DRÁCULA – Bram Stoker

DráculaLa dificultad de hacer una reseña –para mí, al menos-, radica en cómo empezarla de forma que llame la atención desde el primer momento, máxime cuando tras leer el título a más de uno o de una se le puede enarcar una ceja de extrañeza, sin poder evitar asociar el encabezado a las tan conocidas versiones cinematográficas del tenebroso personaje.

Por eso, reseñar Drácula en hislibris comporta no pocos riesgos sabedor de que nos hallamos ante un blog de “narrativa histórica” y, claro, puede argüirse que escribir sobre la obra de Bram Stoker es una temeridad por mi parte por el escaso acomodo en sus hilos. Sin embargo, trataré de incardinarlo, buscando los convenidos nexos para ello, sin extenderme en demasía.

La base para reforzar el personaje la encontró Stoker en el libro An Account of the Principalities of Wallachia and Moldavia (un informe sobre los principados de Valaquia y Moldavia) escrito en 1820 por William Wilkinson, cónsul británico en Bucarest y en cuya lectura le llamó inmediatamente la atención la palabra Drácula. El hijo del dragón. El diablo. Voivoda Drácula. Conde Drácula. El libro de Wilkinson es la única fuente de información demostrable consultada por Stoker al respecto del Drácula histórico, cuya tenue relación con el vampiro literario ha sido enormemente exagerada desde entonces. Pero existió realmente. Drácula y sus generaciones. Desde los tiempos en los que Ladislao, Rey de Hungría, se alió con el voivoda Drácula para guerrear contra los turcos, consiguiendo que Valaquia dejara de pagar tributos hasta el año 1444. Cabe destacar que esta alianza y las posteriores les salieron mal, puesto que acabaron –mediante tratado- pagando tributos a perpetuidad.

Hecha esta breve introducción histórica que espero ayude a “calmar” a los más reticentes, ora es de entrar a analizar la obra.

El argumento de la novela es el consabido y aquí no se engaña a nadie. Trata, ni más ni menos, de las maquinaciones del Conde para perpetuarse en el tiempo alimentándose con la sangre de sus víctimas.

Sin embargo, lo grandioso de la novela no radica en ese argumento hasta cierto punto “infantil” o “superficial”, si se me permiten estas expresiones. Es su forma de enfocar la narración, el trazado de las líneas maestras por las que discurre la acción, la conexión de los escenarios, la descripción de lugares y situaciones, la personalidad de los protagonistas, la brillantez de sus diálogos, los mensajes ocultos que subyacen entre líneas y la complicidad autor-personaje-lector lo que la convierte en una obra maestra que, por el divino arte de la letra, “secuestra” al lector que permanece enganchado al libro desde la primera nota del diario hasta el desenlace final. Uno se olvida rápido del cine y se embarca, con la misma facilidad con la que el Conde atrae a sus víctimas, a “chupar y deshuesar” página tras página para acabar borracho de puro gusto literario.

Las primeras sesenta páginas que describen con maestría inigualable el viaje –a través de las regiones de Transilvania- de Jonathan Harker al castillo del Conde es un verdadero canto a la técnica narrativa del suspense, en su más amplia acepción. El arribo de Drácula al puerto de Whitby a bordo de la goleta Deméter en medio de una tempestad, con el escalofriante aderezo de portar un hombre muerto atado al timón y el posterior desembarco de un perro enorme en medio de la noche no tiene parangón en la literatura de terror, pues atenaza y sobrecoge al compungido lector de forma irremisible. El episodio de Lucy –tan entrañable en su compostura- en el que se mezclan sentimientos encontrados a través de la lucha de sus admiradores para salvarle la vida está tan dulcemente escrito por Stoker que inundan de tristeza y angustian al lector porque adivina el destino de la bonita muchacha. Los episodios de brillantez mental y trastornos del pobre loco Renfield desorientan al doctor Seward porque percibe que algo sabe y algo oculta, indicios con los que el autor juega y transmite en clave de secreto a lo largo de las entrevistas que tuvo con él. La agonía de Mina Harker, que durante toda la novela acompaña al resto de personajes y se convierte en eje vertebral de gran parte de la trama y, finalmente, la entrada en escena del doctor Van Helsing, guía y luz de todos para salir del angustioso túnel en el que se hallan sin remedio, constituye un tesoro literario del que no deberíamos prescindir.

Los inquietantes capítulos están escritos y engarzados con considerable arte y astucia, con inconfundible poder literario. No cabe duda de que cualquier lector forjado se impresionará bastante pero, asimismo, disfrutará con el pasaje en que Harker ve al Conde “emerger por la ventana y empezar a descender reptando por el muro del castillo, cabeza abajo sobre aquel terrible abismo, con su capa ondulando a su alrededor como unas enormes alas”.

Es una novela fascinante y, al propio tiempo, desconocida a nivel argumental. Primero, por el público en general, que está educado en las andanzas del vampiro transilvano a través de la pequeña y gran pantalla y desconocida también a niveles más profundos por aquellos lectores que se limitan a contemplar Drácula como una simple novela de horror y aventuras, pasando por sus páginas con la misma ligereza con la que caminarían de puntillas por encima de una capa de hielo sin sospechar que, bajo sus pies, se extiende un lago abisal y pantanoso, repleto de secretos y monstruos.

