CAMINARÁS CON EL SOL – Alfonso Mateo-Sagasta

CAMINARÁS CON EL SOL - Alfonso Mateo-SagastaDijo el cacique Cicimba como, antes que se diesen, con un tiro de arcabuz se había muerto un cristiano español que se llamaba Gonzalo Aroza que es el que andaba entre los indios en la provincia de Yucatán veinte años ha y más, que es éste el que dicen que destruyó al adelantado Montejo. Y como lo de allá se despobló de cristianos, vino a ayudar a los de acá con una flota de 50 canoas para matar a los que aquí estábamos antes de la venida del adelantado […] Y andaba este español, que fue muerto defunto, labrado el cuerpo y en hábito de indio.

(Carta del Gobernador de Honduras, Andrés de Cerezeda, el día siguiente a la batalla, el 14 de agosto de 1536)

Para conocer el Descubrimiento de América y su posterior conquista y repoblación, los autores tanto de novela histórica como de ensayo han optado por una doble vía de estudio. Por un lado nos han presentado este hecho histórico desde un punto de vista heroico y esforzado en el que arriesgados conquistadores, marineros y cartógrafos han dejado su impronta inmemorial en la Historia; y por otro lado otros escritores nos han mostrados a los mismos cómo seres ávidos de riquezas y sangre que destruyeron todo pueblo y ser que llegara a la punta de sus espadas. Una balanza difícil de equilibrar según el motivo intelectual que mueva la obra y al autor. Pero, y parece ser que se está produciendo últimamente en el mundo de las letras, está apareciendo una tercera vía sobre el Descubrimiento y Conquista del continente americano. Han empezado ha proliferar libros y estudios sobre personas europeas que permanecieron en América y supieron convivir con los indígenas aprendiendo su cultura e incluso desafiando al poder establecido de donde procedían. Me vienen a la cabeza dos ejemplos perfectos que confirman esta última vía, son los del incansable viajero Alvar Núñez Cabeza de Vaca, que tras naufragar convivió con diferentes tribus hasta que fue encontrado por los españoles, y Lope de Aguirre que desafío al mismísimo Felipe II a derrotarle. Como verán, parece que últimamente la balanza está siendo reequilibrada de nuevo, y el libro que les traigo ahora mismo confirma plenamente esta teoría que les he mostrado, Caminarás con el Sol de Alfonso Mateo-Sagasta, en el que se nos habla sobre la figura de Gonzalo Guerrero (Palos de la Frontera, Huelva 1470- Puerto de Caballos, Honduras 1536) y sus increíbles hazañas en la Península del Yucatán.

Estamos acostumbrados a oír los nombres de personajes como Cristóbal Colón, Hernán Cortés, Pizarro, Ojeda… pero es muy difícil, a no ser que se sea historiador, que se conozca el nombre de Gonzalo Guerrero, por unos llamado El Renegado o El Traidor, por otros como El Padre del Mestizaje, y finalmente conocido por los más conciliadores como Gonzalo el Marinero, Gonzalo de Aroca o Gonzalo de Aroza. Alfonso Mateo-Sagasta ha tenido a bien desempolvar la memoria y traernos una novela, un biopic, sobre este personaje tan fascinante. Pero ¿quién fue este hombre que hizo honor a su apellido? Nacido en Huelva, en un principio optó por la vida militar y participó en el final de la Reconquista con la caída de Granada, y como soldado en Nápoles junto con El Gran Capitán. Viendo que no obtenía recompensas decidió entre 1508 y 1510 cruzar el Atlántico y llegar a América buscando oro y riquezas. Pero pronto se vio sumergido en la lucha de poder que tenían los conquistadores entre sí, como Ojeda o Nicuesa, en el recién descubierto continente. Tomó parte en una y otra facción hasta que al final decidió encaminar sus pasos hacia el Yucatán, hacia Tierra Firme, pero la desgracia se cebó con él y acabó naufragando cerca de sus costas junto con 20 personas (18 hombres y dos mujeres). Tras la muerte de su lugarteniente, Valdivia, son apresados por diferentes tribus mayas y tratados con extrema dureza como esclavos sobreviviendo solamente dos: Gonzalo Guerrero y Geronimo Aguilar. El tiempo pasa y mientras el primero se va aclimatando al mundo que le ha tocado vivir, Geronimo desea más que nunca escapar. Después de años de tortura son liberados y Gonzalo opta por quedarse con sus captores y se convierte en un auténtico guerrero y jefe maya, eligiendo luchar contra los españoles dejando en jaque a las expediciones que son enviadas contra él, como por ejemplo las de Francisco de Montejo y Dávila. Como si fuera un Viriato o un Sertorio, pero a la americana, la fortuna le sonríe hasta que es derrotado por las fuerzas de Lorenzo de Godoy y muere en 1536. Verdaderamente toda una vida épica difícil de no ser llevada a una novela.

