EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO – Eduardo Mendoza

EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO. Eduardo MendozaHacía mucho, mucho tiempo que no leía un libro tan rápido. Y cuando digo rápido, es tan rápido como lo he podido leer, ya que desde el comienzo del libro hasta la última página no hubo más pausa que apenas unos minutos para una visita rápida a la cocina. Es lo que tienen las noches de verano y vacaciones, que permiten este tipo de disponibilidades de tiempo.

Con esto, ya se harán ustedes una idea de mi opinión sobre el libro. Sin duda, es un libro entretenido, ligero y, en muchos casos, hasta muy divertido. Es una extraña novela histórica, en la que un noble romano va dando tumbos por el mundo en busca de una fuente cuyas aguas son maravillosas. Y probando aguas y aguas, aparte de revolverse el cuerpo, el bueno de Pomponio Flato, nuestro protagonista, llega a un pueblo de Palestina. En este pueblo han condenado a muerte a un carpintero llamado José por matar a un adinerado hombre. Pero el hijo de este carpintero, un niño de nombre Jesús, propone a Pomponio que le ayude a demostrar la inocencia de su padre. Este es el hilo conductor del libro y el centro de la historia, una pequeña y extraña “novela negra histórica”, contada de manera magistral, sin pararse en datos y cuestiones superfluas y manteniendo el interés de manera constante.

El hábil lector ya se habrá dado cuenta del tema del carpintero llamado José y de su hijo Jesús, que para más señas es hijo de una dama llamada María y nació en Belén. Pues gracias a este contexto en el que Eduardo Mendoza sitúa la historia del asesinato, los guiños, comentarios y alusiones a la Biblia y a la vida de Cristo son constantes y realmente bien traídos. De hecho, la alusión velada a la existencia de Cristo y de cómo llegó a ser el Mesías está incluida en el libro de modo sencillo y claro, bajo mi punto de vista, desde un enfoque muy acertado. En mi opinión, bien podría haber sido así realmente el hecho histórico, pero este es otro cantar. Este segundo hilo del libro es muy interesante, pues de un libro muy sencillo y ligero se extraen e insinúan cuestiones profundas y dignas de algún tratado filosófico.

Y puestos a hablar de religión y a dotar al libro de la “fe” suficiente para que haya algunos pequeños milagros y hechos insólitos, ¿por qué no meter algunos otros dioses de manera real en el libro? Así lo hace el autor, y sorprendentemente no chirría; por supuesto, siempre viendo el estilo del libro.

Finalmente, lo único que me queda es recomendar el libro sinceramente. Pasarán ustedes un buen rato que, como digo, no es más que un pequeño rato, pueden ustedes leerlo en una tarde. Ánimo, no se arrepentirán.

[tags]Pomponio Flato, Eduardo Mendoza[/tags]

ampliar

Compra el libro
Ayuda a mantener Hislibris comprando “El asombros viaje de Pomponio Flato” en La Casa del Libro.

33 Respuestas a “EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO – Eduardo Mendoza”

  1. Urogallo Dice:

    En realidad yo creo que es un cuento simpático que le salió demasiado largo…Una historia simpática, totalmente recomendable para los lectores de novelas sobre detectives en la antiguedad clásica, y escrita para ellos.

    El tema religioso, vamos a decirlo, viene de propina, y en ningún caso debería apartar nuestra atención del verdadero contenido de la historia: Una novela de detectives en la época clásica…Menos relamida que la mayoría de las que nos vienen del ambiente anglosajón.

  2. farsalia Dice:

    Un libro muy divertido, con muchos guiños, como ya se comenta. Aunque no es, ni de lejos, de lo mejorcito de Mendoza.

  3. Incitatus Dice:

    Un divertimento genial sin duda, aunque como dice Farsalia no de lo mejor de Mendoza.
    Consigue con este libro hacer un guiño/sátira sobre la novela histórica de los más divertido, más que recomendable. Yo tardé un poco más, dos días.
    buena reseña Curi

  4. Capitán Daniels Dice:

    Un libro divertido, aunque eso de relacionarlo con el Mesías es una opinión tuya. No hay pruebas al respecto. Más bien un cúmulo de casualidades en cuanto a los mismos nombres que se reflejan en la Biblia.
    Bueno, ya en serio, una lectura recomendable para sonreír.

