CENTAUROS DEL DESIERTO – Alan Le May

CENTAUROS«Estas gentes poseían una clase de coraje que bien podría ser el mejor don de cualquier hombre; el coraje de aquellos que simplemente perseveran día tras día, poniendo todo de su parte, más allá de cualquier resistencia razonable, raras veces teniéndose como mártires, y nunca creyéndose valientes».

Valdemar, en la cuarta entrega de su colección Frontera, sigue apostando por novelas que han sido llevadas al cine. En esta ocasión nos ofrece, en opinión de muchos, una obra maestra; y después de leerla con auténtico entusiasmo, un servidor de ustedes no va a discutírselo.

 Desde que se inició esta colección, siempre tuve la intuición de que este libro aparecería, y que lo haría con su título original: The Searchers; que una vez traducido leeríamos:   Los buscadores.  Pero no;  Centauros del desierto es el título elegido;  el mismo que el de la soberbia  película dirigida en 1956 por  John Ford, dos años después de ser publicada la novela.

La razón de que esto sea así queda explicado en la buena presentación (como siempre) que firma  Alfredo Lara López. Razones con las que estoy bastante de acuerdo, aunque no voy a extenderme comentándolas. Solo pretendo decir que no se trata de un error, sino de algo meditado y  razonado.

Estamos ante “una buena” del Far West. Una jugosa novela de aventuras que hará, estoy seguro de ello, las delicias de los amantes del género del Oeste, y de también, aunque quizá en número menor por aquello de los gustos, de los amantes de las narraciones de aventuras.

Como novela de aventuras lo tiene todo. Acción a raudales;  suspense; paisajes exóticos; protagonistas atractivos en su forma de ser y desenvolverse;  cierto romanticismo provocado por varios de los elementos puestos en juego por el autor; sucesos meteorológicos extremos, y quizá alguno más del que me olvido en este momento.

Como novela “Western” su colorido es extraordinario. La ambientación es perfecta. Una gran narración que respira “Frontera” por sus cuatro costados y en todo su esplendor. Colonos, comanches, Tonkawas, Rangers de Texas, la caballería, comancheros,  los grandes desiertos de Texas y Nuevo México con sus distancias gigantescas e inhumanas. Con una gran profusión de detalles, elementos y situaciones que se derivan de lo citado anteriormente. Esto podría dar pie a criticar esta obra de Alan Le May, de tópica, pero para mi no es así, ya que pocas novelas hay que tengan esta gran configuración. El tópico vino después con el cine, que siempre va a remolque de las obras de referencia como esta.

Pero esto no acaba aquí. Alan Le May va más allá.

The Searchers/Centauros del desierto, es la historia de una búsqueda con tintes épicos, la de unas niñas raptadas por los comanches,  que tiene su punto de partida con la descripción de la vida heroica de los colonos, aunque yo prefiero en este caso la palabra “pioneros”, que aparece en algún sitio del texto, por su mayor intensidad épica y el mayor drama que sugiere. A través de esta búsqueda vamos comprendiendo la actitud ante la vida de aquellas gentes de la Frontera, no ya solo de los diversos tipos de  anglosajones, sino también de los indios y de los hispanos. El autor desarrolla la sicología de los personajes a partir de la búsqueda; principalmente de los dos protagonistas: Amos Edwars (John Waine en el film) y Martin Pauley, para los cuales la situación se convierte en su forma de vida. Una forma de vida que tiene sus consecuencias sicológicas y sociales. Porque las búsquedas, las grandes búsquedas, te calan hasta los huesos, hasta el corazón, hasta el alma. En la presentación dice Alfredo Lara a propósito de la novela: “La búsqueda se convierte en un fin en si mismo”.

La dura vida en el desierto te cambia, la desesperación te cambia, el complejo trato con los indios y demás habitantes de la Frontera te cambia. Esperanza y desesperanza;  no rendirse jamás; un paso y después otro hasta perder la noción del tiempo, y hasta perder la noción de ti mismo; lo que te obliga a la búsqueda más dramática que existe, la de ti mismo.

Alan Le May, nos cuenta todo esto con un estilo sobrio, claro y directo. Abrumadoramente eficaz y nada complicado. Sin florituras innecesarias. Con precisión en los detalles y con una fidelidad histórica encomiable (mil ochocientos setenta y pico). Sacándole todo el jugo a la mítica de la “Frontera”.

