EL CONDE BELISARIO – Robert Graves

El conde BelisarioVictorioso y laureado general de los ejércitos del Imperio Romano de Oriente cuyas victorias se debieron más a su genio militar que a cualquier otro de los factores que suele decidir el resultado de una batalla, Belisario, se nos presenta como un hombre de una rectitud y de unos principios morales muy firmes y honrados que, en ocasiones, a lo largo de la novela, pueden rayar en la estupidez- o eso puede el lector pensar- pero que, en mi opinión, no hacen más que elevar la magnificiencia de este brillante personaje.

He dicho, sin pretenderlo, que El Conde Belisario es una novela. No sé si debo definirla como tal. Al igual que en Yo, Claudio utiliza, Robert Graves, a un narrador protagonista- Eugenio, esclavo de Antonina, esposa de Belisario- para relatar la historia de dicho personaje con una magnífica maestría valiéndose sólo de descripciones- pero qué descripciones- destacando los diálogos sólo por su escasa profusión.

Después de haber terminado su lectura pienso que R.G. no ha dirigido la novela histórica o el ensayo novelado al gran público sino que está dedicada a una comunidad lectora más selecta, con un amplio historial de lecturas tras de sí.

A través de 476 páginas en una edición de bolsillo de Edhasa llenas con una letra menuda y sin márgenes, Graves retrata los momentos más importantes de la vida de Belisario; éstos son, todos a excepción de aquellos que el criado no podía presenciar; transmitiendo al lector su simpatía por el personaje, haciendo que aquél sienta y padezca lo que éste sintió y padeció, como un buen amigo que lamenta todo lo que le sucede al otro, justficando con gran profusión de detalles los motivos que lo impulsaron ( a Belisario) a tomar tal o cual decisión; no vaya a darse el caso que el lector le juzgue erróneamente.

En realidad, es un libro sumamente recomendable cuyas páginas no son leídas sino devoradas y, a la vez, saboreadas y que crea esa simpatía entre el lector y el protagonista, que le hace sufrir e imprecar contra los enemigos del brillante general y desesperarse por su admirable sentido del honor (llegando el lector a preguntarse si no será él un individuo ruin que habría hecho todo lo contrario a Belisario).

Es uno de los pocos libros que me ha hecho llorar y sentir una “conexión” tan asombrosa con el personaje.

[tags]Conde Belisario, Robert Graves[/tags]

Compra el libro

 

     

44 comentarios en “EL CONDE BELISARIO – Robert Graves

  1. Julio dice:

    Excelente reseña Atilio!! si mal no recuerdo se trata de tu estreno así que felicidades que te ha quedado estupenda.

    Como alguna vez te lo comenté es un libro que lo tengo más en la mente que cualquier otro asi que varias preguntas: ¿abarca toda la vida de Belisario desde la infancia hasta su muerte? no me quedó muy claro tu punto de que está dirigido a un grupo más selecto ¿es entonces una lectura menos amena que Claudio? ¿las fuentes bibliográficas son más o menos extensas que ese clásico? en términos generales tu personalmente ¿lo pondrías por encima o por debajo de aquél? Finalmente ¿qué tanto describe las batallas o más bien se centra en los aspectos personales del personaje?

    Saludos

    Julio

  2. Julio dice:

    Por cierto hermosísimo el cuadro superior, si mal no recuerdo se trata de una pintura de David del famoso general ciego y mendigando por las calles de Bizancio…saludos

    Julio

  3. Poveda dice:

    Una novela extraordinaria del siempre magnífico Graves. La vívida descripción del momento histórico y Constantinopla, la juventud de Belisario, el asedio de Roma, y ese final tan triste… bufff, tremendo.

    Respecto a lo que comenta Atilio estoy muy de acuerdo; Graves siempre toma a sus lectores por gente inteligente y con conocimientos de base y no hace uso de didactismos ni intercala explicaciones. Por hacer un contraste con otro autor muy comentado por aquí, sería alguien con un estilo muy diferente al de McCullough, que en su narración (cuando no por boca de algún personaje) intercala continuas explicaciones sobre mecanismos legales y prácticamente todos los aspectos de la vida de la época; así las narraciones de Graves suelen ser más densas pero en cambio ganan en sensación de realidad, sus personajes se comportan y conversan de manera más creíble.