En un alarde de auténtico modernismo para la época, Bram Stoker no sólo lleva a su último extremo la novela epistolar, sino que además dinamita por completo las estructuras narrativas clásicas, alternando diferentes tipos de medios y lenguajes, rompiendo la cronología, prescindiendo absolutamente de un narrador omnisciente que revele la auténtica naturaleza de los hechos, e incluso introduciendo un inusitado juego metalingüístico, ya que los protagonistas no sólo son autores de los documentos que conforman la novela, sino que la transcriben y la ordenan, permitiendo asistir al propio lector al proceso de construcción de la misma.

El ejemplar elegido contiene profusa información adicional. Así, una introducción de Oscar Palmer, un ameno prólogo que, curiosamente, se recomienda leer al final de la novela, un apéndice sobre la primera parte que escribió el autor y que luego desechó –muy interesante, por cierto-, otro con un final alternativo, entrevistas con el autor y bibliografía empleada para su redacción.

¿Defectos?…por más que los busco, no los encuentro.

A mí me ha encantado. ¿Se nota?

Características técnicas: Editorial Valdemar, Colección Gótica. 1ª edición de esta colección, mayo de 2005. Tapa dura. 17×25 cm. 681 pp, 30 € .

[tags]Drácula, Bram Stoker[/tags]

Compra el libro

     

387 comentarios en “DRÁCULA – Bram Stoker

  1. Jerufa dice:

    Y además, ya sabes «quelsabénokupalugá»!

  2. Vindex dice:

    Estimado Doctor Van Jerufing….mira este enlace :

    http://www.artbyladyligeia.com/foro/viewtopic.php?t=1264

  3. Arauxo dice:

    Este hilo se subtitula Conversaciones privadas entre Vindex y Jerufa sobre sus eyaculaciones mentales autoinfligidas.

    Está guay, sí.

  4. Jerufa dice:

    La verdad es que la página está bien y la publicación promete, peeero…no me has respondido a mi autopregunta, majo.
    Por cierto, ¿no habeis notado dos vampiros aleteando frenéticamente esta mañana?

  5. Vindex dice:

    Arauxo :

    ¡Bienvenido a nuestras eyaculaciones mentales autoinfligidas.
    ¡Entre con libertad y por su propia voluntad!

  6. Casio dice:

    Lo que me tiene conmocionado a mí es, en el enlace de Vindex, la firma del que presenta los dibujos: me gusta matar viejas.
    ¡Cielos!

  7. Arauxo dice:

    Qué sería la cultura sin Hislibris y los enlaces que patrocinamos…

  8. Ascanio dice:

    ¿Qué decíais que era este hilo? ¿Sirio? ¿Surio? ¿Sorio? ¡Ah, no! ¡Serio!

  9. Derfel, el blanco dice:

    Jerufilla: desde que te he desenmascarado, tus incógnitas no me merecen ningún respeto.

    Si no fuera por Vindex, creo que ya te habrían echado a los leones…

    Eres el Anarosaquintana de Hislibris, con eso está todo dicho.

    Abur

  10. Jerufa dice:

    ¡eh, eh!, sin fartálrespeto, oiga!

  11. Casio dice:

    El del hilo serio: retoma lo del Démeter (¡si lo estás deseando, pájaro!) y explicalo, que ya vale de intriga.

  12. Vindex dice:

    Vamos a ver, Van Jerufing:
    Todo tiene una explicación, y tú imaginate la situación : La llegada de una siniestra goleta a un puerto, en las misteriosas condiciones en que se produce y se encuentra un cuaderno de bitácora que cae en manos de un paparazzi de la época, pues hala!! a publicarse con todo lujo de detalles. Yo lo veo con cierta lógica.
    P.D:
    Jerufa : Como no se haga efectiva la invitación a comer que me prometiste por estar al quite, se van a terminar las eyaculaciones mentales autoinfligidas. Que lo sepas!

  13. jerufa dice:

    Sigamos intrigando con el episodio de la goleta.
    El artículo en cuestión (un recorte de Dailygraph que aparece pegado al diario de Mina Murray) aparece encabezado por la expresión De un corresponsal, lo que ya da pistas. Y finaliza con la siguiente frase: «Enviaré, a tiempo para su siguiente número, más detalles sobre el barco abandonado que tan milagrosamente encontró el camino hasta puerto en mitad del temporal».
    No estamos pues ante un profesional del periódico, sino ante un testigo de excepción.

  14. davide dice:

    ¿Quiéres decir que es el propio Dracula el que envía la Crónica?

  15. Jerufa dice:

    No, rotundamente.

  16. davide dice:

    ¿Bram Stoker?

  17. Derfel, el blanco dice:

    ¿James Joyce?

  18. Vindex dice:

    Yo lo sé, pero no quiero decirlo para no parecer pedante.

  19. Derfel, el blanco dice:

    Lo vas a parecer igual, así que…¡escúpelo!

  20. davide dice:

    ¿Hasta cuando se prolongará este sin vivir, eh Jerufa?