Para mí, de los cuatro libros de la colección aparecidos hasta ahora, este es el mejor. Y ya sabéis lo que me han gustado los tres anteriores.

Le May nació en Indianápolis en 1899 y falleció en 1964. Participó en la IGM. Se licenció en filosofía en 1922 en la universidad de Chicago. Fue guionista, además de novelista.

 

Traducción de Marta Lila
Colección: Frontera / FR-004
año: 2013
ISBN: 97884-7702-744-7
págs: 368
precio: 23,00EUR

[tags]Alan Le May, Centauros del desierto, Western, Oeste americano[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando CENTAUROS DEL DESIERTO de Alan Le May en La Casa del Libro.

     

39 comentarios en “CENTAUROS DEL DESIERTO – Alan Le May

  1. iñigo dice:

    Aparcado lo tengo a la espera de su turno. Debe ser una gozada por lo que cuentas. Bien por tu reseña.

  2. José Sebastián dice:

    Felicidades por tan sentida reseña, Hagakure.

    Por un momento me he sentido John Waine cabalgando por esas tierras de «frontera». ¡¡¡Menudo peliculón!!! De esas obras maestras que siempre te quedan en la retina (junto a la para mí no menos mítica Río Bravo). Mi difunto padre fue un seguidor acérrimo de los «Western», tanto en formato novela (aún guardo alguno de Marcial Lafuente Estefanía) como en formato película (John Waine era su actor preferido). Supongo que por eso me atrajeron en mi infancia los tebeos de Old Shatterhand y su amigo el indio apache Winnetou, de Karl May. Desgraciadamente mis lecturas han seguido por otros vericuetos, pero con tu genial reseña habrá que animarse, coger el Winchester y volver a cabalgar: «Porque las búsquedas, las grandes búsquedas, te calan hasta los huesos, hasta el corazón, hasta el alma» «Esperanza y desesperanza; no rendirse jamás; un paso y después otro hasta perder la noción del tiempo, y hasta perder la noción de ti mismo; lo que te obliga a la búsqueda más dramática que existe, la de ti mismo». GRANDE Hagakure. Gracias

  3. lantaquet dice:

    ¿Centauros del Desierto es esa en que sale la mítica escena de John Wayne saliendo del «saloon» hacía lo inospito?…

    De las pocas de John Wayne que me gusta.
    Ya te va calando uno Hagakure. Inconfundible reseña. Gracias.

  4. iñigo dice:

    Lanta… revisala. Que no sale de un «saloon», sino de la granja de su hermano, al final de la peli. ;-P

  5. juanrio dice:

    El sábado terminé de leer Centauros del desierto y me quedé con ese regusto agridulce que te deja también la película. Maravillosas ambas, contando esa historia de busqueda cargada de conflictos, tanto internos, el que sufre Amos pensando en lo que va a encontrar y el que sufre Matt, pensando en lo que Amos va a hacer.

    La novela refleja ese mundo fronterizo, esa constante lucha entre un mundo en declive, aunque no sea consciente de ese declive, los comanches y el resto de las tribus indias, con esa vanguardia de pioneros que se establencen en el límite, que se internan en ese territorio dispuestos a afrontar los peligros que les rodean trabajando duro por sus ranchos y con la mirada puesta permanentemente en la distancia temiendo la aparición de los comanches. El autor es capaz de situarnos en esa situación, con un buen juego en los primeros capítulos del libro, con ese hombre que otea el horizonte y piensa en como va a defender su rancho frente a la amenaza, con ese otro grupo que ha salido en busca de los agresores, sabemos lo que va a pasar, pero no sabemos con cuanta maestría está relatado.

    Hace poco leíamos una reseña doble de APV sobre los comanches http://www.hislibris.com/el-imperio-comanche-y-el-imperio-de-la-luna-de-agosto-s-c-gwynne-y-pekka-hamalainen/ que ya nos situaba en esta historia que cuenta Le May, la historia en la que se basó John Ford para hacer una de sus mejores películas, quizá la mejor, Centauros del desierto.

  6. ARIODANTE dice:

    Excelente reseña, y ¡qué rapidez, Hagakure! Yo que ya tengo el libro en la estantería dispuesta a leerlo y reseñarlo, me has adelantado por varios cuerpos…!Estoy deseando tenerlo entre las manos! He visto (y la seguiré viendo) esa película incontables veces, y a mi me encanta John Wayne de cualquier modo que salga en la pantalla (esto va por Lanta)(Lanta, ponte otra vez la peli, que andas descaminado) aunque sea de perfil. Es un actorazo como la copa de un pino y además tiene una presencia increíble ante la cámara.

