DRÁCULA – Bram Stoker

DráculaLa dificultad de hacer una reseña –para mí, al menos-, radica en cómo empezarla de forma que llame la atención desde el primer momento, máxime cuando tras leer el título a más de uno o de una se le puede enarcar una ceja de extrañeza, sin poder evitar asociar el encabezado a las tan conocidas versiones cinematográficas del tenebroso personaje.

Por eso, reseñar Drácula en hislibris comporta no pocos riesgos sabedor de que nos hallamos ante un blog de “narrativa histórica” y, claro, puede argüirse que escribir sobre la obra de Bram Stoker es una temeridad por mi parte por el escaso acomodo en sus hilos. Sin embargo, trataré de incardinarlo, buscando los convenidos nexos para ello, sin extenderme en demasía.

La base para reforzar el personaje la encontró Stoker en el libro An Account of the Principalities of Wallachia and Moldavia (un informe sobre los principados de Valaquia y Moldavia) escrito en 1820 por William Wilkinson, cónsul británico en Bucarest y en cuya lectura le llamó inmediatamente la atención la palabra Drácula. El hijo del dragón. El diablo. Voivoda Drácula. Conde Drácula. El libro de Wilkinson es la única fuente de información demostrable consultada por Stoker al respecto del Drácula histórico, cuya tenue relación con el vampiro literario ha sido enormemente exagerada desde entonces. Pero existió realmente. Drácula y sus generaciones. Desde los tiempos en los que Ladislao, Rey de Hungría, se alió con el voivoda Drácula para guerrear contra los turcos, consiguiendo que Valaquia dejara de pagar tributos hasta el año 1444. Cabe destacar que esta alianza y las posteriores les salieron mal, puesto que acabaron –mediante tratado- pagando tributos a perpetuidad.

Hecha esta breve introducción histórica que espero ayude a “calmar” a los más reticentes, ora es de entrar a analizar la obra.

El argumento de la novela es el consabido y aquí no se engaña a nadie. Trata, ni más ni menos, de las maquinaciones del Conde para perpetuarse en el tiempo alimentándose con la sangre de sus víctimas.

Sin embargo, lo grandioso de la novela no radica en ese argumento hasta cierto punto “infantil” o “superficial”, si se me permiten estas expresiones. Es su forma de enfocar la narración, el trazado de las líneas maestras por las que discurre la acción, la conexión de los escenarios, la descripción de lugares y situaciones, la personalidad de los protagonistas, la brillantez de sus diálogos, los mensajes ocultos que subyacen entre líneas y la complicidad autor-personaje-lector lo que la convierte en una obra maestra que, por el divino arte de la letra, “secuestra” al lector que permanece enganchado al libro desde la primera nota del diario hasta el desenlace final. Uno se olvida rápido del cine y se embarca, con la misma facilidad con la que el Conde atrae a sus víctimas, a “chupar y deshuesar” página tras página para acabar borracho de puro gusto literario.

Las primeras sesenta páginas que describen con maestría inigualable el viaje –a través de las regiones de Transilvania- de Jonathan Harker al castillo del Conde es un verdadero canto a la técnica narrativa del suspense, en su más amplia acepción. El arribo de Drácula al puerto de Whitby a bordo de la goleta Deméter en medio de una tempestad, con el escalofriante aderezo de portar un hombre muerto atado al timón y el posterior desembarco de un perro enorme en medio de la noche no tiene parangón en la literatura de terror, pues atenaza y sobrecoge al compungido lector de forma irremisible. El episodio de Lucy –tan entrañable en su compostura- en el que se mezclan sentimientos encontrados a través de la lucha de sus admiradores para salvarle la vida está tan dulcemente escrito por Stoker que inundan de tristeza y angustian al lector porque adivina el destino de la bonita muchacha. Los episodios de brillantez mental y trastornos del pobre loco Renfield desorientan al doctor Seward porque percibe que algo sabe y algo oculta, indicios con los que el autor juega y transmite en clave de secreto a lo largo de las entrevistas que tuvo con él. La agonía de Mina Harker, que durante toda la novela acompaña al resto de personajes y se convierte en eje vertebral de gran parte de la trama y, finalmente, la entrada en escena del doctor Van Helsing, guía y luz de todos para salir del angustioso túnel en el que se hallan sin remedio, constituye un tesoro literario del que no deberíamos prescindir.