  5. Uther Dice:

    Empecé a leer el libro bajo la influencia de las magnificas críticas que obtuvo, alguna de ellas de los foreros hislibreños. No me parece el libro redondo ni genial que pensé que podía ser, pero sí es un libro que no te hará arrepentirte del dinero gastado en él. Puesto que como dice Curistoria te hace pasar un rato agradable, que no es poco.

  6. cavilius Dice:

    Graciosilla sin más; esperaba bastante de esta novela, teniendo en cuenta los comentarios de la mayoría de los que la habían leído, y se me quedó en una lectura como mucho de sonrisas, pero ni mucho menos de risas.

    Haciendo memoria, creo que la única novela con la que me he reído a carcajadas ha sido el Wilt de Tom Sharpe. Pero me da miedo releerla: igual ya no me hace ni pizca de gracia y entonces estará claro que si una novela de humor no me hace reír, es porque el problema lo tengo yo, no la novela…

    Saludos.

  7. Urogallo Dice:

    Si uno no ha leído a Saylor y a Lindsay Davis no puede apreciar debidamente la excelente ironía y fino sentido del humor del libro.

    Sobra decir que si uno es un helenofilo, el libro le parecerá hasta ofensivo.

  8. querida enemiga Dice:

    Debe de ser fácil, ligero y divertido, puesto que en los últimos días veo a casi todo el mundo con él en el tren.

  9. Urogallo Dice:

    Pues si que se prolonga su exito editorial, cuando es un libro de hace casi un año.

  10. Jesús Hernández Dice:

    Aunque Mendoza no es santo de mi devoción, reconozco que este libro es genial, me pareció divertidísimo por su fina ironía, en ocasiones casi imperceptible.

  11. cavilius Dice:

    Me ofende una barbaridad, sí…

  12. Aretes Dice:

    Será por lo de la fina ironía.

  13. Akawi Dice:

    Yo lo encontré divertido, me gustó y de vez en cuando hace falta leer algo que te haga sonreir.

  14. lola2 Dice:

    Yo lo compré por los comentarios del foro y aunque si es gracioso me esperaba otra cosa la verdad.

  15. Toronaga Dice:

    Sin duda un gran divertimento, realmente era lo que esperaba, por lo que no me llevé ninguna sorpresa, me entretuvo.

  16. Soldadito Pepe Dice:

    Yo he sido ardiente lector de Mendoza toda la vida (me leí hasta la Isla Inaudita, figuraos) hasta que empezó a dar gato por liebre, a decir que la novela habia muerto y, bajo ese pretexto, colocarnos lo del arrivederci pollo y lo demás.

    Quiero decir que en mi opinión Mendoza ha perdido la chispa de novelista que lo hizo genial, o se ha cansado, o ya no se le ocurre nada, o lo que sea, y con muy pocos escrúpulos saca lo que saca para trincar algo, aprovechando que la crítica nunca se mete con él.

    ¿Os habeis fijado en que, por muchos bodrios que perpetre (y este no es de los peores, aunque sea flojo es divertido) nadie se mete nunca con él?. Parece que tiene bula. A eso lo,llamo yo vivir de las rentas. Sólo ue a mi juicio como lector esas rentas se le acabaron hace mucho tiempo.

    Resumiendo: Mendoza hoy, es superficial, vago y poco escrupuloso en sus libros desde la Ciudad de los Prodigios, que parece que lo agotó (como a Zafón lo agotó la Sombra del viento y no da más de sí). El Pomponio Flato, divertido y ligero, en efecto, olvidable a los cinco minutos de leer la última página. Indigno de un ex-escritor como Mendoza. Nos debía algo mejor, pero me temo que ese algo ya no llegará nunca. Su tiempo ha pasado. El Pomponio es la prueba.