  7. Horus dice:

    Hagakure, ya veo que eres el pistolero más rápido al norte del Llobregat… :-)

    Buena reseña, le entran a uno ganas de hincar el diente a la susodicha colección, pardiez!

  8. cavilius dice:

    Me interesa, me interesa, pero es que no se puede abarcar tanto…

  9. lantaquet dice:

    Aaaaaaaaaaaaaaaah, que es una granja….

    Me la voy a pillar en la biblio.

  10. Vorimir dice:

    Valdemar sigue apostando fuerte por el Lejano Oeste y parece que con títulos bastante acertados. El amigo Hagakure se ha sacado las espadas samurais del cinto y se ha colocado el revolver. Su puntería es excelente. :D

    PD: ¿Soy el único al que no se le actualiza la imagen de cabecera?

  11. José Sebastián dice:

    No, yo tambien sigo con la Mona Lisa.

    Saludos

  12. iñigo dice:

    Me pasa igual con la cabecera. Sigo viendo a la Mona Lisa

  13. Hagakure dice:

    Hola a tod@s !. Gracias por vuestros comentarios.

    Es un gozada Iñigo. Lo es, lo es.

    Pues si José Sebastián este es un tema que a muchos nos ha ocupado parte de nuestros pensamientos en la infancia. En mi caso su influencia resultó decisiva para que me interesara el cine y la lectura.

    De nada Lanta; a mandar.

    Cierto lo que comentas Juanrio. Y los libros sobre el tema que reseñó APV no se escapan de ser leídos algún día.

    Ariodante, cuando lo leas ya nos dirás que te ha parecido. Desde luego el personaje de Amos es clavado para John Wayne.

    Buen título me otorgas Horus, ja,ja,ja,

    A por el de cabeza Cavi, que son dos días !

    Esperemos que no decaiga ese acierto de Valdemar Vorimir. A ver cual es el próximo y a ver sobre que aspecto del Far West nos habla.

    En la cabecera la Mona Lisa no deja paso.

  14. Argonauta dice:

    Ummmmmmmmmmmm
    directo que va a la lista esa de: «Qué quieres que te compre para tu cumple???»

  15. Nausícaa dice:

    Estupenda reseña de una estupenda novela. Felicidades.

    Yo me declaro adicta desde mi más tierna infancia a las novelas del oeste. ¿Otra de vaqueros? como las llamaba mi madre. Esta tiene un sabor especial, es cierto, porque es una de esas pocas que he leído después de ver la película (una de mis favoritas), siendo ya adulta, y que me ha hecho volver a engancharme con el género. Menos mal que todavía tengo guardada mi colección de Zane Grey, de James Oliver Cudword, de Karl May…

  16. Nuruialwen dice:

    Mea culpa respecto a la cabecera. Ayer mañana de locos y, a pesar de los cientos y cientos de veces que haya podido hacer esa misma maniobra, la subí donde no correspondía (ya sabéis que Hislibris tiene una enorme trastienda… Como no se esté atento se acaba, en vez de en el cuarto de las cabeceras, en cualquier otra habitación misteriosa).

    Yo que había puesto un pedacillo de la película tal cual quedó restaurada el año pasado (no sé si alguno habréis visto esa versión). En fin, ahí está, al menos hasta mañana.

    Saludos a todos y mis disculpas, especialmente a ti, Hagakure.

  17. Vorimir dice:

    Nada Nuru, bastante curro te das. Yo es que llevaba ya nosecuantos días sin apagar el ordenador y pensaba que tenía las cookies o algo saturadas y no se actualizaba nada (que ya me pasó algo parecido una vez, que las cosas tardaban horas en actualizarse).
    Por eso preguntaba. :D

    PD: Esta tarde ha estado apagado al fin.

  18. iñigo dice:

    Muy bonita foto. Un logro Nuru.

  19. José Sebastián dice:

    Magnífica cabecera. Felicidades.

  20. Hagakure dice:

    Nausícaa, gracias.

    Nuru, no pasa nada. Cosas que pasan. Recibe un fuerte abrazo de un admirador de tu trabajo.