  21. jerufa dice:

    Es otro de los múltiples juegos que maneja Stoker en la novela. El autor involucra constantemente al leyente en las complicidades de los distintos personajes. Cada uno de ellos va elaborando -por separado al principio y de acuerdo, después- sus vivencias en sus respectivos diarios. Hasta el punto de que el avezado lector va sabiendo antes que los propios personajes que está pasando en cada sitio y cómo cada uno de ellos va descubriendo por separado lo que ya sabemos en su conjunto. Es el manido juego metalinguístico al que hace referencia la reseña.
    En este caso, Mina Murray, de visita en Whitby para atender a la salud de su amiga Lucy por unos dias, es testigo directa de la llegada de la goleta Demeter a puerto. Y como ella -de la lectura de la novela se deduce- siempre intentó emular a las damas periodistas y disfrutaba tanto con la redacción como la entrevista (es conveniente hacer saber que Mina fue, en cierto modo, la maestra de Lucy mientras ésta estaba internada), aprovechó la ocasión que le dieron esos momentos para escribir el artículo. Su fijación por el dialecto del lugar, sus observaciones y la vida marinera (habló mucho con los lugareños en lo alto del acantilado, junto al cementerio), le permitieron narrar en un bello pasaje descriptivo todo cuanto allí ocurrió la tarde-noche de la llegada de la susodicha goleta.
    De ahí que, como comento en el párrafo anterior, lo pegara a su propio diario, por si después podría hacer falta.
    ¡Y vaya que si hizo!

  22. jerufa dice:

    Transcribo, a mi manera, las opiniones de Oscar Palmer que ve en esta hipótesis una asunción indudablemente discutible, pero lo suficientemente provocativa y, sobre todo, verosímil.

    Que luego salen los listillos de turno dando caña.
    Adiodió.

  23. Derfel, el blanco dice:

    ¿Eso por quién va, Van Anarosing?

  24. Vindex dice:

    Pues mira por donde, mi interpretación es otra dejando fuera el metalinguismo al que tan aficionado nos has salido.
    En 1885 hubo un naufragio real en Whitby, de un barco que mira por donde se llamaba Dmitry.
    Parece ser que Stoker estuvo algún tiempo en Whitby para documentarse y conoció el naufragio de este barco que dio nombre al Demeter y además al tener tanta documentación de primera mano, pues aproecha para recrearse en la misma y contar con todo lujo de detalles la llegada de la goleta, construyendo uno de los pasajes más espeluznantes de la Literatura.

  25. Jerufa dice:

    ¿Estás de broma, Vindex?

  26. Jerufa dice:

    …si recordaras el fino metalingüismo de la novela, no escribirías eso.

  27. Derfel, el blanco dice:

    Vaya dos…

  28. Jerufa dice:

    Derfel, observa, calla y aprende.
    Adiodío.

  29. Derfel, el blanco dice:

    Te voy a poner yo un acertijo sobre Drácula -que no esté en el librito de Valdemar – y me apuesto 100€ a que no lo sacas.

    ¿Aceptas, gallito?

  30. Jerufa dice:

    Mi querido Derfel.
    Yo no entro en hislibris para picarme con los «compis» y mucho menos, para jugarme el dinero. De apuestas, -que no de acertijos- te podría poner la cara colorada. Apuestas, juegos y espectáculos para más señas.

    Si quieres me mandas ese acertijo y yo estaré encantado de investigarlo, pero de dinerito, vete olvidandote, majo.
    Adiodió.

  31. Vindex dice:

    A propósito de acertijos, ¿Qué le dice Drácula a su novia cuando se despiden?

  32. Derfel, el blanco dice:

    Bah…

  33. Vindex dice:

    Respuesta:
    ¡ Hasta el mes que viene!

  34. Derfel, el blanco dice:

    Pues pensaba donar el resultado de la apuesta a la ONG «Viudas y Huérfanos de Hislibris».

    En fin, tendré que ponerlo de mi propio bolsillo…

  35. Jerufa dice:

    Pero Derfel…si hubieras perdido la apuesta.
    Tú no puedes imaginarte lo «pesado y cabezón» que puedo llegar a ser. Y si no, pregúntale a Ascanio.
    Un abrazo conciliador.

  36. Ascanio dice:

    Amo a vé. Esto de pasar un día (ayer) sin internet hace que se me acumulen los comentarios ruaros.
    Unos no los entiendo (como no he leído el libro, lo del pasaje de la famosa goleta me pilla fuera de juego), y otros me dan la impresión de ser malentendidos.
    Querido Derfeliano: Jerufoide siempre ha dejado claro que sus comentarios y aclaraciones proceden de los libros (entre otras cosas, porque las ediciones que suele elegir van abundatemente acompañadas de apéndices). Te remito al comentario del 13 de noviembre a las 10:51 de esta reseña, o al comentario del 29 de mayo a la 1:52 en la reseña de «La novela de Genji». Así que en ningún momento ha ocultado nada ni ha intentado dárselas de lo que no es.
    También te aseguro que sobre Apuestas, juegos y espectáculos sabe un rato largo, y no porque sea aficionado a ellos, que no lo es en absoluto (como mucho se dedica a endiñarle a las pelotas de golf).
    Y sobre lo de pesado y cabezón no hay nada que yo pueda añadir que él no haya dicho ya.
    Así que, dicho lo dicho, que prosiga el asunto.

  37. Derfel, el blanco dice:

    Queridos Ascaliano y Jerufiliano: en ningún caso ha habido malentendido, al menos por mi parte.

    Obviamente, el reseñante de algún sitio tenía que extraer la información. Me ha hecho gracia encontrar la fuente, y he tratado de chincharle un poco, aunque sin mala intención.

    Además, valoro muy positivamente todo el juego creado alrededor de los acertijos, puesto que enriquecen la lectura y animan a la gente a participar y acercarse al libro en cuestión.

