EL MAPA DEL CREADOR – Emilio Calderón

El mapa del creadorSi metemos en una coctelera palabras como mapa, códice, manuscrito, pergamino, ecuación o código, por un lado, y Dios, Vaticano, Da Vinci, Dante o Creador por el otro, y la agitamos bien, obtendremos un producto similar a los cientos de libros que hoy pueblan los anaqueles de nuestras librerías.

Y es que el cuerno de la abundancia de la oportuna estela dejada por títulos que todos tenemos en mente, – y cuya escasa calidad literaria está fuera de toda duda -, sigue proporcionando un filón para aquellos autores que han encontrado en las incógnitas de la Historia – aunque algunas de ellas ni siquiera hayan ocupado cinco minutos en programas de TV de dudosa credibilidad y de elevadas audiencias-,la ocasión de hacerse un hueco en el panorama literario actual.

Nos encontramos frente a una novela presentada por la propia editorial como de misterio, y por su autor como de espionaje, y que en la cubierta muestra la siguiente frase:
El Tercer Reich persigue un libro que da respuesta a la mayoría de los misterios esotéricos que apuntalan sus creencias…

El mapa en cuestión, lejos de ser el hilo conductor de la trama, – un hilo que amenaza con quebrarse en cualquier momento-, se limita a ser un reclamo publicitario, incluyendo palabras-imán como “Tercer Reich” o “misterios esotéricos”, que por usadas y abusadas diluyen su significado, para introducirnos en una novela con personajes superficiales y caricaturescos, desarrollo irregular, episodios prescindibles, limitado argumento, diálogos simples y páginas llenas de tópicos.

Y no tengo nada contra los libros en los que no pasa nada. De hecho me considero una admiradora y apasionada de la literatura decimonónica, la cual hace gala en muchos casos, -y salvo las excepciones por todos conocidas de la literatura de aventuras o la de misterio, por poner dos ejemplos-, de ausencia de argumentos vertiginosos, giros espectaculares de la trama o misterios por resolver. Pero es que la literatura costumbrista no se vende como novela de misterio o espionaje.

El autor, tras un breve esbozo del papel que jugará el misterioso mapa en la novela, (escaso papel, por cierto), nos sumerge en un relato lento, desapasionado, sin fuerza, abundante en descripciones de la Ciudad Eterna , -donde transcurren parte de los hechos-, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, y donde Emilio Calderón, – licenciado en Historia Moderna-, se explaya para recordarnos que, beca mediante, pasó un año en la Real Academia de España en Roma.

Tras un comienzo estereotipado y mil veces repetido, encontramos una meseta dedesarrollo plano, con pequeñas llamadas de atención que incluyen términos como assassini, ántrax, Santo Grial, pasillo vaticano, Mengele o líneas de poder, flotando dispersas en un “totum revolutum”, y que, en un intento desesperado, intentan atrapar el interés de un lector que se pierde entre ciudades y personajes sin trabazón, y con un final precipitado, donde se intenta añadir toda la tensión de la que carece la novela.

Y es que lo que debería ser el acompañamiento musical se transforma en una sinfonía atonal, mientras vemos cómo el protagonista, perdido en su vida real, se difumina también entre personajes de escasa relevancia, acontecimientos inútiles, hechos superfluos, divagaciones pasadas y anticipaciones futuras.

Pero esto no es todo. Hay además un más que ligero “tufillo anticatólico” en toda la novela. Porque está de moda, – y además es políticamente correcto e intelectualmente progresista -, atacar a la Iglesia Católica, con o sin fundamento, independientemente de la veracidad de las fuentes o de la fiabilidad de los hechos mencionados. Y es que parece que la máxima imperante hoy, desde los ataques a la religión católica –que como no pone bombas, es fácil e impunemente injuriable-, hasta la implacable persecución de los personajes públicos en los medios de comunicación, es difama, que algo queda.

Características técnicas: Roca Editorial, Colección Misterio, 3ª edición, noviembre 2006. Cartoné, 15x23cm, 300 pp, 18€.

Technorati Tags: ,

Compra el libro

 

259 Respuestas a “EL MAPA DEL CREADOR – Emilio Calderón”

  1. jerufa Dice:

    O sea, mmmmmana, deduzco por tus impresiones que este libro no te dejará huella.
    Felicidades de nuevo por tu reseña. La verdad es que cada vez que acudo a una librería me asusto con la cantidad de títulos sobre estas materias, de ahí que comentarios como el tuyo sean tan valiosos a la hora de no fallar en la elección. Y yo me fío mucho de tus gustos.
    Lo del comentario final, soltando la parrafada polémica -marca de la casa- lo dejo para los sabios. Ya sabes que no me gusta “polemisá”. Un beso y felicitaciones de nuevo.

  2. cavilius Dice:

    Pues yo reconozco que el título del libro me había llamado la atención al verlo en algunas librerías (más que nada porque pensaba que se trataba de un error: ¿no será “El creador del mapa” en vez de “El mapa del creador”?, pensaba yo para mis adentros), pero parece que es lo único que tiene “gancho”. Magnífica reseña, Ascanio, directa al grano. Un libro que pretende ponerse a rebufo del que ya sabemos, como si fuera eso algo que mereciera la pena.

    Sobre tu último párrafo, me pongo al rebufo de tu pariente más próximo por estos lares, que creo que eso sí merece la pena.

    Saludos

  3. hector Dice:

    apostaria que en cualquier momento tenemos el documental de este libro en el canal Discovery…….que ultimamente emite este tipo de material anticatolico

  4. Aretes Dice:

    Gracias Ascanio, unos euros que me ahorro.
    La verdad es que si el libro es tan flojo yo no entiendo al tipo que los elige, pudiendo aprovechar el papel en algo más útil.

  5. Curistoria Dice:

    Gracias por tu reseña Ascanio. Estoy de acuerdo con lo de la Iglesia, pero es que es muy tentador levantar algo de polvareda.

    He de reconocer que yo soy relativamente amiguete de estos libros, para pasar el rato. Pero hay dos cosas que me fastidian mucho:
    1.- Que no sean entretenidos o sean “copias” de otros. Coño, que es el objetivo de estos libros, entretener.
    2.- Que “se crean” lo que cuenten y mezclen realidad y ficción con pretensiones de descubrir al mundo la piedra filosofal. Zapatero, a tus zapatos.

    Saludos.

  6. rociga Dice:

    He leido -en primera impresión rápida- el resumen de la obra que hoy nos ocupa de Emilio Calderón y coincido, en gran medida, con el comentario crítico que realiza Ascanio. En efecto, los personajes y circunstancias aparecen demasiado rebuscados como para tener una mínima credibilidad y aceptación por el futuro lector.Al mism o tiedmpo, parfece muy actual los ataques a la Iglesia Católica, que ya no son tan progres.

  7. Paco T Dice:

    Mmmmmm… Esto me suena a cutrez tipo Julia Navarro, ¿no, Ascanio? Abundando en el tema de la saturación editorial, y en el de críticas a la iglesia católica, no os acerquéis a menos de tres metros de un libraco intitulado “Assassini”. No lo digo por mí, que no lo he leído, sino por un amigo incauto que sí lo hizo. De todas formas, la sobreabundancia de este tipo de novelas ha hecho que cualquiera se lo piense dos veces (o más) antes de comprar cualquiera de ellas, porque el batacazo puede ser mayúsculo, y los libros en cartoné valen un dineral…

  8. Koenig Dice:

    Buenos días.

    En primer lugar quitarme el sombrero ante una reseña valiente, directa, equilibrada, argumentada y demoledora.
    Yo de mayor quiero ser como Ascanio (pero con barba).
    La verdad es que soy de esos que pecan de buscar siempre algo positivo en todos los libros que leo, aunque sea para autojustificarme el tiempo que he dedicado a leerlos. Y después de 2.000 libros (aproximadamente), sólo ha habido cinco o seis que se hayan quedado a medias.
    Pero es cierto que al pasar la última página de algunos libros, a veces se le queda a uno cierta sensación de estafa. Es como si el libro al final se quedara en nada. Bien porque es aburrido. Bien porque nos ha ido conduciendo a una conclusión sesgada. Bien porque al final se encuentra uno con una carencia total de originalidad, pero una carencia total de originalidad con pretensiones (que es lo peor), bien… (a rellenar por el lector)

    En fin, peces hay en el mar.

    Un saludo.

    Koenig.

  9. Javi "eL pRogre" Dice:

    No llames a las bombas, Ascanio, no las llames… A ver si vas a dar alguna idea a alguno.

    Y los “progres” ahí siguen, “progresando” en su camino; los que se han adueñado de esa ahora estúpida palabra, claro. Que cada vez sea menos intelectual el ataque sistemático y sin fundamento de la Iglesia, es normal -Sin caer, por supuesto, en ser abogado del diablo. Se mezclan ya tantas obviedades y majaderías, que es preciso desmarcarse un poco de todo eso. Que ser progresista no debería significar ser imbécil, aunque a veces cueste creerlo.

  10. Ascanio Dice:

    Queridos míos, gracias por las felicitaciones. Espero que no aparezca Emilio Calderón por aquí, buf…
    Ahora que releo la reseña pienso que igual me he pasado un pelín. Pero es que la escribí “en caliente” y, claro, no estaba yo para diplomacias. Y también he intentado no engañar a nadie, porque lo que creo que no se debe hacer es, por no quedar mal con nadie, andarse con tibiezas. Lo que gusta, gusta, y lo que no, pues se le regala a Cavilius.
    Koenig, ¿tú estás seguro de que de mayor quieres ser como yo? Piénsatelo bien, jomío, que a veces los sueños (o las pesadillas) pueden hacerse realidad.
    Curistoria, es cierto lo que dices. De este tipo de libros lo único que suele esperarse es que sean entretenidos y te hagan pasar un buen rato mientras estás en la piscina, o te estás tomando un refresco en una terraza. Pues nada de nada, un auténtico aburrimiento.
    Javi LR, me has leído el pensamiento. Después de releer lo de las bombas, me he preguntado si no estaría dando demasiadas ideas. Pero en el otro sentido al que he citado, por supu.

  11. Ascanio Dice:

    Se me olvidaba, Paco T. Tengo en mi casa “Assassini”, prestado por mi mmmmana Arwen (mmmmana, que yo pensaba que me querías…¿a que te arreo en toda la coronilla?). Todavía no lo he leído, pero en vista de tu comentario, me parece que va a quedar durmiendo el sueño de los justos.
    O se lo paso a Cavilius.

  12. Valeria Dice:

    Pues es el tipo de libros que nunca compraría, ni aún desconociendo la magnífica reseña de Ascanio. Lo que no quita para que me lo pasara pipa y disfrutase como una enana si Harrison Ford tuviera algunos años menos y protagonizase una película con un guión basado en esta historia, como una nueva hazaña de Indiana Jones . Digo esto porque a medida que leía el comentario estaba viendo a Indi delante del Arca de la alianza y rodeado de oficiales alemanes. En fin, me temo que seguiremos padeciendo una invasión de pseudo guiones cinematográficos en las librerías, pues esto es lo que me parecen muchas de estas novelas.
    Saluditos.

  13. Ascanio Dice:

    Valeria, equiparar a Indiana Jones con esta novela es como comparar El Quijote y El código da Vinci.
    [¡Cielos! Pronunciar este libro en Hislibris es como invocar el nombre sagrado de Roma. Caerán sobre nuestras cabezas todas las desgracias del mundo mundial y del universo universal, como diría Arauxo].

  14. cavilius Dice:

    Encantado de que me pases libros, Ascanio; yo soy como Koenig: siempre busco algo positivo en ellos.

    Tengo un par de sillas que cojean, y…

  15. jerufa Dice:

    Mmmmana…¿que dices?, ¿que te has pasado?, ¿que lo has escrito en caliente?…entonces, ¿le echo cuenta a la reseña o no?, a ver si te aclaras. Y otra cosa, no vuelvas a escribir reseñas en caliente porque no será porque no hayas tenido tiempo de rectificarla desde que se la mandaste a richar, ¿no?, jua, jua, jua…
    Adió, adió.

  16. jerufa Dice:

    Desde luego, si entra Emilio Calderón y te da una colleja (por no decir otra cosa, porque te lo vas a cargar, jodía), te la tienes bien merecida.
    He dicho.

  17. cavilius Dice:

    Pero jerufa, ¿y lo de la ley de igualdad, que decías no sé dónde?

    Ascanio, creo que o te van a dar un pescozón y una colleja, o ninguna de las dos cosas. Así es la ley.

  18. Ascanio Dice:

    Leches, no la paguéis conmigo, que recuerdo un par de libros más por ahí que no salen muy bien parados (recuerdo alguno de cierta flor olorosa, y otro con muchos dibujitos…)
    ¿Verdad, Curistoria?
    ¿Verdad, Arauxo?
    Y sí, la escribí en caliente. Pero creo que es como se deben escribir estas cosas. Ea.
    Pero mmmano, si quieres te lo presto (con permiso de Cavilius, claro) para que juzgues por ti mismo.

  19. jerufa Dice:

    Jó, Cavilius…¿me persigues por los hilos?

  20. arwen Dice:

    Hermanita del alma: te doy la razón en todo lo que dices de éste tipo de libros, son una autentica basura aprovechandose todos los escritores y los que no lo son de ese tirón.Pero en la vida tiene que haber de todo y hay que cubrir a ese grupo de gente que no es aficionada a la lectura y es una magnifica manera de conseguirlo.
    Solo tienes que oir a los que leen El Codigo da Vinci que se quedan enganchados y alucinados de que ” SUPERMEGAGUAY” esta el libro.
    Si así conseguimos que lea la gente………

  21. Javi_LR Dice:

    No todo vale. En eso le doy la razón a la Iglesia y al Cura del Quijote: una buena pira.

  22. Paco T Dice:

    Lo malo de las piras es que cuando se acaba el combustible pensado en un principio, hay que seguir con otras cosas que no lo merecen para que el incendiario siga viendo bailar las llamas…

  23. Ascanio Dice:

    Siempre se puede seguir con Julia Navarro o Coelho…

  24. Ascanio Dice:

    Con sus libros, quiero decir.
    Malpensados.

  25. hector Dice:

    me dejan agregar a la pira el documental de James Cameron que dice haber encontrado la tumba de Jesus?

  26. cavilius Dice:

    Algo había oído de ese documental. ¿Sabéis detalles del asunto? ¿Tiene alguna credibilidad?

  27. Paco T Dice:

    ¿Es el mismo James Cameron de “Titanic”? ¿O ese era otro Cameron? ¿Cameron Díaz? ¿Camarón de la Isla?…

  28. Casio Dice:

    ¿Y el capitán Camarón? Qué recuerdos…

  29. hector Dice:

    el mismo director de Titanic

  30. Koenig Dice:

    (voz trémula, apenas contenida)
    “Los libros no se queman”
    (inconfundibles volutas de humo emanando de ambas orejas)

    Un saludo.

  31. Javi_LR Dice:

    Pues los hay que arden muy bien, todo es ponerse.

  32. Sirithanna Dice:

    Fantástica fantástica reseña. De acuerdo en casi todo con Ascanio. Sin embargo, porque este tipo de temas estén de moda ahora no debemos desterrar a todos los de este tipo a un único rincón oscuro. Hay algunos (los menos) que son buenos, no? Aunque éste no parece ser uno de ellos …

    Saludetes.

    PD: jooo, yo quiero un “mmmmanna” pero con la palabra “tttiiiiooo/aaaa”.

    (Uish, que mal que mal).

  33. Koenig Dice:

    ¿Es una impresión mia o este blog empieza a parecerse a “el Padrino”?

  34. hector Dice:

    propongo a Cavilius como nuestro primer “Tomas de Torquemada”

  35. cavilius Dice:

    Me parece perfecto.

    Os condeno a todos a la hoguera, cada uno con su libro favorito debajo del brazo (algo me dice que sois incombustibles).

  36. Arauxo Dice:

    Si váis a quemar libros, salvemos a los de Scarrow, por Dios… y a los de Julia Navarro, a los de c. Jacq. No vaya a ser que con el humo empeoremos lo del cambio climático…

  37. cavilius Dice:

    Pero ¿cómo hemos llegado a decir estas barbaridades? ¿”Pira”, “quemar libros”, “hoguera”, “arden muy bien”? Cielo Santo, Ascanio, la historia que cuenta tu libro es sólo para despistar, su auténtico poder esotericomisteriológico está en la portada…

    Necesitamos un contrahechizo:

    Por Santantorcha y por Belcebú,
    de quemar mis libritos, tururú,
    y si quieres quemar, quémate tú.

    (Los contrahechizos siempre son así de ripiosos)

  38. Javi de Samos Dice:

    De bellos versos, muy ripiosos,
    Tenía yo una colección,
    Que aunque sonaban casposos,
    los mimaba con gran pasión.

    Muy útiles: me servían,
    no podía ser de otro modo,
    para rellenar carpetas
    con alegría y alboroto.

    Cierto día los dispuse,
    por un fatal descuido,
    con otros de Alexandre;
    pensad, ¡qué gran desatino!

    Las golondrinas se cagaron
    en embravecidas olas,
    y los dientes nacarados
    deslizaban sutiles loas.

    Unos ojos como espejos,
    Entusiastas me decían:
    “ven, ven tú,”
    Los besos de aire espesos,
    En susurros me herían:
    “Poesía, eres tú”

    Decidí quemar a las golondrinas,
    Por cagonas y lisonjeras,
    Echar el nácar a la hoguera
    Hacer piras con las perlas.

    Del buen libro con el menor,
    es peligroso el contacto,
    ya que con mucho agrado
    se lee todo a discreción.

    Enfermedad incurable es
    la que por contacto directo
    hace al bueno malo y
    malo convierte al bueno.

    que es cuestión estética
    la de poner un Asensi
    al lado de la Odisea

    Así, entre letra y letra,
    Se hace bueno el dicho:
    “Que no arde, sino quema.”

    Y para que eso no queme…
    ¡A la pira ya, releches!

  39. Arauxo Dice:

    ja ja ja ja.

  40. Ascanio Dice:

    Muy bueno, Javi, muy bueno. Yo desconocía esa faceta lírica tuya.
    Pobrecillas las cagonas golondrinas…

  41. Paco T Dice:

    “que es cuestión estética
    la de poner un Asensi
    al lado de la Odisea”

    Como diría ese prócer de la lengua española, Jesulín de Ubrique, esto es IM-PRESIONANTE (en dos palabras)

  42. richar Dice:

    jajaja… no se me courre mucho más… genial. Pepe, un rapero competidor :-)

    Saludos,
    Richar.