  21. Javier Monteagudo Soriano dice:

    Una pregunta todos los libros de la colección frontera son del oeste porque si es así me los leeré todos sin excepción. Magnífica reseña. La única pega que no se que pintan los rangers de texas en una novela sobre la caballería americana y los indios pero en fin si el autor logra una novela entretenida. Imaginación al poder. Vivan las novelas del oeste. Viva el cine del oeste el mejor de la historia del cine con diferencia y el mas variado. De tópicos nada la gente se cree que el genero solamente eran indios, cowboys y yanquis y se equivocan de cabo a rabo. Viva Jonh Ford y John Wayne que en paz descansen. Vivan los estdos unidos de américa.

  22. juanrio dice:

    Pues sí, Javier, parece que todos los libros de la colección serán de ese palo.

    En cuanto a si es una novela de la caballería me parece que caes en un error, en Centauros del desierto solo aparece la caballería muy brevemente. En Texas eran los Rangers los que mantenían la ley en esos años, la caballería iba progresivamente instalándose en las nuevas fronteras.

  23. malaparte dice:

    Gracias por la animosa reseña, Hagakure.
    La ilustración de la portada del libro es de Robert McGinnis. En esta página se puede ver:
    http://thegoldenagesite.blogspot.com.es/search/label/McGinnis?updated-max=2010-10-04T02:00:00Z&max-results=20&start=3&by-date=false
    No he sido capaz de separar el día concreto, así que busquen el 10 de marzo de 2010. Y, ya puestos, vean las entradas dedicadas a McGinnis; y, si tienen tiempo sólo para ustedes, disfruten de las ilustraciones que grandes dibujantes dedicaron a algunas de nuestras obras favoritas.

    (Acuérdense de que hay que cenar)

  24. Hagakure dice:

    Gracias Monteagudo y Malaparte.
    Maravillosa página esta que has puesto Malaparte.

    Precisamente y si la información que tengo no me engaña, los Rangers de Texas se crearon para defender a los colonos de los indios. Esa fue su primera función.
    Que bueno sería un ensayo sobre este tema. Lo más probable es que exista, pero que no este traducido.

  25. Iñigo dice:

    IMPRESIONANTE. Gracias Poe descubrimiento. Me la pongo en favoritos por que necesita su tiempo.

  26. Hagakure dice:

    De nada Iñigo. Celebro que te guste.

  27. iñigo dice:

    Hagakure, el libro pinta genial y lo tengo ya comprado. Pero además me refería al enlace del blog que ha puesto malaparte. Ayer estuve un buen rato ojeándolo y es una pasada. Muy recomendable para los que les gusta el mundo de la ilustración. Auténticas obras de arte.

  28. Hagakure dice:

    Así es; yo también me lo he puesto en favoritos.

  29. Valeria dice:

    Yo he terminado hace poco el de la caballería, y me lo he pasado de cine. Nunca mejor dicho. Así que supongo que éste antes o después se vendrá conmigo.

    Por cierto, increíble el enlace de malaparte. Acabo de ver las ilustraciones de aviones y de Yanki Doodle. Son espectaculares.

  30. Hagakure dice:

    Te gustará Valeria. Ya veras.

  31. Nuruialwen dice:

    Otro abrazo agradecido para allá, Hagakure.

  32. rul dice:

    He leído hasta la mitad, donde lo he dejado por que la traducción deja bastante que desear.La película es bastante fiel al libro, hasta donde he leído.
    La traductora tiene problemas con las preposisiones , con la conjugación de los verbos , con el tuteo y el Vd. del inglés, para ella todo es tuteo y sobre todo tieme errores de bulto en el significado de algunas palabras que machacan el texto. El esfuerzo que supone leer un libro con el que no pudes disfrutar no merece la pena sabiendo como ya sabe el final, para quien haya visto la película.Quién quiera cabalgar por las salvajes praderas del lejano oeste en un potro de tortura lo tiene fácil.

  33. Yus dice:

    Hola, gracias por esta buena reseña.

    rul, tan mala es la traducción como como para dejar el libro? o aparte de eso hay algo más? Venga un saludo a todos.

  34. Hagakure dice:

    Hola Yus, gracias por tu comentario. Se me hace difícil de entender que alguien pueda abandonar la lectura de este libro.

  35. Iñigo dice:

    A ver que mi comentario lleva dos dos bloqueado, please. Quien lo desbloqueara?

    1. Javi_LR dice:

      El desbloqueador que la desbloqueé buen desbloqueador será

  36. iñigo dice:

    Muchísimas gracias y Feliz Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.