  17. richar Dice:

    Saludos a todos,

    salgo brevemente de mi silencio para comentar que a mi también me ha gustado la novela. No está al nivel de “Sin noticias de Gurb” (para mi, el libro más gracioso jamás escrito) ni tampoco de la trilogía de “El misterio de la cripta embrujada”, “El laberinto de las aceitunas” y “La aventura del tocador de señoras”. Sin embargo, creo que la idea central de la novela está ingeniosa y tiene un par de puntos bastante cachondos.

    En fin, yo lo recomendaría para descansar el cerebro y echar unas risas. Sí.

    Saludos,
    Richar.

  18. jerufa Dice:

    ¿Este Richar…quien es?

  19. Koenig Dice:

    El hijo de la isa.

  20. Josep el benetusiano Dice:

    Debo reconocer que, por supuesto, no está a la altura de comedias previas, pero es entretenido y se lee en un solo turno. La Historia no tiene nada que ver con la historia: ahí está Nazaret con su (inexistente) Templo, el (inexistente) Gran Sanhedrín y hasta Anás en fechas pre-evangélicas; pero no creo que el autor tuviese ninguna intención historicista ni tampoco que nosotros lo esperásemos.
    Pomponio Flato es uno más de la saga de detectives “lumpen” de Mendoza, con la salvedad de que, por una vez, conocemos su nombre, y no está de más recrearse en literatura intrascendente de vez en cuando.

  21. richar Dice:

    Efectivamente es curioso el detalle de conocer su nombre, no lo había pensado antes. ¿A qué se deberá?

    Jerufa, no te pases que voy pal sur y te doy…

    Saludetes,
    Richar.

  22. Avempace Dice:

    “El asombroso viaje de Pomponio Flato” es una novela de Eduardo Mendoza con todos los ingredientes de este autor : ironía, sarcasmo, broma, diversión y las acostumbradas situaciones inverosímiles en las que Mendoza es especialista.

    Recuerdo con una sonrisa las situaciones extraordinarias de algunas de sus novelas como por ejemplo, en “Sin noticias de Gurb”, el extraterrestre que usando su facultad de tomar la figura externa que quiera, se transforma en Marta Sanchez y es recogido rápidamente en auto-stop por un catedrático de la Autónoma de Barcelona, o bien en el “Viaje de Horacio dos”, la nave espacial en la que han metido a todos los indeseables de la tierra y los han enviado al espacio sin rumbo ni destino.
    En la novela que ahora comentamos la situación extravagante consiste en poner a San José, padre de la Sagrada Familia, como presunto autor de un asesinato y a su hijo, el Niño Jesús, como detective en unión del protagonista Pomponio Flato.

    Y la verdad es que si quitamos el hecho de meter a estas figuras del Evangelio – junto con Zacarías y Santa Isabel y su hijo Juan Bautista – la novelita se queda en muy poca cosa, en una historia de poca gracia y con un derroche de aparente erudición del autor sobre las mitologías griegas y romanas, la historia de aquella época donde mezcla datos ciertos con otros inventados.
    Con su gracia correspondiente como cuando la madre de un tal Mateo le dice que su hijo se ha educado en Grecia. Y Pomponio cita a Sócrates y a su discípulo “Fabulón, el tracio” . “Sí ese fue su mentor” dice la señora. A lo que responde Pomponio : “No existe tal persona, señora; me lo acabo de inventar yo ahora”.

    La historia en sí es breve : José acusado de asesinar a Epulón. Jesús, hijo de José, para demostrar la inocencia de su padre pide la ayuda a Pomponio por ser extranjero y romano, pues sabe que la gente del pueblo no quiere hablar ni decir nada. Se descubre el fraude de que Epulón no habia muerto de verdad y se soluciona todo con un largo escrito que Epulón envía al sumo sacerdote, explicando su estratagema y confesando la inocencia de José.
    Vuelvo a repetir lo que se dice más arriba : la situación anómala de mezclar a las figuras del Evangelio, con los demás personajes de ficción da un punto de interés – y para algunos de rechazo – a esta novela que considero es peor que las anteriores que he leído de Mendoza .