    Vamos, que lo de la apuesta no iba en serio y lo del plagio tampoco. Quizás me he recreado en el placer de pinchar al personal, y pido disculpas por ello. En mi descargo, manifestar que, por mi parte, si se meten conmigo no me suelo enfadar nunca.

    Así que nada de abrazos conciliatorios: abrazos a secas, y punto.

    (PD: Jerufa, eres un rajao…)

  38. jerufa dice:

    Pues ten cuidado con Vindex, que llevo tiempo atándolo en corto.
    Y en cuanto al acertijo, dispara.
    Pero que sepas que todo lleva correspondencia.
    Adiodió.

  39. davide dice:

    Pues que sepáis que con tanto acertijo y tanta historia al final he acabado comprando l libro para llerlo este fin de semana. Y ya os advierto: como no me guste el que se va a cabrear voy a ser yo. Y vosotros diréis: Pues mira tú que miedo.

  40. Epaminondas dice:

    …ah, la famosa retranca.

    salud!

  41. Ascanio dice:

    ¿Que no te sueles enfadar nunca, Derfelengendro?
    Espera, espera, que voy a averiguar cómo se ponen aquí emoticones, y ya veremos…
    Y pon el acertijo ese de una vez. A ver si al final ni acertijo ni ná.

  42. Derfel dice:

    Jajaja, Ascanio…eres majísima.

  43. Ascanio dice:

    Sí, ya lo sabía.

  44. Ascanio dice:

    ¿Y el acertijo?

  45. jerufa dice:

    ¿Con qué edición te has hecho, Davide?

  46. davide dice:

    La de bolsillo de Mondadori. Iba buscando la de cátedra, pero no la tenían.

  47. Derfel, el blanco dice:

    A ver, Jerufante: como diría Holmes, «¡Comienza el juego, Watson!». Una facilita para empezar:

    Capítulo XVI, 29 de septiembre, por la noche:
    «»Mas Arthur no titubeó. Parecía una representación de Thor, mientras su brazo firme subía y bajaba, hundiendo cada vez más la misericordiosa estaca, y la sangre del corazón fluía y chorreaba a su alrededor».

    La cuestión es la siguiente: ¿es ésta la forma ortodoxa de acabar con un vampiro? De no serlo, ¿qué consecuencias funestas puede tener?

    Tienes 1 hora para contestar…

  48. Jerufa dice:

    1º.- Si, es la forma ortodoxa.
    2º.- Claro que hay funestas consecuencias, si no se le ejecuta de esa manera continuará siendo un nosferatus para más señas y lo que eso significa, o sea, llevar a cuestas la maldición de la inmortalidad. De esa forma, multiplicarían los males del mundo, convirtiendo a víctimas en no-muertos y éstos haciendo a su vez, más no-muertos. Si se les matan de forma correcta, todos sus males cesan, los efectos perniciosos de las victimas que no han llegado a ser no-muertos se curan y el alma de los no-muertos se recuperan y vuelven a ser libres.

  49. Jerufa dice:

    1.- Era facilongo.
    2.- Lo he respondido en tiempo y forma.
    3.- Te has ahorrado 100 €.

    Adiodió.

  50. Jerufa dice:

    Y ahora, prepárate!

  51. Ascanio dice:

    Es decir, que las consecuencias funestas es que se queda como está. ¿Y eso son consecuencias funestas? Yo más bien diría «ausencia de consecuencias».
    Es decir, ¿te estás refiriendo a consecuencias para el vampiro o para el eliminador del vampiro?
    Resumiendo, explícate que no me entero.

  52. Jerufa dice:

    Evidentemente, me refiero a consecuencias para el vampiro. Si se le mata mal -vaya con el cachondeito de la novela de marras-, el vampiro o no-muerto seguirá levantandose por la noche y cometiendo sus tropelías, con las funestas consecuencias de que cada vez podría haber más, porque además, nunca moriría.
    Las consecuencias para el que ejecuta, son claras. Si no lo hace bien, es decir, si no clava su estaca con la mano izquierda y sujeta el martillo con la derecha (yo es que lo haría así, porque soy diestro) y la clava en «tórcentro del cosasón», el bicho no se muere. Se retorcerá, pondrá cara de mala leche y se levantará con una fuerza y una violencia inusitada. Lo único que le queda al pésimo ejecutor es poner pies en polvorosa y rezar, mucho rezar.
    Adiodió

  53. Arauxo dice:

    Querido Jerufa:

    Secundando la tan estimulante estregia socrático-derfeliana de hurgar con algún apéndice digital en uno de los globos oculares del interlocutor que tan suculentos frutos prodiga, quiero comentar el palabro que he leído más arriba y que ha suscitado en las entrañas de mis circunvoluciones y en las paredes de mis anfractuosidades el pasmo más pasmoso que pasmar pudiere: leyente. Y sólo puedo expresar, después de mi estupor que…

    ¡Dios, qué gran vasallo fuese
    si tuviese un gran señor!
    ¡Y qué hermoso término, ese,
    si no causase rubor!

    ¿Leyente dices, jomío,
    Jerufa de mis intrigas?
    ¿Qué clase de desvarío
    hace que leyente digas?

    Pero… ¿No ves que leyente,
    más que al vicio de leer,
    recuerda a algún detergente
    o a algún manjar que comer?