  43. Ascanio Dice:

    Pero si es que el poema está muchísimo mejor escrito que el libro de la reseña, y además es más interesante…

  44. Javi LR Dice:

    Debo decirte, Ascanio, que eso no es muy difícil…

    Es un mal endémico esto de los libros mal escritos. La mayoría de reseñas de este santo blog están mejor escritas que muchos super ventas, y son más interesantes…

    ¿Será que nos sentimos más identificados con lo mediocre? ¿Será que, si nosotros no lo sabemos o no lo podemos hacer, nadie lo puede hacer? ¿Será que somos tan ruines?

    Ya he dicho, a lo largo de mi trayectoria en Hislibris, lo que este sitio me parece, este sitio que sois vosotros, que somos todos, que es Richar. Ahora voy a añadir otra virtud, quizá la más loable de todas: en Hislibris se respira HUMILDAD. Algún simple de mente dirá “sois unos sabiondos” y añadirá “y unos rimbombantes”. Pero esos inflamados simplones no están aquí, esos son los ruines, aquí admiramos todo lo que nos pueda enseñar, todo lo que nos pueda hacer sentir de manera diferente y, además, somos capaces de cambiar en nuestras apreciaciones si estaban equivocadas.

    Ved, por ejemplo, la niña aquella -Clara, creo que se llama- en la reseña de Fernando III. El futuro de Hislibris está asegurado con tres más así.

    En fin, que me dejo llevar y, al final, en vez de libros empiezo a quemar otras cosas.

  45. Arauxo Dice:

    Sí, Javi LR. Clara representa exactamente la flor que hay que cuidar, regar y alimentar en Hislibris. Así, justamente así, esto merece la pena.

  46. Paco T Dice:

    ¿Por qué no pone alguien un enlace a la reseña donde aparece Clara? A los torpes nos cuesta buscar estas cosas…

  47. Arauxo Dice:

    Tus deseos son órdenes para mí, Paco T. Y mucho más cuando la reseña corresponde a un libro excelente de un magnífico especialista. Y, por si fuera poco, el reseñador es un tío estupendo…

    http://www.hislibris.com/?p=256

  48. Aretes Dice:

    Es que Arauxo es un mito viviente de Hislibris
    (Aquí pega más, no?)

  49. Arauxo Dice:

    Y legendario, Aretes, legendario…

  50. Emilio Calderón Dice:

    Querida Ascanio, soy Emilio Calderón, el pobre imbécil y oportunista que ha escrito El Mapa del Creador para darle el sablazo a unos cuantos incautos que, en las librerías, compran lo primero que habla de griales, nazis o cosas parecidas. Lo más increíble de mis caso (te prometo que no dejo de sorprenderme),es que la jugada me ha salido redonda, y ya no sólo he conseguido que varios miles de lectores piquen en España, sino que la novela se esté traduciendo en 23 países, desde Estados Unidos a China.
    Imagino que puesto que aquí todo el mundo emplea un “nickname”, el hecho de que yo escriba a cara descubierta es algo inusual. Pero quiero que se así para que no haya dobleces en lo que quiero decirte.
    En primer lugar, y no hay ironía en mis palabras (supongo que me creerás después de haber leído mi novela y haber descubierto que mi escritura es “plana”), coincido con Koenig. Yo también me quito el sombrero ante una reseña valiente, directa, equilibrada, argumentada y demoledora. Y como él, de mayor también quiero ser como tú (aunque en mi caso prefiero no tener que dejarme la barba).
    Sé que en algún momento de tu crítica, argumentas haberla escrito en caliente. Eso me deja en una situación aún más comprometida frente a tus argumentos, puesto que mientras tú has escrito la crítica en caliente, yo tardé un año y tres meses en escribir mi novela. Me avergüenza reconocerlo, pero es así. De modo que si lo deseas puedes incluir en tu próximo comentario el siguiente apunte: ¡Y encima tardó un año y tres meses en escribir semejante novelucha! Tal vez si yo supiera escribir en caliente, lo haría mucho mejor…
    Ahora, si me lo permites, me gustaría, con toda la humildad aportar algunos datos.
    Dices que el mapa, lejos de ser el hilo conductor de la trama, se limita a ser un reclamo publicitario. Para mí, el mapa es un simple instrumento que los personajes de la novela van a utilizar para llegar al corazón del Tercer Reich. Estoy completamente seguro de que si ahora te cuento que no he leído en mi vida una novela que hable de griales, códigos Da Vinci o cosas semejantes, no me vas creer. Pero te prometo que es la verdad, de modo que mi conocimiento sobre esas materias es nulo. En consecuencia, no he querido escribir nada que vaya en esa línea. Y créeme, no soy responsable de lo que la editorial ponga o deje de poner en la cubierta, o de cómo trate de vender el libro.
    De verdad, Ascanio, siento haberte hecho pasar un mal rato leyendo mi libro. Y te propongo, si así lo consideras, quedar contigo y con toos aquellos que se hayan sentido ofendidos por mi libro, y devolveros el dinero que hayáis pagado por él. Hablo completamnte en serio. Luego, si lo consideráis oportuno, podéis lapidarme, escupirme o quemar el libro.
    Hay otra cosa que no recuerdo haber mencionado (tú dices “explayado”) en la novela, y es mi paso por la Academia de España en Roma. Pero lo cierto es que en el año 2003 obtuve la Beca Valle-Inclán (ya te lo puedes imaginar, un buen enchufe y pá dentro), y que una vez conocí de primera mano la historia de la casa, fue cuando decidí escribir la novela. Dices que el principio de la novela es previsible, sin embargo, está basado en un hecho real. Supongo que no tendré yo la culpa de que la realidad sea, a veces, previsible. En cuanto al aspecto costumbrita de la obra, es innegable, y tienes toda la razón al mencionarlo. Luis Alberto de Cuenca, poeta, filólogo, ex director de la Biblioteca Nacional y ex secretario del Ministerio de Cultura, así lo resaltó en una de las buenas críticas que ha tenido el libro. Lo mismo ocurrió con una crítica de Antonio Grarrido, miembro de la Academia de la Lengua, que dijo que la vida interior de mis personajes y su evolución a través de la obra convertían a mi novela en buena literatura. No creas que estoy de acuerdo con estas personas, que al fin y al cabo son sólo nombres que se esconden detrás de sus nombres verdderos. Desde luego tu crítica es mucho más cabal. En lo que no puedo estar de acuerdo es en eso de que hay un intento desesperado por atrapar al lector. ¡Si conocieras el mundo de inseguridades en el que me muevo! Cuando escribí la novela, ni siquiera sabía si iba a encontrar a un editor, puesto que no conocía a ninguno. Para colmo, mi subnormalidad no se reduce a mi mala literatura, así que cuando por fin envié la novela a una editorial, me equivoqué de dirección y la novela acabó en el almacén. Resulta que en la mencionada editorial tenían 354 manuscritos pendientes de lectura, y como el mío llegó vía almacén, acabó el primero del montón. Mala suerte para los lectores, y buena suerte para mí, que me he llenado los bolsillos a vuestra costa. No voy a repetirme, pero me tenéis a vuestra disposición para devolveros el dinero, al más puro estilo El Corte Inglés.
    En fin, querida Ascanio, no quiero eternizarme, para que en este comentario no acabe ocurriendo lo mismo que en mi novela, es decir, nada.
    Muchas gracias por desenmascararme y por tu crítica, porque además me ha hecho comprender que soy un progre de pacotilla que se apunta a la moda de tratar de derumbar los pilares de la Iglesia. Yo, que, curiosamente, no he pretendido desvelar ningún misterio oculto de la iglesia, entre otras razones porque ni sé ni me interesa si los hay. Créeme, Ascanio, no tengo nada contra la iglesia y, además, en más de una ocasión he tenido la necesidad de encomendarme a Dios. La última vez fue precisamente cuando publiqué El Mapa del Creador. Ese día me dije: “Que Dios me pille confesado”.
    Y ya que hablamos de la iglesia y de Dios, permíteme que incurra en uno de los pecados capitales, pero desde mi punto de vista, quien trate de comparar El Mapa del Creador con novelas como El Código Da Vinci es que está simplemente ciego. O lee en caliente.
    Un día fui a reunirme con un grupo de adolescentes que habían leído una novela mía (sí, Ascanio, vengo de la novela juvenil, esa segunda división de la literatura según la crítica). Uno de los chicos se me acercó y me dijo con toda confianza: “Emilio, tu novela es una mierda”. Naturalmente, estuve de acuerdo con él. Aunque la expereriencia me sirvió para comprender una cosa: para destruir algo basta con un manotazo; en cambio, para construir, aunque sea la obra de un idiota, se necesita algo más que manos y fuerzas. Hace falta que exista un idiota.
    Por cierto, Ascanio, en octubre publicaré mi segunda novela para adultos. Se titulará El Secreto de la Porcelana. Lo digo para que vayas calentando motores.
    Ya sabes, quedo a tu disposición.
    Humildemente, vuelvo a pedirte perdón.

  51. hector Dice:

    Emilio
    gracias por participar en este blog.

    si pudiste recorrer rapidamente otros comentarios sobre libros para conocer este sitio, veras que hay opiniones de todo tipo y color sobre un mismo libro, un autor, un momento de la historia, etc
    solo somos amigos hablando de libros, de historias, de autores, como si estuvieramos en una charla de cafe, donde nunca faltan polemicas ,enojados, opiniones en caliente, etc
    lo unico que tenes q tener presente es que nadie tiene la intencion de ofender a un autor a un compañero, mucho menos Ascanio a quien hace casi 6 meses que leo y jamas tuvo una palabra de mas o fuera de tono ( no es mi precisamente mi caso que soy mucho mas sanguineo)
    espero que te quedes en el blog y no faltara oportunidad de hablar sobre El secreto de la Porcelana

    saludos desde Bs Aires, Hector

  52. richar Dice:

    Saludos Emilio y bienvenido al blog.

    Lo primero, agradecerte que hayas tenido la deferencia de dejar tu comentario, todos los autores son más que bienvenidos por estos lares. De hecho, no eres el primero, y espero que no seas el último tampoco, ya que si hay muchas cosas interesantes en este blog (ya, no tengo abuela), una de ellas es el hecho de que autores y lectores podamos compartir un espacio común para hablar de los libros que escribís y nosotros leemos.

    Lo segundo, tengo que decirte que te equivocas cuando dices que hablar a cara descubierta es algo inusual aquí. De hecho, siempre se habla de esa manera, y de ahí que puedas ver las opiniones más variopintas en cada reseña. Al fin y al cabo, son sólo eso, opiniones.

    Lo tercero, tengo que ponerme de tu lado al ver tu mosqueo, ya que si yo me encontrara una reseña como la de Ascanio sobre un libro mío, estoy seguro de que reaccionaría igual o peor.

    Lo que no creo, y estoy convencido de ello, es que Ascanio haya escrito esta reseña para ofenderte, y mucho menos para llamarte imbécil, ya que en Hislibris, si hay una sóla norma, esa es la de respetar a todo el mundo.

    Eso sí, lo que está claro es que a ella no le ha gustado nada. Una pena para ti, desde luego. Pero para eso están las opiniones y los comentarios del blog, para que cada uno de su opinión. Y de ahí que te agradezca tu intervención para defender tu trabajo, porque si no lo defiendes tú, quien lo hará, ¿no?

    En fin, que de veras se agradece verte por aquí y espero que en breve Ascanio pueda responderte para seguir con el debate. Encantado de conocerte y si te apetece, estás más que invitado al próximo encuentro de hislibreños que posiblemente se celebrará en la feria del libro de Madrid, donde cerveza en mano estoy más que dispuesto a dejarme convencer por tus argumentos :-)

    Un saludo,
    Richar.

  53. Aretes Dice:

    Hombre, Emilio, yo comprendo que resulta doloroso recibir una mala crítica, como si a una madre le dicen que su niño es feo, es algo que escuece pero no se puede pretender que la novela guste a todos.
    En este caso fue Ascanio la que reseñó y dice su opinión, ni más ni menos, sin intentar quedar por encima de nadie ni sentar cátedra, pues aquí, como dice Héctor y podrás comprobar tú mismo, hay opiniones para todos los gustos.
    Saludos

  54. jerufa Dice:

    Apreciado Emilio: me permito hablar -en tanto ella no pueda hacerlo- en nombre de Ascanio. Soy hermano suyo y la conozco bien. Sé que de la lectura de su reseña no puedes sentirte cómodo porque, evidentemente, no te deja bien parado. Bueno, es su opinión y como ha sido siempre en la vida, a ella no le duelen prendas decir las cosas claras. Sin embargo y pongo la mano en el fuego por ella, nunca con esas letras ha pretendido causarte daño o herirte. Valora y aprecia como pocos el mérito de escribir, al igual que yo. Simplemente y como dice Richar, no le gustó. Pero para gustos, colores. Estoy absolutamente convencido de que seguirá muy de cerca tu próximo trabajo, pero con ojos muy distintos a los que crees. Ya verás. Ascanio, yo mismo y muchos hislibreños.
    Un fortísimo abrazo y bienvenido al blog. ¡Quédate con nosotros!

  55. Javi_LR Dice:

    Pues me vas a perdonar, Emilio Calderón, pero tu comentario está plagadito de soberbia. ¡Bendito humor!, en qué punto se perdería…

    Y quiero añadir una cosa: no me he leído el libro, pero la literatura no se mide ni en horas ni en días, ni tan siquiera en años. Tampoco es cuestión de miles, de millones de lectores, ni de decenas de lenguas en las que un escrito se publique. El hecho de que sea loable el esfuerzo y el trabajo no implica que lo sea la obra realizada.

    Volvemos a lo de siempre, humildad…

  56. Koenig Dice:

    Buenas noches.

    Como de costumbre creo que podemos repartir razón a todos los participantes en esta polémica.

    Para empezar quiero reafirmarme en lo dicho sobre la reseña de Ascanio.
    Es valiente. Porque muchos, entre los que me cuento, no somos capaces de decir lo que pensamos con tanta sinceridad. Nos reduce el miedo a equivocarnos, a que nos miren mal o simplemente a molestar a otras personas.
    Es directa porque dice las cosas claras y sin rodeos ni circunloquios, que son cosa mucho mas práctica si luego queremos desdecirnos.
    Es equilibrada, porque consigue decir que no le gusta sin caer en descalificaciones. No he visto en la reseña ninguna referencia a la inteligencia de nadie, por ejemplo.
    Es argumentada, porque creo que Cavilius expone, además de sus conclusiones, los motivos por los que llega a las mismas.
    Y, finalmente, es demoledora. Porque la novela no sale bien parada. La novela, no el autor.
    Y este es el problema. Porque si la crítica fuera elogiosa, no habría polémica alguna.

    Por otro lado me meto en la piel de D. Emilio Calderón, y comprendo perfectamente como se siente. Ya me ha pasado eso de dejar un texto mío a disposición del público y esperar reacciones. La mayoría han sido buenas. Pero como bien han dicho antes que yo, las malas escuecen, y es normal (dicho esto sin pretender comparar ambos casos mas allá de lo que acabo de escribir)
    Pero además de escocer siempre he pensado que una mala crítica, literaria o sobre cualquier otra cosa, enseña. Porque cuando todo el mundo dice muy bien, pues vale. Pero saber porqué algo no ha gustado, aunque sólo sea a una sola persona, siempre es mucho mas interesante. Plantea retos.
    Podemos descubrir que algo que nos parecía originalismo ya estaba inventado. Lo cual no nos quita el mérito de haberlo reinventado nosotros mismos.
    Podemos descubrir que ese personaje tan lleno de riqueza que imaginamos no ha conseguido transmitir a algunos lectores dicha riqueza. Lo cual no nos quita el mérito de no haber creado y trabajado dicho personaje.
    Podemos aprender que unos párrafos literariamente geniales son un bodrio. Cosa que no les quita genialidad. Ni al párrafo ni a quien los escribió.
    Son ejemplos que se me ocurren al hilo de estos comentarios.

    De todos modos creo que lo mas positivo sería no enfadarse. Ni Cavilius, ni el Sr. Calderón, ni ninguno de los demás, no andemos echando leña al fuego. Sino al contrario aprovechar esta magnífica ocasión para profundizar en motivos y razones, y que todo el que quiera gane ideas nuevas con ello.
    De aquí podemos irnos todos con la barbilla en alto, o dar lugar a un debate que sería fantástico.
    Es mas, no he leído el libro, pero igual lo hago, si hay debate. (Esto no es una amenaza)

    Un saludo.

    Koenig.

    P.D. Con respecto a las cervezas, yo me apunto (a la feria del libro también)

  57. cavilius Dice:

    Bienvenido Emilio, encantadísimo de que intervengas en este portal, que poco a poco se hace grande gracias a reseñas valientes como la de Ascanio y a aportaciones de escritores que, como tú, nos honran con sus comentarios. Sin éstos, Hislibris sería menos Hislibris, y sin vuestros libros, no sería nada.

    Pero Javi_LR ha mencionado cuál es, por encima de toda valoración, positiva o negativa, de un libro, la piedra de toque, el puntal en que se apoya Hislibris y que lo diferencia de otros portales que hay por el universo internáutico: la humildad. Y no hago un “copiar y pegar” del comentario de Javi porque me acusaría de plagio a la SGAE, pero debería.

    Emilio, no es la primera ni la última vez que una reseña salida de esta factoría no agrada al escritor en cuestión (yo mismo me vi en el brete hace poco), pero sólo faltaría que Hislibris tuviera que ser una página de arpas y violines y que no pudiera sonar nunca el trombón de varas. De lo que puedes estar seguro es de que cuando suena no es para molestar al escritor sino porque opinamos que debe sonar. Opinión, todo se reduce a opinión; y una opinión, si no es humilde, pierde su fuerza, al menos por estos lares. Y una réplica habría de estar, como mínimo, a esa misma altura de humildad.

    Nadie por aquí infravalorará tu trabajo ni tu esfuerzo, Emilio (¿quiénes somos nosotros para hacer semejante cosa?), porque sería como tirarnos piedras a nosotros mismos; porque estas páginas “viven” precisamente del esfuerzo de vosotros, los escritores; y porque no es el estilo que por aquí se usa. Así que si te has sentido ofendido por los comentarios de Ascanio, estoy seguro de que no ha sido esa su intención. Claro que, también es posible que ella se haya sentido ofendida por los tuyos. Todos en paz, en ese caso, ¿no? ¿O vale la pena disculparse, sinceramente y sin ironía?

    Y, desde luego, ojalá Ascanio siga tu recomendación final respecto a tu próximo libro y comience a “calentar motores”.

    Saludos y bienvenido.

  58. cavilius Dice:

    Cielos, Koenig, tú me confundes. ¿No te habrás adelantado ya con lo de las cervezas?