    En cuanto a lo que pregunta Julio, me imagino que las fuentes de la época que nos han llegado se restringen a Procopio y sus 7 u 8 libros de “Historia de las Guerras”, y también su “Historia Secreta”. Lecturas bastante recomendables, ambas cómo no en Gredos.

    La Historia de las Guerras (que creo que aún no han acabado de traducir) es una crónica de las campañas militares durante el reinado de Justiniano: las guerras contra los vándalos, los persas, los ostrogodos etc. En buena parte el protagonista es Belisario.

    Luego tienes la Historia Seccreta en donde Procopio se suelta la lengua y pone verde a toda la corte bizantina, sobretodo a Justiniano del que asegura es un demonio disfrazado de persona. A Belisario lo pone como un cornudo bastante estúpido. Bueno, digames que el hombre soltó todo el veneno que llevaba años acumulando a base de genuflexiones y sonrrisas forzadas; aún así te hechas unas risas con la golfilla Teodora.

    Saludos.

  4. cavilius dice:

    Vaya hombre: estoy oyendo hablar tanto de este libro, lo veo tan a menudo en las librerías, y encima lo recomiendas tan bien en tu reseña, que no voy a tener más remedio que pensar que Belisario era griego…

  5. pepe dice:

    Gracias por la estupenda reseña, Atilio, que no es la primera como apuntaba Julio. Hace ya mucho tiempo que leí el libro, y me gustó, pero no recuerdo si me hizo llorar (aunque yo también me emociono con facilidad). Estoy bastante de acuerdo contigo y con Poveda con eso de que Graves no escribe para el gran público. Por ese motivo alguna de sus novelas –La hija de Homero es un buen ejemplo-, se hace un poco difícil de leer.

    Saludos.

  6. cavilius dice:

    Es cierto eso que comentáis. Aunque también tiene textos “fáciles”, como “Dioses y héroes en la Antigüedad” “La guerra de Troya” o “El vellocino de oro“. He ahí la calidad de un escritor: saber escribir para diferentes públicos con la misma soltura y amenidad.

    Saludos

  7. Valeria dice:

    Gracias por la reseña, Atilio. Yo también dudo a veces al calificar este libro como una novela, porque no la recuerdo como tal. Sin embargo, la historia es conmovedora, en el sentido de que te transforma poco a poco en Eugenio, y acabas padeciendo por los infortunios de Belisario como su leal servidor, pero he de confesar que a mí esta novela se me hizo pesada hacia el final. En fin, seré del pequeño público pero… nadie es perfecto.

  8. Atilio. dice:

    Gracias a vosotros por estar aquí, en Hislibris.

    Julio: personalmente, en ningún momento me pareció aburrida. Me absorbió de tal manera que no pude dejar el libro hasta que lo hube leído.
    Las descripciones de las batallas son sensacionales; cierto es que las describe desde la pespectiva de quien ha estado observando y de quien ha preguntado después de la batalla a los combatientes. En este punto, Graves se extiende bastante. Daras, Décima Piedra Miliar, Roma, Italia…
    Pero hay otro campo de batalla más cruento, si cabe: la política. Y por él Graves nos conduce con absoluta maestría. Que si los verdes hacen ésto o que si los azules hacen aquello. Que si Teodora finge aquello pata luego hacer esto otro. Extraordinario.

    ¿Yo, Claudio o El Conde Belisario? No sabría que decirte. Ambos me parecen magníficos.

    ¿Alguien sabe si la biografía de Lord Mahon está traducida al castellano? ¿O, al menos, si está publicada en inglés?

    Un saludo,

  9. Germánico dice:

    ¡Felicidades, paisano! Esta novelita (o lo que sea) la tengo pendiente todavía. Yo tengo un problema con Graves. Sus novelas de Claudio me fascinan, pero otras que he leído (buf, las del sargento Lambs…) se me han hecho un tostón. Pero habrá que seguir…

    Esto… últimamente nos felicitamos mucho y discutimos poco. No sé si eso será bueno. ¿Será por la fecha en que estamos?

    Saludos.

  10. Atilio dice:

    ¿ Y qué me decís de su Rey Jesús?

  11. Poveda dice:

    Bueno, pero hay muchas cosas que comentar de este libro, ¿no?. El periodo es infinitamente meditable y uno siente alrededor de Belisario la gravitación de lo mítico.