Los inquietantes capítulos están escritos y engarzados con considerable arte y astucia, con inconfundible poder literario. No cabe duda de que cualquier lector forjado se impresionará bastante pero, asimismo, disfrutará con el pasaje en que Harker ve al Conde “emerger por la ventana y empezar a descender reptando por el muro del castillo, cabeza abajo sobre aquel terrible abismo, con su capa ondulando a su alrededor como unas enormes alas”.

Es una novela fascinante y, al propio tiempo, desconocida a nivel argumental. Primero, por el público en general, que está educado en las andanzas del vampiro transilvano a través de la pequeña y gran pantalla y desconocida también a niveles más profundos por aquellos lectores que se limitan a contemplar Drácula como una simple novela de horror y aventuras, pasando por sus páginas con la misma ligereza con la que caminarían de puntillas por encima de una capa de hielo sin sospechar que, bajo sus pies, se extiende un lago abisal y pantanoso, repleto de secretos y monstruos.

En un alarde de auténtico modernismo para la época, Bram Stoker no sólo lleva a su último extremo la novela epistolar, sino que además dinamita por completo las estructuras narrativas clásicas, alternando diferentes tipos de medios y lenguajes, rompiendo la cronología, prescindiendo absolutamente de un narrador omnisciente que revele la auténtica naturaleza de los hechos, e incluso introduciendo un inusitado juego metalingüístico, ya que los protagonistas no sólo son autores de los documentos que conforman la novela, sino que la transcriben y la ordenan, permitiendo asistir al propio lector al proceso de construcción de la misma.

El ejemplar elegido contiene profusa información adicional. Así, una introducción de Oscar Palmer, un ameno prólogo que, curiosamente, se recomienda leer al final de la novela, un apéndice sobre la primera parte que escribió el autor y que luego desechó –muy interesante, por cierto-, otro con un final alternativo, entrevistas con el autor y bibliografía empleada para su redacción.

¿Defectos?…por más que los busco, no los encuentro.

A mí me ha encantado. ¿Se nota?

Características técnicas: Editorial Valdemar, Colección Gótica. 1ª edición de esta colección, mayo de 2005. Tapa dura. 17×25 cm. 681 pp, 30 € .

[tags]Drácula, Bram Stoker[/tags]

Compra el libro

387 Respuestas a “DRÁCULA – Bram Stoker”

  1. jerufa Dice:

    Gracias. No podría haberlo dicho mejor.

  2. guille!! Dice:

    esta novela me la pidieron en la eskuela pero no la entendi muii bn…!

    pero queria saber x internet ii me aparecion estao, ya que hay mas

    pags.pero kic escribir el comentario un beso grande….

    guille!

  3. ixchel Dice:

    mmmhhh encanto y delicia de novela
    me encanto desde la primera página leida
    es un tanto deseperante, estremecedora, sintetiza
    nuestras pulsaciones, la vida, la muerte..
    entre tanta ambiguedad resulta un dulce encanto
    y exquisita obra literaria…

  4. Ascanio Dice:

    Oye, Jerufa, ¿has entrado aquí? Entra, bonito mío, entra.

    Si es que no estás en lo que estás, jerufa.

  5. Javi_LR Dice:

    Y lo que queda…

  6. Ascanio Dice:

    ¿Eso es que va a haber alguna sorpresita que tú conoces y que por supuesto no nos vas a desvelar porque eres un sinvergüenza que nos va a dejar con la intriga hasta que no podamos más y entonces ya nos vas a decir qué es y nos pondremos a saltar como locos y a chuparnos los cuellos los unos a los otros?
    ¿Ein?

  7. Javi_LR Dice:

    Ups… Me temo que es más prosaico, Ascanieques. Y más esperanzador. Ahora empezarán a salir libros de temática gótica como churros. Ya lo vengo diciendo de largo.

  8. Ascanio Dice:

    Ah, era eso. Pues me parece muy requetebien. Lo malo es que también saldrán boñigas góticas como churros. O sea, churros góticos.

    De todas maneras, podrías lanzarle una indirecta a los de Roca…

  9. Ascanio Dice:

    … y no me refiero a los Roca de los retretes… (no sea que te vayas a liar con lo de las boñigas).

  10. Javi_LR Dice:

    ¿Indirecta? ¿Tú crees que estos 360 comentarios son poca directa?

    Mira, lee otra indirecta de Drácula por Angelcaído, que sé que te gusta.

  11. Ascanio Dice:

    Qué gozada de reseña, sí señor. Hay fragmentos realmente memorables. Ahí van algunos:

    […] sabemos que Stoker era un irlandés jovial, divertidísimo a veces, al que nunca nos imaginaríamos al lado de la lumbre avivando pesadillas.

    […] somos nosotros los que leemos y, por tanto, interpretamos y hacemos verdad al mito.