  59. Emilio Calderón Dice:

    Estimados Hislibris, lamento que de mis palabras pueda desprenderse que se alimentan de soberbia. Os aseguro que no dudo de las buenas intenciones de Ascanio. Acepto y admito cualquier crítica, y os aseguro que me estimulan mucho más las malas críticas que las buenas. Desde luego, no valoro mi trabajo por las horas que invierto en él, ni por el número de países donde se publica, pero si se me argumenta que mi novela no cuenta nada, y que detrás de lo que he escrito no hay nada, excepto una planicie o meseta mal redactada, entonces tengo el derecho a preguntarme si los argumentos de Ascanio no tienen al menos el mismo valor que el de los editores de tantos países que han comprado los derechos de mi novela con distinta opinión. Sinceramente, no creo que a mí se me pueda acusar de soberbio y a Ascanio de humilde. O lo que es lo mismo, Ascanio crítica infalible y certera, y el Sr. Calderón mal escritor y soberbio. He creído entender que éste es un foro abierto a la opiniones y las ideas, así que permitidme que exprese las mías. En cualquier caso, os aseguro que no estoy enfadado con nadie. Y, por supuesto, también estoy dispuesto a tomar unas cañas cuando haga falta.

  60. Turriano Dice:

    Buenos días.

    Casualmente estando un tarde, hace unos meses, en la librería FNAC, por megafonía anunciaban a esa misma hora la presentación de El Mapa Del Creador, de Emilio Calderón, y me decidí a ver de qué iba.
    En la charla, tanto autor, como crítico ( Luis Alberto De Cuenca) insistían, sobretodo el segundo, en que no se trataba de un Código Da Vinci, ni nada parecido, y que si cualquier lector se sentía atraido por el libro por este motivo se olvidara de comprarlo porque no era lo que parecía, y que el título obedecía más a reclamo comercial ( En eso tiene razón Ascanio). Salí aquella tarde de la charla con el convencimiento de ello y de que el libro estaba muy bien escrito, a juzgar por los comentarios de Luis Alberto, aunque debo de decir que finalmente no lo compré aunque estuvo muchas veces tentado de hacerlo.
    Por eso, cuando vi la reseña me sorprendió mucho que Ascanio hablara de tópicos, de Códigos , Iglesia y todos estos tópicos…Con lo que me quedé confuso.
    Ahora, no me queda más remedio de comprar el libro y verlo por mi mismo.
    En cuanto a la reseña de Ascanio, me parece que en algún momento llega a conclusiones que rozan la falta de respeto, y para no echar más leña al fuego, prefiero no explicitarlas. En otros trozos no deja de ser una opinión crítica, quizás muy crítica, pero eso depende el estilo del reseñador, y creo que totalmente aceptable.
    Difiero con Ascanio en cuanto a que las reseñas se deben escribir en caliente. Si el autor tarda mucho es escribir un libro, aunque sea malo, creo que merece que las reseñas también se escriban pausadamente, porque si no se puede incurrir en injusticias, porque quizás al en frío , el libro no guste tampoco , por supuesto, pero al menos se puede ver la cosa de un modo más objetivo.
    Ascanio, y todos los demás, y yo mismo, nos tenemos que dar cuenta de que si somos muy fogosos podemos no sólo ofender al autor si no a lectores que hayan sido seducidos por el mismo libro que criticamos. Con eso no digo que no se haga crítica, pero quizás de forma más cariñosa por decirlo de alguna manera.
    En cualquier caso coincido con los demás en que no creo que Ascanio haya intentado ofender al autor, porque entre otras cosas ella no contaba con que él lo leyera, pero estas cosas a veces no se controlan y pasan.
    Por otro lado, entiendo al Sr. Calderón, ya que si yo estuviera en su piel, pensaría qu ese puede criticar un libro, pero en este caso parece eso, en caliente, y de hecho antes de que entra el autor en el foro ya se habían hecho comentarios, medio en broma, de la impetuosidad de la reseña.
    En fin, espero que quede aclarado , y la parte positiva de esto es que si no fuera por Ascanio y su reseña no tendríamos a Emilio Calderón en este foro, y esperando que se quede, si así es no hay mal que por bien venga.

    saludos

    Turriano

  61. Koenig Dice:

    Buenos días.

    Ahora que estoy despierto Cavilius, cuando hablé de enfados quería decir
    “Ni Ascanio, ni el Sr. Calderón”. No se porqué, os confundo. Pobre (Ascanio) (o Cavilius) (Me da a mi que hoy cobro).

    Un saludo a todos.

  62. Paco T Dice:

    Me sumo a la tropa de hislibreños (incluido el señor Calderón, que para eso ha escrito en el hilo, y pasa a ser hislibreño por derecho propio) para comentar el giro que ha dado el debate sobre el libro en cuestión.

    Yo soy otro de los que no ha leído el libro, así que no hablo del mismo. En mi ignorancia de la trama, me permití comentar la innegable saturación editorial que existe tanto en España como en otros países de novelas con tramas basadas en misterios ocultos, claves milenarias… etc. El señor Calderón aclaró en su extensa réplica que “El mapa del Creador” no sigue esa estela, y dado que no lo he leído, no pongo en duda que ésa es su opinión como escritor. Habrá que echarle una ojeada a la novela para hablar con rigor. Pero precisamente ahí está la clave: Ascanio lo ha leído. No le ha gustado. Ha publicado una reseña ciertamente incendiaria que ha enfadado al autor; pero creo que en absoluto había en ella ningún tipo de alusión al mismo, que evidentemente se lo ha tomado como algo personal, dado que no debe sentar nada bien que critiquen su libro.

    La cuestión principal, a mi modo de entender, podría dar lugar a un extenso debate cuyo tema podría ser: ¿qué interpretación de un libro es más válida, la que nació en la mente del autor o la que cada lector obtiene de su lectura? Y conste que lo digo porque es una cuestión fundamental en la que están enfrentados la reseñadora y el autor del libro.

    En lo que no estoy de acuerdo con Emilio Calderón es en establecer un valor superior a la crítica positiva que de la novela hizo un académico de la Lengua (intuyo que por el hecho de ser positiva y haberla hecho un señor de la RAE) y un valor inferior (de hecho, insultante) a la crítica negativa realizada por una persona anónima en un blog sobre libros. Y para mayor escarnio, empleando un nickname, en lugar de ir a cara descubierta. Me da la sensación de que Ascanio no fue la única que escribió en caliente…

    Por otra parte, señor Calderón, creo que batirse el cobre con los usuarios de este estupendo blog (lea un poco por aquí y otro por allá y verá que lo es realmente) es muy honrado por su parte. Y no lo digo por dar coba. Lo digo porque podía haber pasado perfectamente del hilo y haber formulado un pensamiento como: ¿qué sabrán éstos de lo que hablan? Pero no lo ha hecho, y por eso le admiro. El diálogo nos enriquece a todos.

    Un cordial saludo a todos

  63. Germánico Dice:

    Yo lo que no entiendo es que los autores entren en Hislibris para hablar de sus libros, los defiendan (legítimamente) y se piren. Coñe, vamos a hablar del vuestro y de los de otros, que si no va a parecer que entráis por aquí sólo por vuestra obra. Hay varios precedentes, por cierto. Eso sí, hay una reclamación que es legítima: igual que conocemos sus nombres, que nos conozcan ellos. Yo soy Avelino Parrilla Castro, vivo en Santa Cruz de Tenerife y no he leído el libro en cuestión. Pero, como se dice en mi tierra, “no me gusta el andar de la perrita”.

    Y, bueno, tampoco hay que tomarse a pecho lo que aquí decimos.

    Saludos.

  64. cavilius Dice:

    Yo también soy Espartaco.

    (¿Te puedes creer, Germánico, que quitando a tu nombre completo las letras de Espartaco, con las restantes sale mi primer apellido, que son 6 letras, y sólo sobran 4? Es alucinante. Perdón por la digresión cabalística).

  65. cavilius Dice:

    (Perdón, mi primer apellido son 8 letras. Mal, muy mal).

  66. Germánico Dice:

    Tus apellidos me dan un poco igual, chico. Pero, ¿cuántos cuellos tienes, griego? ¿Puedo cortarlos todo de un solo achazo? ¿O tendrá que rematar la faena Ascanio? ¿Eh? Eso sí me preocupa.

  67. Emilio Calderón Dice:

    Chicos, ¡que se haga la paz! Mi intención no es en ningún caso causar un incendio. Pero permitid que, aceptando la crítica de Ascanio, y los comentarios que ha provocado, pueda defenderme como parte afectada. Y si trato de hacerlo, posiblemente con cierta vehemencia, es porque en este foro insistís en que no hay comentarios personales que vayan en mi contra, y se menciona con frecuencia la palabra “humildad”. Pero si no recuerdo mal, se me ha acusado de desprender cierto tufillo, de seguir la moda antireligiosa, de ir a rebufo de no sé que otro autor, se ha relacionado mi nombre con el Discovery Chanel, con Indiana Jones. En definitiva, que quien atufa huele mal. Francamente, me temo que también tengo argumentos de peso para pensar que además de una crítica, en muchos casos ha habido cierta animadversión hacia mi persona.
    Pasando a otro tema, y ya que algunos hacéis contínuas refrencias a nombres de la Grecia o de la Roma clásica, ¿me recomendáis ver la película “300”? Sé que va de la historia de Leónidas, pero también he oído que su estética es puro cómic.
    Un saludo desde Boston, calculo que a las cinco y veinte de la madrugada en España.

  68. hector Dice:

    Emilio
    a mi me resulto demasiado “comic”, hay un persa que parece el increible Hulk, un verdugo con brazos tipo espada..pero bueno ,tambien tenemos distintas opiniones sobre la pelicula, ya los chicos te van a comentar…
    a veces somos como una gran familia italiana….

    Hector , desde Bs As

  69. hector Dice:

    emilio

    a mi me resulto demasiado “comic”, pense que el libro se basaba en algun ensayo o novela historica, pero hay opiniones de todo tipo en el foro, arriba a la derecha tenes un link para entrar, espero te animes a participar

    a veces parecemos una gran familia italiana y bandas de griegos y romanos en estado de guerra

    Hector

  70. Koenig Dice:

    Buenos días.

    Aquí dejo el hilo de 300. Para lo que sea menester.

    http://www.hislibris.com/?p=379

    Personalmente no la he visto, así que no puedo opinar. Aunque por los avances sospecho que es mas artística y visual que histórica.

    Un saludo.

    Koenig.

  71. richar Dice:

    Saludos,

    cuando he visto el comentario de Emilio a las 4:27 a.m. he pensado que venías de marcha, pero al ver que estás en Boston, tiene sentido. Eso sí, Germánico y cavilius no tienen excusa, ¿qué hacéis a la 1 o a las 2 en el blog, almas de cántaro? ¿no tenéis cama? ¿no salís de marcha? Estoy por cerrar el blog antes de que la poli me enchirone por crear adicción como el tabaco…

    Saludos,
    Richar.

  72. cavilius Dice:

    La noche no nos ofrece alicientes, richar. Por eso nos hemos de consolar con estas paginillas tuyas…

  73. Aretes Dice:

    Eso, primero no podemos fumar, luego las hamburguesas y tu vas y te planteas cerrar.
    ¿Qué nos queda?

  74. Paco T Dice:

    Ten en cuenta, Richar, que Germánico están en el huso horario de las Canarias, así que el auténtico crápula de la página es, sin duda, Cavilius.

  75. Paco T Dice:

    Huy qué chorrada acabo de decir… Si la una allí son las dos aquí, me llevo tres y multiplico base por altura menos pi elevado al cuadrado…

  76. ignacio el argentino Dice:

    La paz a vuelto a reinar en en el Reino de Hislibris ¿Por cuanto tiempo durará?.mmmmmmm
    saludos

  77. Emilio Calderón Dice:

    Richar tu comentario me ha hecho gracia. Ya quisiera yo estar de marcha hasta las tantas de la madrugada. Estoy en Boston completamente solo y no conozco a nadie y, para colmo (que no se me moleste Ascanio) en las distancias cortas soy tan plano como los personajes de mi novela, así que me guardo pronto en casa y me dedico a labores intelectuales, es decir, coser algún botón, cocinar comida precocinda y cosas parecidas.
    Entraré en la página que me recomendáis. Gracias Koenig.
    Y el que tenga intención de venir por aquí, que se ponga un calzado cómodo. Lo digo porque me hicieron quitarme los zapatos para entrar en este páis. Me pregunto qué me harán cuando quiera salir.
    Saludos

  78. Emilio Calderón Dice:

    Acabo de leer la crítica de Cavilius de 300 y Frank Miller. Veré la película y compraré los cómics. Aunque por lo leído, el personaje que sí que parece tener épica es Frank Miller.

  79. hector Dice:

    Emilio

    a mi hasta me abrieron los dulces (alfajores ,dulce de leche etc) que llevaba de regalo para mis compañeros de trabajo…. y eso que lleve una visa de trabajo pedida por un banco norteamericano + una nota de la embajada yanki en Bs As.

    mejor no te cuento como es la salida (estuve todo el viaje de vuelta parado!!!) y lo que hice con la nota …jajajaja…bueno

    ni noticias sobre “El Mapa del Creador ” por Bs As, pero aparece uno “El fantasta de Cera”, de un tal Emilio Calderon, ed Anaya

    sobre “El Mapa del creador”, porque elegiste ese momento historico para desarrollar la historia, no crees que ya esta un poco saturado el mercado de historias de nazis persiguiendo todo tipo de elementos misticos tipo el cazador del arca perdida etc

    saludos, Hector

  80. jerufa Dice:

    Inciso.
    Dos cositas sólo.
    1º.- Mimmmmnana Ascanio no podrá intervenir en el hilo seguramente hasta el lunes. Es más, ha tenido conocimiento de este debate a través mía. O sea, no se ha esfumado. Lo mejor de todo esto está aún por disfrutar (y lo digo en el más provechoso y cariñoso sentido de la palabra).
    2º.- La película 300 me encantó.
    Adió, adió.

  81. ignacio el argentino Dice:

    Trescientos, no me gusto para nada.

  82. Emilio Calderón Dice:

    Héctor, creo que tienes razón. El tema está saturado. Lo cierto era que lo que me interesaba de verdad era la época fascista y, en especial, la arquitectura racionalista de la época. El problema surgió cuando empecé a interesarme por las relaciones entre el Estado Italiano, el III Reich (que era su aliado) y, en consecuencia, el Estado Vaticano, cuya relación con los fascista no era precisamente buena. Luego, cuando el estado italiano comprende que no va a ganar la guerra y quiere desmarcarse de los alemanes, Hitler le dice a los italianos que de eso nada, y ordena ocupar la capital italiana. El último embajador alemán en la Roma ocupada es un tipo llamado Rudolph o Otto Rahn (no sé si el apellido está bien escrito, puede que la “h” vaya en otro sitio). Este individuo que, curiosamente era de origen judío, se cambió el nombre y era un experto en catarismo que llegó a escribir un par de libros (uno se ha reeditado en España recientemente) que gustaron mucho a Himmler. Fue entonces cuando descubrí la afición esotérica de este personaje y oí hablar de su famoso viaje al Monasterio de Montserrat en busca del Santo Grial. Sinceramente, lo primero que pensé cuando empecé a leer sobre todo esto del esoterismo de los nazis fue que las películas de Indiana Jones tenían mucho más de realidad de lo que yo podía imaginar. Pero os aseguro que ni soy un experto en esoterismo ni tmpoco es un tema que me interese demasiado. No tengo nada de templario, de cátaro y, desde luego, ni siquiera pierdo un minuto de mi tiempo en pensar en la verosimilitud o no de todo lo que se dice sobre tantos asuntos colaterales. Simplemente, me resbalan. De hecho, me han invitado a algún programa del “más allá” para hablar de estos temas y he declinado la invitación argumentando que si ni siquiera soy capaz de enterame de qué va el “más acá”, qué voy a decir yo acerca de la supuesta existencia de mundos paralelos. De modo, Héctor, que llegué a los nazis por culpa del último embajador alemán en la Roma ocupada.
    Insisisto en que no he leído el famoso Código Da Vinci (aunque sé de qué va, claro), ni siquiera ahora que soy vecino de Dan Brown (me han dicho que vive por aquí, cerca de Boston).
    Desde luego, es la primera y la última vez que me meto en el jardín de los nazis, os lo aseguro. Como ya os he comentado, mi próxima novela se titula El Secreto de la Porcelana y va, exactamente de eso, de cómo se descubrió el secreto de la porcelana en Europa, entre 1709 y 1710. Hasta esa fecha, los únicos que sabían fabricar porcelana eran los chinos, y de ese país llegaba la que se consumía en Europa. Su precio era tan alto que se vendía en joyerías. Lo más curioso de todo es que el tipo que logró desvelar el secreto era un alquimista apellidado Böttger, que pasó 12 años encerrado en diferentes castillos bajo la amenaza de morir ejecutado si no lograba transmutar los metales en oro. Su señor, Augusto II el Fuerte, príncipe de Sajonia y rey de Polonia, era a su vez el mayor coleccionista de porcelana de Europa. Lo paradójico de esta historia es que pese a que Böttger no logró convertir el plomo en oro, logró en cambio dar con la fórmula para fabricar la porcelana, que en aquella época era tan valiosa como el oro. En la novela hay una segunda historia, que es la de un comerciante español al que el rey de España envía a China para que robe el secreto de la porcelana y así adelantarse a las investigaciones que se estaban llevando a cabo en numerosas cortes europeas.
    Saludos

  83. Paco T Dice:

    Emilio, la sinopsis de tu segunda novela tiene muy buena pinta. Me parece mucho más atrayente que la primera, y perdona la franqueza. Sin embargo, ¿no te parece un poco peligroso destripar tanto la historia como lo has hecho? Es casi como algunos tráilers de películas donde te cuentan demasiado sobre la misma… De todas formas, repito que suena muy bien.

    Respecto a “300”, hay que ir a verla sin prejuicios. Lo que quiero decir es que aquellos espectadores que vayan al cine esperando ver una recreación historicista de la batalla van a quedar absolutamente decepcionados. Hay que verla, en mi opinión, sabiendo que es una fantasía surgida de una mente creativa, que ha hecho un ejercicio de imaginación que conecta con los hechos históricos sólo en lo básico: lugar, época, personajes centrales del drama. Todo lo demás es pura invención, estética teatral y búsqueda de efectismo. Yo me lo pasé muy bien, aunque me fastidiara ver que han preferido hacer que los espartanos lucharan como héroes de Homero, cada uno por su lado, en lugar de en falange (aunque hay alguna escena donde sí luchan más o menos juntos).

    Saludos

  84. jerufa Dice:

    Emilio, esa novela pinta muy bien. Gracias por el “petit” avance.

  85. cavilius Dice:

    Si te quedas mucho por aquí, Emilio, no tardará richar en proponerte un test de preguntas sólo apto para escritores que no saben cómo negarse a hacerlo…

    Y gracias por explicarnos las “bambalinas” de tus novelas, de la última y de la futura. Particularmente, siempre me ha interesado mucho el proceso de creación de una novela.