    ¡Que no hay leyentes, pardiez!
    ¡Son lectores los que leen!
    ¡A ver si escribimos bien
    de una puñetera vez!

    ¡A los vampiros se ahuyenta
    con sólo una ristra de ajos!
    ¡Que no los vence el que inventa
    Palabros y palabrajos!

  54. Jerufa dice:

    ¡Que grande eres Arauxo de mis entretelas!.

    Pero lo siento, leyente existe.

  55. Arauxo dice:

    ¿En qué diccionario, felón?

  56. Ascanio dice:

    En el mismo en el que viene incultivado.

  57. Epaminondas dice:

    En el de la Real Academia Española no.

    http://buscon.rae.es/draeI/

    No es por meter cizaña…

  58. cavilius dice:

    Oye, familia, ¿y qué pasa con leedor? Porque

    lectores y leedores
    son lo mismito, muchachos;
    ¿o no son dos bebedores
    lo mismo que dos borrachos?

  59. davide dice:

    Bueno, ya está bien de destripar la novela. ¿Con que a los vampiros se los mata con estacas en el corazón?. Vaya por Díos, así no hay manera de leer un libro con un mínimo de intriga.

  60. Ascanio dice:

    Es verdad, a mí se me han quitado las ganas totalmente.
    Y ahora diréis que también le gustaba la sangre…

  61. Arauxo dice:

    Pero vamos a ver, Cavi:

    ¿Cómo dices que leedor
    es lo mismo que lector?
    ¿Es que acaso un veedor
    lo mismo es que un vector?

  62. Jerufa dice:

    Busca aqui, Arauxo. Es que el internés va que vuela…

    http://www.wordreference.com/sinonimos/lector

  63. Epaminondas dice:

    «Lector in fabula»

    ¿es de Eco, no?

  64. Epaminondas dice:

    Yo lo siento mucho, pero lo de «leyente» no viene en el diccionario de la RAI, y solo por oído no parece correcto. Quizá alguno de nuestros compañeros de allendelos mares podría aclararnos si en su país se utiliza este palabro.

  65. Vindex dice:

    Jerufa, hablanos de la niñez de Drácula.
    ¿Tuvo una infancia féliz? ¿Fue desgraciado? ¿Le quedan traumas de esta época? ¿Cómo fue su primera vez? ¿Tenía hermanitos? ¿Y…hermanitas?
    Sigue ilustrándonos que creo que en esta linea Arauxo te hará una oda.
    Para inspirarlo, arranco:
    Jerufa, Luz Divina,
    del Elíseo dulce lar,
    inflamados alleguemos
    Maestro, a tu celeste altar.
    Une otra vez tu hechízo
    a quienes separó el rigor.
    Fraterniza el orbe entero
    de tus alas al calor.

    Bye

  66. arwen dice:

    ¿ Y la ristra de ajos? ¿ ya no se lleva?

  67. Ascanio dice:

    Evidentemente, éste es un hilo SERIO.

  68. Jerufa dice:

    Eso es para asustar, arwen, no para matar. Que siempre ha habido clases.

  69. Jerufa dice:

    ¡ALBRICIAS!, ¡VIVA LA LITERATURA!
    Acabamos de entrar en el Top Five!!!!!!

  70. cavilius dice:

    Lo que hacen algunos con tal de entrar en el Top 5 de hilos más comentados…

  71. Jerufa dice:

    ¡Y en menos de un mes!

  72. Vindex dice:

    Otro acertijo, para celebrar la entronización del excelso Jerufa
    Se abre el telón y se ve a Drácula cepillándose a la alegre Lucy.
    Se cierra el telón.
    ¿Cómo se llama la película?
    Facilito,facilito,,,seguro que en menos de 10 minutos hay respuesta

  73. Jerufa dice:

    No caigo.

    Por cierto, ¿alguien sabe donde está Derfel?

  74. Vindex dice:

    Pues es facilito.
    La película es :
    Drácula, de Cópula.

  75. Derfel, el blanco dice:

    Bueno, Jerufante: pese a comenzar con una facilita, has perdido la apuesta.

    Pues no, no es una forma ortodoxa de acabar con un vampiro: lo correcto es hacerlo de un ÚNICO GOLPE con la estaca, pues de reiterar el golpeo ello podría devolverle a la vida. Bram Stoker se aparta, pues, en esta escena de las reglas clásicas.

    ¿Mi número de cuenta? Ahora, ahora te mando un privado…

  76. Jerufa dice:

    Eso no te lo crees ni tú. Es más, si continuas leyendo el párrafo que me pusiste, verás como Lucy -que no Drácula, ojo-, fallece pero recupera su alma y su extraordinario aspecto. Vuelves a perder, Derfel.

  77. Jerufa dice:

    …es que el detalle de Thor te ha delatado, macho.

  78. Jerufa dice:

    …y no me vengas ahora que antes los vampiros se mataban de un estacazo. ¿o es que no te das cuenta de que con el tiempo desarrollan anticuerpos, majo?

  79. Derfel, el blanco dice:

    Pues va a ser que no.

    La fuente que cito es, ni más ni menos, que Montague Summers. Eres libre de creértelo o no.

    Por cierto, en la mesa y en el juego se conoce al caballero…

  80. Arauxo dice:

    Así, desde luego, esta reseña habrá superado a Puertas de Fuego mañana por la tarde. Se nota que es un hilo SERIO.