    Drácula viniendo de los Cárpatos, del corazón de Rumania, de Transilvania, para dejarnos secos de sangre y de novias.

    La aversión por el ajo que comparten los vampiros y Victoria Beckham […]

    Jajaja, estas dos últimas frases son la monda…

  12. Javi_LR Dice:

    En serio, Ascanieques. Te voy a poner deberes diarios: una reseña de Angelcaído al día. ¿Alguna vez he dicho que es un p*to genio? Ay qué lástima de su Gato sobre la cacerola

  13. jerufa Dice:

    Me ha encantado la reseña de angelcaido. Brillante y original.
    Mi querida Ascanio:
    Sé de la obra del nieto de Stoker hace tiempo, (estaba anunciada en la revista qué leer, creo)pero me da grima meterle mano.
    Ya sabes, después de pilotar un caza -valga el simil aéreo- asusta un poco volar en aviones de cartón.
    Prefiero esperar a que la sana crítica me guíe en el camino.

  14. Ascanio Dice:

    Querido jerufa, qué pronto olvidas los comentarios de tu hermana…
    Sube para arriba y búscame el día 16 de enero de 2009 a la 1:15 pm.

  15. jerufa Dice:

    Pues sí, que puedo decir.
    Desde enero para acá ha llovido.

    …en el norte, creo.

  16. Narayani Dice:

    Yo he terminado Drácula hace unos días y me ha encantado. Por supuesto que sabía de qué iba, pero me ha sorprendido mucho la manera en que está escrito. No sé porqué pero me esperaba algo completamente diferente.

    En mi blog tampoco he podido evitar hacer referencia al momento en que Jonathan Harker ve al conde descender por la pared del castillo cabeza abajo. Para mí uno de los mejores momentos del libro :-)

    Me ha gustado mucho tu forma de escribir, así que echaré un vistazo a otros posts (a ver si encuentro algún comentario de un libro que haya leido ya)

    Saludos!

  17. jerufa Dice:

    Muy coqueto ese blog, Narayani.
    Y gracias por esos comentarios también.
    Si miras en la cabecera de Hislibris a la derecha y clicas en “listados de reseñas” te aparecerá todo lo publicado hasta hoy.
    Un saludito.

  18. Gusanita Dice:

    es la novela mas ermosa y bonita k e leido
    muchas felicidades al autor
    fue la k mas me impresiono
    de el vampiro mas famoso en londres ……………………

  19. Derfel Dice:

    El autor seguro que será muy feliz en su tumba, qué duda cabe…

  20. Ascanio Dice:

    Todo lo contrario que Antonio de Nebrija…

  21. juanrio Dice:

    El autor no se, pero sus herederos….

  22. jerufa Dice:

    Y a mí que ese nik de Gusanita me ha llegado al alma…

  23. Casio Dice:

    Hombre, pues ahora que hay una adaptación teatral [en Madrid, V. Inclán], el que quiera tiene doble sesión (y esperemos también doble placer).

    La representación se ve muy conseguida y el conde Drácula lo hace fantástico, le pone con acierto un ‘toque transilvano’.
    De los demás, ninguno chirría, que no es poco. El decorado, bastante sobrio, cumple de sobra.

    Lo que no entiendo es por qué en la radio la ponían a caldo anteayer… Me parece que ya no es Drácula el que está moda, ahora son ‘otros’.

  24. cavilius Dice:

    La leí hace muchísimos años y no se me ha ocurrido mejor cosa que hacer durante esta semana que releerla. Y acabo de terminarla, y me ha parecido un auténtico novelón. Sólo habría deseado no tener en mi subconsciente algo que, por desgracia para esta novela, tenemos todos hoy en día: la imagen de los vampiros que nos ha transmitido el cine. No logro ponerme en el pellejo de un lector de Bram Stoker de finales del siglo XIX o principios del XX, que no tendría ni idea de qué es un vampiro y que por tanto se sumergería en la lectura sin prejuicios, ni buenos ni malos. Pero aunque puedo perdonar al cine en general, a quien no perdono es a Coppola en concreto y su Drácula; no he podido sacarme de la cabeza esa película en los 5 días que he estado leyendo la novela, ni a Winona Ryder, ni a Keanu Reeves, y menos a Anthony Hopkins. Aunque la película se toma licencias (la historia de amor Drácula-Mina es un pegote difícil de digerir), en líneas generales sigue bastante bien (demasiado, diría yo) el hilo de la novela. Y claro, luego uno lee la novela y parece que está leyendo el guión de la película, cuando resulta que la gallina fue antes que el huevo y no a la inversa.