    Pues yo aún no he visto 300, me dejaron en la estacada el fin de semana pasado (¿o fue el otro?). Tendré que resignarme al DVD, y van…

    Saludos

  86. Ascanio Dice:

    Queridos amigos hislibreños, y estimado Emilio Calderón,
    Ascanio ya está aquí. Pido perdón por haber desaparecido del mapa (pero no del de “el creador”), sino del de Hislibris durante tantos días, pero es que servidora ha estado muy, pero que muy liada, y además sin tener acceso a internet. Sin embargo, esto de tener media familia en el blog tiene sus ventajas, porque mi mmmmmano Jerufa y mi sobrinnnnnna Sirithanna se han encargado de ponerme al día de los acontecimientos.
    Antes de nada, expresar mi satisfacción de ver cómo mi reseña ha tenido tanto meneíllo últimamente. Bueno, entremos en materia, y vayamos despacito y con buena letra.
    1.- Lo primero que quiero aclarar es lo que significa para mí la expresión “en caliente”. Cuando hice uso de este término me estaba refiriendo a que la reseña la escribí al poco de acabar de leer el libro, no semanas o meses después. Con esto quiero decir que, ni mucho menos, estaba cabreada, indignada, enfadada, mosqueada o airada al escribirla. No. Simplemente la tenía bien “fresquita” en mi memoria. Y también quiero aclarar que tardo muuuuucho tiempo en escribir una reseña, porque la leo, corrijo, releo, vuelvo a corregir y vuelvo a releer las veces que haga falta. Y esto lo saben algunos hislibreños que me conocen bien. Cuando mencioné en mi primer comentario que quizás me “había pasado un pelín” me refería a que sabía que al autor de la novela no le iba a gustar mi crítica. En ningún momento quise desdecirme de nada.
    2.- A pesar de que hay quien ha mencionado que mi reseña llega a conclusiones que rozan la falta de respeto, nada más lejos de la realidad. Creo que en todos lo meses que llevo frecuentando y disfrutando de este blog, jamás le he faltado el respeto a nadie. Quien lo ha dicho no ha tenido ocasión de leer mis comentarios del blog, y le invito a que lo haga. Cuando frecuente más estas páginas quizá cambie su opinión. Y si he dado la sensación de falta de respeto, pido perdón a Emilio Calderón por si le he ofendido.
    Sin embargo, creo que, si escribir con libertad que un libro no te ha parecido de gran calidad literaria, que resulta falto de interés, y plano -parece, Emilio, que esta palabra, por las muchas veces que la repites a lo largo de todos tus comentarios, te ha llegado a impactar bastante- es una falta de respeto hacia el autor, lo siento. Pero la vida es así. Y las malas críticas merecen el mismo respeto que las buenas, y la misma credibilidad. Sobre todo si expresan en un blog de amigos (porque yo lo considero así) una opinión respetuosa, sin caer en los insultos – y aquí, Emilio, no permito que induzcas a nadie a la confusión de que yo te he llamado imbécil, ya que ese adjetivo te lo has puesto tú solito-, personal y sincera.
    3.- Dices, Emilio, que he mencionado que te has explayado sobre la beca que conseguiste. No es cierto. Lo que he comentado, y creo que queda bien clarito, es que te explayas en descripciones de Roma. Y los datos simplemente los he sacado de la sobrecubierta del libro. Supongo que serías tú quien los proporcionaste a la editorial.

    Corto y sigo ahora. A ver si así evito entrar “en moderación”.

  87. Ascanio Dice:

    Sigo.

    4.- Ascanio se debe a los lectores anónimos que entran en Hislibris. A mí no me paga nadie, ni el autor, ni la editorial ni, por supuesto Hislibris (a pesar de que richar está empeñado en ponerme un sueldo…). El lector que entra con frecuencia en Hislibris y que, la mayoría de las veces ni siquiera opina, ya sabe de qué palo va cada uno de los que escribe aquí. Y pongo un ejemplo. Si yo fuese una apasionada de la cultura griega, leería con muchísmo interés las opiniones de Cavilius sobre los libros que aquí se tratan. Lo mismo podría decir de Germánico y Uro con Roma, o de Anthos y Arauxo con la Edad Media. Si Cavilius, o Uro, o Anthos, hacen una mala crítica de un libro, la tendré muy en cuenta. Y lo mismo si hacen una buena. Con esto no quiero decir que yo sea referencia para nadie, Dios me libre. Quiero decir que, si aquí todos opináramos que todos los libros nos han parecido maravillosos por temor a molestar al autor, aunque nos hubiesen parecido lo contrario, Hislibris perdería su razón de ser. Porque lo que da vida a este blog es el intercambio sincero de opiniones. Si sólo escribimos reseñas de los libros que nos han gustado, el aburrimiento y el ocaso de Hislibris está garantizado. Porque para dorarnos la píldora, o hacer lo que decía el Sr. Lobo de Pulp Fiction ya están las propias editoriales.
    5.- Después de toda esta polémica, he releído mi reseña. Y lo he hecho despacio y concienzudamente. Y tengo que decir que no cambiaría ni una coma, porque expresa mi sincera opinión sobre un libro que no me ha gustado. Pero hay también a quien no le gustan mis zapatos, mi forma de hablar, mi manera de trabajar o mi coche y lo comenta con sus amigos. Y me tengo que aguantar. A pesar de lo comentado por el autor, y de acuerdo con lo que menciona Javi_LR, pienso que el tiempo que se tarde en escribir un libro y el número de lenguas a las que se traducen no son garantía de calidad. Pero estoy muy interesada en que alguien más lo lea (por cierto, Emilio, a raíz de esta reseña, ya hay quien ha escrito que se lo va a comprar, así que después de todo, no hay mal que por bien no venga), para que aporte su opinión. Y si le ha encantado, me alegraré por él, porque significará que ha disfrutado mucho más que yo leyéndolo. Y la lectura es para disfrutarla. Y como dijo jerufa, para gustos, los colores.
    6.- Sobre tu último libro, el argumento me parece bastante más interesante que el primero. Ya ves, no me suelo morder la lengua y suelo escribir lo que pienso (y en qué follones me he metido por eso…). Pero sin embargo, tanto el título como el argumento me son familiares. ¿Existe algún otro libro parecido, alguna película o algo así?
    7.- Y, por último, me adhiero a lo que dice Germánico. A ver si los autores (la mayoría de los cuales escriben en Hislibris “a cara descubierta”, Emilio) no sólo entran para defender sus obras, sino para leer las opiniones vertidas sobre otros libros. Y al hilo de esto, me atrevo a recomendarte, Emilio, que leas mis otras reseñas (y aquí barro para casa, por supuesto), y verás que no es mi estilo atacar a nadie. Y por supuesto, a ti tampoco, porque no te conozco, no tengo nada personal contra ti, ni intento desenmascararte, como tú dices, entre otras cosas, porque prefiero utilizar mi tiempo en otras cosas, como leer, por ejemplo. Critico tu libro, no tu persona. En mis otras críticas también he comentado los defectos de los libros en cuestión. Pero ha dado la casualidad de que en el tuyo he visto más defectos que en los otros que he leído. Y también tengo que decirte que tu novela no es la única que ha tenido una mala crítica por mi parte, hay bastantes más. Pero como yo, hay muchos más hislibreños a los que no nos duelen prendas al expresarnos con libertad. Y para que lo tengas fácil, te pongo los enlaces de mis reseñas:
    http://www.hislibris.com/?p=281
    http://www.hislibris.com/?p=340
    Y antes de despedirme, Emilio, te doy la bienvenida y las gracias por haber leído mi reseña. Y espero que sigas apareciendo por estas páginas para defender tus libros, porque si no lo haces tú, ¿quién lo va a hacer? Además, es algo que yo también habría hecho en tu lugar.

    Un saludo cuando son las 12: 50 en Espartinas, tierra de héroes (y ni pajolera idea de qué hora es en Boston). ¡Espartinas! ¡La Tracia! ¡Yo soy Espartaco!

    PS: Yo me apunto también a la reunión, pero con Mirindas. Ah, y paga Germánico, que para eso fue su cumpleaños.

  88. Ascanio Dice:

    Vaya. El primer comentario ha salido. Pero el segundo está esperando moderación. Qué se le va a hacer…

  89. Sirithanna Dice:

    Hummmm….opiniones las hay para todos los gustos, eso desde luego,m pero respuestas como éstas… pocas.

    Besitos y saluditos.

  90. hector Dice:

    mantengamos la seriedad…

  91. Emilio Calderón Dice:

    Estimada Ascanio, si escribir en caliente es lo que dices que es, entonces yo también escribí mi réplica en caliente, porque tenía bien fresca (podía haber dicho fresquita, como tú podías haber dicho “claro” y no “clarito”) tu crítica. Y cómo tú, no quito ni una coma. Hay algo que en todo esto me causa no poca sorpresa, y es que se da por hecho de que el autor tiene que aceptar una mala crítica, pero en cambio no se admite que el autor pueda criticar a quien le critica. ¿Acaso te has planteado pensar que tu crítica pueda ser una mala crítica? ¿O es una buena crítica por el simple hecho de que la escribe Ascanio y Ascanio tiene una legión de seguidores? Me remites a tu otras críticas como aval de tus intenciones. ¿Pero que te refieras a tu trayectoria no es lo mismo que cuando yo valoro el número de países donde se va a publicar mi novela? ¿No estás haciendo un valor de tu trabajo, un valor para colmo objetivo? Es decir, tu trayectoria tiene infinito valor, la mía ninguna. Y eso he de aceptarlo porque así son las leyes de la crítica. Que Cavilius salga en mi auxilio para explicarme qué significa la palabra crítica, que me suena a griego. Sinceramente, Ascanio, acepto todos tus argumentos (creo haberlo dicho ya hasta la saciedad), pero también me pregunto por qué la razón ha de estar de tu lado. Y si yo no estoy de acuerdo, la explicación está clara: es que le escuece. Lo siento, Ascanio, pero lo mismo que piensas tú de mi novela lo pienso yo sobre tu crítica. Y eso, como tú dices, no significa que no te respete. Pero el hecho de que afirmes que mi obra desprende cierto tufillo anticatólico, que ando en no sé qué onda progre, políticamente correcta por cuanto ataca a la iglesia sin fundamento, etc., no creo que sean precisamente muestras de respeto hacia nadie, en este caso hacia mí.
    Sinceramente, la primera vez que leí tu crítica y los posteriores comentarios, tuve la impresión de que habías salido de caza y tú te habías cobrado la pieza. Como se suele decir: “Leña al mono”. ¿Y si yo te dijera que tu crítica desprende cierto tufillo a rancio catolicismo? ¿Y si te dijera que decir de los demás que van de progre es precismante ir de progre? ¿Acaso tengo yo algún derecho a suponer eso de ti? Pues eso es exactamente lo que tú has hecho conmigo. Te lo juro, Ascanio, no tengo nada contra ti o tu crítica. Pero por preferir, prefiero que me digas las cosas claras, y no claritas.
    De la palabra “plana” ni comento, cayó en combate y fue enterrada.
    Una última cosa, obviamente fui yo quien se autocalificó de imbécil, pero después de leer tu crítica no me quedó más remedio que pensar que quien había escrito el libro titulado El Mapa del Creador era un soberano cretino. Pero se trató de una mera impresión subjetiva. Uno de mis muchos defectos: no creo en la objetividad, ni siquera es la posibilidad de serlo, de nadie.
    En Boston van a dar las cuatro menos cinco de la tarde y hace más calor que en Espartinas.
    Saludos

  92. cavilius Dice:

    Aunque sé que es un llamamiento retórico, Emilio, he de decirte que otros hay por Hislibris que dominan más que yo el helénico idioma. Cierto que la palabra “crítica” proviene del griego, del mismo lugar que “crisis“, que viene a significar “valoración”, “distinción”, “juicio” (en ese sentido la usó el filósofo Kant en sus tres famosos libros).

    Por lo demás, tu argumentación ha convertido en crítico al escritor y en escritor al crítico; se me ocurre alguna consideración al respecto, pero me la reservo por si Ascanio quiere replicar tu comentario.

    Prosiga el agón, si ha de proseguir.

  93. jerufa Dice:

    Esto me encanta. Estoy convencido de que al final, tan amigos. ¡Ya verás!
    Buenas noches desde Huelva (España). Aquí hace una noche casi de verano.
    Adió, adió.

  94. ignacio el argentino Dice:

    Emilio y Ascanio guuardar las hachas de guerra, y hacer la paz.
    saludos

  95. hector Dice:

    Emilio
    como viene tu libro de la ceramica? ya esta escrito? pinta que va a ser muy interesante
    hace tiempo lei algo sobre la seda y el ferreo control que tenian los chinos y me encanto

    saludos, Hec

  96. Emilio Calderón Dice:

    Cavilius, veo que casi es peor la palabra crisis que crítica. En cualquier caso, no quiero yo provocar una crisis criticando al crítico. De modo que pliego velas y vuelvo a mi ser: el autor de la novela El mapa del creador que fue criticada por Ascanio. A la que desde aquí pido pública disculpa por arrogarme un papel que no me corresponde.
    De modo que, como dice Cavilius, prosiga el agón. Pero desde luego no tiene sentido, al menos de mi parte, convertir esto en un juego de elocuencia entre Ascanio y yo mismo.
    Héctor, el Secreto de la Porcelana está ya terminada y saldrá en octubre. Dentro de los largos, a veces largísimos plazos que establecen las editoriales desde que compran una obra hasta que se publica, eso significa que para finales de mayo o junio empezaremos con el proceso de producción. Es decir, yo recibiré una copia con las pruebas del libro, sobre las que haré las últimas correcciones. Luego devuelvo las pruebas ya corregidas y, entre tanto, la editorial encarga a un estudio de diseñadores gráficos la cubierta o portada. Las editoriales, además, prefieren unas fechas a otras por razones puramente comerciales. El período de octubre es ideal porque es el que precede a la campaña de navidad, que es cuando más libros se venden. Otra fecha propicia es ahora, coincidiendo con las ferias del libro. Si eres autor y tu editorial te dice que el libro sale en julio, mal asunto. O confían poco en ti o en tu obra, puesto que en agosto está todo el mundo de vacaciones y la mayoría de las librerías están cerradas. No hay que rasgarse las vestiduras, pero detrás del mundo del libro (de la cultura en general) hay una realidad más prosaica llamada negocio.
    Saludos.

  97. pepe Dice:

    Al señor Don Emilio Calderón, autor de El mapa del creador, albricias en lo que emprenda y salud para disfrutarlo.

    Con respecto al fraile Ascanio, nunca hemos sabido qué maneras se deben tener con él porque éste es loco y escandaloso y ya antes de ahora ha sido motivo de queja por cosas que ya dijo semenjantes. Presto se echa de ver que es ligero de lengua y paresceme que el rey nuestro señor debe mandar a su provincial, fray Pedro de Arauxo, excelente persona muy versada en músicas y latines, que le haga duramente castigar, si para ello hubiere manera, porque en la cabeza de éste otros tomen escarmiento. Pues que en su sermón ha mostrado tamaña ingratitud y ninguna indulgencia para con tu novela, que trata de cosas tan pacíficas y provechosas en sevicio de la república como son las aficiones e inclinaciones espirituales de algunos hijos de la nación germana, conviene poner remedio en esto castigando a este fraile con pena de perpetuo silencio, porque otros locos tengan en adelante más tiento en hablar, y por acabar con murmuraciones y con las incitaciones a la quema de libros tan pios y favorables para los intereses del pais que hemos podido leer más arriba escritas por un tal fray Javier de La Rábida, del que quizá otro día podamos hablar más despacio.

    Saludos.

  98. Ascanio Dice:

    Aaaaaaaaaaamén.

  99. Ariel S. Dice:

    mmm..
    benemerito Sr. Emilio Calderon, no se preocupe por estas criticas, este sitio ultimamente se ha transformado en una lucha de egos entre escritores de reseñas…
    el tufillo parece indicar , no solo con esta reseña, sino cada vez mas seguido, que el reseñador es mas importante que el mismo escritor… Libranos Dece que es el acabadose de este blog

  100. Jerufa Dice:

    Lo dudo mucho. Hay demasiada mesura en este blog como para echar a perder lo conseguido. De todas formas, tu comentario invita a la reflexión.

  101. Jerufa Dice:

    No dejamos de ser unos aficionados que se dedican a reseñar libros. Se hará mejor o peor, sin duda, y habrá patatas,¡como no, nadie es perfecto!, comentarios más o menos afortunados y autores que saldrán mejor o peor parados. Pero siempre se hace con buena voluntad y sin ánimo de perjudicar. El nivel del blog lo establecen los participantes, no es una cosa de llamar a un número para votar. Por eso gusta, es un rincón donde se habla de libros y se aprende de libros. Las sábanas que aparecen de vez en cuando y el esfuerzo de los que se toman su tiempo en ilustrarnos con rigor, no se paga con dinero y lo seguirán haciendo mientras estén a gusto y aqui, querido/a Ariel, el gusto lo ponemos todos, con mejor o peor fortuna, pero todos. Nos gusta escribir, nos gusta aprender, nos gusta leer y nos gusta compartir. Mientras sigamos en esta linea, hislibris será cada vez más grande.
    Jerufa dixit

  102. cavilius Dice:

    Pues nada, lo suyo será entonces hacer reseñas del tipo “Este libro me ha molado” o “Vaya bodrio de libro”, porque resulta que si el esfuerzo es mayor, estaremos transformando esto en una lucha de egos. Por suerte muchos seguimos pensando, pese a lo que a ti, Ariel S., te pueda parecer, que lo más importante de Hislibris es el hecho de que se reseñan libros, y no simplemente el hecho de que se hacen reseñas.

    Saludos

  103. Turriano Dice:

    Ascanio, cuando escribí que tu reseña limitaba con lo que se consideraba la falta de respeto, lo decía, intentando ser objetivo.

    ¿ Cuá es el objetivo de una reseña ?. Yo no escribo reseñas, tampoco entro en el foro casi nunca, pero leo este sitio. ¿Por qué lo hago?. Porque encuentro reseñas que me animan a comprar o no un libro dependiendo de la información de estas. Creo que todos hacemos lo mismo, y también creo que para ser informados, vale lo mismo que se diga de una forma o de otra si el fondo es el mismo, aunque si se pierden las formas puedes herir no sólo al escritor si no a muchos lectores a los que le ha gustado la novela. Asi que lo que en mi opinión veo mal de tu reseña son las formas. Si en vez de escribir lo de “onda progre”, “tufillo anticatólico” …te limitas al resto de la reseña, evitas problemas sobretodo porque creo que con eso no añades nada de valor a la reseña.
    En cualquier caso tan sólo es mi opinión y estás en tu derecho de poner lo que quieras, y es respetable, pero repito, creo que nadie gana nada, ni tu reseña es peor, ni dejas de decir que el libro es malo, ni Emilio calderón se ofende tanto, ni hay discusión posible.

    saludos

  104. hector Dice:

    emilio,
    sobre el libro de la ceramica, cual es la editorial que lo manda a la calle en español?

    saludos, Hector

  105. Turriano Dice:

    Era Porcelana , no ?