  81. Vindex dice:

    Que le vas a contar a Jerufa de Summers si el Malleus Maleficarum es su libro de cabecera.

  82. Derfel, el blanco dice:

    Joer, pues sí que debe dormir bien…

  83. Ascanio dice:

    Oye, Jerufa, poniendo un comentario tuyo detrás de otro también llega cualquiera al Top fai…

  84. Ascanio dice:

    …a base de comentarios de dos líneas como mucho…

  85. Ascanio dice:

    …y cada dos minutos…ya mismo superas, no a Rubicón, sino a los gurusangurrupen ésos del German…

  86. Epaminondas dice:

    ya que el tema estaba poético, quiero poner mi granito de arena ripioso sobre el controvertido vampirismo.

    De antiguo moran entre nosotros
    seres que se nutren de la vida,
    sumiendo en negro sueño y horroroso
    haciendo el devenir de cada día.

    Alcanzan a su presa cual venablo,
    dejando una carcasa de piel seca,
    si aun os preguntáis de quien os hablo
    sabed que a quien yo mento es a la hacienda.

    saludos

  87. jerufa dice:

    Hola Derfel, por aqui estoy otra vez.
    Hablas de que Stoker se aparta de las reglas clásicas. ¿Y cuáles son esas reglas clásicas?, ¿las que establece Montague Summers?. Pero si es contemporáneo de él.
    En cualquier caso, podrían hablarse de múltiples formas de acabar para siempre con un vampiro. Según las supersticiones transilvanas, en casos muy obstinados, puede llegar a cortarse la cabeza y volver a dejarla en el ataud con la boca llena de ajo, o extraer el corazón y quemarlo, dispersando las cenizas sobre la tumba.
    En fin, las versiones son las versiones y como tales hay que aceptarlas, sobre todo, si se basan en supersticiones, creencias y costumbres.
    Y, por supuesto que hay más escrito sobre vampiros. Muchas escrituras en las que Stoker halló la inspiración necesaria para escribir una novela en la que creando un personaje fabuloso, , dejara a la altura del betún a las numerosas obras de temática vampírica que tan populares habian demostrado ser durante todo el siglo XIX, desde la publicación del El vampiro, de Polidori, en 1819. Y a fé que lo consiguió, pues no fue tanto fruto de la casualidad como del tiempo y el esfuerzo invertido en darle forma, siete años ni más ni menos.

  88. jerufa dice:

    ¡Que desastre de último párrafo! han desaparecido 4 palabras por lo menos.

    Vindex escribió:

    Que le vas a contar a Jerufa de Summers si el Malleus Maleficarum es su libro de cabecera.

    Voy a hacer una reseña sobre la caza de brujas, aunque no sé si Richar me va a dejar. A mí me da que no.
    Adiodió.

  89. Derfel, el blanco dice:

    Bueno, lo dejaremos en tablas pues…

  90. Epaminondas - Aquiles dice:

    Ya estas entre los famosos cinco!

  91. Rodrigo dice:

    Tiempo ha que leí «Frankenstein» y «El fantasma de la ópera», y de tales bodrios salí escamado del género ¿gótico? ¿De terror? ¿De espanto? Como sea, ni aun el gozo de ver la película de Coppola -sí, lo admito, gozo, a pesar de la intromisión de Keanu ‘cara de palo’ Reaves- bastó a animarme a leer la novela de Stoker. Parece que mi disposición cambiará, después de leer la reseña y algunos de los comentarios aquí publicados. No creo que vaya a parecerme una de las mejores novelas escritas, no al nivel de «Hermanos Karamazov» (digan lo que digan los puristas de la forma, es maravillosa), «Guerra y paz» o «El Siglo de las Luces» (un sabroso Carpentier). Con que me parezca la mitad de buena que a sus entusiastas, me será suficiente.

  92. jerufa dice:

    Bueno, Rodrigo…ya sabes, sobre gustos no hay nada escrito.
    En cualquier caso, si algún día te animas, ojalá resulte de tu agrado y nos conmentas. Y si no te gusta, también.
    Aqui serás siempre muy bienvenido.

  93. Epaminondas dice:

    Rodrigo, literariamente Drácula es una obra notable. Incluso dentro del prolífico y magnífico siglo XIX destaca, te la recomiendo encarecidamente.

    saludos

  94. Rodrigo dice:

    Sugerencia registrada y aceptada.

  95. Vindex dice:

    Realmente, sólo posees lo que puedes salvar de un naufragio.
    Proverbio budista.
    ( Se lo dijo Buda a un maestro que iba 5º en la clasificación para alcanzar el Nirvana y fue superado por un fascineroso)

  96. Vindex dice:

    Recuerde la reseña dormida,
    avive el foro e despierte
    contemplando
    cómo se passa el 5º puesto,
    cómo se viene etrusco y la birra
    tan callando;
    cuán presto se va el plazer,
    cómo, después de acordado,
    da dolor;
    cómo, a nuestro parescer,
    cualquiere tiempo passado
    fue mejor.

    II

    Pues si vemos lo presente
    cómo en un punto s’es ido
    e acabado,
    si juzgamos sabiamente,
    daremos lo non venido
    por passado.
    Non se engañe Jerufa, no,
    pensando que ha de durar el 5º
    lo que espera
    más que duró lo que vio,
    pues que todo ha de passar
    por tal manera.

  97. Arauxo dice:

    Je je (copirai del gran Corcontas).