Mateo-Sagasta no ha dejado la oportunidad de redescubrirnos en este libro las increíbles hazañas de uno de los personajes principales en la historia de América. Si uno se fija bien en el argumento encontrará semejanzas con otras historias de este tipo y si nos vamos al cine seguro que no dejarán de encontrar puntos de igual semejanza con la preciosa película Bailando con Lobos (1990) en la que un soldado americano acaba conviviendo y defendiendo a los indios frente a sus compatriotas que desean acabar con el mundo de la Última Frontera. De hecho el autor de la novela que les he traído en esta humilde reseña ha hecho lo mismo, de manera casi cinematográfica nos invitar a conocer el mundo que conoció Gonzalo, llevándonos de la mano del narrador a conocer todas las peculiaridades del mundo maya (ciudades y costumbres) y sus formas de convivencia con otros pueblos de la región. El personaje se mimetiza con ambas culturas conociéndolas en todos sus aspectos produciendo que no nos encontremos con una novela maniquea en donde los buenos son excelentes y los malos son muy malos. Gonzalo Guerrero en un principio es también un conquistador con ansias de gloria y oro, y después al convertirse en un luchador maya y en un cacique destacado, nos muestras las luces y las sombras de ambas civilizaciones permitiéndose incluso cierto relativismo sobre el choque de culturas al que asiste. No es una novela de denuncia, ni de mostrarnos qué malos era unos ni qué buenos los otros sino de hechos y realidades puramente históricas.

Aunque hay momentos de la novela en que la forma narrativa nos recuerda a veces a los escritos que tienen Vázquez-Figueroa o Edward Rossett sobre la Conquista de América, eso no nos tiene que tirar para atrás pues el estilo de Mateo-Sagasta es bastante intenso y ligero a la vez haciendo que a cada página que avancemos por la novela nos encontremos con una historia muy sugerente, entretenida y didáctica que hará las delicias de cualquier lector que desee no solo puro elemento lúdico sino descubrir a uno de los seres más enigmáticos que pisaron América. No dejen de pasar la oportunidad de sumergirse en el mundo de Gonzalo Guerrero, un itzae más, dentro de la maquina bélica maya, y ver cómo un hombre que llega a las playas del Yucatán con armadura y espada fue capaz de quitársela, arrojarla a la sinuosa arena y pasarse al «enemigo» por defender un tesoro más importante que el oro y la fama… la libertad.

«Esta tierra que mira al oriente
cuna fue del primer mestizaje
que nació del amor sin ultraje
de Gonzalo Guerrero y Za’asil.
»

[tags]Caminarás, sol, Alfonso Mateo-Sagasta[/tags]


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando CAMINARÁS CON EL SOL en La Casa del Libro.

     

8 comentarios en “CAMINARÁS CON EL SOL – Alfonso Mateo-Sagasta

  1. Pamplinas dice:

    Esta novela tiene una pinta estupenda. La compré el día de la presentación y va a ser fijo una de las que lea estas vacaciones.

    Gran reseña Balbo, con tanta reseña, no sé de donde sacas tiempo para leer.

  2. Balbo dice:

    En el curro tengo bastante tiempo, pues un ancianito cada minutos pidiendote un libro, te deja bastante tiempo libre. Luego en casa, en el autobus y el metro, de madrugada… Tengo un vicio que me corroe jejeje. Este libro en concreto se lee en día y medio, es muy finito, y se lee rapidamente. Si te gustan las novelas tipo Vazquez Figueroa éste te va a entretener un monton.

    Saludetes ;-)

  3. Vorimir dice:

    Tiene muy buena pinta, desde luego. Gran reseña Balbo.
    Yo ahora tengo tiempo para leer pero sigo un poco desganado, leo poco a poco.

  4. Pamplinas dice:

    Este autor, desde que escribió Ladrones de tinta, es imprescindible…

  5. Ramiro dice:

    De interés resultará indudablemente su lectura. A tenor de la reseña, es menester hacer constar la extremada antigüedad del llamado Sindrome de Estocolmo.

  6. Lauso dice:

    Recuerdo que ya existe una novela (que lei hace muchos pero muchos años) que se llama MAYAPAN y trata del mismisimo tema. Recuerdo que inicia con el naufragio y aunque era muy joven y vei las cosas de otra manera, la novela me gusto mucho; ahora con esta que recomienda Balbo (más apegada a los modernos tiempos) realmente hay muchas ganas de leerla.

  7. Lauso dice:

    Perdón no es VEI es VEIA

  8. Lopekan dice:

    La conquista de las Indias es una fuente inagotable de historias, y no se merece que la tengamos tan abandonada. Especialmente nosotros, los españoles, tenemos en ella una gran epopeya que recordar, escenarios extraños para maravillarnos y gestas donde reconocernos. Tenemos en ella a nuestros pioneros de la Conquista del Oeste, a nuestros héroes de los cantos homéricos… son nuestros abuelos, y sin embargo los olvidamos.
    Historias como ésta, la del cacique blanco, nos redimen de la pérdida de memoria y nos fascinan con quiénes hemos sido y qué hemos hecho, nos descubren de qué somos capaces.
    En este mismo palo, pero mezclado con las leyendas mágicas de las Américas, tenemos las aventuras de Alvar Mayor, cómic de Carlos Trillo y Enrique Breccia (argentinos ambos). Hay una edición española de Norma recopilando toda la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.