  106. Sirithanna Dice:

    Personalmente creo que la cosa se ha ido y se está yendo de las manos. Me cuesta creer lo poco permisivos que muchos han sido con esta reseña. Parece ser que, como ya alguien ha comentado anteriormente, los reseñadores o reseñantes (como quiera llamarse) sólo deben limitarse a escribir esto es bueno o esto es malo. Y, ¡válgame Dios!, si alguien escribe con una lengua un poco más mordaz de lo normal. Afortunadamente, Hislibris se nutre de todo y todo es beneficioso, a pesar de este tipo de debates que casi supera cualquier límite.
    A ver, que a Ascanio no le ha gustado la novela y punto. Una reseña más para el blog y una crítica más para el señor Emilio Calderón (quien tengo que reconocer que en muchos puntos ha sido correctísimo y tolerante).

    Por otro lado, Ariel, permíteme que discrepe. Precisamente aquí son muy importantes los escritores, pero compartiendo “portada” (en un 50%) con los reseñadores (o reseñantes). No es más valioso el que ha escrito el libro que el que lo lee y ha pagado por él. En cuanto a la lucha de egos… preferiría no comentar.

    He dicho pues.

  107. Koenig Dice:

    Totalmente acertado lo que dice Sirithanna (interesante nick por cierto).

    Me atrevería por lo demás a sugerir, con toda humildad y sacando los pies del tiesto, que aprovecháramos el hilo para hablar del libro, y no de la reseña, que al final esto se parece mas a una reseña sobre la reseña, y acabaremos haciendo reseñas sobre las reseñas de las reseñas….

    En fin, me leeré el libro para volver a participar.

    Un saludo.

    Koenig.

  108. jerufa Dice:

    ¿Ves, EC?, al final, todos leeremos el libro…
    Adió, adió.

  109. hector Dice:

    si. perdon, Porcelana

  110. Emilio Calderón Dice:

    A Pepe, gracias por sus deseos. En especial los relativos a mi salud que, a gracias a Dios, por ahora es buena. Te deseo lo mismo. A los demás, Jerufa, Cavilius, Koenig, Turriano y Sirithanna (con ese “nick” seguro que se ha ganado la reencarnación), deciros que tenéis razón. Que cada uno diga y opine lo que quiera, y en ese apartado me incluyo. De modo que la “mordacidad” (por emplear la misma expresión que la reencarnada) es un derecho que todos tenemos y podemos ejercer. Críticos y autores. A Ascanio no le gustó nada mi novela y punto. Afortunadamente para mí, no es la opinión de todo el mundo. Y no me refiero a que si fulanito de tal o zutanito ha dicho o dejado de decir. Sin ir más lejos, esta página tiene un enlace o patrocinio de la casa del libo. Pues si buscáis El mapa del Creador y pincháis en el título del libro, descubriréis que también hay lectores anónimos, tan anónimos como vosotros y yo mismo, que han dejado escritas sus opiniones. Huelga decir que no conozco a ninguno de ellos.
    Y para hablar del libro, siguiendo la recomendación de Turriano, en mi opinión y también en mi intención, hay una evidente carga política en mi novela. El mapa, como tal, es un ardid, un instrumento que va a permitr a los personajes (al menos a alguno de ellos) vivir dentro de una impostura. Una de las cosas que quería poner de relieve en la novela era que luchar contra los nazis no sirvió de nada por cuanto que al finalizar la II Guerra Mundial muchos jerarcas nazis fueron reutilizados para luchar contra el comunismo, que se convirtió en el nuevo enemigo del mundo libre. De modo que en este caso es aplicable el famoso aforismo de la novela El Gatopardo: “Hubo que hacer una revolución para que las cosas siguieran igual” (la cita no es literal pero su significado es más o menos ese).
    Una de las cosas que más sorprendió de la crítica de Ascanio era que le achacaba a la novela una evidente falta de verosimilitud. Pues bien, la novela está plagada de personales reales. Por ejemplo, el secretario de la Academia de España, José Olarra, el mayordomo, Césare Fontana. E incluso muchos de los diálogos o comentrios que pongo en boca de algunos personajes fueron dichos en realidad. Lo que he variado, pues al fin y al cabo de se trata de una obra de ficción, es el lugar y la compañía donde fueron dichos esos comentarios. Por ejemplo, los comentarios que pongo en boca de Eugene Dollman, un oficial nazi en la Roma ocupada, están sacados de la propia biografía del mencionado Dollman. Un extraño personaje que luego se reveló agente de la OSS (el antecedente de la CIA). El inicio de la obra, que Ascanio califica de repetido mil veces, es (como ya he mencionado en otra ocasión) real. Imaginad la Academia de Roma durante la Guerra Civil. Italia es un país fascista y Mussolini es partidario del alzamiento. En consecuencia, quince familias de burgueses catalanes huyen de Barcelona por temor a las represalias de la República que todavía mantiene el poder en Cataluña y se instalan en la Academia de España en Roma. Allí viven tres becarios (en esa época se llamaban pensionados), que han decidido no implicarse en la guerra, y la embajada de España (obviamente del lado de los sublevados) decide instalar una estación de radiotelegrafía en una de las terrazas, para estar en todo momento al tanto de lo que ocurre en nuestro país. de modo que tres militares se trasladan a la Academia para ocuparse de la estación de radiotelegrafía. En conclusión, para febrero de 1937, viven en la Academia una cincuentena de personas, y como el estado español está en quiebra y la situación en la institución es cada vez más precaria, deciden enajenar los bienes de la casa, muebles, vajillas y también la biblioteca. Una biblioteca que Valle-Inclán había reunido y cuidado con mimo. Pues bien, así es como comienza la novela de El Mapa del Creador, y os aseguro que fue así como ocurrieron los acontecimientos. Pero voy más lejos aún, dentro de los pesonajes no creíbles a los que se refiere Ascanio en su crítica, el personaje principal es real, tanto que todavía sigue vivito y coleando. Este peronaje, que fue la primera persona en leer la novela, jamás me dijo: “Emilio, mi personaje no es creíble”. Todo lo contario. De modo que cada uno crea lo que quiera.
    En Boston hoy it’s raining cats and dogs, o lo que es lo mismo, están cayendo chuzos de punta.
    Saludos

  111. Sirithanna Dice:

    Sirithanna? reencarnación? … Sirithanna reencarnada? Lo siento, pero ahora mismo ni mi cuerpo ni mi mente están lo suficientemente compenetrados como para ayudarse entre sí a intentar comprender esa alusión a mi posible vuelta a la vida. Así que si alguien es tan amable…

  112. Emilio Calderón Dice:

    Estimada Sirithanna, se trataba de una simple broma, por que tu “nick” suena, y digo sólo suena (puesto que desconozco su procedencia y significado), a nombre oriental, y por aquellas tierras tienen tendencia a creer en la reencarnación. Los budistas, por ejemplo. Pero si mi broma te parece ofensiva, te pido sinceras disculpas.

  113. Sirithanna Dice:

    No hace falta que te disculpes. Simplemente no conseguía entender la broma, jeje. Y aún menos me he enfadado o molestado.

    Saludetes.

  114. Ascanio Dice:

    Osú, voy a tener que irme a un cibercafé los fines de semana, porque es que los lunes tengo una acumulación de comentarios, que pa qué…
    Sobre mi reseña no tengo nada más que comentar, porque lo que tenía que decir ya lo he dicho.
    Sobre el comentario de Ariel, sí. Simplemente le/a invito a que se explique, porque lo de la lucha de egos me ha dejado “ojiplática”.
    ¿Se refiere sólo a mí? ¿A algún reseñador más? En fin, explíquese, Sr/a S., explíquese. Porque si a partir de ahora vamos a tener que decir, como bien comenta Cavilius, me mola este libro, o vaya patata, vamos listos. Entonces esto va a ser una página web chachi piruli y superguay, te lo juro por Snoopy, o sea, o sea.
    Igual con lo de la lucha de egos se refiere a escribir los comentarios con acentos y signos de puntuación…pues nada, escribiremos pues como los indios apaches.
    Mi-saludar-lunes-todos-hislibreños.

  115. Koenig Dice:

    Buenas noches.

    Bueno, pues una vez leído el libro y tal y como me comprometí, os dejo mi opinión, aunque la verdad, después de todos los comentarios que se han hecho ya, tal vez resulte un poco redundante.

    Recuerdo una película, de los hermanos Cohen si no me equivoco, “El Hombre que Nunca Estuvo Allí”. Una película magnifica en la descripción de las sensaciones que quería transmitir. El protagonista, interpretado magistralmente por Billy Bob Thornton era el arquetipo de persona normal, totalmente media, regular, sin aristas apenas. Pues bien, esa es, salvando las distancias, la impresión que me transmitió José María. Una persona totalmente normal, irreprochablemente normal. No se si fue la intención del autor, y siempre es comprometido hablar de las intenciones de alguien que va a leer lo que dices. Pero al menos eso es lo que pienso. José María podría ser uno cualquiera de los que lean esta reseña ¿Tal vez incluso el autor?

    De hecho, creo, en cierto modo, que todos los personajes son arquetípicos: el conde italiano, el industrial catalán, su bella hija, el secretario de la Academia Española de Historia, Arqueología y Bellas Artes, en Roma, Smith, Doña Julia, Rubiños, e incluso la fantasma. Son exactamente lo que uno, o al menos yo, se espera de ellos. De todos modos no insistiré en esto porque sería revelar demasiado de la historia.

    Pues bien, José María se ve inmerso en una trama que me ha parecido buena. Todo encaja, e incluso se permite alguna sorpresa, al final. No obstante es una trama que desde mi punto de vista trata demasiados temas, y finalmente no profundiza en ninguno. Porque estando de acuerdo en que es novela histórica, al final no resulta ser ni romántica, ni de guerra, ni de espías, ni esotérica, ni de misterio. Y si que tiene elementos de todo ello. Se me ocurre que tal vez al libro le falten páginas, muchas, que rellenen los grandes huecos temporales. O que tal vez el libro es exactamente lo que el autor pretendía. Una novela romántica de personas poco sentimentales, o una novela de guerra de civiles, o una historia de espías protagonizada por un simple estudiante y luego arquitecto, o una novela esotérica con un esoterismo muy lejano, o una novela de misterio, sin misterio ninguno al final. En resumen, como la vida misma.

    Poniéndome mas desagradable, ya que la sinceridad me obliga, hay algo que realmente no me ha gustado de la novela. Aunque reconozco que es una manía muy personal. Anticipa. Y en general las anticipaciones suelen hacerme perder interés en lo que leo. Me gusta mucho mas cuando el autor se guarda sus misterios, todos sus misterios, desde el mismo principio.

    Por otro lado me encantó la ambientación de la Roma ocupada, y reconozco que me llevé una grata sorpresa cuando me encontré con el libro de Robert Katz, en los agradecimientos. Precisamente el libro que me vino a la mente mientras leía esa parte.

    En fin, terminar recalcando que todo esto son opiniones, lógicamente discutibles, salvo un detalle sobre el que no transijo. La ciudad mas romántica del mundo ¡Es Paris! : ) : ) : )

    Un saludo a todos, y en especial a Don Emilio Calderón.

    Un saludo.

    Koenig.

  116. Ascanio Dice:

    Querido Koenig, anticipándome a tu comentario en moderación (si no respondo hoy, no podré hacerlo hasta el lunes), estoy contigo totalmente de acuerdo en una cosa (de hecho, pensaba ponerlo en mi reseña pero al final se me olvidó), la novela anticipa muchas cosas. Y eso le quita interés porque ya conoces el desenlace de algunos hechos.
    Pero no estoy de acuerdo con lo que afirmas sobre la trama. De hecho, una de las razones por las que no me gustó la novela es que, si alguien me preguntase ¿y este libro de qué va?, te aseguro que se me quedaría cara de alelada (y ahora se admiten bromas) porque no sabría qué responder. Y aquí coincido con tu opinión, por eso quizás veo un poco contradictorio tu comentario (con todo respeto, ¿eh?).
    ¿Es una novela de espionaje? Creo que no. ¿Es un thriller? En mi opinión, ni mucho menos. ¿Es una novela romántica? Creo que tampoco. ¿Es bélica? En absoluto. ¿Es esotérica? Creo que lo pretende, pero no lo logra. ¿Es costumbrista? Quizá es a lo que más se parece, pero tampoco la definiría así.
    Yo diría que es un libro en el que simplemente se van sucediendo hechos sin conexión entre sí, poco hilvanados, que tratan de muchas cosas diferentes, pero que ninguna de ellas tiene tanta consistencia como para definir el género al que pertenece.
    En fin, y como dice un amiguete de Hislibris, opino.
    Un saludo.

  117. Córdoba Dice:

    Leí El mapa del creador hace ya algunos meses. El titulo fue sin duda un reclamo, y puede que creyera que iba a ser una novela de espionaje, un thriller. Soy buena lectora, me leo todo, y no puedo negar que sentí simpatía por estos personajes que se refugiaron en la Academia de España en Roma, pero al terminar el libro tuve la rara sensación “de rester sur ma faim”, o sea, de que me faltaba algo.
    Pero mi intervención aquí es para preguntar al señor Calderón, si no cabe la posibilidad de que hubiera un error en el capitulo 21 (pagina 159, edición del Circulo de Lectores)
    “Se decía que la Lanza de Longinos había sido encontrada en Antioquía fruto de un milagro, en el año 1098, mientras los cruzados trataban a duras penas de defender la plaza, que estaba siendo sitiada por los sarracenos. Siglos más tarde había servido de talismán a Carlomagno, que la llevó consigo en cuarenta y siete campañas victoriosas que obtuvo.”
    Esta lanza no pudo servir de talismán a Carlomagno después del siglo XI ya que él murió en el siglo IX (en el año 814 para ser más exacto). Supongo que se debe a un error del editor, y en este caso convendría señalárselo, ya que es bastante gordo.
    Saludos cordiales.

  118. pepe Dice:

    Si no me equivoco, Córdoba, es la primera vez que leo en Hislibris un comentario tuyo, así que empiezo el mio enviándote un saludo cordial y deseando que intervengas más. Aunque tu pregunta va dirigida a Emilio Calderón, voy a contestar dando muestras de uno de los vicios que más adornan a los hislibreños: meternos donde no nos llaman. Creo que lo que planteas bien podría ser, en efecto, un pequeño gazapo del libro, fruto de que son varios los objetos lanceolados que reivindican ser la lanza (o partes de ella) que un soldado sin nombre clavó en el costado de Cristo. El nombre de Longinos aparece por primera vez en una miniatura iluminada de un manuscrito del siglo VI.

    Saludos.

  119. Ascanio Dice:

    Y ahora aparece hasta en las marcas de relojes.

  120. Emilio Calderón Dice:

    Queridos hislibreños, lamento mi prolongado silencio, pero a mediados de junio sufrí un desprendimiento de retina, me he tenido que operar de urgencia y llevo varias semanas de convalecencia. Dicho esto, quería agradecer a Koenig su comentario. Desde luego, me parece que se ajusta más a lo que yo creo que es la novela (y digo yo y no otros, quede claro) que a otros comentarios mucho más “destemplados” que han circulado por esta república hislibreña. Hay algo de las palabras de Koenig que me gustaría resalta, y es que, por primera vez, se reconoce en este foro que mi novela, guste o no guste, es una novela de personajes. Algo que vengo defendiendo desde el principio. Hay otra cosa que me interesa puntualizar sobre las palabras de Koenig: la anticipación (que no es de su agrado, como tampoco lo es de Ascanio). El personaje principal, José María, comienza a narrar la historia una vez que tiene conocimiento de la muerte de una persona, de manera que lo que en realidad hace durante gran parte de la novela es recordar hechos pasados, es decir, ya conocidos. No obstante, de la misma manera que anticipa ciertos acontecimientos (se trata de un recurso literario absolutamente frecuente y legítimo), oculta en cambio otros, como el propio final. Veo que, como es corriente en nuestros días, es necesario “ponerle” género a la novela. La cuestión de fondo es que quien decide el género, por así decir, es el editor, y lo mismo ocurre con la cubierta. Si tuviérais la ocasión de ver la portada del libro en su edición holandesa, la editorial se llama Mouria (www.mouria.nl), y el título del libro es De Kaart Van God, compreneréis que el lector holandés jamás tendrá la dudas que se han planteado en España con respecto a la cuestión del género. Pues bien, al margen de las decisiones editoriales, como también sugiere Koenig, creo que mi novela no pertenece a un género en particular. Cuando comencé a escribir la novela no me planteé si iba a escribir sobre tal o cual cosa. Yo quería contar una historia, y eso fue lo que hice. En ningún caso pretendí que fuera una novela histórica en sentido estricto, o esotética, o de espías. Quería escribir la historia de amor de unos personajes que se ven atrapados por las circunstancias históricas y también por una ciudad en particular: Roma. Tampoco me planteé que la novela tuviera un ritmo trepidante, porque no me gusta leer libros que me trasladen sus prisas. Bastante acelerada ya es nuestra vida para tener encima que ir corriendo detrás de historias que aumenten nuestro desasosiego. Desde luego, en ningún caso es lo que Ascanio se empeña en señalar: una novela con un pretendido aire esotérico. El esoterismo del Mapa del Creador es meramente coyuntural. Ya lo he dicho varias veces, pero el esoterismo no me interesa lo más mínimo. Tanto es así que el tratamiento que José María, el narrador, le da a esos temas cuando salen a relucir en la novela es desde la indiferencia y la incredulidad. No les concede ningún crédito. Y lo mismo le ocurre a quien escribe estas líneas. Pero hay más. Está muy bien sacado el tema del gazapo de la lanza de Longinos por parte de Córdoba. Y lo está porque el narrador de la novela es un arquitecto que no sabe de historia, y habla de memoria, y al que las cosas que tuvieron lugar hace cientos de años le importan bastante poco, menos que una fecha sea o no exacta. Sus comentarios son una mera referencia y desde luego no busca la exactitud cronológica. No obstante, como sabía que este tipo de comentario iba a provocar que algunos lectores dijeran: ¡Ojo, que aquí hay una fecha que está mal!, en el capítulo de agradecimientos advierto que los errores históricos (también se asegura en la novela que el secretario de Hitler acabó en la Argentina cuando no fue así)) son responsabilidad exclusiva del autor.
    En cualquier caso, estoy tratando de corregir ese tipo de cosas para las ediciones extranjeras, ya que estoy descubriendo que en muchos casos al lector le importan más las fechas que los propios acontecimientos.
    Por último, y ya que mi salud no me da muchas satisfacciones, permitidme compartir con vosotros que ya son 25 países los que han publicado o van a publicar la novela en los próximos meses.
    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.
    Un abrazo de cíclope (ya que ahora, al menos de momento, sólo veo con un ojo)

  121. Epaminondas Dice:

    Ánimo con lo del ojo y aprovecha la convalecencia, como aquel otro cíclope, para darle un poco al tinto español, que eso es salud y juventud.

    un saludo

  122. Ascanio Dice:

    Que te mejores, Emilio.
    Un saludo que, en vez de destemplado, está más bien achicharrado, porque en el valle del Guadalquivir rozamos los 45ºC.