  98. cavilius dice:

    Pues Jorge Manrique tiene una igualita, sólo que en vez de quintos creo que habla de medianas.

  99. Arauxo dice:

    Desde luego… Como para fiarse de los clásicos, que te copian un poema tuyo y se quedan tan panchos.

  100. Vindex dice:

    ¡Que coincidencia tan asombrosa!

  101. Epaminondas dice:

    Jerufa, yo te sigo haciendo puntos…

  102. jerufa dice:

    Mi no entender, Epa.
    Por cierto, tengo un acertijo pendiente para Derfel.

  103. jerufa dice:

    Y Davide prometió leerse el libro el fin de semana pasado y ná de ná. ¡Será fantasma el tio!

  104. Derfel, el blanco dice:

    Venga, venga, dispara…que a falta de tu hermana, necesito meterle caña a alguien…

  105. Epaminondas dice:

    Vamos, que has desaparecido de los «superfive» y te pego un empujoncito…que todo hay que explicarlo, joé!

  106. Jerufa dice:

    Me acabo de enterar por ahí de que un hislibreño de pro -de vacaciones por supuesto- se ha fumado el libro en dos días.
    Derfel, no me olvido de tí.

  107. Vindex dice:

    Este libro no es para leerlo en dos dias, sino en dos noches.

  108. jerufa dice:

    Muy agudo, Vindex. Y si es con tormentas, mejor.

  109. jerufa dice:

    Bueno, voy al acertijo de marras.
    Evidentemente, para los que tienen la novela y, en especial, para Derfel.

    Mina Murray escribe en su diario todo cuanto le va sucediendo. En Whitby, asiste la tarde-noche del 6 de agosto a la llegada de la goleta. Y ese día, recoge en su diario las impresiones del guardacostas.

    Alzó los brazos devotamente y se quitó la gorra. Su boca se movió como si estuviera rezando. Transcurridos un par de minutos en silencio, se levantó, me estrechó la nmano, me bendijo y se despidió y se marchó cojeando. Todo esto me emocionó y me alteró sobremanera. Me alegré de que llegara el guardacostas con su catalejo bajo el brazo. Se detuvo para hablar conmigo, como hace siempre, pero sin dejar de observar ni un solo instante na nave desconocida.
    – No consigo identificarla -dijo-. A juzgar porm su aspecto, es rusa; pero se balancea de un modo extrañísimo. Esa gente no sabe lo que se hace; parecen haber visto que se acerca la tormenta, pero no consiguen decidir si dirigirse al norte, a mar abierto, o refugiarse aquí. ¡Mire, otra vez! Qué manera tan extraña de gobernarse, como si no importara la mano que haya en el timón; cambia de rumbo con cada soplo de viento. Mañana a estas horas habremos oído hablar de ella.

    Mina fue testigo esa noche de la llegada de la Deméter, sin embargo, al día siguiente no escribe nada en su diario. Teniendo en cuenta que durante su estancia en Whitby, el pueblito de pescadores, este fue el acontecimiento mayor y más llamativo, llama mucho la atención esta laguna en el diario de Mina, que reanuda las notas el dia 8 de agosto, hablando de Lucy y contando de pasada lo que ocurrió la mañana del día después a la llegada de la goleta.

    Derfel, tienes tres horas. El triple de lo que tú me diste.
    Adiodió.

  110. jerufa dice:

    ¡Vaya, se escaparon al final las cursivas!

  111. jerufa dice:

    Repito:

    Mina fue testigo esa noche de la llegada de la Deméter, sin embargo, al día siguiente no escribe nada en su diario. Teniendo en cuenta que durante su estancia en Whitby, el pueblito de pescadores, este fue el acontecimiento mayor y más llamativo, llama mucho la atención esta laguna en el diario de Mina, que reanuda las notas el dia 8 de agosto, hablando de Lucy y contando de pasada lo que ocurrió la mañana del día después a la llegada de la goleta.
    ¿Porqué?

  112. richar dice:

    Saludos,

    como comentaba jerufa un poco más arriba, aquí el menda lerenda se ha ventilado la novela en un par de días (que no en dos noches, una lástima) durante mis vacaciones.

    Mi opinión sincera… no me ha matado. Está bien pero me sobran 100 o 200 páginas (sí, no exagero). La primera parte me parece muy buena, pero el resto me resultó algo plano, cero espeluznante, poco enganchante y muy repetitivo.

    Quizás tenía demasiadas expectativas, y dentro de un tiempo, con el recuerdo más reposado, guarde mejor sensación del libro (me pasa a veces), pero en estos momentos le daría un 3 de 5.

    En cualquier caso, me alegro de haberlo leído.

    Un saludo,
    Richar.

  113. davide dice:

    Pues yo, escuchando al gran gurú, me alegro de no haberla empezado todavía y estar con otros títulos mucho más sugererentes.
    Fdo. El fantasmillaaaaa.

  114. Jerufa dice:

    ¡Jó, Davide!, nosotros que esperábamos con ansiedad tu entrada en este hilo metiendo bulla.

  115. davide dice:

    Lamento haberte decepcionado Jerufa, pero no te preocupes que para montar bulla (dicho en el sentido cariñoso del término) en este hilo sobran candidatos.

  116. richar dice:

    Saludos,

    Davide, yo que tú no me fiaría demasiado de mi gusto, ya que tampoco me hizo tilín Sinhué el egipcio y sin embargo me encanta Peter Berling… ya ves, a la contra del resto, arg!!

