no hay nada como pasar un buen rato con una lectura.
    Un saludo.

  8. Pamplinas Dice:

    Jope, y me entero ahora de esta reseña y sus consecuencias…

  9. Javi_LR Dice:

    Ayyy… Curiosón, curiosón.

  10. TONI Dice:

    Viendo el ultimo comentario, no se si alguien me contestara. Pero bueno, Empece a leer el libro y busque referencias y comentarios, afortunadamente no hice mucho caso a las criticas vertidas por Ascanio, ya que el libro (seré raro) me gustó desde el principio. No entiendo a la gente que aplaude una critica sin habérselo leído y tampoco las razones que se aportan para criticarlo.
    No vi ninguna coctelera agitada con palabras como mapa, códice, manuscrito, pergamino, ecuación o código, y Dios, Vaticano, Da Vinci, Dante o Creador. Mas bien la mayoría se nombraba de pasada, algunas solo una vez. El problema puede ser que se venda como una historia de ritmo trepidamente, de esas que descarrilan antes de llegar a la mitad de la historia. Ni su argumento aporta una de esas locuras tan comunes en libros de ese genero. Al final resultan tan inverosímiles que dejan de interesar.
    Tampoco veo criticas contra la iglesia, mas allá de decir que posee un servicio secreto…que hay luchas intestinas dentro del vaticano…o que algún secreto deben guardar en los famosos archivos…
    Tampoco la historia es tan rimbombante e inverosímil. De todos es sabido que los nazis estaban obsesionados con los objetos de poder que Himmler creía en la tierra hueca, que buscaron el santo grial en Monserrat….etc.
    Lo del libro secreto solo me parece una excusa, para contar una historia de amor en un contexto bélico.(La parte de la ocupación nazi en Italia, me pareció lo mejor).
    Por lo demás es un libro ameno y fresco, literariamente bien escrito. Muy lejos de esa bazofia oportunista que llena las librerías…

Deja una Respuesta