  123. Koenig Dice:

    Buenas tardes.

    En primer lugar agradecerte Emilio, tu intervención. Como sucede siempre entre personas de buen entender, hay cosas en las que estamos de acuerdo y cosas en las que no. Pero si siempre estuvieramos de acuerdo, las cosas serían aburridísimas.

    En segundo lugar desearte una pronta recuperación, recuerda que para septiembre tienes que presentar otro libro, y con parche, como que queda raro (lástima que no sea una historia de piratas). : ) :)

    Con respecto a Epaminondas, quiero pensar que tu comentario no nos priva del vino a los que tenemos los dos fanales en condiciones, y a Ascanio, no puede ser que estuvierais a 45º, no, las noticias han dicho que no había pasado la cosa de 40. :) :)

    Un saludo a todos.

    Koenig.

  124. Ascanio Dice:

    En el Bulevar Gran Capitán de Córdoba, a las 15h, 43ºC y subiendo. Palabrita del Niño Jesús, Koenig.

  125. Koenig Dice:

    No me digas que en el telediario se equivocan!!!!

    Boquiabierto me dejas.

  126. richar Dice:

    Saludos Emilio,

    no sé si ha sido tu condición ciclópea (recupérate pronto), el efecto de las temperaturas o que te ha traicionado el subconsciente, pero te has marcado un estupendo y sutil “esotética” que me ha parecido bastante gracioso… ¿es un nuevo término sersuarl?

    :-)

    Richar.

  127. Clío Dice:

    Pues estimado Emilio , recupérate pronto, y efectivamente tienes razón en infinitamente más bonita la portada holandesa que la española, la foto parece antigua ¿no? el Tevere con el Vaticano al fondo hum! precioso!

  128. Emilio Calderón Dice:

    Desgraciadamente, Richar, el palabro es fruto de mi condición de cíclope. Llevo un par de días escribiendo con un sólo ojo y la cosa resulta bastante complicada, por aquello de la falta de perspectiva y de visión periférica. Supongo que la cosa será acostumbrarse, como todo en esta vida. No obstante, quede aquí registrado lo de “esotética”. Por ejemplo: ¡Prometo no volver a escribir una novela “esotética”!
    Viendo lo de las temperaturas (creo que Asacano tiene razón y en Córdoba rondaron ayer los 45º, que se dice pronto), mejor me quedo donde estoy, en la cama desarrollando una infinita paciencia. Para que os hagáis una idea, he de permanecer con la nariz pegada al colchón una media de catorce horas al día. Así llevo más de dos semanas y así voy a estar otras tres. Todo para que la retina vuelva a pegarse gracias a un gas que me han introducido en el ojo. Lo dicho, que hay que tener más paciencia que el santo Job para aguantar la convalecencia de un desprendimiento de retina.
    Desde luego, Koenig, con uno o con los dos ojos, espero estar en forma para el 17 de septiembre, que será cuando salga El secreto de la Porcelana. Y aunque no estemos de acuerdo en muchas cosas, como bien señalas, veo que en cierta forma nos une La batalla de Roma.
    Muchas gracias a todos por vuestras pabras de ánimo. ¡Y que la salud os acompañe! (no lo digo de coña)
    Un abrazo.

  129. Germánico Dice:

    ¡Ánimo, Emilio! Y guárdate de Ulises… Lo malo es que te toque guardar cama con este calor: en invierno te vendría de p*ta… eso. Y en cuanto a lo de ir tuerto a un acto público… yo que tú lo hacía aunque ya estuviera bien. ¿Recuerdas al sobrino del Gatopardo? Mira lo que ligaba con su tan falso como interesante parche…

    Saludos.

  130. richar Dice:

    Joder, cinco semanas boca abajo en la cama… vaya drama. Pues nada hombre, recupérate pronto…

    Saludos,
    Richar.

  131. Emilio Calderón Dice:

    Germánico, ya me gustaría a mí parecerme al sobrino de El Gatopardo, que si no me falla la memoria era Alain Delon en la película de Visconti. No obstante, y aunque me cuesta leer y escribir con un ojo, me distraigo escuchando la radio. Por cierto, un hislibreño debería enfrentarse al análisis de la letra de la última canción de Enrique Iglesias, en su versión castellana. Después de escucharla a todas horas y en todas las emisoras posibles, he llegado a la conclusión de que, por incomprensible, se trata de una entelequia o de una simple tomadura de pelo. Otra semana más escuchando la canción de marras y pierdo también el otro ojo. Y ahora vuelvo a mi posición de convaleciente que, dicho sea de paso, tiene que ser obra de Fumanchú, porque tiene tela marinera.
    Un abrazo.

  132. Germánico Dice:

    Sí era Alain Delon, Emilio.

    En cuanto a la letrita de marras, ¿es de tipo épico-ridículo o romántico-priápico?

  133. marbenes Dice:

    Un saludo a todos los hislibreños, de los que espero poder sentirme parte integrante pronto, ahora que me he decidido a dejar de ser una apátrida errante (o, dicho más comúnmente, invitada). Ante todo quiero daros la enhorabuena por esta página, que sin merecerlo aún (y quizá nunca), ya casi empiezo a sentir un poco mía. Es verdaderamente genial para alguien como yo que, sin más ánimo que el de entretenerse (lejos queda de mi ansia el afán de culturizarme, que ni mis dotes intelectuales, ni el tiempo que me dejan libre los quehaceres cotidianos, me permiten, pues soy torpe de entendederas), lee cuanto cae en sus manos, encontrar una página como esta. Página en la que tan interesante resulta degustar las reseñas, réplicas y comentarios como los propios libros, y además, gratis; incorporados de forma altruista, aunque aquí entraríamos a debatir, si es que interesa, si alimentar el ego lo es ya que, al fin y al cabo, escribir algo y que alguien lo lea, alimenta y mucho el espíritu; y no te digo ya si encima has levantado polémica y has provocado actitudes con tu escrito, que más que alimentar engorda.
    Si no sintiera cierto recato todavía, como una virgen a punto de experimentar por primera vez en su noche de bodas, con la falta de confianza y de conocimiento que ello conlleva, tomaría postura por unos y/u otros (me refiero a las reseñas, réplicas y comentarios, que el libro aún no lo he leído pues fue precisamente por buscar información sobre él por lo que llegué hasta este bonito país). Pero como lo siento, el recato, de momento me quedo en una actitud cobarde y neutral de escucha encantada.
    Gracias por ser sinceros, valientes, vehementes, comedidos, educados (en un amplio sentido, que el término abarca, para mi gusto, connotaciones no siempre deseadas), y por leer mucho y compartir vuestra experiencia y conclusiones.
    Por cierto, Emilio, no hay mal que por bien no venga y, como dijo alguien: da igual que hablen bien o mal de mí, el caso es que hablen. No sabía si comprarme o no el libro porque últimamente me han decepcionado algunas de mis elecciones lectoras y por mi lamentable situación económica, tenía dudas entre dos opciones “sobre nazis”: “El mapa del creador” y “La ofensa”, iba ganando claramente (que no claritamente) debido a opiniones de otros foros y blogs en los que entré como apátrida errante (o, dicho más comúnmente, invitada) el segundo mencionado, y al final, gracias a Ascanio y los demás, me compraré los dos. Son tan sólo 17€ más, pero menos da una piedra, no?
    Saludos a todos, que lo de “Ave, César” me queda grande, aunque me moría si no lo ponía.
    marbenes

  134. Arauxo Dice:

    Pues bienvenida seas, Marbenes. Cuando descubrimos que estas páginas son útiles para algunos lectores, empieza a cobrar sentido nuestra participación.

    Te esperamos y esperamos también tus opiniones (comedidas o apasionadas, como tú quieras), apátrida errante.

    Un saludo.

  135. Ascanio Dice:

    Bienvenida no, Marbenes, bienvenidísima a estas páginas. Y todo un placer para mi que hayas elegido esta reseña para presentarte.
    Todos esperamos que vagues por muchos más hilos de Hislibris, y nos enriquezcas en todas ellos con tus comentarios.
    Un saludo.
    PS: ¿Lenta de entendederas? ¿Estás segura?

  136. marbenes Dice:

    Gracias por vuestra rápida y cálida bienvenida que me hace sentir que he llegado a casa. Y disculpad la tardanza en responder, pero no sólo literariamente he llegado a casa, sino también literalmente ya que el primer mensaje lo he mandado desde el trabajo.
    Arauxo, te diré que casi siempre soy comedida…en público, y sólo en privado, muy en privado (yo misma, algún/a mejor amigo/a y mi pareja) me permito, a veces, desmelenarme con la vehemencia. Hay quien me encasilla bajo la denominación de persona hipócrita y quien como mi madre, que me quiere mucho, me llama simplemente “cobardica”. Yo prefiero pensar que, de todas las posibles formas de expresar lo que siento o pienso, elijo la manera más sincera y que menos hiera o menos halague, que tan malo es hundir a alguien en la miseria como encumbrarle a un altar que no le corresponda, con una opinión subjetiva que nunca puede darse como cierta, pero que siempre se da como tal cuando es favorable. Me expreso normalmente, en público, al igual que actuaría en sociedad, es decir, si mi comentario puede herir, probablemente no diré lo que pienso de forma pura y dura, lo adornaré con toques de diplomacia intentando no dejar de expresar el trasfondo de mi verdad.
    Ascanio, no me malinterpretes, pues no me infravaloro ni mucho menos, bien al contrario me quiero casi tanto como me quiere mi madre, y me gusto, unas veces más, otras menos, como soy. Lo que ocurre es que también me conozco y tengo claras mis limitaciones y, como se suele decir, yo entro en la cultura pero ésta no entra en mí. Soy tremendamente despistada y adolezco de una pésima memoria. Es algo así como sufrir una mezcla de amnesias anterógrada y retrógrada: olvido casi todo aquello que no me impacta ya sea lejano o cercano en el tiempo y, por desgracia, son muchos los datos incluidos bajo ese criterio.
    Gracias de nuevo
    Un saludo

  137. Germánico Dice:

    Pues no sé cómo será en persona, Marbenes, pero por escrito te expresas perfectamente.

    Saludos, y bienvenida.

  138. marbenes Dice:

    Hola Germánico, es que leeros me estimula. Como le dijo richar a clara en http://www.hislibris.com/?p=256, no hablo así en realidad ;)

  139. jerufa Dice:

    “Por cierto, Emilio, no hay mal que por bien no venga y, como dijo alguien: da igual que hablen bien o mal de mí, el caso es que hablen.”

    Ese alguien…¿quién dijo aludiendo a unos perros? ¡Déjalos que ladren, Sancho!, eso es señal de que cabalgamos.
    Bienvenida Marbenes, por aqui nos encanta ver “aterrizar” a personas como tú.

  140. richar Dice:

    Tarde, pero me uno a las bienvenidas a marbenes (auqnue ya cruzamos algún comentario en otros hilos). Tengo que suscribir todos los comentarios de los anteriores compañeros, e incluso el que rescatas tú sobre lo pedorros que son estos menudo :-)

    En fin, sé bienvenida y esperamos contar con tu presencia y tus comentarios (y mete un poco de caña, por diox) a menudo.

    Un saludo,
    Richar.

  141. Laurence Dice:

    En primer lugar, buena madrugada a todos.

    En segundo lugar, espero que estés recuperado del todo Emilio.

    Y en tercer lugar, aunque puede que sea un comentario fuera de lugar y algo ridículo, especialmente por el contenido, y me disculpo de antemano (ya que aún no he leído nada tuyo, aunque me seduce mucho “El secreto de la porcelana” y caerá), sólo hacer un comentario…. Como no estaba presente físicamente no puedo dar fe de ello a ciencia cierta, pero si desde luego eras tú en persona quién estaba exponiendo la trama e intención de tu libro en la Librería Luces el 19 de Septiembre ¡¡increíble voz!!. Me encantó. Me pillaste haciendo uno de mis pedidos por teléfono y hasta mantuve en silencio al pobre chico que me atendía para escuchar un rato y preguntarle cuál era el libro que se presentaba. Ahora es a mi a quien le toca estar convaleciente, pero si vuelves por estos lares o coincido en otro lugar con alguna presentación tuya iré para oirte (y, bueno, con conocimiento de causa después de haber leido algo tuyo).

    Un saludo.

  142. XIN Dice:

    hola,Emilio Calderón ,soy XIN,vengo de shanghai(china)
    por que mi profesor traduce este libro de español a chino,y yo he leido CHAPTER TERCERO,me gusta mucho,atentamente.from china!!!sXD

  143. Ascanio Dice:

    ¿Has empezado a leer el libro por el capítulo tercero, Xin? ¿Y tu profesor no sabe traducir CHAPTER? Qué cosas más raras hace la gente…¿Será que los chinos leen a saltos? Jerufa, tú que sabes de las costumbres chinas, ilústranos, anda.

  144. jerufa Dice:

    Japoneeeeesas…..
    ¡Ojú!

  145. Ascanio Dice:

    Japoneses, chinos…bah, qué más dará…

  146. linkita Dice:

    Hola. Sé que hace tiempo aqui no aparece ni Dios, y que estoy leyendo los comentarios con cierto restraso tempora. Pero si aun lo lee alguien, que de señales de vida. Hasta pronto.

  147. Ascanio Dice:

    Hola. STOP. Soy la autora de la reseña. STOP. Y todavía no soy la ultima mujer viva del planeta. STOP. Quedamos más. STOP.

  148. juanrio Dice:

    Y vamos a por ti. STOP

  149. Urogallo Dice:

    ¿Berlín?. Aquí Stalingrado. Destruimos el equipo de radio y los documentos sobre el mapa del Creador. Los rusos están a las puertas del Bunker. Saludos a la Patria.

  150. Ascanio Dice:

    La reseña se reactiva. STOP. Juanrio, me has acoj*nado. STOP. A Urogallo se le ha olvidado escribir en clave. STOP. Los rusos nos van a fundir. STOP. Permanecemos a la espera de noticias. STOP.

  151. juanrio Dice:

    El “a por ti” no era por ti. STOP. Era por el reactivador. STOP. Calderón presenta libro nuevo. STOP. Es viernes por fin. STOP

  152. Urogallo Dice:

    ¿Qué libro?. “El secreto del Creador”

  153. Ascanio Dice:

    Enga ya…¿sí?

  154. Urogallo Dice:

    Si, y creo que el próximo es “El Mapa de la Porcelana”, seguido de “La Porcelana del Creador”.

  155. Ascanio Dice:

    Esto sí está en clave, ¿no Uro?

  156. juanrio Dice:

    EL judio de Shangai, ….campo de concentración en Shangai, familia de judios hispanos, internamiento…lo he oido en un anuncio en la radio y va a firmar en la feria. Si le veo le doy recuerdos de Ascanio, seguro que me da un ejemplar para ella….

  157. Urogallo Dice:

    Y además te dará dos besitos.

    Bueno, hablándo de libros reales. Había literatura antes de Ascanio:

    http://www.salesianosdeusto.com/Modulos/UsuariosFtp/Conexion/archi852A.pdf

  158. Ascanio Dice:

    ¡Vale, vale! Dale recuerdos de mi parte. (Y no es de coña, que conste). Pero dudo que me regale otro libro…

  159. Urogallo Dice:

    Si le prometes reseñarlo, a lo mejor sí.

  160. Ascanio Dice:

    Uy, Uro, nos hemos pisado. Oye, lo que has puesto debe ser algo que comentó E. Calderón, sobre charlas en colegios, literatura juvenil, y esas cosas, digo yo.

  161. Ascanio Dice:

    ¡Otra vez nos hemos pisado!
    Pues no, no creo que me lo regale, porque el de la porcelana me lo dio a condición de que no lo reseñara…

  162. Urogallo Dice:

    Mmmm, regalum sub conditione.

    Es que he leído su bibliografía, y sí, al parecer antes escribía literatura juvenil.

  163. juanrio Dice:

    Que miedo me ha dado lo de los salesianos, me expulsaron con quince años y aún no os había conocido. Ahora me quemarían en el patio…

    Si le veo le doy recuerdos de Hislibris y en especial tuyos Ascanio, esto tampoco es de coña.

  164. Urogallo Dice:

    Koenig siempre se presenta como hislibreño cuando le ve.

    ¿Te expulsaron de los salesianos?. ¿No ponías tildes?.

  165. juanrio Dice:

    Los salesianos eran demasiado para mi que era un pinta.

    Acabo de rematar la noticia de Calderón, firma el día 14, de 12 a 14 horas en la caseta de editorial Planeta y con un compañero que no le va a dejar ni un cliente ¡Cesar Vidal! fuiiiiiiiii

  166. Urogallo Dice:

    Yo no se que les da don Cesar, pero cuando se pone a firmar lo que sea, se monta una cola de abuelas que progresa hasta el infinito.

  167. linkita Dice:

    Anda que velocidad de respuesta. Bueno Ascanio y la compañía. He leido casi todos los comentarios. Asi que estoy bien puesta en el tema.
    Y volviendo al libro mencionado al principio…
    A mi me encantó y tengo que admitir que la reseña de Ascanio me ha hecho dudar un momento. Pero solo un momento, puesto que las opiniones son las opiniones. Y tampoco quiero reavivir la discusión.
    Es más, estoy empezando a escribir un trabajo para la universidad, lo cual incluye conocer las opiniones de los lectores y, ¿como no? las del autor. Así que espero impacientemente que el queridísimo don Emilio tenga un ratito para aparecer por aquí.

  168. linkita Dice:

    Bueno.. “reavivir” quiere decir “reavivar”. Perdon.

  169. Ascanio Dice:

    Hola, Linkita. Me parece estupendo que te haya encantado la novela (sobre todo si salió de tu bolsillo). Hay una frase antológica en Hislibris que dice así:
    Para gustos, los colores.
    Sólo te haría una petición: cuando acabes tu trabajo para la Universidad, ¿me lo podrás enseñar de algún modo?
    Y si Emilio Calderón aparece por aquí, a ver si aprovecha para contarnos algo de su nuevo libro. Prometo ser buena.