    Fué el último general del imperio en ser aclamado con un Triunfo. Y eso si lo pensáis es algo tremendo: el último gran general romano. Para mí, que me gusta entrar en clasificaciones (y, ya metidos en el tema, discusiones bizantinas), es el fin del reinado de Justiniano el punto de inflexión que marca el ocaso de la antigüedad y el inicio de la alta edad media. Moralmente, debería serlo.

  12. Germánico dice:

    Poveda, en general estoy de acuerdo con tu comentario, pero yo lo atrasaría a Diocleciano. Al fin y al cabo, es él quien sienta las bases del Dominado. Justiniano se limita a actuar conforme a ellas. Bueno, y a reconqustar algo del antiguo Imperio

    Saludos.

  13. ARKANTOS dice:

    Lei el libro hace poco, y realmente es fabuloso. Creo que Belisario es un personaje que deberia estar a la altura de los grandes estrategas del mundo antiguo (o a lo sumo medio escalón abajo). Desgraciadamente tuvo poco “marketing” o le toco vivir en un momento decadente de lo que fue un glorioso imperio (periodo poco atractivo para difundir) , por eso es apenas conocido para el común de la gente. Alguien conoce alguna fuente historiografica sobre Belisario, que no sea Procopio, o algun libro biografico sobre el tema?

  14. Julio dice:

    Hola Arkantos en el foro lo comentábamos, creo recordar que alguien recomendaba la historia de Roma de Edward Gibbon…

  15. ARKANTOS dice:

    Gracias Julio

  16. Atilio. dice:

    Hay- lo menciona la Wikipedia- una biografía de Lord Mahon- Philip Stanhope. No he podido localizar ninguna traducción y tampoco el original en inglés.

    Resulta bastante llamativo comprobar que mientras el común de las personas conocen a grandes rasgos la historia del Imperio Romano de Occidente, ignoran todo cuanto se refiere al de Oriente.

  17. Javi_LR dice:

    Saludos, Atilio

    No estoy muy de acuerdo en que Robert Graves no escribiera para el gran público. Lo que pasa es que no le salia un tono más “bajo” que el mostrado en “Yo, Claudio” o esta de la que hablamos. Descontando, por supuesto, sus “dioses y héroes de la antigua Grecia” y el “opusculillo” dedicado a Troya. Él se cansaba de reconocer que escribía prosa para ganar dinero, de otra manera se hubiera dedicado a la poesía por entero.

    Discuto también la supuesta sencillez del “Vellocino de oro”, su lectura implica tener cierto bagaje cultural.

    Por cierto, Atilio, una cosilla que no me quedó muy clara en el momento de leer tu reseña: ¿a qué te refieres cuando dices no saber si definir esta obra como novela? Chico, me dejas en ascuas, ¿es por la escasa proliferación de diálogos, o por algo más?

  18. Atilio dice:

    Sí, al igual que Yo, Claudio es una “novela” que carece casi por completo de diálogos y éstos pasan por una persona que los transcribe y que no los plasma por entero. También digo esto por la imprensión que trasnmite al lector de que está leyendo unas memorias, contadas por un testigo de una historia harto atractiva

  19. Turriano dice:

    Hola. Es mi primer comentario acerca de un libro en este sitio. He encontrado esta página buscando información histórica acerca de lo que se cuenta en El conde Belisario, de Graves. Después de haber leido varios comentarios vuestros sobre este y otros libros tengo que reconocer que vuestro conocimiento acerca de la historia es muy amplio, asi que mi comentario sobre este libro es una opinión más, pero apoyada en menos conocimientos, por lo que pido disculpas d eantemano si os parece banal o simple.
    He leido 300 de las 450 páginas que tiene El Conde Belisario y creo que ya puedo sacar conclusiones del estilo, veracidad histórica y demás aspectos.
    A mi me parece un esayo novelado más que una novela histórica. Para aprender história es magnífico y creo que no hay mejor manera de conocer esa época que leyendo este libro, pero sin embargo a mi me da la impresión de que todo ocurre muy deprisa. Graves describe cada batalla de forma detallada, pero una y otra , o entre escaramuzas no parece pasar el tiempo. Me recuerda haciendo una comparación televisiva a aquella seria de Memoria Histórica donde en un sólo episodio de 45 minutos te contaban infinitos datos de fechas, reyes, validos, muertes, más reyes etc etc …
    Los novela claramente está enfocada para contar lo que pasó, pero no profundiza en la problemática de cada personaje a nivel personal. Cuenta, eso sí , las relaciones entre los protagonistas, pero no terminas de hacerte una idea clara de cómo pudieron ser. Por eso creo que se queda más en el ensayo novelado que en otra cosa.
    Pero, la verdad, se agradece infinitamente que Graves no llene páginas intrascendetes con prosa rebuscada para explicar un amanecer, del modo que hacen otros tantos y que por lo tanto aburran al más pintado.