    A ver si dentro de otros 10 ó 15 años la releo otra vez y para entonces se me ha olvidado qué es un inspector de hacienda, digooooo… un vampiro.

  25. jerufa Dice:

    ¡Que bien, Cavi!
    Desde luego, sorprende la lectura y agradablemente.
    No sé para que coñes viste la pelicula.

  26. Olga Dice:

    Vaya, llevo un rato largísimo leyendo los comentarios tras esta reseña tan estupenda de hace, años ya.
    Leí el libro con 16 años cuando no se sabía tanto de Drácula, y me encantó, sembró una espinita en mí y desde entonces leo casi todo lo que cae en mis manos sobre vampiros. aunque nada será igual a esta obra maestra tan desconocida ciertamente. Y me alegro mucho haberla podido leer antes de ver tantas versiones peliculeras de ella. tengo pendiente releerla pero me da miedo , pues ya hay demasiada iconografía alrededor y siento que el recuerdo que despierte no sea tan magnífico. Veremos si me animo. Seguramente será pronto. Esta reseña me ha picado el gusanillo. Gracias Jerufa.

  27. jerufa Dice:

    Gracias a tí por dedicarnos tu tiempo, Olga. Tengo que reconocer que los comentarios de la reseña se desmadraron por un tiempo pero nos lo pasamos bien todos.
    Disfruta el resto de reseñas porque hay mucho y bueno.
    Y bienvenida.

  28. Jose Angel Canduela Dice:

    Encuentro esta novela flojita y aburrida, con diarios y diarios de lo mas cursi y empalagoso.

  29. jerufa Dice:

    Je, je, muy bueno. En la línea de la reseña.

  30. bea Dice:

    algien me puede desir!!!! cual es el vocabulario y la aclaracion d expresiones d la obra dracula!!!! xfa!! :///

  31. Clío Dice:

    Solo comentar que hoy es el centenario de esta insigne obra tan estupendamente reseñada por nuestro desaparecido Jerufa (¿Dónde andas?) y así le damos vidilla a nuestro vampiro preferido.

  32. iñigo Dice:

    La leí hace un par de años, con la idea de que no me resultaría suficientemente buena ni entretenida… todo lo contrario, me metí en ella de tal manera que iba con el ordenador siguiendo las idas y venidas de los protagonistas con el google maps… y además es una novela de mucha calidad, para mi gusto.

  33. Urogallo Magna Carmonensis Dice:

    Sigo leyéndola, sigo asistiendo a la terrible lucha por la vida de Lucy…pobre Lucy…se apaga…

  34. Antígono el No Muerto Dice:

    Bueno, pues la he leído y he venido hasta aquí siguiendo el rastro que el señor de Transilvania deja en Hislibris.
    Que decir de este clásico que no se haya dicho ya, un libro escrito en un estilo diferente pero a la vez asequible, que está muy por encima de obras mucho más actuales y que son insufribles.
    Lo dicho un clásico, aunque no es la primera novela de vampiros, son anteriores Carmilla de Le Fanu y El Vampiro de Pollidori.
    PD: Pobre Lucy, que mal cuerpo se te queda con esas escenas.

  35. Urogallo Dice:

    EL VAMPIRO de Polidori tiene su mérito, y Lord Ruthven crea un ambiente realmente gótico, pero DRÁCULA es muy superior. Al menos en su primera parte, que conserva toda su fuerza. El resto, aunque la tensión dramática se resuelve de un modo a mi parecer insuficiente, sigue siendo un modelo de escritura.

  36. JORGE LÓPEZ ZEGARRA Dice:

    ES un libro escrito en forma de diario, su magia consiste en mantenernos en lo mismo mi me aburrió , pero lo termine . Agrego que es muy diferente de lo que vi desde niño por las pantallas. En cuanto al autor si no exactamente seguro. fue compañero de estudio de Oscar Wilde ,entre otros

    Jorge López Zegarra

  37. jerufa Dice:

    Hola a todos. No me he muerto aún. Es que comentando con amigos mi anterior faceta reseñadora he querido compartir esta y me he fijado en los últimos comentarios allá por 2012 o 2014.
    Achuchones cariñosos a toda la peña y a los recién llegados.
    Sigo considerando a Drácula, una obra maestra y esta mi reseña, una de las más bonitas y sentidas que escribí.
    Por cierto, Ascanio y Arauxo siguen vivos y muy felices también. Con ellos estuve (y con Kratos) este fin de semana en Sevilla.

Deja una Respuesta