EL INOCENTE – Ian McEwan

Leonard, un joven británico, técnico especialista en telefonía, es enviado a Berlín en 1955 para trabajar en el sector norteamericano bajo la supervisión de Bob Glass, en una operación de espionaje cuyo objetivo es construir un túnel hasta la zona soviética y pinchar las líneas telefónicas comunistas. Mientras transcurre la operación, entabla una relación amorosa con una alemana separada, llamada María.

Ian McEwan nos transporta a plena Guerra Fría para narrarnos la estancia en Berlín de este joven, que en Inglaterra aún vivía con sus padres, enfrentándole a una doble experiencia tan impactante como novedosa para él. Por un lado la operación de espionaje, en la que descubrirá la especial relación entre británicos y norteamericanos, ambos vencedores en la pasada guerra, pero ambos con diferente posición en un nuevo orden mundial, donde la desconfianza y el secretismo sobrevuelan el día a día de la operación. Por otro, una historia de amor que hará que Leonard descubra sus sentimientos por una mujer mayor que él y se adentre en un excitante universo de pasión y sexo. McEwan nos implica y atrapa gracias a su envolvente y cautivador estilo narrativo, tan impecable en su desarrollo como adictivo en su lectura. 

Ambas historias evolucionan de manera paralela en el tiempo para terminar cruzándose en la resolución de una compleja relación, a veces tortuosa, salpicada de tensos elementos de espionaje. La aparición del ex-esposo de María servirá de detonante para crear una situación especialmente compleja, que les definirá como personas en una relación marcada por una ciudad en ruinas, en la que un gran número de la población recuerda la entrada de los soviéticos en 1945 y su actuación en un Berlín derrotado, donde un gran porcentaje de personas trabajan para alguno de los servicios de espionaje de los cuatro países que ocupan sus respectivos sectores.

McEwan narra con eficacia y calidad una historia llena de dobleces, pasión y misterio, para definir gracias a su excelsa literatura descriptiva, tanto de personajes y paisaje urbanos, un mundo en el que la desconfianza y el miedo dominaban el día a día. Berlín se muestra como un protagonista más, en el que interactúa el trío protagonista, Leonard, Bob y María, cada uno de ellos con unos intereses diferentes, pero cuyos lazos confluirán en una historia tan pasional como plena de la esencia propia del mejor género de espionaje. El autor ensambla con mimo y perfección las dos tramas, mostrando al lector la evolución de un novato Leonard, y nos conduce a través de su caminar hacia su madurez, entre los brazos de su amada y bajo el padrinaje de Bob. El inocente destila el miedo y la inseguridad de los años cincuenta, en los que la juventud vive en Berlín una situación de guerra fría, tan especial, casi de manera ordinaria, gracias al día a día de sus líos amorosos, el naciente rock and roll y el mercadeo de información. Y todo esto Ian McEwan lo refleja en apenas doscientas ochenta páginas de manera contundente y narrativamente impecable.

Por cierto, el túnel en cuestión, construido por los aliados para intervenir las líneas soviéticas en 1955-1956, existió realmente… tal como lo refleja el autor al final de la novela.

 

     

8 comentarios en “EL INOCENTE – Ian McEwan

  1. Rodrigo dice:

    Esta novela es de las pocas que me faltan por leer de McEwan, una de mis grandes debilidades. La reseña me incita a conseguirla de una vez por todas.

    Buena recomendación, Iñigo.

  2. Iñigo dice:

    No lo dudes… Para mí de lo mejor del autor.

  3. juanrio dice:

    Excelente novela que leí por recomendación de Íñigo y Derfel, si no me equivoco. La compré en la librería Gil de Santander y la leí casi de tirón. Me gusta como McEwan va haciendo crecer al personaje protagonista, como le va enfrentando con la vida, hay que tener en cuenta que es un joven inexperto en una situación que requiere algo mas de temple del que maneja. Me sumo a lo expuesto por Íñigo y recomiendo la lectura, no os arrepentiréis.

    1. Iñigo dice:

      Siempre es bueno dejarse guiar por los amigos… Contigo me pasa lo mismo… Siempre haces buenas recomendaciones.

  4. forestry dice:

    Gracias Iñigo por la reseña, parece interesante!!! No he leído nada de este autor, y hace poco estuve en Berlín…así que habrá que echarle un ojo.

    1. Iñigo dice:

      No lo dudes… es una buena lectura para aproximarse al autor. Gracias a tí por tu interés.

  5. Derfel dice:

    Gran reseña para una gran novela. Yo la leí este verano precisamente, no sé si fui yo el “recomendador” o el recomendado.

    Me sorprendió que, pese a tratarse de una novela antigua, el autor ya exhibía todos los recursos que le han consagrado: creación de personajes (muy bien descrita la evolución de “inocente” a todo lo contrario, a todo los niveles, como bien apunta Juanrio), avance pausado pero inexorable de la trama, golpes de efecto tremendos sin caer en lo folletinesco, dominio de la frase.

    Muy muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.