  170. Urogallo Dice:

    ¿De que va el trabajo?.¿Para qué asignatura?.

    Lo digo por que me ha picado el gusanillo.

  171. cavilius Dice:

    ¡Ascanio! ¿A qué viene picar al pobre Urogallo?

  172. Ascanio Dice:

    Yo no he sido. STOP. Represalias a Linkita. STOP.

  173. linkita Dice:

    ¿Ein? ¿Represalias a mi? jeje ¿Qué he hecho?
    Bueno, el trabajo va a ser sobre el libro de E.Calderon “El mapa del creador” para la asignatura de literatura contemporanea. El libro me ha parecido muy interesante y muy jugoso en el sentido de la intensidad del caracter de los personajes, por asi decirlo.
    Tras leer la reseña de Ascanio, se podría decir que en algunos puntos entiendo lo que has dicho, pero no lo comparto, ya que lo veo de otra manera. Realmente me impresionó la complicidad de los personajes. Y por mucha crítica que le podamos dar, lo cierto es que poca gente puede inventar algo asi – y se llaman escritores. Por eso leemos los libros, al menos yo, para asombrarse.
    Cuando termine el trabajo, será un placer que lo lea el que quiera. Aunque pido que la crítica no sea tan dura, ya que no soy experta. jeje

  174. Koenig. Dice:

    Tranquila, nosotros tampoco.

    Y visto lo visto, estoy pensando en organizar un cursillo sobre “como presentarse en una caseta” (para hislibreños, claro)

    Saludos.

  175. Urogallo Dice:

    Ese fué el momento que marcó la madurez de hislibris.

    Gracias por los datos sobre el trabajo, y me has aliviado: Si me llegas a decir que es para Historia Contemporanea Universal, me da algo.

  176. linkita Dice:

    Em, Koenig, esto será una piedra en mi jardin? Bueno por si acaso, me presento, que es cierto que no lo he hecho. Vivo en Madrid, aunque soy rusa (de San-Petersburgo). soy traductora-intérprete, por cierto mi último trabajo es la traducción de un libro del ruso al castellano, que pronto se editará. Aunque no os digo el título porque la temática es específica. Si quiereis podéis visitar mi pagina web para ver a lo que me dedico exactamente. Aquí os dejo el link http://www.ruyes.netfirms.com
    Me encanta leer, ultimamente me da por los libros tipo “El mapa del creador” que es entretenida y también da algunas nociones de historia.

  177. juanrio Dice:

    Koenig, espero ese cursillo con impaciencia. Me presente a Javier Negrete con un “hola, soy juanrio de hislibris”, pero como no he leido ningún libro suyo tampoco le podía decir mucho más….

  178. cavilius Dice:

    Pues Emilio Calderón ha ganado el XIII premio de novela Fernando Lara…

  179. linkita Dice:

    Muchas felicidades a Emilio. Y que sigas asi. Mucha suerte y espero que te veamos por aquí.

  180. juanrio Dice:

    Me alegro mucho por el, pero la mayoria de los premios literarios en este país se dan señalando con el dedo y por encargo, siendo el ejemplo perfecto el padre del premio Fernando Lara, el Planeta.

  181. Jerufa Dice:

    Al final, le vais a chafar la fiesta otra vez.

  182. Emilio Calderón Dice:

    Llevo un año sin dar señales de vida por diferentes motivos, pero ya veo que, con intermitencias, Hislibris mantiene vivos “todos los frentes”. Sólo darle las gracias a Linkita. Por cierto, Linkita, El Mapa del Creador sale en estos días en Rusia, en la editorial AST o ATS, no lo recuerdo bien porque no controlo el cirílico. En cuanto a lo del Fernando Lara, gané, en efecto, la XIII edición con una novela titulada El judío de Shanghai, que habla del gueto judío de Shanghai durante la II Guerra Mundial, que fue el único gueto judío del mundo que no estuvo en manos de los nazis, sino de los japoneses. Pero el único personaje español de la novela es el protagonista, y se trata del cónsul de España en Shanghai, un médico llamado Martín Niboli. Ninguno de los judíos del gueto son españoles. En cualquier caso, como dice Jerufa, espero que tengamos la fiesta en paz, y que no empecéis a insinuar nada sobre la legalidad del premio, porque me lo gané a pulso frente a otras doscientas veinticinco novelas. Sólo diré que el libro ha recibido unas críticas buenísimas, en algunos casos diría que entusiastas, en periódicos como La Vanguardia, Deia, La Razón o la revista Mercurio. Un abrazo para todos.

  183. Ascanio Dice:

    Pues bienvenido de nuevo a esta nuestra comunidad, Emilio. Y enhorabuena por ese premio y por la edición de “El mapa…” en ruso.
    Un saludo.

  184. juanrio Dice:

    Me alegro mucho de tu edición en ruso, y de tu exito en general, incluido el premio Fernando Lara, que como casi todo el mundo sabe se otorga a dedo, lo que no le quita el mérito que tenga tu novela, de la que por cierto estoy esperando edición en bolsillo para leerla.

    Felicidades

  185. linkita Dice:

    Hola hislibristas y Emilio.
    Me alegro un montón por tus éxitos. Al igual te felicito por la edición del “El mapa…” en ruso. Lo único que me entristece es que no he sido yo quien lo ha traducido jaja, ya que últimamente me he dedicado a la traducción de libros a parte de las interpretaciones, y para mi sería un honor traducir tus obras.
    Espero la edición de tus nuevos libros para poder disfrutarlos y abrir un nuevo post del mismo.
    Un saludo.

  186. Ascanio Dice:

    Caray, linkita, hiciste una aparición fugaz hace seis meses, y hay que ver lo rápido que has vuelto a asomar…
    Estás muy pendiente de este hilo, ¿no?

  187. linkita Dice:

    Pues la verdad que ultimamente estoy bastante metida en lo que es la literatura española, como lo dije hace tiempo. Pero tambien es cierto que estaba un poco liada con las traducciones y no tenía tiempo para nada mas. A ver si ahora retomo la costumbre de pasarme por aqui, ya que siempre es un placer. Y si, las respuestas de este post me llegan al correo asi que no pude pasar de la reaparición de uno de mis autores españoles preferidos.

  188. Ascanio Dice:

    Por cierto, ¿qué pasó con ese trabajo que hiciste para la Universidad acerca de este libro?

  189. jerufa Dice:

    Es que cuando hay pasión por algo, hijita…

  190. linkita Dice:

    Pues lo terminé, pero sinceramente no me ha quedado muy elaborado, ya que tenía prisa por entregarlo. Me hubiera gustado trabajarlo más porque veo que los personajes de “El mapa…” tienen mucho que exprimir. Y no es por pelotear eh. Asi que no os lo ofrezco para leer, porque no es nada del otro mundo. Pero si aun asi alguien tiene curiosidad, os lo compartiré humildemente.
    De todas formas, y me repito, ultimamente leo muchos libros del mismo aspecto – pinceladas de historia o hambientadas en otros tiempos, y os diré sinceramente, que muchos de ellos carecen de lo que es arte de literatura, y otros no impresionan por sus datos históricos.

  191. linkita Dice:

    Bueno, mi respuesta han retenido para moderación así que en un ratito espero que salga. ))))

  192. jerufa Dice:

    Será por la “hache”…

  193. Emilio Calderón Dice:

    No seas malvado jerufa, que ya me gustaría vernos a ti y a mí escribiendo en ruso. Seguro que el trabajo de linkita está fenomenal, con independencia de que trate sobre El Mapa del creador. Espero vender próximamente los derechos de El judío de Shangai a la misma editorial rusa. Entonces, linkita, será el momento para que te postules como traductora. Cuando reciba ejemplares de la edición rusa del Mapa, te mando un ejemplar y me dices si está o no bien traducida la novela, puesto que el peligro de las traduciones es que, al no conocer el autor la lengua a la que traducen su obra, a veces son malas, malísimas o terribles. En cuanto a la efímera intervención de Xin, Ascanio, el chaval es alumno de mi traductor al chino, quien es a su vez su profesor de castellano. Vive en Shangai y creo que hizo un esfuerzo tratando de escribir en castellano para ponerse en contacto conmigo. He de reconocer que entonces no estuve a la altura de las circunstancias, puesto que no di señales de vida. Deberíais estar orgullosos de que Hislibris también se lea en China, aunque sea porque a unos cuantos chinos también les ha gustado El mapa del Creador. ¡Cosas incomprensibles que suceden! Un saludo a todos llenos de buenas intenciones.

  194. Emilio Calderón Dice:

    Lo olvidaba. Estuve, en efecto, firmando en la última Feria del libro de Madrid, y además de firmar poco, no me comí a nadie, aunque no me faltaron ganas. Por ejemplo, la pregunta que más me hicieron fue: “¿Tienen la última edición del diccionario Vox?” Y cosas semejantes. Si algún miembro de Hislibris se acercó hasta la caseta de Planeta, no se identificó. Claro que, como bien ha señalado alguien, con César Vidal al lado no hay quien compita. ¡Escribe una media de quince libros al año!

  195. linkita Dice:

    Ojalá pudiera postularme como traductora, pero sabrás bien que al igual a otros, el mundo de traductores es muy competitivo y es muy dificil hacer un huequecillo en él. Pero me gusta pensar que todavía tengo mucha vida por delante y podré ver mis sueños hechos realidad y realizarme en la vida.
    En fin, este post no es para hablar de mí. sino del libro de don Emilio que por cierto volveré a leer para terminar mi trabajo haciéndolo más presentable.

  196. Ascanio Dice:

    Con respecto a lo de Xin, Emilio, no creo que haya nada que reprocharme. Mi comentario sólo hace gala del humor que impera en Hislibris, y del que tú, permíteme la opinión, a veces no haces gala.
    Un saludo.

  197. Emilio Calderón Dice:

    Ascanio, no te reprocho nada, como tampoco cuestiono el sentido del humor que impera en Hislibris. Pero he vivido una larga temporada en Oriente, y he estado en China en varias ocasiones y te puedo asegurar que los chinos tienen un sentido del humor que está en las antípodas al nuestro. De modo que lo más probable es que Xin no se enterara de qué iba la película. Simplemente eso. En cuanto a linkita, no me llames de don, que me hace sentir como un padrino de la mafia.
    Saludos para todos.

  198. linkita Dice:

    ))))) Lo de don era por “enriquecer” el lenguaje y no repetir todo el tiempo lo mismo.
    Lo de la discusión que ha surgido sobre el humor, no me enteré mucho, pero en defensa de Emilio, puedo decir que ciertamente el sentido del humor de diferentes pueblos es tan diferente que a veces en vez de bromear, uno mete la pata ))).

  199. Germánico Dice:

    Pues yo he leído varias veces que el ruso y el español son parecidos. ¿Es cierto?

  200. Marbenes Dice:

    Pues claaaaaaaaro, Germánico, debe serlo; no hay más que escuchar hablar a un ruso para darse cuenta de lo parecidos que son, ¿o te refieres a dos tipos concretos, “el ruso” y “el español”, como se dice en los chistes? (ojiplática estoy; os lo cuento porque como no hay emoticonos…)

  201. Javi_LR Dice:

    Pues la fonética japonesa y la española, hermanas de sangre. En serio.

  202. Marbenes Dice:

    Ah, pero la pronunciación no, que aquí sólo hablamos a golpe de estomagazo cuando estamos cabreados o resfriados. En serio ;-)

  203. Koenig Dice:

    Esteee ¿Alguien habla Watusi?

  204. Marbenes Dice:

    ¡Qué!, ¿nos vas a decir que también es parecido al español?

  205. Javi_LR Dice:

    Buaáh… De lo que podéis estar seguros es de que si os perdéis por algún paraje recóndito griego y escucháis el run run de los paisanos en las tabernas, pensaréis que no habéis salido de España.

  206. linkita Dice:

    Bueno, cuantas especulaciones jaja. Lo del parecido del ruso y el español hablan muchos y mucho. En realidad lo que se parece es la estructura del idioma, es decir, la estructura de la frase y del habla. En lo demás yo no diría que tiene mucho parecer. Los tiempos verbales, o como lo llaman en el castellano, “perspectivas temporales” son muy diferentes. En español hay 3 conjugaciones, en ruso – 2. En español – muuuuchas variedades de los tiempos, en ruso – solo 3, pero en cambio hay lo que se llama “aspecto del verbo”, lo que para un español es muy dificil de comprender, y peor aun, emplearlo.
    El ruso dispone de 6 declinaciones, que se plasman en las terminaciones de las palabras. En español no existe ese término (bueno, existe, pero no juega ningún papel).
    En definitiva, podría seguir infinitamente, dado que enseño el ruso a los españoles y conozco las dificultades que surgen. Así que lo de “parecerse” yo lo definiría mas bien como “tener ciertas similitudes lingüísticas”, que ciertamente no es lo mismo. Si quieréis seguimos con el tema, ya que es muy interesante.

  207. Marbenes Dice:

    ¿Ahora en español se llaman “perspectivas temporales”?, ¡madre mía, la de tiempo que hace que estudiaba yo, allá cuando se llamaban “tiempos verbales”! ¿Será también esto cosa del tan nombrado, deseado y loado lenguaje políticamente correcto?

  208. linkita Dice:

    Ciertamente ))). El término “tiempos verbales” sigue existiendo, pero tambíen es verdad (a mi parecer) que lo que se expresa con los verbos en castellano, no se le puede llamar simplemente “tiempo”, ya que tiempos realmente solo hay 3 (pasado, futuro y presente) ¿no es asi?. Si quiere echar un vistazo a lo de las “perspectivas”, podeis hacerlo aquí http://personal.telefonica.terra.es/web/apuntesasr/morfverbo.htm .

  209. Mª de las Alegrias Dice:

    Sabeis como se dice suegra en Ruso “Istorbak” Se parece al Español??

  210. linkita Dice:

    Eso será el ruso que no he conocido))))

  211. Marbenes Dice:

    Muchas gracias Linkita, le echaré un ojo, que al parecer falta me hace ;-)

  212. Germánico Dice:

    “Pues claaaaaaaaro, Germánico, debe serlo; no hay más que escuchar hablar a un ruso para darse cuenta de lo parecidos que son, ¿o te refieres a dos tipos concretos, “el ruso” y “el español”, como se dice en los chistes? (ojiplática estoy; os lo cuento porque como no hay emoticonos…)”

    Yo me refería al sentido del humor. Puede haber cierta confusión, pero creo que así se entiende si lees las dos intervenciones seguidas (o sea, la anterior de Linkita y la mía).

  213. Derfel Dice:

    Aaahhh, claro: ahora se explica todo.

  214. Ascanio Dice:

    ¿Otra vez ligando? ¿Y con Germánico?

  215. Germánico Dice:

    ¿Lo ves, joven e ingenuo Derfel? Pues igualmente sucede con muchísimas cosas en esta vida…

  216. Derfel Dice:

    Sí, está buenísimo…

  217. Germánico Dice:

    ¿El qué está buenísimo?

  218. Germánico Dice:

    Ah, ya. Vale, vale.

  219. Derfel Dice:

    Tú…
    (¿O es que mentías cuando me dijiste aquéllo que me dijiste..?)

  220. Ascanio Dice:

    ¿Habéis visto alguna vez a un pavo y una pava pelando la ídem?
    Pues eso.

  221. Germánico Dice:

    El pavo es un peligrosísimo animal.

  222. Derfel Dice:

    Bandido…

  223. linkita Dice:

    La verdad que yo me he perdido un poco. Pero veo que estáis como unas cabras ))))). ¡Qué locos! jaja

  224. linkita Dice:

    Hola hislibreños. Una pregunta. Alguien sabe ya se ha publicado la última novela de Emilio Calderon y dónde se puede conseguirla. Yo soy miembro del Círculo de lectores y aquí no hay ninguna noticia. Al menos en la revista no sale.
    También quieria pediros que me aconsejeis algunos buenos libros para leer. Sobre todo alguna novela entretenida y a la vez con nociones históricos.
    Gracias.

  225. Aretes Dice:

    Lo más fácil sería que te miraras el enlace Ranking de novela histórica que figura al principio de la página, a la derecha.

  226. Emilio Calderón Dice:

    Saludos a todos:
    Linkita, mi última novela sí está publicada en Círculo de Lectores. Apareció en la revista 6, en la página 23. Y también figura en la última revista, la de Navidad, en la página 26. El título de la novela es El judío de Shanghai, y la referencia es nº 26443. Tiene 340 páginas y cuesta 18,90 €. Si entras a Círculo a través de su página también puedes encontrarla, incluso han colgado una entrevista que me hicieron hace un par de meses, cuando se iba a publicar la novela.

  227. linkita Dice:

    Muchas gracias Aretes y Emilio.
    Echaré un vistazo al enlace Ranking y sin duda me pediré El judío de Shanghai sin falta por Reyes. Lástima que mis amigos no son de los que regalan libros :))) y menos de los buenos. Pero bueno.
    Un saludo a todos y felices fiestas.

  228. José María Dice:

    Buenas a todos:

    Es la primera vez que escribo en este blog, y lo hago para contar mi opinión sobre “El Mapa del Creador”. Según lo que he leído hasta ahora (no he podido leer todas las intervenciones, porque moriría en el intento), y me sorprende realmente, es muy negativo, destructivo y fatalista.

    Emilio, conmigo no te has podido forrar (si mi situación económica fuera otra distinta a la actual, otro gallo cantaría), porque he leído tu libro en la biblioteca municipal de mi pueblo. Al principio, no sabía que libro quería “deborar”, y encontré el tuyo por casualidad en la sección de novela histórica. Sólo quería decirte que me gusta tu forma de escribir, la riqueza del lenguaje, el argumento, la inserción de datos históricos… A mí no me has decepcionado. ¡Sigue así! ¡Ánimo!

    Un saludo,

    José María

  229. linkita Dice:

    Gracias Jose Maria. POr fin algo positivo. Yo la verdad, estoy un poco desenganchada de la lectura, por cuestiones familiares no me da tiempo. A ver si me pongo al dia. Un saludo.

  230. Ascanio Dice:

    Querido José María, me alegra mucho que te haya gustado el libro de Emilio Calderón.
    Y antes de seguir hablando, me gustaría que me explicaras lo siguiente: ¿qué es una crítica fatalista y destructiva para ti?

  231. José María Dice:

    Gracias por tu respuesta Ascanio.

    Con mucho placer, te contestaré a tu pregunta: algunas de las intervenciones, incluida tu reseña, me parecen excesivamente negativas (destructivas). Desde mi humilde opinión, hay formas y formas de escribir una reseña; en concreto, a la tuya le falta moderación (digamos que no es muy diplomática) y argumentación. Analicemos la selección léxica de algunos fragmentos de tu reseña que me llaman la atención:

    “Y no tengo nada contra los libros en los que no pasa nada”

    ¿A caso no tiene un argumento claramente definido el libro? Yo me leí la mitad de una sola vez, porque la intriga no me dejaba parar; tan sólo el hambre consiguió arrancarme de mi estado placentero.