    Gracias

    saludos

  20. richar dice:

    ¡Saludos Turriano y bienvenido al blog!

    Aún no habiendo “El conde Belisario” coincido contigo en el hecho de agradecer que las páginas no se “rellenen” con demasiadas descripciones, siempre que éstas no sean necesarias, por el mero hecho de hacer que los libros pesen más.

    Un saludo y esperamos verte a menudo por aquí.

    Richar.

  21. Atilio. dice:

    He de decir que, si bien, como afirmas, Turriano, Graves sólo pinta leves trazos de la personalidad de muchos personajes, como Teodora (no llega aprofundizar demasiado en ella), sí que relata los hechos más destacados que esas personas pudieron llevar a cabo y que afectaron directa o indirectamente a Belisario y, a través de estos hechos es como el lector puede imaginarse de la mejor manera a cada personaje. Y es en mi opinión una manera sencilla y elegante que sirve al escritor para ahorrarle muchas páginas al lector. Podría decir que Teodora era de este modo y describirla con adjetivos pero en mi opinión un adjetivo no evoca tanto como un hecho. Y leyendo qué hizo y cómo actuó puede el lector imaginarla y evocar su personalidad, de mejor manera que si se sirviera de un adjetivo.

    Creo que Graves no busca en “El Conde Belisario” hacer una elegía al personaje, sino que pretende que sea el lector quien reconozca en la persona de Belisario a la misma virtud. Y todas las descripciones de la persona del brillante general van encaminadas hacia el aspecto que acabo de citar.

    Felices Reyes.

  22. Turriano dice:

    Estoy de acuerdo contigo, Atilino, pero aparte de´”sólo” esbozar a los personajes, que no critico, si no que no es habitual, y además alabo, también ocurre lo mismo con la descripción de cada campaña militar, apenas hay descripción de qué ocurre entre ellas. Si no estás muy puesto en la época, que es una de las más desconocidas, te resulta inconexa la obra en algún momento. Supongo, y haciendo otra comparación, muchos critican lo mismo de la película Alatriste.

  23. Julio dice:

    Ahora también puedo decir que estupenda novela acompañada de una excelente reseña Atilio. La he leído en menos de una semana. No sé si mejor que Claudio (definitivamente no), pero muy por encima de otras tantas. Es impresionante la habilidad de Graves para novelar y entretenernos con los más mínimos incidentes, como sucede con la ballena Porfirio. Y ni qué decir del final. Para aquéllos amantes de las Termópilas, aquí tienen otro ejemplo de lo que pueden hacer 300 esparatanos, ahora en cota de malla.

    Saludos,

    Julio

  24. Martín dice:

    “El conde Belisario” es una gran novela, y el autor, como bien dijiste, nos hace sufrir junto a su protagonista. No logra que nos identifiquemos con él porque (a diferencia de “Yo, Claudio” y “Claudio, el dios”, en que el protagonista-narrador es un hombre con virtudes y defectos comunes y corrientes) Belisario es demasiado noble, demasiado valiente, casi demasiado perfecto. Lo apreciamos, pero no nos sentimos como él.

  25. Daniel - Ditirambo dice:

    Y aun menos como Eugenio o Justiniano

  26. Mandy Star dice:

    Hello a todos. Ami me parecio la mejor novela de Robert Graves, uno de mis escritores favoritos. La he leido muchas veces, es una historia tragica pero bellisima, llega hasta el alma, y para mi es muy especial esta historia. La recomiendo, el mundo estaba tan corrompido y se favorecian los del lado oscuro, igual que ahora. Es muy interesante,ver como este general se mantuvo en sus principios.