    Saludos,
    Richar.

  117. Jerufa dice:

    Desde luego…davide, fiarte del gran gurú
    Eso es lo que pasa cuando se habla demasiado bien de un libro, que uno se hace unas expectativas desmesuradas.
    Eso te vendrá bien, Davide, así te lo tomas con más calma.
    Adiodió.

  118. Jerufa dice:

    Por cierto, ¿y mi acertijo?, ¿para qué me parto la crisma?
    Derfeeeel…¿donde te metes?

  119. Ascanio dice:

    Tú sigue rellenando tu reseña de comentarios tuyos de dos líneas y por parejas, pedazo de tramposo, que así cualquiera alcanza a los cacagruppen…

  120. Derfel, el blanco dice:

    MUY LIADO STOP NO ME OLVIDO DE TI JERUFA STOP SALUDOS STOP DERFEL

  121. Derfel, el blanco dice:

    Jerufa: la respuesta es porque se pasó el día anterior redactando el recorte periodístico, ¿no?

  122. Urogallo dice:

    ATENCIÓN. STOP. HILO TRAMPA. STOP. SOLO BUSCA AUMENTAR RECUENTO. STOP. SALUDOS. STOP.

  123. Jerufa dice:

    Pues si. Pleno.
    Aunque has tardado más de tres horas, tiempo más que suficiente para investigar en las fu-en-tes.

  124. Derfel, el blanco dice:

    No, si hasta ahora no he tenido tiempo: en realidad, lo acerté en escasamente 2 minutos y 14 segundos…jeje

  125. Jerufa dice:

    No Derfel, ahora en serio. Lo bueno que tienen este tipo de ediciones es que la información adicional es profusa. La novela en cuestión tiene además, múltitud de referencias bíblicas que si no te las ponen por delante y te las explican, las pasas al leer y no te das cuenta de esos detalles.
    Indudablemente, el trabajo de investigación que se realiza en torno a la novela y que sirve de adorno al entramado, enriquece muy mucho los ratos de lectura, de copa y de puro.
    Adiodió.

  126. Derfel, el blanco dice:

    Efectivamente, las ediciones bien comentadas enriquecen la lectura, aunque en ocasiones también la pueden entorpecer…

  127. Jerufa dice:

    Mira, yo conozco ambos casos.
    En Drácula, para mi gusto, a través de la edición de Valdemar he descubierto cosas que, de otra forma, me hubieran pasado desapercibidas, seguro. Pero son tan oportunas, que se agradecen mucho, porque no sólo lees, también aprendes y sin menoscabo del ritmo en la narración en la mayoría de los casos.
    Sin embargo, en la Novela de Genji tropecé con las dos ediciones que la han publicado y las tuve en la mano y puedo garantizarte que la edición de Atalanta, pese a estar mejor editada y profusamente ilustrada, me resultó muchísimo más incómoda de acometer que la de Destino, que fué con la que al final me quedé.
    Leer tanto y remitirte a cada momento a los bajos de la página, al final, agota al más pintado y mira que yo me considero duro a la hora de encarar una novela. Pero es así. Si no me hubiera hecho de la edición de Destino, puedo garantizarte que jamás habría leído Genji de Atalanta.

  128. Jerufa dice:

    Claro, que la información de más, si es de calidad, también la tienes que pagar y eso se nota en el bolsillo a la larga.
    Pero yo no me arrepiento.

  129. Derfel dice:

    Sí, es cierto: también ocurre que, pese a haberte entorpecido la lectura, una edición profusamente anotada te sirve posteriormente para encontrar información. En ese caso lo agradeces.

  130. Vindex dice:

    Que diálogo tan maduro!

  131. Derfel, el blanco dice:

    Anda, si ha aparecido Zape…

  132. Vindex dice:

    Este comentario ya está más en consonancia con lo que me tienes acostumbrado, Don Pantuflo

  133. Derfel dice:

    Vindex, te has ganado un vale por un pedal de bici, por salao…

  134. jerufa dice:

    ¡Vaya parejita!
    Yo quiero otro acertijo.

  135. Jerufa dice:

    ¿Que pasa con mi acertijo?

  136. Aretes dice:

    Bueeeeeeno ¿qué sube a una montaña con dos patas y baja con tres?

  137. Germánico dice:

    ¿Un mirón?

  138. Casio dice:

    Ju, ju…
    (Es bueno, hay que reconocerlo).

  139. Jerufa dice:

    ¿Eso es de la novela?…anda yaaaaaaaaa…..

  140. Vindex dice:

    invitación …

  141. Jerufa dice:

    Vindex, esto es un hilo SERIO.

  142. Vindex dice:

    ….a comer (preferiblemente) en El Paraiso.
    Lo que hay que hacer por los amigos

  143. Epaminondas dice:

    Me niego a elevar más el número de intervenciones en este hilo de forma tan artera….

    *ostias la cagu*!

  144. richar dice:

    Igual que le digo a Aretes en el hilo de los etruscos… chicos, a la próxima todos al rincón, que estáis dejando esto perdido, y la reseña no lo merecía. Creo.

    Saludos,
    Richar.

  145. Jerufa dice:

    Mi intención nunca ha sido esta, jefe. Pero la envidia es mu mala, está visto.
    Renuncio a mi hilo.

  146. richar dice:

    Ya, tranquilo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.