    “Pero es que la literatura costumbrista no se vende como novela de misterio o espionaje.”

    ¿Qué te lleva a pensar que es costumbrista? No lo entiendo.

    “entre personajes de escasa relevancia, acontecimientos inútiles, hechos superfluos, divagaciones pasadas y anticipaciones futuras.”

    En el famoso “Código Da Vinci” que terminé de leerlo por respeto al autor y decencia, si me encontré con hechos superfluos y acontecimientos que no vienen al caso. Las antipaciones futuras no son tan revelatorias, simplemente están, según mi opinión, para mantener la intriga y para que el lector no se impaciente y deje de leer (conmigo ha funcionado a la perfección).

    A lo mejor soy un lector “de segundas”, todo puede ser. Tú has redactado una crítica, en mi opinión, elevada de tono y he echado en falta argumentación (podrías haber puesto ejemplos del libro que te hubieran ayudado a reforzar tu punto de vista). También es cierto que una reseña no es un texto científico-técnico y, por tanto, subjetivo. Has expresado tu opinión de forma respetuosa (y yo la mía) y te has expresado correctamente (es lo bueno de la democracia).

    Un saludo,

    José María

  232. Emilio Calderón Dice:

    Por Dios, esta vía ya no conduce a ningún destino, ¿por qué no dejamos que los muertos descansen en paz? En todo caso, José María, me alegra que la novela te haya gustado. Desde luego, si piensas que los escritores nos forramos con las novelas que publicamos, estás muy equivocado. ¡Ojalá fuera así! Sobrevivir ecribiendo, más ahora con la crisis, es dificilísimo. Aunque yo, afortunadamente, soy de los que no se pueden quejar, gracias sobre todo a que mis libros se publican también en otros países. Y tú, linkita, lamento que te hayas desenganchado de la lectura. Espero que las cuestiones familiares a las que aludes no sean graves y que pronto vuelvas a la senda de los libros.
    Un saludo.

  233. pepe Dice:

    No puedo dejar un libro a medias sin experimentar una sensación desagradable, como de fracaso, pero nunca se me había ocurrido que tuviera que terminar la lectura por respeto al autor y … ¿por decencia? Qué curiosa justificación la tuya para leer el Código, Jose María.

    Dicen que Dan Brown ha publicado un nuevo libro. En esta ocasión Robert Langdom es ayudado es su lucha contra los Iluminati por un misterioso rabino que responde al nombre de Ben Devor Ameot Ravez. Y hablando de judios, si te ha gustado el libro de Emilio, tienes otro suyo reseñado en Hislibris titulado El judio de Shangai. Lo puedes ver pinchando aquí abajo:
    http://www.hislibris.com/el-judio-de-shangai-emilio-calderon/

  234. linkyta Dice:

    No Emilio, para nada lo iba a dejar. Sólo que leo menos, y encima ahora estoy con dos, en dos idiomas diferentes. ASi que vaya colacao tengo yo con los guiones.
    Pero en realidad lo que deseo con mis fuerzas es poder traducir mas libros de ruso o al ruso. En fin, la crisis :)))

  235. Ascanio Dice:

    Hola otra vez, Jose María.
    Comentas que a mi reseña le falta moderación. Bien, en caso de que sea así, es posible que sea porque yo no soy una persona moderada. Los que me conocen saben que llamo al pan, pan, y al vino, vino. Cuando las cosas no me gustan, las digo y punto.

    ¿Que te parece una crítica destructiva? A mí me parece simplemente una opinión: la mía. Ahora resulta que las críticas son, o buenas, o destructivas. Pues… ¡que vivan las críticas destructivas! Algunas de esas críticas (o reseñas) me han servido para, usando palabras de Paco T (creo), “quitar broza de mis estanterías”. Así que, en mi caso, bienvenidas sean. Y bienvenido sea el intercambio de opiniones, porque, en caso contrario, Hislibris moriría. A mí no me ha gustado la novela, a ti sí. Y los dos tenemos mucha suerte, porque en esta web se nos permite mostrar nuestra opinión sin censuras de ningún tipo. Como tú dices, es lo bueno de la democracia.

    Tampoco entiendo lo que comentas de “lectores de segundas”; entre otras cosas porque no sé lo que es un “lector de primeras”. Te parece que mi crítica es “elevada de tono” y “le falta argumentación”. Sobre lo último, la verdad es que no sé cómo podría argumentarla más; sobre lo primero, lo respeto porque es tu opinión. Sobre lo de poner ejemplos… bueno, cada uno hace las reseñas como sabe, puede o quiere.

    Ya no voy a entrar a analizar más la novela, porque creo que mi opinión ha quedado clara en la reseña y en los demás comentarios.

    Sin embargo, Emilio, no estoy de acuerdo con lo que dices de “dejar que los muertos descansen en paz”. Si hay algo que nos encanta en Hislibris es ver cómo, después de meses o años, las reseñas antiguas y “muertas” vuelven a cobrar vida y a resurgir de sus cenizas.

    Saludos a ambos.

    PS: Jose María, no te quedes sólo en esta reseña y participa en más, hombre. Tienes más de… ¿ochocientas, Javi? donde elegir.

  236. Javi_LR Dice:

    Añádele más de un centenar, Ascaniekes.

  237. pepe Dice:

    Estimados Jose María y Ascanio, al margen de la controversia sobre la reseña y la mucha o poca calidad literaria de la novela de Emilio, me parece que estáis haciendo un uso indebido de la palabra “democracia”, identificándola con libertad de opinión y de expresión.

    Es una práctica común entre políticos y periodistas, gente poco recomendable toda, la de asignar nuevos significados a las palabras o confundir conceptos. Uno de los más llamativos tiene que ver, precisamente, con el uso de la palabra “democracia”. Nos despertamos una mañana con algún suceso terrible y enseguida sale el político a decir que “es un hecho que repugna a cualquier demócrata”, cuando lo que quiere decir es “que repugna a cualquier persona decente”. Y lo mismo, cuando quieren insultar a alguien: en vez de llamarle hijoputa como se ha hecho toda la vida, dicen “es que fulano no es un demócrata”.

    En Hislibris casi todo el mundo goza de libertad de expresión, menos algunos que son moderados de vez en cuando. Mi anterior comentario en este hilo está siendo moderado porque contiene un enlace a la reseña de Clío del judío de Shangai, por ejemplo.

  238. pepe Dice:

    Oh, Dios mío, ya no estoy moderado, ¿será gracias a la democracia?

  239. juanrio Dice:

    Si, desde luego no dejar de leer un libro que no te está gustando por respeto al autor es una de las razones más peregrinas que he oido. Quizá el autor no debería haber escrito el libro por respeto al lector, pero ya que lo ha hecho, lo importante es que encuentre a su lector. Cuando tenía menos posibilidades de leer libros, bien comprándolos, bien sacándolos de la biblioteca, no dejaba un libro a medias nunca. Con el paso del tiempo y tras haber leído unos cuantos libros más, he tomado la determinación de no perder el tiempo limitado que tengo en leer libros que no me interesen, por muy famosos, vendidos o recomendados que estén.

  240. Ascanio Dice:

    Espero que Pepe no me haya incluído en el grupo de gente poco recomendable, como políticos y periodistas.

    Esta frase de juanrio, “quizá el autor no debería haber escrito el libro por respeto al lector”, es para quitarse el sombrero. Y que conste que no me refiero a ningún libro en concreto. Yo soy muy demócrata y prefiero callarme.

  241. pepe Dice:

    Pues claro que eres poco recomendable, Ascanio, que tenías encandilao a medio Hislibris y te fuiste con un sevillano que canta cuplés… Eso no te lo perdonaremos nunca.

  242. Ascanio Dice:

    ¡Jajajaja!

  243. Urogallo Dice:

    Positiva/Negativa.

    Constructiva/Destructiva.

    Me parece una categorización limitada, muy limitada.

    ¿”Me gustó mucho” tiene algo de constructivo?.

  244. linkita Dice:

    Permítanme opinar.
    Totalmente de acuerdo con juanrio. La vida es demasiado corta (y el tiempo libre para la lectura) como para perderlo en un libro que no te satisface, no te divierte, no te llena y no te aporta nada como persona (en mi opinion, eso es tambien importante) – en definitiva, un libro para el cuál no soy el “destinatario adecuado”.
    Y para completar mi opinión, yo diría que cada libro encuentra su lector, y si no eres tu, pues no pasa nada. Lo será otro.
    Y para querid@ Ascanio y otros compañeros: dejemos de criticar las reseñas y opiniones el uno al otro, volvamos al origen de todo esto – disfrutar de cada libro y compartir nuestras opiniones. Es decir, creo que ya hemos dejado clara la postura de cada uno despecto a “El mapa del creador”, no empecemos a atacar y que sigan opinando mas gente sin influenciarlos.
    Un saludo
    P.S. Madre mia que letra tan pequeña, me estoy dejando los ojos :))))

  245. Ascanio Dice:

    Hola, linkita.

    Mira que leo y releo tu párrafo final, y no acabo de comprenderlo, linkita. Nos dices (a mí y alguien más a quien no identificas) que dejemos de criticar las reseñas y las opiniones, que volvamos al origen de todo esto y que no hablemos más de nuestra opinión sobre el libro para no influenciar a la gente.

    Vamos a ver si mi mente acaba de comprender el asunto:

    1º Hablas de Ascanio y “otros compañeros”. Quizás estos compañeros quieran saber sus nombres para poder opinar, siempre y cuando, claro, no se salgan de tus “orígenes”, supongo.

    2º ¿Dices que no hablemos de las reseñas? Pues entonces el administrador de Hislibris tendrá mucho trabajo a partir de ahora borrando gran cantidad de comentarios si sigue esta sugerencia. Una lástima, porque aquí siempre podíamos hablar con toda libertad de libros, reseñas, reseñadores y comentarios siempre y cuando no se cayera en el insulto o la falta de respeto. Algo en lo que creo que no se ha caído en este hilo ni en ninguno de los mil que hay. Y si alguna vez se ha caído, no te preocupes, que no suele haber problemas en arreglar el asunto bien pronto. Si entraras en alguna reseña más, y no sólo en esta (hay muchos más libros reseñados, aparte de “El mapa del creador”) podrás comprobar lo que digo.

    3º Dices que volvamos al origen de todo esto –compartir nuestras opiniones-, pero al mismo tiempo pides que no volvamos a dar nuestra opinión. Caray, esto sí que no lo entiendo. Supongo que será la falta de glucosa en el cerebro porque todavía no he comido. Y hoy me toca fideuá.

    4º Me gustaría saber a que llamas tú “atacar”, linkita, porque yo no he atacado a nadie. Quizás te refieras con “atacar” a decir que otros atacan; en ese caso, no deberías referirte a Ascanio ni a otros compañeros.

    5º Aquí se me caen los palos del sombrajo: “que sigan opinando más gente sin influenciarlos”. ¡¡¡Cielos!!! Ahora sí que me he quedado con las calandracas colgando. ¿Pretendes que una página web en la que la gente opina libremente a través de reseñas y comentarios sobre libros que ha leído no influencie a la gente? Pues tú me dirás cómo, porque a mí no se me ocurre ninguna forma.
    A no ser, claro está (aunque esto está un poco feo… y no me gusta pensar mal…) que te refieras a influenciar a la gente para que no compre el libro en cuestión. Entonces sí tendría sentido, claro. Es decir, que lo que querrías decir es que sólo serían bienvenidas las opiniones favorables, ¿no? Uy, esto sería muy, pero que muy feo, ya digo… Fíjate que en algunos sitios le ponen un nombre a eso: censura. E incluso otro: manipulación.

    6º Comienzas tu comentario con un “permítanme opinar”. Aquí siempre permitimos opinar a todo el mundo, sean o no sus opiniones relativas a los orígenes. Eso sí, todos influenciamos a los demás. Pero no sólo en Hislibris, sino en la prensa, la TV, el bar de la esquina, en la tienda de aceitunas… Si el de antes de la cola dice que unas banderillas picantes son muy picantes, pues a lo mejor no las compro, fíjate, por mucho que le moleste al tendero. Pero no le tapo la boca al cliente.

    Y ahora me voy a remover la fideuá que si no, se me pega.

    PS. Si le das a “Ctrl” y el signo “+” las letras se ven más grandes. Ah, y dale recuerdos a Emilio.

  246. linkita Dice:

    Perdona Ascanio, si te he ofendido mencionando tu nombre. No era una represalia, sino un ejemplo que no tenia importancia, al igual que no menciono los nombres de los compañeros porque merefería a todos (incluyendome a mi) en general. Antes de meterme en “justificar” mi intervención, voy a esperar la opinión de algún compañero mas, porque creo que o no sé explicarme o tú, querido Ascanio, te lo tomas demasiado a pecho.
    Pero sí quiero resaltar que bajo la palabra “atacar” me refería NO a atacar al autor, libro etc, sino precisamente lo que acabas de escribir. Examinar bajo lupa cada palabra que he puesto, interpretandolo a mal. Y vuelvo a decir, que no me has entendido totalmente, no me refería a lo que has puesto pero no me gustaría tener que explicar el porque de cada palabra, porque sería precisamente lo que había reclamado no hacer aquí.
    Sinceramente, me recuerda el Gran HErmano con sus batallitas y no creo que sea lugar para eso. ¿No estabamos aquí para comentar las obras literarias?
    P.S. Gracias por el consejo, ya veo mucho mejor.

  247. Rominita Dice:

    No sé cómo he llegado aquí pero os felicito por la página… la verdad es que ahora me apetece leer este libro de “El mapa…” a ver si yo consigo hacerme una idea… que sobre gustos no hay nada escrito, decía mi abuela…
    Y mira por dónde… hoy Emilio Calderón ha qudado finalista del Premio Planeta… Felicidades!!!
    Empezaré a frecuentar esta página…:D

  248. Ascanio Dice:

    Hola, Rominita.
    Ánimo, a por el libro, y luego nos cuentas.
    Por cierto, lo del premio Planeta va a venir de perlas para reactivar esta reseña, jua, jua.

  249. Ascanio Dice:

    Emilio, se me pasó felicitarte, hombre. Enhorabuena por el premio.
    Cuando pase la marabunta de entrevistas que, seguramente, tendrás que conceder, acuérdate de nosotros y cuéntanos un poquito qué tal estás, cómo te has tomado este premio y de qué va tu novela.
    Un saludo.

  250. pepe Dice:

    Bueno, pues yo me uno a la felicitación de Ascanio: mi más sincera enhorabuena. Por cierto, además de contestar a sus preguntas, cuéntanos cuánta pasta te han soltado. Digo yo que te dará para invitarnos a unas cañas…

  251. linkita Dice:

    Felicidades Emilio. Te lo mereces. Y lo de cañas, buena idea jejeje. Asi te conocemos y compartimos un rato agradable (que seguro lo sería).

  252. richar Dice:

    Pues otro más que se suma a las felicitaciones, claro. Enhorabuena, que finalista de un Planeta no es moco de pavo, pardiez. Y yo también me apunto a la cañada (acto de quedar a tomar cañas).

    Saludos,
    Richar.

  253. Emilio Calderón Dice:

    Hislibreños, gracias por vuestra felicitación. Perdonad que haya tardado tanto en dar señales de vida, pero digamos que me han tenido muy ocupado. He de reconocer que, en ciertos momentos, me he sentido sobrepasado por los acontecimientos. Jamás pensé que iba a verme en una situación parecida. Tampoco podía imaginar el interés que el premio Planeta despierta entre los medios de comunicación.
    La novela se titula “La bailarina y el inglés”, y está ambientada en la India, en 1944, cuando los japoneses están a pocos kilómetros de la frontera indo-birmana con la intención de invadir el país. Aunque el título es bastante explícito, por cuanto que son un inglés y una bailarina los protagonistas de la historia, en la novela hay otros personajes con peso: un maharajá, un cazador de fieras, un inspector de una compañía de seguros, un diamante fabuloso, y hasta un tigre devorador de hombres. La novela cuenta una historia de amor y también la historia de una conspiración, y está narrada (por el inglés) desde la óptica de un colonizador justo cuando el Imperio Británico está a punto de desmoronarse como consecuencia de la II Guerra Mundial.
    En fin, creo que la novela se pondrá a la venta para el dia 5 de noviembre, si no estoy mal informado. De lo que sí tengo prefecto conocimiento es de la pasta del premio: 150.250 euros. Y también de la tirada: 90.000 ejemplares. Teniendo en cuenta que en España la tirada media es de unos 3.000 ejemplares, me temo que me vais a tener hasta en la sopa durante los próximos meses. Una tortura que, por descontado, no tenía planeada para todos aquellos/llas que me aborrecen.
    En cuanto a la caña, será para mí una placer invitaros. El problema que tengo es encontrar una fecha, puesto que en breve he de comenzar la campaña de promoción junto a Ángeles Caso (la ganadora, la tirada de su novela, Contra el viento, es de 210.000 ejemplares) por unas cuantas ciudades de España.
    Un saludo a todos.

  254. jerufa Dice:

    Muchas felicidades, Emilio.
    Que lo disfrutes.

  255. pepe Dice:

    He leído en alguna parte que, cuando Ángeles Caso quedó finalista el año en que ganó Cela, a éste último le molestaba mucho que, en la gira, le preguntaran qué opinaba de que su libro se estuviera vendiendo menos que el de ella. Creo que es el representante de Cela, o el de la editorial el que lo cuenta, y añade que, en una ciudad, dio instrucciones a los organizadores de la firma de libros en el Corte Inglés para que, si veían que la cola de espera para Cela era más corta que la de la Caso, regalaran un buen número de ejemplares a los dependientes -a cuenta de la editorial- y que se pusieran a esperar la firma. Cela le llamó esa misma noche muy contento para decirle que los rumores de que su libro se vendía menos no tenían fundamento.

  256. Amparo Dice:

    … Pues a mí me gustó el libro.
    Seré así de plana o de simple, pero me interesó mucho no por los misterios de la Iglesia (que tampoco recuerdo tantos) sino por sus explicaciones sobre la ideología de los Nazis, cómo funcionaban, etc etc.
    Estoy de acuerdo en que el final es un poco precipitado, me explico, con las cartas en que termina el libro viene mucha información de golpe.

    Un saludo a todos

  257. Ascanio Dice:

    Hola, Amparo.
    Me alegro de que te haya gustado el libro, porque no hay nada como pasar un buen rato con una lectura.
    Un saludo.

  258. Pamplinas Dice:

    Jope, y me entero ahora de esta reseña y sus consecuencias…

  259. Javi_LR Dice:

    Ayyy… Curiosón, curiosón.

Deja una Respuesta