  27. montserrat dice:

    Lei el libro hace muchos muchos años (prestado y recomendado) no me defraudó. En los años que han transcurrido he querido recuperar una palabra del libro que jamas habia leido y que nunca he vuelto ha encontrar en ningún otro libro. Dicha palabra significa la emoción intensa, la cual nos procude una sensación de frio en el pecho, localizado en el extremo del externón.
    ¿Alguien puede ayudarme a recuperar dicha palabra?
    Gracias.
    Montserrat

  28. Marbenes dice:

    No sé qué palabra será ésa aunque estoy deseando que alguien te conteste porque me has picado la curiosidad. Pero… esos síntomas se pueden confundir fácilmente con una angina de pecho ;-)

  29. Koenig dice:

    Podría tratarse de “Paroxismo”.

    Según el DRAE: “Exaltación extrema de los afectos y pasiones.”

    Saludos.

  30. Ascanio dice:

    O de “Hacienda”.

  31. Derfel dice:

    O de “próximareseñadelascaniohorror”…

  32. Ascanio dice:

    Javi, deja a éste otra vez con el culo al aire, por fa.

  33. Derfel dice:

    Javi, mira a ver si le tapas el culo a la Ascanio, que se le ve en la foto esa que colgó, por fa.

  34. iñigo dice:

    Acabo de terminarla y tengo sensaciones enfrentadas.
    Me ha resultado de lectura sencilla, fácil de seguir e incluso en cierto momentos (sobre todo en las batallas) ágil… pero en general me ha dado la imresión de cierta monotonía en su redacción. Lo que cuenta es interesante, divulgativo, quizás hasta emocionante… pero el tono general me ha resultado monótono e incluso algo aburriodo en algún tramo.
    Por otro lado, la documentación de la novela, entiendo que es inmensa por la gran cantidad de detalles que destila… pero al mostrar a Belisario tan bueno, tan fiel, tan buen súbdito… creo que se pierde conciencia de realidad histórica y sobre todo si se enfrenta a alguien tan malo, ruín y traicionero como Justiniano, tal como los pinta R.G.
    Lo dicho, sensaciones encontradas que tendré que madurar con el paso de los días.

  35. Farsalia dice:

    Tomando la Historia secreta de Procopio de Cesarea como fuente fundamental para la novela, lo lógico era que belisario fuera tan bueno y Justiniano tan miserable…

  36. iñigo dice:

    Y esto en mi opinión lastra la novela… no se que opiniarás tu Farsalia.

  37. Farsalia dice:

    5, por supuesto. Porque es una buena novela, con buen estilo y buen pulso narrativo.

  38. Javi_LR dice:

    Sí. Además, el que lo presente como lo presenta no hace sino agigantar la poética de la novela, a mi juicio. A fin de cuentas, a Graves lo que le interesa en este caso es mostrar un prototipo(s) universal(es) y jugar literariamente con él(los).

  39. asiriaazul dice:

    Nada que decir respecto a que Graves emplease a Procopio casi como fuente única para trazar los caracteres de Justiniano y Belisario, dado que esta es la visión tradicional con la que han pasado a la historia y carecemos de fuentes escritas más fiables. Si coincido con Iñigo en que la novela me parece mucho menos trabajada que las dedicadas a Claudio por ejemplo, y para mi si que en ocasiones pierde algo de ritmo o al menos es la impresión que me dió. Con todo lleva la firma de Graves y se nota pues sigue siendo una buena novela, pero sin llegar a ser una obra maestra.

  40. Arturus dice:

    Buena novela, la acabo de leer y me ha gustado a pesar de cierto tono monocorde y algo plano. Caracteriza muy bien a los personajes, sobre todo a Belisario y a Justiniano, seguramente exagerando sus virtudes y defectos, pero al fin y al cabo es novela. Creo que se podría haber exprimido mejor la posición del narrador, Eugenio, ofreciendo mayor énfasis y emoción en el relato de los hechos.

  41. iñigo dice:

    Aún así, de recomendable lectura, Verdad?

  42. Arturus dice:

    Desde luego, Iñigo…

  43. Angel dice:

    Hola todos
    hace ya muchos años que tuve el placer de leerme el libro por lo que no puedo dejaros más que el comentario siguiente : recuerdo vagamente que disfrute bastante con su lectura. Lo que no han borrado tantos años es el recuerdo del personaje histórico y el impacto que me causó por su nobleza y lealtad. Tan es así que utilizo “condebelisario” como pseudonimo y / o nombre de usuario en repetidas ocasiones y probablemente sea uno de mis personajes históricos favoritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.