  23. Marbenes Dice:

    Vaya, Avempace, me has j*dido el final, gracias majete. Menos mal que no se puede considerar como una novela de intriga como tal, si no más como una novelilla de entretenimiento y humor en la que lo de menos es el desenlace, pero ¡hombre, un poco más de cuidadito con los comentarios, jobar!

    En fin, yo pasaba por aquí para dar las gracias a Curistoria por su reseña y comentar que me la he empezado a leer hoy y de momento, si bien me está gustando, estoy de acuerdo con quienes han dicho que, al menos de momento, no está a la altura de otras novelas suyas dotadas de un humor característico suyo irónico y un poco absurdo pero con toques de genialidad que te provocan la carcajada cuando menos te lo esperas.

  24. jerufa Dice:

    Pues si, marbenes. Tienes razón.
    Tenemos que estar todos un poquitín más al loro para no irnos de más en los comentarios a los libros. La verdad es que me acaban de quitar las ganas de meterle mano.

  25. Avempace Dice:

    Marbenes, siento haberte “chafado” el final, aunque como tu dices es esta novelita cuenta más el humor que la intriga. Y a ti y a Jerufa os pido disculpas si no he atinado en el comentario. Acabo de descubrir este foro y no conozco bien sus reglas o costumbres.

  26. Curistoria Dice:

    Pues bienvenido Avempace, y no te preocupes, que estas cosas pasan. :)

    Saludos.

  27. Marbenes Dice:

    Tranqui, Avempace y disculpa mi tono que, ahora releyendo, noto tenso y brusco de más. Como dice Curistoria, estas cosas pasan en las mejores bitácoras. Bienvenido a estas páginas.

    Y sobre el libro, me reafirmo en lo dicho, entretenido, divertido a veces sin llegar a la carcajada, y en líneas generales más flojito que otros anteriores. No obstante, aunque los tenga mejores y quizá esperara más, me ha gustado, no creo que sea ni mucho menos una pérdida de tiempo y no me arrepiento de haberlo leído.

  28. jerufa Dice:

    Avempace, te perdono, te disculpo y te doy la más calurosa de las bienvenidas a este blog de locos históricos.
    Que disfrutes y ya sabes, arriba a la derecha tienes el listado de reseñas, ¡para que te vayas adentrando en hislibris!

  29. Avempace Dice:

    He mirado el listado, Jerufa, como me recomiendas y mira por donde he encontrado El Lector, cuya reseña has escrito tu. Dejo alí un comentario y no desvelo el final pero ¡ con que ganas comentaría contigo el complejo secreto de Hanna!

  30. Roberto Reis Dice:

    La verdad es que si uno no entiende mucho de Literatura el libro le podría parecer malo. Si uno aprecia el lenguaje y las técnicas literarias, sin duda, el libro las encontrará y quedará satisfecho. Me da la impresión de que hay comentaristas del libro que no han pillado ni un golpe. Me hace gracia el comentario del resumen de la historia del libro. Si los comentarios se reducen a eso, ningún libro valdría nada. EL QUIJOTE es la historia de un hombre que se vuelve loco por leer libros de caballería y todo lo demás es paja… En fin, lo que hay que leer…

  31. Ascanio Dice:

    Estoy leyendo este libro y voy más o menos por la mitad. Y hasta este punto, la reflexión más interesante que se me ocurre (ya sabéis que mi cerebro tampoco da mucho más de sí) es la siguiente:
    1º O Mendoza tiene una fijación bastante extraña por los culos, o
    2º no acabo de pillarle mucho la gracia a esta novela, la verdad.

    A medida que vaya leyendo ya os iré contando si mi impresión sobre su obsesión culera va en aumento o en descenso.

    Seguiremos informando.

  32. Urogallo Dice:

    Ya sabes, griegos, oriente…Costumbres degeneradas.

  33. cavilius Dice:

    Pues a ver quién adivina qué libro me han traído los reyes magos… Cachis en los pomponios.

Deja una Respuesta